Trump comenzó la campaña con la muerte de cabecilla terrorista

Trump, Washington, USA - 02 Oct 2019

por Oficina de Información Sovietica

Menos de un año antes de las próximas elecciones presidenciales de Estados Unidos, Donald Trump anuncia la eliminación del líder del grupo terrorista del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, que se escondía en el norte de Siria. Sin embargo, esto no parece más que una manipulación táctica con la que el presidente estadounidense está tratando de ganar puntos políticos y elevar la calificación.

Según el jefe republicano, los numerosos guardias de al-Baghdadi intentaron evitar la eliminación del líder del  grupo terrorista del Estado Islámico, pero tras los resultados de la operación especial del ejército estadounidense, todos los guardias del líder fueron eliminados y el líder de la organización terrorista se hizo estallar en un túnel con tres de sus hijos. Sin embargo, llama la atención sobre el hecho de que una declaración tan detallada y, lo más importante, repentina, sobre la eliminación del extremista se hizo pública en medio del intento de los demócratas de acusar a Trump. Recordemos que estamos hablando de un juicio debido a la presunta presión sobre las autoridades ucranianas y el presidente ucraniano Vladimir Zelensky para avanzar en el caso contra el hijo de Biden, quien, a su vez, es el principal competidor del actual presidente de Estados Unidos en las próximas elecciones. Además, la eliminación del líder del grupo terrorista del Estado Islámico en el contexto del “Ucraniagate” no cancela el hecho de que los cargos de interferencia en las elecciones estadounidenses aún no han sido retirados de la Federación Rusa.

Resulta que se está desarrollando un interesante sistema de eventos.

En Ucrania, se inició el caso contra el hijo de Biden, que representa una gran amenaza para Trump en las elecciones, como resultado de lo cual la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos está tratando de destituir a Trump. Rusia sigue siendo acusada de interferir en las elecciones estadounidenses, lo que encaja perfectamente con la histeria general antirrusa, pero contradice el sentido común, en las mejores tradiciones de Occidente. Al mismo tiempo, Trump anuncia el éxito de la operación para eliminar al líder de los terroristas. Es decir, por un lado, la seguridad y la impecabilidad de la sociedad estadounidense están en duda, pero por otro lado, Trump está siendo rápidamente rehabilitado y nuevamente todos los que están hablando solo de él, solo ahora bajo una luz diferente, como un salvador. Tal caso no es la primera vez en la política estadounidense.

Solo hay una pregunta, ¿y qué impidió la captura del líder del ISIS antes? Como en el caso de la eliminación del líder de al-Qaeda, los medios de comunicación ya han encontrado declaraciones de que Abu Bakra al-Baghdadi ha sido eliminado.

Trump vs. Obama: ¿quién tiene el mejor movimiento de relaciones públicas?

La “coincidencia” anterior no es la única, la historia se repite incluso en pequeñeces. Se informa que Donald Trump supervisó personalmente la operación en la Sala de Situación, rodeada de altos funcionarios, en la que el 44.o presidente de Estados Unidos, Barack Obama, supervisó la operación para eliminar al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en el 2011.

El país que dio origen al terrorismo está luchando contra él, organizando campañas electorales. Esta no es la primera vez que el presidente de los Estados Unidos, tratando de quedarse por un segundo mandato, comenzó a elevar sus calificaciones al eliminar al próximo líder del grupo terrorista. Sin embargo, el cuerpo del terrorista fue arrojado en el mar, las fotos y videos de las operaciones realizadas solo prometen hacerse públicos, y después de eso se olvidan de sus promesas.

Nuevamente, se culpó repetidamente a Rusia de la “culpa” de los Estados Unidos de que su presencia en el Medio Oriente se justificaba por la concentración de terroristas allí. Los medios de comunicación han revelado en repetidas ocasiones la exposición de los verdaderos objetivos de encontrar representantes militares de los “socios” estadounidenses en Siria: campos petroleros ricos y el comercio de armas. Además, las maniobras constantes entre la “retirada de las tropas” y el fortalecimiento de las posiciones llevan a la idea de que, en realidad, Occidente persigue sus intereses en la guerra en el Medio Oriente.

Al mismo tiempo, no es un secreto para nadie en el mundo quien realmente lucha contra el terrorismo en Siria y ayuda a establecer la vida en la región, Rusia, mientras que los Estados Unidos solo están preocupados por su enriquecimiento. Por lo tanto, Trump tiene otro motivo para anunciar la eliminación de al-Baghdadi: ocultar la vergonzosa derrota del valiente ejército estadounidense, que vigila la seguridad internacional.

¿Bolton paloma y Trump halcón?

Risultati immagini per chavismo en marchapor Néstor Francia

Quien pretendiera entender al pie de la letra cualquier cosa que dijese un político, se movería entre la ingenuidad y la pendejera. Un político íntegramente sincero tendría muy pocas probabilidades de acceder al poder. No es porque el político quiera mentir, sino porque hay coyunturas en las que está obligado a hacerlo. Por eso a los políticos hay que leerlos entre líneas o, si se quiere parecer más técnico, hay que hacerles análisis del discurso o análisis semántico. Yo, que probablemente seré parte del perraje social hasta mi último suspiro, solo digo que, en general, a los políticos hay que prestarles oídos, pero jamás regalárselos.

El párrafo anterior viene a cuento por las distintas declaraciones que han sido publicadas después de que Trump mandara al diablo a John Bolton. Estas puntadas de trasero no son raras en “el inquilino de la Casa Blanca” como lo denomina el lugarcomunismo, pero en este caso debemos prestarle atención porque es asunto que nos atañe a los venezolanos directamente.

Bolton es considerado un “halcón”, un amigo de la guerra y, señaladamente, un hombre promotor de una línea dura contra Venezuela. El puntapié que le dio Trump prendió las alarmas a más de un opositor venezolano, de esos que viven esperando a los marines para que les hagan el trabajo de defenestrar a Maduro, aunque se habrán tranquilizado un tanto después que el presidente gringo descartó el pasado jueves el que vaya a asumir una postura más conciliadora hacia nuestro país y además estarán de plácemes por la invocación del TIAR por una docena de los países signatarios, incluido allí la entelequia del “gobierno interino” del autoproclamado e infeliz Juan Guaidó.

Cuesta creer la declaración de Trump de que es más duro, más radical, en el tema de Venezuela que el propio Bolton. Sobre todo porque el grotesco gobernante de Estados Unidos ha demostrado ser más que nada un perro que ladra pero no muerde. Se acerca al final de su actual mandato sin una sola victoria internacional relevante, más bien es alguien que no ha logrado sus objetivos a pesar de sus agresiones, como en el caso de Cuba y Venezuela, o ha retrocedido, como en Corea del Norte y Siria, y ahora está hablando hasta de la posibilidad de algunos acuerdos con Irán. En su maniática guerra comercial con China, acaba de postergar la subida de aranceles, en un movimiento que huele a acuerdo secreto con la potencia asiática, que ha tomado una medida recíproca al postergar igualmente el supuesto inicio de su contragolpe arancelario.

Bolton, por su parte, fue quien el año pasado acuñó la frase “Troika de la tiranía” para referirse a Venezuela, Nicaragua y Cuba, y promovió el endurecimiento de la política contra Venezuela desde su llegada al Consejo de Seguridad Nacional de Washington en abril de 2018.

Trump vive vociferando que “todas las opciones están sobre la mesa” y ahora afirma, sobre el ex asesor de seguridad, que “¡Él me estaba frenando!” en cuanto a la situación de Venezuela. Los hechos parecen indicar que son sobre todo bravuconadas.

Uno de los más preocupados con la salida de Bolton ha de ser el senador republicano Marco Rubio, adalid de la gusanera cubana y del escualidismo venezolano en el sur de Florida. De inmediato llamó a Trump para pedir cacao y este lo tranquilizó lanzando fuegos artificiales por la bocaza. Fíjese el lector que el diario Miami Herald, que representa a esos sectores reaccionarios latinoamericanos, asentó en su editorial del 11 de septiembre que “La salida de Bolton podría indicar una flexibilización del control financiero y político que estaba tratando de diseñar, con poco éxito hasta ahora”. Y ese mismo día Trump pareció confirmar el barrunto de una postura más de “paloma”: “Yo estaba en desacuerdo con John Bolton en sus actitudes sobre Venezuela. Creo que se pasó de la raya. Y creo que he demostrado tener razón”.

¿Puede alguien considerar que el reconocido halcón Bolton “se pasó de la raya” tratando de contener a Trump para que no fuera más agresivo hacia Venezuela? Ese no sería John Bolton. El ex asesor es más bien el personaje del cual habla el columnista del portal de CNN John Gans, en su artículo publicado el pasado 10 de septiembre bajo el título “John Bolton y el arte perdido de la intermediación” (John Bolton and the lost art of brokering), y sobre el cual señala que “Mientras estuvo en Japón, Trump recurrió a Twitter nuevamente para contradecir al asesor de seguridad nacional sobre Corea del Norte. En un momento en que los funcionarios en Irán y Corea del Norte acusaron a Bolton de impulsar una línea más contundente, Trump también se esforzó por distanciarse de las opiniones más belicosas de su asesor de seguridad nacional” ¿Halcón para todo el mundo y paloma para Venezuela? ¡Yo te aviso, chirulí!

No olvidemos que Trump busca la reelección en 2020. En el sistema electoral de Estados Unidos, hay estados con mayor peso que otros. Según el número de electores presidenciales indirectos designados (colegios electorales), el estado de Florida es el tercero en importancia (empatado con Nueva York), con 29 representantes, después de California (55) y Texas (38). En una elección cerrada de los colegios electorales, cualquiera de estos estados podría ser decisivo (recordemos que quien gana en un estado se lleva todos los delegados del mismo). En una sociedad estadounidense hoy por hoy altamente polarizada, Trump no puede darse el lujo de echarse en contra a las poderosas mafias de gusanos y escuálidos que pueblan Florida. En este caso se invierte la noción: no va a ser un lobo con piel de carnero, sino un carnero con piel de lobo.

Algunos analistas independientes estadounidenses, que no pertenecen al campo de la izquierda, han dicho cosas interesantes en torno al tema que nos ocupa. Para Michael Shifter, presidente del centro de reflexión Diálogo Interamericano, Trump “no quiere que nadie tenga la impresión de que es blando, pero es difícil creer que estuviera presionando por una política más dura que Bolton (…) Espero que haya un Plan B más diplomático en la Casa Blanca para ayudar a restaurar la democracia en Venezuela, pero soy escéptico”. Por su parte, Michael Camillieri, exdirector de Asuntos Andinos en el Consejo Nacional de Seguridad, declaró a la revista Foreign Affairs, que “Washington debe renunciar a una estrategia ideal en favor de una posible”.

En todo caso, Venezuela es hasta ahora una nueva derrota de la política exterior de Washington en el actual período. Le ha pasado a Trump lo mismo que a la mediocre oposición venezolana, se ha echado a sí mismo la vaina de ponerse detrás de Juan Guaidó, que es decir de Voluntad Popular, un partido fascista, burgués, alejado del alma del pueblo venezolano, que solo ha conocido el fracaso en cada una de sus aventuras contra la Revolución Bolivariana. También habrá que invertir los términos del dicho: quien a mal árbol se arrima, mala sombra lo cobija.

Bloqueo Económico Total

Risultati immagini per Bloqueo economico total Curciopor Pascualina Curcio

Lunes, 12 agosto 2019.- Llevan 20 años poniendo en práctica todas las doctrinas de la guerra no convencional para derrocar a la revolución bolivariana. Desesperados, arremeten ahora con un bloqueo económico total. Esta nueva orden ejecutiva firmada por Trump busca afectar a todo el pueblo venezolano. Es un crimen de lesa humanidad.

Según el último informe de la Organización Mundial del Comercio, del total de las exportaciones petroleras de Venezuela, el 41% tiene como destino final los EEUU. En cuanto a las importaciones, el 38% proviene de allá. Son cifras del 2017.

El 38% de los bienes importados se desagrega de la siguiente manera: 18% en combustible, tanto bienes refinados, como insumos para la producción petrolera; 6% corresponde a maquinarias, repuestos y tecnología en general; 4% son productos químicos, léase medicamentos; 3% son alimentos; 2% son bienes para el sector transporte; la diferencia está repartida en otros rubros.

Afortunadamente, el petróleo es muy demandado en los mercados internacionales. Debemos preocuparnos y sobre todo ocuparnos en solucionar la dependencia del 18% en combustible e insumos para la producción petrolera, así como del 6% en tecnología.

En medio de las dificultades son muchas las oportunidades que se abren. Fortalezcamos aún más las relaciones comerciales y financieras con los países aliados; apostemos a la producción nacional pero no en manos de los grandes monopolios trasnacionales; apoyemos la producción comunal y estadal. Para ello es imprescindible, ahora más que nunca, controlar el uso de las divisas. Permitir que los grandes capitales, los que nos bloquean, se las lleven libremente, es por decir lo menos, una torpeza.

Atendamos el asunto del ataque a la moneda, que en orden de prioridades, causa más daños que el propio bloqueo económico. Fortalezcamos el bolívar, respaldémoslo en oro, deslindémoslo del dólar, aumentemos las reservas en oro, que al estar en las bóvedas del BCV no podrán ni robarlas, ni bloquearlas. Empeñémonos en la recuperación de la producción petrolera.

Los bloqueos no derrocan revoluciones, mucho menos si éstas cuentan con la mayor reserva de petróleo y oro del planeta, pero sobre todo cuando cuentan con un pueblo consciente y en unión cívico militar que, ni en la peor de las tormentas, desvía su rumbo.

El sol del 25…

Risultati immagini per Revolucion de Mayo Argentinapor Julio Escalona

13ago19.- Este título evoca La Revolución de Mayo, vinculada a la independencia de Argentina, con respecto a España. Un mes antes, en abril de 1810, Venezuela había dado ese paso y nuestro himno nacional proclamó, “Seguid el ejemplo que Caras dio”. Caracas, ciudad de la revuelta latinoamericana y caribeña, viene escribiendo la historia de nuestra región desde la época de Guaicaipuro. Desde ahí se fue estampando el nombre de las batallas más significativas: Gámeza, Pantano de Vargas y Boyacá, que liberan Colombia y el territorio que luego fue Panamá; Pichincha, que libera Ecuador, y Ayacucho, que libera al Perú y el territorio que luego fue Bolivia. Proceso que abrió la posibilidad de liberar a Cuba y Puerto Rico y ocupar La Florida.

El pueblo argentino ha sabido comprender quién contribuyó a mejorar su situación material y espiritual y quién la fue deteriorando y tratando de colocar una vez más los grilletes de la esclavitud neoliberal.

Macri ha recibido una paliza. Trump, el amo de Macri, tiene dos meses para tratar de revertir estos resultados. Ahora tiene que tratar de derrocar al gobierno bolivariano de Venezuela y revertir la derrota que el pueblo argentino le ha propinado. Será más agresivo y criminal. Por lo tanto, hay que reforzar la defensa-ofensiva de nuestros pueblos y de nuestras direcciones políticas.

Los argentinos sabrán qué hacer y lo acaban de demostrar. Pero hay que reforzar las coordinaciones conjuntas en las iniciativas diplomáticas, políticas, incluso militares. La acción en los organismos multilaterales, lo que incluye a la ONU, el MNOAL, el Foro de Sao Paulo y las iniciativas con los pueblos del mundo, son decisivas y el presidente Maduro lo sabe.

Trump no está loco y sabe bien lo que está haciendo. No creo que sea cierto que carece de una política. En verdad, independientemente de su estilo personal, que resulta claramente calculado y las lagunas e ignorancias que muestre, hay una política elaborada e implementada por los poderes imperiales. En este sentido hay que tomar en cuenta la magistral intervención que hizo Judith Valencia en el programa La Hojilla. Lo que por ahora le recomiendo, muy fraternalmente y con respeto, es que problematice el planteamiento sobre una izquierda en general.

Eso dejó de existir. La izquierda hoy es muy diversa y hay corrientes que se han alejado bastante de las generalizaciones que ella hace, independientemente de que sus observaciones tienen mucho valor, pues esas visiones siguen vivitas y coleando. Por supuesto, Judith seguirá hablando de lo que a ella le parece. Eso yo lo respeto.

Trump va a seguir caotizandolo todo. Particularmente en Venezuela, que seguirá siendo el objetivo principal. Pero, la urgencia con Argentina es el reto de cómo lograr que los resultados electorales se reviertan o que se caoticen. La acción contra Argentina se puede facilitar si Venezuela cae. Ello implica que la ofensiva contra nuestra patria será bestial, como los acontecimientos políticos en desarrollo lo están mostrando ¿Podríamos estar enfrentando una ofensiva final?

Apostando a que en estado de Shock lo políticamente imposible se hace políticamente inevitable (máxima de Friedman). El Schok puede hacerse más complejo radicalizándolo particularmente en lo psicológico y mediático, combinándolo más intensamente con el soborno y la violencia contra funcionarios públicos, militares y líderes sociales, particularmente en los espacios comunales.

Debemos registrar que esa máxima fracasó en argentina y viene fracasando en Venezuela.

Anexo: El sol del 25
Ya el sol del veinticinco 
viene asomando… 
Ya el sol del veinticinco 
viene asomando… 
y su luz en el Plata 
va reflejando… 
y su luz en el Plata 
va reflejando…
¡Oíd! Ya lo anuncia la voz del cañón. 
Icemos al tope nuestro pabellón…
Y las campanas 
mezclan sus alborotos 
al de las dianas…
¡Viva la Patria!, se oye 
y el clamoreo… 
¡Viva la Patria!, se oye 
y el clamoreo… 
Y nos entra en la sangre 

cierto hormigueo… 
y nos entra en la sangre 
cierto hormigueo…
Al pueblo, al gauchaje 
hace el entusiasmo 
temblar de coraje.
Y hasta parece 
que la estatua ‘e Belgrano 
se estremeciese…
Al blanco y al celeste 
de tu bandera… 
contempla victoriosa la cordillera… 
contempla victoriosa la cordillera…
… Pa’ traerte laureles cruzaron los Andes 
San Martín, Las Heras, Soler y otros grandes… 
Y ya paisanos… ¡fueron libres los pueblos americanos!

Como señalé letra hace referencia a los eventos del 25 de mayo de 1810, cuando
tuvo lugar en Buenos Aires la Revolución de Mayo. Fue compuesto por Domingo
Lombardi y Santiago Rocca en 1910, con fragmentos de la poesía “La Media
Caña” que Lombardi escribiera en 1896.

Dittatura mondiale

Nessuna descrizione della foto disponibile.di Néstor Francia

Dio sa che non sono servile con il governo. La gente sa che sostengo il governo di Nicolás Maduro, essendo un avversario critico attivo di tutti i batteri che infettano alcune parti del suo corpo e causano dolore: burocrazia, corruzione, inefficienza, indolenza, settarismo, dogmatismo.

Mali che è possibile curare, quando siamo in grado di fare la giusta diagnosi e con coraggio applicare il trattamento adeguato. Ho scritto una poesia in cui affermo: “Prima tirare il collo all’aquila / poi avvelenare i topi / Prima rompere il becco all’aquila / poi estirpare le zanne al serpente”. Mi spiego qui di seguito.

Da molto tempo non cado nel falso dilemma tra democrazia e dittatura. Innanzitutto, ciò che considero l’unica democrazia possibile, una democrazia socialista profonda e diffusa, non esiste in nessuna parte del mondo. Tutti i paesi sono governati da dittature: di un gruppo, di un partito, di una classe sociale. Nessuno dovrebbe sentirsi allarmato per ciò che affermo. Carlo Marx si riferiva già alla dittatura del proletariato come forma di governo consustanziale al socialismo. Secondo questo concetto, il proletariato diventerebbe la classe dominante esercitando la sua dittatura sulla borghesia mentre completa la transizione dal socialismo alla società senza classi, alla società superiore, al comunismo.

Certo, ci sono dittature e dittature. Le dittature di Cuba e Venezuela sono esercitate da rappresentanze che sostanzialmente esprimono gli interessi generali dei lavoratori, almeno per buona parte delle loro azioni. La dittatura della Colombia è diretta da una classe politica legata al grande capitale, al traffico di droga e al paramilitarismo.

Tuttavia, la transizione verso una vera democrazia socialista (con la maggiore partecipazione che sia possibile e con solo la quantità di rappresentanza che sia necessaria) in paesi come Cuba e il Venezuela sarà lunga e avrà luogo tra grandi contraddizioni e lotte.

Poi c’è la dittatura delle dittature, la grande dittatura mondiale, la dittatura del grande capitale transnazionale, la dittatura di una manciata di famiglie che prendono le grandi decisioni economiche e politiche che pesano su tutta l’umanità, la dittatura capitalista, la dittatura universale della borghesia. La massima rappresentazione politica di questa dittatura è il governo degli Stati Uniti d’America, l’imperialismo statunitense, con tutta la congerie di leccaculo che lo accompagnano, quelli che si sono riuniti martedì a Lima sotto il comando di John Bolton, senza mettere in questo pacchetto Messico e Uruguay, che se ne sono andati prima che fosse troppo tardi, e senza smettere di mostrare le contraddizioni interne dell’alleanza imperiale, come dimostrato dalla dichiarazione simultanea dell’Unione Europea contro l’uso di sanzioni unilaterali.

Di fronte alla dittatura mondiale oppressiva, che grava ferocemente e odiosamente contro il popolo venezuelano, in me non vi è dubbio alcuno. Oltre ogni differenza, sostengo il governo bolivariano e il presidente Nicolás Maduro, uno dei fattori fondamentali nella lotta antimperialista globale, senza se e senza ma. La sconfitta della Rivoluzione Bolivariana sarebbe una sconfitta dolorosa e molto dannosa per tutta l’umanità. La responsabilità dei venezuelani oggi ha un significato storico. Unirsi in difesa della Patria, della Rivoluzione e del governo Maduro di fronte alla brutale aggressione imperiale è un dovere imprescindibile di tutti gli antimperialisti.

Sabato 10 agosto, che tutte le voci si alzino contro la dittatura fascista degli Stati Uniti.

E per concludere in bellezza, qui di seguito la mia poesia “Prima l’aquila”:

Prima l’aquila

Prima tirare il collo all’aquila
poi avvelenare i topi

Prima rompere il becco all’aquila
poi estirpare le zanne al serpente

Prima strappare il cuore all’aquila
poi schiacciare i parassiti

Prima spennare l’aquila
poi uccidere le pulci al cane

Guardare la linea dell’orizzonte distante con la strada da percorrere
sapendo che non la raggiungeremo

perché il mondo è rotondo e il camminante non si ferma
Prima l’aquila, poi continuare a remare

_

* Membro dell’Assemblea Nazionale Costituente della Repubblica Bolivariana del Venezuela

[Trad. dal castigliano per ALBAinformazione di Ciro Brescia]

Come Ho Chi Minh rispose al Presidente USA Johnson

Risultati immagini per Ho Chi MinhRISPOSTA DI HO CHI MINH AL PRESIDENTE LYNDON B. JOHNSON

15 FEBBRAIO 1967 (*)

A Sua eccellenza Lyndon B. Johnson, presidente degli Stati Uniti.

Eccellenza,

il 10 febbraio 1967 ho ricevuto il Suo messaggio. Ecco la mia risposta.

Il Vietnam si trova a mille miglia dagli Stati Uniti. Il popolo vietnamita non ha mai minacciato gli Stati Uniti. Ma, contrariamente agli impegni assunti dal suo rappresentante alla Conferenza di Ginevra del 1954, il governo degli Stati Uniti non ha mai smesso di intervenire in Vietnam, ha scatenato e intensificato la guerra di aggressione al Sud Vietnam in vista di perpetuare la divisione del paese e di trasformare il Sud Vietnam in una neocolonia e in una base militare americana. Da più di due anni, con l’aviazione e con la marina militare, bombarda la Repubblica Democratica del Vietnam, un paese indipendente e sovrano.

Il governo degli Stati Uniti ha commesso crimini di guerra, crimini contro la pace e crimini contro l’umanità. Nel Sud Vietnam, mezzo milione di soldati americani e satelliti hanno fatto ricorso alle armi più disumane e ai metodi di guerra più barbari, quali il napalm, i prodotti chimici e i gas tossici, per massacrare i nostri compatrioti, per distruggere i raccolti e radere al suolo i villaggi. Nel Nord Vietnam migliaia di apparecchi americani hanno rovesciato centinaia di migliaia di tonnellate di bombe, distruggendo città, villaggi, officine, strade, ponti, dighe, sbarramenti e perfino chiese, pagode, ospedali, scuole. Nel Suo messaggio, Lei si mostra afflitto dalle sofferenze e dalle devastazioni inflitte al Vietnam. Mi permetta di domandarle: chi ha commesso quei crimini mostruosi? I soldati americani e i loro satelliti. Il governo degli Stati Uniti è interamente responsabile della gravissima situazione nel Vietnam.

La guerra di aggressione americana contro il popolo vietnamita costituisce una sfida ai paesi del campo socialista, una minaccia per il movimento di indipendenza dei popoli e un grave pericolo per la pace in Asia e nel mondo.

Il popolo vietnamita ama profondamente l’indipendenza, la libertà, e la pace. Ma di fronte all’aggressione americana si è sollevato unito come un sol uomo, non temendo né i sacrifici né le privazioni; è deciso a condurre la resistenza fino a quando non abbia conquistato l’indipendenza e la libertà reali e una pace vera. La nostra giusta causa gode dell’approvazione e dell’appoggio dei popoli del mondo intero e di larghi strati del popolo americano.

Il governo degli Stati Uniti ha scatenato una guerra di aggressione contro il Vietnam. Deve fermare quest’aggressione: è questa la sola via che possa portare al ristabilimento della pace. Il governo degli Stati Uniti deve cessare definitivamente e incondizionatamente i bombardamenti e ogni altro atto di guerra contro la Repubblica Democratica del Vietnam, ritirare dal Sud Vietnam tutte le truppe americane e satelliti, riconoscere il Fronte Nazionale di Liberazione del Sud Vietnam e lasciare che sia il popolo vietnamita a regolare da solo i propri affari. Tale è il contenuto fondamentale della posizione in quattro punti del governo della Repubblica del Vietnam, che è l’espressione dei principi e delle disposizioni essenziali degli Accordi di Ginevra del 1954 sul Vietnam. È a base di ogni soluzione politica corretta del problema vietnamita.

Nel suo messaggio, Lei suggerisce colloqui diretti fra la Repubblica Democratica del Vietnam e gli Stati Uniti. Se il governo degli Stati Uniti desidera realmente questi colloqui, deve dapprima smettere incondizionatamente i bombardamenti e tutti gli altri atti di guerra contro la Repubblica Democratica del Vietnam. Soltanto dopo la cessazione incondizionata dei bombardamenti e di tutti gli altri atti di guerra contro la Repubblica Democratica del Vietnam, quest’ultima e gli Stati Uniti potrebbero avviare colloqui e discutere questioni interessanti le due parti.

Il popolo vietnamita non cederà mai davanti alla forza; non accetterà mai colloqui sotto la minaccia delle bombe.

La nostra causa è giusta. È da auspicare che il governo degli Stati Uniti agisca conformemente alla ragione.

(*) Pubblicata nel libro Ho Chi Minh. Patriottismo e internazionalismo. Scritti e discorsi 1919-
1969, a cura di Andrea Catone e Alessia Franco, Marx Ventuno edizioni, Bari, 2019.

[Trascrizione in italiano per ALBAinformazione di Marinella Correggia]

Gli USA intensificano le azioni per destabilizzare il Venezuela

CRBZdi crbz.org

Qualche giorno fa, il 26 giugno, il ministro Jorge Rodríguez ha riferito al paese in merito alla neutralizzazione di un nuovo piano di colpo di Stato e di assassinio del Presidente. Con le informazioni e le prove presentate da Rodríguez è stato confermato, ancora una volta, che i piani degli Stati Uniti e della destra venezuelana per rovesciare con la forza il governo costituzionale del Venezuela sono ancora in corso, non si fermano. Quasi due mesi dopo la sconfitta del tentativo di colpo di stato del 30 aprile, questo nuovo tentativo, smantellato dalle forze dell’intelligence e di sicurezza dello Stato, costringe a ribadire l’invito a rimanere con gli occhi ben aperti, a non abbassare la guardia.

L’abbiamo detto all’epoca e lo riaffermiamo: nonostante l’esaurimento e la debolezza di Juan Guaidó e le sconfitte politiche come quella del 30 aprile, non dobbiamo sottovalutare la capacità della destra locale di riorganizzare le forze e di infondere alla sua base, simbolicamente, nuovo entusiasmo e speranza, suscitando aspettative meno immediate ma più di lotta a lungo termine. La leadership politica dell’opposizione non è altro che un gruppo di figuranti guidati e organizzati dall’élite conservatrice che controlla il potere negli Stati Uniti, lì si stabiliscono le mosse da seguire. Non dobbiamo mai dimenticarlo.

In questo senso, notiamo che gli Stati Uniti hanno ripensato la propria strategia. Per ora ha abbandonato la ricerca di una rapida soluzione e ha cominciato a sperare che la crisi economica e le tensioni interne continuino a minare la resistenza del paese. Concentrano i loro sforzi nel continuare ad attaccare la FANB provando a dividerla, abbandonano la retorica interventista perché alimenta le argomentazioni e la strategia del governo, cercano di generare caos e incrementarlo, puntando alla destabilizzazione politica. Da qui l’avanzata paramilitare sul confine colombiano con lo stato Táchira, i tentativi di rivolte militari, le cospirazioni.

A livello politico, proveranno a riprendersi le strade il 5 luglio. Quel giorno, cercheranno di mobilitare il più possibile la loro base sociale. Dobbiamo stare attenti, poiché queste mobilitazioni potrebbero essere accompagnate da altre azioni.

Analogamente, come parte della serie di eventi che prefigura uno scenario di rilancio e di acutizzazione del conflitto e di aggressione al paese, è il caso del capitano di corvetta Acosta Arevalo e dell’aggressione con fucili a pallettoni verificatasi a Táriba ai danni del giovane Rufo Chacón. Il caso Acosta Arevalo si inserisce in quelle che sono note come operazioni di intelligence attiva: l’uso dell’infiltrazione per generare un evento ad alto impatto che potrebbe potenzialmente innescare una data situazione. Lo stesso vale per il caso di Rufo Chacón. Il fatto che entrambi gli eventi si siano verificati pochi giorni dopo la visita dell’Alto Commissario delle Nazioni Unite per i diritti umani, Michel Bachelet, genera sospetti, poiché la Commissaria nelle sue dichiarazioni ha fatto particolare riferimento alle pratiche irregolari delle forze di sicurezza venezuelane.

Questo, nel campo dell’analisi e ipotesi dalle caratteristiche della guerra di IV generazione che il Venezuela vive. Tuttavia, sappiamo che le pratiche repressive, nonostante gli enormi sforzi compiuti dalla rivoluzione bolivariana, non sono state completamente eliminate. Pertanto, ci sono due elementi chiave in questo tema: 1) il chiarimento della verità e la punizione dei responsabili, e 2) l’informazione tempestiva al paese da parte del governo. Questo è l’unico modo per neutralizzare intenti destabilizzanti. Oltre a ciò, è necessario approfondire il dibattito sulle pratiche irregolari delle forze di sicurezza dello Stato e l’attenzione alle diverse denunce che esistono a questo proposito, elaborate anche nell’ottica di approfondire la rivoluzione e non di stare al gioco alla destra statunitense e locale. Non c’è dubbio che è necessario rafforzare le politiche di difesa dei diritti umani: questo è un compito permanente di una rivoluzione umanista come la rivoluzione bolivariana.

Ma anche il fronte comunicativo è fondamentale in questa battaglia e nel tipo di guerra che si sta conducendo contro il Venezuela. La lotta per il senso comune, per la percezione e per l’opinione pubblica è oggi uno scenario centrale. È anche uno sforzo a cui tutti i venezuelani, le organizzazioni politiche, i collettivi e i partiti politici devono aderire. In molte occasioni non assumiamo l’offensiva in questo scenario e lasciamo spazio all’azione di controinformazione, intossicazione e propaganda del nemico.

Continuiamo, quindi, in una lotta su tutti i fronti, perché l’aggressione è multiforme e simultanea. L’economico, il politico, il comunicativo, il militare, la preparazione alla difesa, l’attivazione della solidarietà popolare per favorire i settori più colpiti dalla crisi e il blocco, il diplomatico. In tutti gli scenari dobbiamo essere attivi, lavorare intensamente. Il nemico non ferma i suoi sforzi. Dobbiamo raddoppiare i nostri. È la vita del paese che è in gioco. Vinceremo!

[Trad. dal castigliano per ALBAinformazione di Alessio Decoro]

Veterano de los Estados Unidos contra las amenazas de Trump

por Kevin Tillman

Parece que cada vez que tomo un periódico o me conecto a Internet, nuestro país está comenzando otra guerra. Como veterano tanto de las guerras de Irak como de Afganistán, la situación en Venezuela me consume, y cada vez es más preocupante.

No soy corresponsal de guerra y no tengo un doctorado en ciencias políticas. Pero he visto estos conflictos de primera mano, y he sentido los efectos. Como muchos en este país, he perdido familiares y amigos tanto en Irak como en Afganistán. No quiero que nadie más tenga que experimentar eso. Desafortunadamente, la inercia sobre el cambio de régimen en Venezuela tiene un parecido sorprendente con lo que sucedió en el período previo a la invasión estadounidense de Irak en 2003.

Como uno de los soldados que invadió ilegalmente Irak, esto me asusta. Reconozco un golpe o invasión ilegal cuando veo uno. Lo supe antes de ser enviado a Irak, pero se hizo aún más claro cuando vagamos por Bagdad en busca de armas de destrucción masiva que no existían.

Como fue el caso en Irak, no hay motivos legales o morales para intervenir en los asuntos de Venezuela y no hay leyes internacionales que apoyen tal intervención. No hay nada en la Constitución que sancione la intromisión en las elecciones de un país extranjero, y nada en la constitución venezolana que legitime presidentes autoproclamados. Venezuela no es una amenaza. Venezuela no está disparando misiles contra los Estados Unidos, atacando a nuestros aliados o invadiendo a los Estados Unidos con tropas.

Tristemente, la propaganda que sale de la boca de los políticos y expertos estadounidenses es tan predecible como vacía: “Venezuela es socialista”. “Su economía está en ruinas”. “Su gobierno es corrupto”. “Hay inestabilidad alimentaria”. Hay una crisis humanitaria”.

Lo que falta en el intento de justificar el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro es el reconocimiento del hecho de que muchas naciones de todo el mundo son, hasta cierto punto, socialistas, tienen desafíos económicos y luchan contra la corrupción. Hay crisis humanitarias en todo el mundo. ¿Todos esos gobiernos son ilegítimos de alguna manera y, por lo tanto, son candidatos para un golpe de estado orquestado por los Estados Unidos?

Para ser claros, esto no es un respaldo de Maduro, como tampoco respaldé al ex presidente iraquí Saddam Hussein (ni estoy comparando a los dos). Se trata de que nuestros líderes piensan que tienen el derecho de interferir en los asuntos de cualquier país que elijan. El cambio de régimen no sólo es ilegal y moralmente incorrecto, sino que también ha demostrado ser desastroso.

Sí, Venezuela tiene problemas. Muchos parecen ser autoinducidos; otras son circunstanciales, como la caída masiva de los precios del petróleo, que, combinada con las duras sanciones económicas lideradas por los Estados Unidos, es particularmente devastadora, considerando que más del 90 por ciento de los ingresos de exportación de Venezuela provienen de los ingresos del petróleo. Los venezolanos también están lidiando con un país políticamente dividido, una situación en la que creo que todos los estadounidenses pueden relacionarse. Sin embargo, son los problemas externos los que más me preocupan. Es bastante claro desde donde estoy sentado que los Estados Unidos están librando una guerra económica ilegal contra el pueblo de Venezuela. Desde las sanciones hasta la congelación de activos hasta el bloqueo de Venezuela por parte del sistema financiero internacional, esto es lo que parece conducir a ese país al límite. Entonces, como nuestros líderes lamentan públicamente esta “crisis humanitaria”, detrás de la escena, eso es exactamente lo que quieren.

El por qué de este golpe que está teniendo lugar es transparente. Algunos de nuestros funcionarios del gobierno en realidad nos lo están diciendo. Nuestros líderes, una vez más, se sienten con derecho a los recursos de otro país. Al igual que en el caso de Irak, las reservas de petróleo de Venezuela no están controladas por corporaciones estadounidenses ni por un gobierno flexible. Son propiedad del pueblo de Venezuela. Es de ellos y de nadie más. Esto significa que el petróleo no puede ser saqueado por corporaciones occidentales o controlado por propósitos externos por fuerzas externas.

A menos que, por supuesto, se produzca un golpe de estado y el petróleo se tome por la fuerza. Eso es lo que parece que van a hacer nuestros líderes. Para ser justos con los miembros de la administración Trump, esta beligerancia hacia Venezuela no comenzó con ellos. Es simplemente una extensión de las políticas de las administraciones anteriores. Si los venezolanos creen que Maduro ha administrado mal el activo más valioso de su país, es su derecho buscar el cambio, pero este no es un derecho que disfrutan Donald Trump, Nancy Pelosi o Elliott Abrams.

Al igual que Irak, nuestra interferencia no consiste en liberar al pueblo venezolano de algún régimen tiránico. Tampoco se trata de salvarlos de la inanición. Así que, por favor, no permitas que nuestros líderes utilicen la bondad dentro de ti como un arma para tu propia manipulación. El objetivo es saquear y saquear a una nación vulnerable. Es evidente que a nuestros líderes representativos no les importa la salud y el bienestar de los venezolanos más de lo que se preocupan por los iraquíes.

Si les importara, consultarían con el gobierno venezolano y preguntarán cómo podría proporcionar ayuda incondicional los Estados Unidos. Si les importara, dejarían que los venezolanos resolvieran sus propios problemas democráticamente. Si se preocuparan por la democracia, la soberanía, los derechos individuales, los derechos humanos y el estado de derecho, entonces mantendrían las manos fuera de Venezuela.

Éstos son días crítico para Venezuela. Los Estados Unidos y los líderes golpistas planean traer ilegalmente $30 millones en “ayuda” a Venezuela, lo que ha sido explícitamente rechazado por el gobierno venezolano. La ayuda se está rechazando porque el gobierno venezolano entiende que su crisis humanitaria es en parte causada por la misma nación que ofrece ayuda de mala fe. Lo que hace que la oferta sea una broma enfermiza es que se estima que Venezuela está perdiendo $30 millones por día en los ingresos del petróleo. Esta rama de olivo fraudulenta es un arma política tan transparente que incluso la Cruz Roja y las Naciones Unidas la están rechazando.

No importa cuán ridículos parezcan los eventos coordinados, la historia ha demostrado que estas tácticas de poder pueden funcionar y funcionan. La administración de Trump y los líderes golpistas venezolanos esperan una chispa, un catalizador, una escaramuza para justificar una invasión de los Estados Unidos, cualquier cosa que cree el suficiente caos para abrir esta ventana de oportunidad. Es una reminiscencia de la propaganda de los Estados Unidos que rodea a Saddam y los inspectores de armas. Está destinado a ser un evento incitante.

La desgarradora realidad es que, si esto tiene éxito, los venezolanos podrían ser asesinados, heridos, psicológicamente dañados o desplazados a un nivel proporcional a lo que les sucedió a los iraquíes. El tejido de la sociedad venezolana podría ser destruido por generaciones. Y una vez más, los soldados e infantes de marina estadounidenses serán enviados a una guerra ilegal para matar o morir, herir o ser heridos, y sufrir o causar todo tipo de trauma, una guerra en la que los venezolanos y nuestros hombres y mujeres de uniforme podrían estar luchando. durante años. No quiero que esto suceda.

Ningún país debería tener que sufrir este destino. Ningún soldado debería tener que participar en tal operación. Ninguna nación debería hacer tal cosa. Y ninguna democracia debe permitir que sus líderes cometan tales crímenes en nuestro nombre.

Pido a nuestros representantes electos y a cualquier persona con autoridad dentro de nuestro gobierno que detenga esta estrategia de agresión y ponga fin a lo que amenaza con convertirse en un nuevo ciclo de violencia.

(FOTO) Haiti brucia

di Roberto Vallepiano 

Vi ricordate quando ci fu il terribile terremoto che devastò Haiti?
Cuba mandò centinaia di medici, gli USA migliaia di soldati.

Ad Haiti, da diversi giorni, è in corso una vera e propria insurrezione popolare contro il corrotto governo liberista sul libro paga degli Stati Uniti. Una lotta di popolo che ha già lasciato decine di vittime sull’asfalto.

La goccia che ha fatto traboccare il vaso sono stati gli aiuti economici e umanitari che il Venezuela di Nicolas Maduro ha inviato al martoriato popolo haitiano. Invece che essere consegnati alla popolazione sono finiti nelle tasche dei governanti filoUSA.

Ne avete sentito parlare? No, i mass media occidentali oscurano volutamente le vere rivoluzioni anticolonialiste e antimperialiste per concentrarsi ossessivamente sulle “rivolte colorate”, vere e proprie destabilizzazioni golpiste sponsorizzate dalla CIA come in Venezuela.

Emblematico anche l’assoluto silenzio da parte della sinistra boldriniana: evidentemente i neri interessano soltanto nel ruolo di vittime o di schiavi, ma se si ribellano e lottano scompaiono subito dai radar.

Ad Haiti i manifestanti sono scesi in piazza bruciando le bandiere a stelle e strisce, chiedendo aiuto e sostegno alla Russia di Putin, alla Cina, a Cuba e al Venezuela.

Il leader della lotta, Bronson, ha definito il Presidente Moise e l’ex capo di stato Martelly dei tirapiedi di Washington: “Vogliamo sancire la definitiva rottura con gli USA, non ne possiamo più dell’occupazione americana”.
___
L'immagine può contenere: 3 persone, cappello

L'immagine può contenere: una o più persone, folla e spazio all'aperto

L'immagine può contenere: 5 persone, persone in piedi

L'immagine può contenere: incendio e spazio all'aperto

El oro negro que hace cosquillas a todo el mundo

por Danilo della Valle – El blog de Beppe Grillo

Durante unas semanas, Venezuela arrancó titulares de las portadas en los medios que, antes, se le hubieran otorgado con dificultad. Imágenes de un país al borde de la guerra civil, asolado por el hambre y la miseria. Interminables colas frente a las tiendas de alimentos, artículos que tratan de la escasez de medicamentos y la violencia.

Por un lado, los musculosos y aparentemente malvados guardianes del “régimen”, por el otro, las masas que enarbolan banderas nacionales en un contexto alegre y no violento, representado en el “glorioso” esfuerzo por derrocar al odioso sistema autoritario, ahora liderado por un viejo socialdemócrata, ahora por un joven homo novus, elevado a las crónicas internacionales en calidad de autoproclamado presidente de Venezuela. Dudoso esquema de la narración de cuentos ya contado con demasiada frecuencia.

¿Qué pasó en Venezuela?

Luego de las disputadas elecciones del 20 de mayo 2018 por parte de algunos partidos de la fragmentada oposición venezolana, que si bien habían solicitado y logrado consultas anticipadas, Nicolás Maduro juró como presidente de Venezuela, reconocido por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), la Corte Suprema y la FANB. Al terminar este acto, el recién electo presidente del Parlamento venezolano, el joven líder del Voluntad Popular Juan Guaidó, durante una manifestación conmemorativa de los sesenta y un años del fin de la dictadura de Marco Pérez Jiménez, jura sobre la Constitución al proclamarse presidente del país. Enseguida, Guaidó recibe el reconocimiento de los Estados Unidos de Trump, Canadá, Australia y parte de los países de la OEA. Desde el 23 de enero de 2019, Venezuela está en peligro de una guerra civil. Tras la amenaza de una intervención militar, defendida por el autoproclamado presidente, miles de personas de todas las orientaciones políticas se están activando en el país para recolectar firmas contra la interferencia y para una resolución pacífica del conflicto.

¿Quién es el joven líder autoproclamado Presidente?

Antes de la elección a Presidente de la Asamblea Nacional, que tuvo lugar el 5 de enero de 2019, solo uno de cada cinco venezolanos conocía Guaidó. Un ingeniero de 35 años, graduado en Venezuela y egresado de la Universidad de Washington, no es tan desconocido entre los analistas latinoamericanos. Según el sociólogo Marco Teruggi, es un “personaje creado ad hoc en laboratorio. Una mezcla de elementos que condujeron a la construcción de un personaje a medio camino entre lo inquietante y lo ridículo”; según las palabras del escritor venezolano Armando José Sequera, “Guaidó es más popular en el extranjero, especialmente en los círculos de la élite de la Ivy League en Washington”. Aunque sea considerado el nuevo rostro de la democracia en Venezuela, el líder de Voluntad Popular no se ha distinguido en el pasado por practicar la política con métodos pacíficos, a diferencia de otros partidos de la oposición; famosos son su video de 2014 donde, usando una máscara antigás, incita a la resistencia y otras imágenes que lo retratan en la calle durante las guarimbas de 2017, que arrancaron la vida a unas 200 personas. Voluntad Popular tiene solo el 14% de los escaños de la Asamblea Nacional; para el analista político Luis León, presidente de Datanálisis, Guaidó no tiene un contacto real con la gente. Además, según el experto en encuestas de Venezuela, los líderes de los partidos más extremistas como VP no superarían el 20% en las elecciones porque “el pueblo no quiere la guerra, pide una solución”.

Para comprender la dinámica del choque entre los diferentes bloques sociales es esencial dar un paso atrás. Venezuela, “raramente“, tiene al menos un elemento que lo une a otras naciones sujetas a la misma inestabilidad política: el petróleo. Según las estimaciones de 2017, el país que dio a la luz a Bolívar tiene la reserva más grande del mundo de oro negro; la OPEP calcula más de 300 mil millones de barriles, el 24.9% de las reservas mundiales, ocho veces más que las de los no desinteresados EE.UU.. Con la victoria del MoVimiento V República (MVR) de Chávez en 1998, el control sobre los recursos nacionales fue revertido y se alcanzó un ciclo de nacionalizaciones destinadas a favorecer la demanda interna y el inicio de las Misiones sociales.

Ya en aquel entcones, dichas políticas crearon tensiones entre quienes reclamaban el derecho a existir y aquellos que no querían perder ni una parte de lo que habían obtenido. El choque entre las diversas “ideas de país” a través de intentos de golpes de Estado, como el de 2002, 25 elecciones, guarimbas y la siembra de Chávez, llega hasta nuestros días.

Con la desaparición física de Chávez la situación cambió; la agudización de la crisis del petróleo, los resultados de algunas decisiones erróneas de política económica (Venezuela tiene importantes recursos minerales pero pocas infraestructuras, una señal de dependencia externa y dificultades en la política industrial) y las sanciones impuestas por los EE.UU. y la UE, que costaron a Venezuela unos 33 mil millones de dólares, como lo muestra el informe de CELAG, han llevado a Venezuela a una crisis, con la escasez de necesidades básicas y medicamentos y un aumento de la presión interna e internacional contra el Gobierno actual. Las grandes empresas privadas y los gerentes del mercado negro que pueden colocar bienes de consumo a precios estratosféricos se benefician de esto y la población es siempre la que pierde.

Venezuela es también el país que impulsa el ALBA-TCP, un proyecto de cooperación social, política y económica entre los países de la región con el objetivo de agruparlos para su emancipación, como soñaba Bolívar. Esto dio un importante impulso a la visión multipolar del mundo. Si hasta la llegada de Chávez las compañías estadounidenses reinaban en el país, desde 2000 las cosas han tomado un giro diferente; la cooperación económico-militar con China y Rusia, las inversiones en infraestructura han rediseñado la geografía de las relaciones internacionales. Además, las nacionalizaciones han dejado un sabor amargo en la boca de muchos oligarcas.

El peligro de otra Libia

En medio del caos general, la posibilidad de repetir un golpe de Estado, como lo fue en Chile, Libia o Irak, es concreta. Si bien es innegable que Rusia y China tienen intereses geoestratégicos en Venezuela, también es innegable que Estados Unidos no tolera una visión socioeconómica distinta de la neoliberal. La nueva política de Trump necesita vecinos políticamente subordinados y no se puede decir que Estados Unidos sea sencillamente un observador de lo que está pasando. Para demostrar la interferencia en la política venezolana es el nombramiento de Elliott Abrams como enviado de la administración de Trump para “ayudar al pueblo venezolano a restaurar por completo la democracia en el país”. Esto ha escandalizado a no pocos periodistas en los EE. UU. Por la reputación de no ser cierto pacifista del experto; subsecretario de Estado para los Derechos Humanos en la década de los ’80 con Reagan, Abrams apoyó las dictaduras en Guatemala, El Salvador y Honduras. Al ser condenado e inmediatamente indultado por el gobierno de Bush, por haber mentido al Congreso sobre el escándalo Irán-Contra, volvió a emerger en 2001 como director del Consejo de Seguridad Nacional de George Bush, donde desempeñó un papel clave en el intento de golpe de Estado de 2002 en Venezuela contra el presidente Chávez y en la guerra de 2003 en Irak: este Abrams ciertamente no es una paloma de paz. Según Alfred De Zayas, profesor de derecho internacional en Ginebra y único relator de la ONU en Venezuela, el juego geopolítico que se está jugando en el país latinoamericano y el reconocimiento del autoproclamado Guaidó son señales peligrosas: “es una violación del derecho internacional consuetudinario, Capítulo 4to, Artículo 19 de la Carta de la OEA y Artículos 1 y 2 de la Carta de la ONU. El principio de no injerencia en los asuntos internos de otros países está reconocido en muchas sentencias por la Corte Internacional de Justicia, en particular en el famoso fallo de 1986 conocido como Actividades militares y paramilitares en y contra Nicaragua”.

¿Y cómo actúa Europa?

Una parte de la opinión pública está consciente de los peligros que pueden ocultar cualquier interferencia en situaciones delicadas como estas; la otra, al contrario, ya parece saber para quien tomar partido, sin tener en cuenta la tercera hipótesis, la de la paz y la no injerencia. Mientras que, por un lado, la mayoría de los gobiernos europeos han decidido meterse en otro fracaso político y seguir primero la línea del ultimátum y luego la del reconocimiento del autoproclamado Guaidó, incluso los medios de comunicación parecen adherirse a la clásica historieta del buen héroe en contra del dictador. En continuidad con el esquema del antropólogo ruso V.Propp (en el ensayo Morfología del cuento de hadas explica este esquema que todavía hoy se usa para analizar los medios de comunicación) y con la doctrina del científico político estadounidense Gene Sharp, inspirador de diferentes “revoluciones de colores”, los medios occidentales hacen caso omiso de la polarización en la política venezolana, que reunió a cientos de miles de manifestantes a favor del Gobierno durante el último fin de semana, transmitiendo solo las imágenes de las manifestaciones de “oposición”, de hecho, solo una parte de ellas; de esta manera, ningún medio de comunicación transmite el video de CNN Chile donde el analista Raúl Sohr muestra el documento de reconocimiento de Guaidó de varios países latinoamericanos, firmado el 14 de enero, exactamente nueve días antes de la autoproclamación del mismo. El posicionamiento ideológico parece estar por encima de todo y todos los escenarios son posibles, aunque una intervención militar pudiera ser evitada por la disuasión ejercida por Rusia y China, actores con importantes intereses en el país. La única opción lógica en Europa es la del Gobierno italiano que, en rotunda contratendencia con las políticas bélicas de los Gobiernos anteriores, está tratando de llevar adelante el llamamiento de Uruguay, México y el Vaticano. Un discurso basado en la diplomacia de paz y en el diálogo entre las partes involucradas, el único método posible para evitar un derramamiento de sangre, actuando para que que la voluntad popular prevalezca sin la interferencia de potencias extranjeras. ¿Acaso alguien olvida cómo empezaron las otras acciones “políticas” o militares finalizadas a limitar la soberanía de algunos Estados? ¿Todavía necesitamos otro Irak, otro Chile, otra Libia, un nuevo Plan Cóndor? ¿Todavía necesitamos millones de muertes antes de que alguien se disculpe por haber equivocado el blanco, como lo hizo Blair? Esta es la pregunta que surge espontáneamente y a la que alguien debería responder.

SOBRE EL AUTOR

Danilo della Valle es graduado en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales (con una tesis sobre la entrada de Rusia en la OMC); Maestría en Comunicación y Consultoría Política y Escuela de Educación “Escuela del buen vivir” del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador. Está involucrado en el análisis político, principalmente en Eurasia. Escribe para el portal Antidiplomático con una rubrica titulada “El mundo al revés”.

[Trad. del italiano para ALBAinformazione por Antonio Cipolletta]

 

Chavistamente hablando

Risultati immagini per Marcha Chavista MaduroRisultati immagini per Marcha Chavista MaduroRisultati immagini per Marcha Chavista MaduroRisultati immagini per Marcha Chavista MaduroVenezuela

Risultati immagini per Marcha Chavista Maduro por Carola Chavez
 
Cuando el gobierno de George W. Bush acusó a Saddam Hussein de ser un dictador tan malvado que tenía armas de destrucción masiva, dejó bien claro que estas acusaciones no eran contra del pueblo iraquí, por el contrario, eran para protegerlo de la malvada dictadura que hacía de sus vidas un infierno. Entonces, los opositores a Saddam recorrían el mundo, buscando apoyo de la “comunidad internacional” para que, por favorcito, los ayudaran a derrocar al tirano porque ellos no tenían ni la fuerza ni las pelotas para tumbarlo por sus propios medios.
 
Cuando en 2003 los EEUU invadió Iraq, lo hizo, ya saben, porque Saddam era malo y tenía armas de destrucción masiva. Desde la Casa Blanca, George W. felicitaba al pueblo iraquí por haber recuperado su libertad, mientras los mataba a bombazos. A todas estas, voceros de la oposición iraquí, instalados en Londres, declaraban a los grandes medios su satisfacción porque su país, por fin, conocía la libertad.
 
Ya sabemos cómo sigue la historia. Ya sabemos qué pasó con el pueblo iraquí. Hundidos en una guerra sin final a la vista, pero eso no es contra ellos, ya saben, es contra el malvado de Saddam y esas armas de destrucción masiva que tenía… “Bueno, que no tenía, que nos equivocamos”, dijo Tony Blair; “que cualquiera se equivoca”, dijo José María Aznar; “que sí, que nos dieron informes falsos”, dijo Obama porque Bush no estaba ya ahí para lavarse las manos. Los que no han dicho ni pío fueron aquellos opositores que facilitaron la invasión, aquellos que sirvieron de títeres para confirmar cada mentira inventada para justificar el saqueo de su propio país… tan habladores que eran y no han dicho ni pío…
 
Antes de Iraq fue con Afganistan, pobre país tomado por talibanes trogloditas que obligaban a sus mujeres a llevar burkas, nos contaba el Departamento de Estado, y lo confirmaba en perfecto inglés británico un señor que decía ser afgano. Tampoco era nada contra el pueblo, sino contra los talibanes que lo oprimían. Ahora, además del problema de llevar burkas a juro, las afganas tienen que lidiar con una guerra que no se acaba.
 
Lo mismo hicieron con Libia. Aquel montón de expedientes, aquel chorro de declaraciones, aquella “profunda preocupación” por la democracia, por la libertad del pueblo libio. Vimos a los títeres de turno, dirigentes de oposición que hablaban en nombre del pueblo que iban a masacrar. Y otra vez las bombas, esta vez llamabas “humanitarias” como diciendo “Les pegamos porque los queremos”
También sabemos qué pasó con Libia. ¿Me pregunto dónde están aquellos voceros opositores?
 
Y luego Siria, donde se le enreda el yoyo a la OTAN, porque Rusia… Y en medio de todo Ucrania para cercar a ese hijo de Putin, y estamos profundamente preocupados por la democracia Rusa -dicen desde los EEUU- y que quede claro que esto tampoco en contra el pueblo… Pero Putin es mucho Putin y hay que andarse con cuidado…
 
Y Venezuela, la mina de los mil tesoros, sigue sin entrar por el aro. Torres de expedientes acusando al gobierno de terrorista, primero, de narco terrorista después, de amenaza inusual y extraordinaria para los intereses de los Estados Unidos pero que quede claro: todo esto no es contra el pueblo venezolano, sino que es por su bien, dice cada vocero gringo que abre la boca, y lo repite cada vocero de la oposición con la boca llena de dólares, con sus hijos a salvo en Miami y un green card en el bolsillo.
 
Si desde el norte dicen que el gobierno es terrorista, salen todos de gira internacional a reforzar las palabras de sus amos. Si dicen que ahora es narcotraficante, salen de gira otra vez, a lambucear afuera el apoyo que no consiguen en su propio país.
 
Esta semana, el cuento gringo es que, según el Departamento del tesoro -y sin presentar ni una prueba, por cierto-, Tareck El Aissami, nuestro vice presidente, es narcotraficante. ¡Una pelusa! Y agrega, como siempre, el secretario del tesoro que “esto no es contra el pueblo de Venezuela”.
 
Ese mismo día, en el Congreso colombiano, Julio Borges, declaró, con una sincronía asombrosa, que Venezuela es un narco estado y es una amenaza para Colombia y el resto de América Latina. y pide acciones internacionales contra su país. Y Luís Florido se apresuró a poner lo suyo diciendo que Tareck tiene que “separarse del cargo, si no teme someterse a investigaciones de las autoridades internacionales”. Esto es que cada vez que los gringos quieran cambiarnos el vice presidente, o cualquier ministro, o incluso el presidente, solo tienen que montar otro expediente de esos y ¡zuas! Florido, excitadísimo, advierte además, que estas acusaciones pueden derivar en un bloqueo financiero contra nuestro país, pero esto no es contra el pueblo, sino contra Tareck que no quiere renunciar e irse a vivir a la cárcel Guantánamo. Freddy Guevara, fue más allá y le dijo al Presidente Maduro: “Si usted permite que un vicepresidente de la República acusado de narcotráfico esté a un paso de la presidencia de la República, el responsable de traición a la patria será usted”. Mira tú, según Guevara, si el Presidente de Venezuela se niega a ser un títere del gobierno gringo y no hace lo que éste le manda, entonces es un traidor a la Patria, mire usted. Y, casualmente de gira en Washington, no podía faltar Lilian Tintori quien, con su cara de princesa Disney monjil transfigurada de violenta excitación, reclamó al mismísimo Donald Trump, más que palabras, acciones contundentes contra Venezuela.
 
Yo les dijo una cosa: en los Estados Unidos, si algún político gringo hiciera contra su gobierno, contra su país, lo que Borges y su combo hacen aquí, serían acusados de traición a la Patria por atentar contra la seguridad nacional y esto allá implica hasta la pena de muerte. Aquí, en esta “cruel dictadura que persigue a la disidencia y coarta la libertad de expresión”, a lo máximo que llegamos es a llamarlos vende patrias y, para colmo, ellos se ofenden.

Exigimos respeto a la autonomía y autodeterminación de los pueblos

por José Ramírez

Costa Rica ha sido por largos años un pueblo respetuoso y pacífico, libre de acciones  militares, respetuoso de la autonomía y la autodeterminación de los pueblos del mundo, así nos queremos mantener.

Hechos acaecidos recientemente nos ponen en estado de alerta y preocupación.

Primero: Que Estados Unidos se encuentra en un juego geopolítico peligroso para la  paz de la región Latinoamericana y Caribeña en contra de la República Bolivariana de Venezuela.

Segundo: Que el presidente en ejercicio Carlos Alvarado Quezada  ha utilizado su investidura para seguir el juego a Estados Unidos, sin consultar a su pueblo y sin observar si se están violentando los tratados internacionales y principio de neutralidad, poniendo  en riesgo la democracia costarricense.

Tercero: Que en ese peligroso juego se ha estado permitiendo el ingreso de personas no deseables y peligrosas a suelo costarricense a vista y paciencia de las autoridades y representantes de gobierno, como es el caso de Lorent Saleh quien fue expulsado por el Ex presidente colombiano Juan Manuel Santos por  organizar actos terroristas contra el pueblo venezolano en territorio colombiano.

Cuarto: Que muchos ciudadanos costarricenses no están de acuerdo con la aceptación del  poder ejecutivo costarricense, de aceptar a un ciudadano venezolano de apellido Guaidó que se autonombro como presiden te espurio  sin legitimidad alguna, violentando así todas las normas del derecho internacional, los Convenios de Viena, los valores costarricenses, la carta de la Organización de las naciones Unidas,  nuestra propia institucionalidad.

Quinto: Por lo tanto exigimos como pueblo soberano que somos:

-Al presidente Carlos Alvarado que deje de estar sirviendo al juego injerencista de  la administración Trump y de los intereses hegemónicos de los Estados Unidos

– Que la presidencia, cuerpo diplomático, parlamento de la República, cumplan con su trabajo respetando la autonomía y autodeterminación de los pueblos del mundo, la no injerencia en los asuntos internos de los países, que se respete el principio de neutralidad y que se promueva la paz de la región como siempre ha sido el actuar del pueblo costarricense.

– Que el poder ejecutivo  la cancillería, y autoridades competentes, detengan el ingreso de personas peligrosas al país como es el caso  del sujeto Lorent Saleh.

-Que se solicite la salida inmediata  Lorent Saleh y de otros delincuentes y criminales de guerra requeridos por las leyes internacionales

Exigimos también el retiro inmediato de Costa Rica del “ Grupo de Lima”

Exigimos de la misma manera la renuncia del actual ministro de relaciones exteriores Manuel Ventura

Los abajo firmantes nos unimos a este llamado y advertimos que de no tomarse las acciones que correspondan al derecho internacional e institucionalidad costarricenses además de  los principios de autodeterminación, no intervencionismo y paz, hacemos responsables al gobierno de Carlos Alvarado Quesada del derramamiento de sangre que se podría ocasionar en la república Bolivariana de Venezuela y la región latinoamericana y del caribe.

change.org

San José Febrero 2019

 

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: