ANC, Isaías y PDVSA

por Julio Escalona

La ANC ha cumplido y cumple un importante papel. Siempre hay y habrá críticas y yo las tengo. Para que no haya críticas es necesario no actuar y la ANC ha actuado y está construyendo historia.

Cualquiera que piense con angustia venezolana y latinocaribeña, como Isaías, tendría críticas y reconocimientos. Lo conozco hace casi 40 años y lo menos que ha sido es traidor o tonto útil. “Resteao” sí, con lo que dice y con lo que hace. Por eso fue clave en abril de 2002. Su integridad y consecuencia no están en discusión.

PDVSA, es decir, el petróleo, durante el último siglo, sigue siendo la clave de la sociedad venezolana, incluso, en la formación de nuestra cultura y en episodios decisivos de nuestra historia. La corrupción ha estado ligada al desenvolvimiento de la industria petrolera como negocio transnacional. La corrupción ha sido parte de ese negocio.

Se fue estructurando simultáneamente con la llamada siembra del petróleo y se formalizó con la creación de la CVF, por Rómulo Betancourt, en 1946. Significó una masiva transferencia de renta petrolera desde el Estado hacia el capital privado, representado por grandes familias de Venezuela, las que, con la complicidad de altos y medianos funcionarios públicos. se convirtieron en milmillonarios a nivel internacional. Los comerciantes y banqueros, las clases que siguen dominando a la sociedad venezolana, afirmaron su hegemonía, económica y cultural. Hoy son fundamentales en la guerra de precios y otros actos criminales contra el pueblo.

La corrupción no es sólo un problema ético. Es un mecanismo económico de transferencia de capital público al capital privado, vía transferencia de renta petrolera fundada en la siembra del petróleo, plena de complicidades.

He denunciado cómo desde los barcos donde llegan alimentos y productos en proceso, el 92% se entrega a canales privados y ahí, presumiblemente, se organizan el bachaqueo corporativo y otros delitos. ¿Habrá ocurrido lo mismo con las 30.000 TM de harina de soya que acaban de llegar por Puerto Cabello? Parece que fueron entregadas a Bs. 10/$

¿A qué precio estarán circulando? ¿A quién se entregó esta importación? ¿Los órganos competentes no deberían hacerle seguimiento? ¿Estará en la guerra de precios? Sr. Fiscal, querido hermano, parece que Ud. tiene la palabra.

Rondón salvó la patria

por Julio Escalona

Aún retumba en mi alma el grito de Bolívar un 25 de julio de 1819 en la batalla de Pantano de Vargas: “Rondón, salve Ud. la patria” y también retumba el de Presidente Chávez: “tenemos patria”, y ahí está Rondón, el pueblo, que continuará, sonriente, firme, decidiendo batallas, como lo hizo el 15-O.

El pueblo superó la guerra de precios, la guerra mediática, incluso el hambre, falta de medicinas, problemas en hospitales y supo levantarse para vencer. El presidente Maduro ha tenido una actitud de acción y orientación. Presidente de verdad.

Hay que publicar la lista de los empresarios que recibieron dólares preferenciales para realizar importaciones y luego los colocaron al precio del dólar criminal. De funcionarios que presumiblemente importaron alimentos y desde los barcos fluyeron a canales privados desde donde salieron hacia el bachaqueo corporativo, el contrabando, la especulación, el acaparamiento.

Creo que quienes han conducido, antes y ahora la industria, la agricultura, la educación, la salud y áreas determinantes de la situación de los venezolanos, deben rendir cuentas ante la ANC para responder por reclamos que hace la población por deterioros en esos campos y también el cadivismo, los planes de producción de 2016 y sus resultados en 2017, que determinan que haya personas recogiendo alimentos en la basura y otros hechos que denotan deterioro en las condiciones de vida del pueblo. La población entiende, creo, que esto tiene que ver con la guerra económica, el burocratismo y la corrupción. Rondón, merece una explicación.

Hay gente sufriendo, niñas y niños, madres, etc. Es inevitable que la guerra económica haya provocado estos efectos, pero gente que va a hospitales, centros educativos y otras oficinas, se siente maltratada y no observa que altos funcionarios lleven una vida modesta y que estén dispuestos a compartir los sufrimientos de Rondón. Rondón no es sólo el pueblo chavista, es igualmente el pueblo no chavista, también nuestro hermano y/o hermana. Sin embargo, sin vacilar, Rondón ha salvado la patria y la seguirá salvando, pero también puede venir contra burócratas, corruptos y traidores.

Las asambleas de ciudadanos deben constituirse por toda la patria y pedir derechos de palabras ante la ANC, para presentar conclusiones que tienen carácter vinculante.

(VIDEO) Escalona: «Activar el art. 70 Constitucional»

El camino hacia el control popular consciente y organizado

por Julio Escalona

Cuando el pueblo toma la iniciativa avanzamos. Cuando se repliega y la iniciativa la toma sólo el poder constituido, nos estancamos

Hay tres ejemplos emblemáticos que sirven para fundamentar la afirmación anterior. Uno, es la experiencia de abril de 2002. Sin la acción del pueblo en la calle enfrentando el golpe de Estado y reclamando el retorno de Hugo Chávez a la presidencia de la República, el golpe no hubiese sido derrotado. Dos, la derrota del paro-golpe de Estado petrolero de fines de 2002 y principios de 2003. La accióndel pueblo y en particular de los trabajadores petroleros, fue decisiva para conjurar este nuevo intento para destruir el proceso bolivariano. Tres, el 30J. se repitió la épica de un pueblo decidido a garantizar la derrota de la violencia fascista y se volcó a las urnas para lograrlo eligiendo a la ANC y creando una nueva situación política en el país.

En los tres casos el pueblo, logrado el objetivo planteado, se replegó y dejó en manos del poder constituido la conducción y el control de la situación. Ese poder, inevitablemente, sin el control y vigilancia del pueblo, poder originario, el poder constituyente, se puede ir burocratizando y corrompiendo.

En el caso de la ANC, después del 30J, el pueblo se replegó y dejó la solución de los distintos problemas, en manos de la ANC. No se trata que está se haya burocratizado o corrompido. En absoluto, pero la ANC, poder constituido, sin el acicate del poder originario, comienza a deliberar según criterios que se van divorciando del calor y la presión popular. Esto provoca un vacío y una falta de sintonía con lo que pasa en la calle.

Si al pueblo, el poder originario, en lugar de la movilización lo domina la queja, el resentimiento, entonces lo que va predominando es la desesperanza y el dominio del poder constituido, lo que tiende a que, en el seno delpoder constituido, ante la ausencia del fervor popular en la calle, las posiciones conservadoras vayan tomando el mando y la posibilidad de que la distancia con el poder popular, que no actúa como tal, pueda acrecentarse. El pueblo al no actuar como poder originario, en lugar de reaccionar, retomando la iniciativa y la mística que lo movilizó el 30J, tiende a llenarse de rabia, incluso a deprimirse. Estos sentimientos no son constructivos, por el contrario, son desmovilizadores y conducen al camino que la derecha persigue: que el pueblo chavista se abstenga, pues eso podría garantizarle la victoria electoral.

Una victoria electoral de la derecha nos sitúa a las puertas de la intervención extranjera pues mientras se estimula la abstención del pueblo chavista, se trabaja intensamente por el voto opositor. Es verdad que la base opositora está desmoralizada y golpeada, pero al final se puede imponer el elemento que siempre los ha movilizado: el antichavismo irracional. No hay que confiarse ni engañarse

No hay que tener ninguna duda: cada gobernación en manos de la oposición se convertiría en una base para la intervención del gobierno de EEUU y la desestabilización del proceso bolivariano. El pueblo bolivariano tiene que recomponerse y convertirse en guía pedagógica de todo el pueblo, que incluye al pueblo no chavista, que si sabemos explicar bien las cosas pueden revivir en él los sentimientos patrióticos. Esa es nuestra tarea. Estas tareas no culminan con las elecciones, por el contrario, no debe haber pausa. El triunfalismo y el sectarismo son muy peligrosos enemigos.

Votar por los gobernadores postulados por el poder constituido, no es votar por la corrupción

No está probado que todos ellos sean corruptos. Luego, debemos tomar la bandera de la lucha contra la corrupción y el burocratismo,incluso plantearnos la destitución de ellos después de las elecciones. Podemos buscar los caminos para revocarles el mandato por la vía de la ANC y de la movilización popular sostenida. No podemos dar por perdida batalla alguna mientras no la realicemos. Cuando el pueblo se ha lanzado a la lucha con fe, con valor, sin sectarismo y con la convicción amorosa de movilizar a todos los patriotas, ha triunfado.

Tenemos que ganar estas elecciones para continuar bloqueando políticamente la intervención internacional, que significaría hambre, destrucción y muerte. Es posible, incluso, que la nación venezolana pueda desaparecer. Esto no es fantasía. Libia, como estado soberano desapareció.

Lucha indeclinable contra la corrupción y el burocratismo

Después de las elecciones hay que destapar lo que ocurrió con el cadivismo, con los $ 25.000 millones de dólares que se esfumaron. Los 60.000 millones que el propio presidente Maduro denunció. Tenemos que enterrar el cadivismo y ver castigados a sus autores y beneficiarios.

Hay que denunciar a los corruptos antes de que salten la talanquera y se conviertan definitivamente en traidores y pacten con el imperio quien le permitirá a cambio de su traición, disfrutar, al menos, de una parte, de la fortuna robada a la nación.

Debemos pedir que los funcionarios públicos presenten la declaración jurada de bienes que realizaron la primera vez que ingresaron a la administración pública y la última que les solicitó. Vigilar de cerca el modo de vida de los funcionarios públicos, de la vida humilde que alguna vez tuvieron a la vida de lujos y de riqueza que luego ostentan, separada de la ética y de la vida modesta de alguien que está comprometido a servir al pueblo obedeciendo. El problema es que vemos como los funcionarios públicos se van enriqueciendo, como se mudan de un modesto apartamento no una casa o apartamento más, sino a verdaderas mansiones. Incluso más de una: una en la ciudad, otra en la playa y diversos excesos.

Debemos fotografiar las casas, los símbolos de enriquecimiento a costa de los males del pueblo y denunciarlos, exigiéndoles su renuncia. Si hace falta, incluso, en los casos en los que el enriquecimiento esté debida y suficientemente comprobado, incluso, hay que colocar pancartas de denuncia en los alrededores de sus viviendas, sin cometer abusos, mucho menos agresiones, particularmente hacia la familia. El pueblo patriota no puede actuar como un guarimbero más. No, nuestros métodos tienen una ética, un fin patriótico. Este método sólo se aplicaría cuando la justicia se niegue a proceder. Los derechos de los que sean acusados deben ser respetados, sin permitir la complicidad de los jueces. Algunos de ellos son muy frágiles ante un millón de dólares.

Concluidas las elecciones vamos a dar una batalla sin cuartel o nos haremos cómplices de la corrupción: por omisión o por comisión. Tendremos muchos derechos, menos el de callar frente a delitos claramente visibles o investigables en búsqueda de la verdad.

Tenemos la ventaja que tanto el presidente Maduro como el fiscal Tarek vienen conduciendo esta lucha. Como hay denuncias sobre la formación de mafias, deberemos cuidar nuestra seguridad personal y la de nuestras familias, pero no debemos acobardarnos. México es el espejo en el que nos debemos mirar. Un país gobernado por las mafias. Eso ocurrió por el silencio y la omisión de las fuerzas del bien, las fuerzas populares, el poder constituyente.

La corrupción debe ser considerada un delito contra el pueblo y la patria, no tendrá atenuantes por ningún motivo y los culpables de este delito deben ser expropiados de todos los bienes incluidas las cuentas bancarias.

Es necesario saber que generalmente al lado de un funcionario público corrupto hay un empresario y un miembro de la oposición, protegidos por mafias que van imponiendo el terror. No se puede callar.

Las asambleas de ciudadanas y ciudadanos son un camino

Es importante leer y releer los artículos 5 y 70 de la constitución bolivariana. El Art. 5 establece claramente que la soberanía reside en el pueblo y es intransferible. El Art. 70 que en ejercicio de su soberanía el pueblo se puede reunir, entre otras formas de organización, en asambleas de ciudadanas y ciudadanos, cuyas conclusiones son vinculantes, es decir, son obligatorias y de obligatoria consideración.

Pasadas las elecciones debemos llenar al país de asambleas de ciudadanas y ciudadanos teniendo entre otros ejes fundamentales, la corrupción. Este es un deber ineludible pues la corrupción está destruyendo al proceso bolivariano y puede, finalmente, destruirlo. Debemos convertir este tema a través de las asambleas de ciudadanas y ciudadanos, en tema cotidiano de la ANC

Este es un acuerdo básico. Acordados en torno a él debemos discutir el cómo y el desarrollo de un plan. Esto debe ser un factor para la unificación de los movimientos, organizaciones y los diversos colectivos populares.

La participación de los representantes de las asambleas de ciudadanas y ciudadanos en la ANC, le daría un gran dinamismo a las sesiones de la ANC y sin duda, la conectaría con la calle y la solución de la guerra de precios probablemente surja de ahí.

El 30J Derrotamos la violencia callejera, pero no la guerra. Esta se ha agudizado

La actual guerra, la manipulación arbitraria y violenta de los precios, es más destructiva y peligrosa que la violencia callejera. Esta fue y resulta visible y el gobierno pudo manejarla más fácilmente pues ella, sus responsables y sus perjuicios fueron y son percibibles con más claridad.

La guerra de precios si bien es propiciada por los empresarios, es más fácil atribuir la responsabilidad al gobierno pues en las circunstancias actuales es espinoso aplicar un control de precios, sin que este sea fácilmente transgredido por los comerciantes haciendo desaparecer los productos como una manera de vulnerar los controles y golpear más duro al pueblo incrementando la escasez, la desesperación y los sentimientos abstencionistas, lo que favorece los intereses imperiales y desacredita no sólo al gobierno sino a la ANC, lo cual puede neutralizar a un poder que tiene todavía la posibilidad de profundizar la revolución. Ello depende de la sabiduría y la energía para manejar esta fase de la guerra. 

Sólo la movilización del pueblo consciente y organizado puede derrotar la fase actual de la guerra

La movilización del pueblo es la clave. El gobierno solo no puede. Tampoco el sólo llamamiento a la paz. Ante la violencia callejera fue obvia la necesidad de luchar por la paz y golpear los focos de violencia y a sus autores. Hoy hay que dar pasos concretos que derroten la violencia y aíslen a sus promotores, la cúpula empresarial que utiliza la guerra de precios para enriquecerse con las necesidades y el hambre del pueblo.

La propuesta sobre “precios acordados”, es una vía para resolver la situación mediante el diálogo, pacíficamente

Si los empresarios desearan la paz seguramente ya habría un acuerdo y la cuestión de los precios estaría resuelta. Pero, los grandes empresarios, que son con los que está negociando el gobierno, lo que quieren es derrocarlo.

Por eso, aceptaron, esos empresarios, ir a la mesa de negociaciones, pero sin declarar una tregua en la guerra, que es lo que se estila en las negociaciones de paz y en general, en cualquier negociación.

Si se va a negociar sobre “precios acordados”, es necesario congelar la situación al estado en que está en el momento en que se inician las negociaciones. Es decir, una especie de tregua. Lo que no puede ocurrir es que se agudice la guerra castigando al pueblo como nunca, es decir, radicalizando el castigo desde el 31 de julio, al día siguiente de la épica movilización popular del día 30J, que eligió con plenos poderes a la ANC. Fue como que los grandes empresarios dijeran: votaste por la ANC, ahora sabrás como se bate el cobre, ahora sabrás que la guerra no sólo no ha terminado, sino que la extenderemos y radicalizaremos a toda la población, sobre todo a los que salieron a votar por la ANC.

Es decir, nosotros, los grandes empresarios, los empresarios transnacionales, somos el poder y vamos a poner de rodillas a todos los bolivarianos. Esta es la situación. Tenemos a Trump de nuestro lado y cualquier radicalización del gobierno conducirá a la intervención internacional. Incrementaremos los precios todos los días y tendrán que aceptar condiciones tales como: liberación de precios, liberación del tipo de cambio, rebaja de la inversión social, etc.

¿Será esta la situación? ¿O estas son suposiciones mías? De ser como supongo, hay que hacer un plan para crear las condiciones que permitan que Rondón pueda salir a pelear y una vez más, decidir esta batalla a favor de la patria. De ser falsas mis suposiciones ello se verá en el desarrollo de los hechos y yo tendré que morderme la lengua.

Se está preparando una seria intervención imperial, el resultado de la guerra de precios es decisivo. De las elecciones también

El gobierno y el presidente Maduro se están moviendo con más prudencia porque saben lo que está en juego. Cualquier declaración, cualquier acción política no bien pensada, es decir, cualquier traspiés puede ser la chispa que incendie nuestra patria. Quizás por eso el silencio, que no ha sido característica del gobierno bolivariano. ¿Será por eso?

Esta no es y no será una intervención tradicional con los “marines” desembarcando en nuestras costas, con soldados regulares atravesando nuestras fronterasy hechos similares. Hasta ahora la intervención no ha tomado cuerpo en sus aspectos militares más fuertes porque los hemos derrotado políticamente tanto internacional como nacionalmente.

Lo que se ha montado y se está montando es una operación política de gran magnitud en la ONU, la OEA, otros organismos multilaterales, la guerra mediática y psicológica de amplio espectro y acciones militares muy precisas realizadas principalmente con fuerzas mercenarias y el apoyo del ejército colombiano y de otros países latinoamericanos, pero tendrán preferencia las fuerzas mercenarias a menos que aspectos importantes cambien. Ya hay suficientes paramilitares sembrados en nuestro territorio y nuestras fronteras. La acción estrictamente militar probablemente se dé en el momento en que consideren que políticamente estamos totalmente derrotados. Una baja votación en las elecciones del 15-10 que se conviertan en una derrota política para el movimiento bolivariano, puede acelerar la intervención militar. De ahí el combate contra la abstención por parte del electorado chavista o cercano al chavismo.

Si la victoria política del imperio es decisiva, la intervención militar puede ser más peligrosa. El objetivo puede ampliarse del derrocamiento del gobierno y el golpe a su base de apoyo, a la destrucción del país. Entonces puede ser destruida toda la infraestructura física, el Guri, puentes, hospitales, escuelas, centros de producción, la infraestructura militar, etc. Así fue destruida Libia y parte el Medio Oriente. El objetivo es destruir a los Estados soberanos e impedir que puedan restablecerse como tales y que vuelvan a cumplir un papel geopolítico relevante, distintos a ser esclavos imperiales.

El objetivo es desmoralizar al pueblo y colocarlo en la situación de quedar mendigando por un vaso de agua, un plato de comida, tratando de obligarlo a vender su dignidad por un plato de lentejas. Eso no ocurrirá. Mientras queden venezolanas y venezolanos vivos, seguiremos resistiendo. Pero el acento tiene que ser puesto en la defensa de la paz, de la vida, tanto humana como natural. La violencia tiene que ser y será erradicada.

Nota:

Quiero darle las gracias a Eligio Damas por el buen artículo que publicó en Aporrea. En parte el es fuente de inspiración para este que he escrito ahora. El es un gran compañero y amigo de décadas, unidos  por vínculos construidos a través del tiempo.

Escalona: «Activamos las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos»

por ALBAtv

Aunque utilicen una terminología en la cual el pueblo revolucionario no se siente plenamente identificado, las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos son un importante instrumento de participación directa. Establecidas por la aún vigente Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), se destacan por su carácter vinculante y pueden jugar un rol protagónico en el marco del actual proceso constituyente y en la solución de los problemas cruciales que están afectando al pueblo venezolano.

La participación y el protagonismo del pueblo organizado son elementos imprescindibles del proceso de construcción de una nueva propuesta constitucional, que apunte a reconocer y a profundizar las conquistas alcanzadas por la Revolución Bolivariana; de hecho, el proyecto bolivariano se fundamenta en la democracia participativa y protagónica. Además, participación y protagonismo con mayor razón son fundamentales para hacer valer las decisiones del pueblo cuando parece que las instancias del Poder Público no están cumpliendo del todo con su mandato: léase, la urgencia de solucionar los problemas ligados a la guerra económica, que están afectando cada día más la población venezolana y frente a los cuales la expectativa general ha sido que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) tomara medidas contundentes e inmediatas.

“El poder originario reside en el pueblo, no en la ANC. Aunque no nos guste el término “ciudadanos” y nos identifiquemos más con el término “popular”, hay que ejercer ese poder, a través de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos” afirma el constituyente Julio Escalona, quien participó el pasado 7 de octubre en la Primera Asamblea Popular Constituyente de Caracas organizada por la plataforma popular “Chavismo Bravío”, en la cual articulan diferentes movimientos y organizaciones sociales a nivel nacional.

Escalona es profesor en la Escuela de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV), fue comandante guerrillero y como el mismo afirma “sigo siendo guerrillero”. En la ANC es parte de la Comisión de Economía Productiva. “No puedo dar muchos detalles respecto a la labor de la Comisión porque nosotros sólo podemos dar información desde allá una vez que el trabajo de la Comisión se presente a la Asamblea. Pero allí están en el tapete todos los temas económicos, monetarios y fiscales, además de los temas vinculados al petróleo. Ahora, son dos meses que la ANC ha estado trabajando, y ha tratado temas importantes. Sin embargo la ausencia ha sido el tema económico, que es lo que se expresa como una debilidad. Eso debe ser resuelto, para ponerse en sintonía con la población” afirma Escalona, en entrevista para Alba TV.

Las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos (ACC), a las que hace referencia Escalona, son un medio de participación y de protagonismo del pueblo establecidas en el artículo 70 de la CRBV. En ese mismo artículo se determina que sus decisiones son de carácter vinculante: es decir que deben ser respetadas, siempre que se dicten en conformidad a la Constitución y a las leyes. Hasta ahora las ACC son una modalidad de participación que se ha conocido en el ámbito de los Consejos Comunales y municipal, pero también en ámbito de las Comunas y sus sistemas de agregación- siendo en este caso las ACC la máxima instancia de participación y decisión, ya que sus decisiones “son de carácter vinculante para la comunidad, las distintas formas de organización, el gobierno comunal y las instancias del Poder Público [1]”.

Del punto de vista legal, el objetivo (y el marco de acción) de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos es intervenir en las decisiones que puedan afectar, estén afectando o hayan afectado colectivamente a quienes allí participen. Eso cobra una considerable importancia en el marco del proceso constituyente y en la actual situación político-económica.

Es por eso que Escalona llama a convocar Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos por todo el país, para que luego presenten sus conclusiones ante la ANC y las sometan a su consideración. “El programa mínimo de dichas asambleas debe ser que la ANC ordene que se publique la lista de quienes han recibido dólares preferenciales para importar bienes esenciales; la lista de los importadores que luego han vendido esos bienes a Dólar-Today, lo que constituye un delito, esta medida puede desarticular la especulación y golpear al Dólar-Today; que se investigue a las instituciones públicas que hayan importado bienes con dólares preferenciales y luego los han entregado a cadenas de distribución privadas, que organizan el “bachaqueo” corporativo, el contrabando, el acaparamiento y la especulación. Esto debe ser investigado en profundidad. Estas medidas podrían estabilizar los precios y derrotar la guerra económica”escribe Escalona en un reciente artículo [2].

Escalona no ha sido el único en hacer el llamado a la realización de las ACC: la constituyente por el sector campesino Emma Ortega, en una reciente entrevista por Alba TV instó a generar un sistema de control popular de los alimentos a través de ese medio de participación: “En primer lugar hay que conocer a ciencia cierta cómo se estructuran los costos de los alimentos que demandamos. Y en segundo lugar, a partir de allí las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos, en cuanto mecanismos de participación con poder vinculante, deben tomar la decisión de revisar todos los costos, para dar a los productos su justo valor. Tenemos que lograr autoregular e incidir en la estructura de costos [3]”.

Estos llamados parecen querer contrastar la fuerza de las corrientes conservadoras y/o en conflicto de intereses, presentes en el campo revolucionario. Respecto a éstas, nos recuerda Néstor Francia (él también constituyente) que “no se trata sólo del carácter del mensaje, sino sobre todo del ritmo que se da en los avances hacia la construcción de estructuras realmente revolucionarias a nivel del Estado” [4]. Esto pareciera explicar la demora de la ANC en presentar medidas en un tema que ha sido señalado como prioritario y para el cual además el pueblo organizado, desde sus múltiples y diversas experiencias, ha venido presentando sus propuestas. El carácter vinculante de las Asambleas de Ciudadanas y Ciudadanos les daría mayor fuerza.

Dice Julio Escalona respecto al rol de las y los constituyentes: “Nosotros no somos voceros, somos “mandataos” por el pueblo, por el poder originario. Nosotros recibimos un mandato, y ese mandato tiene que ver con las presiones específicas y directas del pueblo. Entonces, la manera de cumplirlas es primero informarse bien, en contacto con el pueblo, y en segundo lugar, rendir cuentas”.

La demora de la ANC en adoptar medidas económicas ha sido un desacierto en el complejo momento que está viviendo la Revolución Bolivariana. Escalona anima las organizaciones y los movimientos sociales a actuar: “históricamente, en las circunstancias difíciles se hacen cosas imposibles. Pero eso sí, con creatividad y cambiando de lógica”.

[1Art. 8 de la Ley Orgánica del Poder Popular (2010)

[3“Realidades y propuestas campesinas en la ANC” http://www.albatv.org/Realidades-y-propuestas-campesinas.html

[4Néstor Francia, “Sobre el Estado y el poder” (25/08/2017)

Julio, Rondón y las elecciones

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 09 de octubre de 2017

Rondón y las elecciones

Bien, se aproxima el momento de la verdad, al menos en el sentido del tiempo inmediato. El otro, el extendido tiempo de la verdad histórica de la época, apenas empieza a transcurrir, estamos en los prolegómenos de la transformación definitiva, de la salvación o del hundimiento, del destino luminoso o de la extinción, y nos referimos a la Humanidad toda y no solo a nuestra efímera representación temporal, la de nosotros, quienes respiramos hoy el aire de este planeta que nos tocó habitar. El 15 de octubre de 2017 está más cerca que mañana, está allí, a menos de un nanosegundo en el tiempo histórico. Pero cuán larga nos parecerá esta semana pletórica de expectativas a nosotros, simples y fugaces mortales.

Se podría decir que la suerte está echada, aunque nunca se sabe, cualquier cosa nos puede reparar el breve período que abarca hasta el evento electoral. Hay denuncias de un plan de la derecha para evitar los comicios. Nosotros avizoramos que habrá elecciones, más allá de que algunos puedan intentar cualquier cosa. Hasta ese día, los más extremistas están incapacitados políticamente para torcer el destino más próximo: sí, habrá elecciones. La pregunta es ¿qué pasará el día después?

Con su sabiduría de viejo combatiente, con la mirada crítica de quienes crecimos en Venezuela luchando en los años duros, los 60 y 70 del pasado siglo, Julio Escalona lanza la advertencia: “Después de la batalla decisiva del 30J el pueblo centró sus expectativas en la ANC. Se conquistó la paz con respecto a la violencia callejera, pero la guerra no cesó. Sólo cambió la forma acentuando la especulación y una escasez crítica de alimentos y medicinas. Según consultas realizadas en asambleas, ello ha generado indignación, angustia, afectando la moral de la población. Se siente que no ha habido hasta ahora medidas públicas efectivas para derrotar la especulación, arma clave de la guerra imperial, lo que estaría generando una tendencia al voto castigo mediante la abstención electoral”. Interesante, aunque el antídoto para el chavismo lo menciona igualmente Escalona: “La abstención tiene que ser derrotada. No se trata sólo de derrotar a los candidatos opositores. Es a la política de Trump. La intervención directa en el interior del país no se ha dado porque los hemos derrotado políticamente en la OEA, otros organismos multilaterales y el pasado 30J. Cada gobernación que ganen, se convertirá en base para la guerra imperial y el derrocamiento del proceso bolivariano”.

Nosotros compartimos las dudas de este veterano soldado revolucionario, ya lo hemos dicho. Sin embargo, debemos añadir que la percepción de que el Gobierno no hace lo suficiente para enfrentar la agresión del enemigo no es lo único que está sobre el tapete, eso igualmente lo hemos mencionado ya.

El enemigo también está consciente de que se trata de una dura batalla, no está esperando resultados similares a los de diciembre de 2015. Por eso está “cogiendo piedras” desde ya.

El Parlamento en desacato cuestionó la imparcialidad del Poder Electoral en Venezuela porque este no ha modificado las tarjetas de votación con los candidatos de la oposición, y advirtió que ese órgano rector pasaría a ser cómplice de una estrategia del Gobierno para confundir al elector opositor. La Asamblea Nacional afirmó el pasado martes que el Consejo Nacional Electoral está incurriendo en discriminación política al supuestamente violar la ley de procesos electorales de cara a los comicios regionales. La MUD recrimina al ente comicial que no ha permitido la sustitución de candidaturas y será este uno de sus principales argumentos a la hora de cuestionar los resultados si no le son claramente favorables (o si le son del todo desfavorables, como también puede ocurrir). La carga será contra el CNE y, por mampuesto, contra la “dictadura”. Así está ya montada la zaragata: o ganan o arrebatan, o salen victoriosos o tratarán de entrar en una nueva etapa de violencia, seguramente con intención de nuevos bríos y escaladas.

¿Podrán conculcar el poquito de paz que hemos logrado? No están en las mejores condiciones, hoy parecen aun más divididos que ayer y la moral de sus huestes está por el suelo. Todo eso es verdad, pero también lo es que siguen contando con recursos y respaldo político del imperialismo y sus aliados en el continente y más allá de él. De hecho, ya se mueven en el sentido de trasladar el probable zafarrancho allende nuestras fronteras. Los diputados en desacato aprobaron informar a la Organización de las Naciones Unidas y a otras organizaciones internacionales “que hacen seguimiento a la situación institucional venezolana acerca del riesgo que se cierne sobre el próximo proceso comicial”.

El rector opositor del CNE, Luis Emilio Rondón, arrimó la brasa a la sardina opositora en ese sentido y afirmó que “Es una obligación del CNE la divulgación y conocimiento de la oferta electoral y evitar que se propicien votos nulos. Por tanto, es ilegal impedir sustituciones de candidatos”. En este momento el argumento principal del “fraude” no son las máquinas de Smartmatic, ni las capta-huellas, ni la tinta indeleble. El tema de moda son las “sustituciones”, lo que seguramente irá acompañado de otros reclamos para no aceptar nada que pueda parecerse a una derrota.

Del lado nuestro, lo que mejor nos protegería de esas malas intenciones sería una victoria de dimensión inobjetable ¿Podremos lograrlo? Solo si Rondón le responde a Julio, y a la Patria toda, a pesar de los pesares.

Venezuela: ¿Quiénes son los importadores especuladores?

por Julio Rafael Escalona Ojeda*

Rondón, salve Ud. la patria

3oct17.- Después del paso de Los Andes, Bolívar libra la campaña para liberar la Nueva Granada y Rondón se hizo famoso por entrar en la batalla y decidirla a favor de la patria. “Rondón no ha peliao” se ha hecho sinónimo de pueblo combatiente. Después de la batalla decisiva del 30J el pueblo centró sus expectativas en la ANC.

Se conquistó la paz con respecto a la violencia callejera, pero la guerra no cesó. Sólo cambió la forma acentuando la especulación y una escasez crítica de alimentos y medicinas. Según consultas realizadas en asambleas, ello ha generado indignación, angustia, afectando la moral de la población.

Se siente que no ha habido hasta ahora medidas públicas efectivas para derrotar la especulación, arma clave de la guerra imperial, lo que estaría generando una tendencia al voto castigo mediante la abstención electoral.

La abstención tiene que ser derrotada. No se trata sólo de derrotar a los candidatos opositores. Es a la política de Trump. La intervención directa en el interior del país no se ha dado porque los hemos derrotado políticamente en la OEA, otros organismos multilaterales y el pasado 30J. Cada gobernación que ganen, se convertirá en base para la guerra imperial y el derrocamiento del proceso bolivariano. Hay que convocar, antes y después del 15-O, asambleas de ciudadanos por todo el país cuyas conclusiones según el Art. 70 Constitucional, son vinculantes y presentarlas ante la ANC para someterlas a su consideración.

El programa mínimo de dichas asambleas debe ser que la ANC ordene: que se publique la lista de quienes han recibido dólares preferenciales para importar bienes esenciales; la lista de los importadores que luego han vendido esos bienes a dólar-today, lo que constituye un delito, esta medida puede desarticular la especulación y golpear al dólar-today; que se investigue a las instituciones públicas que hayan importado bienes con dólares preferenciales y luego los han entregado a cadenas de distribución privadas, que organizan el “bachaqueo” corporativo, el contrabando, el acaparamiento y la especulación. Esto debe ser investigado en profundidad. Estas medidas podrían estabilizar los precios y derrotar la guerra económica.

Rondón, la ANC y el presidente Maduro estarían salvando la patria y el 15-O celebraríamos una victoria popular.

* Constituyentista de la ANC, sector pensionados

Un pueblo entre rabia, esperanza y grandes expectativas en la ANC

por Julio Escalona*

Última oportunidad para el chavismo

El 30J el pueblo dio varias lecciones a gobierno y oposición. El pueblo chavista se levantó por encima de las dificultades y de su rabia, para defender la patria y reencontrarse con la esperanza en los resultados de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El presidente Maduro ha comprendido que esta es una última oportunidad. Si la ANC no toma medidas urgentes sobre la situación que vive la población, se disipará la confianza. También esto es hacer justicia, desechando, si se presenta, cualquier forma de triunfalismo. La desesperanza favorecerá el fascismo.

Sólo el pueblo constituyente puede controlar a la ANC

Las expectativas en torno a lo que hará o no hará la ANC son muy grandes ¿Lo habremos captado los constituyentes? ¿Las viejas manías de control de los partidos se impondrán? ¿La desconfianza en el debate abierto y soberano de voceros plenipotenciarios, tratará de ser frenada mediante formas disciplinarias y de control? La ANC es plenipotenciaria y soberana. Sólo el pueblo constituyente la puede supervisar absolutamente.

Ella puede y debe autocontrolarse mediante debates fraternos y unitarios. Esta es una experiencia nueva, original que el presidente Maduro ha propuesto no sólo a los venezolanos sino al mundo entero. Los constituyentes probablemente aún no hemos calibrado el tigre que nos toca cabalgar. Pero debemos saber que el que cabalga un tigre no se puede bajar.

Pacientemente debemos elaborar sus estatutos y formas de funcionamiento. Yo no sé sobre eso. Los que saben no deben impacientarse. La experiencia que vayamos adquiriendo será la maestra que nos guíe. Es mejor no saber que saber mucho cuando nos enfrentamos a lo nuevo. La experiencia vivida suele parecerse bastante a la mujer de Lot: siempre mirando hacia atrás. Lo nuevo no es mudo ni sordo. Si lo oímos y le hablamos amorosamente, seguramente nos revelará sus secretos. Si lo hacemos juntos será mejor y más rápido. Lo nuevo es nuevo y lo mejor que haremos, creo yo, es reverenciarlo, para comprenderlo más rápido. El temor a que se nos vaya de las manos, no es buen consejero, como generalmente ocurre con el temor.

Importancia de la convivencia vecinal y la polarización

El pueblo opositor va comprendiendo que la violencia no es el camino. Si el pueblo chavista sabe rescatar la convivencia vecinal, ella será guía fraterna y pedagógica. Es el diálogo expresado desde el pueblo pues no chavistas también votaron.

Dialogo incluyente

En consecuencia la polarización embrutecedora debe desaparecer y dar paso a la convivencia del pueblo explotado, independientemente de diferencias políticas o de otro orden, pero unido contra los opresores y las diferentes formas de injustica, incluso las que provengan desde el Estado, así este se llame socialista. La Asamblea Nacional Constituyente debe estar al servicio de la convivencia vecinal, de la unidad del pueblo, chavista y no chavista, mediante un programa donde puedan converger las diferentes aspiraciones.

El pueblo no eligió representantes, dio mandatos

El 30J el pueblo mandató a los constituyentes, no los nombró representantes. La ANC es un poder derivado que debe rendir cuenta permanentemente al mandante.

Facilitar frecuentes asambleas bajo la forma de Asambleas de Ciudadanos, cuyas decisiones son vinculantes, lo que significa, en este caso, que se convierten en temas de obligatorio debate para la ANC. Esta es diversa, como diverso es el pueblo, que debe expresarse directamente en el seno de la ANC.

Los movimientos sociales, grupos y organizaciones populares, deben permanecer muy activos en la calle, pero no para la simple agitación. La unión entre el poder derivado y el poder constituyente es una garantía de que el pueblo no se desmovilice pues la intervención extrajera es un hecho. Esa unión será garantía de un pueblo alerta y siempre preparado para la defensa de la patria.

Servir obedeciendo

La ANC no debe ser instancia cerrada. Debe abrirse a la presencia de movimientos populares, interclasistas (incluidos, por supuesto, los no chavistas), que sean invitados o que pidan participar y ser oídos. La unidad ANC-Pueblo Constituyente será una gran escuela que se desarrollará en barrios, fábricas, universidades… contribuir a romper la polarización que embrutece y unir al pueblo explotado es tarea obligatoria. Servir obedeciendo para ser otro pueblo, otra nación, que estarán reivindicando la humildad, la gratitud, la aceptación transformadora, luz que ilumina y purifica a chavistas y no chavistas, un solo pueblo que va construyendo el despertar de la región latinocaribeña y el mundo.

Objetivo inmediato: defensa de la soberanía y la independencia

Un proceso que en lo inmediato pone el acento en la defensa de la soberanía y la independencia, que es una manera de enfrentar la tendencia del capital internacional a destruir los Estados y las fronteras nacionales, para imponer las fronteras que el mercado mundial va estableciendo en función de la división internacional del trabajo y las necesidades globalizadoras que el capital financiero, eje del poder mundial del capital, va organizando, apoyándose en las redes digitales que las modernas tecnologías de la información y la comunicación van construyendo. Por supuesto, esto no implica ocultar la lucha por el socialismo.

Contra el monopolio de la información y la hegemonía cultural

Frente a las redes digitales que el capital construye, fundadas en el dominio de las tecnologías de la información y la comunicación sobre las redes sociales, sobre las sociedades, sobre la gente, sobre el cerebro y el alma humana, levantar verdaderas redes sociales que se distingan y enfrenten al monopolio de la información y la cultura, que el capital va organizando, invadiendo todos los espacios de la vida tanto social como personal, alimentando la vigilancia y el control social que las grandes agencias de seguridad mundial van estableciendo, como una gran dictadura que nos vigila siempre, día y noche, destruyendo la vida privada, las relaciones interpersonales que los seres humanos van estableciendo como reino del afecto, del amor y sustituyéndolas por las relaciones mercantiles que el “homo económico”, experto en competir y aprovechar individualmente las “oportunidades”, que el mercado ofrece, en una batalla perpetua con sus semejantes, que vulnera nuestras cualidades y esperanzas como seres humanos, fundadas en el amor romántico y el amor altruista, que se expresan en el dar sin esperar nada a cambio, fundamentos de los valores socialistas, de una nueva cultura que no se funda en la acumulación de capital mediante la maximización de las ganancias intensificando la explotación de los trabajadores, sino en la liberación del trabajo que se corresponde con una nueva hegemonía cultural basada en la cooperación solidaria, en el amor altruista.

Liberación del trabajo y liberación de la producción

Liberación del trabajo relacionada con la liberación de los medios de producción con respecto al monopolio del capital, que implica no solamente mayor justicia en la distribución de la producción, sino en la liberación de esta, cuando la producción va siendo apropiada, administrada, dirigida por una sociedad de seres humanos libres. No se trata solamente de un Estado del bienestar, sino de un poder del pueblo organizado, que implica no sólo liberación de la humanidad sino liberación de la naturaleza, pues sin una naturaleza libre no hay sociedad humana libre.

* Constituyente de la ANC de la RBdV 2017 por el sector pensionadas y pensionados.

valencia.ojeda7@gmail.com

Sr Presidente, conduzca Ud la marcha hacia el revocatorio

por Julio Escalona – radiomundial.com.ve

Por supuesto, Ud. no lo puede convocar. La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) establece un procedimiento claro. Lo que Ud. puede es llamar e incluso retar a los sectores radicales de la oposición que están dispuestos a incendiar al país pidiendo su renuncia, a que tomen el camino constitucional. A que se atrevan a tomar ese camino y conocer la derrota.

¿Por qué sugiero eso?

Creo que el resultado electoral compromete, de alguna manera, a todos los que militamos en el proceso bolivariano. Especialmente a los dirigentes de dicho proceso y particularmente al Presidente de la República, compañero Nicolás Maduro, nuestro líder máximo.

La decisión del Presidente Maduro de aceptar rápidamente el triunfo de la oposición y señalar tareas importantes para los revolucionarios venezolanos, lo afirma como presidente.

Sin embargo, debido a la conducción del enfrentamiento a la guerra económica y a problemas en el desarrollo de la campaña electoral y sus resultados, la derrota experimentada en estas elecciones, algunos militantes están pidiendo la renuncia del presidente Maduro.

Eso es un error. La Presidencia de la República nunca estuvo en juego ni está en juego en este proceso de consulta electoral que está concluyendo. No podemos dejarnos confundir con campañas opositoras que sólo tienen como fin la desestabilización del gobierno bolivariano.

Sin duda ha habido errores, pero debemos organizar el diálogo y el debate y no simplemente personalizarlo, independientemente del peso del Presidente Nicolás Maduro. Ello puede conducir a un enfrentamiento entre personalidades sin penetrar en el fondo de los procesos y las reales responsabilidades políticas, sin negar que haya habido y hay responsabilidades personales, hay que ir al fondo de los errores sin complacencias.

El chantaje con el referéndum revocatorio y la derogación de leyes

La oposición, como obtuvo la mayoría calificada, como parte de la guerra psicológica que se continúa librando, corre rumores diciendo que pueden destituir al presidente Maduro. Es bueno aclarar que la Asamblea Nacional, bajo ninguna circunstancia, tiene atribuciones para destituir, por sí misma, al presidente Maduro, ni ahora ni más adelante.

No se trata de destitución. Lo que establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) en su Art. 72 es la posibilidad de revocar el mandato de funcionarios electos. Ese artículo dice:

Todos los cargos y magistraturas de elección popular son revocables

Transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria, un número no menor del veinte por ciento de los electores o electoras inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su mandato. Cuando igual o mayor número de electores y electoras que eligieron al funcionario o funcionaria hubieren votado a favor de la revocación, siempre que haya concurrido al referendo un número de electores o electoras igual o superior al veinticinco por ciento de los electores y electoras inscritos o inscritas, se considerará revocado su mandato y se procederá de inmediato a cubrir la falta absoluta conforme a lo dispuesto en esta Constitución y en la ley.

La revocación del mandato para los cuerpos colegiados se realizará de acuerdo con lo que establezca la ley.

Durante el período para el cual fue elegido el funcionario o funcionaria no podrá hacerse más de una solicitud de revocación de su mandato.

Esto es lo que la CRBV establece y con lo que el mando opositor trata de manipular y chantajear. Ahora bien, hay que comprender que muchos compañeros estén molestos, afectados, con rabia y por supuesto, piensen en la renuncia del Presidente de la República, lo que crearía un grave vacío de poder. Ese no es el camino pues lo que ocasionaría sería debilitarnos y facilitar el trabajo de la oposición para derrocar al proceso bolivariano.

La oposición amenaza con abrir un proceso revocatorio en correspondencia con el precitado Art. 72. Pero eso no es más que una maniobra para crear ruido, para tratar de mostrar que ellos tienen el mando y que nos pueden acorralar, incluso, forzar la salida del presidente Maduro. Esto no es posible, pero suponen que eso puede amedrentar al pueblo bolivariano y generar desmoralización y desesperación, sobre todo en el marco de una profundización de la guerra mediática.

Todas las declaraciones que están dando, amenazando con eliminar la Ley del Trabajo, sobre precios justos, propiedad inmobiliaria, cerrar el canal de la Asamblea Nacional, etc. son maniobras diversionistas para mantenernos en estado de shock tratando de ganar la guerra psicológica, independientemente de que van a tratar de concretar esos objetivos.

Creo que con valentía debemos asumir el proceso revocatorio, demostrar que no le tenemos miedo y que si se da lo ganaremos. El presidente Maduro debería decirles claramente que preparen los requisitos para pedir el revocatorio, que es bienvenido, que el participaría gustoso y de esa manera ponerlos contra la pared, quitarles la iniciativa, parar las maniobras y dejarlos sin fuerza para continuar chantajeando con el referéndum revocatorio.

Incluso, es preferible empujar por la vía del referéndum revocatorio, que dejar abierto el camino a las guarimbas pidiendo la renuncia del presidente Maduro. Esas guarimbas serían más dañinas que la vía constitucional, sobre todo si la iniciativa parte del presidente Maduro. El presidente Maduro es capaz de asumir sus errores y él lo ha reiterado en más de una oportunidad. La aceptación activa del referéndum revocatorio sería también una forma de autocrítica.

La batalla para revocar a los diputados

Sobre esto es importante estudiar el contenido y amplitud del Art. 197. Este dice:

Los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional están obligados y obligadas a cumplir sus labores a dedicación exclusiva, en beneficio de los intereses del pueblo y a mantener una vinculación permanente con sus electores y electoras, atendiendo sus opiniones y sugerencias y manteniéndolos informados e informadas acerca de su gestión y la de la Asamblea. Deben dar cuenta anualmente de su gestión a los electores y electoras de la circunscripción por la cual fueron elegidos y elegidas y estarán sometidos o sometidas al referendo revocatorio del mandato en los términos previstos en esta Constitución y en la ley sobre la materia.

Lamentablemente esa ley no ha sido elaborada, pero es posible apelar a este artículo constitucional y mantenerlos en jaque para que se sientan amenazados por el revocatorio de su mandato y la posibilidad de que tengan que ir a una nueva elección. Eso tendríamos que aplicárselo también a nuestros parlamentarios para obligarlos a cumplir con sus deberes.

Este artículo hay que relacionarlo con los Arts. 5° y 6°. El artículo 5° establece taxativamente que la soberanía reside en el pueblo y es intransferible. Los diputados son unos mandatados. Pueden ser representantes que reciben un mandato, esencialmente son mandatados que deben rendir cuenta a sus electores. Son mandatados que sirven obedeciendo.

El Art. 6° deja claro que los diferentes mandados son revocables por tanto podemos mantenerlos en jaque y responderles medida por medida. Ello implica que nuestros diversos colectivos deben permanecer alertas y movilizados para convertir a los mandatados en gente que sirve obedeciendo.

Fue un triunfo del descontento y de la campaña que hizo la oposición

Hay una generalizada conclusión en el sentido de que, no fue un triunfo de la oposición sino un triunfo del descontento, lo que se complementa con que la oposición no hizo campaña.

Creo efectivamente, tal como Oscar Schemel lo afirmó reiteradamente, que al chavismo lo estaba derrotando el descontento; pero no es cierto que la oposición no haya hecho campaña. Afirmar eso puede significar que no comprendimos la campaña que la oposición estaba haciendo y por tanto, no la supimos contrarrestar y derrotar, lo que tiene que ver con los resultados que obtuvimos.

La oposición supo generar y multiplicar el descontento y procesos para “formatear” y “resetear” el cerebro de la gente. Creo que el gobierno no logró descifrar plenamente esta estrategia. Nuestra campaña no parece haber comprendido ese proceso, pese a que en mi caso y otros, repetimos machaconamente que el campo de batalla era el cerebro, la manipulación de las emociones, la destrucción de las redes de solidaridad, el estímulo al individualismo y el renacimiento y multiplicación de la mentalidad y las valores capitalistas, la campaña electoral bolivariana continuó por el camino de los cuñas, las marchas, los mitines, el 1×10, las concentraciones, etc. No es que eso no se hiciese, pero el trabajo tenía que centrarse en el campo simbólico, de las emociones, los sentimientos… Al no comprenderse la naturaleza de la campaña que estuvo planteada y estará planteada, se creyó y se cree que la oposición no hizo campaña. En parte por ahí se nos fue la victoria. Quien comprendió muy bien este proceso fue Jorge Rodríguez e hizo excelentes programas en “La política en el diván”, pero la dirección de los medios públicos dejó esos programas y otros, inmovilizados en las pantallas de los televisores.

(Ahora cuando estoy revisando este artículo estoy oyendo una magistral explicación de Mario Silva sobre la ingeniería social que se desarrollo para quebrar la conciencia de la gente y lograr la victoria de la guerra económica).

En mi artículo publicado en Últimas Noticias el 21-10-15, escribí lo siguiente:

La derecha, promoviendo el bachaqueo y las colas, ha ido demoliendo el tejido solidario y lleno de esperanza, haciendo renacer el individualismo y prácticas capitalistas. Si hay retroceso electoral este será un factor decisivo. No se derrotará (a la derecha) con jingles, marchas… La agitación no es la prioridad. Requiere provocar un esfuerzo de reflexión, prácticas solidarias y un ejemplo de humildad y solidaridad de la dirección política. Sin privilegios y sin “chapeo”. No puede haber un pueblo sufriendo y una burocracia dispendiosa, como una nueva clase. El ejemplo del presidente Maduro debe ser emulado. Sin Chávez, está enfrentando problemas más difíciles.

Hay que explicar claramente temas como: no es cierto que el incremento de los salarios sea un factor inflacionario, que la liquidez que genera el BCV sea la causa de la inflación, su correlación es con los precios especulativos, tal como lo han demostrado José Gregorio Piña y Luis Salas.

El cerebro está siendo vaciado y llenado con basura mediática e ideológica, las emociones y los imaginarios están siendo “formateados” para “limpiarlos” de sueños libertarios. El cerebro es el campo de batalla. Jorge Rodríguez, hijo, puede hacer grandes cosas con su programa La política en el diván. Este y otros programas se deben colocar en espacios públicos para que la población los conozca.

Vamos a votar por las listas del Polo Patriótico, pero después del 6D vamos a implementar los artículos 5° y 6° constitucionales para fundamentar que ellos no son representantes populares. Son unos mandatados que deben presentar cuentas ante el pueblo, dueño de la soberanía, y vamos a luchar para implantar la democracia participativa y protagónica, llamando a revocar a quienes no sean servidores del pueblo..

Como puede leerse, advertí sobre la posibilidad de un retroceso electoral vinculado con las características de la campaña.

Caracterizar mejor a la oposición

Esta es una oposición transnacional cuyos vínculos principales son con el capital, no con la nación venezolana. Por eso mismo su campaña electoral no fue diseñada, orientada y dirigida desde Venezuela sino desde EEUU. Por eso nos parecía que estaba como paralizada, pero no era así. Su campaña estuvo avanzando siempre con recursos informáticos, mediáticos, de inteligencia, militares, tecnológicos, de manipulación de la conducta y del cerebro. Menos con los recursos de una campaña electoral tradicional. Por eso decíamos no se les ve, han invisibilizado los candidatos, no se ven los afiches, etc.

Mientras, nosotros nos súper visibilizamos con marchas, grandes concentraciones, consignas, afiches, etc. pese a que tenemos grandes comunicadores. Los trabajos de Miguel Pérez Pírela, Mario Silva, Walter Martínez, Larissa Costas, Los Robertos, los jóvenes de Zurda Konducta, el Profesor Lupa, etc. no los supimos aprovechar confinándolos a las pantallas de la TV.

Dos visiones, dos éticas, dos culturas

Creo que fueron dos visiones diferentes de la comunicación y de la ética. Una caracterizada por la manipulación científica-tecnológica-militar, internacionalizada y la ética de los nazis; otra que intentó vincularse a nuestra cultura, menos científico-tecnológica y una ética mas relacionada con los valores democráticos, pero que, me parece, no encontró un perfil con una visión de conjunto, integradora de la ciencia, la tecnología, con las emociones, los sueños, la utopías libertarias… Más afectada por la cultura rentística del modelo petrolero transnacional y por eso trató de resolver muchos asuntos a “realazos” y con la dádiva demagógica, subordinadora de la conciencia y corruptora de los vínculos políticos, que en lugar de liberar, tienden a subordinar y corromper.

El pueblo venezolano fue colocado en estado de shock

Fuimos atacados por un complejo comunicacional internacional, súper mediático, de inteligencia, militar, político, diplomático, de ciencias de la conducta, de manipulación del cerebro, de manipulación de la mentira para convertirla en verdad, para la conversión de victimarios en víctimas apelando a las tácticas que utilizaron los nazis, etc.

Un día intervenía o declaraba Obama, otro día Kerry, el jefe del Departamento de Estado, otro día Kelly, el jefe del Comando Sur; otro día algún ex–presidente de América Latina o el gobierno español o líderes de la Unión Europea… Luego el Secretario General de la OEA, o Santos o la Corte Suprema de Chile o todos a la vez…

Repentinamente un avión de EEUU viola el espacio aéreo venezolano, la IV flota se mueve (cierto o no), un súper portaaviones se mueve en dirección a Venezuela para colocarse frente a nuestras costas coincidiendo con el día de las elecciones…

Como piso de todo esto las operaciones para devaluar el bolívar, el dolar-today, el contrabando, el acaparamiento, la hiperespeculación, la escasez inducida, las colas, el bachaqueo, la corrupción, la ineficiencia y la burocracia, la detención de los sobrinos de Cilia Flores, la caída de los precios del petróleo, la deuda externa, los problemas de la balanza de pagos, los errores económicos, el no saber qué hacer con la economía…

Siempre he reconocido los errores, pero no se puede dejar de denunciar que hubo guerra económica, Por ese camino, la negación de la guerra económica, se prepararon las condiciones para alimentar y multiplicar el descontento y favorecer la votación contra el gobierno.

Es un guión copiado de la doctrina del shock, que me recuerda a Milton Friedman, en el Chile de Pinochet. Yo creo que este señor, premio Nobel de Economía, un día, cuando haya justicia en la tierra, será juzgado, en ausencia, por crímenes de lesa humanidad.

Precisamente, Friedman sostenía que una situación de shock podía lograr que lo políticamente imposible se hiciera políticamente necesario. Es decir, la gente está dispuesta a aceptar o hacer lo que sea para tratar de salir de las situaciones que la colocan en estado de shock, pero sin lograr comprender el fondo de la cuestión.

En el caso de Venezuela, para que desaparezcan las colas y los bienes estén de nuevo en los mercados, desaparezca la inseguridad, se pueda recuperar la posibilidad de salir de noche, etc. es necesario derrotar al chavismo.

Esta es la oferta que la oposición estuvo realizando como parte de su campaña electoral: si se derrotaba al chavismo la causa de los problemas desaparecería y todo volvería a la normalidad. Eso no va a ocurrir, pero la ilusión es más poderosa que la realidad. Mientras la oposición difundía estas ofertas nosotros andábamos en marchas, el 1×10 y en mitines donde no se hacía pedagogía política, es decir, no se desmontaban los mitos que con bastante éxito la oposición andaba difundiendo sobre el origen de la inflación, el incremento de los precios, la inconveniencia de aumentar los salarios, etc.

También me recuerda cuando la “contra” de principios de los 80 asedió a Nicaragua y creó la situación de una guerra sin fin que generó una situación de shock. La cuestión de primera necesidad para el pueblo de Nicaragua era la finalización de la guerra.

Dentro de ese proceso se dieron las elecciones para elegir presidente. A Daniel Ortega se le enfrentó la Sra. Violeta Chamorro, con la oferta de concluir la guerra. La guerra estaba financiada, organizada y conducida por EEUU, quien a su vez asesoraba y financiaba a Violeta Chamorro. La guerra fue estimulada para derrotar al sandinismo, lo que se logró finalmente mediante unas elecciones, una vez que a través de la guerra la población fue colocada en estado de shock.

En un libro de Naomí Klein, llamado La Doctrina del Shock, estos procesos están bien explicados. Si alguien no puede leer el libro, puede buscar en Youtube un documental, del mismo nombre, que dura aproximadamente una hora e incluye las ideas fundamentales.

Ciertos errores

Espero poder hablar sobre este tema más adelante. Ahora creo necesario resaltar algunos errores.

  1. La conversión de la política social en dádiva pues esto hizo a la gente más dependiente del Estado, deterioró la conciencia y la degradó; no dio, porque no podía darlos, resultados políticos a favor del chavismo, mucho menos a favor del socialismo.Gente ha venido recibiendo la dádiva y vota por la oposición. La Gran Misión Vivienda ha desperdiciado la oportunidad de organizar y educar a la población.

  2. Una y otra vez propuse que se llevara adelante una política de retribución solidaria asociada a la gratitud. Al otorgarse una vivienda se transfiere renta petrolera. Se trasfiere trabajo y naturaleza. Insistí en que era y es necesario que la gente se comprometa con la sociedad, por lo menos en espectos sencillos como el mantenimiento de los edificios, con la limpieza de las áreas comunes, con la seguridad colectiva, el desarrollo de la agricultura urbana, etc. como un proceso de vida colectiva y solidaria. ¿Es esto imposible? No lo es.

  3. La repetición de una campaña electoral tradicional al no reconocer los nuevos contenidos, los nuevos retos y la necesidad de la pedagogía política como uno de los ejes fundamentales de la campaña electoral.

  4. Los procesos de corrupción que parecen haberse desbordado y el pueblo lo ha captado generando desconfianza y afectando la moral. Probablemente esto fue factor de abstención y de voto castigo.

  5. El no saber qué hacer con la economía, con la burocracia, la ineficiencia, el maltrato de los funcionarios públicos a la población.

  6. El creer que los problemas económicos se podían resolver con los controles y la pura intervención del Estado. No fue posible organizar a la población para enfrentar la guerra económica y generar capacidad productiva autogestionaria.

  7. Nunca los funcionarios públicos se identificaron con el sufrimiento de la población. Por el contrario, se mantuvieron alejados de ese sufrimiento y la apariencia fue que mientras el pueblo sufría, ellos se mantenían en oficinas con aire acondicionado, cómodos carros con chófer, muy lejos de las colas.

  8. El sectarismo, la prepotencia, la sordera, la falta de humildad y sensibilidad popular, incapacitaron a dirigentes en los distintos niveles para conectarse con la población y poder comprender sus reclamos, dolores y demandas.

  9. No fue posible resolver el toque de queda que la alianza de paramilitares y el hampa organizada impuso, que significó que a las 8pm la gente se iba refugiando en sus viviendas. Esa situación sigue sin resolverse.

  10. El descontento en los jóvenes fue creciente por no poder ir al cine, no poder organizar reuniones por las noches, fiestas, etc. Muchos están optando por irse al extranjero.

  11. El gobierno enfrentó con mucho retraso el problema del paramilitarismo. El problema carcelario sigue sin resolverse y todavía quedan cárceles que son centros de actividades de la delincuencia organizada.

  12. No me referiré con amplitud en este ensayo a los asuntos estructurales. Sólo mencionaré algunos más adelante.

La inconstitucional anulación de la representación proporcional de las minorías ha favorecido la barrida de la oposición. ¿Qué dice el TSJ?

Este problema merece una amplia atención pues es necesario restablecer, en esta materia, la plena vigencia de la CRBV. Ha sido un grave error haber violado ese principio y eso está detrás de la barrida que ha hecho la oposición. La normativa actual en lugar de darle representación a las minorías, lo que hace es fortalecer al bipartidismo, es decir, la polarización partidista, perniciosa, sin contenido social. Lo que hace es fortalecer a ciertas cúpulas burocráticas (del gobierno y de la oposición) que se han venido beneficiando del cadivismo y otras irregularidades.

La normativa actual favorece que el ganador lo tome todo. La representación proporcional de las minorías hubiese impedido que la oposición obtuviese la mayoría calificada. Las instancias gubernamentales que han participado en el sostenimiento de la normativa vigente, son responsables de esta debacle y objetivamente han trabajado contra el pueblo y el proceso bolivariano, ¿Por qué el Tribunal Supremo de Justicia ha guardado silencio? ¿Y la Sala Constitucional qué? Casi que provoca decir: ¡Pueblo, reconócelos! ¿No les llamó la atención que la demanda que introdujo la oposición fue retirada casi de manera subrepticia?

Los que causaron la herida no pueden sanarla

Ha habido errores, ha habido cosas mal hechas, etc. Estas pueden ser consideradas y perdonadas; pero los cadivistas, los ladrones, los estafadores, los criminales, etc. no pueden ser perdonados. Tienen que ser juzgados y condenados duramente. Son de los responsables de la crisis y de las penas que la gente ha experimentado. Están en el gobierno, en la oposición, entre los empresarios… Muchos han llegado a la asamblea nacional. Están en las letrinas y en las cunas de oro.

Sus dagas, sus lenguas de serpiente han causado las heridas a la gente y a la tierra. La tierra que nos da el generoso petróleo ha sido transmutada en pletóricas cuentas bancarias que circulan por el sistema financiero internacional mientras generan pobreza, escasez, muerte material y espiritual. Ellos no pueden sanar las heridas. Sólo pueden profundizarlas tratando que de ellas brote más renta petrolera y su contrapartida, la sangre de los pobres.

Compañero presidente, en estos días cuando se necesitan y se anuncian rectificaciones, cambios de rumbo, cuando el Presidente Chávez lo espera con una bandera que dice: Golpe de Timón, cuando la sombra de la traición trata de cubrirlo para nublarle el alma y paralizarle el corazón, le digo con todo respeto, con mucha humildad, con muchas peticiones de bendiciones y protecciones para Ud., le digo, aun cuando yo sé que Ud. lo sabe: tenga cuidado con quién se toma fotos, tanto en público como en privado. A veces las fotos y los fotografiados dicen más que las palabras.

Con la unión del pueblo bolivariano, chavista y no chavista, poner en práctica la democracia participativa y protagónica

Esta es la gran revolución que está pendiente: romper con la polarización en nombre de burocracias, que no tienen representación social popular, o ir hacia una polarización social en nombre de la consigna: ¡El pueblo unido jamás será vencido! ¡El pueblo unido es la voz de Dios!

Yo no estoy de acuerdo con las peticiones de renuncia, en ningún nivel. Lo que si se debe es exigir la rendición de cuentas, que tiene carácter constitucional. Hay que implementar un masivo proceso de rendición de cuentas que puede conducir a masivas peticiones de procesos revocatorios de gobernadores, alcaldes, etc. tanto del gobierno como de la oposición.

El pueblo bolivariano, chavista y no chavista, debe acordarse para con la unión del pueblo sacar a los corruptos, ineficientes y burócratas insensibles. Quitémonos la venda de los ojos: no al sectarismo, no a la polarización en nombre de los intereses de los otros, no a los enfrentamientos donde sangre del pueblo ha sido derramada.

No a la democracia plutocrática, sí a la democracia participativa y protagónica, Vamos juntos a construir una sociedad sólo de personas felices, libres y soberanas. Juntos podemos construir el paraíso en la tierra.

Abramos los ojos, no nos dejemos engañar por los burócratas de “izquierda” o de derecha. Sólo el pueblo salva al pueblo.

Compañero presidente, Ud. tiene las llaves de las puertas que conducen hacia la solución de la crisis.

Con humildad y respeto deseo hacerle algunos comentarios:

Vamos presidente, pase a la historia como quien supo levantarse con el pueblo para conducir a Venezuela y al continente latinocaribeño hacia el camino que confirme la redención, la soberanía, la independencia y la unión.

Levántese con el programa económico que fortalezca la esperanza del pueblo en que podemos salir de la pesadilla de las colas, la escasez, la hiperespeculación e ir hacia un proceso progresivo de superación de la pesadilla que vivimos. Aproveche que todavía tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

Convoque con ese programa a todo el pueblo. No olvide incrementar los impuestos a los bancos, los principales beneficiarios de la crisis, crear un impuesto extraordinario para castigar a los especuladores y bajar el IVA, no es justo que el pueblo sometido a la hiperespeculación, tenga que contribuir con las finanzas públicas.

En la implementación del impuesto extraordinario contra la especulación es conveniente estimular a los pequeños y medianos comerciantes para que se desvinculen de las cadenas especulativas y eso les resulte beneficioso, entre otros aspectos, en desgravámenes en el pago del impuesto sobre la renta.

Aparte del programa económico, humildemente le pido, trácele un horizonte a la sociedad venezolana fundado en el Programa de la Patria.

La solicitud para que todos los ministros pongan sus cargos a la orden es una decisión correcta y necesaria y plantea un camino correcto.

Ciertas debilidades estructurales y la derrota

Pese a los cambios que se han ido introduciendo en la sociedad venezolana, no ha sido posible revolucionar el modelo petrolero transnacional. El patrón de consumo, la falta de soberanía y seguridad alimentaria pues seguimos dependiendo de las importaciones.

Las vulnerabilidades de nuestra economía dificultan el sostenimiento de la soberanía monetaria, fiscal y financiera que se refleja en los déficits fiscales, los problemas en la balanza de pagos, los serios problemas que nos causan las fluctuaciones internacionales del precio del petróleo, la necesidad de recurrir al endeudamiento teniendo como soporte nuestras reservas petroleras, las debilidades de nuestra moneda…

No haber podido desarrollar un aparato productivo con mínimas fortalezas en la industria y la agricultura, que sigue determinando nuestro carácter de país mono exportador y las vulnerabilidades correspondientes, no nos facilitaron enfrentar una ofensiva como la que se lanzó. En consecuencia, fuimos derrotados con consecuencias muy serias.

La estrategia imperial de guerra permanente y desestabilización permanente, que se materializan en una guerra de baja intensidad. Las fuerzas imperiales han sabido explotar nuestras debilidades y en un período de más de 15 años han vulnerado nuestras defensas de carácter político.

Cuando de acuerdo con la estrategia imperial de guerra permanente la política se ha convertido en la continuación de la guerra por otros medios, la clave de la victoria o la derrota es poder y saber derrotarlos políticamene para evitar la agresión y la guerra y lograr el mantenimiento de la paz. Hasta la cumbre de Panamá, logramos derrotarlos políticamente. En la coyuntura político-electoral de hoy lograron armar una ofensiva integral en el plano político (cerco y aislamiento político), diplomático, de guerra psicológica, mediática, militar, de desmoralización y desmovilización de la población, de colocar a la población en estado de shock, que ha logrado propinarnos una derrota descomunal, cuyas consecuencias políticas son trascendentes.

Han sabido aprovechar el hecho de que la dirección política se ha debilitado por los procesos de corrupción existentes en la sociedad venezolana, la crisis moral en ciertos sectores y otras debilidades.

Sin duda, podemos recuperarnos de esta derrota. Sobre todo porque hay reservas de fuerzas populares que siguen en pie de lucha. Ello requiere la consolidación y fortalecimiento de la dirección política de manera urgente, para emprender la contraofensiva y tomar el camino de la victoria. Ello es posible. El presidente Maduro puede. Seguro sabrá decidir en qué fuerzas políticas, sociales y morales se va a apoyar para esta contraofensiva. Esa es una clave para avanzar hacia la victoria. En este ensayo sólo puedo mencionar y aproximarme a los problemas estructurales.

La crítica solidaria

Lo que algunos comenzamos a intuir hacia el final de la campaña, lo que ciertas encuestas fueron avizorando, finalmente es un hecho. Una derrota contundente se ha materializado.

Como se sabe mi posición fue de crítica solidaria y en esa posición me mantuve y me mantengo. Aun con desacuerdos, me mantuve y me mantendré defendiendo la gestión del presidente Maduro.

También me mantuve en una actitud crítica y propositiva. En la generalidad de mis artículos esa posición estuvo presente. Precisamente en mi último artículo, publicado el 01 de diciembre en Últimas Noticias y luego el 04 en Aporrea, a muy pocos días de las elecciones, concluyo de la siguiente manera:

Hay dudas en la población sobre la relación entre incremento de los precios y los salarios; inflación e incremento de la liquidez monetaria; la escasez y los problemas en la distribución de los bienes; la relación entre la corrupción y problemas que afectan a la población… Hace falta más pedagogía política.

Antes escribí varios artículos con sentido crítico y haciendo propuestas. Puedo recordar el siguiente: El precio de la gasolina, una política para ganar las elecciones y seguir siendo una nación soberana, publicado en junio de 2015 tanto en Aporrea como en patriaurgente.com

Mi hacer y mis desvelos están con Nicolás Maduro


por Julio Escalona

Contraponer al Presidente Maduro con la memoria de Hugo Chávez no es el camino

No creo que sea una buena política tratar de contraponer permanentemente al Presidente Maduro y al Presidente Chávez. Contraposición en la que el Presidente Maduro podría estar siendo descalificado y debilitado. Esto va más allá de la crítica y puede terminar golpeando la esperanza.

El Presidente Maduro ante los amigos y los enemigos es nuestro Presidente y eso debe quedar absolutamente claro sin dejar brecha alguna, ni “un tantico así”, pues si lo que algunos dicen sobre el deterioro de la confianza popular se estuviere materializando deberíamos tener mucho cuidado con echar agua para alimentar ese molino. Sin retirar las críticas, ellas deben buscar el camino de transformarse en propuestas de soluciones, propuestas que alimenten la confianza, la esperanza porque desde ese lugar es posible levantar un movimiento que, respaldando al Presidente, también demande soluciones y logre permear la voluntad del presidente, no simplemente confrontarla.

Abrir un frente de batalla contra el presidente es uno de los peores escenarios que podamos suponer. Creo que esto hay que valorarlo bien.

La oposición pese a todos los recursos que maneja no ha podido abrir ese campo de batalla. No creo que desde el chavismo sea posible y sobre todo, que sea conveniente. Ningún sector chavista tiene fuerza ni líderes carismáticos como para confrontar públicamente al Presidente Maduro, pero sobre todo, no creo que el chavismo se anote en un proceso que pueda ir en esa dirección. Lo que si podríamos es crear dudas, incluso, desencanto en un momento en que la guerra mediática contra el proceso bolivariano y en particular contra el Presidente, va a ser más intensa.

Una política de ese tipo puede revertirse hacia resultados no esperados. El Presidente Maduro no va a emprender cambios porque reiterada y cotidianamente se le emplace, se le cuestione, etc.

Una política orientada por la solidaridad, dirigida a fortalecer al presidente, que tenga un carácter propositivo y que pueda generar iniciativas positivas, creo yo, puede ser tomada en cuenta. Creo que la crítica pertinaz, incluso, me parece, a veces descalificadora, lo que podría provocar es la creación de barreras y estas no han ayudado nunca a la comunicación, al diálogo fluido y positivo. Creo pues en la crítica solidaria

La crítica solidaria

Va más allá de la llamada crítica constructiva que suele ser una elegante manera de descalificar. La crítica solidaria no niega al otro. Propone un camino de práctica común y reflexión sobre esa práctica común para dirimir las diferencias. En lugar de polemizar sobre razones, sugiere reflexionar sobre la práctica compartida y hechos que hablen por sí mismos.

El proceso bolivariano, como lo he venido repitiendo vive, probablemente uno de sus momentos más difíciles: se profundiza corrigiendo errores o puede estancarse. Por eso la crítica solidaria es muy importante, por tanto la necesidad de reflexionar sobre experiencias y tareas y menos sobre razones generales. La crítica es para fortalecer la esperanza, para intentar señalar caminos de redención, de liberación. Por eso debe ser fraterna y solidaria.

¿Cómo ayudamos al pueblo, sobre todo al pueblo bolivariano, a discernir mediante la maduración de su propio entendimiento y no mediante una “conciencia” que “se le introduce desde fuera”, a profundizar su práctica de lucha transformadora? El pueblo ha crecido y ha sabido resolver por sí mismo en las coyunturas dilemáticas donde se planteó la victoria o la destrucción del proceso bolivariano.

Es decir, no estamos ante un pueblo inexperto e inocente. Las críticas deben ser, entonces, creo, profundamente pedagógicas y que no parezcan descalificatorias, sino en propuestas para acciones constructivas fundadas en la esperanza.

Este pueblo supo qué hacer cuando el golpe de Estado de abril de 2002, cuando el paro petrolero de diciembre de 2002 y enero de 2003 y más recientemente, también supo que hacer, ahora con el liderazgo del presidente Maduro, ante el ilegal plebiscito que Capriles convocó en diciembre de 2013, y en los primeros meses de este año con las guarimbas que trataron de incendiar el país, lo que se hubiera facilitado si sectores del pueblo chavista hubieran salido a confrontarse con los guarimberos. El Presidente Maduro llamó a no caer en Provocaciones y esa orientación se cumplió.

Las deficiencias hay que decirlas, los errores hay que señalarlos y desenmascarar lo que no pueda tener otro nombre que delitos, pero siempre planteando propuestas, salidas, soluciones.

En esta línea de acción, no se puede aparecer como quien desacredita al Presidente Maduro. Observemos que así está siendo tomado por voceros chavistas y a partir de ese momento es difícil que alguien escuche aquello que de buena fe se quiera comunicar, enmendar, etc. Hay un malestar, un rechazo que está madurando hacia la crítica que pueda no ser cuidadosa, que puede extenderse a cualquier crítica por legítima que sea. No podemos generar más divisiones, más desencuentros. No digo esto como para que alguien se coloque una mordaza. Claro que el Presidente puede ser criticado y creo que ante la crítica solidaria va a ser receptivo. Creo que él espera la crítica solidaria.

Estamos enfrentados a una guerra de baja intensidad

Una vez más deseo reiterarlo. No hay paz ni en Venezuela ni en el mundo. La guerra es el argumento fundamental. Siempre tratando de rodearla de coberturas políticas y de la apariencia que se hace en nombre de la democracia y los derechos humanos. Por eso he dicho hoy que la política imperial es la continuación de la guerra por otros medios.

Esa es ahora la situación en el Medio Oriente con el llamado fundamentalismo islámico. Con el apoyo de EEUU, han tomado posiciones en Siria e Irak y esta ha sido la excusa para intervenir directamente en Siria con fuerzas militares estadounidenses y retornar a Irak con una coalición internacional y una extraordinaria cobertura mediática.

El trajinado califato islámico es, desde varios aspectos, una creación de Occidente. En verdad son mercenarios y son otra cara de Al Qaeda, una que pueda ser más digerida por el público que es manipulado por la dictadura mediática internacional.

De alguna manera es también una provocación a Rusia y de cierta forma también a China. En Ucrania trataron de poner contra la pared a Rusia derrocando al Presidente Yanukovich y colocando como presidente a un fascista reconocido que llegó al poder con el apoyo de bandas nazis alentadas por EEUU. Ante la enérgica respuesta de Rusia, ahora tratan de abrir otro frente en el Medio Oriente reforzando los esfuerzos por derrocar al gobierno sirio.

En Venezuela viene otra ofensiva guarimbera como una profundización de la guerra de baja intensidad, que puede tener como complemento una guerra de guerrillas en la frontera, emprendida por los narcoparamilitares contrabandistas, con apoyo de Uribe.

Quiero ratificar que si bien hay que alertar sobre errores y problemas hay que prepararse para enfrentar unidos la ofensiva imperial, sea cual sea y la forma que asuma y la manera como trate de encubrirse. Una de las claves de esos preparativos es la unidad y sobre todo, la unidad de acción, para saber derrotarlos políticamente garantizando la paz.

Estamos frente a un proceso nacional-mundial. Nuestro país es un campo de batalla de fuerzas trasnacionales, muchas de ellas de reconocida criminalidad y vesania.

Dialogando con Toby Valderrama

El día 11 de septiembre de 2014, Toby publica un artículo que titula, Julio Escalona tiene razón y realiza comentarios elogiosos hacia mi persona. Te lo agradezco mucho Toby no sé si los merezca. También te agradezco citar mi artículo.

En varios puntos no tenemos la misma mirada sobre el Presidente Maduro y sobre el desenvolvimiento del proceso bolivariano, pero no es como para para iniciar una polémica. He dejado de creer en las polémicas. No por temor sino porque no tengo una buena experiencia con ellas y no estoy seguro de su utilidad.

También debo decirte, aun cuando señalas que yo tengo razón, cuestión que también te agradezco pues he seguido tus escritos y no he visto que seas “jala” mecate, no me importa mucho hoy día tener o no la razón. Muchos de los asuntos en los que creo ahora, cada vez con más fuerza, como la esperanza, el amor, la fe, la solidaridad, la belleza, la fraternidad, la amistad, la compasión (uno de cuyos significados es padecer con el otro o la otra), el llanto de las tortugas, la obstinada defensa de los derechos de la madre tierra, de la vida y de todas las formas de vida, no he llegado a ellos fundamentalmente (o no sólo) por la vía de la razón. Más bien por la vía de la intuición, de la imaginación, de la pasión, de la ensoñación y cosas así…

¿Por qué un dialogo y no una polémica?

Generalmente las polémicas, es mi parecer en correspondencia con mi experiencia personal, se fundan más en las razones que en el hacer. Yo creo firmemente en un consejo que le dio Marx a la I Internacional, que en líneas generales puede expresarse así: la unidad de las corrientes diversas se fundamenta en la práctica común y en la reflexión sobre esa práctica común. Es decir, la reflexión, que puede conducir a las elaboraciones teóricas debería tener como sustentación el hacer común. Un proceso, digo yo, que pueda favorecer la construcción de espacios donde nos vinculemos a través de la práctica para que el que hace, el que piensa, el que sueña, puedan ser la misma persona. Es probable que esto se acerque a la propuesta que hace Marx en La ideología alemana, relacionada con la superación de la división del trabajo en trabajo manual y trabajo intelectual.

También me he estado inspirando en una frase de Galeano que dice: “Somos lo que hacemos. Sobre todo lo que hacemos para cambiar lo que somos.”

Aspectos del diálogo

Me alegra tu acuerdo en la necesidad de la solidaridad con el Presidente Maduro y no dejar que se debilite. Es verdad que otro problema es que él se debilite así mismo. De acuerdo, pero incluso en ese caso, creo yo que nuestro deber es, incluso en ese caso, tratar de sostenerlo, hasta en el supuesto de que él no lo desee.

Más adelante agregas: «el centro de su pensamiento (el mío) es: “El sacudón llegó un poco más allá de donde la relación de fuerzas lo permitía”.» Bueno, respetando tu derecho de lector a escoger lo que consideras el centro de mi pensamiento, diré que ese es un aspecto importante, pero yo trabajo, generalmente con ideas interdependientes, pero repito, esa es tu opinión sobre mi artículo y yo la respeto. Sólo trato de aclarar algo personal pues esa idea en mi artículo según lo que yo escribí es totalmente complementaria e interdependiente con la que sigue: “Desarrollar otra relación (de poder) fundada en el protagonismo popular es imprescindible y fortalece al presidente.” El alcance de la primera no se completa sino se acompaña con la segunda.

Quiero decir que desde el momento en que estamos tratando de construir una democracia participativa y protagónica, el protagonismo popular es decisivo para lo que el Presidente pueda hacer o no hacer. Por supuesto, las iniciativas presidenciales son sumamente importantes para el desarrollo del protagonismo popular, pero, ¿y las nuestras? ¿Qué hemos hecho, que estamos haciendo para contribuir con el protagonismo popular, un protagonismo que empuje al Presidente, que lo ayude a ir más allá? En mi caso personal reconozco que no estoy haciendo mucho. En ese sentido, me siento responsable por no contribuir al fortalecimiento del Presidente Maduro, para que él pueda ir más lejos con una correlación de fuerzas favorable.

También creo que ese aspecto tiene una importancia adicional: el protagonismo popular puede compensar el presidencialismo y de esa manera ir construyendo otra cultura política en correspondencia con el Art. 5 Constitucional que establece que la soberanía reside en el pueblo y es intransferible. En fin de cuentas es el pueblo el que debe ir trazando el rumbo y madurando en cada proceso ¿El Presidente Maduro tiene responsabilidad en este asunto? Sí, decisiva. Pero no es cómo para que sectores chavistas estén sintiendo que a diario hay como una especie de crucifixión hacia el Presidente Maduro. Ojo, no digo que eso se esté haciendo, pero es lo que por lo menos un sector chavista está sintiendo ¿Es ese el mejor ambiente para un diálogo que contribuya al encuentro pedagógico, a la reflexión serena? Sinceramente Toby, no lo creo, pero mi palabra es sólo eso, mi humilde palabra.

Creo que el Presidente Maduro ha hecho y hace esfuerzos por construir una dirección colectiva. Eso es un mérito. Luego, centrar toda la crítica en el Presidente Maduro, ¿no es una manera de contribuir al Presidencialismo? Tenemos una revolución en la medida que el poder se va constituyendo desde abajo y el sujeto pueblo es capaz de inclinar la correlación de fuerzas a favor de cambios en función de una nueva sociedad, aquella donde la minoría capitalista no sea quien monopolice el poder con los mismos métodos y valores con los que monopoliza el mercado. Esa misma minoría que sólo puede prosperar en medio de la escasez, pues es la que le permite especular con los precios.

Inmediatamente, Toby, en el párrafo que sigue digo: “El Estado y la sociedad siguen siendo capitalistas”. Es decir, seguimos trabajando con el mismo Estado, con la misma burocracia cuartorepublicana, no importa que ahora se llame chavista o bolivariana, con los mismos métodos, estilos y maltratos hacia la población… Más grave aún, con las mismas relaciones de poder, los mismos valores, sólo que ahora se les llama “socialistas”, aun cuando lo que sean, es “sociolistos”. Eso fue así ayer con el Presidente Chávez y posiblemente se haya agravado en la medida que ha pasado el tiempo y las camarillas burocráticas se van atornillando en el poder y desplazando a funcionarios honestos, revolucionarios, verdaderos servidores públicos.

La correlación de fuerzas dentro del aparato del Estado no es a favor de la revolución, pero no sólo hoy, ayer con el Presidente Chávez también era así. La corrupción y la política social fundada en la dádiva nos vienen haciendo un daño severo desde hace mucho tiempo, prácticamente desde que comenzó este proceso. Como sabemos esto impacta también a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), a los tribunales, al aparato educativo, a las empresas del Estado, a las organizaciones sindicales, en fin, a toda la sociedad. El Presidente Chávez trató de acelerar el proceso de cambiar la correlación de fuerzas dentro del Estado y avanzó pero la cuestión sigue planteada. Eso lo ha recibido el Presidente Maduro y en esa batalla está y estamos.

Pero también hay que reconocer a los funcionarios honestos que están ahí dentro, dando una batalla a veces desigual. Muchas veces nadando contra la corriente. Mi homenaje para todos ellos.

Por otra parte, una parte sustancial del aparato productivo y de la distribución de los bienes y servicios, sigue controlada por el capital.

Donde el Presidente Chávez avanzó más fue en la forja de un pueblo. Ahí está ese pueblo y ese pueblo está respaldando al Presidente Maduro. Yo creo que hay malestar, incluso, algunos sectores se desesperan; pero el bolivarianismo, el chavismo son un sentimiento arraigado y no serán destruidos fácilmente. Eso es lo que las encuestas están diciendo y es lo que yo puedo percibir. Yo me desplazo en esta ciudad en autobús, en metro, a pie, escuchando, viendo… Diariamente.

Cuando hablo de correlación de fuerzas hablo principalmente de este proceso que muy limitadamente he tratado de resumir.

Como dije antes, debemos ejercer la crítica, pero acompañándola con la esperanza y trabajar activamente por ella. Toby, tú y yo somos militantes de esta causa, nadie nos va a sacar de ahí. Yo respeto profundamente la pasión que le pones a todo esto. Es difícil encontrar otra manera de militar. Deseo continuar este diálogo aun cuando una parte de él probablemente deba ser privada.

En la parte como conclusiva de mi artículo señalo que:

“El eje de los cambios es la revolución del modelo petrolero. No se puede seguir financiando un patrón de consumo y producción transnacional y agrego ahora, un modo de vida imperial. Dice Luis Britto: ¿Es imperativo favorecer con tal subsidio (dólares preferenciales, NN) a firmas vendedoras de licor y agua azucarada?; Continuo diciendo yo: “O seguir financiando un patrón de producción fundado en corrupción e ineficiencia de empresarios prósperos (corruptos) y empresas quebradas”

“La transferencia de renta petrolera mediante créditos al sector privado debe cumplir requisitos: compromiso de fiel cumplimiento medido en volúmenes y lapsos de producción, compromisos sociales y ambientales; sostenibilidad de la inversión para que el fracaso, generalmente vinculado a corrupción e ineficiencia no sea premiado con nuevos créditos.”

El Presidente Maduro ha otorgado nuevos créditos al sector privado. No me opongo a eso ni creo que sea una traición. En el pasado el Presidente Chávez entregó milmillonarias sumas y el resultado principal es que ese capital fue transferido al extranjero y desviado hacia la especulación financiera, hacia la conspiración contra el bolívar para provocar devaluaciones y fuga de capitales, problemas en la balanza de pagos, déficit fiscal, etc., ahora los compromisos deben ser rigurosos de tal manera que en un plazo taxativamente estimado, esos créditos deben estar retornando a la sociedad convertidos en bienes y servicios, salarios, impuestos sobre las ganancias obtenidas, etc. De no ser así, el proceso bolivariano podría estar en proceso de ser derrocado. Estos resultados han sido uno de los efectos del modelo petrolero.

“Ese modelo petrolero es la raíz del deterioro del aparato productivo, el déficit fiscal, el endeudamiento, problemas en la balanza de pagos, la escasez, la inflación.” Es mi opinión que si no centramos aspectos de la crítica en este asunto, no estaremos, me parece, solidarizándonos y fortaleciendo al Presidente Maduro. Si se continúa profundizando el modelo petrolero transnacional, las campanas estarán doblando por el proceso bolivariano.

¿Cuándo vamos a reconocer el gran esfuerzo que viene haciendo el Presidente Maduro desde cuando siendo vicepresidente le tocó relevar a Chávez?

Unas breves palabras para decir que no es poca cosa la que le ha tocado al tener que tomar las riendas que dejó el Presidente Chávez. Todos los desfiladeros y aguas turbulentas que ha tenido que cruzar. A poco más de un mes de la muerte del Presidente Chávez le tocó ir a unas elecciones y las ganó, con un pequeño margen, pero las ganó y eso ha sido decisivo para que estemos aquí y en las elecciones locales de diciembre 2013, el pueblo chavista supo derrotar el ilegal plebiscito que convocó Capriles.

Muchos procesos están por definirse y las elecciones parlamentarias del año 2015 están llenas de interrogantes que no son un reto sólo para el Presidente Maduro. Es también nuestro. Yo sé Toby que esta preocupación también es tuya.

 

Foto: Ministerio del Poder Popular para la Comunicación

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

rojoutopico.wordpress.com/

Blog de opinión igualitaria, social y política de un tipo Feminista, Galileo y Anticapitalista.

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

L'angolo dei cittadini

La tua provincia

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: