Napoli 21nov2018: vita e opere di Milton Fornaro

Chile 3-7dic2018: Marco Teruggi presenta “Mañana será historia”

(VIDEOS) Carta pública de agradecimiento para la compañera Amarilis Gutiérrez Graffe

Querida camarada Amarilis,

este mes de noviembre se cumplen 4 años de tu llegada aquí a Nápoles. Hemos pensado en escribirte estas líneas por este motivo, como un sincero y merecido reconocimiento de parte nuestra. También como un modo de contribuir como colectivo a la realización de un balance público de tu gestión en estos años que estás al frente del Consulado de la República Bolivariana de Venezuela en Nápoles, donde estás brillantemente representando al Pueblo y el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.

Además eres la Decana de los Cónsules entre los países del mundo que hacen vida en el Sur de Italia.

La presente es una contribución para el balance que a su vez sirva de ayuda para nosotras y nosotros aquí, para la Revolución Bolivariana, para las masas populares venezolanas y para sus dirigentes también, que tú representas y reflejas en tu obra constante, en el camino de la lucha que hemos trazado todas las fuerzas vivas que unidas impulsamos la Revolución.

En estos 4 años de permanencia tuya en Nápoles, encarnaste la Diplomacia de paz, no de aparencias, sino más bien de una diplomacia verdaderamente revolucionaria, por cierto, así como siempre quiso el Comandante Eterno Hugo Chávez Frías -que es del pueblo venezolano, y al mismo tiempo de todos los pueblos del mundo- , y como sin duda quiere el Presidente Maduro, que hoy en día enfrenta la peor tormenta y las amenazas que los imperialistas a nivel mundial desatan con la guerra económica contra las masas populares y el gobierno revolucionario bolivariano.

Precisamente, con la finalidad de apoyar en enfrentar esta guerra desde aquí, fuiste la primera en dar el ejemplo, dejando de lado los gastos superfluos y privilegios innecesarios, actuaste acorde con el legado del Comandante Chávez.

Estas líneas representan un reconocimiento popular también, veraz, de las y los “patas en el suelo”,  de los que aquí hacen vida, emigrantes e inmigrantes de todo el mundo, trabajadoras y trabajadores, de las napolitanas y los napolitanos, los sureños de Italia en general, alumbrados por la estrella de la solidaridad y la amistad entre los pueblos que nos guía.

De todas las actividades que desarrollaste se pueden llenar algunos tomos, y de hecho éstos están completos e impresos con tus obras y esfuerzo cotidiano, como una constancia, aunque parcial y aún hay mucho por hacer; la memoria histórica es importante. Pero, más allá de estos tomos, lo que es importante aun es lo que nos sembraste dentro de nosotras y nosotros, y que vamos siempre comentando en nuestras actividades: ¡el amor para el pueblo! Que fue en estos años siempre lo que te empujó, y esto lo demostraste con los hechos, de manera desprendida con cada una y uno de nosotras y nosotros, sin ninguna distinción innecesaria.

Siempre tuviste un trato humano con toda tipo de gente, con las personas más humildes así como con las “personalidades más destacadas”, así denominadas, según los cánones llenos de falsedades de este sistema moribundo.

Siempre nos apoyaste de manera incondicional y respetuosa, reconociendo nuestra autonomía, nos enseñaste cómo actuar en la forma más correcta, sin pretender aparentar, deliberadamente, sino con autenticidad y honestidad. Te ganaste el respeto y el cariño de todas y todos, porque compartiste con nosotras y nosotros un imprescindible principio y valor: que la mejor manera para apoyar la Revolución Bolivariana en Venezuela es actuando para instaurar el socialismo donde vivimos; es decir, en nuestra ciudad, en nuestro país, en Italia.

No queremos limitarnos aplaudiendo una revolución que debe completarse a diez mil kilómetros de distancia, queremos construirla en nuestra casa. Queremos hacer de Italia un país socialista.

Construiste un Colectivo Consular formal e informal, para quien quiso sumarse a la causa latinoamericana, caribeña y de los pueblos del mundo, un Consulado de calle, un Consulado que rompió las barreras de los ataques opositores contrarrevolucionarios, para convertiste en el Consulado de todos los del Sur en el mundo.

Así lo declaramos porque para nosotras y nosotros, el Poder Popular Constituyente en Accion, las y los que se organizan, activas y activos en el mundo del trabajo, de las empresas, de la escuela, de la salud, del sindicato, de la militancia política y del activismo social, mujeres afrodescentiendes, emigrantres e inmigrantes, italo-venezolanas e italo-venezolanos y diferentes nacionalidades, tú, Amarilis, con tu actuar sin duda eres un ejemplo a seguir, no sólo profesionalmente en el trabajo que estás desarrollando, sino también política y humanamente, como militante revolucionaria del PSUV, fiel a los mandamientos bolivarianos y chavistas. 

Por todo esto te mereces la Ciudadanía Honoraria de Nápoles. Así lo declaramos como pueblo organizado, y así esperamos que lo reconozca la administración de la ciudad también. Por parte nuestra ya te la ganaste.

___

Lettera aperta di ringraziamento per la compagna Amarilis Gutiérrez Graffe

Cara compagna Amarilis, nel novembre di quattro anni fa sei approdata qui a Napoli, e per questo motivo abbiamo pensato di scrivere queste righe come un modo per contribuire anche a fare un bilancio pubblico di questi anni che sei alla testa del Consolato della Repubblica Bolivariana del Venezuela a Napoli, qui in Italia. Dove stai brillantemente rappresentando il popolo ed il governo della Repubblica Bolivariana del Venezuela. Oltre ad essere la decana dei Consoli dei paesi del mondo che nel sud d’Italia sono attivi. Un bilancio che può essere per noi d’aiuto, per la Rivoluzione Bolivariana, per le masse popolari venezuelane e anche per i suoi dirigenti.

In questi 4 anni di tua permanenza a Napoli, hai incarnato la dottrina della Diplomazia di Pace, non formalmente, ma una diplomazia veramente rivoluzionaria, così come sempre voluto dal comandante Eterno Hugo Chávez che è del popolo venezuelano, e allo stesso tempo anche di tutti i popoli del mondo, e come il presidente Maduro, senza dubbio, vuole oggi di fronte alla tempesta e le minacce che gli imperialisti di tutto il mondo scatenano con la guerra economica contro le masse popolari venezuelane ed il governo rivoluzionario bolivariano. Per contribuire a combattere questa guerra tu per prima hai dato l’esempio mettendo da parte spese superflue e privilegi inutili.

Queste righe sono anche un riconoscimento popolare, verace, di quelli determinati a riprendersi le strade, i migranti di tutto il mondo, le donne e gli uomini che lavorano, delle napoletane e dei napoletani, meridionali d’Italia in generale. Con la stella della solidarietà e dell’amicizia tra i popoli sempre come guida.

Di tutte le attività che hai sviluppato qui puoi riempire alcuni volumi, e infatti questi volumi sono stati riempiti e stampati ed essi sono una incancellabile constatazione, sebbene parziale, della tua determinazione. La memoria storica è importante ma, al di là di questi volumi, l’importante è ciò che hai piantato dentro di noi, e che sempre commentiamo nelle nostre attività: l’amore per il popolo è stato in questi anni quello che ti ha sempre spinto in avanti, e questo lo hai dimostrato con i fatti, con ognuno di noi, senza alcuna inutile distinzione. Hai sempre riservato un trattamento umano con ogni genere di persona, con le persone più umili e con le “personalità più importanti”, così dette, secondo i canoni marci di questo sistema moribondo.

Ci hai sempre sostenuto incondizionatamente, in modo rispettoso, riconoscendo la nostra autonomia, ci hai insegnato come comportarci nel modo più corretto senza fingere di farlo intenzionalmente, senza ipocrisie. Ti sei conquistata il rispetto e l’affetto di tutte e tutti perché hai condiviso con noi che il modo migliore per sostenere la Rivoluzione Bolivariana in Venezuela è agendo per instaurare il socialismo nella realtà in cui viviamo, nelle nostre città, nel nostro paese, in Italia. Non vogliamo limitarci ad applaudire una rivoluzione che si deve portare a termine a diecimila chilometri di distanza, vogliamo costruirla a casa nostra. Vogliamo rendere l’Italia un paese socialista.

Hai messo in piedi un Collettivo Consolare, formale e informale, per coloro che volevano unirsi alla causa dell’America Latina, dei Caraibi e delle masse popolari di tutto il mondo, un Consolato di strada, un Consolato che ha rotto le barriere degli attacchi dell’opposizione controrivoluzionaria per diventare il Consolato della causa collettiva dei sud del mondo.

Così lo dichiariamo perché per noi, il Potere Popolare Costituente in Azione, coloro che si organizzano, attive ed attivi nel mondo del lavoro, delle imprese, della scuola, della sanità, del mondo sindacale, dell’attivismo politico e sociale, delle donne “afrodescendientes”, emigranti ed immigrati, italo-venezuelane e italo-venezuelani e di diverse nazionalità, tu, Amarilis, con le tue azioni sei certamente un esempio da seguire, non solo professionalmente nel lavoro che stai sviluppando, ma politicamente e umanamente, come militante rivoluzionaria del PSUV, fedele al mandato bolivariano e chavista.

Per tutto questo ti meriti la Cittadinanza Onoraria di Napoli, lo dichiariamo come popolo che si organizza e così ci aspettiamo che venga riconosciuto anche dall’amministrazione comunale.

 

  1. Elena Coccia, Consigliera Delegata della Città Matropolitana di Napoli
  2. Mercedes Caramillo, musicista venezuelana, Napoli
  3. Leonexi Alvarez, italo-venezuelana, Bari
  4. Elisabetta Weglik, collaboratrice domestica, Napoli
  5. Eleonora Kravchenko, collaboratrice domestica, Napoli
  6. Svetlana Mazur, Palma Campana (Napoli)
  7. Tatiana Pumpuleva, Napoli
  8. Svitlana Hryhorchuk, Consiglio Nazionale Unione Sindacale di Base, Napoli
  9. Antonio Cipolletta, studente, Napoli
  10. David Cacchione, Banda Bassotti, Roma
  11. Renzo Amenta, imprenditore, Giarre (Catania)
  12. Michele Caterino, cooperazione internazionale, Manfredonia (Foggia)
  13. Igor Papaleo, direttore Edizioni Rapporti Sociali
  14. Renzo Carlini, professore, Napoli
  15. Danilo Della Valle, blogger, Caserta
  16. Fiorangela Altamura, Salerno
  17. Francesco Tescione, impiegato pubblico, Caserta
  18. Pino Neri, rider, Napoli
  19. Mario Neri, pensionato italo venezuelano, Napoli
  20. Antonio Neri, parrucchiere italo venezuelano, Puerto La Cruz
  21. Fabiola D’Aliesio, Napoli
  22. Antonio Campisi, insegnante precario, Catanzaro
  23. Alessio Decoro, portiere, Napoli
  24. Romina Capone, giornalista, Montella (Avellino)
  25. Carlo Amirante, costituzionalista, Napoli
  26. Francesco “Maremare” Primerano, pescatore, Napoli
  27. Alvaro Uzcategui, musicista italo-venezuelano, Napoli
  28. Emilio Lambiase, architetto, Cava de Tirreni (Salerno)
  29. Maria Vittoria Tirinato, insegnante, Napoli
  30. Pino Guerra, fotografo, Napoli
  31. Vincenzo Crosio, insegnante, Napoli
  32. Marco Coppola, Napoli
  33. Ciro Brescia, educatore di strada, Napoli
  34. Clara Statello, internaz ionalista, Giarre (Catania)
  35. Ciro Imperato, musicista, Napoli
  36. Fabio Rocca, artista, Napoli
  37. Marco Nieli, insegnante, Napoli
  38. Mario De Luca, studente, Napoli
  39. Yanne Rodrigues, estetista, Napoli
  40. Ornella Cotena, artista, Napoli
  41. Paolo D’Angelo, pittore, Napoli
  42. Osvaldo Balestrieri, Unione Mediterranea, Napoli
  43. Salvio Di Lauro, commerciante, Napoli
  44. Laura Baiano, Qualiano (Napoli)
  45. Patrizia Fabbricini, tecnica di laboratorio, Napoli
  46. Ciro Iacomino, Portici (Napoli)
  47. Laila Mousa, insegnante italo-siriana, Foligno
  48. Pasquale Gallifuoco, professore, Napoli
  49. Indira Pineda, sociologa, Cuba
  50. Giulio Santosuosso, editore italo-venezuelano, Caracas
  51. Omar Minniti, impiegato, Reggio Calabria – Budapest (Ungheria)
  52. Mari Pina Sacco, Caserta
  53. Luigi Sito, sindacalista, Napoli
  54. Adriana Stanziola, counselor, Napoli
  55. Federica Zaccagnini, ricercatrice, Roma
  56. Emilioilich Laperuta, italo-venezuelano, Catanzaro
  57. David Gomez Rodríguez, studente venezuelano, Mosca (Russia)
  58. Fabio Gargano, regista, Napoli
  59. Maite Iervolino, insegnante, Napoli
  60. Roberto De Gregorio, infermiere, Napoli
  61. Roberto Vallepiano, scrittore, Ventimiglia
  62. Andrea Paolieri, comunicatore popolare, Firenze
  63. Annita Benassi, militante Partito comunista portoghese
  64. Omar Nuñez, italo-venezuelano, Torino
  65. Orlando Watussi, musicista, Milano
  66. José Paniccia, fotografo, Roma
  67. Roberto Scorzoni, Roma
  68. Etten Carvallo, vignettista, Caracas
  69. Maria Grazia Sìmmini, Lecce
  70. Giovanni Imparato, musicista, Napoli
  71. Federica Cresci, Roma
  72. Nicola Vetrano, avvocato, Napoli
  73. Jorit Agoch, artista muralista, Napoli
  74. Annarita Tescione, studentessa, Caserta
  75. Gianmarco Pisa, Operatore di Pace, Napoli
  76. Mario Occhinero, sindacalista Unione Sindacale di Base, Cosenza
  77. Sandro Pescopagano, sindacalista COBAS, Venezia
  78. Marinella Correggia, eco-attivista contro le guerre, Torri in Sabina (Rieti)
  79. Alessandro Lana, medico, Napoli
  80. Girolamo Scutieri, Napoli
  81. Yasmin Fagundez, Lima (Perù)
  82. Frank Hagen (Germania)
  83. Luigi Simonetti, Napoli
  84. Francesco Egido, Caserta
  85. Anika Persiani, Firenze
  86. Attilio Folliero, professore, Caracas
  87. Angelo Iacobbi, italo-venezuelano, Porlamar (VENEZUELA)
  88. Alberto Fazolo, internazionalista, Roma
  89. Eleonora Bonetti, geometra, Ravenna
  90. Iader Polveri, attivista sociale, Ravenna
  91. Omero Benfenati, Napoli
  92. Zeneida Sierra, Napoli
  93. Antonio Fogliano, pensionato, Napoli
  94. Rodolfo Ricci, Roma
  95. Luigi Pandolfi, consigliere comunale, Saracena (Cosenza)
  96. Leonide Spinelli, consigliere comunale, Saracena (Cosenza)
  97. Fabio Salvati, medico, Roma
  98. Daniele Romeo, impiegato, Budapest (Ungheria)
  99. Antonio D’Arcangeli, insegnante, Priverno (Latina)
  100. Leonardo Cribio, attivista politico e sociale, Milano
  101. Ubaldo Nazzaro, ricercatore universitario, Napoli
  102. Ettore Scamarcia, Napoli
  103. Maria Lisette Jiménez Mounicou, Barquisimeto (Venezuela)
  104. Pino De Stasio, consigliere municipale, Napoli
  105. Alfredo Viloria, ingegnere, Barquisimeto (Venezuela)
  106. Serena Paolino, Damiante, Cosenza
  107. Yusbely Jiménez, Caracas
  108. Cecilia Laya, Caracas
  109. Diana del Socorro Carbajal Torres Van de Kerkof, Sevilla (Estado Español)
  110. Carlos Orellana, tecnico, Milano
  111. Agnese Verde, operaia, Napoli
  112. Ilaria Arienta, Comunicadora Popular, Caracas
  113. Domenico Di Dato, insegnante, Napoli

 

APPOGGIANO E CONCORDANO CON QUANTO ESPRESSO NELLA LETTERA APERTA ANCHE LE SEGUENTI ORGANIZZAZIONI:

ALBAINFORMAZIONE – PER L’AMICIZIA E LA SOLIDARIETÀ TRA I POPOLI – PUBBLICAZIONE DELL’ASSOCIAZIONE NAZIONALE DI RETI ED ORGANIZZAZIONI SOCIALI D’ITALIA
NETBOL RETE ITALIANA DI SOLIDARIETÀ CON LA RIVOLUZIONE BOLIVARIANA “CARACAS CHIAMA”
GALLEЯI@RT – NAPOLI
GRUPPO DI VOLONTARIATO NIKA – NAPOLI
UNIONE SINDACALE DI BASE – FEDERAZIONE PROVINCIALE DI CASERTA
ASSOCIAZIONE PER LA COOPERAZIONE ITALO-VENEZUELANA “JOSÉ ANTONIO ANZOATEGUI” MANFREDONIA-PUERTO LA CRUZ
CAF AUTOGESTITO DI VENEZIA E UDINE
COORDINAMENTO DIFESA LAVORATORI NORDEST
CIRCOLO BOLIVARIANO “ANTONIO GRAMSCI” – CARACAS
CANTIERE 167 SCAMPIA – NAPOLI
REVOLUCIÒN – TRASMISSIONE RADIOFONICA – FIRENZE
RADIO NUOVA RESISTENZA -FIRENZE
COMITATO DI SALUTE PUBBLICA – OSPEDALE SAN GENNARO – NAPOLI
PARTITO DEI COMITATI DI APPOGGIO ALLA RESISTENZA – PER IL COMUNISMO
PARTITO DELLA RIFONDAZIONE COMUNISTA – FEDERAZIONE DI NAPOLI
ASSOCIAZIONE ITALIA-CUBA – SALERNO
COMANDO HUGO CHÁVEZ FRÍAS – ESTADO ESPAÑOL
ASSOCIAZIONE “ALMA REBELDE” – RAVENNA
CAMBIAILMONDO.ORG – ROMA
ASSOCIAZIONE “BELLARUS” – NAPOLI

Per adesioni individuali e collettive scrivere a: albaredazione@gmail.com
__

__

__

 

Napoli 9-30nov2018: Amerindia a Napoli

L'immagine può contenere: testo

Salerno 3dic2018: Atilio Borón – América Latina en la era Trump

Nessun testo alternativo automatico disponibile.

La insoportable sobrevivencia del gobierno bolivariano

Atilio Borón.JPGpor Atilio Borón

Para una cabal comprensión de lo que ha estado ocurriendo en Venezuela en los últimos años conviene leer, a modo de introducción, estas pocas líneas: 

“Los  de Miami explicaron …. que para  reconstruir el país primero había que echarlo totalmente abajo: se tenía que hundir la economía, el desempleo tenía que ser masivo, había que acabar con el gobierno y había que poner en el poder a un ‘buen’ oficial que llevase a cabo una limpieza completa matando a trescientos, cuatrocientas o quinientas mil personas… ¿Quiénes son esos locos y cómo actúan?… Los más importantes son seis (empresarios) inmensamente ricos… Traman conjuras, organizan reuniones constantemente y dan instrucciones a XX”.  

Lo anterior surge del testimonio que Robert White, embajador de los gobiernos de James Carter y Ronald Reagan, presentó ante el Congreso de Estados Unidos en un desesperado e inútil esfuerzo para evitar la tragedia que, con el abierto apoyo de Reagan,  se desencadenaría en El Salvador una vez que el plan alentado por la burguesía salvadoreña -puesta a buen resguardo en Miami- fuese llevado a cabo por un coronel del ejército, un psicópata criminal llamado Roberto D’Aubuisson. Estamos hablando de comienzos de la década de los ochentas cuando ya el “plan de operaciones” de la CIA y el Departamento de Estado para deshacerse de gobiernos incómodos por negarse a obedecer ciegamente las órdenes de Washington campeaba por todo el continente. Cuatro décadas más tarde poco o nada ha cambiado. Sustitúyanse los nombres de los protagonistas en la crisis salvadoreña y reemplácenlos por los de los actores de la política venezolana de hoy día y las palabras de White -un hombre sensible y honesto enviado por Carter a San Salvador para retirar el apoyo yankee a los “escuadrones de la muerte” gestados en Fort Benning y en las bases norteamericanas en la Zona del Canal de Panamá- ofrecen un vívido retrato de los planes del imperio para Venezuela. 

Hay dos ideas centrales en aquel desgarrador testimonio de White: primero, “echar abajo la economía”, vía de ataque preferida por Washington para debilitar a sus adversarios a fin de poder luego asestarles el golpe de gracia. Como se hizo en Guatemala en 1954, en Cuba desde 1959, con Chile desde la misma noche en que Salvador Allende triunfó en las elecciones presidenciales de 1970. A las pocas horas de saberse la noticia un Richard Nixon lívido de ira ordenó a sus colaboradores que “ni una tuerca ni un tornillo lleguen a Chile” para que su economía se desplome. La “guerra económica” es un arma  que el imperio utiliza a destajo y sin escrúpulo alguno. Desde Arbenz para acá cambiaron las modalidades y los instrumentos de la agresión económica, pero el objetivo estratégico es el mismo. Y Venezuela lo está padeciendo con inusitada intensidad, agravada por la nueva orden ejecutiva emitida este 19 de Marzo por Donald Trump. El objetivo: “hundir la economía”, como decía White, y en lenguaje contemporáneo, crear una “crisis humanitaria” que precipite una intervención extranjera en Venezuela, comandada por Estados Unidos y secundada por el corrupto y reaccionario Grupo de Lima, una sarta de inmorales que hundieron a sus pueblos en la miseria y remataron la soberanía de sus naciones.

La segunda premisa de la desestabilización y derrumbe del gobierno, en este caso de Nicolás Maduro, es la violencia. En El Salvador ésta fue obra del ejército, y sus crímenes y tropelías fueron inenarrables por su sadismo y crueldad. Los altos funcionarios de Reagan, la embajadora ante la ONU, Jeane Kirkpatrick y el Secretario de Estado, el General Alexander Haig, justificaron todo. Desde la violación y asesinato de tres monjas norteamericanas, acusadas por la hiena Kirkpatrick de ser “activistas del FMLN” y por quien mordiera el polvo de la derrota y la humillación en Vietnam, Haig, que las llamó ”monjas de pistola en bandolera” hasta los asesinatos en masa de aldeas campesinas. Por consiguiente, la justificación y la exaltación que tanto Barack Obama como Donald Trump hicieran de los bandidos que enlutaron a Venezuela con sus atrocidades y las guarimbas no es nada nuevo. A diferencia de lo ocurrido en otras latitudes, en la tierra de Bolívar y Chávez ese papel represivo lo cumplen los paramilitares y los mercenarios,  reclutados en Colombia por Álvaro Uribe y sus secuaces. ¡Colombia, nada menos! Un país cuyo gobierno ha caído en una ciénaga moral al instrumentar la agresión contra un gobierno como el venezolano que, de la mano de Hugo Chávez, tuvo un papel decisivo en detener el baño de sangre que enlutaba Colombia por más de cincuenta años. El pago por tan inmenso gesto de generosidad es convertirse en cabecera de playa del ataque económico, mediático, político y diplomático contra el gobierno venezolano. El veredicto de la historia será implacable contra Santos y Uribe.

Si trajimos a colación este paralelismo entre la reacción del imperio en tiempos de Reagan y la de nuestros días en la “era Trump” fue para demostrar que el proyecto imperial de subordinar a toda América Latina y el Caribe a los designios de Washington permanece inalterado desde 1823, Doctrina Monroe mediante. Y que todo lo que la Casa Blanca haga o diga debe ser entendido bajo esta clave interpretativa.  La intensificación del ataque contra la noble Venezuela bolivariana habla de la desesperación del gobierno de Estados Unidos porque todas las tentativas de derribar al gobierno de Maduro han fracasado. Ni la guerra económica ni la violencia reaccionaria pudieron con él.  Y la oposición, que con el apoyo del infame Grupo de Lima se desgañitó exigiendo elecciones ahora no concurre a ellas porque sabe que va a ser derrotada por enésima vez por el chavismo. Pese a que se le ofrezcan todas las garantías (que no existen en la inmensa mayoría de los países del área, donde el fraude pre y post electoral es la norma, como en Honduras o México, para mencionar apenas los dos casos más espectaculares) y que haya sido el propio gobierno quien solicitó a la ONU el envío de una numerosa misión de observadores, la oposición no acudirá a las urnas para no sufrir una nueva bochornosa derrota. Su apuesta, impulsada por Estados Unidos, es a la “intervención humanitaria”, que de producirse -habrá que ver si se animan a ello porque la Venezuela Bolivariana no está indefensa- provocaría ingentes daños a la población venezolana y una enorme destrucción de propiedades e infraestructura. Porque, si no aceptan que sean las elecciones las que decidan quién gobernará en ese país sólo queda abierta la vía insurreccional apoyada por los paladines mundiales de la democracia con sede en Washington DC.  

Dado lo anterior no es casual que la escalada injerencista de la guerra económica decretada por Trump tenga lugar al día siguiente del rotundo triunfo en Rusia de un fiel aliado de Venezuela: Vladimir Putin. Y que coincida también con la creciente aceptación de la criptomoneda bolivariana, el Petro. Todos saben que la declinante hegemonía norteamericana tiene como uno de sus pilares al dólar. Las criptomonedas y el avance del yuan chino están debilitando sin pausa ese pilar, lo que explica la agresiva respuesta de la Casa Blanca. El mercado petrolero mundial, antes movilizado exclusivamente en función del flujo de dólares, ahora lo hace sólo en parte y ya se habla del papel de los “petroyuanes” como cosa de todos los días. China está obligando a Arabia Saudita a aceptar sus yuanes como pago de sus exportaciones petroleras, y varios otros grandes productores, como Rusia, Irán, Venezuela, venden sus productos en otras monedas que no el dólar. El intercambio comercial entre China y Japón se realiza en yuanes, lo mismo que el que se produce entre China y Rusia. Catar entró por la misma variante, lo que precipitó que el gobierno estadounidense calificara a ese país como “terrorista”.  Libia fue destruida y Gadafi linchado, entre otras cosas, porque dejó de vender su petróleo en dólares. Y lo mismo había ocurrido antes con Sadam Hussein, que también optó por vender el petróleo iraquí en euros. Signos todos de la desesperación de un imperio que inició su irreversible ocaso y que, por eso, da rienda suelta a todos sus demonios. El inmenso ejército imperial no es suficiente para garantizar la perpetuidad de la hegemonía norteamericana. También se requiere la absoluta primacía del dólar. Y esto ya va siendo cosa del pasado. Por eso el ataque interminable contra la Venezuela Bolivariana. Y por eso, hoy más que nunca, “todos somos Venezuela.”

El avance circunstancial de la ultraderecha en América Latina y el reencuentro en el ALBA

Immagine correlatapor David Gómez Rodríguez
@davidgomez_rp

El reencuentro, como estrategia política, constituye una vía vital para asumir los nuevos retos que cada país y la región tiene frente a una avanzada de la ultraderecha en el terreno político. Tras la llamada “década ganada” del ALBA muchos pensaron que este escenario era casi imposible y se ocuparon en resolver los enredos que la administración que el propio Estado supone, desplazando al segundo plano, en mayor o menor medida (según el caso), la transformación de ese Estado y las medidas para la ampliación del poder del tejido social que se venía organizando en torno a categorías y realidades que dieron un nuevo aire para el socialismo. Finalmente, nuestros errores son tan reales como el imperialismo y hay que aprender de ellos.

Si ponemos como ejemplo a Brasil, podemos decir con las palabras de Marcelo Brignoni “El triunfo de Bolsonaro se viene construyendo en la descomposición del tejido social brasileño desde hace mucho tiempo y también forman parte de esa historia, errores de gran tamaño de los gobiernos del PT” cuestión que nos deja como tarea “Aprender que las fuerzas populares tienen que entender y respetar la cultura y la identidad de los pueblos a los que quieren representar, porque el pueblo no se equivoca, se equivocan los dirigentes que no son capaces de construir los canales para que el pueblo pueda expresarse en su propia defensa, sin subestimaciones, ni agendas impuestas que no son de su interés”, cuestión que se suponía, en la izquierda, ya habíamos aprendido hace mucho. Nos damos cuenta entonces que no bastan los libros de marxismo, las consignas o las anécdotas heroicas del Che para gobernar, vale más ejercer el materialismo histórico y dialéctico como método, renovarnos desde el punto de vista discursivo y construir en la práctica un sistema complejo y orgánico de organización, que priorice la capacidad del pueblo para ejercer el poder del soberano y que proporcione mayor alcance a las organizaciones populares para profundizar y proteger tanto las conquistas sociales como los mecanismos de integración que se procuran en el continente desde los tiempos de Bolívar.

Enemigos no faltarán. No debemos obviar que los planes de conspiración contra esta unidad son tan antiguos como el propio sueño al que se empeñan en desaparecer, basta leer las palabras de William Tudor, quien escribe el 3 de febrero de 1827 al Departamento de Estado de EEUU. “La esperanza de que los proyectos de Bolívar están ahora efectivamente destruidos, es una de las más consoladoras (…) los Estados Unidos se ven aliviados de un peligroso enemigo en el futuro, de haber triunfado estoy seguro hubiésemos sufrido su animosidad”. En este instante me imagino (si es que hace falta imaginarlo) a alguien como Duque, Almagro o Bolton diciendo exactamente lo mismo, pero a través de otros medios. Las herramientas del imperialismo se han modernizados y hoy día tenemos el Caballo de Troya dentro de nuestras cabezas. Debemos hacer frente a ellas entendiendo que “No se corrompe al pueblo, pero frecuentemente se le engaña, y solamente entonces es cuando parece querer lo malo”, es decir presidentes como Macri, esto lo dice Rousseau. Nosotros no hemos perdido, la historia no ha acabado.

Nos vemos golpeados en un escenario que podríamos comparar, como bien lo hizo el profesor Luis Salas en su reflexión sobre la atroz victoria de Bolsonaro, con los difíciles momentos que vivió Chávez al oponerse al ALCA en un escenario totalmente adverso, o con aquellos tiempos tormentosos que Bolívar vivió en medio del proceso de independencia, donde la traición y el egoísmo no se hicieron esperar. No obstante, la realización de nuestro proyecto requiere de una voluntad del tamaño del cielo, aquellos hombres lo entendieron. En medio de la adversidad hay que continuar luchando y prepararse para la victoria, porque, como dijo el poeta Miguel Otero Silva “Arar nunca es en vano, ni en el mar”. Y sólo en la medida que afinemos nuestra estrategia de contraofensiva veremos nuevamente los frutos de nuestra siembra florecer como el alba.

¿Cómo empezar? 1) Dar continuidad a lo que resultó positivo; 2) Entender que, como dijo Sandino, “sólo los obreros y campesinos irán hacia el fin, sólo su fuerza organizada logrará el triunfo”, es vital practicar este principio de la lucha popular y darle nuevas dimensiones; 3) Iniciar un profundo debate sobre los intereses del pueblo en este siglo, no sobre las aspiraciones de los representantes de partidos, y del resultado hacer un programa de lucha; 4) Desnudar y deslegitimar al enemigo y no subestimarlo, pues algo está diciendo y haciendo que es lo suficientemente poderoso como para manipular, engañar o convencer a la gente para que vote contra sí misma, hay que identificarlo y revertir su efecto. Defender la verdad; 5) Ser creativos y resilientes; y 6) Hay que reencontrarnos dando sentidos orgánicos a nuestras relaciones. No hacen falta encuentros interminables para darnos golpes de pecho, sino asumir con actitud propositiva y coherente luchas concretas que conciencien, movilicen y organicen.

Entonces, frente al escenario de conflicto nuestra respuesta debe ser revisarnos y redoblar el trabajo. Por ahora, el escenario es adverso, pero vendrán nuevas condiciones y tiempos mejores para el proyecto de Bolívar y Chávez, para la justicia social, la equidad económica y el desarrollo humano. El alba.

(VIDEO) Ad Amarilis Gutierrez Graffe il premio “Quaderni ibero-americani”

__

Leggi l’articolo su ilmattino.it

«La mia relazione con Napoli è una storia di amore. Rinascerei in Venezuela e a Napoli nello stesso tempo. Nessuno passa da qui senza innamorarsi di questa città, del suo popolo, del suo rumore e della sua lingua. Sono una napoletana d’amore», spiega Amarilys Gutierrez Graffe, Decano del Corpo Consolare di Napoli e Console Generale della Repubblica Bolivariana del Venezuela, anch’ella insignita di uno dei Premi Speciali della Giuria 2018 “Quaderni Ibero Americani”.

«Come collettivo consolare, è un vero onore ricevere questo riconoscimento da parte della prestigiosa e storica istituzione dei “Quaderni Ibero Americani”. Come figlia di Elsa Graffe de Gutiérrez, scomparsa di recente, professoressa di Lingua e Letteratura Ispano Americana in Venezuela per oltre 35 anni, trovo sia un bellissimo regalo per la sua memoria. Con molto onore e rispetto parlo di mia madre, perché è grazie al suo sforzo che ho potuto comunicare con la lettura, la parola e la scrittura, con il mondo senza frontiere e senza tempo», continua.

Il Consolato dal 1856 si trova a pochi passi dal porto, da dove salpavano le barche per il continente americano. Nella prima metà del XX secolo c’erano grandi code di immigrati davanti alle porte del consolato per compilare i documenti per emigrare. Già negli anni ’60 gli italiani in Venezuela rappresentavano la comunità più numerosa del Paese. La quantità di italo-venezuelani è superiore a 1.500.000 persone, circa il 5% della popolazione.

«La Repubblica Bolivariana del Venezuela è un territorio di pace – conclude la diplomatica – non ci sono migranti che attentano alla sicurezza del territorio nazionale, perché noi siamo una Diplomazia del Popolo della Pace».

Chavistamente: Antídoto contra la guerra

Risultati immagini per comunas Venezuelapor Carola Chávez

“Que nuestra alegría, nuestra esperanza, no te ofenda, que es nuestro mejor y más poderoso antídoto contra la guerra”
Con el Mazo Dando

Un camión botando la leche en al borde de una carretera. Cientos de kilos de queso tirados a la vista de todos. Miles de medicinas arrojados en un matorral. Es que el gobierno… es que no hay producción, es que los dólares… Es una guerra contra contra el estómago, contra la vida. 

Si no nos matan de hambre, si no nos matan por falta de medicinas, si vamos a seguir vivos, pues que estemos contra el suelo, que todo sea gris, que nada valga la pena. Siempre vuelvo a esta frase de Arturo Jauretche: “El arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos. Los pueblos deprimidos no vencen…” Es una guerra contra la psiquis. 

Nos necesitan tristes, aplastados. Este pueblo alebrestado por Chávez que se levanta y desafía al amo tiene que ser reducido a la sumisión. Tiene que ser castigado. Nos quieren ver llorando, pidiendo perdón, y mejor, nos quieren ver dirigiendo la pelea que les damos hacia nosotros mismos. Es una guerra y somos el objetivo.

Negar la guerra te convierte en víctima, y peor, en tonto útil, porque al no saber de dónde viene el ataque pierdes el foco y la puntería. Entonces disparas fuego amigo, ya no tan amistoso y el enemigo no es el que te está cayendo a coñazos desde hace veinte años -¡qué veinte años!- desde que el mundo es mundo, sino quién hace lo imposible, en medio de esta coñacera, por no dejarnos aplastar.

Ya tristes todo es malo: Maracaibo no tuvo luz, y aquella tristeza convertida en rabia no te dejó ver el sabotaje, el acto de guerra tras el apagón ni el esfuerzo de un gentío por traer de nuevo la luz. Y vertiste tu rabia y frustración desde la oscuridad de la negación. Y vino la luz y Maracaibo de pone bien bonita y ya no tiene la llaga mafiosa de Las Pulgas en su corazón, y miraste a otro lado, y el maracucho simbólico que fuiste por unas furiosas horas dejo de serlo y se fue a buscar una nueva tristeza, una nueva indignación, de esas que hay en estos días, por tantos lados. Y la encontraste, y mira que tenía toda la vida ahí, aunque antes preferiste no verla. Y otra vez la rabia… 

Y los días son duros, lo sé, pero aún así están llenos de victorias que no quieres ver. Porque cada día que pasa con los niños en las escuelas, con sus mochilas tricolor que ya no quieres ver porque te parece que siempre estuvieron ahí, como si eso no nos hubiera costado tanto esfuerzo, tanta pelea, tanto castigo, tanta rebeldía. Y pasas de largo por los jueves de vivienda convertidos en una normalidad hermosa ahora casi invisible a tus ojos nublados. Y una larguísima la lista logros, de derechos en pleno ejercicio hechos tan cotidianos que casi no te das cuenta. Justamente esos derechos que nos arrebatarían con saña, si perdiéramos esta guerra.

Y el enemigo se desdibuja, y no es el comerciante que te esconde la comida y te obliga a hacer colas sin razón lógica alguna, sino el gobierno que no tiene un fiscal de la SUNDDE para que vigile cada mercado, cada bodega, cada zapatería, cada farmacia del país. No es la ambición insaciable de los empresarios, distribuidores y comerciantes que duplica los precios cada semana, sino un genérico militar matraquero, sin nombre, sin cara, que cobra vacuna allá en una alcabala quién sabe dónde. Y no son los cadiveros que se robaron los dólares para instalarse en lujosas guaridas en las zonas más caras de Miami y Madrid, sino es culpa del gobierno que pretendió que los empresarios hicieran lo correcto e importaran las cosas que dijeron que necesitaban importar. No es nunca culpa del corruptor sino del corrupto que se dejó corromper. Y no es que desde el centro del poder mundial decidieron asfixiarnos, y lo están haciendo, sino que en el gobierno hay fallas que permitieron esa asfixia. Somos culpables porque usamos una provocadora minifalda…

El asunto es que eso que algunos rabiosos llaman “justificar” no es más que enfocar, en medio de este chaparrón inclemente que nos enturbia la vista, y reconocer lo que hemos logrado, para saber defenderlo. Se trata de reconocer que, a pesar de los poderosos esfuerzos para asfixiarnos, seguimos respirando, de pie, resistiendo, avanzando, y desafiando a la guerra en sana paz. Se trata de entender que somos un pueblo grande, valiente, indomable y alérgico a la tristeza y la auto compasión. 

Que nuestra alegría, nuestra esperanza, no te ofenda, que es nuestro mejor y más poderoso antídoto contra la guerra. Como Jauretche decimos: “Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza”. Y con esta alegría tenaz, nosotros venceremos.

Congreso de Comunas: ¿cómo trascender del compromiso a los hechos? 

Risultati immagini per comunas Venezuelapor crbz.org

Acaba de concluir una primera fase del Congreso Nacional de Comunas. Según anunció el presidente Maduro, éste se desarrollará durante sesenta días más para construir y desarrollar las propuestas a un nivel más detallado. Luego de días de debate, se dio el encuentro de cierre con el Presidente de la República, en el cual el propio Nicolás Maduro asumió como aprobadas las propuestas presentadas por los y las comuneros(as). Esto, sin duda, es de suma importancia, sobre todo si consideramos la pérdida de centralidad que viene experimentando en el discurso oficial el tema comunal y de la profundización del poder popular. Que el presidente Maduro haya asumido públicamente estos compromisos, significa que el gobierno nacional en su conjunto y las alcaldías y gobernaciones deben alinearse en función de su cumplimiento. Así, retoma nuevamente importancia en el accionar de gobierno el tema comunal, en virtud del compromiso asumido por la primera autoridad del Estado venezolano, del gobierno y del Psuv.

Esto no es un asunto menor, puesto que la profundización de la construcción comunal es nada más y nada menos que el horizonte estratégico definido por el comandante Chávez para el modelo de democracia revolucionaria y de transformación de nuestra sociedad en su tránsito hacia el socialismo. Es en la comuna, en sus sistemas de agregación, en su potencialidad de productividad económica, en su capacidad para generar formas de administración y gestión de los servicios y de la satisfacción de las necesidades básicas, desde estructuras organizativas basadas en la participación y el protagonismo de la gente, donde se gesta la posibilidad de una sociedad en la cual la propia gente tome las riendas de su destino para que éste no sea conducido por élites económicas y políticas. De allí la importancia de que se haya realizado el congreso y de que los resultados, expresados en el compromiso del presidente Maduro, apunten en esa dirección.

Ahora bien, creemos a su vez que estos nuevos acuerdos deben implicar un necesario balance de compromisos similares asumidos anteriormente por el Ejecutivo Nacional. Por ejemplo, la agenda de trabajo con la cual se comprometió el presidente Maduro el 15 de agosto de 2015, en la cual comprometió, además, un número importante de autoridades del alto gobierno.

En ese cuerpo de acuerdos se planteó avanzar en materias como la policía comunal, los planes de defensa territorial, la incorporación de los planes de desarrollo comunal al sistema de planificación nacional, la creación de un sistema nacional de imprentas comunales, la creación de una red para la distribución y comercialización de la producción comunal y de una empresa grancomunal de producción y distribución, la creación de una superintendencia del sistema económico comunal, la construcción de un plan de trasferencia de competencias para la administración y gestión de servicios, un plan de transferencia de administración y gestión de areneras, granzoneras, caleras, entre otros, la determinación por parte de la banca de carteras de financiamiento a las comunas, el impulso del sistema agrícola comunal que implicaba, entre otras cosas, la creación de un plan agroindustrial para las comunas y un banco de semillas, la asignación de un código único de compra de suministros para las comunas y otras organizaciones socioproductivas para acceder de manera preferencial a agroinsumos, cemento, materiales de hierro y acero, así como a la producción de empresas públicas de alimentos.

Haciendo un balance al día de hoy, preciso es señalar que muy poco fue lo que se cumplió y mucho fue en lo que ni siquiera se avanzó. Allí se impuso la lógica de la burocracia, del desgaste, de la dilación, de los intereses políticos grupales, de las cuotas de poder regional y municipal, y también de la corrupción y las mafias. ¿Cómo hacer para que el resultado de este balance no se repita y podamos, realmente, avanzar en los objetivos planteados? ¿cómo retomar parte de esta agenda pendiente e incorporarla a la agenda actual?

Primero, creemos que además del desarrollo detallado de las propuestas, es necesario la definición de prioridades, la construcción de planes y cronogramas de ejecución, y las orientación de recursos específicamente dirigidos, así como la definición de responsables de tareas en los distintos niveles de gobierno y de las instancias organizadas de las comunas; estos planes y cronogramas deben ser revisados periódicamente y deben ser evaluadas las razones de posibles incumplimientos y retardos para determinar responsabilidades y tomar decisiones al respecto.

Segundo, es impresdindible que esto se haga de cara al país, de forma pública y transparente, sin opacidades de ningún tipo; para ello, debe aprovecharse la utilidad de la internet y de las tecnologías de la información y la comunicación.

Tercero, es clave que las comunas cuenten con instancias y canales en el gobierno para poder elevar la denuncias sobre trabas, dilaciones, desvíos de recursos en la medida en que esto ocurra: estos canales deben ser de efectividad inmediata.

Cuarto, debe haber espacio y vías para que los medios de comunicación públicos se conviertan en altavoces tanto para los pasos que se vayan dando en los procesos de cumplimiento de los acuerdos, como para las críticas, alertas, denuncias que haya que hacer.

Quinto, debe haber un peso determinante de los y las constituyentes del Sector Comunas y Consejos Comunales electos por el pueblo comunero en elecciones libres y directas; el poder transferido por la base comunera a estos servidores públicos debe traducirse en una expresión concreta y debe ser reconocido en su justa magnitud por las instituciones del gobierno nacional, regional, municipal, así como por los demás órganos que conforman el Estado.

El pueblo comunero y quienes impulsamos y acompañamos la construcción comunal hemos demostrado ser uno de los acumulados de mayor trascendencia en todos estos años de revolución; es aquí donde se concentra la base popular más comprometida con las transformaciones profundas, esas que atañen a la profundización de la democracia, la defensa de la soberanía, el desarrollo productivo. Quienes formamos parte del sector comunero hemos demostrado, además, absoluta lealtad con la revolución, con el gobierno bolivariano y con el presidente Maduro. Aquí estamos, rodilla en tierra, firmes en la defensa del legado del comandante Chávez. Nuestra combatibidad y capacidad de lucha será puesta íntegramente en el esfuerzo de dar cumplimiento a estos nuevos acuerdos. La institucionalidad del gobierno bolivariano en todos sus niveles y la institucionalidad toda del Estado debe también dar un paso al frente y asumir la tarea. Está en juego el horizonte estratégico de la revolución.

Coordinación Nacional Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora

Luchar contra la colonización en el siglo XXI

Risultati immagini per chavismo maduropor David Gómez Rodríguez
@davidgomez_rp

Hace una semana en Venezuela nuevamente se conmemoró el día de la resistencia indígena. Con este hecho se demuestra en términos prácticos que hemos asumido consciencia en torno a la importancia de lo simbólico, pues no es poco decir que mientras en el mundo celebraban el día de la raza o de el descubrimiento de América, en nuestra patria hemos decidido rendir honor a la valentía de los pueblos originarios al resistirse a lo que debe ser reconocido como el genocidio más grande y cruel cometido en la historia.

En ese entonce se utilizaron las tres calaveras de Colón como un instrumento con el cual abrieron una grieta por la cual luego pasarían, desgarrado hasta los huesos, la violencia y la miseria en busca de oro. No bastó y trajeron a fuerza de sangre la cruz, a la cual utilizaron más que como símbolo de salvación como herramienta de tortura. No la clavaron en la tierra sino en nuestras cabezas y en nuestra carne, no dijeron luz sino oscurana. No trajeron el cielo sino el infierno.

La situación en el siglo XXI no es muy distinta, hoy sufrimos de un terrible peligro en torno a la neocolonización, pues los territorios en disputa no sólo están demarcados por fronteras, o por el ejercicio legítimo de la soberanía, como en el caso de Puerto Rico, sino que hoy el territorio del que quieren hacerse está en nuestras mentes y espíritus, y del instrumento rudimentario de la religión pasaron a la construcción de una sofisticada industria cultural. Pues, conquistando nuestras conciencias ellos pueden acceder no sólo a nuestras tierras sino a nuestra voluntad. Así, siempre recibiremos a Rambo y al Capitán América con los brazos abiertos mientras destrozan nuestras ciudades y explotan nuestros campos petroleros a costa de proteger su mundo de “libertad”, un mundo del cual nos excluyen de forma racista y xenófoba, ejerciendo la doctrina Monroe como una práctica de dominación en donde sus portaaviones están también llenos de símbolos que apuntan a la conciencia, la cultura, la ideología y la identidad. Es la Cuarta Flota mass media. El caballo de Troya del siglo XXI.

El maestro Luis Britto García nos da luces al respecto en su libro El imperio contracultural: Del rock a la posmodernidad, y Dussel nos plantea la decolonización como un programa de lucha frente a esa realidad, en la cual tenemos como primer objetivo desaprender. Se trata de deconstruir la realidad levantada en base a arquetipos cónsonos con la reproducción metabólica del capital y plantearnos nuevos conceptos y formas de interactuar con nuestro entorno basado en prácticas y valores ancestrales cónsonos con un proyecto de justicia social, economía comunal y democracia participativa. Se trata de reconocernos y al mismo tiempo desarrollarnos en nuestros términos.

En este siglo hemos podido avanzar en este sentido, no sólo en términos filosóficos sino prácticos, hemos logrado mirar la realidad no solo desde la abstracción y hemos ejercido una militancia fértil a pesar de los embates continuos del imperialismo. Dussel asegura que “el imperio, Estados Unidos, ha ido siempre modificando sus prácticas para detener la emergencia de los pueblos latinoamericanos. En algún momento fueron las dictaduras militares, después fue el atractivo de la expansión de las trasnacionales y el neoliberalismo. Pero, efectivamente, desde el fin del siglo XX, desde 1999, y debe decirse que por influencia de la experiencia muy particular de Venezuela, hemos presenciado el avance de las fuerzas progresistas”. En el contexto actual vemos cómo este escenario se ve seriamente amenazado por el fascismo y el avance de una corriente de ultra derecha en el continente. No se trata de que en América Latina los ciudadanos se hayan hecho conservadores, se trata de un tratamiento de las esperanzas y un discurso agresivo que ha pretendido (y logrado en buena medida) el quiebre de los gobiernos de izquierda en el continente. Pero esto sólo es posible a través de la manipulación y el manejo de lo psicológico a través de una campaña sucia que podríamos categorizar como una guerra mediática sin precedentes, sólo comparable con la promoción del anticomunismo en los años de la guerra fría.

Es vital decodificarnos en un proceso que ponga como centro el debate económico y cultural, que nos permita identificar las formas de dominación tanto materiales como ideológicas que nos han impuesto, no sólo en la relación entre el colonizador y el colonizado, sino también entre los que fuimos colonizados. Este proceso de transformación pasa por todas las relaciones humanas, en especial aquellas que cumplen una función formativa. Es así como la familia, la comunidad y la escuela se convierten en espacios fundamentales para la construcción de una nueva sociedad, en ellos hace falta, como diría Paulo Freire, romper con la antidialogica y avanzar hacia una educación liberadora gestada en el vientre del pueblo mismo, en el que promovamos un proceso revolucionario “como una acción cultural dialógica que se prolonga en una revolución cultural, conjuntamente con el acceso al poder”. Desarrollando así un “esfuerzo serio y profundo de concienciación para que finalmente la revolución cultural, al desarrollar la práctica de la confrontación permanente entre el liderazgo y el pueblo, consolide la participación verdaderamente crítica de éste en el poder”.

Comunicado oficial de la JPSUV por la desaparición física de Xoan Noya

Risultati immagini per chavismo maduropor JPSUV

COMUNICADO OFICIAL DE LA JUVENTUD PSUV POR DESAPARICION FISICA DE XOAN NOYA

La Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela lamenta compartir con el pueblo venezolano y nuestros amigos en el mundo el profundo pesar que nos embarga por la desaparición física de Xoan Noya, Líder de nuestra Juventud Bolivariana, cuadro dirigente fundador de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela.

La madrugada nos sorprende con la noticia de tu partida. Siempre sorprende ver cómo puede tanta luz y tanta fuerza apagarse en un instante. Hoy tu luz no se apaga, se difumina para iluminar nuestras luchas.

La Juventud del PSUV, a la que entregaste tu vida y tu amor, te honra hoy. Lloramos porque no estarás en cuerpo presente pero desde hoy y para siempre estarás en nuestras luchas. A partir de hoy te inmortalizas en cada encuentro de jóvenes, en cada sonrisa, en cada idea inspirada en lo justo, en lo solidario, en lo digno.

Xoan era guiado por altos valores nacionalistas, bolivarianos y chavistas, damos fe que su corta y productiva vida fue para crecimiento de la Revolución. Entre sus compañeros le recordaremos por la virtud de la alegría expresada en el encuentro, la diplomacia y la política como medio humano para la construcción del socialismo.

Te recordaremos como el Joven de la sonrisa permanente, del consejo a tiempo, de solidaridad infinita, soñador, defensor de la causas justas de los pueblos del mundo, serás una luz inspiradora para continuar caminando hacia la victoria.

La JPSUV te expresa su gratitud por la lealtad al Proyecto Bolivariano, al Comandante Chávez y por la defensa incondicional al Presidente Nicolás Maduro a quien serviste en altas responsabilidades de Gobierno Revolucionario. Demostraste cada día de tu vida ser ese jóven revolucionario fiel a sus principios que jamás dudo de cuál era la trinchera correcta para transformar el mundo.

Expresamos el dolor hondo frente a esta repentina noticia; cuando un hermano, cuando un amigo, cuando un compañero, parte hacia la inmortalidad. En nombre de la Dirección Nacional de la JPSUV, enviamos el mas grande abrazo, nos solidarizamos y acompañamos en este profundo dolor a sus padres, esposa, familiares y amigos de Xoan.

En estos días de dolor recordamos el Pasaje de E. Montejo:

“No ha muerto Cambió de ruta el tiempo que pasaba a su lado.Él permanece donde lo vimos siempre en lentas charlas al hilo de esas horas
que ya se han vuelto espacio. Tal vez seamos nosotros los ausentes,
los que quedamos de este lado del eclipse”

Hasta siempre Xoan!

Independencia y Patria Socialista!

Con tu ejemplo Venceremos!

Vuela Alto Xoan Noya!

Dirección Nacional de la Juventud del Partido Socialista Unido De Venezuela

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: