De las armas al disenso en Oslo

L'immagine può contenere: 6 persone, persone che sorridono, persone in piedi e testopor @Marco_Teruggi
pagina12.com.ar

De las ametralladoras a los acercamientos en Oslo y la falta de acuerdo. El panorama se ha modificado en un mes en Venezuela. El 30 de abril en la madrugada era el intento de golpe militar encabezado públicamente por Juan Guaidó, el prófugo Leopoldo López, acompañado por varios diputados de la Asamblea Nacional. Desde hace varios días escenario se ha trasladado a la capital de Noruega, donde el chavismo y un sector de la oposición han mantenido inicios de diálogos.

Existe una relación directa entre los dos momentos. La incapacidad político-militar del 30 de abril obligó a la derecha a iniciar el reconocimiento público del adversario en un espacio de diálogo. El plan de esa madrugada no funcionó. ¿Cuál era? Liberar a López por la puerta grande, ponerlo junto a Guaidó al frente de un levantamiento donde debían plegarse cuarteles, altos mandos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), sectores institucionales, y desencadenar una masividad popular como una ola hacia el Palacio de Miraflores.

En los hechos lo único que sucedió fue López, Guaidó, algunos diputados y dirigentes, unos cuarenta hombres en armas, el jefe del servicio de inteligencia, cinco mil personas en las calles, seguido de huídas a varias embajadas.

A partir de allí se multiplicaron especulaciones. Una de ellas fue que había sido una trampa tendida por quienes, según Elliot Abrams -el encargado especial de Estados Unidos para el caso Venezuela- se habían comprometido. Abrams señaló entonces que formaban parte del esquema el comandante en jefe de la Fanb, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, y el jefe de la Guardia de Honor Presidencial. Existía, afirmó, un acuerdo de quince puntos que nunca fue difundido, ni confirmado, como tampoco la supuesta participación de quienes señaló. Al contrario, aparecieron en sus respectivas funciones y al lado de Maduro.

Los medios de comunicación aliados al intento de derrocamiento del presidente Nicolás Maduro cuestionaron abiertamente la operación del 30 de abril. Pusieron en tela de juicio no solamente a la derecha venezolana sino también a los actores de la administración de Donald Trump y las tensiones internas: el presidente norteamericano estaría a favor de una salida con diálogo, mientras que el eje John Bolton y Mike Pompeo estaría dispuesto a avanzar en una escalada militar.

Las especulaciones, aún presentes, se vieron modificadas por la información sobre el primer acercamiento en Noruega, trascendido de manera extraoficial hasta ser reconocido el 17 de mayo. Guaidó se vio enfrentado a acusaciones de sus filas que lo señalaron de haber manejado la ida a Oslo sin informar a otros sectores de la oposición y, en consecuencia, de tomar en consideración la posibilidad de modificar el orden de los pasos que prometió desde el primer día: cese de la usurpación, gobierno de transición, elecciones libres.

El 28 de mayo tuvo lugar el segundo acercamiento en Oslo. El autoproclamado presidente mantuvo su discurso ultimatista, reforzado por hombres de su partido Voluntad Popular, como el enviado a Estados Unidos, Carlos Vecchio, prófugo de la justicia, quien afirmó: “Todas las opciones pasan por la salida de Maduro”. No habría nada que negociar salvo la forma y el destino de la partida de Maduro.

El día 29 el Ministerio de Asuntos Extranjeros de Noruega -que pidió máxima precaución en la reserva de los resultados- informó a través de un comunicado que en la reunión fueron abordados temas económicos, políticos y electorales.

La resolución pasaría en parte por elecciones. ¿De qué instancia, en qué momento y con qué condiciones? Es parte del debate sin acuerdo. La otra dimensión central es la económica: Venezuela es una economía bloqueada por Estados Unidos que busca generar una asfixia. “Es como en Star Wars, cuando Darth Vader ahorca a alguien, eso es lo que estamos haciendo económicamente con el régimen”, explicó de manera gráfica el asesor de seguridad norteamericano, Bolton. El objetivo es ahora golpear el epicentro del plan del gobierno en alimentación para enfrentar los altos precios: la comida importada para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción.

La situación política nacional del gobierno le otorga una posición de mayor fortaleza para un diálogo, mientras que la económica lo muestra en mayor debilidad. Los datos publicados por el Banco Central de Venezuela dan cuenta de las dificultades: la contracción del PIB desde el tercer trimestre del 2013 de septiembre del 2018 ha sido 52,3%, la inflación en el 2015 fue 180,9%, 274,4% en el 2016, 862,6% en el 2017, 130.060,2% en el 2018. ¿Qué márgenes tiene el gobierno con estos números, un bloqueo económico y financiero internacional y una producción de petróleo que aún no presenta números de recuperación productiva?

Guaidó anunció no haber llegado a un acuerdo en Noruega y haber recibido un llamado del vicepresidente norteamericano Mike Pence para respaldarlo. El gobierno, a través de Jorge Rodríguez, ministro de comunicación que participó en ambas reuniones de Oslo, afirmó que seguirán trabajando “por la paz, la concordia, la democracia y la defensa de la Constitución”, en continuidad con la apuesta al diálogo del chavismo que Maduro explicó: “costó mucho llegar a Noruega, varios meses de conversaciones secretas”. El presidente también agregó: “Sean valientes, díganle a su gente la verdad”, en referencia a Oslo.

Si le derecha que fue a Noruega, subordinada a las directrices norteamericanas, abandona el incipiente diálogo ¿volverá a las ametralladoras o un esquema de escalada de violencia? Su discurso la ha encerrado en una postura de máxima: solo la salida de Maduro será aceptada. El asunto es que negociar es, entre otras cosas, ceder.

Ní democracia social, ní social

L'immagine può contenere: 1 persona, testopor Luis Britto García

Artículo publicado el 31 de mayo de 2018 sigue tan vigente como en aquél momento

Demasiado fuerte es el prestigio de la Democracia como para que la clase dominante siga negándola.

A partir de la antigüedad grecorromana el debate político se centra en alcanzar la democracia formal como instrumento para conquistar la económica y social.

Desde el siglo pasado la estratagema de la derecha consiste en conceder la primera para negar la segunda.

Tras duras y prolongadas batallas consiguió el pueblo el sufragio universal; la oligarquía lo inutilizó limitándolo a la selección de mandatarios.

Así ocurrió en Venezuela con el Pacto de Punto Fijo de 1958: su primera cláusula limitaba el debate electoral a planchas y candidaturas, la segunda imponía un programa único para los contendores; la tercera excluía a socialistas y comunistas.
Nadie puede cambiar el juego jugando con las reglas del juego.

Desde fines del siglo XX movimientos progresistas ganan elecciones en América Latina, respetan escrupulosamente los principios del llamado juego democrático, garantizan total libertad de expresión, independencia de los poderes, propiedad privada sobre la mayoría de los medios de producción, ejemplar garantía de derechos humanos legales, económicos y sociales.

La derecha utiliza esas libertades para impugnar elecciones legítimas como fraudulentas, dar golpes de Estado militares, mediáticos, judiciales y legislativos, diluviar desinformación y falsas acusaciones de violación de derechos humanos, desatar guerras económicas, de Cuarta Generación y ofensivas paramilitares de homicidio selectivo, linchamientos y terrorismo, instaurar dictaduras o seudodemocracias que revierten toda conquista económica y social.

De nada le valió a ningún progresismo su buena conducta y su atildado legalismo: contra todos clase dominante e imperio tiraron a matar, como si se tratara de revoluciones radicales.

Cuando el pueblo intenta utilizar la democracia formal como instrumento para la económica y social, la clase dominante no concede ni la una ni la otra.

Ejemplos, el bloqueo y agresión contra Nicaragua, los consecutivos derrocamientos de Mel Zelaya, Fernando Lugo, Dilma Rousef, la tentativa de secesión de Bolivia, el golpe contra Correa, el encarcelamiento de Lula, el exterminio de dirigencias radicales en Colombia a partir de los Acuerdos de Paz, el ininterrumpido intento de aniquilación del movimiento bolivariano sostenido desde su primera victoria electoral en 1998, crímenes todos perpetrados con prescindencia del pueblo e incluso contra su voluntad.

En todos presenciamos el acoso contra movimientos que llegaron a la primera base política, alcanzaron a veces a la segunda base social pero no pudieron conquistar la tercera base económica ni culminar la carrera convirtiendo a la clase dominada en dominante.

Recordemos que Zelaya y Lugo apenas intentaron tímidas reformas contra las trasnacionales; que Cristina Kirchner tras su frustrado enfrentamiento con los latifundistas pactó con el centro, que también lo hizo Dilma y que Temer era su vicepresidente; que aparte de sus dramáticos logros contra la desigualdad y en el bienestar, ningún progresismo logró la propiedad social integral de los medios de producción ni la abolición de las clases sociales.

Mala es una guerra en la cual la reacción emplea todas las armas legales e ilegales y la Revolución ninguna.

Tras matar al tigre político no hay que tenerle miedo al cuero económico y social.

Dormir con el enemigo puede acarrear el sueño eterno.

¿Control o libre cambio?

L'immagine può contenere: 2 persone, follapor Julio Escalona

24mayo19.- Eliminar definitivamente la trasferencia de dólares desde el Estado hacia el capital privado

Pasqualina tiene razón cuando dice: “Con la nueva liberación del cambio se fugarán las divisas, no tendremos con qué reactivar la producción nacional, financiar las misiones, disminuir la desigualdad y la pobreza; se agotarán las reservas internacionales, generando las condiciones para que dolartoday siga atacando criminalmente el bolívar e incentivando una mayor fuga.”

Sostengo desde hace varios años que debe eliminarse toda transferencia de dólares del Estado hacia la empresa privada. A través de los años la burguesía ha ido asumiendo un carácter transnacional y sus intereses están absolutamente asociados al capital financiero internacional. Según Pasqualina, desde 1970 se han llevado US$ 695.026 millones, de los cuales, 371.517 millones siguen fuera.

Antes del 2003, el sector privado se apropió del 113% de las divisas petroleras. El Presidente Chávez puso un alto estableciendo el control cambiario. Pero la transferencia de dólares del Estado hacia esa burguesía transnacional, determina que ella siga apropiándose de la renta petrolera, sembrándola en la banca internacional.

En el párrafo precedente Pasqualina resume las consecuencias y en general, sus investigaciones y conclusiones, nos han propuesto un camino no sólo contrario, sino alternativo a las propuestas neoliberales, las que, a mi juicio, son cada vez menos conclusiones científicas y van siendo ideología justificadora de la dominación del capital, particularmente del capital financiero, eje del capital transnacional.

La transferencia de dólares hacia la burguesía, ha sido facilitada por la corrupción, por lo que he planteado reiteradamente, que la corrupción no sólo es un problema ético, sino principalmente un mecanismo económico que viabiliza que la renta petrolera pase de la burguesía hacia la banca internacional, el verdadero negocio.

¿Dónde están los beneficios de la liberación del cambio?

Se suponía que ella lograría la estabilización del tipo de cambio, por tanto, una mayor fortaleza del bolívar. Eso no ha ocurrido. Que derrotaría al dolartoday y sus efectos perniciosos sobre la estabilidad del bolívar. Tampoco ha ocurrido.

Finalmente, permitiría que los empresarios privados trajeran dólares al país.

¿Dónde están esos dólares? Lo que sigue pasando es que este mercado se alimenta con dólares del Estado, que los proporciona el petróleo, es decir, así se siembra el petróleo y se malbarata la renta petrolera ¿No es este el modelo rentista vivito y coleando, como decimos los venezolanos?

La decisión de Blanca Eekhout, ministra de comunas

La liberación del cambio, promovida por el equipo económico, es contradictoria con la decisión tomada por Blanca Eekhout, ministra de comunas, de entregar importaciones de materias primas (20 millones de toneladas de maíz amarillo y 10 millones de toneladas de soya) a la comuna Palto Blanco, del Zulia, que serían transformadas en alimentos. Este camino fortalece la soberanía, rompiendo con el camino neoliberal, implícito en la liberación cambiaria.

El ministerio de alimentación siempre sostuvo y lo aplicó, que era preferible entregarle materias primas e insumos, a los canales privados de distribución, pues estos garantizaban mejor que las comunas y la pequeña y mediana empresa, la transformación de dichas materias primas e insumos en productos terminados para abastecer el mercado interno. Como sabemos esos canales privados de distribución suelen tener carácter transnacional (Polar, Cargil…) y son ellos, quienes al adquirir de hecho una posición monopólica al recibir del Estado más del 90% de los insumos y materias primas importados, han organizado el contrabando, el acaparamiento, el bachaqueo corporativo y varios de los males que nos aquejan.

Espero que los cambios realizados en el ministerio de alimentación y las tareas que se le han encomendado a las milicias, signifiquen un cambio radical en las políticas de dicho ministerio. Más claramente, vuelvo a comentar la conveniencia de eliminarlo, sobre todo ahora que se ha dado a las milicias tareas esenciales, que serán comandadas por un reconocido general, al que deseamos éxito y que está en capacidad de convocar a las comunas, a pequeñas y medianas empresas.

La decisión de Blanca Eekhout traza otro camino, que sin duda va a ser exitoso y traza otra ruta que seguramente terminará influyendo en la progresiva sustitución de las importaciones de insumos y materias primas y que sean las comunas, pequeñas y medianas empresas las que las produzcan.

¿Qué ha pasado con la agricultura?

Todavía no tenemos la agricultura que se ha planteado como proyecto tanto para resolver las necesidades del pueblo como para sustentar nuestra soberanía e independencia. Todavía dependemos de importaciones. De hecho la caja Clap, que entrega productos esenciales a la población, sigue entregando como componentes clave de esa caja, productos importados. ¡Qué vergüenza! Después de 20 años seguimos importando para las familias venezolanas bienes que hace un tiempo producíamos ¿Será que el espíritu de Juan Vicente Gómez aún vaga sobre Venezuela?

¿Qué pasó con los ministros que dirigieron la agricultura en tiempos de Chávez?

¿Por qué aún dependemos de las importaciones? ¿Qué pasó con la llamada siembra del petróleo? Chávez y Maduro han aprobado importantes recursos de capital. ¿Dónde están esos capitales? ¿En la banca internacional? ¿Tiene la ANC la responsabilidad de investigar esto? Creo que sí. Es tiempo de que esos ministros rindan cuenta. Quien se ha atrevido a iniciar dicha rendición es el ministro Castro Soteldo, lo que no implica que se le esté exonerando de responsabilidades.

Hay una prueba que está pendiente de presentación. No tengo noticias de ministro alguno que haya mostrado un plan marco donde se señale claramente cuándo dejaremos de ser importadores de materias primas, insumos y alimentos provenientes de la agricultura y por tanto, cuando alcanzaremos la soberanía y la seguridad alimentaria. Podría ocurrir que dicho plan demuestre la conveniencia de mantener la importación de algunos rubros. Lo importante es que esto se ventile públicamente.

En la guerra de precios estamos derrotados de antemano

La guerra de precios es la punta de lanza de la derecha interna, fiel ejecutora de los planes imperiales. El presidente Maduro ha impulsado una política de defensa del salario de la población, lo que demuestra su sensibilidad social. Sin embargo, la guerra de precios viene derrotando la intencionalidad presidencial. ¿Qué hacen los ministros del ramo?

Los empresarios tienen bien ubicado los momentos en que se aproxima un incremento salarial e inmediatamente suben los precios. Luego, cuando el incremento se produce, vuelven a subir los precios y se mantienen elevando los precios permanentemente.

La política de introducir bonos compensatorios no es suficiente para triunfar en la guerra de precios. Me da la impresión que los asesores económicos presidenciales razonan como generalmente lo hacen los economistas: la tendencia de los precios es a equilibrarse. Cuando ascienden llega un momento en que deben detenerse pues ante nuevas elevaciones de precios, no se podría vender la producción. Lo mismo pasaría con el descenso de los precios. En un momento habría un grupo de productores que debería cerrar la producción y retirarse del mercado pues precios más bajos le generan pérdidas.

En condiciones de transnacionalización oligopólica, la tendencia de los precios es a subir y no es la relación oferta-demanda la que los regula, pues el capital financiero ha introducido los mercados a futuro, rompiendo la relación directa entre productores y compradores.

Es el capital financiero el que compra, por ejemplo, las cosechas a los productores y se convierte en el vendedor. Necesariamente no le interesa vender toda la cantidad comprada. Ni le interesa en absoluto si la gente come o no come. Le interesa establecer precios especulativos para obtener sobreganancias.

Como el capital financiero domina el mercado mundial, para fijar precios toma principalmente en cuenta la relación de fuerzas y los intereses políticos. Por ejemplo, Polar, en Venezuela puede incrementar los precios sin límites. Está calculado políticamente que no se venderá todo en Venezuela, sino acaparar una parte, otra parte venderla en Colombia o en otro país, para que el proceso de derrocamiento del gobierno siga su curso y Mendoza pueda continuar aprovechándose de complicidades que le permiten seguir recibiendo dólares preferenciales.

Esta realidad es más compleja aún. Pero lo dicho me permite mostrar que en estas condiciones la lógica de los economistas sobre las tendencias de los precios a largo plazo y los límites que ponen a la subida o la bajada de ellos, en las condiciones de la transnacionalización y la hegemonía del capital financiero, no funcionan necesariamente. Por tanto, la economía académica que suele fundamentar la lógica neoliberal, no puede orientar las decisiones de un gobierno que trata de servir al pueblo. La política de precios acordados y menos aún la de dejar que los precios se muevan “libremente” son diariamente derrotadas.

Estamos perdiendo la guerra de precios y dentro de las lógicas de los economistas, estamos derrotados de antemano.

Palabras sobre cómo ganar la guerra de precios

Creo que ya señalé una de las maneras de derrotar la guerra de precios: que el ministro de agricultura, conjuntamente con el equipo económico, establezca un período en el cual vayamos recuperando la producción y coloquemos en el mercado tal cantidad de productos que los precios necesariamente vayan bajando y no se pueda especular con ellos. Para que así sea es necesario eliminar la influencia de las grandes redes privadas de distribución o de lo contrario ellas seguirán creando escasez, contrabando, etc. Hay que convencerse de que ellas lo que quieren es derrocar al gobierno chavista.

Para un resultado como el que señalo, es imprescindible darle prioridad a la producción comunal, a las pequeñas y medianas empresas, a la producción familiar y vecinal y en general, a la política de todas las manos a la siembra. En un proceso de esta naturaleza, se podrá establecer si las grandes empresas tienen un papel que jugar o si seguirán jugando al golpe de Estado, que no es tan silencioso.

No puede ser una red estatal de distribución. Se la tragaría la corrupción.

Independientemente de que el Estado tendrá una gran influencia, los miembros de esa red deben ser movimientos sociales, comunales, campesinos, productores y consumidores…

Un impulso a esa red son iniciativas como la de la ministra Blanca Eekhout, que ya mencioné. Una extensión de esa política irá creando un proceso de producción y distribución inevitable.

Otra manera es fundar el valor del bolívar con el oro tal como Pasqualina lo viene proponiendo e ir derrotando al dolartoday. El equipo económico sin ninguna razón se sigue negando a tomar este camino ¿Por qué? Explíquenselo al pueblo. No se sigan quedando callados.

Las asambleas de ciudadanas y ciudadanos previstas por e Art. 70 de la CRBV

Estas son ideas en proceso de maduración. Una vez más insisto en la necesidad de que el pueblo ejerza el poder originario que tiene como punto de partida el Art. 5° constitucional reforzado por el Art. 347, que define claramente cual es el poder originario. Estos son armas de lucha cuya reivindicación y ejercicio son una condición para el empoderamiento del pueblo y desde esa convicción, tome la iniciativa para el desarrollo de la democracia participativa y protagónica. Esta es una propuesta que tengo más de un año tratando de impulsar en asambleas realizadas a través de Venezuela y en una gran cantidad de artículos en diversas publicaciones. Ha sido recibida con entusiasmo por diversos auditorios. Luego ese sentimiento es desestimulado por alguien que evidentemente tiene poder ¿Seguirá ocurriendo lo mismo?

Breves palaras sobre Chávez

Chávez trató de romper con la economía académica dominante y se fue por un camino creativo. Se puede hacer críticas, sin duda. Pero Chávez trató siempre de fortalecer la soberanía, lo que he llamado soberanía solidaria. El presidente Maduro ha tratado de seguir ese camino. Las políticas de los ministros de Chávez, que se ocuparon de la agricultura, por el contrario, debilitaron la soberanía y la seguridad alimentarias.

Las propuestas del actual equipo económico, ¿nos conducen al fortalecimiento de la dependencia neocolonial? ¿Comuna o… neoliberalismo? ¿De qué horizonte histórico estamos hablando?

Siempre Chávez. Comuna o nada o haciendo una interpretación, Comuna o… Comuna, título de un artículo que publiqué en Últimas Noticias.

¿Criminales financieros nos gobiernan?

Nessuna descrizione della foto disponibile.por Julio Escalona

24mayo19.- El narcotráfico y la agresión contra Venezuela

La muerte del planeta y de la humanidad está muy determinada por el capital financiero global. El cambio climático y la ofensiva contra los gobiernos que defienden la soberanía, la independencia y un futuro distinto al que representa el capital, son un solo proceso. El imperio británico se debilita a mediados del S. XX.

Bajo el patrocinio Rothschild, fue el primer imperio narcotraficante. Sometió a China mediante el comercio del Opio, como hace EEUU hoy controlando el comercio de la Cocaína y la Heroína. Colombia y Afganistan son casos emblemáticos. De Afganistan sabemos menos. Pero uno de los motivos de la invasión de Afganistan fue estimular y controlar el cultivo y la producción de opio, el cual sale hacia el mercado mundial en los aviones de la fuerza aérea de EEUU.

El cambio climático y el exterminio de líderes sociales y países soberanos asume la intensidad y necesidades del narcotráfico. Aparte de las razones que conocemos, como la necesidad que tiene EEUU de apropiarse de nuestras riquezas naturales, está la urgencia de utilizar la ubicación geoestratégica de Venezuela en función del tráfico de drogas hacia los mercados de EEUU y Europa.

En Venezuela se radicaliza la agresión. Fue asesinado el general de la FANB, Jackson Silva, comandante de un grupo que fue emboscado en el estado Aragua.

En total 11 militares han perdido la vida entre esta emboscada y un accidente de helicóptero. Nobles representantes de la unidad cívico militar, patriótico modo de existir.

Las muertes no naturales y la corrupción

Guillermo Torín, Memo, dirigente obrero, militante de la Liga Socialista, con quien tuve una cercana relación, que me permitió observar su intenso proceso de autoformación y como en dicho proceso se elevó enormemente su crecimiento intelectual, cultural y espiritual, falleció víctima de un cáncer. ¿Muerte natural? No.

La alimentación, la cultura, son fuentes de enfermedad. Investiguen a Monsanto, que impulsa una agricultura o más bien un agronegocio, que favorece una alimentación generadora de cáncer y otras graves enfermedades.

El capital trasnacional va extendiendo la enfermedad por el mundo. No sólo por el modo de vida que promueve, que implica la alimentación, los horarios de trabajo, el consumo de drogas, la extensión de la pobreza, la caotización de la vida cotidiana, las agresiones políticas y militares… día a día le roba la vida a la gente, la salud se va deteriorando y sobre todo le afecta la salud espiritual, cuya cura no se resuelve en las farmacias ni a través de prescripciones facultativas. Un día la gente muere, pero generalmente ninguna muerte es natural.

A un país asediado como Venezuela, a la gente se le va robando y caotizando la vida cotidiana. La existencia material puede ser la primera víctima, pero a veces sin que se dé cuenta, incluso sin sospecharlo, la agresión imperial le va quitando la paz espiritual. La guerra psicológica, mediática, la amenaza permanente de agresión militar, la escasez de medicinas, el deterioro de los hospitales, del transporte, la escasez de agua, el deterioro de los servicios básicos, hasta el no poderse tomar una cerveza, van dejando una profunda huella en el alma. El no poder alimentar a la familia, ir a un cine, en fin, el no poder desarrollar pequeños aspectos de la vida, va deteriorando psicológicamente. El suicidio, las riñas, el estímulo a las soluciones individuales y el deterioro de la solidaridad, son todas manifestaciones de la guerra, crueles, espantosas… es la batalla que se propone doblegarnos moral y espiritualmente, que puede iniciarse por la destrucción de la vida material, que tiene como sustrato el asesinato espiritual de la humanidad.

El pecado más grande es la corrupción y la labor que hacen los quintacolumnistas, sobre todo los que se visten de rojo rojitos.

El fin de la II Guerra mundial no significa la conquista de la paz Independientemente de que se funda la Organización de las Naciones Unidas y se aprueba La Carta de las Naciones Unidas, la guerra no cesó. Finalizando la II Guerra Mundial (GM), EEUU lanza bombas nucleares sobre Japón, iniciando un nuevo peligro y un nuevo período para la humanidad: la amenaza permanente del holocausto nuclear.

El surgimiento del campo socialista es, por una parte, una cierta garantía para la defensa de la paz mundial, pero la política agresiva de los imperios, particularmente de EEUU, se convierte en una amenaza de guerra permanente.

En 1950 se inicia la guerra de Corea, que culmina en 1953 sin un tratado de paz. La larga guerra de Vietnam puede decirse que comienza durante la II GM y tiene un punto culminante con la derrota del imperio japonés por parte de los vietnamitas. Pero el imperio francés invade de nuevo Vietnam y la guerra se profundiza. Esa fase culmina en 1954 con la derrota de los franceses en la batalla de Dien Bien Phu, que conduce a la firma de un tratado que establece la posibilidad de una salida pacífica. Pero el imperialismo estadounidense interviene, viola los acuerdos y la guerra se reinicia. Termina finalmente en 1975 con la derrota de EEUU.

El 1° de enero de 1959 triunfa la guerra de guerrillas en Cuba, nace la Revolución Cubana que estimula las luchas revolucionarias en la región latinocaribeña, en África, Asia, incluso en EEUU y Europa. Cruentos acontecimientos se desarrollaron. La lucha guerrillera en Venezuela, que fue un acontecimiento relevante para toda la región. La lucha guerrillera se extendió por el continente latinocaribeño.

La insurgencia armada se extendió por África, Asia, incluso, hacia EEUU y Europa.
El neoliberalismo es el comienzo de la tercera guerra mundial El consenso de Washington fue una declaración de guerra contra la humanidad. El Estado del Bienestar fue una consecuencia del impacto del socialismo sobre la vida cotidiana generada en el mundo del capital durante la postguerra.

Desempleo, pauperización, hambre… giro de los trabajadores hacia la izquierda en varios países europeos. El miedo al socialismo y a la posibilidad de perderlo todo, obligó a los dirigentes del capitalismo a desarrollar, por una parte, la represión y las guerras de contrainsurgencia y por otra parte, una política de seducción para corromper al movimiento obrero, sobre todo a los sindicatos, a la burocracia obrera y a la socialdemocracia. Esto logró detener los giros radicales, derrotar electoralmente, sobre todo en Francia e Italia, a los partidos comunistas y socialistas e imponer gobiernos favorables a la intervención hegemónica de EEUU.

La intensificación de la acumulación de capital y las sobreganancias que se obtuvieron, pudieron financiar el Estado del Bienestar, fue posible transferir reivindicaciones a los trabajadores y mantener altos beneficios para el capital.

Por razones que ahora en este resumen no puedo abordar, entre mediados de los años 60 y comienzo de los 70, se presentó una profunda crisis en el mundo del capital, que se expresó entre otros fenómenos, en la aparición de rendimientos decrecientes y la caída de la tasa de ganancias, lo que obligó a suspender progresivamente el financiamiento del Estado del Bienestar, acompañado de la hegemonía del capital financiero, que no apoya sus ganancias en la economía real, sino en las operaciones financieras, las que pueden producir elevadas tasas de ganancias sin producir una aguja.

Se agudizan las conspiraciones contra la Unión Soviética y el campo socialista y las políticas de mercado, se convierten en el eje de las estrategias del capital financiero. Surge así el Consenso de Washington, que fue precedido por el derrocamiento de Allende, la Operación Cóndor y otras tropelías contra los movimientos populares de América Latina, África y de todo el Sur. Logró salir triunfante el sandinismo.

Pero sin duda el neoliberalismo es el comienzo de la III guerra mundial, un proceso muy violento que barrió a los pueblos del Sur, en un proceso muy drático, pero desarrollado en el terreno político, económico y particularmente en el campo de la información, la destrucción de los valores solidarios y la exacerbación de la competencia como el vínculo fundamental entre los seres humanos.

El mercado se convierte en eje de la vida social y esta se va organizando sobre la base de saber aprovechar las “oportunidades” que el mercado “ofrece”. El que las sabe reconocer, sabe competir y las aprovecha, avanza, el que no se va quedando fuera. Se vivirá en una especie de guerra de todos contra todos.

Ganará el que “sepa” competir.

En ese proceso emergió Venezuela con el Presidente Chávez al frente defendiendo la soberanía solidaria, que se funda en el reconocimiento del otro, la defensa de los intereses comunes, el enfrentamiento a las amenazas imperiales y la posibilidad de la integración, de la unión en la diversidad.

Del reencuentro Sur-Sur, con un carácter no simplemente geográfico, sino geopolítico. El Sur son unos intereses fundados en la defensa de la soberanía solidaria, que no depende solamente de la ubicación geográfica.

El campo de batalla comienza a experimentar importantes transformaciones con respecto a la II Guerra Mundial. Eso ha hecho difícil que se aprecie el comienzo de una guerra mundial, más cruel y asesina que todas las anteriores, más abarcante de los diversos intersticios de la sociedad mundial y más criminal, pero que se hizo experta en la práctica de la mentira, del encubrimiento, del distraccionismo y de la perversión de los organismos multilaterales, como las Naciones Unidas y en la construcción de un nuevo multilateralismo fundado en pactos militares, centrado en la Otan.

La III Guerra Mundial se perfila más compleja, más criminal y con una activa participación de un poder emergente, las masas de capital provenientes del narcotráfico.

El golpe contra las torres gemelas del 11-09-01, fue un golpe de Estado contra la democracia, la paz y los derechos humanos y se generalizó la guerra por todos y desde todos los intersticios de la sociedad. Se consolidó lo que he llamado Estrategia Imperial de Guerra Permanente, el correlato geopolítico para el Consenso de Washington. Consolida un poder transnacional con la dinastía Rothschild al frente.

Aparece claramente un trípode de poder, claramente interconectado e interdependiente: el poder financiero, el poder militar y el poder del narcotráfico. El poder del narcotráfico es cada vez más esa masa crítica de capital siempre disponible, bien sea desde Goldman Sachs o desde la más anónima banda que opera en el más empobrecido barrio de cualquier lugar del mundo.

Esa masa crítica de capital que se mueve a través del sistema financiero, en multitud de cuentas opacas, representa ese ilimitado flujo de capital que financia la industria militar, la subversión de derecha que alimenta conspiraciones, guerras, derrocamientos de gobiernos, asesinatos políticos que quedan en la oscuridad, la desestabilización permanente de gobiernos, como el de Venezuela, de Bolivia, de Nicaragua… Bolivia ha demostrado que un buen gobierno es el mejor camino contra la desestabilización y el narcotráfico. Debemos tomar nota de eso.

El narcotráfico dejó de ser ese aliado que se movía en la oscuridad. Ha adquirido visibilidad como poder mundial. Aparece financiando un golpe de Estado, ejércitos privados como los que mueve esa transnacional de la guerra que es Black Water, empresas que producen armamentos, material de guerra como como chalecos antibalas, etc. Mientras algunos sectores y gobiernos tienen déficit de capital, las empresas asociadas al narcotráfico ven crecer sus mercados y sus ganancias.

La ilegalidad del narcotráfico solo existe para los efectos de la oferta y la demanda, pues ello encarece el precio tanto de la venta como de la compra, lo que incrementa las ganancias y la acumulación de capital, que fluye no sólo a través de los paraísos fiscales sino a través de la banca formalmente establecida.

En Venezuela el narcotráfico mundial es clave en la desestabilización pues permite una casi ilimitada fuente de capital siempre disponible. Por ejemplo, de donde sale el financiamiento para el mantenimiento de la vida de lujos de Julio Borges, para las giras de Guaidó, etc.

El narcotráfico se alimenta de la ilegalidad y la represión

Plantearse el problema de la legalización o regulación del consumo de drogas, es en un debate nacional-mundial, que debería llevarse a la ONU. La producción de la droga tiene un potencial de oferta ilimitado, por lo que los precios tenderían a bajar y las sobreganancias a desaparecer, lo que sería un duro golpe al narcotráfico.

La ilegalidad y la represión son consustanciales con las sobreganancias que obtiene el narcotráfico. El carácter clandestino de la distribución limita la oferta y es un factor clave en la formación de los precios. Creo que tanto el gobierno como las organizaciones sociales, deben estudiar este tema con urgencia.

Para debatir y rectificar

L'immagine può contenere: una o più persone, folla e testopor Luis Britto García

Convoca el Presidente a un Debate rectificador de la Revolución Bolivariana. No tengo militancia política, pero toda mi vida he respaldado los movimientos revolucionarios con la opinión y los hechos sin recibir ni exigir nada a cambio. Van mis propuestas.


TERRITORIO Y FRONTERAS

Asegurar la presencia del Estado en zonas fronterizas débilmente pobladas. Ordenar  ocupación militar que detenga en forma efectiva el contrabando de extracción de hidrocarburos, minerales,  bienes de consumo subsidiados y medicinas. Reforzar  guarnición militar y vigilancia en los numerosos objetivos estratégicos potenciales del país,  particularmente en la capital y ciudades principales, costas, vías de comunicación, puertos, aeropuertos, instalaciones para el suministro eléctrico, hídrico y de hidrocarburos, depósitos y refinerías. Habilitar vías alternativas y refugios para la población.

Erradicar grupos paramilitares que ejerzan la violencia con fines criminales o étnicos. Utilizar los satélites  para la vigilancia del territorio.   

Cerrar  fronteras en la medida en que lo exijan la economía y la seguridad de la Nación.

DEMOGRAFÍA Y SOCIEDAD

Reactivar  investigaciones sobre la identidad y  las condiciones actuales de vida de los venezolanos iniciadas por instituciones como Fundacredesa y GIS XXI. Estudiar la situación económica, social, política y cultural en las zonas fronterizas de población fluida.

Iniciar campañas educativas y comunicacionales para  integrar y asimilar  las grandes masas de inmigrados.  Concluir y divulgar estudios objetivos y precisos para desmentir el mito de la emigración masiva. Fortalecer  políticas de repatriación de emigrados y sobre todo de aquellos cuya formación técnica y académica pudiera ser especialmente valiosa para el país. Determinar de manera precisa la cuantía del daño infligido a la población por el bloqueo en desmejora del nivel de vida, enfermedades y muertes. Estudiar la situación de los grupos a los cuales el régimen de doble nacionalidad coloca en condición de lealtad, obediencia y servicio militar a favor de potencias hostiles hacia Venezuela. Fortalecer el movimiento comunal, las cooperativas y las organizaciones y movimientos sociales productivos. Coordinar todas las organizaciones sociales para la actuación armónica y coherente en caso de agresión interna o externa, integrándolas entre sí y con los cuerpos encargados de la Defensa.

ECONOMÍA

Anclar el valor del bolívar soberano al petróleo y al oro. Profundizar la Reforma Agraria y la aplicación de las 49 leyes sobre materia económica promulgadas por Hugo Chávez Frías. Transferir al sector privado a los numerosos neoliberales que todavía ejercen desastrosa influencia sobre las políticas económicas, o a cargos donde hagan menos daño. Reinstaurar el control de cambios para evitar la intensificada fuga de divisas. Someter a control y publicidad exhaustivos el manejo de  divisas por el Estado, verificando el cumplimiento de la promesa de no transferirlas al sector privado.

Investigar la desaparición física del papel moneda, con especial énfasis en sus grandes depositarios del sistema bancario. Aplicar normas constitucionales que prohíben el acaparamiento, la usura, los monopolios y el abuso de la posición de dominio en el mercado.

Investigar las operaciones del oligopolio de importadores y distribuidores de bienes de primera necesidad. Sustituir el sistema de precios acordados por el de precios fijados, con drásticas sanciones para quienes los violen de manera indirecta o directa. Obligar a quienes irrespeten los precios fijados a elevar en igual medida los salarios de sus empleados. Mantener un estudio actualizado  de los daños que la Guerra Económica ocasiona al país, con señalamiento preciso de  empresas y personas  que los causan, así como de  las acciones jurídicas intentadas contra ellas y las sanciones aplicadas.

Adoptar enérgicas medidas para recuperar el nivel de producción de PDVSA y de las restantes industrias estratégicas. Elevar el precio de la gasolina por lo menos hasta el costo de producción. Instaurar para todas las empresas un control informatizado, obligatorio y en tiempo real de costos, beneficios y precios, que bloquee automáticamente operaciones especulativas. Desarrollar industrias nacionales de producción de armamento convencional.

ESTADO Y POLÍTICA

Aprovechar la mayoría patriótica en la Asamblea Nacional Constituyente para darnos en el más breve plazo una Constitución Socialista y un sistema de leyes  Revolucionarias. Reformar la Ley Orgánica de la Administración Pública a fin de que ésta cumpla con sus funciones.

Régimen legal orgánico para las Misiones, integrarlas con la Administración Pública formal y evitar duplicidades y falta de coordinación de esfuerzos. Sistema informatizado y centralizado de control previo, concomitante y posterior de la Administración Nacional, Estadal, Municipal y Comunal, sobre institutos autónomos, fundaciones y empresas del Estado o bienes de éstas, enfocado en el cumplimiento de las metas y programas asignados para la ejecución del gasto público, y con responsabilidad civil, administrativa y penal para su incumplimiento injustificado. Informatización total de la Administración, para que los trámites se realicen automáticamente.

Adopción universal del software libre y de escudos contra ataques cibernéticos. Fijación de políticas con respecto a funcionarios que en función de su doble nacionalidad  conserven obligaciones de lealtad y defensa militar hacia Estados hostiles contra Venezuela.

Reestructuración total del aparato del Estado en función de las necesidades de la Defensa. Leyes constitucionales con tipos delictivos precisos y sanciones incrementadas para delitos de traición a la patria, espionaje, sabotaje, insubordinación militar, deserción, usurpación de funciones, actuación como agente de influencia de potencias extranjeras, solicitud o favorecimiento de intervención armada foránea militar o paramilitar y transgresiones afines.

Disolución de ONGs, partidos o instituciones que incurran, inciten, promuevan  o sean cómplices en tales delitos.

(VIDEO) Cosa succederebbe se gli imperialisti invadessero il Venezuela?

di Ronny Pacheco

Cosa succederebbe se gli imperialisti invadessero il Venezuela? Quale lezione lascia l’esperienza libica all’umanità? Chi ne soffrirebbe? Questo video realizzato dalla comunicatrice popolare Thaís Rodríguez Gómez ha come obiettivo rispondere alle domande precedenti, per sensibilizzare sulle gravi conseguenze che una guerra avrebbe per tutto il popolo venezuelano.
___

O Trump o Venezuela

L'immagine può contenere: 1 persona, con sorriso, in piedi e spazio all'apertopor Luis Britto García 

1
No  debatamos con el mamarracho que no  convoca ni un centenar de soldaditos engañados ni dos centenares de opositores autoengañados.
Discutamos con el dueño del circo, y no con los payasos. La confrontación es con el Imperio,  no con un escapado de la escuela de payasos de Popi. Sobre todo ahora, que el director de pista ha quedado al desnudo en una Selfie que lo revela en posición difícil de explicar.

2
Para descubrir el secreto no han sido  necesarios hackers como Assange,  Snowden ni  Manning. Como Chacumbele, el Imperio mismito se mató. Si lo duda, consulte la página Diplomatic Action, del U.S. Department of State, Bureau of Western Hemisphere Affair, Fact Sheet: U.S.A. Actions on Venezuela, que el Washington Post divulgó antes de que un  burócrata la borrara de la red. No hay que saber inglés para entender que se refiere a “Las Acciones de Estados Unidos de América en Venezuela”. Y en efecto, el Departamento de Estado confiesa que “el gobierno de Estados Unidos ha adoptado una serie de fuertes medidas políticas desde 2017,  destinadas a ejercer presión contra el régimen de Maduro y favorecer  a los actores democráticos”.

3
A confesión de parte, relevo de pruebas. El Departamento de Estado comprueba lo que ya todos sabíamos: que Estados Unidos esgrime “fuertes medidas políticas” para “ejercer presión” sobre nuestro gobierno electo y favorecer a otros actores. Esta prepotente declaración viola todos los principios del Derecho Internacional reconocidos por todas las organizaciones creadas para respetarlos. La prohibición de que un Estado intervenga en los asuntos internos de otro es norma acogida en  la Carta de las Naciones Unidas; en la Carta de la Organización de Estados Americanos, en la Carta del Movimiento de Países no Alineados, en todos y cada uno de los documentos constitutivos de organizaciones internacionales. Estados Unidos es, por sus propias palabras, Estado Forajido, al margen del Derecho Internacional y las organizaciones que lo aplican.

4
Si  duda, siga leyendo. Bajo el rubro “RESULTADOS CLAVES  EN 2019”, el Departamento de Estado confiesa esta serie de delitos contra  leyes y bienes de los venezolanos: “-Juan Guaidó anunció su presidencia interina bajo la Constitución venezolana en enero.(…)”. El anuncio del autoproclamado no sería  más que otra de las “Acciones  de Estados Unidos de América en Venezuela”. También, el supuesto no verificado según el cual “Más de mil militares han reconocido a Juan Guaidó, desertado de Venezuela e ingresado a Colombia, donde reciben UNHCR y asistencia del gobierno de Colombia”. Estados Unidos pretende nombrar presidentes y mandar militares en Venezuela. ¿Qué sucedería si otro país pretendiera hacer lo mismo en la potencia del Norte?

5
Por la plata baila el perro: quien  paga el mariachi escoge la canción. Las injerencias en Venezuela no son por la Democracia ni por los Derechos Humanos, sino por el  botín. Entre las “Acciones en Venezuela” que el Departamento de Estado se atribuye destacan las perlas que citamos  textualmente: “-La refinería CITGO en Estados Unidos está ahora bajo control del gobierno interino. -Aproximadamente 3.2 billones de dólares en activos de Venezuela en el exterior están ahora confiscados (en inglés, un billón equivale a mil millones). -La producción de petróleo de Venezuela cayó a  736.000 barriles diarios en marzo, menos de la mitad de la producción de marzo de 2018, reduciendo sustancialmente los ingresos del régimen de Maduro. Dos de cuatro refinerías reiniciaron operaciones después que la falta de energía las puso  inoperantes.-Un estimado de 23 tanqueros cargados con unos 12 millones de barriles de petróleo permanecen varados fuera de las costas de Venezuela, debido a las dificultades para encontrar compradores. Se reporta que PDVSA está ofreciendo un descuento de 25% sobre el petróleo que permanece varado, pero requiere que los compradores lo descarguen en el puerto. -La presión diplomática se tradujo en una reducción de los compradores para el oro venezolano. Un banco de la UAE canceló la compra de oro venezolano y hay indicaciones de que la venta de oro a Turquía fracasó”.  En resumen: asalto a mano armada de bienes venezolanos en el exterior; bandolerismo para impedir la venta de nuestros productos, destrucción criminal masiva de nuestras industrias. Y hay quien dice que la Guerra Económica no existe.

6
Sí: contra Venezuela se libra una Guerra de Cuarta Generación o no Convencional  en todos los frentes: económico, social, político, internacional, sicológico, mediático, cultural. El daño es estimado en el informe  “Economic Sanctions as Collective Punishment:  The Case of Venezuela,” de los economistas  Jeffrey Sachs y  Mark Weisbrot, quienes calculan unas 40.000 muertes como consecuencia “de los métodos diabólicos utilizados por Estados Unidos para destruir a Venezuela y desacreditar el socialismo”. Se basan en el  incremento de las defunciones desde que Estados Unidos intensificó sus “Acciones”. El cálculo de las defunciones se fundamenta en encuestas de universidades privadas criollas, que sería necesario verificar. El bloqueo a Irak arrojó  un millón de muertes antes de la invasión estadounidense.
Desde el siglo pasado, las guerras cobran  nueve víctimas  civiles por cada caído en combate. Cualquiera que sea el saldo verdadero, existe, afecta a toda la población, y debe ser atroz.

7
Ante esto, el Autoproclamado  comunica a Craig Faller, Jefe del Comando Sur, su “disposición para comenzar las conversaciones respectivas a la cooperación que ha sido ofrecida por su comando (…) acogemos con beneplácito la planificación estratégica y operativa”.
Además de las otras intervenciones, implora la militar. Asombra el silencio de la oposición venezolana ante este llamamiento a la invasión de Venezuela. Ser opositor es un derecho; ser patriota un deber. Al elegir entre independencia y coloniaje, el silencio no es una opción.

Presidente Maduro: debate rectificador, hechos más que palabras

L'immagine può contenere: una o più persone e follapor Néstor Francia

“Necesitamos generar procesos con la experiencia que tenemos, para expandir las tendencias positivas del funcionamiento del poder popular y comunal, necesitamos pasar de la letra, de las palabras, a los hechos”

Nicolás Maduro, 16 de mayo de 2019

Yo creo que el presidente Maduro tiene claro el hecho, tan socorrido a lo largo de este proceso, de que hace falta una revolución dentro de la revolución. Lo que pasa es que eso no basta, si fuera fácil ya se habría hecho. Para empezar, él solo no puede. ¿Cuántos intentos fallidos encabezó Chávez en ese sentido? Voy a ayudar a que refresquemos la memoria, antes debo expresar mi preocupación por el escaso eco que ha tenido ese tema del “debate rectificador” en distintas instancias oficiales y políticas del chavismo, más allá de las asambleas donde se hizo diagnósticos y propuestas que existen desde hace tiempo, como demostraremos más adelante en este artículo.

El Presidente hizo varias alusiones y planteamientos importantes en torno al asunto en su intervención del pasado 16 de mayo en el “Jueves de Vivienda”. Revisé al menos cuatro primeras planas de diarios oficiales del día viernes 17 y en ninguna de ellas hay alguna referencia o llamado a esas puntualidades presidenciales (Correo del Orinoco, Ciudad CCS, Ciudad Valencia y Ciudad Maracay). Es posible que se le haya dedicado un espacio interior al tema, pero creo que una propuesta tan trascendente del Presidente de la República merecería estar entre los primeros issues informativos del país. No puedo opinar sobre el tratamiento que se le ha dado en canales y emisoras del Gobierno, ya que muy poco sintonizo los medios audiovisuales tradicionales. Soy como los muchachos de ahora, me informo y me entretengo básicamente por Internet. La temporada 8 de Game of Thrones la he visto por HBO Go, el streaming de esa cadena televisiva.

Ni en la sesión plenaria de la Asamblea Nacional Constituyente del miércoles 15 ni en la reunión de la Comisión de Comunicación del jueves 16 de mayo se mencionó, ni siquiera de pasada, el asunto. En los varios grupos de Whatsapp de la Constituyente de los cuales formo parte el tema existe muy poco o nada ¿Será que se cree que con un debate de fin de semana fue suficiente? No es eso lo que pienso yo, lo cual no tiene mayor importancia, pero tampoco lo piensa así el presidente Maduro: “Hay que abrir dinámicas nuevas, que haya entusiasmo, contagiando de energía a las bases populares de todos los barrios, de todos los organismos, de todas las comunidades, redes, relación permanente (…) hay que generar nuevas dinámicas, por eso es que quiero encontrar el punto clave, para arrancar un poderoso proceso de reimpulso” (16/05/19).

Chávez también planteaba los debates rectificadores como un proceso permanente: “Rectificación como producto de la revisión. Es bueno siempre profundizar en el contenido de las palabras para que no se nos quede en una consigna; ¡No! es una actitud vital de todos los días, vamos a revisar todo (…) Como consecuencia de la revisión, determinaremos lo que está bien, lo que está mal, lo que se hizo, lo que no se hizo, y eso es un proceso” (Aló Presidente, programa No 299, 6 de enero de 2008)

Para mí, que ejercito de manera permanente el debate y la crítica, es muy gratificante que el Presidente conciba esta tarea bajo la figura de un plan: “Aristóbulo, Diosdado, que me escuchan, compañeros, les pido que hagamos un esfuerzo superior, porque yo quiero que el Plan Nacional de Cambio, Renovación, y Rectificación arranque lo más pronto posible, con una energía renovada y concreta para generar grandes cambios en el país, para combatir la burocracia, la indolencia, la corrupción, lo mal hecho” (16/05/19) ¿Será escuchado, será seguido? ¿Le daremos todos a la rectificación la misma y crucial trascendencia que le asigna el líder? Ojalá así sea, aunque confieso que me ataca la duda, por aquello de que quien fue picado de culebra, cuando ve bejuco se espanta. Es hora de recordar los intentos frustrados de Hugo Chávez.

No sé cuántos de los lectores recordarán aquello de los Cinco Motores que planteó Chávez. No se presentó como un plan de rectificación sino de reimpulso, pero para realizarlo se hubiera requerido cambiar muchas cosas. El gran líder instruyó la activación de lo que llamó los “Cinco Motores Constituyentes”: Ley Habilitante, Reforma Constitucional, Moral y Luces, Nueva Geometría del Poder y Explosión del Poder Popular. Y propuso reactivarlos después de la derrota de la propuesta de Reforma Constitucional de 2007., sus palabras no fueron precisamente halagadoras: “Los cinco motores hay que revisarlos. Pasaron a ser cuatro, el primero se fundió: el motor de la Reforma ¡Bueno, habrá que ponerlo en el taller! El segundo, la Habilitante, está en mínimo. Vamos a reactivar ese motor, porque nos quedan seis meses de Habilitante. El tercer motor, Moral y Luces, hay que repotenciarlo. Ese es un motor que debe ser permanente. El cuarto motor: la nueva Geometría del Poder, no pudo arrancar porque ese dependía de la Reforma. Ese motor está parado. El quinto motor: ¡Ah! ese sí ha venido funcionando. Pero tenemos que también revisarlo, rectificarlo y relanzarlo, es la Explosión del Poder Comunal (…) La visión que yo he tenido es que la explosión dependía de la Reforma, así que lo que va a ocurrir no es la explosión, es el incremento progresivo. Tenemos que agarrar un burro, cargar el motor que se fundió, revisar los otros y relanzarnos. Así lo digo con toda mi humildad” (Aló Presidente, programa No 299, 6 de enero de 2008).

Aquí hago un paréntesis para relatar una experiencia personal que puede ser útil en este momento. Cuando Chávez lanzó la propuesta de los Cinco Motores, siendo yo Asesor de PDVSA incorporado en la nómina mayor, presenté un proyecto para aplicar en la empresa el tercer motor, Moral y Luces. El proyecto no tuvo respaldo alguno de la Directiva, que tenía al frente al ahora autoproclamado precandidato presidencial Rafael Ramírez. Es más, ni siquiera hubo una respuesta que no fuera el silencio. Yo insistí, sin embargo, con la ayuda de un grupo de trabajadores revolucionarios de la Gerencia de Asuntos Públicos a la cual estaba adscrito. Pero las dificultades eran muchas, no contábamos con los locales ni los insumos para el estudio colectivo, que era el objetivo principal del proyecto, debíamos realizar las actividades fuera de los horarios de trabajo y hacerlo con las uñas. Nos mantuvimos un tiempo, con círculos, foros, cine-foros. Finalmente, cuando vimos que era difícil convocar al grueso de trabajadores debido a tales dificultades, terminamos por abortar el intento. Poco después, Ramírez designó como gerente de Asuntos Públicos a una persona de su “primer anillo”, un agente político suyo sin ninguna experiencia ni preparación vinculada a la comunicación ni a las relaciones institucionales, que eran las dos atribuciones básicas de esa Gerencia. Este nombramiento coincidió con una rebaja sustancial del presupuesto de la Gerencia. Yo, tratando de cumplir con mi trabajo, hablé con el nuevo ungido y le hice saber de mi larga experiencia en la industria publicitaria, que incluía haber trabajado con varias cuentas de bajo presupuesto. El señor no me llamó para nada y se guardó para sí el privilegio de meter la pata. Burocratismo, verticalismo, autoritarismo ejercido por quienes hoy pretenden dictar cátedra de “chavismo puro” ¿Qué podía hacer yo entonces, si Ramírez era una de las vacas sagradas del chavismo? ¿Burócratas al frente de la lucha contra el burocratismo? ¡Zamuro cuidando carne!

Ahora hablemos de otro intento rectificador de Chávez, las famosas 3R. Aquí le doy la palabra al comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela: “Seré pues autocrítico de la autocrítica, para que ésta no se convierta en una moda o una postura ‘políticamente correcta’ (…) Recuerdo con tristeza la ‘moda’ de las 3R. Moda de la autocrítica que ahora debe ser criticada. Moda que se vendió en todas sus salsas: 3R al cuadrado, etc. Me pregunto ¿En qué quedó? ¿Qué sentido tiene la autocrítica si sólo se hace cuando el Presidente la pone en el tapete? ¿En qué limbo se encontraba la autocrítica antes que Chávez la pronunciara de nuevo? (…) Una autocrítica sin reflexión, sin lectura, sin investigación, sin conocimiento de causa, se convierte, sin más, en una piñata a la cual todos quieren darle un palazo, para ver qué juguete le arrebatan a su ‘camarada’” (En “Mosca con la ‘moda’ de la autocrítica”, Aporrea.org, 22/10/2012).

Ciertamente, recuerdo que las 3R no pasaron de ser material para propaganda, para adornar avisos y vallas de entes oficiales, puro bla bla, palabras huecas que no condujeron a nada. Claro que eso no era lo que quería Chávez, pero lo dejamos solo en su intención de reimpulsar la Revolución.

En su intervención conocida como “Golpe de Timón”, el 20 de octubre de 2012, Chávez hizo importantes reflexiones, a la mayoría de las cuales no se les ha dado continuidad, al menos no con la fuerza y con la urgencia que ameritaban y ameritan. Precisamente, el gran líder dijo entonces: “La autocrítica es para rectifcar, no para seguirla haciéndola en el vacío, o lanzándola al vacío. Es para actuar ya, señores ministros, señoras ministras”.

Chávez también planteaba allí la necesidad de la crítica como un ejercicio permanente: “Véanse las caras, véanse los ojos en el espejo cada vez que .vayan al baño o a donde haya un espejo. Yo de primero”. Y para nada recomendaba la conducta complaciente o acrítica: “Triste es que nos quedemos callados, para que no me llamen piedrero. Aquí no estamos de niños de segundo grado ni de la escuelita primaria, este es el Gobierno revolucionario de Venezuela, ratificado por un pueblo hace dos semanas, pero también muy criticado por un pueblo, y con razones”.

Más adelante veremos que esta función crítica del pueblo hacia la Revolución estuvo allí desde el principio, y con el mismo tipo de críticas que hemos escuchado ahora, muy poco ha cambiado en ese sentido, por eso la angustia de Chávez cuando hablaba de la crítica “en el vacío”. Debemos concluir que los procesos de crítica, alentados por Chávez y ahora por Maduro, han sido manifestaciones de uno de los problemas que señala el diagnóstico: ineficiencia.

También planteó Chávez en el Golpe de Timón un asunto nuclear del proceso revolucionario que merece más esfuerzo y decisión para culminar su realización, en la cual se ha avanzado pero de manera aún insuficiente, el tema del empoderamiento popular: “El patrón de medición -dice Meszaros- de los logros socialistas es: hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyen activamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modelo sustancialmente democrático de control social y autogestión general”. Esto tiene que ver con un asunto crucial de la Revolución: la transformación profunda, radical del Estado. Mientras no se generalice el control social y la autogestión general, no será posible derrotar ni el burocratismo ni la corrupción. En ese terreno se aplica la máxima, no siempre bien utilizada, de que solo el pueblo salva al pueblo. Sería injusto decir que no se ha hecho nada en ese sentido, pero no podemos darnos por satisfechos, porque en ello va la vida de lo que estamos tratando de alcanzar.

Creo llegada la hora de un salto cualitativo en la construcción del Poder Popular. No el poder de un partido o de una vanguardia, numerosa, fuerte, pero minoritaria. El poder de todo el pueblo, el rescate para la revolución socialista de la consigna del primer gran intento histórico: “¡Todo el poder a los soviets!” Todo el poder a los consejos comunales, todo el poder a las comunas, todo el poder a las comunidades, todo el poder al pueblo trabajador, que la representación, siempre necesaria en alguna medida, sea manifestación real del poder de base.

¿Cuánto hemos avanzado en el protagonismo popular? ¿Por qué no nos paseamos, solo como un ejercicio, por la posibilidad de que más bien, a partir de cierto momento, hayamos retrocedido? ¿Qué decía Chávez de la forma en que se escogían los candidatos para los cargos públicos?: “Yo lo dije hace varios años, lo ratifico, me niego a que se repita lo que se pasó muchas veces, que al final llegaban a mi Despacho con una lista: ‘Presidente aquí está, estos cuatro ¿cuál es? Escoja usted’ No, me niego. Las candidaturas deben venir como producto de las decisiones de las bases populares y no como producto de reuniones en conciliábulos, acuerdos de un partido con el otro y al final entonces el dedo de Chávez ¡Y el hombro de Chávez pa’ echarse encima a veces más de un bacalao! ¡No! necesitamos liderazgo” (Aló Presidente, programa No 299, 6 de enero de 2008).

Ciertamente en la elección de los constituyentes las bases jugaron un papel relativamente relevante, pero después se volvió al método del dedo para las elecciones de alcaldes y concejales. Se esgrimirá razones, por supuesto, pero dejamos asentado aquí lo que pensaba Chávez del asunto, como contribución al debate.

Hay una medida que en mi caso particular me es útil para considerar el poco efecto práctico que tuvo aquella intervención de Chávez sobre el Golpe de Timón. Oído al tambor: “Veo algunos programas de nuestro canal, el canal de todos los venezolanos, y seguimos aferrados a aquello que ya pasó, incluso dándoles vocería a quienes no tienen nada que decirle al país, poniendo videos, que esta persona dijo tal cosa ¿Será eso lo más importante en este momento? (…) ¿Por qué no hacer programas con los trabajadores?

Donde salga la autocrítica, no le tengamos miedo a la crítica ni a la autocrítica. Eso nos alimenta, nos hace falta”. Han pasado casi siete años desde aquellas palabras ¿Ha habido algún cambio significativo en los medios del Estado? Pasa todo lo contrario, el pensamiento crítico es excluido, vetado, considerado peligroso y hasta contrarrevolucionario. A veces pienso con mucho dolor que Chávez se nos fue en un momento en el que su brillo, su inteligencia, su creatividad estaban en plena ebullición, este hombre que nunca dejó de crecer, de cuestionarse y avanzar. ¡Cuánta falta nos hace! pero ni modo, hay que seguir remando, sin olvidar su impronta, su pensamiento, evocarlo cada día. Se equivocó más de una vez, es verdad ¿Quién no? Pero en la balanza de la Historia, el peso de sus aciertos inclina el platillo amplia y claramente hacia el lado positivo

Llegamos pues, a otro escalón en los caminos de la crítica y la autocrítica. Con motivo del Congreso Extraordinario del PSUV que se realizó en 2015, se habló otra vez de las 3R al “cuadrado”, a pesar de que no se había resuelto la ecuación de las simples 3R que propuso Chávez. En ese momento escribió Adán Chávez: “No es momento de perder tiempo. Donde tengamos que hacernos la autocrítica más profunda, la haremos a fondo para reactivar las 3R al cuadrado” ¿Otra vez? Muy bien, que así sea, volvamos siempre al intento, pero hay que darle continuidad, no se trata de cambiarle el nombre a lo mismo una y otra vez. Ya el concepto de las “3R al cuadrado” parece haber salido de nuestro léxico, ahora entramos al “Debate rectificador”, sin haber evaluado en profundidad que pasó con los Cinco Motores, con las 3R, con el Golpe de Timón, con las 3R al cuadrado.

Okey, dejemos esos intentos fallidos a un lado, veamos hacia adelante, Pero tratemos que esta vez no terminemos con las manos vacías. Adelante, Presidente, al final de este artículo le voy a hacer, con todo respeto, una recomendación al respecto.

En cuanto a las 3R al cuadrado, todavía tengo algo que decir. El asunto se planteó como la “Repolarización, Repolitización y Reunificación”. Creo que uno debe intentar agudeza, no conformarse con lo primero que le llega a los sentidos. Venezuela no necesitaba entonces ni necesita ahora ninguna “repolarización”. El concepto de “polarización” es una invención de los enemigos de la Nación. Es una creación mediática, surgida en los inicios de la Revolución Bolivariana para impulsar, por medio de la manipulación clasista, primero la polarización política y a partir de allí la polarización social. No había entonces ninguna polarización, sino una clara mayoría chavista frente a una clara minoría opositora (de allí el término “escuálidos” que acuñó Chávez). A partir de la ficción de un país polarizado, la derecha se rodó paulatinamente hacia la idea de que era la mayoría, y en eso se fundamentó para el golpe de Estado de 2002. A decir verdad, Venezuela requiere de una despolarización, para alcanzar una situación de estabilidad, el punto de no retorno.

¿Pero cómo? ¿Cediendo a las presiones del imperialismo y la oligarquía? ¿Torciendo el rumbo estratégico señalado por Chávez? No, y aquí volvemos al mismo punto:
potenciando el Poder Popular, recuperando el favor activo de la mayoría, reformulando el sentido de pertenencia social, Hemos resistido con éxito el embate criminal, es verdad, pero nos toca rectificar para hacernos invulnerables.

Una condición sine qua non para despolarizar el país es la derrota del sectarismo.
Volvamos a Chávez: “Una de las cosas que tenemos que revisar para hacerle la guerra al sectarismo y al extremismo, es que algunos quieren ser más papistas que el Papa (…) Tenemos que abrirnos (…) Hay que revisar la teoría y revisar la praxis para construir el nuevo bloque histórico, es la sumatoria de distintos sectores políticos, sociales, religiosos” (02/12/2007)

Ahora bien ¿son nuevos estos debates y estas críticas? Claro que no, han estado siempre allí, desde el principio de la Revolución Bolivariana. Añoro aquellos tiempos del comienzo de este proceso, aquella lozanía, aquella creatividad. Véase el siguiente texto, de agosto de 2002, parte de la “Declaración política previa al Encuentro Nacional de Organizaciones Populares: El movimiento popular venezolano y el momento político”, publicada por la comisión organizadora del evento: “En este proceso de incertidumbre que vivimos, nacen y mueren constantemente líderes y organizaciones. En este momento crucial del desarrollo social, donde cientos y cientos de acontecimientos políticos se suceden unos tras otros, nos encontramos todos nosotros. Transitamos la incertidumbre, muchos están atemorizados porque desconocen que el caos, en nuestro caso, no es otra cosa que el desorden del orden caduco y el desarrollo del nuevo orden, también es una de las formas que presenta la vida a través del movimiento social. Tenemos que aprender a vivir en el caos, hasta que resolvamos las contradicciones que conducirán a un estado de mayor tranquilidad y estabilidad”. Pensamiento original, nada de dogmas ni de frases hechas, fuente de la que hoy deberíamos alimentarnos, la sabiduría de la duda, el reconocimiento de la incertidumbre y del caos como signos y valores positivos de esta convulsionada época.

En aquel momento, el movimiento popular ya hacía un diagnóstico que nos enseña que no estamos descubriendo el café con leche, aunque es bueno que volvamos una y otra vez sobre lo mismo, que lo repitamos “como campana”, como decía Chávez. Veamos esta brillante perla, contenida en la “Carta al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías, del Movimiento Popular Venezolano representado en las organizaciones abajo firmantes, publicada en el periódico Proceso en mayo de 2002 y firmada por las siguientes organizaciones: Periódico Proceso, Coordinadora Popular de Caracas, Colectivos de Vargas, Asamblea de Comités de Barrio en Área Metropolitana, UTOPIA UCV, Recrea (Parroquia El Recreo), SOLPARIA (Edo. Sucre), Colectivos del 23 de Enero, Radio Perola, Proyecto Educativo Nacional (PEN), Frente Revolucionario Petrolero, Alianza Popular Bolivariana (Maracaibo), Taller Crisol (23 de Enero), Grupo Promotor El Valle, CDC El Carmen, Movimiento Popular Bolivariano, Comité Alí Primera UCV, Círculo Bolivariano El Junquito, Círculo Bolivariano Alberto Carregal de El Cafetal, Círculo Bolivariano de Petare, Vea y Lea La Pastora, La Nueva Vecindad, Proyecto Jirajara (Yaracuy)”: “Exigimos que el Ejecutivo Nacional y las diferentes instituciones del Estado demuestren mayor eficiencia en la ejecución de los planes, combatan firmemente y sin concesiones las prácticas clientelares y burocráticas, y permitan la creación de canales de control directo de las comunidades en la elaboración y ejecución de esos planes (…) Debemos impulsar de manera decisiva la reactivación del proceso constituyente paralizado y secuestrado por la cúpula miquilenista. Es necesario empezar la transformación de la estructura del Estado central y descentralizado para que tenga correspondencia con la nueva sociedad que empezamos a construir y que apenas prefiguramos en la Constitución Bolivariana”.

El Movimiento Popular no hacía sino aplicar las ideas que Chávez había propuesto en los inicios de su primer período de Gobierno: “No perdamos de vista eso, cuidado con la burocratización de los cargos, cuidado con el gustito a la silla, a la comodidad del aire acondicionado, y los grandes espacios y el protocolo. Rompamos todo eso, que no nos encadene todo eso porque nos estaríamos encadenando al fracaso, lo vuelvo a repetir, lo vuelvo a alertar, lo vuelvo a tocar como campana” (Hugo Chávez, Discurso ante la Asamblea Nacional del Presidente Electo para el período 2001-2007).

Para Chávez ya estaba claro que la superación del burocratismo sería consecuencia de la expansión del Poder Popular, y no lo concebía como un jardín de rosas ni un proceso libre de contradicciones. Apuntando a los dirigentes burocratizados, afirmaba: “En la medida en que la mayoría de la comunidad esté participando, esos líderes o dirigentes se verán obligados a cambiar o serán rechazados” (En el libro de Marta Harnecker “Hugo Chávez, un hombre, un pueblo, 2002)

Hay una frase de Chávez muy significativa, pronunciada en el acto de juramentación para el período presidencial 2001-2007, tras la legitimación de los poderes públicos decretada por la Asamblea Nacional Constituyente de 1999: “Entendamos que nosotros, los representantes del pueblo jamás, pero jamás de los jamases, podemos pretender sustituir a la masa, al colectivo, al dueño, al soberano que nos eligió, ellos son los dueños del poder.

Esa es una concepción básica de la revolución bolivariana” ¿Cuántos lo entienden así realmente? Falta mucho para que esta “concepción básica” se convierta en dominante. Ya en su primer año de Gobierno, antes inclusive de la Constituyente de 1999, Chávez comprendía con claridad meridiana la necesidad de la transformación del Estado heredado: “Sin una transformación a fondo de las estructuras del Estado y del sistema político venezolano, no hay posibilidades de impulsar un proceso realmente productivo de desarrollo económico y social” (29 de abril de 1999, Acto de juramentación de la Junta Directiva de Fedeagro). Y en la misma comparecencia: “El Estado está desarticulado. Yo soy el Jefe de Estado, pero ¿de cuál Estado soy jefe? De un Estado desarticulado, un Estado con un motor fundido, como cuando al tractor se le funde el motor”. Sus ideas evolucionarían hacia la concepción del Estado Comunal, hoy todavía un desiderátum.

Ciertamente la organización y la participación del pueblo ha venido creciendo, pero no sus atribuciones. La mayor participación no se ha transformado en mayor protagonismo en relación con la gestión del Estado. El empoderamiento popular se lo planteó Chávez, después de su victoria de 2012, como una tarea urgente, cuando nos transmitió una de sus principales instrucciones postreras: ¡Comuna o nada!

Voy a cerrar este “derecho de palabra” (podré pedirla de nuevo, esto es un debate) con la recomendación que le ofrecí al presidente Maduro. Presidente, no se ponga a esperar por los demás. Yo sé que es usted un hombre de pensamiento democrático y partidario del diálogo. Pero si quiere realmente que este debate rectificador coja camino irreversible, déjese de vainas y actúe de manera ejecutiva, por decreto. Por ejemplo, convoque ya mismo a la conformación obligatoria de los Consejos de Trabajadores en todos los entes públicos, en ministerios, gobernaciones, alcaldías, institutos, empresas del Estado, ponga plazos perentorios para ello, acaso un par de meses, defina las atribuciones de esa figura, que no es sindicato. Que tengan el poder de participar en fijación de políticas, elaboración de proyectos, planes y presupuestos, que ejerzan la Contraloría Social, con acceso a toda la información que requieran sobre cualquier tema, que se impongan al Estado burocrático con la venia y promoción de la autoridad y el poder que le confieren a usted su liderazgo como Presidente de la República, del PSUV y líder innegable del chavismo. Dé una señal, aunque sea una, asome un gesto que le diga al pueblo que esta vez sí va, revolución en la revolución. Todo el poder para los trabajadores, para la clase obrera, con dirección, con organización, y también con audacia y coraje político.

A quien pueda interesar: mi propuesta comunicacional

por Néstor Francia

Dado que se ha convocado un debate rectificador de la Revolución Bolivariana, voy ahora a continuar en ese ejercicio en el cual tengo ya unos quince años, con poco o ningún éxito. Como estoy consciente de mi “falta de ignorancia”, como decía Cantinflas, voy a concentrarme en mi área profesional: la comunicación.

Debo hablar de mí para establecer algunas premisas. No cursé la carrera de periodismo, soy graduado en Letras, aunque tengo al menos cuatro décadas trabajando en el área de comunicación, habiendo estudiado 25 años en una escuela ruda y muy aleccionadora: la industria publicitaria capitalista, como creativo de pequeñas agencias en primer lugar, en grandes agencias a la larga. Entre ellas la que fuera la más grande agencia de publicidad de Venezuela, la desaparecida Corpa, filial de una de las más importantes agencias del mundo, Ogilvy & Mather, cuyo principal accionista fue el fallecido David Ogilvy, para muchos el más grande publicista del siglo XX, quien se encumbró, al uso capitalista, desde ser un sencillo encuestador callejero de Gallup hasta poseer un castillete en Francia. Ese fue uno de mis maestros fundamentales de aquella época, a través sobre todo de sus dos libros más célebres, “Confesiones de un publicitario” y “Ogilvy y la publicidad”.

La principal diferencia de Ogilvy & Mather con otras agencias es su concepción científica del negocio. Muchos creen que la publicidad (y la comunicación en general) depende de grandes ideas y genialidades creativas. La creatividad es absolutamente necesaria, pero es una actividad subsidiaria de los dos pilares fundamentales para vender un producto, un servicio o una idea: la investigación del producto y del mercado, y el establecimiento de una estrategia. Ambas cosas, lo he dicho más de una vez, casi siempre han fallado en el Gobierno y en la Revolución Bolivariana.

La investigación es necesaria en todos los campos del trabajo humano. El gran líder chino Mao Tse Tung afirmaba: “…toda persona que se encargue de un trabajo práctico debe investigar las condiciones en la base. Semejante investigación se hace especialmente necesaria para quienes tienen sólo conocimientos teóricos y no se hallan al corriente de las condiciones reales; sin hacerla, no podrán vincular la teoría con la práctica. Quien no ha investigado no tiene derecho a opinar. Aunque esta afirmación ha sido ridiculizada como ‘empirismo estrecho’ no me arrepiento de haberla hecho; al contrario, sigo insistiendo en que sin haber investigado nadie puede tener derecho a opinar” (en “Contra el culto a los libros”).

En cuanto a la estrategia, aunque se aplica en muy variados campos de la actividad humana, su principal fuente es el lenguaje militar. De hecho, cuando se consulta el Diccionario de la Real Academia Española, la primera acepción del término que se presenta es “Arte de dirigir las operaciones militares”. También hay allí una acepción atribuida a las matemáticas: “En un proceso regulable, conjunto de las reglas que aseguran una decisión óptima en cada momento”.

En el campo militar, es muy claro el concepto de estrategia. Se refiere al planeamiento y dirección de las campañas bélicas, así como del movimiento y disposición estratégica de las fuerzas armadas. Carl von Clausewitz la define como “el empleo de las batallas para conseguir el fin de la guerra”, y Sun Tzu, en “El arte de la guerra”, refiriéndose a la estrategia: “El general debe estar seguro de poder explotar la situación en su provecho, según lo exijan las circunstancias”.

Un ejemplo de estrategia militar: se debe tener un objetivo preciso; tomar una colina, por ejemplo. Conocer las fuerzas y posiciones del enemigo. También hay que platearse objetivos tácticos que conduzcan al logro del objetivo estratégico: atacar el flanco derecho de la infantería enemiga, destruir determinadas unidades de artillería, copar un puente. Hay que planificar la disposición de las fuerzas propias en el campo de batalla y las acciones que han de realizar: avances por tierra por aquí, bombardeos aéreos allá, ataques de tanques acullá. Si no se conoce las características y la disposición del enemigo, ni se tiene una estrategia clara y sólidamente establecida, el destino de los ejércitos estaría en las impredecibles manos de Dios.

Todas estas ideas aquí expuestas son perfectamente aplicables en el terreno de la comunicación masiva. Es más, creo que sin investigación ni estrategia, carencias que han privado hasta ahora entre nosotros, nunca tendremos una comunicación revolucionaria que refuerce el apoyo popular, muy mermado desde que Chávez disfrutó de más del 60% de popularidad. Es cierto que la vanguardia social de la Revolución es numerosa, consciente, decidida, valiente y movilizada, pero aun así es minoritaria con respecto al total de habitantes del país (alrededor del 30%, según estudios de firmas como Hinterlaces y Datanalisis, y de grupos de estudio chavistas a los cuales tengo acceso). Es la consecuencia de tener una comunicación dirigida exclusivamente a los convencidos, la cual es muy eficiente para mantener una vanguardia poderosa, pero insuficiente para atraer nuevos apoyos, lo que es imprescindible a fin de dar estabilidad política al país y alcanzar lo que Chávez llamó el “punto de no retorno”. Al no tener una estrategia comunicacional bien estructurada, carecemos de una segmentación de audiencias, que nos permita diversificar los mensajes, y abusamos del discurso plano y repetitivo de hoy día.

No voy a pontificar planteando yo mismo los detalles de una estrategia, no me corresponde, pero estoy dispuesto a ayudar en su construcción, si así se me solicita. Eso sí, entre comunicadores, profesionales y/o populares, y no en asambleas generales. Por lo pronto, cumpliré con asomar algunas premisas que propongo.

1) Hay que darle importancia cimera a los equipos de investigación estratégica, realizar
encuestas científicas con preguntas certeras que no prefiguren las respuestas, focus groups, salas situacionales con intenciones de acceder a la verdad y no a las conclusiones “convenientes”. Esto debe incluir el escrutinio descarnado del lenguaje, los símbolos, las imágenes, los posicionamientos y en general el discurso del Gobierno y del movimiento revolucionario

2) Establecer grandes objetivos estratégicos y objetivos tácticos claramente delineados. Evitar en este sentido consideraciones dogmáticas y simples repeticiones de las estrategias generales: no es el Plan de la Patria, es un plan comunicacional que contribuya al logro de los objetivos estratégicos del Plan de la Patria.

3) Desechar la improvisación y la comunicación reactiva. Favorecer la planificación detallada y la comunicación proactiva y propositiva

4) Definir las diferentes audiencias, y construir discursos y mensajes particulares para cada una de ellas, segmentar el discurso, adaptándolo a los usos, gustos, hábitos, rutinas, costumbres, prejuicios y otros condicionantes culturales de cada segmento de la audiencia. Ese es el principio general de la exitosa técnica del Big Data

5) Planificar detalladamente el uso de los distintos medios tradicionales y no tradicionales, de acuerdo a la segmentación de las audiencias y apuntando a la combinación adecuada de las diferentes manifestaciones mediáticas, y al efecto acumulativo de la acción comunicacional

6) Adentrarse en las posibilidades creativas de la comunicación, renovando los modelos, apelando tanto a la razón como a la emoción, calculando sin ataduras ni dogmas las dosis de expresión comunicacional apuntando a transformaciones psicológicas y culturales en las mentes de los receptores

7) Establecer como norma la realización de evaluaciones temporales y científicas de los efectos alcanzados (o no alcanzados) por la comunicación, sin temor a la posibilidad de cambios de rumbo, golpes de timón o adaptaciones tácticas y/o estratégicas

OK, basta por ahora.

¿Quien es la amenaza aquí?

Publicamos por aquí un texo del 2015 del camarada sandinista nicaraguense Ramón Rodríguez en su grupo “Hablando de todo”, por ser un excelente texto que reconstruye sinteticamente la historia sumamente criminal del imperialismo estadounidense. 

¿QUIÉN ES LA AMENAZA AQUÍ? (PARTE 1)

por Ramón Rodríguez

Estaba leyendo, que en Venezuela están recogiendo firmas para que le presidente Nicolás Maduro Moro se las haga llegar al presidente de Estados unidos Barak H. Obama, en el marco de la cumbre de las Américas a celebrarse en Panamá en abril próximo, en donde se le interpelará por la insólita postura del gobierno que él dirige, de declarar a la patria de Bolívar como una amenaza inusual para el pueblo y gobierno de Norteamérica. Me parece muy loable esta gestión de nuestros hermanos venezolanos, pero creo que deben de ir más allá de la simple levantada de firmas. Y creo poder explicar el porqué de mi visión de las cosas.

Ya una vez el ahora extinto presidente Hugo Chávez Frías, le había entregado un volumen a Obama del libro de Eduardo Galeano “Las venas abiertas de América Latina”. Pero suceden dos cosas. O bien no lo leyó, o si lo hizo, desconoce a profundidad la historia de nuestras desiguales relaciones norte – sur. Debería el presidente Maduro, entregarle a Obama, una cronología breve de las intervenciones armadas, políticas, de los golpes de estado patrocinados desde las oficinas del departamento de estado yankee, de las políticas económicas impuestas a nuestros pueblos por los afilados colmillos de los banqueros de Wall Street entre otras medidas interventoras y violatorias del derecho internacional y de la soberanía de los pueblos. Eso entre muchas medidas más, unas a ojos vistas y la mayoría encubiertas por la nefasta agencia de inteligencia norteamericana llamada C.I.A. que actúa desde las embajadas en nuestros países, con la complicidad de nuestros propios ciudadanos de la derecha local.

Trataré de hacer un breve esbozo (cosa harto difícil dado que la información da para varios libros) de estas intervenciones de diferentes tipos y sus consecuencias, para al final del camino, ver quien es la verdadera amenaza para nuestro continente. Claro, como es de suponer, muchos no leerán esto, o bien, harán de oídos sordos a esta pequeña cronología. Los más descarados, seguro hasta avalarán estas medidas unilaterales de los distintos gobiernos de los Estados Unidos, que en algún tipo de coyuntura lograron poner la bota militar en nuestros suelos patrios, no así, poder vencer la resistencia de nuestra gente que desde siempre se negó a ser una más de las estrellas de su infame bandera.

Vamos a tratar de desenmascarar la política agresora y agresiva, que des siempre han tenido los políticos del norte, queriendo hacer de nuestros países el patio trasero de su propia nación. Todos sabemos, que dichas políticas, siempre han buscado la expoliación y el robo de nuestros bastos recursos naturales, así como de nuestras posiciones geo-estratégicas, que servirían como una cabeza de playa para futuras guerras norteamericanas en el mundo entero. De eso ya se han escritos ríos de tinta.
Antes fue el nefasto destino manifiesto, pasando por la doctrina Monroe, la diplomacia del dólar, el gran garrote, la política de “buena vecindad” hasta llegar a nuestros días con la ya cacareada guerra contra el terrorismo. Y el terrorismo sale desde sus propias oficinas.

A partir de los distintos levantamientos independentistas que se dan en Nuestra América hispana, los Estados Unidos provocan guerras y divisiones en la parte sur del continente, por razones más que obvias. Juntos y unidos seríamos presa difícil para la gallina en forma el águila ( como lo dijo Sandino), que está plasmada en su escudo.
De ahí se derivan un sinnúmero de guerras intestinas en América latina, apoyadas y dirigidas desde Washington con la única finalidad de ellos tener la excusa de invadir o amenazar a la región con la muy gastada frase de “proteger los interés americanos en la zona”. Vaya descaro.

Como la historia de estas políticas es tan larga, vamos a comenzar por nuestros hermanos mexicanos, que han sido desde siempre, las principales víctimas del terror expansionista de los pacíficos y asustados gringos. Veremos a continuación, quien tiene razón de sentirse amenazado.

EL DESCUARTIZAMIENTO DE MÉXICO

Texas — con un territorio más grande que Francia — siempre había pertenecido, desde la llegada de los conquistadores, a la corona española, luego a México independiente.

Las autoridades coloniales mantenían un control relativo gracias a la acción combinada de guarniciones militares y de misioneros católicos, localidades llamadas Presidios.

Desde el siglo XVIII, familias españolas se habían instalado en Texas. Pero hacia 1817, un proceso de infiltración -“inmigración clandestina” se diría hoy en día — comenzó a desarrollarse. Así, norteamericanos, alemanes, polacos, incluso oficiales y soldados del ejército de Napoleón fueron expulsados por las autoridades después de incidentes habidos con la población española católica.

Las verdaderas dificultades comenzaron, cuando 300 familias anglosajonas fueron autorizadas por el Congreso mexicano, a establecerse en 30.000 hectáreas de tierras asignadas gratuitamente e introdujeron la esclavitud — que había sido abolida en México –, pero el gobierno aceptó hacer una excepción, autorizando la instalación de los nuevos colonos. Este “pequeño error” lo pagaría caro el pueblo de Benito Juárez.

En diciembre de 1826, el aventurero Hayden Edwards proclamó la “República Libre de Fredonia”, que fue rápidamente aniquilada por el ejército mexicano. Otro intento independentista también fracasó al año siguiente. Sugestivamente comenzaron a aparecer en varios estados de la Unión , algunas publicaciones que denunciaban a México como culpable por haberse “apoderado” de Texas.

En 1835, cuando fue proclamada una nueva constitución -que será el origen de un conflicto entre federalistas y centralistas — el colono yanqui Stephan Austin proclamó la independencia de Texas. Los Estados Unidos aprovecharon entonces la ocasión, la cual favorecía sus anhelos expansionistas, enviando barcos cargados de armas desde Nueva Orleans.

México quiso por su parte hacer respetar su soberanía y envió al célebre general Santa Anna. Luego de algunas batallas victoriosas ganadas por el ejército mexicano en San Patricio, Encinal del Perdido y El Álamo -que los periódicos presentaron a la opinión pública de Estados Unidos como la derrota de una causa sublime — Santa Anna fue vencido el 21 de abril en San Jacinto. Prisionero, fue obligado a firmar un tratado leonino (“Convenio Público”) en Puesto Velasco el 14 de mayo de 1836, en el cual quedaba convenido que los mexicanos se retirarían de Texas sobre la otra ribera del Río Bravo. El acuerdo preveía que “todas las propiedades particulares, incluyendo los caballos y los esclavos negros en manos del ejército mexicano o pasados a su bando, serían entregados al comandante de las fuerzas texanas”.

Las tropas texanas estaban mejor equipadas e impusieron un acuerdo que doce años más tarde iba a jugar un papel mayor en el proceso de descuartizamiento de México. El apoyo norteamericano a los aventureros texanos fue confirmado en los años cuarenta por el propio presidente John Tyler, quien declaró en relación a la secesión de Texas:

“La sola probabilidad de que pueda abolirse la esclavitud sobre tierras vecinas, ha de ser motivo suficiente para que procedamos a anexarlas”.

En 1835 Texas ingresó a la Unión como estado esclavista. La consigna durante la campaña electoral llevada a cabo por James Polk, (presidente de EEUU entre 1846 y 1850) y sucesor de Tyler había sido: “Anexión de Texas. 54*/40′ o la muerte”, alusión al nuevo límite de la frontera sur de los territorios arrebatados a los mexicanos.

LA ANEXIÓN DE NUEVO MÉXICO Y CALIFORNIA

Una vez consumada la anexión de Texas, el paso siguiente consistió en apoderarse de dos otras grandes provincias mexicanas: Nuevo México y California.

Texas, la ex provincia mexicana, apoyada por el gobierno de los EEUU, empezó a reclamar ciertos territorios que siempre habían pertenecido a México. Luego, una vez que Texas fue anexado por la Unión (1845), fue el propio gobierno norteamericano el que provocó y emprendió la guerra de conquista.

California –en cuyo suelo pronto se descubrirían ricas extensiones de minerales auríferos –, disponía de una población poco numerosa (sólo 1000 norteamericanos) sufrió varios ultrajes.

Primero, una expedición “científica” armada enviada por el presidente Polk y en enero de 1843, el desembarco de tropas al mando de un oficial de la marina yanqui, quien ocupó “por error” el puerto mexicano de Monterrey en California, debiendo reembarcar ante la determinación de las autoridades mexicanas. Alguien con dos dedos de frente creería que fue un “error”?

El pretexto esgrimido por EEUU que desencadenó la guerra, fue el enfrentamiento ocurrido en la aldea mexicana de “Carricitos”, entre tropas yanquis con una patrulla del ejército mexicano.

Polk anunció días más tarde en el Congreso que México había invadido el territorio de los EEUU, derramando sangre norteamericana.

La guerra fue entonces declarada y sólo algunas voces eminentes se levantaron para condenar el anexamiento provocado. Entre ellas, aquella de Abraham Lincoln, representante de Illinois:

“Sospecho que el presidente está profundamente convencido de hallarse en un lado incorrecto, que siente que la sangre de esta guerra, como la de Abel, clama desde la tierra contra él”.

El 4 de julio, cuando ya las hostilidades habían comenzado un grupo de aventureros yanquis proclamaron oportunamente la República del Oso de California, que tuvo sin embargo una vida efímera. Por eso es que ven a un “lindo” osito de peluche flameando en la bandera californiana.

Las tropas invasoras desembarcaron en Veracruz y luego de duros combates ocuparon Ciudad de México en septiembre de 1847. Una larga lista de batallas jalona esta guerra de conquista: Palo Alto, Monterrey, Angostura, Veracruz, Cerro Gordo, Padierna y Chapultepec.

El pueblo de Ciudad de México realizó manifestaciones contra el ocupante y las revueltas populares obligaron a las tropas norteamericanas a evacuar la ciudad. Al mismo tiempo, decenas de soldados irlandeses del batallón San Patrick desertaban rehusando continuar combatiendo contra un pueblo católico. Eran pobres y miserables que habían huido del hambre que azotaba a su país y habían sido enrolados para ir a combatir a los “bárbaros mexicanos”. Treinta y dos fueron colgados por deserción en la capital azteca. Vaya, todo en nombre de la civilización de estos bárbaros de sombrero de alas grandes.

Las hostilidades duraron hasta 1848, fecha en la que México debió firmar el Tratado de Guadalupe Hidalgo.

En diez años México había sido amputado de la mitad de su territorio.

En los años siguientes, el oro de California, seguido de la explotación del petróleo y del gas en Texas comenzarían, contribuyendo en gran medida al desarrollo de los Estados Unidos.

Pero una de las consecuencias más importantes será el secular resentimiento y rencor de los mexicanos ante esta expoliación que marcará de manera indeleble las relaciones entre los dos países. A partir de ahí, los mexicanos son extranjeros en su propia tierra. Y no solo eso, son expulsados y tratados como personas de segunda, en donde originalmente descansan sus antepasados. ¿Sabrá Obama esto, o se hace el desentendido?. El que tenga ojos que oiga, y el que tenga oídos, que escuche.

El sentimiento antiyanqui, latente en todo latinoamericano, nació en estas tierras mexicanas usurpadas.

A un presidente mexicano le gustaba repetir un antiguo refrán impregnado de fatalismo, que traduce la particular situación geográfica de su país, fuente de desgracia para su pueblo: “Tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”.

Así, viendo esta pequeña cronología de robo, latrocinio y expoliación, solo quienes desconocen la historia, o tratan de ver para otro lado, no comprenderán el justo rencor del pueblo de Zapata ante los norteamericanos. Y es precisamente esta historia la que se debe de enraizar en el sentimiento colectivo de nuestros honrados ciudadanos, que son la inmensa mayoría, así entre nosotros se encuentren los Judas de siempre.

___

¿QUIEN ES LA AMENAZA AQUÍ? (PARTE 2)

Siguiendo un poco con las intervenciones norteamericanas en américa Latina, ahora haremos una breve reseña de la historia paraguaya. Todo el mundo recuerda el golpe de estado constitucional que le perpetraron al sacerdote católico Fernando Lugo en el año 2012.

No fue casualidad que 3 instituciones acostumbradas a meter sus manos en nuestros procesos fueran las primeras en reconocer al nuevo gobierno de facto. La primera como era de esperar fueron los Estados Unidos de Norteamérica (no podía ser de otra forma), seguidos de sus acólitos canadienses y por último la institución que no le perdonaba al sacerdote su vocación progresista. El vaticano.
No en balde esta institución anquilosada en el tiempo ya había reprendido a los sacerdotes que en los años 80´s formaron parte de la revolución nicaragüense.

A Fernando Lugo los adversarios le enrostraron una crisis entre campesinos para acusarlo de las muertes entre esos mismos campesinos y policías gubernamentales. Claro, los muertos cayeron sobre sus espaldas, y todo eso fue tramado desde la embajada de un país que no hace falta mencionar.

Por ser algo reciente, ya sabemos cómo terminó esta esta afrenta a la institucionalidad paraguaya, con juicios sumarios y una velocidad nunca vista. El pueblo, fundamentándose en el derecho internacional y en el Art. 17° de la misma Constitución, denunció: que se habrían cometido serias violaciones al debido proceso, la falta de pruebas reales, la presentación de acusaciones falsas y la celeridad con la cual él se había realizado el juicio, durando en total menos de 48 horas y dando solo dos horas a la defensa para la presentación oral de su descargo en el Senado.

Pero ahora vamos a hablar de un poco de esta misma historia en la vida política del pueblo guaraní. Los invito a viajar en la historia.

ATROPELLO AL PUEBLO PARAGUAYO EN EL SIGLO XIX

En 1851 el gobierno de EEUU designó como Cónsul en Asunción a Edwards A. Hopkins, uno de los propietarios de la empresa marítima United States and Paraguay Navigation Company, domiciliada en Rhode Islands. (Que raro, desde esas épocas, las oligarquías gringas ya imponían la política exterior de los Estados Unidos)

Hopkins, ex marino y aventurero conocía Paraguay por haber vivido desde 1845. Provisto de cartas oficiales que lo acreditaban como agente del gobierno de los EEUU, logró introducirse en los círculos gubernamentales, conociendo de esta manera al presidente paraguayo Carlos Antonio López.

Una serie de intrigas donde se entremezclaban los ofrecimientos de mediación norteamericana ante países vecinos (manía de hacer conflictos fronterizos para mantenernos desunidos), destinada a defender a Paraguay en un litigio fronterizo, con asuntos privados e intereses de EEUU que querían utilizar el Paraná como vía fluvial, tuvo como resultado en 1854 la negativa del Paraguay de ratificar el Tratado de Comercio y Navegación.

La Paraguay Navigation Company fue sancionada ese año por haber infringido la legislación paraguaya, prohibiéndosele en el futuro toda operación en el país. Hopkins fue expulsado más tarde, por desacato luego de una confusa riña con soldados paraguayos. Me trae al recuerdo al comodoro Cornelius Vandervilt. ¿Por qué será?

De amigo del Paraguay y del presidente López se transformó en su acérrimo enemigo, desarrollando en los círculos oficiales y entre de los íntimos del presidente Pierce y luego Buchanan, una propaganda que alentaba una intervención militar norteamericana en dicho país , “país de berberiscos asiáticos, excrecencia del cuerpo internacional… menos civilizado que el sultanato de Moscato”, afirmando en sus diatribas que los sudamericanos eran bárbaros que tenían en consecuencia “que recibirán trato adecuado. Hablar con ellos es una pérdida de tiempo; hay que hablarles con nuestros cañones”. Vaya, pensaba muy parecido al filibustero William Walker, de ingrata memoria para Nicaragua. Zorros del mismo piñal. Solo le faltó decretar la esclavitud en el país sudamericano.

Es entonces cuando entró oportunamente en escena el Water Witch, navío de la marina norteamericana, que sobrepasando la autorización que se le había acordado, atravesó la frontera paraguaya llegando hasta el puerto brasileño de Corumba. Las autorizaciones de pasaje por el río fueron suspendidas y un decreto presidencial prohibió la navegación a los navíos de guerra extranjeros.

El 1° de febrero de 1855 el Water Witch, haciendo caso omiso del decreto paraguayo, trató de forzar el paso de un puesto fluvial militar en el Paraná.

El oficial de la guarnición paraguaya del fuerte de Itapirú que controlaba el acceso fluvial, le ordenó dar marcha atrás, tirando al aire dos salvas de advertencia. Ante la testarudez de los marinos norteamericanos, un cañonazo destruyó el timón causando la muerte del timonel del barco yanqui. El Water Witch fue arrastrado por las aguas del río, debiendo retirarse.

Comenzó entonces una gran campaña de prensa e intimidación para obligar a Paraguay a presentar sus excusas a EEUU. Finalmente en mayo de 1857, el Congreso de EEUU aprobó el envío de una “pequeña expedición” compuesta por veinte barcos que zarpó en octubre de ese año. Durante el brindis realizado por el éxito de la expedición, un oficial levantó su copa y en un rapto de desbordante exuberancia geopolítica expresó:

“Levanto mi copa… porque se terminen nuestras dificultades con Paraguay y que finalmente terminemos por anexar toda la cuenca del Río de la Plata…”. Cinismo a troche y moche.

Este deseo felizmente no se cumplirá.

Pero la “pequeña expedición” llegó a Paraguay a comienzos de 1859 y el presidente Carlos López debió ceder.

Paraguay presentó entonces sus excusas -culpable de haber hecho respetar su soberanía sobre su propio territorio-, indemnizando a la familia del marinero yanqui muerto durante la escaramuza frente al Fuerte de Itapirú y tuvo que aceptar, bajo la amenaza de la fuerza, el Tratado propuesto por EEUU. La United States Paraguay Navigation Company entabló por su parte un largo proceso contra el gobierno paraguayo, pero sus demandas fueron finalmente denegadas.
Esto último recuerda la nota Knox hacía el presidente de Nicaragua José Santos Zelaya. Pero ya habrá tiempo de llegar hacía ahí. Por el momento con esta pequeña reseña, hago saber que desde tiempos antiguos Estados Unidos sueña y seguirá soñando con tener a toda la América Latina como sus semi colonias. De ahí se desprende que sea para ellos Venezuela una amenaza. Y como bien lo señaló el presidente Daniel Ortega, la verdadera amenaza venezolana está en su ejemplo de soberanía, solidaridad y auto determinación. Eso para el águila imperial es más que una afrenta que se debe de callar a base de amenazas seguida de cañones. El mundo cambia y con el América Latina. Solo los EEUU persisten en sus intentos de dictar una política unilateral como si aún estuviéramos en el tiempo de sus títeres tropicales, de sus gorilas entrenados en la tristemente célebre escuela de las Américas de Panamá. Vaya ironía, y es precisamente en Panamá donde seguramente Obama tendrá que escuchar la voz libre de la América Latina, que unida en una sola voz le ha dicho que no aceptará más intervenciones de ninguna índole. Así lloren y pataleen sus peleles de estos lares.

Robert Serra vive!

di Renzo Amenta

Nella notte del primo di ottobre del 2014, Robert Serra Aguirre, giovane venezuelano, deputato ventisettenne dell’Assemblea Nazionale del suo paese, fu assassinato assieme alla sua compagna Maria Herrera, con decine di coltellate.

Robert e Maria vivevano a Caracas, in un appartamento nel quartiere La Pastora.

Fu un delitto su commissione, ordinato e finanziato dall’opposizione al governo chavista.

La banda, di almeno dodici persone, preparò il piano criminale con molta cura e mesi d’anticipo, cosa che l’opposizione cercò in tutti i modi di occultare, tentando di addossare il delitto alla delinquenza comune.

Robert, come deputato, aveva una scorta per la sua protezione personale e aveva installato nel suo appartamento un sistema di allarme e di video-sorveglianza, ma, nonostante queste precauzioni, i criminali non ebbero nessuna difficoltà a introdursi nottetempo nell’appartamento, poco prima della mezzanotte di quel primo d’ottobre, e sorprendere nel sonno i due giovani, legarli, imbavagliarli e finirli sadicamente a coltellate, lentamente, gustando ogni piccolo particolare del loro feroce e macabro crimine.

Ma come fecero a superare il sistema di allarme? La banda aveva semplicemente comprato la complicità del capo del servizio di scorta di Robert, il quale fornì dettagliate informazioni sulla planimetria dell’appartamento, sulle abitudini dei due giovani e sui codici di disattivazione del sistema d’allarme. Fu lui in persona a disattivare il sistema quella notte, aprire il portone d’ingresso e fare entrare gli assassini. Mentre loro si occupavano di eliminare le loro vittime, egli scollegava il computer che registrava le immagini delle telecamere. Compiuto il misfatto, uscirono con calma, soddisfatti del loro lavoro. Alcuni risalirono sulle loro moto, altri si allontanarono a piedi, portandosi via il computer. Saranno andati sicuramente a festeggiare.

Però… già, c’è sempre un però!

Non avevano fatto i conti con la prudenza e con la conoscenza dell’ambiente in cui viveva, del giovane Robert. Infatti, egli aveva installato un sistema di mirror, di doppia registrazione delle videocamere, senza avvertire la sua scorta.

Furono queste seconde registrazioni che inchiodarono gli assassini e i loro complici.

Non voglio soffermarmi oltre sull’atto delittuoso, perché di questo troverete sufficienti informazioni in rete, anche se molti dati sono stati eliminati o “non più accessibili”.

In quei giorni ero in Venezuela, vivevo in Caraballeda, Stato Vargas, e ho potuto constatare personalmente le contrastanti emozioni e reazioni all’evento.

Chi era questo ragazzo e soprattutto, perché l’hanno ucciso?

Potrete leggere un’estesa biografia di Robert nel sito del PSUV del Venezuela.

Robert Serra si laureò all’Università Cattolica Andrés Bello di Caracas, con specializzazione in Criminologia, a soli 23 anni. Nonostante la giovane età aveva accumulato una notevole esperienza politica. Rivoluzionario instancabile affrontava la vita e la politica con l’entusiasmo proprio della sua età e con la serietà scrupolosa di un leader cosciente e responsabile. La sua presenza si faceva notare e le sue parole erano trascinanti.

Non gli mancava una certa aggressività verbale, soprattutto quando doveva difendere le sue idee. Non si adeguava facilmente all’andazzo acquiescente, ma dimostrava spirito combattivo e volontà di azione impareggiabili. Non credo che fossero in molti, all’interno del partito, ad avere quel particolare tipo di carisma. Si era sempre ispirato a Chávez, ma senza scimmiottarlo. Aveva una forte personalità e per questo si era guadagnato la stima di molti e l’invidia di qualcuno (o viceversa?).

Durante il suo mandato come deputato dell’Assemblea Nazionale per il PSUV, fu uno dei più dinamici, partecipando attivamente alla vita politica dentro e fuori le istituzioni.

Nell’anno 2014, le guarimbas incominciarono a essere più frequenti e pericolose, causando altre vittime innocenti e proiettando all’estero l’immagine di un regime dittatoriale che reprimeva con violenza le nobili, “pacifiche” proteste del popolo oppresso. L’escalation delle violenze, ben programmate, organizzate e finanziate dall’opposizione, creò un’ondata di brutalità che non accennava a diminuire. Queste bande di piccoli delinquenti, diretti e finanziati dai grandi delinquenti, ricevevano le benedizioni divine da sacerdoti “democratici” schierati, all’ombra della bandiera a stelle e strisce, contro l’oppressione del tiranno.

Per capire le motivazioni che portarono alla morte di Robert, bisogna immergersi nel clima politico e sociale del Venezuela e sugli avvenimenti, anche tragici, accaduti in quell’anno, che peraltro avranno conseguenze terribili negli anni successivi.

Nei mesi precedenti all’assassinio di Robert, accaddero due eventi che secondo me sono strettamente connessi con la sua morte.

Eliézer Otaiza fu uno stretto collaboratore di Chávez fin dal principio, ancora prima che si formasse il MVR. Per darvi l’idea del suo coinvolgimento nelle vicende politiche, pare che fu proprio lui a inventarsi il nome di “Repubblica Bolivariana”. Fu direttore della DISIP (ora SEBIN) e pertanto molto addentro nell’intelligence venezuelana. Mentre transitava, con la sua auto, nel quartiere di Baruta, Caracas, fu fermato dalla polizia di quella alcaldia, storicamente in mano all’opposizione come lo sono tutti i quartieri ricchi. Fu sequestrato e torturato, poi lo consegnarono a una banda che opera nella zona di El Hatillo che lo uccisero con quattro colpi di pistola e lo buttarono in un burrone.

Scoperto il corpo, immediatamente tutti i media riportarono la notizia come di un delitto di mafia, una resa dei conti tra malavitosi e un governo di stampo narco-comunista. Secondo me, anche alla luce dei fatti che sono accaduti in questi primi cinque mesi del 2019, è più che lecito pensare a un primo tentativo di portarlo al tradimento, da parte di membri della CIA. Qualche politico di rilievo si sarà esposto più del necessario e temendo ritorsioni, si fece sparire un testimone scomodo.

Pochi giorni dopo il ritrovamento del corpo di Otaiza, esattamente il cinque maggio, fu ucciso Marco Cortez, un tenente di 29 anni, agente addetto alla protezione del Presidente del Venezuela Nicolás Maduro. Ancora una volta i media montarono le immancabili fake news, asserendo che fu ucciso durante un tentativo di furto della sua macchina. Invece si trattò di un altro delitto premeditato, in perfetto stile mafioso: un’auto affianca l’auto del Cortez che viene raggiunto da vari colpi d’arma da fuoco, sparati dai sicari quasi a bruciapelo.

La concomitanza tra i due delitti non passò inosservata, ma forse non gli si diede tutta l’importanza che meritava. Nei mesi successivi, nell’aula dell’Assemblea Nazionale, i toni delle discussioni diventarono sempre più violenti, con minacce più o meno esplicite da parte dell’opposizione. In una seduta dell’assemblea, Diosdado Cabello, l’allora presidente di detta assemblea, ebbe uno scontro verbale con l’opposizione. Un deputato oppositore, gridò esasperato, con più arroganza del solito, verso Diosdado, queste parole: “… tanto avete i giorni contati”. Si riferiva alle prossime elezioni o a un altro golpe violento?

Certo è che i media oppositori alzarono i toni e il veleno della disinformazione fu sparso a piene mani.

Nei mesi precedenti la sua morte, l’opposizione cominciò a buttare fango su Robert Serra, criticando ferocemente ogni sua azione, definendolo persino pedofilo. Questa matrice odiosa fu sottostimata, soprattutto considerando il clima complessivo. L’intelligence avrebbe dovuto indagare più attentamente per cercare di capire il perché di questi attacchi verso un giovane che si occupava soprattutto delle organizzazioni giovanili. Invece il tutto s’inquadrò tra le attitudini consuete di dissenso costante.

Le informazioni sull’assassinio che apparvero sui media oppositori (quasi tutti quelli esistenti in Venezuela), infatti, come di consueto, sfruttando proprio quanto si “vociferava”, qualificarono il delitto come una vendetta dei familiari dei minori abusati dall’orco. Tutto programmato, tutto predisposto.

Il giorno 3 di ottobre, il governo allestì la camera ardente in Miraflores. Quel giorno mi trovavo a Caracas, con un mio collaboratore e verso le ore 13.30 entravamo in un ristorante, di cui non ricordo il nome, sull’Avenida Solano, una parallela del Bulevar di Sabana Grande.

C’erano pochi avventori e nel centro del locale, a un grande tavolo, stavano sedute tre persone, di cui uno, come scoprimmo in seguito, era il proprietario del locale. Quelle persone stavano seguendo, sullo schermo di un televisore, un servizio su Robert Serra. Un cameriere prese le nostre ordinazioni e mentre aspettavamo, io e il mio amico, ci scambiamo a voce bassa, qualche commento sul programma.

Quando il conduttore della trasmissione passò le immagini di Miraflores, dal tavolo al centro del locale si alzò un mormorio stizzito, seguito da un pesante commento su Robert Serra, per bocca del proprietario del ristorante. Seguendo lo schema già tracciato dai media, vomitò tutto il suo disprezzo su quel volgare chavista, concludendo che avevano fatto bene a eliminare “aquel violador de niños”.

Il mio collaboratore, venezuelano, lo apostrofò dicendo che non avrebbe dovuto parlare in quei termini di un ragazzo assassinato, che se fosse stato suo (del proprietario) figlio non avrebbe certo gradito che si parlasse in quel modo. Il signore (si fa per dire) scattò in piedi gridando a squarciagola che il locale era il suo e parlava come gli pareva, che potevamo anche toglierci dai piedi. Rimasi sbalordito, a bocca aperta, per quell’esagerata forma di violenza, mentre assistevo alla farsa degli amici di quell’Orlando furioso, che si prodigavano per calmarlo, con sorrisetti ironici.

Finimmo in fretta di mangiare e mentre aspettavamo il conto, arrivarono altre cinque persone, di cui tre donne, che portavano delle buste di plastica piene e due sacchetti di carta, con dentro bottiglie di whisky, che furono estratte e depositate sul tavolo, mentre i camerieri portavano bicchieri e ghiaccio. Si sedettero tutti attorno a quel tavolo, tra abbracci e pacche sulle spalle, predisponendosi a passare una bellissima serata brindando alla morte di Robert.

Robert Serra aveva ventisette anni, aveva tutta la vita davanti a se e fu stroncato dall’odio irrazionale di un’opposizione che conosce solo il linguaggio della violenza e della menzogna.

Credo che non esista e non potrà esistere forma di dialogo con quest’opposizione. La psicologia spicciola insegna che, quando un bullo non ha più argomenti, sceglie l’uso della violenza, vale a dire, un campo dove ha qualche chance di successo, almeno è quello che credono.

Elías, hace tiempo que ventea

L'immagine può contenere: una o più persone, folla, testo e spazio all'apertopor Néstor Francia

He leído en Aporrea.org una interesante crónica escrita por el camarada Elías Jaua intitulada “Me gusta cuando ventea”, en el que el dirigente socialista reporta una serie de críticas que escuchó en alguna de las asambleas convocadas para el llamado “debate rectificador” (ojalá que llegue a merecer ese nombre y no sea solo un saludo a la bandera).

No necesito que se me convoque a debatir, porque es algo que he hecho toda la vida. La única vez que compré automóvil se lo entregué a mi ex mujer, nunca lo conduje. Soy un peatón profesional, un tipo de la calle, que he andado siempre entre las esquinas, los botiquines, los mercados, el metro, los buses y los “por puestos”, lugares donde el debate sobre todos los tópicos es permanente, incluidos los políticos, por supuesto.

Fui un galán político de las televisoras estatales, como Mario, Pérez Pirela, los Robertos, y muchos chavistas me reconocen en la calle, y en general se me acercan y me tratan con afecto aunque no estén necesariamente de acuerdo conmigo. Tipos del perraje callejero, como yo. Con ellos siempre converso, casi a diario, si el tiempo me lo permite. Todas las críticas e ideas que percibió Elías en la asamblea y transcribió para nosotros tengo años escuchándolas, y yo mismo he escrito decenas de artículos, desde hace más de una década, señalando casi todas ellas: la limitación de los espacios del Poder Popular, la corrupción, burocratización y autoritarismo de muchas instituciones del Estado, la aspiración de que se hable con la verdad, el sectarismo, la exclusión, la necesidad de transferir poder al pueblo e incluirlo más ampliamente en la administración del Estado y en el proceso productivo, la ineficiencia e indolencia en la gestión de algunos servicios públicos.

Por supuesto, estos críticos callejeros que he referido no son escuálidos ni traidores, son leales a la Patria y a la Revolución. Pasa que en general los jalabolas (aduladores, para el lector foráneo) y los conformistas no son leales a la Revolución sino a sí mismos. Algunos son simplemente cortos de mira, de todo hay en la viña del señor, pero la mayoría buscan privilegios. Unos quieren real y posesiones, y otros aspiran a otra suerte de prebendas menos notables: cargos, carantoñas del poder, viajes, figuración pública (que le pongan a menudo la “balita” en los canales del Estado). Son los mismos que suelen blandir lanzas contra el pensamiento crítico en nombre de la “lealtad”.

El debate y la crítica no deberían ser la excepción, sino la regla, una actividad cotidiana sin necesidad de que sea convocada. El debate siempre ha sido el principal acicate de la creatividad humana. El jalabolismo y el conformismo nunca han producido nada nuevo, ya que son conductas conservadoras y reaccionarias. Al fin y al cabo, el debate es inevitable en la sociedad, pierden su tiempo quienes pretenden estigmatizarlo, la gente ha sido, es y será crítica, gracias a Dios.

Me parece bien que el debate se haya puesto de moda la semana pasada, pero esto no puede ser una actividad de fin de semana, como si de ir a la playa se tratara. La lucha contra los errores e imperfecciones de la Revolución es precisamente eso, una lucha, y no va a ser fácil ni rápido erradicar las rémoras, se necesitará mucha constancia, persistencia, irreverencia y ejercicio crítico permanente. Los practicantes del burocratismo y la indolencia van a usar las parcelas de poder que detentan para evitar los cambios, abierta o veladamente. Por otra parte, estoy seguro de que los jalabolas y los conformistas estuvieron entre los primeros chicharrones que se presentaron a las sesiones de debate y unos cuantos de ellos aparecerán en los selfies y registros fotográficos de la actividad que abundan en las redes digitales del chavismo.

Este artículo lo escribo como reflejo de mi terquedad. He llevado palo parejo a través de distintas vías por inconforme y criticón, y por la misma razón sufro exclusiones diversas y vetos en algunos medios del Estado, así que aprovecho cualquier ventanita que se abre para asomarme y pegar un par de lecos.

NOTA: el siguiente es el link del artículo de Jaua citado

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: