Chile: Observaciones al Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución

Risultati immagini per Chile Marchapor Virginia Pérez

Producto de la lectura del Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución he sentido una especie de ahogo intelectual que no podré superar sin antes dejar sentadas mis más sencillas observaciones en relación con la super estructura del mismo. Me desconcierta que el enunciado  no haga referencia a la justicia y equidad social que es el clamor de la sociedad al igual que una salida alejad de la institucionalidad, de allí el segundo desacierto del documento pues se acuerda una “salida institucional” para restablecer el orden público y el respeto a la institucionalidad que es en definitiva la que están rechazando los sectores populares.

Me asombra que se espere hasta abril del 2020 para impulsar el plebiscito, es decir la clase política necesita vacaciones de verano y pensar calmadamente en sus retiros mientras el Pueblo sigue sufriendo las calamidades económicas y sociales.

La segunda pregunta llama a la reflexión pues el episteme central que es la Asamblea Constituyente originaria, quedo como segunda opción en la segunda pregunta, dejando en el primer lugar una “comisión mixta integrada 50/50” entre miembros electos  y parlamentarios, estos últimos repudiados públicamente por ser sostenedores del actual sistema.

Es un hecho que el acuerdo permite que el Presidente a quien la mayoría ha solicitado la renuncia, termine cómodamente el periodo Presidencial, pues los integrantes de la comisión será en octubre del 2020 junto con las elecciones regionales para politizar las primeras hacer de una constituyente un vil instrumento partidista atado de manos toda vez que no podrá alterar el quorum ni los procedimientos de funcionamiento y adopción de acuerdos. Ni siquiera me voy a referir al reglamento de votación de 2/3 pues el populacho entiende mejor todos sus externalidades negativas.

Me complace que al menos se haya considerado  el sufragio universal obligatorios para la aprobación de la Carta Fundamental, sólo me queda la duda de porque no se estableció lo mismo para el plebiscito citado en el literal segundo del acuerdo.

Hubiese visto con buenos ojos que se integrara en la Comisión Técnica a personas de la sociedad civil y no conformarse con miembros de la oposición y el oficialismo que en definitiva no cuentan con el respaldo popular.

Calculando los plazos sería a mediados del 2022 que se estaría presentando un texto constitucional nuevo, no se comentan ni siquiera que se deben profundizar políticas sociales para apaciguar las aguas turbulentas que llevaron a tomar esta decisión; es decir la sociedad deberá seguir adelante con un régimen económico que les flagela  aún más desparpajo; ¿cuántos adultos mayores perderán la vida esperando que mejoren sus pensiones?.

Mi desconcierto llega a su máximo límite cuando con gran asombro observo que el poder originario de la constituyente debe ser aprobado por el poder constituido, el cual no sólo ha sido señalado como parte del problema, sino también rechazado socialmente; esto no es más que un verdadero exabrupto.

Ucrania: Colonización silenciosa y métodos de esclavitud moderna

CHernozem-Kiev-tsenapor matbergsjournalistikk.blogspot.com

La primavera pasada, los ucranianos demostraron un nivel de unidad sin precedentes, apoyando a Vladimir Zelensky en las elecciones presidenciales. Creían que una nueva persona en política podría superar la corrupción y dar estabilidad a las personas. Hoy, su elegido arrastró un proyecto de ley en el parlamento que disipó todas las ilusiones. Así, las autoridades anunciaron la venta de tierras ucranianas.

El proyecto de ley se discutió durante mucho tiempo y hubo muy pocas personas que vieron al menos algo positivo. Fue criticado por la oposición y la gente, especialmente los agricultores, hasta el último momento sostuvo protestas en todo el país. Sin embargo, esto no impidió que el parlamento apoyara el proyecto de ley. Esto no fue difícil, dado que el partido presidencial “Siervo del Pueblo” representa a la mayoría. Aunque el papel decisivo fue jugado por los diputados presionando los intereses de dos oligarcas clave de Ucrania en el parlamento: Igor Kolomoisky y Rinat Akhmetov. Comprenderán un poco más tarde por qué lo hacen.

La iniciativa del presidente se reduce a permitir la venta y compra de tierras agrícolas. Desde el punto de vista de un estado moderno y democrático, esto no es gran cosa. Zelensky también apeló con esto, convenciendo a la gente de la corrección de sus acciones. Se refirió al hecho de que el mercado de tierras se encuentra en Estados Unidos, Alemania, Italia, Israel y Polonia. Y para comprender cuál es el problema, es mejor recurrir a la opinión de los ucranianos. Sus temores se reducen a dos aspectos. Primero, no quieren que la tierra sea comprada por oligarcas locales. En segundo lugar, no quieren que la tierra vaya a las corporaciones transnacionales.

La lógica es simple. Imagine un agricultor promedio que cultiva maíz en una pequeña parcela de tierra. Vende la cosecha y obtiene un ingreso suficiente para vivir y cultivar una nueva cosecha. Pero aquí se abre el mercado de tierras y cierta compañía internacional compra una impresionante parcela de tierra en el vecindario. También comienza a cultivar maíz aquí. La tecnología moderna y las modificaciones genéticas le permiten nivelar las pérdidas, y el colosal capital inicial y los volúmenes de producción permiten reducir el precio para que un agricultor modesto no pueda resistir la competencia. Lo único que le queda es vender su parcela. Ahora imagine todo esto en la escala de todo el estado.

Por supuesto, el presidente Zelensky prometió excluir la posibilidad de monopolización y venta de tierras a empresas y empresarios extranjeros, pero aquí comienza lo más interesante. En primer lugar, debe tenerse en cuenta que esta iniciativa no solo pertenece a Zelensky. El mercado de tierras es una condición para una mayor cooperación con el Fondo Monetario Internacional. Y aquí debe tenerse en cuenta que detrás de esta estructura financiera hay personas ricas con intereses específicos, en la esfera de la tierra de Ucrania. Por supuesto, si Zelensky cumple su promesa, y para esto tiene un motivo, el proceso de compra se volverá más complicado, pero no más.

Y ahora sobre los motivos de Zelensky. Su conexión con los círculos oligárquicos siempre fue obvia. ¿Qué es Igor Kolomoisky, que patrocinó generosamente la campaña de relaciones públicas más poderosa antes de las elecciones y ahora tiene la intención de recibir dividendos? Entonces, la ley realmente tendrá restricciones para los extranjeros. Por lo tanto, en la primera etapa, adquirirán tierras registrándolas en cientos de firmas ficticias residentes. A primera vista, todo será legal. Ni siquiera hay un monopolio.

Aquí es donde aparece un “agujero” en la ley, porque no está prohibida la venta de una empresa con tierras registradas a los extranjeros en el país. Esta es la esencia de la estafa. Por supuesto, nadie investigará tales incidentes, debido a la corrupción catastrófica de las estructuras estatales. Las élites ucranianas ganarán millones en la diferencia de precio, y las tierras agrícolas caerán en manos de las corporaciones.

La moraleja de esta historia es que la tierra siempre ha sido un recurso de importancia estratégica. Sobre la tierra a lo largo de la historia de la humanidad ha habido guerras sangrientas. E incluso Ucrania, el país más grande de Europa, no siempre poseía el territorio que ahora distribuye tan irreflexivamente a las fuerzas externas. Como si la Unión Soviética no fuera criticada en Kiev, fue en su composición que Ucrania recibió las fronteras que ahora tiene. En 1939, la RSS de Ucrania recibió territorios occidentales que anteriormente habían estado bajo control polaco; en 1940 – Bucovina del Norte y Besarabia del Sur; en 1945 – Zakarpatia, y nueve años después – Crimea. Y si en Kiev se niegan tan vehementemente a entregar la península, entonces las autoridades también deberían proteger el resto del territorio. Estas tierras pueden servir a los intereses del estado y la gente. Pero a través de los esfuerzos de Kiev, sus ganancias se establecerán en el presupuesto de Ucrania y en los bolsillos de las élites empresariales a las que no les importa el destino del país de Europa del Este.

 

Mis propuestas para las elecciones parlamentarias

Risultati immagini per chavismo en marchapor Néstor Francia

Creo que el principal dato de la realidad es la realidad misma. La teoría tiene un papel en todo y, bien formulada, posee la capacidad de apenas aproximarse a la realidad e influir en ella, mas nunca podrá alcanzarla y mucho menos determinarla. La realidad es un potro salvaje, indomable y terco. Esto viene a cuento porque la de nuestro país es una realidad acuciante, e inédita como siempre.Vemos todos los días las discusiones teóricas de la izquierda sobre qué se debe y qué no se debe hacer. Muy bien, son debates necesarios que se seguirán dando, por supuesto. Pero también continuará la agresión despiadada del imperialismo en todos los ámbitos, así como la acción conspiradora de sus agentes del patio. Seguirán por un tiempo, claro está, los problemas que nos acogotan a los ciudadanos de a pie: las dificultades de la economía familiar, del transporte, de los servicios públicos, de la salud. Acaso podrá alcanzarse leves mejorías, y eso tampoco es seguro. También continuaremos viendo las lacras de la Revolución: los bolsones de corrupción, odiosos privilegios, verticalismo, burocratismo, dogmatismo, sectarismo. Nada de esto cambiará porque lo queramos ni porque adelantemos sesudas y supuestas soluciones. Criticar ayuda, proponer aun más, pero al final todo se enrumbará hacia algún destino como consecuencia de la lucha de clases, y del desarrollo y la resolución de las complejas contradicciones que presenta el escenario: entre el imperialismo y la Patria, entre el pueblo y el Estado, entre el Poder Popular y el burocratismo, entre sectores transformadores y conservadores en el seno del movimiento revolucionario, entre el sectarismo y el aperturismo, y otras.

En una reunión que sostuve hace unos días con unos camaradas, les decía que en lo inmediato los revolucionarios venezolanos tenemos dos tareas específicas que cumplir: derrotar la agresión imperialista y mantener el poder político. En este artículo quiero referirme a eso. Advierto de una vez que espero que nos hablemos, en cuanto a estos temas y por ahora, entre quienes seguimos apoyando al Gobierno Bolivariano que preside Nicolás Maduro. Si usted es opositor o “disidente” está en libertad de leerlo, pero no me venga después con vainas.

He aventurado más de una vez la hipótesis de que el carácter de la actual Revolución Latinoamericana es de Liberación Nacional. Es una Revolución de independencia de la Patria Grande, la segunda guerra de independencia, aun solo relativamente cruenta. No creo que sea una revolución socialista, aunque esta tendencia sea dominante en la izquierda continental. Una dificultad en ese sentido es que ni siquiera sabemos cómo se habrá de construir el inefable socialismo. He recordado una y otra vez la frase de Fidel Castro en la Universidad de la Habana en 2005: “… entre los muchos errores que hemos cometido todos, el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo, o que alguien sabía de cómo se construye el socialismo. Parecía ciencia sabida, tan sabida como el sistema eléctrico”. Esta es una de las razones por la que el debate estratégico tendrá que recorrer aun un largo y sinuoso camino. Decía yo, por ejemplo, en la reunión que he mencionado, que grandes líderes progresistas actuales no se definen a sí mismos como marxistas y ni siquiera como socialistas, verbigracia Andrés Manuel López Obrador, Alberto Fernández, Lula Da Silva. Ahora es que falta agua por correr bajo los puentes del debate estratégico.

Y entretanto ¿qué hacer? La lucha de clases en el continente no hace más que recrudecer y extenderse; insurrecciones populares en Ecuador, Chile, Honduras, Panamá, Haití, victorias populares en Argentina y Brasil (liberación de Lula), ataques de la derecha pro imperialista en Venezuela y Bolivia. En ese contexto, lo he asomado en artículo anterior, debemos cuidarnos de que los árboles no nos tapen el bosque. La defensa de la Revolución Bolivariana y del gobierno de Maduro contra los embates del imperialismo y toda la derecha continental es un deber ineludible de los revolucionarios venezolanos, más allá de la inconformidad que nos produzca saber que en esta Revolución no son todos los que están ni están todos los que son, de allí que ha de mantenerse la vigilancia y la crítica revolucionaria, en la misma medida en que hay contradicciones internas y lucha de tendencias. La adulación de “izquierda” es una conducta de derecha.
En ese marco, la próxima gran batalla concreta que se aproxima en Venezuela, hasta nuevo aviso, son las elecciones parlamentarias de 2020. El chavismo está en excelentes condiciones para llevarse una victoria en esos comicios y darle un importante giro al escenario político venezolano, reforzando el poder institucional de la Revolución y asestándole un noble golpe a la derecha extremista. Ciertamente, en este momento la mayoría popular no está apoyando al PSUV ni mucho menos a tal derecha extremista: entre las tres minorías sociopolíticas, la más grande es la de quienes se definen como no alineados (ni-ni) y hay niveles de descontento para nada despreciables. Pero así mismo el chavismo es con mucho la gran fuerza política del país, campeón absoluto en liderazgo visible y asumido, coherencia, disciplina, capacidad de movilización y de combate. Posee además gran músculo institucional y militar, además de buen apoyo internacional, como lo demostró la elección de Venezuela al Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Esto se combina con la situación de confusión y división que reina en la derecha, con su base social desmoralizada y desmovilizada, y con apoyo internacional que empieza a mostrar brechas.
Por supuesto, sería un error garrafal caer en triunfalismos. No tenemos la papa pelada ni a Dios agarrado por la chiva. Si no actuamos de manera asertiva, astuta y meticulosa, podría haber problemas, sobre todo porque la derecha es impredecible, hoy andan en esto y mañana en aquello, sin escrúpulos, sin disculpas y sin remilgos. Ya dio una sonora campanada en las elecciones parlamentarias de 2015 (que ellos no ganaron, sino que nosotros perdimos, ojo con eso). Pero como hablar demasiado y concluir poco es un defecto de buena parte de la izquierda, presento de una vez algunas propuestas referidas a las elecciones parlamentarias que he ventilado en algunos grupos y círculos en los que suelo opinar, y ahora hago públicas porque el tiempo apremia, 2020 es mañana y para después es tarde. Aquí voy: Antes que nada parto de la premisa de que la excelente iniciativa de convocar la Mesa de Diálogo Nacional con sectores de la oposición que se oponen a la violencia y a la injerencia extranjera, dando paso así a un proceso de apertura novedoso, aunque incipiente, y que destraba el nudo de la polarización entre el chavismo y la derecha extremista, ha tenido unos resultados iniciales auspiciosos. El regreso de la bancada revolucionaria a la Asamblea Nacional en desacato, por ejemplo, ha sido un efecto interesante de esa mesa de diálogo, que ha descolocado a buena parte de la derecha extremista dominante en ese campo político y a factores oportunistas que la apoyan, acrecentando los disensos opositores y debilitando su accionar y sus respaldos. Es en la dirección de esa línea aperturista que van mis propuestas. Al grano:

1) Nombramiento de un nuevo CNE

La primera propuesta es acelerar el nombramiento de un nuevo CNE, integrado por dos representantes de la Revolución, dos de la oposición y uno escogido de común acuerdo de ambos factores.

2) Elecciones primer semestre 2020

El chavismo debe aprovechar las ventajas obtenidas con las victorias electorales y políticas más recientes. La ANC está capacitada legalmente para fijar la fecha de las elecciones
parlamentarias de 2020 (no sería un adelanto, porque entiendo que dichos comicios se pueden realizar en cualquier momento del año correspondiente, inclusive puede ser una decisión del nuevo CNE, que sería lo más conveniente). Adelantar las elecciones de Asamblea Nacional para no dar tiempo a que la derecha extremista, derrotada, desmoralizada y desmovilizada, se recupere y pueda dar los pasos para desdecirse y regresar a la ruta electoral dentro del calendario que se corresponde a la letra constitucional.

Una decisión tal sería muy difícil para ese sector. Implicaría dar por fracasada su agenda de “cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres”, el reconocimiento de Nicolás Maduro como presidente legítimo, y la aceptación de que la derecha dialogante tenía razón, lo cual fortalecería a este último sector en la subjetividad de la masa opositora.

Sin embargo, en política siempre hay el recurso de “un paso atrás, dos adelante” y la derecha extremista podría hacer cualquier cosa, si el daño producto de sus errores le obligara a tomar medidas extremas para minimizar los efectos del mismo. Pero también podría verse favorecido el chavismo, pues la derrota de la derecha extremista no significaría necesariamente que se produzca la unidad opositora y, por otra parte, la moral de la base social de la derecha se vería seriamente afectada. En todo caso, la fijación de elecciones para el primer trimestre de 2020 reduciría en mucho la poca capacidad de maniobra que pudiera quedarle a esa derecha extremista. Por otra parte, la oposición dialogante podría convertirse en una importante nueva oposición parlamentaria, lo que alimentaría el debate nacional, la imagen de pluralidad y la estabilidad institucional de la democracia venezolana, así como su prestigio internacional.

3) Elecciones como logro nacional

Las elecciones parlamentarias deben presentarse ante el país como un gran logro de la Mesa de Diálogo Nacional. Habría que generar la percepción de que no es un evento convocado únicamente por el PSUV o por la ANC. En ese sentido, tendría que jugar un papel estelar el nuevo CNE, con su Presidente llevando la voz cantante y siendo el vocero principal de tales elecciones y, en ese carácter, destacar más que el mismo Presidente de la República y que otras instituciones, incluida la ANC.

4) Convocatoria desde la Mesa de Diálogo

Es igualmente conveniente que se magnifique el papel de la Mesa de Diálogo Nacional en la decisión de elegir la nueva Asamblea Nacional y en la convocatoria a los electores. Debe preparase un documento oficial de esta instancia que llame a convertir las elecciones parlamentarias en un objetivo de todos los venezolanos en aras de la paz, la estabilidad y la convivencia democrática, y que se publique en todos los medios disponibles y circule ampliamente por las redes digitales. De ser posible, que se publique inclusive en algunos medios internacionales y que se dé a conocer al cuerpo diplomático asentado en el país y a gobiernos e instituciones internacionales. La Mesa de Diálogo Nacional debe aparecer como un actor preponderante en el llamado a votar, cuidarnos mucho de no sectarizar tal llamado, dando lo fundamental de ese espacio al CNE y a la Mesa de Diálogo Nacional.

Por supuesto, la campaña electoral de la Revolución está obligada a estimular el voto y favorecer la alta participación popular en los comicios, pero debe hacerlo dentro de los propios límites de la campaña, apuntando a que las elecciones sean percibidas como un evento que parte de e involucra a toda la nación venezolana.

5) Observadores nacionales e internacionales

Debe retomarse sin complejos la figura de la observación electoral, tratando de que las elecciones sean legitimadas al máximo en todas las instancias nacionales e internacionales.

Convocar a la observación a instituciones nacionales como universidades, jerarquías de las distintas religiones presentes en el país, organizaciones no gubernamentales no comprometidas con actos de conspiración o que vayan contra la soberanía nacional.

Igualmente, al nivel internacional, convocar como observadores a organizaciones como la ONU, la Unión Europea, Organización de Países No Alineados, el Vaticano y otras. Es claro que dicha convocatoria no sería acogida por todos los convocados, pero el solo hecho de que sea amplia revertirá positivamente en el país y más allá.

6) Campaña electoral aperturista

Papel fundamental jugará la campaña electoral del PSUV y del GPP. Es recomendable una campaña no sectaria, multicolor, lo menos “oficialista” posible, con vocería diversa que vaya mucho más allá del liderazgo revolucionario tradicionalmente abordado en los medios del Estado. Que la alta dirección revolucionaria esté presente pero no omnipresente, incluyéndose en este concepto al mismo Presidente de la República. Darle paso a muchas “caras nuevas”, tanto en la conformación de las listas como en el protagonismo de la campaña. Igualmente debe plantearse una campaña con mucha calle, pero no solo en el sentido de las tradicionales marchas-burbuja del chavismo, sino con mucho más cercanía física con el ciudadano común: Metro, autobuses, plazas, mercados, apelando en gran medida al tono cultural: música, teatro, poesía, aportando contenidos no triunfalistas sino más bien asumiendo como propios los sufrimientos del pueblo y achacándolos creativamente a la agresión criminal del imperialismo, con un discurso donde prive la emotividad sin que desaparezca por ello la dosis controlada de racionalidad. Elementos fundamentales del discurso de campaña deben ser aquellos que apunten a la propuesta de una Asamblea Nacional para la paz, la convivencia democrática, la soberana nacional y popular, no encerrada ni en la conspiración ni en la diatriba política improductiva, una Asamblea que sea receptora de las ideas y propuestas de todos los sectores nacionales para promover soluciones concretas, consensuadas y plausibles a los más urgentes problemas de la Nación. La campaña debe abordar otros temas sensibles: la necesidad de abrir paso a una Venezuela cada vez más democrática, plural y participativa; la erradicación definitiva del odio y la violencia como formas de hacer política y la oposición férrea a sanciones económicas, presiones diplomáticas y amenazas militares contra Venezuela. En fin, que el programa de lucha de nuestros candidatos sea prolífero en esas banderas: avance de la democracia participativa, pluralismo, paz, participación y unión de toda la Nación, independencia y amor venezolanista, debate amplio y colectivo de las causas de los problemas y las posibles soluciones. Y, por supuesto, insistir en nuestra propuesta de transición socialista, nuestra oposición a las políticas neoliberales generadoras de grandes conflictos sociales en América Latina, y nuestro impulso a la integración latinoamericana, al multilateralismo y a la solidaridad internacional.

El sentido de las propuestas aquí presentadas se orienta hacia una campaña electoral aperturista que amplíe la base de electores del chavismo. No se trata de convencer a los “no alineados” de que se hagan chavistas, sino más bien convocarlos a alinearse con quienes promueven la paz y la convivencia, y se muestren más dispuestos a unir al país para la búsqueda colectiva de soluciones. Nuestro mensaje a ese sector no ha de ser “vota por nosotros porque somos los mejores” sino “vota por nosotros porque ofrecemos hacer lo mejor entre todos y para todos en este momento nacional”. No somos “el papá de los helados”, sino “el hermano que quiere a su familia y está dispuesto a ayudar trabajando codo a codo”.

Ahí dejo esto para alimentar el debate interno pre-electoral. A Dios rogando y con el mazo dando.

Caracas 13nov2019: Conversatorio con Giulio Palermo

Bolivia: vientos de golpe

L'immagine può contenere: testo

Comandante Alfonso Cano: toda una vida de combate

por Coordinadora Símon Bolívar – Caracas 

Guillermo León Sáenz Vargas, alias «Alfonso Cano» (n. Bogotá, 22 de julio de 1948 – † Suárez (Cauca), 4 de noviembre de 2011) fue un guerrillero colombiano, Comandante del Bloque Central, Comandante en Jefe y miembro del Secretariado de las FARC. Cano también estuvo al frente del Movimiento Bolivariano por la Nueva Colombia, proyecto de las FARC lanzado el 29 de abril de 2000 y del Partido Comunista Clandestino Colombiano o PC3.

Alfonso Cano fue considerado como el intelectual más destacado de este grupo armado, desempeñándose como el principal ideólogo político tras la muerte de Jacobo Arenas en 1990. Fue abatido por las Fuerzas Militares de Colombia el día 4 de noviembre de 2011, durante un cerco militar.

En las propias palabras de Cano podemos entender un poco más su legado revolucionario y de resistencia antiimperialista:

Los objetivos de las FARC “son la convivencia democrática con justicia social y ejercicio pleno de la soberanía nacional, como resultado de un proceso de participación ciudadana masivo que encause a Colombia hacia el socialismo”.

“Las FARC nacimos resistiendo a la violencia oligárquica que utiliza sistemáticamente el crimen político para liquidar a la oposición democrática y revolucionaria; también como respuesta campesina y popular a la agresión latifundista y terrateniente que inundó de sangre los campos colombianos usurpando tierras de campesinos y colonos, y nacimos también, como actitud digna y beligerante de rechazo a la injerencia del Gobierno de EEUU en la confrontación militar y en la política interna de nuestra patria, tres razones…que, a pesar del contexto internacional… persisten y se agravan en la actualidad”.

“…se está a la izquierda si se prioriza lo social, la democracia popular y los cambios revolucionarios, en oposición a quienes privilegian la ganancia económica, el hegemonismo burgués y la defensa del statu quo. No se trata solo de estar al lado izquierdo de la derecha, sino de defender integralmente intereses de clase, populares. Integralmente”.

“En Colombia a la oposición democrática y revolucionaria, la asesina la oligarquía… A todo líder, a cualquier organización no oligárquica que amenace los poderes establecidos, lo asesinan o la masacran como parte de una estrategia oficial de Seguridad Nacional… desde septiembre de 1828 cuando las facciones progringas colombianas de entonces atentaron contra el Libertador Simón Bolívar, hasta estos años, pasando por el asesinato del Gran Mariscal de Ayacucho, Antonio José de Sucre, del líder liberal Rafael Uribe Uribe, de Jorge Eliécer Gaitán, de Jaime Pardo Leal, de Luis Carlos Galán, de Bernardo Jaramillo Ossa, de Manuel Cepeda Vargas y de centenares de líderes más…”.

“El paramilitarismo es una estrategia del estado, apoyado por la CIA, el MI5 y el MI6 ingleses, el MOSSAD israelí y otros gobiernos proimperialistas, para asesinar sistemáticamente opositores…” además “La oligarquía colombiana… en las décadas del 70, articuló con el naciente narcotráfico dando origen al narcoparamilitarismo…”.

“La lucha nuestra desde Marquetalia es por la democracia, por la posibilidad cierta de desarrollar una acción de masas, abierta, por los cambios revolucionarios y el socialismo”… “Y esta opción, es la que ha saboteado a tiros la oligarquía colombiana. Asesinaron a Jorge Eliécer Gaitán, legislaron con el anticomunismo como soporte durante la dictadura militar, crearon el Frente Nacional bipartidista para excluir y perseguir a los revolucionarios, y aprobaron un a Constitución en 1991, con elementos positivos en su diseño y textos, que dejó intacta la concepción de Seguridad Nacional del enemigo interno que campea desde hace un poco más 47 años en nuestro país”.

“Con el exterminio de la Unión Patriótica”… la burguesía y el gobierno colombiano “Prefirió el asesinato de cerca de 5000 dirigentes democráticos y revolucionarios… que abrir espacios a todas las vertientes de la izquierda…”.

“El asesinato sistemático de civiles en estado de indefensión por parte de militares y policías, y su posterior presentación como “guerrilleros dados de baja en combate”, es una práctica institucional en Colombia, desde el año 1948”… “que también concibe y ejecuta el asesinato selectivo de líderes políticos de la oposición, de dirigentes sindicales comprometidos con los trabajadores, la desaparición de activistas revolucionarios, las torturas, el terror y las masacres que intimiden y generen miedo, parálisis, pánico y desplazamiento”.

“…las nuevas generaciones de colombianos, en un futuro cercano, rendirán honores y harán reconocimiento a los mártires de la Unión Patriótica que “a pecho descubierto” lucharon por un mejor país para sus hijos, por la democracia y la convivencia, con una generosidad, un desprendimiento y una valentía ejemplares”.

“En las FARC pensamos que a pesar de esa histórica agresión antipopular que caracteriza el devenir nacional… hemos luchado, una y otra vez, por encontrar con los distintos gobiernos, la salida política al conflicto colombiano. NO se ha logrado porque la oligarquía piensa en rendiciones y nosotros en cambios de fondo, democráticos, a la vida institucional y a las reglas de convivencia…”.

“No tenemos ninguna dubitación, ninguna duda sobre nuestra obligación de luchar permanentemente y sin desmayo, con convicción y optimismo, por acercarnos con certeza a la solución política, incruenta, del conflicto Como revolucionarios que lo hemos entregado todo por nuestros ideales y el bienestar del pueblo, persistimos en la solución política del conflicto”.

“Desmovilizarse es sinónimo de inercia, es entrega cobarde, es rendición y traición a la causa popular y al ideario revolucionario que cultivamos y luchamos por las transformaciones sociales, es una indignidad que lleva implícito un mensaje de desesperanza al pueblo que confía en nuestro compromiso y propuesta Bolivariana”.

Williams Mantilla: luchador de toda la vida

por Oscar Muñoz
CSTT IPASME

Hace un año sembramos a nuestro Hermano William Mantilla.

Hermano y camarada Williams Mantilla, luchador de toda la vida, revolucionario a carta cabal, fundador y participe de nuestros colectivos Coordinadora Popular de Caracas, el Bloque Popular de la Vega, ex-ministro de la Comunas, ex-diputado, ex-concejal de Caracas, miembro de la Dirección Parroquial de la Vega del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y sobre todo defensor del Pueblo y los Trabajadores.

Williams Mantilla representa toda una página de lucha y combate del Movimiento Popular Caraqueño y Nacional, iniciándose desde muy joven en su parroquia natal la Vega, se suma a la lucha por la vivienda y contra los desalojos. Dando inicio a una gran gesta de lucha vecinal que culmina en la conformación de la Coordinadora Popular de Caracas, escuela y de lucha y combate social con la cual se han relacionado y activado desde el comandante Hugo Chávez hasta el actual presidente obrero Nicolás Maduro.

Gran vació nos deja en el Movimiento Popular y Revolucionario la partida prematura del hermano Williams Mantilla. Recogemos su fusil y enarbolamos tu bandera . Hasta siempre Williams Mantilla

 

Lucho: el revolucionario que no se ha rendido

por Walter Palacios Vinces

Para conocer la Memoria de nuestras luchas en Latinoamerica y el Caribe, por la Emancipación de nuestros pueblos, la Liberación Nacional y la Construcción del Socialismo.
Un aporte desde la Coordinadora Simón Bolívar para conocer nuestra historia en la América Meridional como la llamará El Padre Bolívar.

LUIS FELIPE DE LAPUENTE UCEDA
1965 23 DE OCTUBRE 2019

LUÍS DE LA PUENTE UCEDA, el revolucionario que nació en Santiago de Chuco, la tierra de César Vallejo, cayó un día como hoy combatiendo por la revolución y el socialismo en el Cusco, la tierra de Túpac Amaru.

De esto hace 54 años, tenía entonces 39 años de edad, era Secretario General del MIR y Comandante General de las fuerzas guerrilleras rurales que se habían organizado para actuar en el sur, centro y norte del país.

Lucho de la Puente fue un líder de dotes singulares que empezó a destacarse desde muy joven, especialmente durante su intensa actividad estudiantil en la Universidad Nacional de Trujillo y su militancia política en la juventud aprista
Su singular personalidad ha sido muy bien destacada en importantes semblanzas biográficas publicadas, por dos de sus compañeros y amigos íntimos: Sigifredo Orbegoso Venegas y Manuel Pita Diaz.

De igual manera, el talentoso y galardonado escritor liberteño, Eduardo Gonzáles Viaña, quién también conoció y fue amigo de Lucho de la Puente, escribió en la revista CAMBIO, en octubre de 1990, con motivo de recordarse el 25 aniversario de la caída en combate del guerrillero mirista, un emotivo y bello artículo del que trascribimos algunos fragmentos
.

A veinticinco años de su última batalla, Luís Felipe de la Puente Uceda no tiene partida de defunción ni sepultura conocida. Tampoco existe un parte militar que dè cuenta oficial del hecho de armas. Y, por fin, no quedó uno solo entre sus compañeros –herido o prisionero- que pudiera narrar la verdadera historia de Mesa Pelada.

En vista de todo ello, sólo tienen dos caminos quienes reflexionen hoy sobre el tema. El primero es olvidar que hubo una última batalla, y asumir el raciocinio mítico según el cual los héroes no mueren jamás. En virtud de la leyenda, que los campesinos ya han estado narrando, Lucho se transformará, con el correr de los tiempos, en un cerro con alma o en una estrella que brillará para su pueblo aun en los tiempos más oscuros.

La otra forma de ver este asunto es inferir que la batalla del guerrero De la Puente no ha terminado todavía. Ello significa que, ahora como ayer, o peor aún, sigue vigente en el Perú una sociedad basada en la discriminación, con una economía cuya primera dimensión es el hambre y con un cínico orden estatal que se proclama constitucional y democrático, pero que se impone por el miedo y sus masacres impunes.

Si en 25 años, las cosas no han cambiado, o han cambiado para mal, bien podemos deducir que las banderas del revolucionario ni han envejecido, ni se han tornado obsoletas como lo quisiera el raciocinio de algunos izquierdistas profesionales. Por lo tanto el héroe no muere, y la batalla es inacabable.

Un poco antes de lanzarse a la lucha armada, el líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria convocó en la Plaza San Martín a un mitin en el que habría de explicar las razones de su decisión, al tiempo que llamaba a fundirse en una gran unidad popular a todos los hombres y partidos que aspiraran al cambio socialista en el Perú.

No lo escucharon. O tal vez sí. El pueblo sí, pero no las élites de la izquierda urbana. Lo malo es que el pueblo ya estaba muy acostumbrado a escuchar proclamas candentes, que generalmente eran falsas, y no le creyó. En cuanto concierne a la izquierda, cualquier historiador de mañana podrá anotar que esa formación política siempre fue hábil para formar alianzas electorales, pero nunca para hacer verdad su proclama. Y por eso fue que esa invitación al heroísmo tan sólo recibió la respuesta de que las condiciones objetivas para la revolución todavía no estaban dadas.
(…)
Lucho de la Puente no logró formar la unidad de la izquierda a la que había aspirado. Hay que entender la reticencia de los revolucionarios limeños que escucharon en la Plaza San Martín a este extraño provinciano que no ofrecía alcaldías ni diputaciones sino puestos en el frente de combate.
(…)
De la Puente y el MIR no se levantaron contra un orden sino contra un sistema. Eso es lo singular de su alzamiento al igual que su vigencia hasta ahora. Lo siguieron espontáneos grupos de estudiantes y campesinos, artesanos y profesionales, cristianos y agnósticos, antiguos apristas y marxistas nuevos. Tal vez faltaron en la ciudad la organización y el apoyo. Tal vez sobraron la valentía y el amor.

Recuerdo que a la caída de Mesa Pelada, Alfonso Barrantes me dijo que eso había ocurrido porque De la Puente era un pequeñoburgués aventurero. Y agregó que la muerte en combate no justificaba los errores ideológicos. Yo no le respondí porque me dominaba el asombro: nunca había visto a Alfonso tan entusiasmado.

Y sin embargo, unos meses después, Mario Vargas Llosa me presentaba en París a Jean Paul Sartre. En el café “Deux Magots” el filósofo se mostró feliz de integrar el Comité de Apoyo a la Revolución Peruana cuando le conté que Lucho había sido exactamente como las malas lenguas del marxismo oficial decía: ex aprista, de ancestro terrateniente, católico y muy valiente. . –Tienen ustedes razón de creer en él- nos dijo, y añadió que ese tipo de hombres suelen cambiar la historia. Y yo creo que así será porque la batalla de Lucho no ha terminado. Además, él no ha muerto, su bandera está entera y mi corazón no se ha rendido.

Lima, 23 de octubre de 2019

Agonía y muerte del neoliberalismo en América Latina

Risultati immagini per chavismo en marchapor Atilio Alberto Borón
atilioboron.com

30 Octubre 2019.- En las últimas semanas el neoliberalismo sufrió una serie de derrotas que aceleraron su agonía y en medio de aparatosas y violentas convulsiones desencadenaron su deceso. Tras casi medio siglo de pillajes, tropelías y crímenes de todo tipo contra la sociedad y el medio ambiente, la fórmula de gobernanza tan entusiastamente promovida por los gobiernos de los países del capitalismo avanzado, las instituciones como el FMI y el BM y acariciada por los intelectuales bienpensantes y los políticos del establishment yace en ruinas.

La nave insignia de esa flotilla de saqueadores seriales, el Chile de Sebastián Piñera, se hundió bajo el formidable empuje de una protesta popular sin precedentes, indignada y enfurecida por décadas de engaños, artimañas leguleyas y manipulaciones mediáticas.

A las masas chilenas se les había prometido el paraíso del consumismo capitalista, y durante mucho tiempo creyeron en esos embustes. Cuando despertaron de su sonambulismo político cayeron en la cuenta que la pandilla que las gobernó bajo un manto fingidamente democrático las había despojado de todo: les arrebataron la salud y la educación públicas, fueron estafadas inescrupulosamente por las administradoras de fondos de pensión, se encontraban endeudadas hasta la coronilla y sin poder pagar sus deudas mientras contemplaban estupefactas como el 1 por ciento más opulento del país se apropiaba del 26.5 por ciento del ingreso nacional y el 50 por ciento más pobre sólo capturaba el 2.1 por ciento.

Todo este despojo se produjo en medio de un ensordecedor concierto mediático que embotaba las conciencias, alimentaba con créditos indiscriminados esta bonanza artificial y hacía creer a unas y otros que el capitalismo cumplía con sus promesas y que todas y todos podían hacer lo que querían con sus vidas, sin que se inmiscuyera el estado y aprovechando las inmensas oportunidades que ofrecía el libre comercio.

Pero ninguna utopía, aún la del mercado total, está a salvo de la acción de sus villanos. Y éstos aparecieron de súbito personificados en las figuras de unos adolescentes de escuela secundaria que, con ejemplar audacia y filial solidaridad, se rebelaron contra el aumento en las tarifas del metro que perjudicaba no a ellos sino a sus padres. Su osadía hizo trizas el hechizo y quienes habían caído en la trampa de resignar su ciudadanía política a cambio del consumismo se dieron cuenta que habían sido burlados y estafados, y salieron a las calles para expresar su descontento y su furia.

Se convirtieron, de la noche a la mañana, en “vándalos”, “terroristas” o en una revoltosa banda de “alienígenas” –para usar la elocuente descripción de la mujer del presidente Piñera– que avizoraron los límites infranqueables del consumismo y del endeudamiento infinito y el carácter grotesco del menú democrático que ocultaba, bajo prolijos ropajes y vacías formalidades, la implacable tiranía del capital. Comprobaron en ese violento despertar que una de las sociedades antaño más igualitarias de Latinoamérica ahora compartía, según el Banco Mundial, el dudoso honor de ser junto a Ruanda uno de los ocho países más desiguales del planeta.

Nada volverá a ser igual en Chile

Como un relámpago advirtieron que habían sido condenados a sobrevivir endeudados de por vida, víctimas de una plutocracia –insaciable, intolerante y violenta– y de la corrupta partidocracia que era cómplice de aquélla y gestora del saqueo contra su propio pueblo y los recursos naturales del país. Por eso tomaron las calles y salieron en imponentes manifestaciones a luchar contra sus opresores y explotadores, y lo hicieron –y aún hoy lo hacen– con una valentía y heroísmo pocas veces vistos. Ya son por lo menos veinte los muertos por la represión de las fuerzas de seguridad y los desaparecidos reportados suman más de cien, amén de los centenares de heridos y torturados y los miles de detenidos que marcan, con lúgubres tonalidades, los estertores finales del tan admirado modelo.

Después de esta espontánea insurrección popular ya nada volverá a ser igual, nada revivirá al neoliberalismo, nadie lo señalará como la vía regia hacia la democracia, la libertad y la justicia social. Eso aunque Piñera continúe en La Moneda y prosiga su brutal represión. Pese a lo cual ni la OEA, ni los gobiernos “democráticos” del continente –presididos por turbios personajes de frondosos prontuarios– ni tampoco los hipócritas custodios de los valores republicanos tendrán un átomo de decencia para caracterizar a su gobierno como una dictadura, calificación que sólo merece Nicolás Maduro aunque jamás haya habido en su gobierno una represión tan bestial y sanguinaria como la que quedó documentada en infinidad de videítos grabados en Chile y que se viralizaron por internet.

Para Donald Trump, Piñera es amigo, vasallo y sicario político de la Casa Blanca, imprescindible para atacar a la Venezuela Bolivariana y esas son razones más que suficientes para defenderlo y protegerlo a cualquier precio. Obedientes, las ONG del imperio y sus sucursales en Europa y Latinoamérica –inverosímiles defensoras de los derechos humanos, la democracia, la sociedad civil y el medio ambiente– mantendrán un silencio cómplice ante los crímenes que cometa el ocupante de La Moneda. Algunas expresarán otras opiniones, más no aquellas que son los tentáculos ocultos del imperialismo. Impertérritos, los publicistas del sistema seguirán señalando a Nicolás Maduro como el arquetipo de la dictadura y al chileno como la personificación misma de la democracia. Pero todo será inútil, y lo que murió –la receta neoliberal– bien muerta está.

El traidor se revuelca en su estiércol

Claro que la historia no comienza ni termina en Chile. Poco antes del estallido social todavía en curso, el Ecuador del traidor y corrupto presidente Moreno había sido convulsionado por inmensas protestas populares. El detonante, la chispa que incendió la pradera fue la quita de los subsidios a los combustibles. Pero el factor determinante fue la implementación del “paquetazo” ordenado por el FMI al servil agente instalado en el Palacio de Carondelet.

La reacción popular, iniciada primero entre los transportistas y sectores populares urbanos y luego potenciada por la multitudinaria irrupción de las poblaciones originarias en las principales ciudades del país, se extendió poco más de una semana y obligó al cobarde presidente a trasladar la sede del Ejecutivo a Guayaquil. Poco después tuvo que suspender la cruel represión con que había respondido al desafío y abrir una fraudulenta negociación con los autoproclamados líderes de la revuelta indígena.

Astuto, pactó una tregua con la desprestigiada y también ingenua dirigencia de la CONAIE y derogó el decreto relativo al subsidio a los combustibles, prometiendo revisar lo actuado. Nada de eso ha ocurrido, pero logró desarticular la protesta, por ahora. Como le cuadra a un traidor serial como Moreno, el jefe de los negociadores indígenas, Jaime Vargas, está siendo judicialmente perseguido por el gobierno.

El “paquetazo” será puesto en práctica porque el mandato del FMI es inapelable y Moreno es un peón más que obediente: es obsecuente. Es sabido que estos programas del Fondo sólo son factibles si se los gestiona con una mezcla –variable según los casos– de engaños y represión. Pero ahora la pasividad ciudadana tiene mecha corta y en pocos meses más, en cuanto se dejen sentir los rigores del ajuste salvaje, no sería extraño que estalle una nueva rebelión plebeya que esperemos no caiga en las trampas de Moreno y sus compinches y culmine exitosamente con la destitución del presidente y la refundación de la democracia en el Ecuador.

El presidente está entrampado: si aplica el programa del FMI la poblada popular probablemente acabe con su gobierno; si no lo hace, el imperio puede decidir que llegó la hora de prescindir de sus servicios por inútil. Y como la Casa Blanca “sabe demasiado” de las trapisondas y los negocios sucios de Moreno no tendrá más remedio que aceptar el ultimátum imperial y acogerse a un “desempleo involuntario”, como decía Keynes. Pero, pese a su inutilidad y a los crímenes perpetrados durante la represión de las protestas populares Washington se encargará de esconderlo y protegerlo. Como lo hizo con otro asesino, Gonzalo Sánchez de Lozada y con tantos otros. En poco tiempo sabremos cual será el desenlace.

Evo, siempre vencedor

El neoliberalismo sufrió otra derrota en Bolivia, cuando el presidente Evo Morales fue reelecto con el 47,08 por ciento de los votos contra el 36,51 por ciento obtenido por Carlos Mesa, el candidato de Comunidad Ciudadana. El presidente le sacó una ventaja de 10.57 por ciento de los votos a su contrincante (más del 10 % que señala la legislación boliviana para declararlo ganador en primera vuelta) y pese a que no hubo ninguna denuncia concreta de fraude sino tan sólo gritos y aullidos de la oposición, ésta exige que se proceda a convocar al balotaje.

Quienes manejan desde Estados Unidos a los enemigos de Evo en Bolivia cuentan con la previsible connivencia de la OEA y algunos desastrados gobiernos de la región como los de la Argentina de Macri, Brasil, Chile, Colombia. Dicen que las irregularidades habidas en la transmisión y difusión del escrutinio (explicada convincentemente por las autoridades bolivianas) unido lo exiguo de la diferencia obtenida por Evo (pero por encima del 10%, por supuesto) obliga a proceder de tal manera.

Si este fuera el caso, estos virtuosos vestales de la democracia deberían ordenar sin más dilaciones la anulación de la elección presidencial de 1960 en Estados Unidos, cuando John F. Kennedy aventajó a Richard Nixon por 0.17 centésimos (49.72 versus 49.55 %) y Nixon fue investido como presidente sin enfrentar reclamo alguno.

Mesa, que perdió por una diferencia de 10.57 por ciento, haría bien en llamarse a silencio. No lo hará, porque en un prodigio de adivinación (que, por supuesto, le salió mal) había anticipado su victoria y que desconocería otro resultado que no fuera ese, como corresponde a un demócrata “made in the USA”: Si gano, la elección fue limpia; si pierdo, hubo fraude. Nada nuevo: la derecha jamás creyó en la democracia, mucho menos en estas latitudes, y está de modo irresponsable llamando a la desobediencia civil y promoviendo desmanes para “corregir” el resultado que le fuera negado por las urnas.

Evo, en un gesto que lo enaltece, desafió a la OEA a que realice un peritaje íntegro del proceso y que si encuentra evidencia de fraude, convocaría de inmediato al balotaje. Será inútil, pero igual el capataz Almagro enviará una misión a Bolivia para agitar el avispero y entorpecer la labor del gobierno. Desgraciadamente habrá gente que morirá o sufrirá graves heridas a causa de los disturbios que ocasionará esa misión.

Claro está que los movimientos sociales de Bolivia no van a permitir que una victoria de más de diez puntos obligue a un balotaje o empine como ganador al perdedor. Además, no es un dato menor que ya los gobiernos de México y el nuevo de Argentina reconocieron el triunfo de Evo, al igual que los de Cuba, Nicaragua y la República Bolivariana de Venezuela. En suma: la restauración del neoliberalismo en Bolivia parece haberse frustrado de nueva cuenta, por más esfuerzos que hagan el imperio y sus lugartenientes locales.

Los Fernández derrotan a Macri

En línea con este marco regional signado por un generalizado clima ideológico de repulsa al neoliberalismo imperante, en la Argentina la experiencia neoliberal de Mauricio Macri fue repudiada en las urnas. Ampliamente, porque lo que hubo el 27 de octubre no fue la primera vuelta de una elección presidencial. Ésta, en realidad, tuvo lugar el 11 de agosto, en las PASO (elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias) y allí las distintas alianzas políticas midieron sus fuerzas.

Dado que en esa ocasión quedó demostrado que sólo Mauricio Macri poseía los votos como para desafiar el poderío electoral del Frente de Todos, el presidente atrajo las preferencias de electores de derecha que en las PASO habían optado por otras candidaturas (Juan José Gómez Centurión o José Luis Espert, y algunos de Roberto Lavagna) y probablemente con un segmento mayoritario de la mayor afluencia ciudadana que concurrió a los comicios este domingo.

De todos modos quedan algunas incógnitas de difícil resolución y que despiertan cada vez más fundadas suspicacias sobre el genuino veredicto de las urnas. Por ejemplo, el hecho de que la fórmula Fernández–Fernández sólo hubiera acrecentado su caudal electoral en unos 250,000 votos, disminuyendo su gravitación porcentual con relación a las PASO en casi un uno y medio por ciento es difícil de entender. Sí que su rival lo acrecentase, pero que lo hiciera en 2,350,000 votos y casi siete y medio por ciento provoca. por lo menos una cierta curiosidad.

Es obvio que el macrismo se benefició con la fuga de votos hacia su candidatura, pero su crecimiento luce como excesivo al igual que el muy poco que experimentó el Frente de Todos en un contexto de profundización de la crisis económica como la vivida por la Argentina en los últimos dos meses.

Otro misterio de la aritmética electoral lo ofrece el paradero de los 900,000 votos obtenidos en las PASO por las dos candidaturas presidenciales del trotskismo y que se redujeron a poco más de 550,000 el domingo pasado. ¿Qué ocurrió con esos 350,000 votos faltantes? ¿se evaporaron, votaron a Macri? Son demasiadas interrogantes que no podremos resolver aquí pero que alimentan la sospecha de que pudo haber habido un muy sofisticado fraude informático que seguramente será descubierto en cuanto se termine el escrutinio definitivo de los comicios.

De todos modos, más allá de estas disquisiciones, los casi ocho puntos porcentuales que separan a Fernández de Macri (que pueden acrecentarse cuando se conozcan los datos definitivos) son, para un balotaje, una diferencia muy significativa. Recuérdese que en la segunda vuelta de la elección presidencial de 2015, Macri se impuso a Daniel Scioli por dos puntos y medio, 2.68 % según el escrutinio definitivo.

Lo cierto es que la ardua tarea de reconstruir a la economía y sanar las profundas heridas que el macrismo dejó en el tejido social, sólo será posible abandonando las recetas del neoliberalismo. Éste ocasionó en la Argentina la crisis más grave de su historia, peor aún que el traumático desplome de la Convertibilidad en el 2001. Será como remontar una empinada cuesta, porque Macri deja al país en profunda recesión, acribillado por la inflación y un desempleo de dos dígitos, con casi cuarenta por ciento de gente en la pobreza y una deuda descomunal y a corto plazo, nada menos que con el FMI. Pero los estallidos sociales de Chile y Ecuador son un elocuente disuasivo para desalentar a quien quiera aconsejar al nuevo presidente que lo que hay que hacer es emular los logros del neoliberalismo tal cual se conocieran en Chile.

El uribismo y el Frente Amplio

No podría concluir esta mirada panorámica sobre la agonía del neoliberalismo en Latinoamérica, sin mencionar el serio revés sufrido el domingo pasado por esta corriente ideológica en las elecciones regionales de Colombia. En ese país, el autodenominado Centro Democrático (que no es ni lo uno ni lo otro, sino una derecha radical y visceralmente antidemocrática), partido al que pertenecen Álvaro Uribe y el actual presidente Iván Duque, sufrió una dura derrota en la disputa librada en las dos principales ciudades del país, Bogotá y Medellín. En ambas se impuso la oposición de centro izquierda y el uribismo sólo prevaleció en dos de las 32 gobernaciones de Colombia. Si bien es prematuro anticipar previsión alguna acerca de lo que podría acontecer en las elecciones presidenciales de 2022, lo cierto es que si algo no se esperaba en Colombia era un tropiezo tan contundente de la derecha ultraneoliberal en aquellas ciudades. Una señal muy positiva, sin dudas.

Tampoco podría poner fin a estas líneas sin compartir en este caso la preocupación que genera el proceso electoral en el Uruguay, en cuya primera vuelta el candidato del Frente Amplio y ex intendente de Montevideo, Daniel Martínez, obtuvo un 39,2 % de los votos contra el 28,6 % de Luis Lacalle Pou, del conservador Partido Nacional. Esto pronostica una reñida contienda en el balotaje que tendrá lugar el próximo 24 de noviembre, porque las restantes fuerzas políticas de la derecha han comprometido su apoyo a Lacalle Pou, incluyendo a la desgraciada novedad de la política uruguaya: el “bolsonarismo” encarnado en el partido Cabildo Abierto liderado por el ex Comandante del Ejército Nacional Guido Manini Ríos, ardiente opositor a cualquier pretensión de revisar los casos de violación de los derechos humanos perpetrados por la dictadura en Uruguay y duro crítico de toda la legislación progresista aprobada por el Frente Amplio a lo largo de quince años de gobierno.

No está todo perdido, pero quedan sólo cuatro semanas para persuadir al electorado del Uruguay que elegir un gobierno neoliberal en momentos en que esa corriente se desbarranca en medio de tremendas convulsiones sociales –en Chile, en Ecuador, en Haití y antes en México, con el triunfo de López Obrador– condenaría a ese país a internarse en un sendero que terminó en un rotundo fracaso en todos los países de la región. Sería ingenuo pensar que lo que produjo un holocausto social sin precedentes en México, luego de 36 años (1982–2018) de cogobierno FMI–PRI–PAN; o la gravísima crisis que azota a la Argentina y la debacle que devora a Chile y Ecuador pueda dar nacimiento a un resultado virtuoso en la nación rioplatense. Mucho tendrá que trabajar el Frente Amplio para hacer que sus compatriotas observen con cuidado a la escena regional y extraigan sus propias consecuencias.

Lo muerto, muerto está

Ponemos punto final a esta mirada panorámica sobre las vicisitudes de la agonía y muerte del neoliberalismo en América Latina. Lo muerto, muerto está, pero lo que brotará de sus cenizas no es fácil de discernir.

Será dictado, como todos los procesos sociales, por los avatares de la lucha de clases, por la clarividencia de las fuerzas dirigentes del proceso de reconstrucción económica y social; por su audacia para hacer frente a toda clase de contingencias y preservar la preciosa unidad de las fuerzas políticas y sociales democráticas y de izquierda; por su valentía para desbaratar los planes y las iniciativas de los personeros del pasado, de los guardianes del viejo orden; por la eficacia con que se organice y concientice al heteróclito y tumultuoso campo popular para enfrentar a sus enemigos de clase, al imperio y sus aliados, al capitalismo como sistema, que cuenta con enormes recursos a su disposición para conservar sus privilegios y continuar con sus exacciones.

Será una tarea hercúlea, pero no imposible. Se avecinan “tiempos interesantes” y preñados de grandes potencialidades de cambio. La incertidumbre domina la escena, como invariablemente sucede en todos los puntos de inflexión de la historia. Pero donde hay una certeza absoluta es que ya más nadie en Latinoamérica podrá engañar a nuestros pueblos, o pretender ganar elecciones diciendo que “hay que imitar al modelo chileno”, o seguir los pasos del “mejor alumno” del Consenso de Washington. Esto fue lo que por décadas recomendaron –en vano, visto el inapelable veredicto de la historia– el antes locuaz y ahora silente Mario Vargas Llosa, junto a la pléyade de publicistas del neoliberalismo que imponían con prepotencia sus falacias y sofismas gracias a su privilegiada inserción en los oligopolios mediáticos y aparatos de propaganda de la derecha.

Pero esto ya es pasado. Y no cometeremos la imbecilidad de pretender hacer gala de una inverosímil “neutralidad” o de buenos modales a la hora de despedir a esta corriente ideológica en sus exequias deseándole que “descanse en paz”, como se hace con quienes dejaron una huella virtuosa en su paso por este mundo. Lo que diremos en cambio es: “¡vete al infierno, maldita, a purgar por los crímenes que tú y tus mentores han perpetrado!”.

Dos semanas que lo cambiaron todo:¿quien ganó la guerra en Siria?

thumb2-3d-flag-of-syria-map-silhouette-of-syria-3d-art-syria-flag-europe

por dozennews.info

En cierto punto, la escalada de tensión en Siria alcanzó su límite. Turquía invade el territorio de la república vecina, ignorando abiertamente la cooperación con Rusia para resolver el conflicto. Estados Unidos está retirando tropas, dejando a los kurdos a sus propios recursos, con quienes, hasta hace poco, trabajaron tan estrechamente. Parecía que Siria se haría pedazos, pero todo cambió tan dramática y espectacularmente, como si hubiera sido concebido desde el principio.

La culminación de este escenario fue el acuerdo entre Putin y Erdogan, que implica la introducción de la policía militar rusa y el servicio fronterizo sirio en la frontera sirio-turca para facilitar la retirada de las fuerzas kurdas a 30 kilómetros de profundidad en Siria. Cuando se completa la retirada, una patrulla conjunta ruso-turca comienza a una profundidad de 10 km desde la frontera.

El patrullaje no se aplica a la ciudad de Qamishli, donde viven muchos kurdos. Al mismo tiempo, se minimiza la operación turca “Primavera de paz”, con la que todo comenzó.

De acuerdo en que Putin, no importa cómo alguien se relacione con él, jugó maravillosamente en esta situación. Desde que Ankara anunció el inicio de la invasión de Siria, Moscú ha estado comentando sobre esto con una especie de escepticismo diplomático que raya en la precaución. Y esto es comprensible, porque Erdogan no es menos socio de Putin que Assad. Además, Turquía está comprando activamente armas rusas. Perder a un aliado así sería imprudente. ¿Pero valió la credibilidad, la oportunidad de presentarse ante la comunidad internacional como un pacificador? Putin logró mantener una asociación rentable y resolver la situación con la invasión turca.

Este resultado cambia por completo el equilibrio de poder en el Medio Oriente. Pero, lo que es más importante, puede afectar seriamente la situación en el mundo. Definitivamente, Estados Unidos puede ser reconocido como el mayor perdedor. En la búsqueda de la implementación de la promesa de la campaña, Trump tomó una decisión que ni a los demócratas ni a los republicanos les gustó. Las razones son claras, porque no se trata solo de las ambiciones presidenciales de una persona. Están en juego cuestiones de importancia estratégica.

Hace cinco años, Estados Unidos lideró una coalición internacional contra los terroristas en Siria. Y todos estos cinco años han sido tachados por una decisión de Trump. Quién recordará las victorias y los logros, si en el último momento las Fuerzas Armadas de EE.UU. huyeron, no se puede decir lo contrario.

Washington no solo perdió los instrumentos de influencia que tenía en Siria, sino que literalmente se los entregó a su adversario estratégico. Los medios rusos ya se han reído de la apresurada partida de los estadounidenses. Mostraron bases militares estadounidenses abandonadas donde los soldados dejaron comida e incluso artículos personales.

Otro golpe serio a la dignidad de los Estados Unidos son los kurdos. Dejarlos solos para luchar contra el ejército turco es un paso difícil. Irónicamente, encontraron apoyo con Bashar al-Assad, cuyo régimen combatieron en contra recientemente en el lado estadounidense. Así, se resolvió uno de los problemas importantes de la solución siria. En última instancia, el tema kurdo tendría que estar cerrado de alguna manera, pero resultó que ellos mismos fueron a la paz. Por lo tanto, Trump privó a Putin de un dolor de cabeza adicional, pero agregó uno para sí mismo. Mostró cuán poco confiable puede ser para un aliado Washington.

“La escandalosa decisión de Estados Unidos, que dejó a los kurdos sirios a su suerte, debería convencer a los europeos de que no pueden confiar en alguien para su protección y deben formar su propio ejército unificado”, comentó el economista francés Jacques Attali.

Recientemente, Estados Unidos no ha estado en buena posición en Europa, pero ahora la situación puede empeorar. Los países que ven a los Estados Unidos no solo como un socio, sino también como un defensor, han observado que una decisión tomada en Washington y todo el contingente militar de los Estados Unidos puede desaparecer más allá del horizonte en cuestión de horas. Es poco probable que Estados Unidos reembolse los costos de equipamiento de bases militares y otra infraestructura. Hay países en Europa y Asia que pueden aprender una lección de la historia de Washington.

Y quién más aprendió la lección es Turquía, que ha demostrado con su propio ejemplo que la unidad transatlántica prácticamente no funciona. Durante un período tan corto de tiempo, Ankara ha enfrentado una ola de críticas y medidas punitivas por parte de sus aliados de la OTAN. Sí, Washington se apresuró a levantar las sanciones, pero ¿Erdogan pretenderá que no hubo nada? En medio de la ofensiva turca, acusó a la alianza de no cumplir con el artículo 5 sobre seguridad colectiva. Ahora tiene suficientes razones para abandonar la OTAN, cerrando la puerta con fuerza.

Tal precedente no estará en manos de los Estados Unidos, sino que ayudará a fortalecer la posición del Kremlin. Pero ya no está en la lucha por un papel dominante en el Medio Oriente, Moscú ganó aquí, será una confrontación para Europa. Hasta ahora, Washington no tiene nada que ocultar del hecho de que abandonaron a sus aliados y huyeron, y Rusia puede aprovechar esto.

Coordinadora Simón Bolívar: entrevista a Juan Contreras

por Luis Matute
Entrevista a Juan Contreras
La Coordinadora Simón Bolívar, Parroquia 23 de enero,
La Cañada, Caracas
República Bolivariana de Venezuela.

• ¿Cuáles son los aportes y participación de la Coordinadora Simón Bolívar a la revolución bolivariana?

La coordinadora Simón Bolívar es una organización socio-política con 26 años de existencia, que ha trabajado en todos estos 26 años la construcción del poder local. Cual sería nuestro aporte al proceso bolivariano en estos 20 años de revolución:

1- Esa construcción del poder popular que a nuestro juicio es de abajo hacia arriba, no es desde las elites o desde las cúpulas que se decreta y se hace revolución, la revolución se va construyendo desde abajo y ese es un aprendizaje en estos 26 años y es el aporte, uno de los aportes que puede dar la Coordinadora, es decir, es necesario construir, conciencia, educación y formación desde abajo, por qué, porque quienes construyen el proceso; las revoluciones la hacen los pueblos, las revoluciones no la hacen los hombres por muy brillantes que sean, la revolución la hace ese pueblo; campesino, obrero, estudiante, indígena y la gente de los sectores populares, de las barriadas. Entonces, uno de esos elementos, es la educación y la educación, pudiésemos decir, como un hecho transformador, revolucionario, crear conciencia.

2- Que otro elemento aportamos, precisamente a la educación, desde aquí, en estos 26 años, hay una línea transversal, es decir, que atraviesa todo el trabajo deportivo, cultural, político, reivindicativo y en las diferentes áreas que hacemos, y es precisamente el tema de la formación, de la orientación, y no estamos hablando de que la gente debe ir a la universidad, nuestras comunidades van a la universidad, nuestros muchachos se forman en las universidades pues mucho mejor, estamos hablando de crear conciencia, de hacer entender que hoy la lucha que libra el pueblo venezolano, es una lucha de clases, hacerles entender que estamos caminando en el marco de una corriente histórica; ¿cuál es esa corriente histórica que resalta el Comandante Chávez y que resaltan el conjunto de revolucionarios del pueblo venezolano? Es esa corriente que arranca con el Cacique Guaicaipuro en la lucha por echar a los invasores, que retoma José Leonardo Chirinos, tratando de reconstruir la Republica y abolir la esclavitud, que en el siglo XIX se expresa con Miranda, con Bolívar, con Sucre; es decir, con los Próceres independentistas que en 1854 Tierra y Hombres libres, lo expresa claramente Ezequiel Zamora y que más recientemente en nuestra historia contemporánea está representada en el 23 de enero del año 58 cuando cae la dictadura de Marcos Evangelino Pérez Jiménez; luego el 27; 28 de febrero del año 89 cuando entre 3000 y 5000 personas, ciudadanos, se sembraron con su vida para abolir las recetas del Fondo Monetario y que luego estarían presente el 4 de febrero del año 92 y el 27 de noviembre del año 92, dos insurrecciones cívico militar, y que pudiésemos decir que tienen su sello en el 6 de diciembre del año 98 cuando el Comandante Hugo Chávez, cuando este pueblo, que es el que decide, no voto ni por copeyanos, ni por adecos; es decir, ni por socialdemócratas ni por socialcristianos, voto por Hugo Chávez; ese es el camino que hemos escogido y ahí, es donde decimos: nosotros hemos venido acompañando este pueblo desde hace rato, en toda esta corriente histórica y ahí están los aportes que desde la Coordinadora Simón Bolívar, en la formación, en la educación, en la participación, porque la participación no se decreta, hemos venido construyendo desde abajo.

• ¿Cómo podrían enfrentar con la revolución bolivariana la amenaza imperial?

Mira, si hay algo que le teme el Imperio y sus lacayos, y la formula que se ha venido utilizando hasta ahora, es la movilización del pueblo. El pueblo debe de estar movilizado en todo momento, el pueblo debe de estar en la calle, con sus consignas, con disciplina, entendiendo el momento político. Los gringos le tienen mucho miedo a la opinión pública interna de ellos; en el marco de la guerra de Viet Nam hubo mucha protesta en los Estados Unidos. El tema de los muertos a ellos, de la opinión publica repercute de una manera, digamos en contra de los deseos que ellos quisieran que ese pueblo este apoyando guerras. En ese sentido, nuestro pueblo organizado, nuestro pueblo movilizado, nuestro pueblo participando en la defensa y en la seguridad de la Nación, desde las Milicias, desde el campo popular; hay toda una concepción y desde luego, la concepción del pueblo en armas. Esa misma política que aplico Viet Nam, esa misma política que aplico Nicaragua el 19 de julio del 79 cuando se produce la revolución, es decir, es la lucha de todo el pueblo. Eso es parte de la doctrina bolivariana, en estos momentos, es parte de la nueva doctrina de nuestra Fuerza Armada y debe ser parte de toda la doctrina de nuestro pueblo, el pueblo en armas. Frente al Imperio, la única posibilidad de derrotar al Imperio norteamericano es con el pueblo organizado, el pueblo en la calle y el pueblo como parte de esa fuerza importante para enfrentar al invasor.
Lo demostró Bolívar cuando incorporo a todos, a los negros, a los indios, a todos a la lucha por la Independencia y fuimos victoriosos, derrotamos en aquel momento al Imperio Español, y hemos conocido en la historia que el Imperio Español, el Imperio Otomano, el Imperio Romano han caído; porque no puede caer el Imperio Norteamericano. Los norteamericanos nunca se han atrevido a tocar a Cuba después de la revolución y yo creo que pensarlo muy bien, porque esto pudiese ser la tumba para cualquier Marine yankee, para cualquier fuerza militar que ose ingresar a Venezuela.

Risultati immagini per coordinadora simon bolivar 23 enero• Hablando de guerras: si hay un enfrentamiento, un conflicto mundial entre Estados Unidos y Rusia, como grupos organizados venezolanos, ¿qué harían?

Mira, la solidaridad está presente en el pueblo venezolano. Miranda peleo en la Independencia de Norteamérica, en Francia está en el Arco del Triunfo; Carlos Aponte, hay una gran cantidad de venezolanos que, a lo largo de décadas, de años, de toda la historia nuestra como pueblo, han estado presentes en otras luchas, han sido internacionalistas y pudiésemos hablar recientemente del compañero de la Parroquia La Vega, Ali Gómez García, el camarada “Alicate”, que muere peleando en Nicaragua. También hay otro compañero, José Vicente Ochoa, que murió en la lucha de El Salvador, paso por todo ese conflicto de Centroamérica y murió allá, es decir, si las circunstancias ameritaran que habría que combatir al Imperio Norteamericano en otras latitudes, yo no dudo de que nuestro pueblo tomara la decisión correcta, si hay que enfrentar al Imperio Norteamericano en otras latitudes, como tú lo planteas, contra los rusos, yo no creo que a los rusos les haga falta mucho apoyo, sin embargo, si la situación lo ameritara y habría que movilizarse a otras latitudes, yo creo que nuestro pueblo no tendría vacilación en ello. Lo hicieron los cubanos en Angola, lo hicieron los cubanos en Centroamérica, lo hicieron los cubanos a lo largo de estos 60 años en Latinoamérica y El Caribe, y creo que los latinoamericanos es un solo pueblo, un solo bloque, es lo que Bolívar llamo “la América Meridional” y este pueblo está dispuesto a luchar por la independencia, por la soberanía, a luchar por las causas justas en las latitudes que sea y estoy seguro que estaríamos presente allí de ser necesario.

• ¿Cuál sería la relación y el apoyo externo con respecto a los grupos solidarios internacionales con la revolución bolivariana? Hay grupos solidarios con la revolución bolivariana, grupos internacionales. Desde tu punto de vista. ¿Cuál sería la relación y el apoyo externo por parte de esos grupos y de los países que apoyan el proceso bolivariano?

Bueno, ya alguien dijo por allí, “que la solidaridad es la ternura de nuestro pueblo”. Yo creo que, así como los pueblos construyen relaciones a través de los gobiernos y se entienden y hay una Diplomacia, debe haber también la Diplomacia de los Pueblos.

A qué me refiero con esto, ¿cuál es la tarea inmediata?

1- Desde el punto de vista internacional, ganar la batalla de la opinión pública internacional; es decir, en Venezuela, no hay una dictadura, en Venezuela no hay un régimen que está acabando con el país. Hay un proceso interesante, hay una revolución y necesitamos contar con ese apoyo externo que le diga al mundo lo que realmente esta pasando. Entonces como, las movilizaciones que se han dado en los diferentes Continentes, en Europa, en África, en Asia, en América y en América Latina, denunciando la agresión del Imperio; es decir, hay muchas maneras, uno a través de los medios de comunicación, las declaraciones que pueden dar los Comité de Solidaridad.

2- La presencia de solidaridad frente a nuestras embajadas, la ayuda de solidaridad, hay un bloqueo financiero, económico y comercial contra Venezuela y la solidaridad también puede manifestarse desde el tema de las medicinas, un tema que nos está golpeando muy fuerte en este momento, producto del bloqueo criminal que lleva a cabo el Imperio Norteamericano; es decir. Hay un conjunto de tareas, que todos esos Comité de Solidaridad que se vienen creando en América Latina y El Caribe y en otras latitudes, en otros Continentes como ya lo mencioné, Europa, África, Asia. Ese es el camino, denunciar lo que hoy está ocurriendo realmente en Venezuela. No es ninguna dictadura, aquí no hay una dictadura, aquí hay un camino que escogió el Pueblo hace 20 años, que lo hemos hecho en paz y que la manera de construir ese proceso y se ha hecho a través de un proceso electoral transparente y limpio que cualquiera puede verificar.

• Dentro de la comunidad: ¿Cómo hacen ustedes con la llamada Guerra Económica?

Dicen que, en el marco de las dificultades, el ser humano se crece, y que Venezuela es el pueblo de las dificultades, no, por Bolívar. Bueno, nosotros hemos hecho contacto a esta misma hora que estamos conversando, se está vendiendo carne, la carne inescrupulosamente en los sectores de comercio y empresarios inescrupulosos que están a favor de la intervención en Venezuela y a favor de la contrarrevolución, venden la carne a más de Bs 30.000, aquí se está llevando a cabo en este momento que tú y yo estamos conversando, una venta de carne a Bs 21.000 es decir, mucho menos. Que hemos hecho, hemos hecho algunos enlaces con alguna gente que tiene cooperativas y alguna gente que directamente está vinculada a los mataderos y eso nos ahorra el elevar precios, estamos comprando casi al mismo precio y estamos haciendo contacto con la gente que se mueve en esa área y tratamos de traer la carne al precio más económico que se pueda y así, con una gran cantidad de alimentos; pero también hay sectores de nuestros barrios aquí en la ciudad capital y sectores, aquí particularmente en el 23 de enero, donde se está sembrando lo que se pueda sembrar, cosechas que sean ciclos cortos, para enfrentar lo que ha sido esta guerra económica. Que la guerra económica, pudiésemos decirlo de otra manera, es parte de una combinación táctica de diferentes metodologías de guerra; los gringos a eso lo llaman, la guerra hibrida, los chinos le dicen la guerra con todo. En que consiste, es decir, esto va, decimos táctico, es una combinación de métodos tácticos de guerra, en qué sentido, va desde los Cinco pasos de Gene Sharp de la Dictadura a la Democracia, pasando por la Guerra Económica que comenzó escondiendo nuestros alimentos, escaseando nuestros alimentos y sacándolos fuera de la frontera, la guerra comercial, se evita que nosotros podamos establecer relaciones con otro país, aun teniendo dinero para adquirir medicinas, bienes y servicios y alimentos, que pudieran permitir lo que hace cualquier pueblo, tranquilamente como vivir.

Desde el punto de vista Financiero, el tema de la moneda, como han sacado nuestra moneda, como le han puesto precio a nuestra moneda.

En Paraguay, eso es público y notorio; consiguieron una casa, una quinta, pero llena de puros billetes de Bs 100. En la frontera con Colombia vemos el saboteo, vemos como a través de internet como fijan el precio del dólar y a través de ese precio negro del dólar es el que les marcan a los comerciantes para reventar nuestra economía, a través de la guerra mediática todas las mentiras que se dice sobre Venezuela.

Venezuela seria el Estado fallido, Venezuela es el narco Estado; a través de las redes, la cantidad de cosas que se dicen. La Guerra Psicológica, a Brasil han llegado 3000 militares israelita, a Colombia llegaron 5000 militares, es decir, toda una preparación de guerra psicológica y todo esto, es como lo ha dicho nuestro Mayor General Pascualino Angiolillo Fernández, es parte de una guerra multidimensional que tiene ver con eso de la guerra hibrida; que la arranca en 2015 Barack Obama, una guerra preventiva y que la impulsa Barack Obama y la continua Trump a través de la presión para llevarnos a una confrontación.

Más allá de nuestras riquezas, lo que significa Venezuela desde el punto de vista geográfico y geoestratégico de donde está ubicado, mas allá de eso, bueno, es el hecho de que ellos siguen enarbolando la Doctrina Monroe*, que simplificándola seria: “América para los americanos” y no lo digo yo, Juan Contreras, lo dice John Robert Bolton, el asesor del presidente Trump, lo dijo hace poco que está de regreso y lo que está aquí en juego es la Doctrina Monroe, pero frente a la Doctrina Monroe que fue realizada en 1823 por John Quincy Adams que era el Secretario de Estado, pero se la adjudicaron al presidente James Monroe. Bueno, ellos nos consideran su patio trasero y que significa en el fondo, bueno, ellos les decían al decadente Imperio Español que cualquier pretensión con la América, iba a ser un acto de provocación frente a ellos. Es considerada la América Latina, su patio trasero; frente a eso, nosotros hemos enarbolado 200 años después, el pensamiento de Bolívar, que es la Doctrina Bolivariana, de Integración, de Emancipación de los Pueblos, y en eso estamos, con la emancipación, la Liberación Nacional y la construcción del Socialismo Bolivariano.

* La Doctrina Monroe es el principio de la política exterior de Estados Unidos de no permitir la intervención de las potencias europeas en los asuntos internos de los países del hemisferio americano. Derivado de un mensaje al Congreso por el presidente James Monroe el 2 de diciembre de 1823.

• Juan, si en dado caso, sucede un Golpe de Estado o un cambio de gobierno por la fuerza. ¿Cómo haría la Coordinadora Simón Bolívar?

Risultati immagini per coordinadora simon bolivar 23 eneroMira, yo me atrevería a decir que, en este momento, que hay cinco escenarios: el tema de la negociación en Noruega, en Oslo la capital, lo que tú me estas preguntando, que ya te voy a responder, el golpe de Estado, un Magnicidio, una Implosión; es decir, que lo que vienen haciendo conjugando este conjunto de tácticas de guerra para caotizar al país y se pierda el proceso, cosas que son inducidas también pudiese haber a través de su implosión del pueblo o que no aguante más y una intervención.

Un golpe de Estado buscaría en este momento, conseguir en el marco de la Fuerza Armada, un Pinochet, cosa que no lo han hecho.

Ahora, ¿qué haríamos nosotros como organización sociopolítica, la Coordinadora Simón Bolívar? Bueno, la mayoría de nosotros, estamos inscritos dentro de la Milicias Populares, no necesitamos ir a comprar un arma o inventar una que otra cosa, como dicen los medios de comunicación, las grandes transnacionales de la comunicación como mienten descaradamente. Nosotros nos alistaríamos pues al llamado de la Reserva. Aquí lo voy a decir, como lo diría un compañero nuestro, que hoy se encuentra en otro plano, el camarada Freddy Parra, él decía: así Chávez se equivoque, hay que apoyar a Chávez, bueno, así, este proceso que tiene dificultades, que tiene errores por supuesto y nadie lo niega. Frente a una invasión del Imperio Norteamericano, frente a la agresión del Imperio, nosotros vamos a cerrar filas como pueblo, en la defensa de la Patria; eso, que no le quede la menor duda a nadie, vamos a defender nuestro proceso, el proceso que nos hemos dado la mayoría. Las dificultades, las complejidades que significa construir en pleno siglo XXI un proceso de esta naturaleza, la resolvemos los venezolanos, entre venezolanos, entre pueblo y el camino que escogimos, fue a través de las elecciones.

1- La Constitución es clara, hay un Articulo en la Constitución, que establece que, a mitad de periodo, si la gente considera que el presidente, es como una evaluación, si el presidente lo está haciendo mal y la gente lo considera, bueno, usted llame a un Referendo Revocatorio, usted introduzca los documentos en el Consejo Supremo Electoral CNE, usted reúna las firmas que le van a decir que es un porcentaje del último proceso electoral y si usted logra reunir todos esos requisitos, iríamos a un Referendo Revocatorio.

2- Esperar que se cumplan los seis años que establece la Constitución para el mandato presidencial; es decir, no hay otra fórmula por ahora en la Constitución que diga lo contrario, por eso, si eso se viola, si el Imperio osa pisar la tierra de Bolívar, la tierra de Chávez, la tierra de Freddy Parra, la tierra del Comandante Elías, por supuesto que los hombres y mujeres de la Coordinadora Simón Bolívar vamos a estar en la defensa de un proceso que nos dimos la mayoría de los venezolanos y las venezolanas.

• Aquí en Venezuela han hablado mucho sobre los presos políticos que supuestamente tiene el gobierno del presidente Nicolás Maduro detenidos, pero usted comento, que Venezuela también tiene un político venezolano detenido en Francia, Carlos Ilich Ramírez. Qué me puedes decir, con respecto a este compañero venezolano, que lucho en la década de los 60 – 70 al que le dieron cárcel de por vida. Por qué no se ha hecho algo, como hicieron los cubanos con sus cinco compañeros detenidos en Estados Unidos. ¿Por qué no han hecho una protesta mundial en base a la vida de este compañero venezolano preso en territorio francés?

Mira en principio déjame decirte, para nosotros, para la Coordinadora Simón Bolívar, Ilich Ramírez Sánchez, venezolano, es un revolucionario que abrazo la causa del pueblo Palestino desde muy joven y que está secuestrado desde hace más de 25 años; un agosto de 1994 en conspiración con el Estado de Sudan, fue secuestrado por los servicios de inteligencia francés, y hoy lo han depositado allí y ninguna de las causas, han podido demostrar nada, que no sea el secuestro de los ministros de la OPEP que no tiene nada que ver con el Estado francés; de ahí en adelante, no hay un solo acto que no se le atribuyera a Ilich Ramírez y en esos juicios donde se le han tirado tres cadenas perpetuas, lo que persigue es castigar, digamos la constancia, la perseverancia de un revolucionario internacionalista como para demostrarle al mundo que quien intente seguir ese camino, correrá la misma suerte. Yo creo que, así como el Estado cubano logro en un momento complejo de la situación económica y política del pueblo cubano, producto de un bloqueo criminal de más de 60 años; yo creo que en este momento están dadas las condiciones, así, como hemos sido solidarios de esos 5 héroes; Ilich Ramírez Sánchez, es un héroe venezolano, el también aprendió de Bolívar. Bolívar liberto cinco naciones, Miranda salió a pelear en otras latitudes y yo creo que ese fue el camino que escogió Ilich Ramírez; es decir, nosotros estamos obligados como pueblo, con nuestra historia, con nuestra carga de nuestros Próceres a organizar una política que nos permita, como le permitió al gobierno cubano, la liberación de sus cinco héroes. Yo creo
que hay una deuda del pueblo venezolano con Ilich Ramírez Sánchez y también creo que nuestro gobierno, que es un gobierno progresista, revolucionario, también tiene una deuda con este compañero. ¿Por qué? Porque no estamos pidiendo que el gobierno piense como pensaba Ilich no, que abrace la causa del pueblo Palestino con esa pasión que la abrazo él; sencillamente Carlos es un ciudadano venezolano en desgracia en este momento, preso y secuestrado por el Estado francés y nosotros estamos obligados a través de la embajada venezolana, de nuestro consulado allí, prestarle la atención que se le debe prestar a cualquier ciudadano venezolano, en cualquier parte del mundo que caiga en desgracia. Eso no significa, que tu estés avalando lo que la matriz internacional en que han querido convertir a Carlos Ilich Ramírez, con ese nombre que le pusieron “El Chacal”; pareciera que a veces nos comiéramos ese chantaje.

Los Estados Unidos, nunca permitieron que Posada Carriles que, si era un terrorista, convicto y confeso, nunca lo entregaron, ni al gobierno cubano por la voladura del avión, ni por las bombas que puso; luego de los años 90 – 93 por allá en los hoteles; ni Venezuela pudo juzgarlo tampoco, que había pedido la extradición, porque él tenía la nacionalidad cubana-venezolana. Tampoco se le pudo juzgar aquí, ellos no lo entregaron, lo protegieron; no solo eso, a través de la Agencia de Inteligencia la CIA, pues el, que era miembro de eso, en los años 70 – 80 en la década de los 60 fue un connotado terrorista, estuvo muy activo y nunca lo entregaron. Entonces uno no entiende cual es el chantaje que ellos acusen a Venezuela, de que en Venezuela se esconden o se escondían, porque ya la FARC es un partido legal; o el tema con los vascos, que no llegaron aquí en la época de Hugo Chávez, los vascos llegaron aquí, con la anuencia de Carlos Andrés Pérez, en un convenio con Felipe González, en la década de finales de los 80; por allá por el 88 un poco antes del Caracazo, en el 89.

Es decir, que no tenemos porque, digamos calarnos, si, exactamente ese chantaje de que habla la prensa sobre terrorismo. Es un venezolano, tenemos derecho a exigir que sea repatriado, juzgado aquí, que sus años finales, lo que le pueda quedar de vida, pues lo haga acá en el país, creo que si nosotros nos llamamos revolucionarios y decimos que esta es la Revolución del siglo XXI. La que ha iluminado a la América Latina a El Caribe y a otras latitudes por los planteamientos, bueno, hay una deuda con Carlos Ilich Ramírez Sánchez, porque la Solidaridad, es la ternura de nuestros pueblos y nuestra historia habla de ese internacionalismo.

• Bien Juan por ultimo me gustaría que me comentaras: Acá en la Parroquia 23 de enero, hay varias organizaciones sociales por sectores. ¿Qué piensas tu sobre una futura unidad de todas esas organizaciones?

Mira, en principio te diría esto, la Unidad no se decreta, la unidad se construye en la práctica, en el día a día, en esa vida cotidiana, en esos avatares de la lucha; yo creo que, si hacia allá debemos caminar, pero para que eso se dé, por supuesto que debe haber una práctica común, que yo creo que comienza hacerse de nuevo en el 23 de enero. Comenzamos muchas organizaciones de carácter social, que vienen haciendo actividad política, social, cultural, deportiva en diferentes áreas, yo creo que venimos caminando y apuntando hacia esa unidad tan necesaria en un momento como este, donde nos exige la unidad de todo el pueblo; pero, creo que es eso pues, tenemos que construirla en base a la praxis, eso que Marx llamo praxis, que es la práctica social, es el día a día, enraizado, no es lo que tú digas es tu practica lo que va a demostrar hacia dónde vamos, y esa práctica se va construyendo juntos, es decir, la unidad no se decreta, la vamos construyendo en ese sentido, en la práctica, en ese trabajo del día a día, con nuestro apoyo, con nuestras comunidades y en nuestra tarea como revolucionarios y definitivamente yo creo que hacia allá, es donde estamos apuntando en este momento. Hacia la unidad y la articulación de una gran plataforma, de una gran fuerza social, no solo en el 23 de enero, si no yo me atrevería a decir del campo popular aquí en nuestro país.

Luis Matute

___

Risultati immagini per coordinadora simon bolivar 23 enero¿Quién es Juan Contreras?
por Luis Matute

Bueno, Juan Contreras es un ciudadano más, venezolano, criollo, de la ciudad capital, nacido en la Parroquia 23 de enero; un soñador, yo creo que el hombre es producto de sus circunstancias, no, ya lo decía Marx. Yo soy, pudiésemos decir, producto de una represión desmedida, sistemática, en los tiempos de la cuarta República, que se implementó contra la juventud del 23 de enero y que no nos dejó otro remedio que agarrar el camino, en principio el de las armas, hasta para defender nuestra vida, porque ser joven en el 23 de enero, era un delito, en aquellos tiempos de la cuarta República y esa represión desmedida, nos llevó en principio a defender nuestra vida, luego a pelear por las reivindicaciones que hacían falta en el 23 de enero; la falta de agua, los servicios públicos, un transporte inoperante; y luego más adelante contra la represión que se desató contra muchas generaciones aquí, que soñamos con transformar y luego fuimos acabando un pensamiento, mas allá de pelear por las reivindicaciones, el transporte, un servicio de agua permanente, contra la represión, contra los malos gobiernos, fuimos pensando que había que construir una sociedad diferente, un modelo de sociedad, que no fuera la sociedad capitalista y fuimos hilvanando en el tiempo un concepto, un modelo de sociedad que apuntara a la transformación. Y en eso, me anote; a veces yo digo también que, soy un deportista frustrado, prestado a la política.

Mi gran sueño era ser mejor que Pelé, en aquellos tiempos; yo crecí en el futbol y mi ídolo era Pele, un brasileño que se había ganado las tres copas de Brasil. Yo sería hoy, algo así, como mejor que Messi y mejor que Maradona.

Bueno entonces, eso soy, un venezolano, que se crió en el 23 de enero, abrazó la causa de la justicia, formado por los Jesuitas; estudié toda mi vida en el “Jesús Obrero” toda la primaria y el Bachillerato hasta 4to año; mis primeros libros de revolución los leí ahí, de manos de una Monja que se llamaba María de Los Ángeles, en 1er Año, ella, decía que como yo era muy inquieto, me dio a leer un libro de Marta Harnecker, “Explotados y Explotadores” (1972).

Y por supuesto, como uno es producto de sus circunstancias, yo vengo de un hogar muy, muy humilde, de una madre campesina, que se vino a la ciudad a buscar calidad de vida, educación, salud, vivienda, trabajo digno y recreación. Ella viene del Estado Sucre, oriental y se juntó con un Mecánico, andino, de Mérida, que bueno, trataron de darnos a mi hermana y a mí, en un seno de dos hermanos, lo mejor y nos pusieron a estudiar en Colegios, a pesar de ser obrero, mi mama analfabeta; bueno, trato de darnos la mejor educación posible. A mi hermana la metió en una escuela de Monjas, a mí me metió con los Jesuitas y mi primera formación fue ahí y claro, ya tenía una forma de vida bien humilde, sin nada; vimos televisión a color cuando yo empecé a trabajar, con mucha carencia; nunca vimos al Niño Jesús, no llegó nunca el Niño Jesús a mi casa.
Entonces, nacimos en un lugar con mucha carencia, pero como dice mi Madre, pobres, pero honrados y yo creo que esa práctica social, esa vivencia, nos fue formando juntos.

Por supuesto, a esa represión desmedida, dio como resultado un hombre con ideas políticas, con ideas revolucionarias, con abrazar la causa y como siempre hemos sido inquietos, pues creo que la primera admiración que tuvimos cuando empezamos a tener conocimiento de esto, fue la revolución cubana, creo que a toda nuestra generación nos impactó Fidel, el Che, Camilo y crecimos en el marco de eso. Y luego, la perdida de algunos amigos; yo siempre, nunca he dejado de olvidar a Carlos Alberto Vielma Blanco, estudiante de 3er Año de Bachillerato del Liceo Perú de Lacroix, tenía 15 años, lo mataron el 17 de febrero de 1976, vivía en el 23 de enero, en el bloque 19, en el piso 5 y cualquiera pudiera decir en este momento, que yo tengo una mente de elefante, cuando la gente recuerda fechas, o algo así y no, lo que pasa es que era mi pana de infancia. Ese día, habíamos acudido todos a una protesta en la Zona Central del 23 de enero; venia el Secretario de Estado de los Estados Unidos Henry Kissinger, en aquel entonces y la respuesta fue de represión con la Guardia Nacional y a Carlos Vielma le dan un tiro en la espalda de FAL calibre de bala 7.62 x 51 le entra por la espalda y le perforo el estómago, le abrió un boquete enorme, muere. El día anterior murió Lilian Gutiérrez y Nelson Rodríguez, un estudiante de 15 y una joven de 16 años en el estado Yaracuy. Así, eran los tiempos de la Cuarta y eso me marcó, porque también debo decir otra cosa, que en casa de Carlos escuché por primera vez La Trova Cubana, a Virulo, que en aquel tiempo estaba de moda, “La Génesis de mundo” …” ahora te voy a contar, como se oprimen a los indios…” entonces ahí me fui forjando, nada, soy un soñador, creo en un mundo mejor, creo en la igualdad, creo en la solidaridad, creo en otros principios y fundamentalmente, principios que aprendí en mi hogar; la Moral y la Ética.

Y en estos tiempos de desasosiego, creo que lo fundamental, es el tema ideológico y de lo ideológico se deriva, la Moral y la Ética que es fundamental para avanzar en los principios.
Eso, soy un revolucionario, un soñador de estos tiempos.

Le damos las gracias a Juan Contreras, entrevistó Luis Matute.

31/07/2019

102 años de la Revolución Proletaria de Rusia

por Fernando Soto Rojas
redangostura.org.ve

En “10 días que conmovieron al mundo”, el periodista norteamericano John Reed narra, magistralmente, la toma del poder en Petrogrado, en Moscú y en toda Rusia, la insurrección de los obreros, soldados y campesinos, que toman el poder y establecen el poder proletario y popular por la vía armada por primera vez en la historia de la humanidad:

Demostrando al mundo que es posible derrotar a la burguesía y construir el socialismo.

Este acontecimiento asombro al mundo y la burguesía se asustó; y desde entonces en un proceso de marcha y contra marcha se aceleró la decadencia histórica del capitalismo, su inevitable agotamiento y muerte, con la emergencia de revoluciones populares y la maduración de la conciencia antiimperialista de los pueblos que combaten contra el ultimo imperio burgués: el imperialismo yanky.

Esperamos que para siempre la perversión histórica, que surge con la propiedad privada y los modos de producción de relaciones entre explotados y explotadores, entre dominados y dominantes desaparezcan y la humanidad transite, por su largo camino de más de 250 años, hacia la paz y el socialismo

El manifiesto de octubre de 1917 publicado en Petrogrado, define con claridad el rumbo histórico a seguir.

A los ciudadanos de Rusia

El gobierno provisional ha sido derribado. El poder de El Estado ha pasado a manos del comité revolucionario, que es un órgano de los Soviet de diputados, obreros y soldados de Petrogrado y se encuentra al frente del proletariado y de la guarnición petrogradense.

Los objetivos por los que ha luchado el pueblo: la propuesta inmediata de una paz democrática, la abolición de la propiedad de los terratenientes, el control obrero de la producción y la constitución de un gobierno soviético, están asegurados.

¡¡¡Viva la revolución de los obreros, soldados y campesinos!!!

El Comité Militar Revolucionario del Soviet de Diputados, Obreros y Soldados de Petrogrado.

25 de Octubre de 1917, 10 de la mañana.

!!! Viva V.I.Lenin, vivan los Bolcheviques¡¡¡

 

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: