Venezuela: Elección alcaldes

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
30 de octubre de 2017

Elección alcaldes

Estamos trabajando desde una tableta con un programa que estamos apenas conociendo. Como esto será así durante los próximos días, pedimos disculpas por el cambio del formato.

La MUD todavía esta mañana se encuentra deshojando la margarita entre participar o no participar en las elecciones de alcaldes. Más complicado aún es su panorama de cara a la elección de gobernador del estado Zulia. El problema es que las postulaciones son mañana, o sea que el tiempo aprieta.

No es fácil saber qué recomendaciones está recibiendo la derecha desde afuera, no es tan simple como decir que las órdenes vienen en la voz unívoca de Donald Trump, ya sabemos cuan complejas son las interrelaciones en el club capitalista-imperialista mundial. Por lo pronto Luis Almagro recomienda no participar en ninguna elección, él es al fin y al cabo un obseso radical cuando de Venezuela se trata. Y el agente imperialista Andrés Oppenheimer hasta anda pidiendo sanciones para Ramos Allup. No sería descabellado decir que Maduro los tiene locos.

Por acá en el patio, Borges ha dicho que no se debe participar si no se nombra un nuevo Consejo Nacional Electoral, cosa que bien sabe no va a ocurrir, ya que los actuales rectores acaban de ser ratificados por la Constituyente. El caso es que se dice que Primero Justicia no va pal baile, y ya Voluntad Popular dijo que no. Entretanto, otros partidos lucen proclives a participar, aunque no acaban de definirlo. Hablamos de AD, UNT, La Causa R y Avanzada Progresista.

Total que la MUD está peor que ante cualquier elección anterior, acosada por las críticas, dividida hasta los insultos, despreciada por sus electores y lista para la olla del PSUV.

Y en cuanto a la elección del gobernador del Zulia, la verdad es que la cosa se les pone más peluda todavía.

¿Cómo van a hacer? ¿Primarias o consenso? ¿Terminarán por anotarse con los perdedores de Un Nuevo Tiempo? ¿Irán con más de uno? ¿Es que acaso irán cuando ya andan algunos diciendo que presentarse sería una traición al renuente Guanipa? Esta es sin duda la papa más caliente que le ha tocado a la derecha en cualquier elección venezolana, exceptuando la de 1998 cuando andaban como locos tratando de evitar la inminente victoria de Chávez. Aquella vez se pusieron de acuerdo y perdieron igual. ¿Y ahora? Y todavía hay quien dice que la Constituyente no ha hecho nada. Nosotros decimos que sirvió para resucitar al chavismo. ¿Acaso es poca cosa?

Lo cierto es que el chavismo arrasa en diciembre en ambos eventos electorales y en cualquier escenario, aunque queda la duda de quién será nuestro candidato para Zulia. Con todo respeto a Arias Cárdenas, no se ve ni siquiera elegante que se lance un candidato perdedor, así ganemos.

El control político del Estado estará abrumadoramente en manos del chavismo, así como la iniciativa casi total. Así nos recibirá el importante año 2018, en el que podría haber elecciones presidenciales. Solo podría, porque ahora tenemos una poderosa herramienta para la adaptación política, la poderosa Asamblea Nacional Constituyente. Aún así, es claro que todo el mundo, y lo decimos de manera literal, va estar pendiente de esas elecciones en Venezuela. Todavía es temprano para avizorar un panorama. La ANC puede mantener la fecha de la presidencial tal como está prevista, pero también tiene el poder para retrasarla y hasta para adelantarla. ¿Por qué no?

Pero no contemos los pollos antes de nacer, todo a su tiempo. Por lo pronto cerremos el año con una victoria por toda la calle del medio, sin olvidar que no hemos salido de la zona de peligro, porque lo más seguro es que arrastremos todavía para el año que viene unas cuántas cuotas en la economía.

 

ANC y críticas: lo cortés no quita lo valiente

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 27 de octubre de 2017

ANC y críticas

Las decisiones que tomó ayer la Asamblea Nacional Constituyente sobre convocatoria a elecciones en diciembre, una prevista, las de alcaldes, y otra sobrevenida, la del alzado Juan Pablo Guanipa, ex gobernador electo del estado Zulia, nos dicen mucho del carácter de esta institución temporal venezolana. Sobre esas elecciones en sí tendremos tiempo de presentar análisis, hoy queremos abordar el tema de las críticas a la ANC que hemos venido escuchando desde el chavismo.

Lo primero que queremos dejar sentado es que ante la crítica se puede asumir respuestas disímiles. Un ejemplo de esto son las posiciones de Pedro Carreño y de Delcy Rodríguez. Carreño dijo ayer en un programa de televisión que “El endilgarle a la Asamblea Nacional Constituyente la responsabilidad directa de la situación generada por la inflación inducida y el desabastecimiento programado… endilgarle todo ello a la Constituyente es para que digan que la Constituyente es un fracaso.

¡Mosca con esto! ¡No caigamos en este juego! No solo se lo digo a ustedes. Se lo digo al pueblo venezolano y se lo digo a algunos constituyentes, como el segundo vicepresidente, Isaías Rodríguez, que lo he escuchado con eso. ¡Mosca con eso! Si lo hacen de manera deliberada, eso es traición a la Patria. Y si lo hacen creyendo o de buena fe, son unos tontos útiles porque con estas acciones lo que ayudan es a los planes de la derecha reaccionaria”.

Nosotros decimos: ¡Mosca con estigmatizar la crítica! ¡Mosca con el sectarismo y la prepotencia! Lo expusimos en nuestro Análisis del pasado 25 de octubre: “… el tema más importante aquí no es si las críticas que se hacen a los constituyentes son justas o no, sino que quienes nos eligieron tienen pleno derecho a criticarnos, nos guste o no, sean las críticas correctas o no, lo cual es harina de otro costal”. Muy distinta a la actitud de Carreño es la que se manifiesta en el tuit de la presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez: “A los hermanos que han hecho críticas y exigencias a @ANC_ve les agradecemos la esperanza que han depositado en nosotros. Tenemos un solo enemigo!”

Este tono amoroso, comprensivo hacia quienes nos eligieron, enaltece a la camarada Delcy. Eso sí, en lo que no estamos de acuerdo con ella es en que tengamos un solo enemigo. Tenemos un enemigo principalísimo, el imperialismo y sus lacayos.

Ante ese enemigo debemos estar férreamente unidos. Pero hay otros enemigos internos, los ha señalado más de una vez el propio presidente Maduro: el jalabolismo, el sectarismo, la burocracia, la corrupción, la ineficiencia. Pero de eso no hablaremos hoy, solo terminamos esta parte del Análisis opinando que ante estos distintos enemigos, los métodos de lucha son igualmente diferentes. Nuestro primer deber es mantenernos unidos ante la actual agresión inclemente contra la Patria. Expresamos de una vez nuestra palabra de respeto y solidaridad al fiscal de la dignidad, Isaías Rodríguez, en nuestra opinión uno de los líderes más queridos y respetables de esta Revolución.

Ahora bien, en ese mismo Análisis del 25 de octubre escribimos: “…cuando se dice que la Constituyente no ha hecho ‘nada’ se está desconociendo la realidad. Sí ha hecho muchas cosas y muy importantes, y ha cumplido un papel invalorable en esta etapa ¿Entonces por qué ha decaído en su popularidad?”, y también: “… lo que decide no es la realidad como tal, sino la percepción que se tiene de ella. Uno de los problemas de la ANC es lo comunicacional. Hasta ahora, la comunicación de lo que hacemos en la Constituyente ha sido dispersa, fragmentada, carente de estrategia, sectaria, ‘oficialista’”.

En estas ideas debemos insistir. Ayer hablamos con dos camaradas que no son constituyentes, pero que están muy involucrados con la ANC: el jefe de prensa de la Constituyente, Felipe Saldivia, y el principal asistente de la presidenta Delcy Rodríguez, Rolando Corao, quien además fue viceministro de planificación comunicacional del MINCI. Ante ambos planteamos la misma preocupación, la señalada en el último párrafo que hemos citado del Análisis del 25 de octubre, y la misma propuesta: la de que se realice a la brevedad posible una reunión de comunicadores de la Constituyente, con la participación de funcionarios del MINCI, para establecer una estrategia comunicacional propia de la ANC, que promueva una comunicación audaz, creativa, directa, sencilla, que haga conocer a nuestro pueblo los verdaderos objetivos y carácter de la ANC, así como sus grandes logros hasta ahora. No son asuntos fáciles de comprender, a nosotros mismos nos ha costado un tanto, y eso que somos espectadores de primera fila.

La gran verdad de la Constituyente la ha expresado el presidente Maduro, tal como referimos en el mismo Análisis varias veces citado acá: “La Constituyente es el gran anillo de protección de la paz para los años 2017, 2018 y 2019, para proteger la democracia, la constitución, la paz de la sociedad”. No nos quejemos de que el pueblo no haya entendido esto a plenitud, no es porque sea bruto, ni traidor, ni tonto útil, es porque nosotros no hemos sabido explicarnos.

La derecha volverá

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Jueves 26 de octubre de 2017

They will come back

Chávez dijo alguna vez que la oposición es la Nada. Pensamos que quiso decir nada de liderazgo, nada de propuesta presentable, nada de coherencia, nada de unidad real, nada de credibilidad, nada de lealtad, nada de patriotismo, nada de inteligencia política. Nadita de nada. El despechado analista opositor Luis Vicente León ha dicho sobre la actual circunstancia: “Esta obra se llama implosión y estaba cantada. Esta es, por mucho, la peor crisis vivida por la oposición en 19 años y apenas está comenzando”. Y agregó: “… no hay ninguna posibilidad de éxito opositor futuro sin pasar por la construcción de reglas comunes para dirimir sus diferencias. Cualquier estrategia que intente la oposición en este momento, sin construir antes un liderazgo que rescate la confianza, será inútil”. Este es el mismo  personaje que anunció, antes del 15 de octubre, que el Gobierno no podía ganar ninguna elección. Ahora habla de las equivocaciones de todos, menos de las suyas. Así son, qué le vamos a hacer.

La verdad es que los opositores han vivido varias graves crisis, todas ellas sobrevenidas después de arduas conspiraciones y sonoras derrotas. Han sido, si a ver vamos, eternos favorecedores del chavismo. Tras la derrota del golpe de Estado de 2002, le permitieron a la Revolución deslastrarse de unos cuantos microbios en el cuerpo de la Fuerza Armada. Ocurrida la derrota del sabotaje petrolero, lo desinfectado fue PDVSA. Las guarimbas de 2014 terminaron con varios de los principales inspiradores de la subversión tras las rejas, incluido el emblemático delincuente reincidente Leopoldo López. Las guarimbas redivivas en 2017 desembocaron en la Constituyente y en la victoria revolucionaria del 15 de octubre. La situación opositora de hoy es consecuencia de una prolongada acumulación de errores y torpezas. Ganaron una en diciembre de 2015, pero ya hemos dicho que allí más bien perdimos nosotros.

Nadie es perfecto, ya nos había pasado algo parecido en 2007, en ocasión del referéndum de la Reforma. Después de tanta bravuconería, frases lapidarias sobre el Gobierno, augurios de derrocamiento de Maduro, fijación de plazos apocalípticos, vea el lector como han terminado. Ahí es donde vale la frase de que la lengua es el castigo del cuerpo.

Para adentrarnos en el tema de los valores que maneja cada fuerza presente en la liza, es bueno recordar cuán diferente ha sido nuestro comportamiento después de nuestras contadas derrotas. Se han abierto períodos de crítica, es verdad, pero ha imperado el espíritu unitario que insufló Hugo Chávez. La nuez de la dirigencia chavista ha permanecido férreamente unida ante las adversidades, al igual que la base social de este movimiento histórico. Hemos convertido la depresión natural que ataca después de un descalabro en nueva fuerza para reaccionar, seguir adelante y finalmente recuperarnos. Eso es lo bueno de que haya líderes, ideas, proyecto, conciencia histórica, actitud proactiva, confianza en las propias fuerzas, organización, capacidad, decisión de triunfar contra viento y marea. Todo eso forma parte del legado invalorable de Chávez, un activo del que carece absolutamente la derecha apátrida.

La turbamulta opositora no solo toca a sus figuras más visibles, que andan lanzándose públicos dardos envenenados en el desenfreno de la deslealtad. También personajes secundarios aparecen en la escena siendo parte de la reacción tumultuaria ante el fracaso. No solo los gobernadores electos y candidatos perdedores de la derecha, sino también gente como un señor de cuya existencia acabamos de enterarnos, el diputado ante la Asamblea Nacional José Ignacio Guédez, secretario del parlamento, quien ha renunciado a su cargo. “Hoy renuncié ante la plenaria al cargo de secretario de la AN como protesta ante el desempeño de la dirigencia de la oposición de la cual formo parte y como un gesto de desprendimiento que ayude a contribuir con la renovación de la unidad democrática en el país”, expresó Guédez a través de Instagram.

Mientras los aparatos políticos y mediáticos de la derecha internacional tratan, a duras penas, de remendarle el capote a sus desubicados pupilos. Gente como Almagro, Borges, Ramos Allup, Guevara, Falcón, Machado, Ledezma, Arria, Torrealba, semejan todos una camada de borrachos cayéndose a botellazos en medio de la noche, asignándose la culpa unos a otros.

Pero es cuestión de esperar. Después de que se les pase la resaca, eventualmente su odio contra la Revolución los volverá a pegar con saliva de loro. No podemos dormirnos en nuestros laureles ni creer que lo que viene es solo jolgorio. El enemigo nos la tiene jurada y se va a recomponer para intentar de nuevo el asalto al poder. Acaso nunca puedan, pero siempre tratarán. Por eso tenemos que seguir trabajando como si nada, para avanzar, abrirle camino a los soluciones, espantar los fantasmas internos y recuperar a plenitud la confianza y la esperanza de la mayoría popular. No nos durmamos, they will come back.

ANC bajo fuego popular

Immagine correlatapor Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político

Miércoles 25 de octubre de 2017
Como se pagan las deudas del amor

El tumulto en la derecha provocado por el estallido de la granada fragmentaria que fue su derrota electoral no solo continúa, sino que además se agrava cada día más. Esto dará mucho de qué hablar en los próximos días, pero lo prometido es deuda, así que hoy abordaremos un tema que está candente en las calles, el de la situación económica, sobre todo lo referido a los precios de bienes de consumo, y señaladamente en lo que se refiere a la relación de ese descontento con la ejecutoria de la Asamblea Nacional Constituyente. En nuestro Análisis de ayer presentábamos el asunto de esta manera: “… el creciente descontento popular por la situación económica, sobre todo en lo que atañe al aumento desproporcionado y constante de los precios, y los efectos que está teniendo en el seno mismo del chavismo, salpicando inclusive a la propia Constituyente”.

Algunos constituyentes han asumido la crítica en actitud defensiva, como nuestro querido amigo y camarada constituyente Luis José Marcano, cosa que no dejó de extrañarnos, pues lo conocemos como un hombre comedido que no suele ser pasto del apresuramiento. Pero al mejor cazador se le va la liebre.

El camarada Marcano envió algunos tuits que se nos antojan fuera de lugar. Véase: “Pretender increpar a los Constituyentes como si no paráramos la guerra económica por gusto, me disculpan pero es un infantilismo”. Y también: “Constituyentes estamos amarrados a las comunidades que nos eligieron y damos la cara permanentemente, descalificarnos es irresponsable”. Otra constituyente pretendió atribuir el descontento contra la ANC a una campaña de la derecha.

Digamos de entrada que el tema más importante aquí no es si las críticas que se hacen a los constituyentes son justas o no, sino que quienes nos eligieron tienen pleno derecho a criticarnos, nos guste o no, sean las críticas correctas o no, lo cual es harina de otro costal. Creemos que sería menor error pretender descalificarnos a nosotros, que nosotros pretender descalificar a quienes nos critican.

Antes de entrar a escudriñar en lo que se nos antoja como el fondo del asunto, digamos que nos sentimos más cercanos a la preocupación que embarga al segundo vicepresidente de la ANC, Isaías Rodríguez: “Los precios se han disparado sin control. Los brincos de una semana a otra son tan grandes como los saltos que da Ismael García. Si el Gobierno y la Asamblea Nacional Constituyente no ofrecen respuestas oportunas a este problema la factura la cobrará el pueblo en dólares y no en yuanes”.

Ayer, mientras constituyentes de Caracas esperábamos el inicio de una reunión en la Casa Amarilla, algunos de nosotros comunicaron experiencias recientes. Uno, que vive en la avenida San Martín, nos contó que en el edificio donde habita, la gente le comunica el descontento a grito pelado, reclamándole haber votado por él y ahora la Constituyente no hace “nada” por resolver los problemas. Otro nos refirió una situación parecida que ha vivido en el barrio en el que reside. Un jodedor, en uno de los grupos que esperaban por la reunión, sugirió, ante la hilaridad de los congregados, que el objetivo de la misma era designar a cuatro constituyentes a fin de lanzarlos a la Plaza Bolívar para que la gente les entrara a coñazos y así bajar las tensiones. En fin, no son lo escuálidos ni la derecha, es el pueblo chavista, el que votó por nosotros, quien nos está criticando.

Ahora bien, pensamos que el tema de la situación económica atañe al Estado en su conjunto y no particularmente a la ANC, aunque esta tiene sin duda una gran responsabilidad en ese sentido ¿Pero qué es lo que ocurre en realidad? Porque cuando se dice que la Constituyente no ha hecho “nada” se está desconociendo la realidad. Sí ha hecho muchas cosas y muy importantes, y ha cumplido un papel invalorable en esta etapa ¿Entonces por qué ha decaído en su popularidad? Tratemos de apuntar a una respuesta.

El presidente Maduro ha dado en el clavo cuando ha dicho que “La Constituyente es el gran anillo de protección de la paz para los años 2017, 2018 y 2019, para proteger la democracia, la constitución, la paz de la sociedad”. Esa tarea invalorable, sin la que no será posible superar las dificultades económicas, la ha venido cumpliendo de manera impecable. Su sola elección acabó con las guarimbas de golpe y porrazo. Su convocatoria al adelanto de las elecciones regionales fue un factor fundamental para la victoria revolucionaria, que es otro hito hacia la garantía de paz y estabilidad, lo cual se va coronando con el efecto de la granada fragmentaria en la oposición. Su firmeza y arropadora presencia en el escenario nacional hace que avance su legitimación paulatina en el país y en el mundo, con hechos como la juramentación y subordinación de cuatro gobernadores electos por el pueblo opositor.

Por otra parte, la ANC está contribuyendo de manera admirable a una aun mayor visualización de sectores tradicionalmente excluidos y oprimidos que la Revolución ha venido ya reivindicando: las mujeres, los jóvenes, los adultos mayores, los  discapacitados, los pueblos originarios, los afro descendientes, los trabajadores, y a la ampliación de sus derechos constitucionales, lo cual es un camino hacia la paz estratégica.

¿Qué ocurre, entonces? Aquí debemos volver al axioma de que en política lo que decide no es la realidad como tal, sino la percepción que se tiene de ella. Uno de los problemas de la ANC es lo comunicacional. Hasta ahora, la comunicación de lo que hacemos en la Constituyente ha sido dispersa, fragmentada, carente de estrategia, sectaria, “oficialista”. Se necesita con urgencia una revisión de este tema para un refrescamiento integral de la imagen de la Constituyente y una comunicación asertiva de sus principales logros.

Por supuesto, la sola comunicación no lo puede todo. Hay que mejorar el producto, y no nos referimos específicamente a la ANC, sino a la Revolución toda. Hay que avanzar sin más dilaciones en las decisiones económicas. Nuestro Gobierno ha hecho, sin duda ¿qué habría sido de nosotros sin los Clap y sin las permanentes políticas sociales revolucionarias? Pero el pueblo se siente desamparado con el criminal abuso de los precios. Es necesario tomar ya ese toro por los cachos. Sabemos que no es fácil, no estamos pontificando, y también que el liderazgo está trabajando sin descanso. Mas urgen algunas respuestas inmediatas. La presidenta de la ANC, Delcy Rodríguez dijo hace un par de días: “Se activará la Constituyente Económica y como una sola fuerza saldremos a defender la paz económica”. Bien, manos a la obra.

El pueblo revolucionario ha respondido con grandeza en medio de la tormenta.

Ha respaldado a su vanguardia con paciencia, resistencia, lealtad y conciencia. Es una deuda que tenemos que pagar como se pagan las deudas del amor.

Juramentación adeca

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Martes 24 de octubre de 2017
Granada fragmentaria

Dos temas actuales concitan nuestro interés en esta aun crepuscular mañana. Uno es el que se refiere a la  uramentación de los cuatro gobernadores adecos ante la directiva de la Asamblea Nacional Constituyente. El otro el creciente descontento popular por la situación económica, sobre todo en lo que atañe al aumento desproporcionado y constante de los precios, y los efectos que está teniendo en el seno mismo del chavismo, salpicando inclusive a la propia Constituyente. No ha sido fácil para nosotros escoger por cuál de estos derroteros enfilamos hoy, sobre todo porque esto último nos atañe directamente, ya que somos miembros de la ANC. Pero como para todo habrá tiempo, decidimos ocuparnos de la juramentación de marras y ya mañana, si alguna realidad inesperada no nos desvía, hablaremos de lo otro.

Se presentaron ante la ANC los gobernadores de Anzoátegui, Mérida, Nueva Esparta y Táchira. Lo primero a destacar en este hecho es que todos ellos, militantes del partido opositor Acción Democrática, han reconocido así la legitimidad de la Constituyente, lo cual no es poca cosa, si tomamos en cuenta que AD se ha convertido, por la vía de los hechos, en el principal partido de la oposición venezolana. Esto último, en realidad, no es nada nuevo, más allá de que los venezolanos nos hemos acostumbrado al espejismo de creer que quien saca más votos en una elección es por eso mayoría real, aun cuando los análisis cualitativos indiquen otra cosa. Acción Democrática es el único partido opositor con presencia efectiva en todo el territorio nacional, en el sentido de su organización y raigambre tradicional.

No hay muchos adecos, pero están medianamente organizados y tienen liderazgos ciertos en algunas regiones. Ante el PSUV son casi nada, pero se ven sólidos ante modas ilusorias como Primero Justicia y Voluntad Popular, y fuerzas que son restos de distintos naufragios cuyos damnificados habitan básicamente islas, como UNT (Zulia), Avanzada Progresista (Lara), La Causa R (Bolívar), AVP (Caracas) o Vente Venezuela (los comederos de María Corina Machado en el este de la capital). Todos estos no son sino sombras en el resto del país.

En todo caso, la Constituyente se anota otro éxito (los ha tenido, varios e importantes, a pesar de que, a decir verdad, está llevando palo en sectores de la opinión pública, pero eso forma parte del otro asunto que señalamos al principio). Y para la Revolución es una nueva victoria, pues se sigue difuminando la matriz del “fraude”.

La juramentación de los adecos tendrá repercusiones favorables, sin duda, en el escenario internacional, ya que sigue extendiéndose la percepción que el de Maduro es un gobierno estable, a pesar de los pesares. “Comunista”, “dictatorial”, “criminal”, pero estable, un hueso duro de roer. Sus victorias son disuasivas para quienes sueñan en el mundo con la generalización y radicalización de la intervención foránea en curso. Pero acaso el efecto inmediato más trascendente es que el recule de los adecos, después de algunas frases altisonantes de su principal vocero, Henry Ramos Allup, ha caído como una granada fragmentaria en el seno de la derecha criolla, que sigue llevando palo a diestra y siniestra. Véase como lo reseña la agencia española de derechas EFE: “La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) vio confirmada hoy su fractura al juramentarse cuatro de sus cinco gobernadores ante la Asamblea Nacional Constituyente, un suprapoder instaurado por el oficialismo que no había sido reconocido por los adversarios del presidente Nicolás Maduro”. Y además: “La decisión de los gobernadores de AD de presentarse ante la ANC para poder asumir sus cargos ha provocado un alud de críticas dentro de la propia MUD y entre la sociedad civil venezolana, entre la que el rechazo a la Constituyente es generalizado”. Bueno, ya se sabe que cuando EFE habla de la “sociedad civil” se refiere a la sociedad escuálida.

Nosotros no sabemos si el rechazo opositor es “generalizado”. El gobernador de Nueva Esparta, Alfredo Díaz, realizó asambleas con sectores de ese estado insular y afirma que la “sociedad civil” recomendó que se juramentara ante la ANC. Acaso el rechazo es sobre todo mediático o de factores políticos organizados, no podemos saberlo todavía.

Lo cierto es que las críticas a los cuatro gobernadores juramentados han abundado en Twitter y entre conocidos voceros opositores, sobre todo los más extremistas. La agencia EFE nos sigue prestando auxilio: “Desde uno de los principales partidos de la MUD, Voluntad Popular (VP), el diputado nacional Armando Armas ha abogado por la creación de ‘una nueva alianza por Venezuela’ de la que ‘quedarán fuera quienes han claudicado ante la dictadura’…

También del partido de Leopoldo López es el vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, que ha escrito en Twitter que ‘los gobernadores que se juramentaron se apartaron’ del consenso de la MUD, que según el diputado decidió hace tiempo no presentarse ante la Constituyente… Desde PJ, el segundo partido que obtuvo más candidatos a las regionales en unas primarias en que cosechó el mayor éxito AD, el presidente del Parlamento, Julio Borges, felicitó al gobernador electo del Zulia ‘por su postura al no humillarse ante el fraude (de la) Constituyente’”.

También se pronunció el aun no resignado candidato perdedor en el estado Bolívar, Andrés Velásquez: “AD no puede lavarse las manos de esta absurda decisión.

AD es responsable de esta insensatez que burla un sentimiento nacional”. Hubo igualmente comunicados, en el mismo sentido, de VP y ABP. Ahora bien, se mantiene en rebeldía ante la ANC el gobernador electo del muy importante estado Zulia, Juan Pablo Guanipa, militante de Primero Justicia, quien se muestra desafiante y vociferante. Por supuesto, el Estado debe responder y someterlo, a la brevedad posible, antes de que tome más aliento. Esto puede generar una situación difícil en el estado Zulia, donde podría concentrarse la acción de la derecha más extremista y violenta, implantado guarimbas con apoyo armado (con armamento regular e irregular, y acciones que podrían incluir efectivos paramilitares infiltrados desde Colombia. Es un riesgo que tendremos que correr y resolver en su momento.

Por otra parte, acaso Guanipa solo trata de pescar en rio revuelto, al ver la orfandad de liderazgo en la MUD, y emerger como el nuevo líder de la derecha en el país. De estos oprtunistas cualquier cosa puede esperarse. En fin, hay que seguir haciendo seguimiento a los acontecimientos.

Victoria coyuntural

por Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 23 de octubre de 2017

Victoria coyuntural

La oposición sigue con su lamentable espectáculo poselectoral de vaivenes y dimes-y-diretes. Que si tú, que si yo, que si aquel, que quien tiene la culpa, María La Bollera, que si a la Constituyente voy o no voy, que si fue fraude o no fue fraude, que si numérico o esférico, que fraude moderno o gobierno del infierno, que si ventajismo y socialismo, todos en lo mismo, que si guarimbero o electorero. Que si Almagro está en algo o no está en algo, que si la OEA está en la pelea o si la vaina está fea. Que si Trump y la operación tún tún. En fin, que vean cómo salen de su laberinto, nosotros tenemos otros temas en qué pensar.

Hay un término que usa mucho Luis Vicente León que a nosotros se nos antoja feliz, por más que venga de ese escuálido que anida en su amargura. El habla de los “lineal pensantes”, refiriéndose a aquellos opositores que no se salen de una sola línea, la que les dictan sus dogmas, prejuicios e intereses ocultos. Pues bien, esa especie abunda también en el chavismo. Son quienes solo repiten consignas y conceptos trillados, quienes viven de frases hechas e ideas fijas, con las que cosechan aplausos y consideraciones, sobre todo porque no todos en el poder son como Maduro, que abjura de los jalabolas, otros más bien los promueven. Añadamos que algunos son lineal- pensantes hasta de buena fe, simplemente les cuesta ver más allá de sus narices. Los chavistas lineal-pensantes suelen pasar por alto las palabras más sabias que pronuncia el Presidente, las más preclaras y de mayor carga espiritual, las que más lo distinguen de los politicastros de segunda que comandan la oposición.

Tuvimos que rastrear por cierto tiempo el excelente discurso de Maduro en la proclamación pública de Héctor Rodríguez como gobernador del estado Miranda.

Escuchamos el discurso en vivo y hubo una parte de la intervención que casi nos hace pararnos de la silla que ocupábamos ante el televisor para irnos a los Valles del Tuy y darle un abrazo al Presidente por tanta hermosura oratoria.

En fin, comenzamos a buscar por todas partes esas palabras. Una pequeña parte de ellas las pudimos ver en alguna pieza de VTV o en un Notipatria, no lo recordamos bien. Inquietamos medios públicos y privados, buscadores de Internet, portales Web. Al final, pudimos saciar nuestro apetito gracias a Luigino Bracci, que subió el acto completo a Youtube. Ahí lo vimos, y adelantamos y atrasamos el video de más de dos horas, hasta encontrar el tesoro que buscábamos.

Nosotros habíamos definido nuestra victoria, en uno de nuestros Análisis después de las elecciones regionales del 15 de octubre, como “relativa”, de acuerdo a lo que nos dictaba el estudio cuantitativo del evento, que refleja claramente que se debería hablar más bien de que la oposición perdió antes de que nosotros hayamos ganado.

Claro que ganamos, sin duda, pero con sus bemoles. Pues bien, las palabras profundas del Presidente no hicieron sino reafirmar nuestra percepción. Leamos al líder revolucionario: “Ha llegado la hora de dinamizar muchas cosas. Hoy es un día de victoria, de alegría, de esperanza. Pero como lo dije el lunes, lo creo. Yo soy un hombre profundamente espiritual y trato de estar por encima de las derrotas, de las dificultades y de las ilusiones ópticas que pueden producirse por las victorias. No nos dejemos encandilar por la victoria, como no nos dejamos encandilar por la derrota. Uno debe estar por encima de todo eso, y volar alto”.

Antes de seguir adelante con el Presidente y sus sabias ideas, recordemos que nosotros asignamos a nuestra victoria, la semana pasada, varios calificativos: magnífica, cultural, relativa, tajante. Hoy añadimos “coyuntural”, como realmente lo es, tal como lo fue la derrota de 2015. Ya veremos por qué lo decimos.

Maduro hizo gala de expresiones poéticas, no hay otra manera de definirlas: “¡Derrota, eres una farsante, aléjate! ¡Victoria, eres una farsante, no encandiles mis ojos ni mi alma!”. A esta belleza siguió con más sabiduría: “No dejemos que ni la derrota ni la victoria se posicionen con su mentira. Creamos en lo que somos, creamos en la causa de la Patria, creamos en el pueblo, siempre en el pueblo y trabajemos sin descanso para que Venezuela sea una Patria potencia, para recuperar nuestra Patria”.

A nosotros, que nunca hemos santificado las elecciones, y que solo las vemos precisamente como herramientas nada más que coyunturales para la Revolución, las ideas del Presidente nos ayudan a aclararnos. Nuestras victorias realmente trascendentales están casi todas por llegar. Serán las victorias de la realización efectiva del Plan de la Patria, del establecimiento definitivo y concreto del protagonismo del pueblo, de la instauración cierta del Poder Popular, de la construcción irreversible de la Venezuela potencia, de la derrota permanente del imperialismo y del capitalismo, del triunfo final y definitivo del socialismo, del nacimiento de una nueva cultura, de una nueva civilización humana. Para eso ahora es que falta lucha, ahora es que faltan batallas. No nos conformaremos jamás en esta vida mientras esas victorias estén tan lejanas como lo siguen estando hoy.

Y hay otras victorias pendientes que no podemos olvidar. Nosotros tenemos, sin duda, enemigos externos formidables y también colosales enemigos internos. En este último sentido hablamos menos de los mamarrachos de la MUD que de los enemigos en nuestro seno, los más peligrosos y difíciles de detectar. El Presidente, que anda mosca y más claro que agua de manantial, igualmente lo señaló en sus consejos a Héctor Rodríguez en el mencionado acto: “Héctor, no creas en jalabolas ni en aduladores que se te acerquen. Héctor, no te dejes meter coba por gente incapaz. Héctor, lucha contra la indolencia, el burocratismo, la corrupción, desde el primer día. Héctor, no te rodees de amigos ni amiguetes, no creas en grupúsculos. Héctor, es la hora de oír las verdades, es la hora de gobernar en la calle… Combate la corrupción con toda tu fe, con toda tu fuerza”.

Toda victoria nuestra será coyuntural hasta que la derrota de los enemigos no sea coronada definitivamente. La derrota de los imperialistas y sus aliados internacionales, de sus cipayos internos, y de los infiltrados, jalabolas y corruptos, en cualquier sentido, que carcomen la Revolución desde su propia entraña. Lo hemos dicho unas cuantas veces, parafraseando a The Beatles: es un largo y sinuoso camino.

Victoria tajante

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 20 de octubre de 2017

Victoria tajante

NOTA: pedimos disculpas por no haber circulado ayer, tuvimos que salir muy temprano a hacer una cola para comprar un “combo” de alimentos. Luego estuvimos en otras ocupaciones hasta la noche.

Es dulce el sabor de la victoria. El pasado miércoles se realizó en la Constituyente la juramentación de los 18 gobernadores chavistas electos. El ambiente era de exultante alegría, con los constituyentes de cada región coreando a sus gobernadores como muchachos en una fiesta. Igualmente es amargo el sabor de la derrota, nosotros lo sabemos de sobra porque lo hemos “degustado” muchas veces en estas luchas por la liberación nacional y el socialismo desde hace unas cuantas décadas. El domingo le toco ese trago a la derecha nacional e internacional, sometida por el pueblo revolucionario con una victoria, si no perfecta, sí abrumadora.

En el título de este Análisis usamos el término “tajante”. Una de las acepciones del mismo, según el DRAE, es la de “Concluyente, terminante, contundente”. Bien, podría aplicarse, pero nosotros nos referimos ahora a otra acepción: “que taja”, del verbo “tajar”: “Dividir algo en dos o más partes con un instrumento cortante”. Lo dividido, una vez más, es la oposición, y el instrumento, el pueblo chavista revolucionario.

Más allá de bravuconadas, pataletas y chocancias, la verdad es que la derecha ha quedado como pajarito en grama después de este golpe, es decir mirando a todos lados un tanto desubicada. Se mueve torpemente por el ring tratando de asimilar el gancho de izquierda que lo ha aturdido. Para seguir usando el vocabulario del boxeo: la contrarrevolución no está noqueada, pero sí grogui. No le va a ser fácil sacudirse el puñetazo.

Entretanto, el reparto de culpas hace presencia en el escenario, con la esquina de la derecha convertida en una zaragata en la que participan el púgil, los seconds, el entrenador, el manager y el empresario. Sin embargo, no crea nadie que se ha rendido, comienza ya a adelantar sus tácticas previstas y a enseñar los dientes otra vez, adentro y afuera. Pero de esos asuntos hablaremos la próxima semana.

Tres días han tardado ciertos opositores en correrse un tanto de la matriz de fraude, aunque la mantienen allí, una película mala y repetida mil veces que aburre ya a la galería, como esos mediocres filmes de “acción” que pasan una y otra vez por la televisión. Se han dado cuenta algunos de que la madre de su derrota son sus propios errores. O acaso los errores de otros de su propia camada. Aunque en realidad, siguen con la misma cantaleta de siempre, pero ahora la extienden a una connotación acaso más refinada y truculenta: “proceso fraudulento”, en el que privarían las condiciones de la elección sobre el conteo de los votos. Es lo que el fascista Freddy Guevara define como el “fraude moderno”, lo que sería una suma “de elementos que en el fondo lo que genera es la imposibilidad de que la voluntad del pueblo pueda ser expresada en los resultados electorales… El fraude moderno es sofisticado, el fraude moderno es complejo”.

Una de las expresiones más amargas, en ese contexto, es la del editorial de 18 de octubre pasado del diario El Nacional. Ahora la oposición tiene que calarse en carne propia la prepotencia de este medio fascista, que promovió, apoyó y difundió la fracasada violencia terrorista de los meses recientes y prende ahora el ventilador contra sus congéneres políticos como si no hubiera roto un plato. El editorial es un llantén que, prescindiendo de todo análisis serio, vomita hiel sobre la oposición criolla. Se dice allí, entre otras cosas, que “Hemos visto el domingo cómo la oposición no termina de entender las tácticas y las estrategias del oficialismo en un escenario electoral que, con
medianas variaciones, sigue caracterizado por el uso de los recursos del Estado en función de sus objetivos inmediatos”. Y también: “El domingo 15 de octubre demostró que la oposición democrática vive de ilusiones y padece de ingenuidad. ¿A quién se le ocurre pensar que el oficialismo jugará limpio alguna vez en unos comicios? ¿Por qué la oposición es tan elemental que no solo acepta ir en condiciones inaceptables a un combate electoral tan importante sino que, para mayor alegría del gobierno, se permite alimentar un debate tan inoportuno en el seno de sus propias filas para debilitar y dividir a los electores?”- El editorial de El Nacional es importante en la medida en que representa a los sectores más extremistas de la derecha. Es paradójico, de todos modos, que desde sus titulares y textos, el diario fascista llamaba a votar, acogiéndose a la línea fijada dentro de los vaivenes e inconsistencias de la MUD, y ahora sus editores se hacen los suizos y arremeten contra la participación electoral. Al menos María Corina Machado dijo públicamente que no iba a votar, cuidándose de no llamar a la abstención, aunque la promovió entre líneas y tras bastidores.

Precisamente, los extremistas de la derecha se han constituido en uno de los sectores más críticos contra la MUD después del descalabro electoral y están usando la circunstancia para afilar sus armas en la lucha por capitanear a la contrarrevolución. A través de un comunicado, el ex alcalde metropolitano de Caracas preso por conspirador, Antonio Ledezma, afirmó que es necesaria una rectificación por parte de la MUD, que les permita tener una estrategia clara: “O cambiamos de conducción o seremos responsables de que este régimen siga destruyendo a Venezuela”. Con macabro oportunismo, Ledezma asegura que “… la gente está dolida porque piensa que mientras los jóvenes heroicos estaban derramando su sangre sobre el asfalto de las calles, algunos estaban pintando sus pancartas para ir a unas elecciones”. En su intención de asalto al poder opositor, los extremistas cuentan con el respaldo de sus voceros mediáticos, como Marianella Salazar, quien escribió que “Antonio Ledezma y María Corina Machado son la gran opción en el liderazgo político, aunque les disguste a algunos tarifados”.

También los sectores más extremistas de la derecha externa despotrican contra la línea “electoralista” que se impuso después del fracaso de la violencia terrorista.

Ejemplo de ello es la declaración de Luis Almagro: “Es muy claro que cualquier fuerza política que acepta ir a una elección sin garantías se transforma en instrumento esencial del eventual fraude y demuestra que no tiene reflejos democráticos para proteger los derechos de la gente, en este caso, el voto”. Igualmente el ex presidente de Colombia Andrés Pastrana: “La única garantía que tiene el que participa en una elección sin garantías es que va perder”.

Uno que aparece ahora llamando a “reflexión” es el fascista Freddy Guevara, vocero del partido ultraderechista Voluntad Popular, el de Leopoldo López, y uno de los principales responsables de la ola de violencia terrorista de los meses pasados. Según Guevara, “Tenemos que pasar a un proceso de revisión profunda de toda la estrategia opositora y de la Unidad para reunificarnos como sociedad democrática y enfrentar juntos a esta amenaza totalitaria y criminal que pretende secuestrar a los venezolanos solamente por sus negocios”.

El estado de división opositora fue descrito hace un par de días claramente por el prominente vocero del partido derechista Acción Democrática, Henry Ramos Allup: “Ojalá estos llamados a la unidad, a fijar una sola opinión, se hubieran producido antes. La unidad no es de los dientes para afuera, tiene que ser una disposición con tu conducta y procedimiento, y sobre todo de buena fe. Hay algunos que han actuado pensando simplemente en su visión particular”.

Ramos Allup, por cierto, criticó públicamente las palabras de Luis Almagro, a quien señaló negativamente por querer dictar líneas a la oposición venezolana. Por otro lado, se publicó una carta de la entente extremista “Soy Venezuela” a Luis Almagro, firmada por Antonio Ledezma María Corina Machado y Diego Arria, que ostenta el inconfundible título “Solidarios con el uruguayo más venezolano”, en el que felicitan al secretario general de la OEA por sus declaraciones sobre el reciente proceso electoral de Venezuela y donde se dice, entre otras cosas en el mismo sentido, que “los venezolanos a quienes nos anima lograr el rescate de la libertad manifestamos nuestro agradecimiento al Secretario General Almagro y nuestro reconocimiento y admiración por sus acciones y posiciones claras, firmes y solidarias con el pueblo venezolano.

Almagro se ha convertido en el más grande defensor de la Constitución de las Américas representada por la Carta Democrática Interamericana”.

Así de complicadas andan las cosas en la oposición venezolana después de su derrota del 15-O. Ciertamente están aturdidos, pero no liquidados, Tal como dijimos en un Análisis previo a las elecciones (13/10/2017): “Decir que el domingo no se acaba el mundo es quedarse corto. En realidad, no se acaba ni comienza nada ese día, solo continúa la misma confrontación histórica, en nuevas condiciones en cuanto a la correlación de fuerzas en el terreno de esta guerra prolongada. Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo”. Hay que estar preparados para las nuevas batallas que se avecinan.

15-O: no mejora nada el enfermo

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Miércoles 18 de octubre de 2017

15-O: no mejora nada el enfermo

La oposición está sufriendo los vientos tormentosos de la derrota. En medio de balbuceos e incoherencia, tratan de asignar su descalabro a razones varias, entre las cuales ocupan acaso lugar absolutamente secundarios sus propios errores. Rápidamente muestran una vez más el espectáculo de su inconsistencia para mayor estupefacción de sus desolados seguidores. Ahora se mueven sin transición desde la matriz de fraude en los escrutinios a la de las trampas en el proceso anterior a la emisión de los votos. Ante la rápida y hábil respuesta del presidente Maduro, quien jugó posición adelantada llamando él mismo a la verificación total, 100%, de los comprobantes físicos de los votos y su comparación con las actas, no han tenido más remedio que desdecirse en un pestañeo.

No solo se ha dado el reconocimiento de la derrota de candidatos perdedores, como Alejandro Feo La Cruz y Henry Falcón, sino que además voceros y gobernadores electos han asomado la posibilidad de juramentarse ante la Constituyente, en lo que estarán hoy los chavistas electos. Hasta el insufrible extremista Freddy Guevara ha dicho que “La trampa no está en las actas -las tenemos-. La trampa ocurre antes, y es un proceso más sofisticado que requiere auditoría internacional” ¡Hablando de trampas los campeones de la trampa!

En fin, dejemos a esta gente en su laberinto y volvamos los ojos hacia nosotros mismos. Hemos dicho, y lo mantenemos, que esta ha sido una victoria revolucionaria magnífica, admirable. Ahora bien, los fenómenos sociales son un mar de complejidades y contradicciones, como bien se sabe. Desde el punto de vista cualitativo, se trata de una victoria épica, heroica, alcanzada en feroz lucha no contra los papanatas de la MUD, sino contra el Imperio más poderoso de la Historia desde todos los puntos de vista imaginables. La muestra de perseverancia, inteligencia, astucia y habilidad política extrema del presidente Maduro y de la dirección revolucionaria ha sido de antología. Igualmente el espíritu combativo de resistencia del pueblo chavista. La Revolución Bolivariana luce fortalecida y encaminada a nuevas victorias en los tiempos inmediatos. Sin embargo, el análisis cuantitativo relativiza la victoria y nos alerta sobre el destino de este proceso en el mediano plazo. Y nos vamos de explicación.

Ayer, en conversaciones con camaradas chavistas, expresamos una idea que se nos antoja irrebatible. Después del terrible resultado de la elección parlamentaria de 2015, dijimos que, en realidad, la oposición no había ganado, más bien el chavismo había perdido. Era eso lo que inferíamos del análisis cuantitativo. Mientras la oposición mantuvo su votación muy cercana a la que obtuvo en 2013, es decir no creció para nada, el chavismo decreció en dos millones de votos y fue eso lo que hizo posible el triunfo opositor. En las regionales del domingo se produjo un fenómeno parecido, pero en sentido contrario: el chavismo no ganó, perdió la oposición, si nos atenemos solo a lo cuantitativo (que siempre encierra, hay que decirlo, aspectos cualitativos no necesariamente visibles para el observador desprevenido). El chavismo alcanzó una votación bastante similar a la de 2015, sin mostrar crecimiento, más bien disminuyó el caudal logrado en la elección de la Constituyente. La derecha, por su lado, vio mermar sus votos en aproximadamente dos millones y medio de votos con relación a las mencionadas elecciones parlamentarias.

Este es un dato interesante y para nada despreciable. El chavismo es una fortaleza considerable, una vanguardia combativa, leal, consciente, lo mejor que tenemos, pero está estancado, no crece en el favor popular desde hace algunos años. El hecho de que solo 3 de cada 10 venezolanos (lo dicen las elecciones y los estudios de opinión) se identifique sólidamente con la expresión política de esa vanguardia encierra un peligro estratégico para la Revolución. Ese es el primer aspecto cualitativo que deducimos del análisis cuantitativo. Este estancamiento tiene razones que señalamos en el Análisis de ayer, en el que abordamos ya este asunto que hemos extendido hasta hoy, dado que la mayoría de los chavistas con los que hemos interactuado parecen estar solo preocupados por la victoria opositora en el bloque fronterizo occidental: “… no es que ahora vamos a sentirnos boyantes y olvidar tantas cosas que tenemos que criticar y combatir, como ha venido señalando el presidente Maduro: el sectarismo, el burocratismo, la ineficiencia, y nosotros agregamos: el discurso plano, dogmático, repetitivo”.

En ese sentido, el dirigente socialista Diosdado Cabello, siempre tan agudo, señaló que, a pesar de la victoria del domingo, el PSUV debe revisarse “porque pudimos haber ganado mejor, vamos a escuchar al pueblo”. Esto es algo digno de destacar: mientras un triunfador se autocritica, los perdedores andan buscando culpar a otros de su barranco, obviando la multitud de sus errores políticos que los ha llevado a despilfarrar su triunfo coyuntural de 2015. Y lo peor para ellos es que no parecen escarmentar, ya andan pidiendo auxilio, una vez más, a sus padrinos extranjeros ante la contundencia de su derrota. Parafraseando una vez más a nuestro dilecto amigo Perucho Conde: no mejora nada el enfermo. Bien, allá ellos. En cuanto a nosotros, ojalá nos vayamos dando cuenta de cuánto tenemos que mejorar.

Victoria cultural

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Martes 17 de octubre de 2017

Victoria cultural

Nada de lo hecho por la derecha criolla e internacional, después de su resonante derrota del domingo, puede sorprender a nadie. Lo que pasó en las regionales es, por supuesto, sumamente importante, tanto desde el punto de vista objetivo como desde el subjetivo, pero no acaba, todos lo sabemos, con la intensa lucha de clases mundial y nacional. Así que no vale la pena abundar en detalles en cuanto a las reacciones y declaraciones de los voceros del imperialismo, sus aliados y sus cipayos. Ellos siguen en lo mismo, ahora con el acicate del resentimiento. No es para menos, el chavismo los volvió a joder. Así que mejor nos ocupamos de otros aspectos vinculados a lo del 15-O.

La victoria del chavismo es política, claro está, pero sobre todo es cultural. Se impusieron sobre todo las ideas de Chávez. Una de ellas, de las más empotradas en el alma nacional, es la noción de Patria. El pueblo ha dado una lección a los traidores que andan vendiendo la Patria al mejor postor ¡Qué poco nos conocen estos burgueses redomados!

Olvidan todo el tiempo que esta es la Patria de Bolívar, que el pueblo venezolano, el mayoritario, ha visto reforzado su compromiso de independencia por lo que Chávez nos dejo como propósito, encabezando el Plan de la Patria. Pero ellos insisten en su error, buscando padrinos y muletas allende nuestras fronteras. Ayer el dirigente socialista Jorge Rodríguez, en su excelente rueda de prensa, daba las gracias por esta victoria a Trump, a Rajoy, a Almagro y a todos quienes mantienen el coro agresor desde el extranjero. Nosotros nos unimos a este irónico agradecimiento.

Así pues, el domingo triunfó el espíritu patriótico del pueblo, de nuevo despierto después de la pesadilla de diciembre de 2015, cuando actuó confundido por las manipulaciones y aturdido por los problemas. Ahora, ante el cúmulo de amenazas y sanciones del imperialismo y sus aliados, se ha levantado con dignidad y patriotismo.

También hubo una victoria de la paz, otro concepto embutido en el alma popular por el mensaje de Chávez. Ha quedado en evidencia la gravedad del error cometido por la derecha con su plan de las guarimbas terroristas. Nuestra victoria del domingo también comenzó con la derrota sufrida por la burguesía en las calles en el primer semestre de 2017, incluyendo el mes de julio, que se cerró con la estupenda jornada electoral constituyente del 30-J.

Estos canallas ni siquiera han tenido la decencia de pedirle excusas a nadie por tanta muerte y tanto dolor inútiles. El pueblo, incluido buena parte de su sector opositor, les ha pasado la dura factura. Igual que con la elección de los constituyentes, ha triunfado la paz, profunda idea chavista mantenida en alto y con insistencia por el presidente Maduro.

Ha ganado también el domingo la idea chavista de la inclusión. El gran esfuerzo mostrado por Maduro y el Gobierno Bolivariano por mantener, contra viento y marea, la vocación social de la Revolución, promoviendo soluciones puntuales al problema alimentario, y la continuidad de las políticas de vivienda, salud, educación y apoyo directo al pueblo en diversos frentes, ha dado sus frutos. El pueblo ha comparado entre quién hace y quién no hace, quién es positivo y quién negativo, quién construye y quién destruye.

La victoria chavista, por otro lado, ha profundizado la desolación que cunde en las filas opositoras. En este momento, el chavismo se ve inmenso, exultante, poderoso. El golpe subjetivo dado a la derecha es noble y, una vez pasada la resaca y el lamentable espectáculo de la vana intención de reconocer su derrota, tendrá que recoger los añicos de su ineptitud y han de venir recomposiciones diversas. Ya Henry Falcón se ha deslindado del desafinado canto de fraude y ha reconocido, sin cortapisas, el triunfo de Carmen Meléndez: “Responsablemente yo digo, nosotros perdimos, así de sencillo, y eso hay que aceptarlo porque también hay que tener gallardía para reconocer en la verdad, la adversidad”. Ellos insistirán, nadie lo dude, pero hoy se ven desorientados, como fantasmas perdidos en su propia oscuridad. Algunos han tenido el tupé de convocar a su gente a la calle. La respuesta será nula, pocos los respetan, muy pocos los quieren.

Nosotros no vamos a morigerar, en modo alguno, la dimensión de nuestra victoria, ha sido magnífica, como dijimos ayer. Pero -¡nunca falta un bendito pero!- no todo es positivo en el resultado. No solo por las bajas que tuvimos en los importantes estados fronterizos de Zulia y Táchira, escoltados por Mérida, además de la cuña en Anzoátegui y nuestra significativa derrota en Nueva Esparta. También hay que analizar con frialdad los números.

Es verdad que en el voto nacional obtuvimos una mayoría del 52 por ciento. Pero si tomamos en cuenta que la abstención rondó el 40%, concluimos en que por nosotros votó alrededor del 30% del patrón electoral. Esa es la cifra del llamado “chavismo duro”, el que nos acompaña contra viento y marea. Sacamos más de dos millones de votos menos que el 30 de julio. La oposición bajó aun más con respecto a su última votación creíble, alrededor de 7 millones de votos en 2015. También se pronunció el voto duro opositor, cerca de 5 millones. Su voto blando (o el voto chavista vulnerable que se corrió hacia ellos en 2015) se abstuvo en su mayoría.

Todas estas cifras significan que sigue habiendo un amplio sector de la población (7 de cada 10) que no está apoyando a la Revolución (algo parecido, y aun peor, le pasa a la MUD). Por lo tanto, no es que ahora vamos a sentirnos boyantes y olvidar tantas cosas que tenemos que criticar y combatir, como ha venido señalando el presidente Maduro: el sectarismo, el burocratismo, la ineficiencia, y nosotros gregamos: el discurso plano, dogmático, repetitivo. En fin, celebremos sin exagerar, ahora es que nos falta remar para llegar a puerto seguro.

Venezuela: Victoria magnífica

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 16 de octubre de 2017

Victoria magnífica

En cualquier circunstancia, la victoria chavista de ayer podría calificarse como muy buena. En la situación de hoy, hay que definirla como magnífica, admirable. Nosotros confesamos que no imaginamos que pudiera ser de esa dimensión, una vez más el pueblo nos da una lección.

Ahora bien, sin querer pecar de aguafiestas, recordemos cosas que escribimos en el Análisis del pasado viernes: “… tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí… Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…”.

Tomar el toro por los cachos y enfrentar con eficiencia los problemas es un deber moral que el Gobierno Bolivariano asume hoy con el pueblo, y para ello necesitará la ayuda de todos, incluida, en lugar destacado, la Asamblea Nacional Constituyente.

La reacción de la derecha estaba claramente prevista, ellos mismos se encargaron de exponer diáfanamente sus planes. Esto también los asomamos en el Análisis arriba mencionado: “… la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: ‘Estados Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral’, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: ‘Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados’”.

La perspectiva es que el enemigo redoble la presión internacional, aunque ahora la tendrá más difícil, sobre todo porque en lo inmediato la derecha del patio no parece tener las herramientas para generar un conflicto callejero contra el “fraude” que seguirá denunciando. Sin gente en la calle, es poco lo que la derecha internacional puede hacer, más allá de seguir tendiendo la alfombra de las matrices a la espera de mejores tiempos para sus pupilos. No obstante, el plan de desconocimiento seguirá adelante, tal como lo avizora uno de los principales voceros mediáticos de la oposición venezolana, Luis Vicente León: “La posibilidad de reconocimiento de resultados por parte de la MUD, de la comunidad internacional y del venezolano común es muy baja”.

Uno que está claro en cuanto a lo que se viene es el intelectual argentino Carlos Aznárez: “Esto no es un milagro, sino que es la mejor demostración de conciencia cívica e ideología revolucionaria que posee el pueblo de Chávez y de Maduro… Derrotada nuevamente en el ámbito local, ahora a la oposición sólo le queda recostarse en la agresión internacional que se seguirá gestando, sin duda, con Estados Unidos como ariete fundamental… A festejar entonces, en Venezuela y en la Patria Grande, pero a no bajar la guardia ni un tantito así, como diría el Che. Ya que el enemigo que se enfrenta es el mismo del que ya nos advirtieran Martí, Bolívar, Fidel y Chávez”.

Nosotros coincidimos previamente con Aznárez en el mismo Análisis ya citado: “Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos”.

No todo, en el resultado de ayer, es para celebrar. Una vez más coincidimos con Aznárez. El señaló, en su artículo de Barómetro Internacional escrito inmediatamente después de la magnífica victoria: “En esta ocasión, no es de extrañar que el Imperio trate de aprovechar la victoria de la oposición en los estados fronterizos, como Zulia, Táchira y Mérida, para imaginar allí una base de aterrizaje intervencionista”. Y nosotros, en el mismo Análisis del viernes 13: “Si la oposición gana, por ejemplo, en los estados fronterizos con Colombia, como Apure, Táchira y Zulia (y también, más aislado, Amazonas), aunque perdiera todo lo demás se constituiría en una amenaza aun peor de lo que es ahora, y el papel de Colombia como aliado del Imperio contra Venezuela cobraría nueva dimensión”.

Pues bien, la oposición se alzó con el triunfo en Zulia, Táchira y Mérida, conformando un espeso muro fronterizo con Colombia, pues Zulia y Táchira dominan esa frontera occidental, y Mérida colinda con ambos estados. Se trata de un bloque peligrosísimo para nosotros. En ese sentido, el Presidente expresó anoche, después de la victoria, que no permitirá gobernadores guarimberos, así que la cosa puede ponerse candela de nuevo en un futuro no necesariamente lejano.

Por otro lado, la Revolución también ha conformado su propia fortaleza geopolítica interna en el importante frente centro-occidental, con dominio en Miranda, Carabobo, Lara, Aragua, Falcón, Vargas, Yaracuy prolongándose al bloque llanero colindante con ese frente, conformado por Guárico, Barinas, Portuguesa, Apure, Cojedes, y Trujillo en los Andes. Y si se triunfara definitivamente en Bolívar, fronterizo con Guárico y Apure hacia occidente, y Monagas y Delta Amacuro por oriente, tendríamos un poderoso dique de contención a nuestro favor.

Habría que analizar otros aspectos importantísimos de lo ocurrido ayer, y reacciones y noticias que aún están por aparecer, pero dejémoslo hasta aquí por el día de hoy.

Después del 15

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 13 de octubre de 2017

Después del 15

Decir que el domingo no se acaba el mundo es quedarse corto. En realidad, no se acaba ni comienza nada ese día, solo continúa la misma confrontación histórica, en nuevas condiciones en cuanto a la correlación de fuerzas en el terreno de esta guerra prolongada. Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos. Lo cierto es que la derecha no está en plan de paz ni nos dará cuartel, a menos que nos rindamos y entreguemos, tarde o temprano, el Gobierno, esa es la verdad por más dura que parezca. Las señales están a la mano.

Como ha quedado dicho, el panorama de confrontación radical no depende del resultado electoral, solo las condiciones inmediatas de su desarrollo. Si ganara la derecha, estaríamos en mayores problemas, por supuesto. Julio Borges dijo que una victoria opositora desataría un “terremoto político” y prepararía el terreno para la salida de Maduro. Es decir, la oferta de la MUD sigue siendo la misma con la que ganó las parlamentarias de 2015 y con la que ha identificado todas sus acciones posteriores. El derechista presidente de la Asamblea Nacional en desacato dijo ayer que “Amanecer el lunes 16 de octubre y ver que ganamos 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18 de las gobernaciones y el voto popular que vamos a ganar, créanme, es un terremoto político que es irreversible para lograr estar en la antesala de un cambio completo y democrático”.

Al mismo tiempo, la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: “Estados Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral”, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: “Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados”.

Pero no solo se trata del cuestionamiento del proceso electoral, cuya legitimidad solo reconocerán si el resultado les es favorable, sino que anuncian ya la prolongación del conflicto de poderes, con el desconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente como principal argumento. El jefe de Campaña de la MUD Gerardo Blyde vociferó que “Ninguno de nuestros gobernadores se juramentará ante la fraudulenta Asamblea Constituyente”, después de que el presidente Maduro confirmará que gobernador que no se juramente ante la ANC, no podrá asumir su cargo.

Note el lector que el desconocimiento de la Constituyente sigue siendo aupado por los factores de la derecha internacional. El presidente colombiano Juan Manuel Santos declaró que “Decir que los que voten en las elecciones con el voto estén aprobando la Asamblea Constituyente y quienes salgan elegidos tienen que someterse a esa Asamblea Constituyente, eso no es jugar limpio”. Y establece que su actitud no cambiará con ningún resultado electoral: “Nos hemos opuesto a esa Asamblea Constituyente por ilegal; cualquiera que sea el resultado, nos seguiremos oponiendo”.

También dentro del esquema de confrontación institucional, mezclado con la conspiración internacional que protagoniza, entre otros, Luis Almagro, hoy se “juramenta” en la OEA un espurio “Tribunal Supremo de Justicia en el exilio” con magistrados fraudulentos nombrados por la Asamblea Nacional en desacato.

El agudo analista Aram Aharonian traduce de manera correcta los mensajes de los voceros derechistas criollos y extranjeros: “Dicen que habrá diálogo sólo si arrasan las gobernaciones. Traducido significa que si pierden, si el oficialismo se alza con la mayoría de las gobernaciones y la Asamblea Nacional Constituyente sigue su curso, volverán el terrorismo y la desestabilización de manera indefinida, en busca de la tierra arrasada”. Quien piense otra cosa, peca de ingenuo.

Pero además tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí, y no solo los del ámbito económico. Ya es común escuchar en la calle la queja de que el Gobierno no está actuando con la fortaleza y la decisión que se necesita. Hay una sensación de cierta anarquía cada vez que uno va a un banco y no consigue efectivo, o cuando colapsan los cajeros automáticos o los puntos de venta, o cuando las violaciones ciudadanas a las leyes de tránsito se multiplican sin que haya sanciones, o cuando en un consejo comunal hay alguien que desvía los CLAP y favorece el bachaqueo. Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…

Cuando amanezca el lunes 16 de octubre, el país será básicamente el mismo, solo habrán cambiado algunas posiciones en el tablero, para bien o para mal.

Escalona: «Activamos las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos»

por ALBAtv

Aunque utilicen una terminología en la cual el pueblo revolucionario no se siente plenamente identificado, las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos son un importante instrumento de participación directa. Establecidas por la aún vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), se destacan por su carácter vinculante y pueden jugar un rol protagónico en el marco del actual proceso constituyente y en la solución de los problemas cruciales que están afectando al pueblo venezolano.

La participación y el protagonismo del pueblo organizado son elementos imprescindibles del proceso de construcción de una nueva propuesta constitucional, que apunte a reconocer y a profundizar las conquistas alcanzadas por la Revolución Bolivariana; de hecho, el proyecto bolivariano se fundamenta en la democracia participativa y protagónica. Además, participación y protagonismo con mayor razón son fundamentales para hacer valer las decisiones del pueblo cuando parece que las instancias del Poder Público no están cumpliendo del todo con su mandato: léase, la urgencia de solucionar los problemas ligados a la guerra económica, que están afectando cada día más la población venezolana y frente a los cuales la expectativa general ha sido que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tomara medidas contundentes e inmediatas.

“El poder originario reside en el pueblo, no en la ANC. Aunque no nos guste el término “ciudadanos” y nos identifiquemos más con el término “popular”, hay que ejercer ese poder, a través de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos” afirma el constituyente Julio Escalona, quien participó el pasado 7 de octubre en la Primera Asamblea Popular Constituyente de Caracas organizada por la plataforma popular “Chavismo Bravío”, en la cual articulan diferentes movimientos y organizaciones sociales a nivel nacional.

Escalona es profesor en la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), fue comandante guerrillero y como el mismo afirma “sigo siendo guerrillero”. En la ANC es parte de la Comisión de Economía Productiva. “No puedo dar muchos detalles respecto a la labor de la Comisión porque nosotros sólo podemos dar información desde allá una vez que el trabajo de la Comisión se presente a la Asamblea. Pero allí están en el tapete todos los temas económicos, monetarios y fiscales, además de los temas vinculados al petróleo. Ahora, son dos meses que la ANC ha estado trabajando, y ha tratado temas importantes. Sin embargo la ausencia ha sido el tema económico, que es lo que se expresa como una debilidad. Eso debe ser resuelto, para ponerse en sintonía con la población” afirma Escalona, en entrevista para Alba TV.

Las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos (ACC), a las que hace referencia Escalona, son un medio de participación y de protagonismo del pueblo establecidas en el artículo 70 de la CRBV. En ese mismo artículo se determina que sus decisiones son de carácter vinculante: es decir que deben ser respetadas, siempre que se dicten en conformidad a la Constitución y a las leyes. Hasta ahora las ACC son una modalidad de participación que se ha conocido en el ámbito de los Consejos Comunales y municipal, pero también en ámbito de las Comunas y sus sistemas de agregación- siendo en este caso las ACC la máxima instancia de participación y decisión, ya que sus decisiones “son de carácter vinculante para la comunidad, las distintas formas de organización, el gobierno comunal y las instancias del Poder Público [1]”.

Del punto de vista legal, el objetivo (y el marco de acción) de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos es intervenir en las decisiones que puedan afectar, estén afectando o hayan afectado colectivamente a quienes allí participen. Eso cobra una considerable importancia en el marco del proceso constituyente y en la actual situación político-económica.

Es por eso que Escalona llama a convocar Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos por todo el país, para que luego presenten sus conclusiones ante la ANC y las sometan a su consideración. “El programa mínimo de dichas asambleas debe ser que la ANC ordene que se publique la lista de quienes han recibido dólares preferenciales para importar bienes esenciales; la lista de los importadores que luego han vendido esos bienes a Dólar-Today, lo que constituye un delito, esta medida puede desarticular la especulación y golpear al Dólar-Today; que se investigue a las instituciones públicas que hayan importado bienes con dólares preferenciales y luego los han entregado a cadenas de distribución privadas, que organizan el “bachaqueo” corporativo, el contrabando, el acaparamiento y la especulación. Esto debe ser investigado en profundidad. Estas medidas podrían estabilizar los precios y derrotar la guerra económica”escribe Escalona en un reciente artículo [2].

Escalona no ha sido el único en hacer el llamado a la realización de las ACC: la constituyente por el sector campesino Emma Ortega, en una reciente entrevista por Alba TV instó a generar un sistema de control popular de los alimentos a través de ese medio de participación: “En primer lugar hay que conocer a ciencia cierta cómo se estructuran los costos de los alimentos que demandamos. Y en segundo lugar, a partir de allí las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos, en cuanto mecanismos de participación con poder vinculante, deben tomar la decisión de revisar todos los costos, para dar a los productos su justo valor. Tenemos que lograr autoregular e incidir en la estructura de costos [3]”.

Estos llamados parecen querer contrastar la fuerza de las corrientes conservadoras y/o en conflicto de intereses, presentes en el campo revolucionario. Respecto a éstas, nos recuerda Néstor Francia (él también constituyente) que “no se trata sólo del carácter del mensaje, sino sobre todo del ritmo que se da en los avances hacia la construcción de estructuras realmente revolucionarias a nivel del Estado” [4]. Esto pareciera explicar la demora de la ANC en presentar medidas en un tema que ha sido señalado como prioritario y para el cual además el pueblo organizado, desde sus múltiples y diversas experiencias, ha venido presentando sus propuestas. El carácter vinculante de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos les daría mayor fuerza.

Dice Julio Escalona respecto al rol de las y los constituyentes: “Nosotros no somos voceros, somos “mandataos” por el pueblo, por el poder originario. Nosotros recibimos un mandato, y ese mandato tiene que ver con las presiones específicas y directas del pueblo. Entonces, la manera de cumplirlas es primero informarse bien, en contacto con el pueblo, y en segundo lugar, rendir cuentas”.

La demora de la ANC en adoptar medidas económicas ha sido un desacierto en el complejo momento que está viviendo la Revolución Bolivariana. Escalona anima las organizaciones y los movimientos sociales a actuar: “históricamente, en las circunstancias difíciles se hacen cosas imposibles. Pero eso sí, con creatividad y cambiando de lógica”.

[1Art. 8 de la Ley Orgánica del Poder Popular (2010)

[3“Realidades y propuestas campesinas en la ANC” http://www.albatv.org/Realidades-y-propuestas-campesinas.html

[4Néstor Francia, “Sobre el Estado y el poder” (25/08/2017)

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

rojoutopico.wordpress.com/

Blog de opinión igualitaria, social y política de un tipo Feminista, Galileo y Anticapitalista.

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

L'angolo dei cittadini

La tua provincia

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: