Fiscalización, euforia inmediata y reacción en camino

Immagine correlatapor Marco Teruggi
15yultimo.com

La gente escucha los anuncios de Maduro como antes hacía con los de Chávez, dice un compañero en Sarare, estado Lara. Se pasa frente a las casas y ahí están los televisores prendidos cuando habla el presidente, a la espera de nuevas medidas económicas que se amplían casi a diario. En las calles del pueblo se han puesto en marcha iniciativas para fiscalizar, muchos quieren participar, como si se hubiera esperado por este momento durante demasiado tiempo.

Lo mismo sucede en La Pedrera, estado Táchira, donde los operativos fiscalizadores conjuntos se han dado uno tras otro: la alcaldía, las instituciones, los consejos comunales, las comunas, los Clap, el chavismo. Han registrado comercios, encontrado irregularidades, decomisado 36 toneladas de alimentos, vendido a precio justo en jornadas organizadas por consejos comunales. La gente protagoniza, tiene una lista de precios, reglas del juego marcadas, actúa, quiere hacerlo.

Las imágenes se multiplican por el país, Caracas, Mérida, Bolívar, caravanas a pie, en moto, denuncias, fiscalizaciones, pulseada con los comerciantes, colas de varias horas en un supermercado de Barinas para comprar medio kilo de café que antes era más que un sueldo mínimo, alcaldes como el de Boconoito, estado Portuguesa, que comenzó a fiscalizar con veinte personas y terminó rodeado de mil. Como un pez que recupera agua luego de una asfixia creciente y pelea.

La pelota pasó para el otro lado, la culpa es ahora para muchos -¿la mayoría?- de los comerciantes, los transportistas, los especuladores. Es una victoria en la disputa de sentidos. La derecha a través de sus medios y portavoces intenta invertir, poner en víctimas a empresarios, bodegueros, repite que los costos no dan, por los nuevos salarios y los precios acordados. Buscan devolver la pelota que luego de mucho tiempo está en su campo. El gobierno tomó la iniciativa, son los primeros rounds de unos asaltos que serán violentos.

Las respuestas ante el avance son las esperadas: intentos de elevar los precios, cerrar santamarías, esconder mercancías a la luz del día, acostumbrados a la impunidad. Los principales miedos económicos en la sociedad, luego de varios años de guerra, son el desabastecimiento y la hiperinflación. Traumas causados como parte de un plan, que pueden ser utilizados como extorsión: que haya aunque sea caro, pero que haya. Los diseñadores del escenario de guerra y los comerciantes lo saben, comienzan a activarlos.

El nuevo escenario genera reacomodos, gente que tenía valijas listas para irse y decide esperar al ver la evolución económica, bachaqueros que rebajan precios de la comida en San Cristóbal para hacerse de billetes y venderlos en Cúcuta, medición del dólar Dicom y el paralelo para saber cómo acciona el principal marcador hiperinflacionario. Existen expectativas económicas luego de varios años, unos días/semanas de tregua, de ilusionarse.

*

La pregunta principal es: ¿durará? Resulta difícil un pronóstico certero. Por el cuadro en el cual se desarrolla la iniciativa: quienes buscan arrancar al gobierno y arrasar el proceso saben que en el desgaste económico está una de sus principales variables de acumulación para generar acontecimientos de desenlace. Harán todo lo posible para evitar una estabilización. Son actores con poder de fuego económico internacional, nacional, y ejercicio de bloqueo, acaparamiento y colapso económico: golpearán más fuerte.

A su vez por la cantidad de elementos en juego, el reordenamiento de piezas centrales de la economía que deben actuar en simultáneo, y por el mismo ejercicio de recuperar gobierno luego de llegar a la ausencia de autoridad en zonas de la vida económica.

Las razones sobre las cuales se fundamentan los pronósticos favorables parecen ser, siguiendo los anuncios, varias. La derogación de la ley de ilícitos cambiarios con sus consecuentes 300 casas de cambio, junto con los incentivos para atraer capitales como quita de impuestos para importaciones de bienes de capital, materias primas, insumos, agroinsumos, repuestos. Ambas medidas deberían crear un escenario propicio a la llegada de capitales para la inversión productiva –como por ejemplo en Pdvsa para lo cual ya se han realizado acuerdos.

Los capitales privados, nacionales, internacionales -entre los cuales las remesas- deberían abastecer al mercado del dólar, ya que el Estado no lo hará a través de subastas. ¿El privado tiene la capacidad y voluntad económica/política para abastecer la demanda de divisas? En caso de no tenerla, cómo evitar la nueva expansión del dólar paralelo que tiene elementos políticos y económicos, y efectos arrasadores sobre los precios -usado como mentira para aumentar o con bases de verdad de costos, su impacto es real-. Esa duda rodea uno de los elementos medulares del plan. Tal vez sea desde alianzas internacionales que se puedan aportar los dólares necesarios ante una demanda que es a su vez insaciable.

El factor petro podría cumplir un efecto de acorralamiento del paralelo en caso de ser vendido en bolívares y ser a su vez una criptomoneda con la cual realizar transacciones internacionales. El gobierno ha anunciado que podrá ser comprado mediante el monedero del carnet de la patria como forma de ahorro -como el oro-, no para ser libremente convertido. Diferentes declaraciones indican que luego sí lo será. Los anuncios se amplían casi a diario, el petro todavía está en proceso, tanto a nivel nacional como internacional.

Mientras esas variables se desarrollan el paralelo presiona sobre la viabilidad de las medidas que, según los anuncios, cuentan con acuerdos importantes grandes empresas de la alimentación y ahora también de productos de higiene. De ese entendimiento proviene la lista de los precios acordados que debería ampliarse. Para garantizarla el gobierno suministrará las materias primas para la producción de los alimentos –los dólares del Estado les llegan ahora por otra vía-. De esos acuerdos vendría la estabilidad de precios, unida a otras medidas como el pago de nómina durante los tres primeros meses a la pequeña y mediana empresa.

¿Se puede sostener un acuerdo con quiénes han sido partes centrales de los desabastecimientos y otras formas de ataques a la economía? Las semanas dirán, dependerá, entre otras cosas, de la capacidad de gobierno, los beneficios que alcanzarán -nunca pierden-, la disposición a estabilizar económicamente que es a su vez una estabilización política, la presión de la gente en el cotidiano.

Son muchos puntos en desarrollo simultáneo. Varios elementos más pueden socavar su viabilidad: la lógica especulativa de hiperganancia desatada en cada sector de la economía, la devaluación de 2900%, la dificultad de la institucionalidad en su ejercicio de gobierno unida a corrupciones arraigadas en puntos claves, la fiscalización en algunos productos mientras los otros son desbordados en sus aumentos de precios.

*

Esta batalla es vital en el actual momento. Como lo fue la Asamblea Nacional Constituyente. Es imprescindible recuperar aire, frenar la caída, y desde ahí proyectar hacia adelante. Sin esa estabilización de las variables resulta casi inviable el desarrollo de las formas de economía comunales, sociales, campesinas, sumergidas en las lógicas arrasadoras, con menos capacidad de resistencia y un apoyo secundario del Estado. Parece haber sido relegada la apuesta hacia esa economía, así como a varias empresas estatales, conducidas a situaciones de crisis con la perspectiva de ser cedidas al privado bajo diferentes figuras –como denuncian por ejemplo trabajadores de la Empresa Socialista Mixta Lácteos del Alba.

El mapa estatal, campesino, pequeños y medianos productores, comunas, presenta síntomas preocupantes: los apoyos de la institucionalidad llegan tarde o no llegan –como insumos, semillas, fertilizantes-. Venezuela no será salvada por la agroindustria, ni Empresas Polar, ni El Tunal aunque la táctica en este escenario demande acuerdo y concesión. La contradicción principal en pleno campo de batalla no debe eclipsar las demás contradicciones, estratégicas. (altro…)

Nicolás: “Turn Down For What”

Risultati immagini per marcha admirable campesinapor Omar Pérez
omarffm@gmail.com// omarjpsuv

La frase gringa que se usa en el mundo del rap que fue viralizada en las redes sociales: “Turn down for what” se usa para demostrar con mucha vehemencia que se ha tenido razón en algo o que no hay quién te supere en alguna situación específica. Agregan unos lentes negros y de fondo un grupo de personas aupando. De fondo rueda la canción del mismo nombre y la euforia total.

Se ha llevado a otros géneros o situaciones graciosas, incluso en el mundo de la política, con líderes como Chávez, Correa o Putin dando respuestas contundentes. Uno de los más emblemáticos es Chávez respondiéndole a María Corina Machado “águila no caza mosca” y de pronto salen los lentecitos negros demostrando que nuestro comandante se la comía siempre.

El sábado pasado cuando Nicolás Maduro despedía el acto con motivo del 81° aniversario de la Guardia Nacional, en plena cadena nacional le explotó un dron con carga de C-4 en sus narices. Demostró con su actitud estoica y firme su enorme valentía. Le calló la boca a los cobardes que lo insultan y ponen en duda su liderazgo.

Inmediatamente le habló al país y dio argumentos convincentes para demostrar la autoría intelectual y material del magnicidio frustrado.

Denunció a la mafia colombiana dirigida por el señor Santos, que declaró cual Vito Corleone en El Padrino que estaba en un bautizo…

La contrarrevolución de inmediato hizo lo de siempre. Al ver que no tuvieron éxito, ridiculizaron el hecho y lanzaron la matriz de que era una bombona de gas que había explotado o que era un montaje. Sin embargo, los bocones de Jaime Bayle y Patricia Poleo dijeron que ellos conocían de los preparativos del magnicidio. Las declaraciones e imágenes escatológicas del periquero Juan Requesens denunciando a Julio Borges como autor intelectual del hecho, echan al piso lo del auto atentado, no dejan dudas de su calaña.

En las fuerzas chavistas se generó mayor cohesión y confianza, que se expresó en una marcha de apoyo popular.

La solidaridad internacional no se hizo esperar y aún siguen llegando comunicados de respaldo y rechazo a los autores de este lamentable episodio.

Los lentes negros y la canción gringa de fondo le quedarían ‘al pelo’ a Nicolás, quién sigue demostrando que Chávez no se equivocó.

Magnicidio y Guerra de las Galaxias

por Néstor Francia

¿Alguien duda que el ataque magnicida del 4 de agosto fue una operación internacional? Quien lo haga es un desinformado o un cómplice pasivo del terrorismo, aunque no lo sepa. Financiado desde Estados Unidos y preparado en Colombia, el magnicidio frustrado solo se puede explicar ubicándolo en el contexto de la situación geopolítica global ¿Es el problema de Estados Unidos que Venezuela tenga las importantes reservas de recursos naturales que se conoce? Eso es parte del cuento pero no todo el cuento, porque además la potencia del Norte ve a Venezuela como parte de una disputa por el poder que abarca, en lo cercano, a América toda, y en lo extendido al planeta entero.

En América, al sur del Río Bravo, se desarrolla una dura disputa entre dos tipos de fuerzas fundamentales. Por un lado están las fuerzas que representan las políticas neoliberales, todas aliadas de Estados Unidos, y por el otro las desconcertantes fuerzas que se reúnen en lo que podríamos llamar “progresismo”, a falta de alguna denominación apropiada. Desconcertantes porque son fuerzas que carecen de un programa político común en lo que se refiere a la visión de la sociedad. De las que detentan los gobiernos entre estas últimas, una parte comparte casi todas las generalidades, como Bolivia, Cuba y Venezuela. Otra parte está cerca pero no adosada, allí entrarían Nicaragua, El Salvador, pronto México, con López Obrador. También en ese combo de afines están algunos países caribeños y las fuerzas izquierdistas de Argentina, Brasil, Ecuador y Uruguay. Pero todas estas manifestaciones tienen un par de cosas en común: son fuerzas nacionalistas, que se oponen en distintas medidas al hegemonismo de Estados Unidos y apuntan a promover la idea chavista de un mundo multipolar. Y también son contrarios, igualmente en distintos grados, a las recetas neoliberales.

En ese contexto, la tendencia progresista es mucho más fuerte que la neoliberal, a pesar de que esta última ha obtenido algunas victorias circunstanciales. Pero se sabe que en Argentina y Brasil los gobiernos de derecha no las tienen todas consigo y se ven enfrentadas a las combativas reservas de la izquierda, mucho más cohesionadas y animosas, mejor dispuestas para esta ardua batalla contemporánea. Las fuerzas del progresismo están viviendo partos parecidos a los que experimentaron los patriotas americanos durante las guerras de independencia. Son ellas las que marcan el ritmo de los tiempos, en medio de victorias y derrotas, avances y retrocesos, marchas y contramarchas, y de múltiples contradicciones internas, divisiones y otras debilidades. Pero el signo del siglo es la decadencia imperial y las luchas de los pueblos de América son catalizadores de esa caída. La independencia  americana del siglo XXI es inevitable, como lo fue la del siglo XIX. De manera que Estados Unidos y sus aliados se baten con furia en este continente para tratar de evitar lo que no puede ser evitado, y es ahí donde entra el foco que está puesto en Venezuela.

Venezuela es importante no tanto por su modelo social, que es muy interesante y novedoso, y también relativamente errático y bisoño, con las fuerzas progresistas del país intentando aprender como desenrollar el complicado ovillo de la transformación. La principal preocupación del imperialismo con respecto a nuestra Patria tiene nombre y apellido: Hugo Chávez. Piensan los terroristas que matar a Maduro es matar a Chávez, es decir al chavismo, a esa “plaga” de independencia que se regó en el continente como pólvora, a ese espíritu rebelde, respondón, indomable, irreductible, que no se rinde ni se arrodilla.

Pero además el imperialismo está viendo a esta América irredenta como una pieza decisiva en el rompecabezas de la crisis global. Por eso ya responde, junto a sus aliados, queriendo banalizar el crimen del 4 de agosto, negarlo, desconocerlo, tergiversarlo. Y también desviar la atención del hecho arreciando sus ataques y sus agresiones.

Véase todo lo que ha hecho la derecha después del 4 de agosto: internamente, pretenden victimizar a los victimarios. La AN en desacato ha “denunciado” que el Gobierno está destruyendo las evidencias del caso. Así, el parlamento de la derecha trata de deslegitimar por adelantado cualquier resultado de las averiguaciones y tacha de ilegal el allanamiento de la inmunidad parlamentaria de los diputados implicados.

Simultáneamente, la ex fiscal Luisa Ortega Díaz presentó en Bogotá ante el llamado “Tribunal Supremo de Justicia en el exilio” una declaración de una supuesta publicista, Mónica Moura, en la que asegura que el presidente Nicolás Maduro estuvo involucrado en un caso de corrupción con la empresa Odebrecht (junto a otros videos presuntamente incriminatorios del Presidente venezolano).

Ayer mismo se anunció que un juez federal de Estados Unidos autorizó la incautación de Citgo Petroleum Corp por una deuda del Gobierno de Venezuela con la empresa canadiense Crystallex International Corp, un fallo que, según asevera el periódico ultraderechista Wall Street Journal,  podría desencadenar una carrera entre los muchos acreedores que Venezuela no habría honrado y que pudiera arrebatarle el control de su único activo estadounidense que se puede aislar.

Por otra parte, la embajada de Estados Unidos en Venezuela manifestó a través de su cuenta en la red digital Twitter que la solución a la situación que padece Venezuela “es restaurar la gobernabilidad con prácticas democráticas”, añadiendo que “Una solución duradera para la creciente crisis en Venezuela solo puede surgir luego de restaurar gobernabilidad con prácticas democráticas, el estado de derecho y la observancia de libertadas humanas fundamentales”.

Todo este cúmulo de acciones políticas tiene como finalidad sacar del centro mediático el magnicidio frustrado, para hacer que la gente vuelva a la “normalidad” (es decir, a la zozobra y la desconfianza inducidas) y se olvide del horrendo crimen terrorista, que tenía como objetivo ulterior promover una conmoción social, inclusive sangrienta, que justificara la intervención foránea.

Como envoltura de todas estas acciones, ayer también se anunció que el próximo domingo (12 de agosto), el secretario de Defensa de Estados Unidos y jefe del Pentágono, James Mattis, iniciará una gira por varios países de América Latina, con el fin de “fortalecer lazos” con países del continente. Mattis visitará nada menos que Brasil, Argentina, Chile y Colombia, cuatro importantes fichas en su conspiración contra Venezuela.

Por supuesto, todo esto tiene que ver con la disputa por la hegemonía global, como he dicho. Como será de preocupante la desesperada carrera de la ultraderecha imperial para tratar de conjurar los desastrosos efectos de su crisis estructural, que ahora se aparece con un anuncio de dimensión apocalíptica: el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, declaró que habrá una nueva normativa que establecerá los pasos exactos a tomar para la creación de un Ejército dedicado a la seguridad en el Espacio, un escenario que, según dijo, ya se ha convertido en un “nuevo campo de batalla”. Para ello, dijo Pence, el Gobierno ha dado instrucciones al Capitolio para que destine 8.000 millones de dólares en los próximos años, con el objetivo de que esta nueva rama del Ejército, que será la sexta de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, pueda estar operativa en el año 2020.

Es en medio de este plan espantoso contra la Humanidad, que se debe ubicar el magnicidio frustrado internacional contra Maduro y otras altas autoridades del Estado. Por eso en este terreno solo cabe estar unidos para defender la Patria, que es una manera de defender a toda la especie humana.

Magnicidio y daños colaterales

por Néstor Francia

Voy a reconocer, de entrada, que en mi primer artículo (5 de agosto) después del magnicidio en grado de frustración acerté y también me equivoqué. Antes que nada aclaro que voy a escribir “magnicidio frustrado”, no hay problema, pero no voy a decirlo de viva voz  porque es un término jurídico, correcto sin duda pero que no se siente natural en mi boca, ya que no soy abogado sino deslenguado. Así que para quedar bien con todos hablaré, cuando me toque, de “atentado terrorista”, que es un concepto más político y se me da mejor, y no contradice el que ha sido recomendado.

El acierto referido: “la derecha criolla va a tratar de imponer la matriz del auto-atentado, y de obligar al Gobierno a mostrar nombres y señas de los detenidos y otras evidencias, y de convertir esto en un asunto de la palabra del Gobierno contra la de sus enemigos”. Tal cual, pero no abundaré en esta especulación derechista y mal intencionada. Y el error: “… el atentado de la avenida Bolívar no tiene porque significar grandes cambios en la situación nacional general”. Es una afirmación demasiado tajante, con una buena probabilidad de ser desmentida por la realidad. A ver por qué.

El magnicidio frustrado comienza a tener consecuencias no jurídicas que voy a definir como daños colaterales. Hay una gran afectación sicológica, por ejemplo, de los opositores radicales de a pie. Esta nueva frustración de los extremistas les ha profundizado el odio y las ganas de ver sangre, y los hace más peligrosos de lo que ya eran. Yo recuerdo, de cuando viví en Alemania Oriental, que los opositores más furiosos del gobierno “y que” comunista se dieron a envenenar las mascotas de los militantes del partido. Así que chavistas, especial cuidado con sus perros y perras, gatos y gatas, iguanos e iguanas, monos y monas en estos días, porque además yo, de estúpido, les acabo de dar la idea a los escuálidos rabiosos, con estas infelices líneas.

Pero hay otros radicalismos que ya se están viendo potenciados, como las tendencias sectarias y dogmáticas del chavismo, que siguen ahí, tienen poder y se aprovechan del magnicidio frustrado para cerrar filas y empezar a fortalecer su espíritu de secta rojo rojito ¡Tanto que había avanzado la multiplicación del color en el chavismo, con Somos Venezuela, el “Venezuela Indestructible” mostrando sus corazoncillos  cromáticos, y otras hierbas refrescantes! ¿Vuelve el síndrome Hare Krishna, ellos de amarillo y el coco pelado, nosotros de rojo y con boina?

Una manifestación que se vincula a lo anterior es la idea, plasmada al menos por dos plumíferos del chavismo conformista, de que la función crítica debe ser al menos revisada porque tal acto de contrición sería un signo de cohesión y apoyo irrestricto al presidente Maduro. Uno de ellos escribió, por ejemplo: “¿Mantendrán los “autocríticos” el rol que parecieron haber decidido tomar, siempre sin mirar hacia los zapatos de Maduro y en torno al “peligro real” que los rodea con trenza y todo? ¿O preferirán mantenerse en su postura cuestionadora a todo, independiente al “peligro real”? Cada quien que asuma su responsabilidad”.

Esta peligrosa idea fue asomada no hace mucho por un alto dirigente del chavismo. En todo caso, es claro que yo no puedo calzar los zapatos de Maduro por una razón física y otra metafórica. Maduro debe usar al menos 44 y yo soy 41. Por otro lado, no tengo ni la milésima parte de la capacidad política del Presidente. Algún vecino me recomendó una vez que me postulara a presidente de la Junta de Condominio y yo desoí este mal consejo nacido tanto de su talante afectuoso como de su insensatez. Hay más de un “peligro real” para la Revolución, hermano. De todas formas, aprovecho para darte un par de recados que te envió Chávez:

“Hagamos la crítica nosotros mismos pero sin ningún complejo de que le hará daño al proceso. No, no le hace daño, le hace bien al proceso, siempre que se haga con lealtad a los procesos y a los principios, siendo la ética la que prevalezca” (conversatorio con Movimiento de Pobladores, 4 enero 2011).

También: “La crítica y la autocrítica es un método para hacer revolución, para consolidar fuerzas, para consolidar bases, para consolidar valores, para perfeccionar el camino” (Entrega del premio Libertador al Pensamiento Crítico, 2013).

Además: “El Correo del Orinoco, el Diario VEA, Ciudad Caracas, deben tener páginas enteras dedicadas a la autocrítica, que el pueblo tenga los mecanismos para ejercer su derecho a la crítica y que nosotros lo leamos” (Reseñado en Ciudad Barquisimeto, el 30 de octubre de 2017, sin precisar fuente ni fecha). Amén, Comandante.

Y cierro con una ñapa. Mariela Castro Espín, quien fue diputada a la Asamblea Nacional del Poder Popular de su país y es hija de los revolucionarios Raúl Castro, ex presidente de Cuba, y de Vilma Espín, quien fuera presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas, afirmó: “Mi trabajo como diputada en Cuba tiene una mirada crítica que es la forma en que entiendo ser revolucionaria… si no tengo una mirada crítica, estoy muerta”

En cuanto a ti, mi estimado plumífero, asume tu responsabilidad cuando cierras con “¡Chávez vive, la lucha sigue!”. Lee bien y con la mente abierta al gran Chávez, no vaya a ser que esa consigna se te convierta en frase huera, como ocurre a menudo. Yo, por mi parte, asumiré mi responsabilidad de ser una ladilla china, como siempre: si  no tengo una mirada crítica, estoy muerto.

Festeggiare il fallimento del tentato golpe reazionario in Venezuela!

L'immagine può contenere: 2 persone, persone in piedi e spazio all'apertoda nuovopci.it

Comunicato CC 12/2018 – 6 agosto 2018

[Scaricate il testo del comunicato in Open Office / Word]

Che tutte le forze rivoluzionarie e progressiste del nostro paese e del mondo si uniscano a festeggiare il fallimento del colpo di Stato tentato sabato scorso dalle forze reazionarie in Venezuela!

 

Che tutte le forze progressiste del nostro paese esigano dal “governo del cambiamento” M5S-Lega una dimostrazione di indipendenza dell’Italia dalla Comunità Internazionale dei gruppi imperialisti europei, USA e sionisti e di solidarietà con il governo bolivariano del Presidente Maduro!

 

Il boicottaggio e le sanzioni commerciali e finanziarie, la guerra economica, l’eliminazione di dirigenti locali e lo stillicidio di operazioni sovversive non sono bastati per abbattere il governo bolivariano del Presidente Maduro e riportare il Venezuela sotto il protettorato USA, aprirlo alle scorrerie dei gruppi imperialisti e sottometterlo alle imposizioni delle loro istituzioni. Allora la coalizione di forze reazionarie che fa capo al complesso militare e finanziario USA sabato 4 agosto ha cercato di decapitare con un attentato la Repubblica Bolivariana del Venezuela eliminando lo stesso Presidente Maduro e un gruppo di alti dirigenti dello Stato riuniti per una manifestazione pubblica. Il colpo è fallito grazie al pronto intervento dei servizi di sicurezza bolivariani e certamente il fallimento dei reazionari darà maggiore slancio alle forze impegnate a creare un sistema produttivo nazionale aperto alle relazioni internazionali ma non più sottoposto ai ricatti dell’oligarchia imperialista mondiale.

La guerra condotta dalla Comunità Internazionale dei gruppi imperialisti europei, USA e sionisti (CI) contro il Venezuela è una scuola anche per noi comunisti italiani, promotori della costituzione del Governo di Blocco Popolare (GBP), il governo di emergenza delle masse popolari organizzate composto da esponenti delle forze progressiste del nostro paese che godono della fiducia delle masse. Essa ci mostra a cosa le masse popolari del nostro paese dovranno far fronte dopo che esse avranno fatto ingoiare ai vertici della Repubblica Pontificia la costituzione del GBP. L’Italia dovrà certamente far fronte a ogni tipo di tentativi della CI di soffocare il governo delle masse popolari organizzate: guidando le masse popolari a far fronte con successo alla guerra con la quale la CI cercherà di eliminare il GBP, noi comunisti porteremo in porto la rinascita del movimento comunista cosciente e organizzato e faremo avanzare la rivoluzione fino all’instaurazione del socialismo.

Oggi, dopo la costituzione del “governo del cambiamento” Di Maio-Salvini, il fallimento del colpo di Stato tentato dalla CI in Venezuela è anche una prova per il M5S e la Lega. Con il “governo del cambiamento” essi hanno promesso di porre fine alla devastazione del nostro paese. Da circa 40 anni a questa parte anche l’Italia è sempre più diventata un terreno dove i gruppi imperialisti italiani e stranieri moltiplicano a loro discrezione le grandi opere speculative, eliminano le conquiste di civiltà e di benessere che le masse popolari avevano strappato alla borghesia nei 30 anni precedenti (quando il movimento comunista era forte nel mondo e la borghesia doveva correre ai ripari per mantenere il potere), disintegrano le aziende e le delocalizzano in paesi dove possono sfruttare di più i lavoratori e inquinare con meno limiti, rendono precario il lavoro dei proletari, impongono l’abbrutimento morale e intellettuale necessario per  fare accettare alle masse popolari questo corso delle cose. La costituzione del “governo del cambiamento” è il risultato dell’erompere nelle elezioni del 4 marzo scorso dell’insofferenza e dell’indignazione delle ampie masse per gli effetti dei 40 anni di devastazione e scorrerie dei gruppi imperialisti. Questo governo però non è nato con già la forza di mantenere le promesse che M5S e Lega hanno fatto ai loro elettori. Cercherà di darsela? Questo è il problema a cui è confrontato e il fallimento del colpo di Stato in Venezuela lo mette alla prova. Stabilire relazioni di collaborazione e solidarietà con Stati e forze che nel mondo si oppongono alle scorrerie e alle imposizioni della CI è una delle prove della volontà e della capacità di attuare le promesse in forza delle quali M5S e Lega hanno avuto il consenso riscosso il 4 marzo. Venezuela, Iran, Yemen, Afghanistan, Siria, Nicaragua, Cuba, Corea del Nord sono alcuni dei paesi che devono far fronte allo stesso nemico: la Comunità Internazionale dei gruppi imperialisti UE, USA e sionisti. Il “governo del cambiamento” se vuole mantenere le promesse deve stabilire crescenti relazioni di alleanza e solidarietà con i governi di questi paesi e, a un livello diverso, con quelli della Federazione Russa e della Repubblica Popolare Cinese.

È nell’interesse delle masse popolari italiane che tutti quelli che hanno una qualche influenza su questo governo lo incalzino perché prenda l’iniziativa in questo senso. Il fallimento del colpo di Stato tentato dalla CI in Venezuela è un’occasione, lo scatenamento delle sanzioni contro la Repubblica Islamica dell’Iran è un’altra, le leggi razziste imposte dai gruppi sionisti in Israele una terza.

Il sistema politico che negli ultimi 40 anni ha servito i gruppi imperialisti della CI è in crisi in ogni paese imperialista e incontra difficoltà crescenti in tutto il mondo. Per loro natura i gruppi imperialisti devono continuare ad aumentare ognuno la massa di denaro di cui dispone. Per questo devono devastare la terra, lanciarsi in grandi opere senza altra ragion d’essere che il loro arricchimento (in Italia vanno dalla TAV della Val di Susa al TAP della costa orientale della penisola), cacciare milioni di persone dalla loro terra per farvi piantagioni, miniere e grandi opere e costringerli a emigrare, moltiplicare guerre civili e aggressioni, diffondere fame, miseria e abbrutimento. In ogni paese l’insofferenza e l’indignazione delle grandi masse cresceranno sempre di più finché troveranno una direzione capace di guidarle a emanciparsi dalla CI e a cambiare il corso delle cose.

La svolta nella politica mondiale è un fatto: è finita l’epoca segnata dall’avvento al potere di Margaret Thatcher in Gran Bretagna (1979) e Ronald Reagan negli USA (1981). Quanto all’Italia, sta a noi comunisti individuare le condizioni che questa svolta presenta nel nostro paese per far avanzare la rivoluzione socialista e giovarcene. La rivoluzione socialista è una guerra popolare rivoluzionaria promossa e diretta dai comunisti che culminerà nell’instaurazione del socialismo. I comunisti non stanno ad aspettare che la rivoluzione socialista scoppi. La storia del secolo scorso ha dimostrato che la rivoluzione socialista non scoppia. I comunisti si danno i mezzi per essere all’altezza del loro ruolo di promotori della rivoluzione socialista.

Rafforziamo il movimento comunista cosciente e organizzato!

Il futuro è nelle nostre mani!

 

Osare sognare, osare pensare, osare vedere oltre l’orizzonte della società borghese!

Osare vincere! Il nostro futuro lo costruiamo noi!

Magnicidio televisado: la operación que no lograron

Risultati immagini per marcha admirable campesinapor Marco Teruggi – pagina12.com.ar

Quisieron asesinar a Nicolás Maduro. La operación fue realizada durante un desfile por el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana en el centro de Caracas. El presidente daba un discurso cuando dos drones cargado con material explosivo -habría sido C4- fueron interceptados. El estallido activó el mecanismo de seguridad presidencial y provocó un momento de dispersión del desfile. La transmisión televisiva fue cortada. Siete Guardias resultaron heridos.

La confirmación de lo sucedido vino por parte del ministro de comunicación y del mismo presidente. Explicó en cadena nacional los hechos, elevó la autoría intelectual del intento de asesinato a nivel internacional, señaló a Juan Manuel Santos como responsable. Colombia, la principal base de acción de los Estados Unidos (EEUU) en el continente, nuevamente en el centro del escenario.

La acción fue reivindicada por sus supuestos autores. Un comunicado fue leído desde Miami por la opositora Patricia Poleo, defensora de la tesis de que solo se podrá terminar con el chavismo mediante la violencia armada. La acción llevaría por nombre Operación Fénix, dirigida por oficiales, suboficiales, soldados activos y en reserva de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb). Desde otra cuenta de twitter, @soldadosdfranela, también hubo una adjudicación del hecho, bajo una acción que habría sido civil y militar.

Fue un intento de magnicidio, como varias veces se había denunciado que podría darse, según planes descubiertos.

*
El hecho resultó sorpresivo, a la vez que era una posibilidad dentro de las lógicas/formas del conflicto en Venezuela. El repertorio de acción de quienes buscan terminar con el chavismo abarca todos los métodos: ataque/bloqueo sobre la economía, aislamiento y criminalización diplomática, cerco mediático, elecciones, golpe de Estado desde sectores de la Fanb, insurrección con despliegue paramilitar combinado con un quiebre militar, preparación de un escenario de intervención internacional conjunta.

La posibilidad electoral quedó descartada luego de la última victoria presidencial de Maduro, las hipótesis apuntaban y apuntan hacia intentos de fuerza por las tres vías: Fanb, grupos irregulares, internacional, una combinación de las formas.

Un repaso de los últimos meses indica que se habían desactivado intentos al interior de la Fanb, así como de grupos armados compuestos de civiles y desertores. En el primer caso un hecho notorio fue la desarticulación del Movimiento de la Transición al Pueblo en marzo de este año, que tenía epicentro en batallones claves de la Fanb, como el Batallón Ayala, en pleno Caracas. Otro fue la acción dada a conocer a posteriori por el portal Bloomberg, la Operación Constitución, que, afirmaron, debió haberse realizado antes de las elecciones presidenciales para impedir los comicios y secuestrar al presidente.

Un recorrido por los últimos tres años muestra cómo de manera periódica son desarticuladas tramas golpistas desde dentro de la Fanb, siempre con una conexión internacional, una triangulación principal EEUU-Colombia-Venezuela.

En el segundo caso, grupos armados desarrollados por fuera de las Fanb, el hecho más notorio fue el de Oscar Pérez, quien había aparecido en julio del 2017 con un ataque con granadas desde un helicóptero sobre el Ministerio de Interior y Justicia, y el Tribunal Supremo de Justicia. Él, junto al grupo que lideraba, cayeron a principios de este año: estaban en su escondite con armas robadas en varias acciones militares -la última a finales del 2017- y dispararon contra los cuerpos de seguridad del Estado que fueron a detenerlos. Fue presentado como héroe y mártir por la prensa internacional.

Oscar Pérez murió, no así el intento de construcción de un brazo armado que tiene múltiples conexiones, en particular con el paramilitarismo infiltrado durante años que, entre abril y julio del año pasado, entró en acción y asaltó cuarteles militares, comisarías, pueblos enteros durante días.

El intento de magnicidio podría ser una combinación de ambas variables: desde dentro de la Fanb, así como con despliegue de los grupos entrenados y financiados para acciones de este tipo. Ya han comenzado a darse arrestos.

*
El hecho se dio en una etapa donde la derecha venezolana atraviesa una de sus más profundas crisis. Incapaz de volver a ponerse de pie luego de la derrota política que le implicó la Asamblea Nacional Constituyente hace un año y pocos días, ha perdido elección tras elección, y ahondado su falta de credibilidad dentro de su misma base social. Líderes sin liderazgo, unidades rotas, incapacidad de retomar las calles, de acertar en la estrategia.

Una acción de este tipo podría pensarse como desencadenante de otras en caso de lograr el objetivo, una oleada de voluntad ahí donde ha sido quebrada, una activación de asaltos ante el “vacío de poder” hasta acceder al Palacio de Miraflores. La derecha necesita un episodio que vuelque el curso de los acontecimientos que, de seguir así, anuncian la permanencia del chavismo en el gobierno por el tiempo que dure el mandato electoral. La hipótesis del estallido popular debido a la presión de las variables económicas es una posibilidad lejana, puede no llegar nunca. No pueden descansar en esa variable.

El intento de magnicidio no logró su objetivo. Fortaleció allí donde existían dudas: se había nombrado varias veces el intento de una acción de este tipo. Esta vez el lobo llegó.

Resulta clave comprender la lógica del conflicto para anticiparse a lo que pueda suceder. ¿Cuántas acciones similares a esta logró desactivarse antes de que se accionaran? El chavismo se enfrenta a una estrategia que combina todas las formas posibles de ataques, las que en otros países del continente aparecen solo en una o dos de sus dimensiones. En Venezuela golpean por asaltos, de forma conjunta, separada, por etapas, por todos los ángulos. Los drones sobre el presidente fueron una más, una alerta con alta carga simbólica.

Venezuela es el blanco número uno de los Estados Unidos en el continente. Su aliado subordinado principal es Colombia. Desde allí seguirán las preparaciones de ataques en un escenario donde ninguna posibilidad puede ser descartada. Todos lo vimos en pantalla.

 

Comunicado oficial de la Fundación Colombeia con Maduro

Risultati immagini per colombeia tvpor Trabajadoras y trabajadores de Colombeia Televisión*

“Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: Las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas, valen más que trincheras de piedras” con este mismo tono enérgico de José Martí. Nosotros las trabajadoras y trabajadores de la Fundación Colombeia, a través de sus medios de comunicación Colombeia Televisión, televisora educativa de Venezuela y Radio Zamora Socialista, rechazamos combativamente el alevoso y vil intento de asesinato contra el presidente legítimo y constitucional de la República Bolivariana de Venezuela: Nicolás Maduro Moros y los representantes civiles y militares de los Poderes Públicos y Soberanos del Estado Venezolano, hecho acaecido el pasado sábado 4 de Agosto de 2018, en horas de la tarde en la Avenida Bolívar de la ciudad de Caracas en el marco del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana de Venezuela.

Afortunadamente los nefastos planes terroristas fracasaron gracias a la acción decidida y oportuna de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Abortando en el acto, lo que habría significado la muerte de la democracia y el nacimiento de una sangrienta y fratricida guerra civil, en estas tierras de paz, incendiando no sólo este país, sino al continente entero. Iniciándose “La guerra de los mil años” que denunciara el presidente Hugo Rafael Chávez Frías en varias oportunidades. Por eso queremos hacerle saber a la opinión pública nacional e internacional que nos solidarizamos con el Presidente Legítimo y Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela: Nicolás Maduro y con la Revolución Bolivariana.

Que rechazamos y repelemos cualquier agresión a la voluntad soberana del pueblo de Venezuela a su autodeterminación social, económica, cultural y política y acompañamos sus luchas emancipadoras.

Porque conocemos nuestra historia y no estamos dispuestos a repetir los errores del pasado. Sabemos que somos continuadores del proyecto histórico de Sebastián Francisco de Miranda y de los hijos e hijas del ejército libertador, herederos y herederas de su patriotismo ponemos a disposición de la República nuestros esfuerzos, nuestros oficios y nuestros medios de comunicación, para decir como Bolívar que por esta tierra y su gente no tenemos “más que corazón para amarla y una espada para defenderla” en el terreno que sea, en las calles junto a la gente, que somos este bravo pueblo de Venezuela, donde parimos gigantes y preñamos a la historia de nuestras ideas libertarias.

“¡Porque no hay proa que ataje una nube de ideas!
Una idea enérgica flameada a tiempo ante el mundo,
¡Detiene! ¡cómo la bandera mística del juicio final,
a un escuadrón de acorazados!”
(José Martí)

A los 6 días del mes de Agosto de 2018, en Caracas, capital de la República Bolivariana de Venezuela.

* Televisora educativa de Venezuela y Radio Zamora Socialista, pertenecientes a la Fundación Colombeia, ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Educación

El sacudón por venir

El sacudón por venirpor Reinaldo Iturriza

Hemos perdido demasiado tiempo valioso discutiendo si había que apoyar o no a Maduro.

En el campo del antichavismo no hay el menor asomo de solución a los problemas fundamentales de la sociedad venezolana. Ningún análisis que apunte en la dirección correcta. Ideas hay, por supuesto, y diagnósticos que pueden llegar a ser útiles. Pero para estar bien encaminado, el análisis debe como mínimo aportar alguna pista sobre las fuerzas que harían posible zanjar la cuestión. Cosa distinta es, en el mejor de los casos, pura declaración de buenas intenciones, y ya sabemos que de éstas está empedrado el camino del infierno. Y es justo allí, en la ausencia de alguna pista, donde fallan los análisis y proyecciones de escenarios de todo tipo, y comienzan a ganar terreno “perspectivas” como las de Michael Penfold, que escribe cosas así: “Cualquier ejercicio de proyección de los escenarios políticos que se despliegue para el caso venezolano va a encontrarse con una dificultad predictiva. La razón es que bajo ningún escenario las variables relevantes están bajo el control ni del gobierno ni de la oposición” (1).

¿En serio? ¿Hemos llegado al punto en que debemos conformarnos con estos análisis?

Ahora bien, lo realmente preocupante es cierta tendencia a desconocer que el chavismo, en tanto subjetivación de las clases populares, tiene más que la oportunidad, la obligación histórica de seguir descubriendo las fórmulas que le permitan resolver el conflicto a su favor, de manera democrática. Y esto pasa por reconocer la propia fuerza, por entender su naturaleza, y por terminar de asumir que, si bien el chavismo no es el gobierno, simplemente no es una opción que el gobierno esté en manos del antichavismo, porque tal circunstancia supondría una ventaja inestimable, que no irreversible, para las élites.

Por tales razones resultan tan incomprensibles como estériles las interminables discusiones en torno al respaldo o no a Nicolás Maduro: porque la responsabilidad y la obligación es del chavismo todo en tanto sujeto y no solo del Presidente; porque ni Maduro ni cualquier otro en su lugar, solo o acompañado de su equipo de gobierno, tendrá la capacidad de resolver nada, pero además no le corresponde hacerlo; porque si fuera el caso que su equipo de gobierno, o parte de él, ha decidido darle la espalda a las mayorías populares, tiene el chavismo la obligación de hacerle frente hasta poner la balanza a su favor; porque no existe el escenario de un gobierno antichavista, ni siquiera una parte de él, de brazos abiertos a las clases populares.

El chavismo no es el gobierno, es un sujeto político que excede al gobierno, de la misma forma que la vida nos excede en tanto seres vivientes, y nos excede la historia en tanto que generación. Que el antichavismo omita este detalle en sus análisis es perfectamente comprensible: para que desaparezca la política, su pertinencia histórica, tiene que desaparecer el sujeto. Pero que en el propio chavismo se incurra en la misma práctica, es muy desconcertante.

Están en deuda, particularmente, la inmensa mayoría de quienes se reclaman marxistas, o como prefieran llamarse: cinco años después de la victoria de Nicolás Maduro, no han sido capaces de realizar un asomo de análisis de la situación de la lucha de clases al interior del gobierno. Que en el lustro más difícil de la revolución bolivariana prevalezcan las referencias al gobierno como una cosa abstracta, como pura exterioridad, dice mucho de hasta dónde puede llegar el extravío.

Importantes cambios han tenido lugar en el seno del chavismo, profundas mutaciones, desgarraduras, y el gobierno es hoy, como nunca antes quizá, un campo de fuerzas, un territorio en disputa; pero lejos de ponerse a la altura de las circunstancias, dando cuenta de estos cambios, registrando hitos, identificando líneas de fuerza, posibles alianzas, definiendo los frentes de batalla prioritarios, nuestros analistas están heridos de nostalgia, añorando los viejos buenos tiempos en que el chavismo era lo que ya no puede ser, lamentándose por el socialismo que no es, indignándose con un madurismo inexistente, dedicados a la contemplación mientras intentan convencernos de que están realizando la crítica despiadada de todo lo existente.

Si bien el peso de la realidad nos oprime, también es cierto que solo la realidad nos libera, siempre y cuando aceptemos su invitación a transformarla. Los agentes de la transformación están allí, por ejemplo: el pueblo trabajador de las empresas nacionalizadas, recuperadas y ocupadas, así como de las empresas en sectores estratégicos de la economía; el pueblo campesino, sobre todo el que se encuentra produciendo, o intentando hacerlo, en predios recuperados por el gobierno; y el pueblo comunero, protagonista del experimento político más avanzado de la revolución bolivariana.

La lista puede ser mucho más larga, por supuesto, pero ¿qué tienen en común los mencionados? Pues, que actualmente resisten la arremetida de las líneas de fuerza más conservadoras y corrompidas del chavismo, las cuales apuestan de manera deliberada al fracaso de estas iniciativas, recurriendo a la fuerza si lo consideran necesario, mientras establecen alianzas con sectores de la burguesía, sin importarles cómo esto incide en la vulnerabilidad de una economía ya asediada.

Con frecuencia, estas mismas líneas de fuerza están de alguna forma vinculadas con algunas de las mafias económicas que denunciaba el mismo presidente Maduro el 1 de mayo (3), y que identificaba con más precisión el portal informativo La Tabla (4): de marcadores de dólar paralelo; del contrabando de extracción en general, y de combustible y derivados del petróleo en particular; de tráfico de efectivo; de importación de alimentos a tasa paralela con supuestas “divisas propias”; de asignación de divisas (Sistema de Divisas de Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado, Dicom).

¿Están vinculados los agentes de la transformación revolucionaria? ¿Su alianza es tan duradera como la que han ido tejiendo las fuerzas restauradoras? ¿Cuál es su relación con las líneas de fuerza revolucionarias dentro y fuera del gobierno, y con el pueblo en general? Que toda la inteligencia, toda la energía, toda la vitalidad militante que hace falta para respondernos estas preguntas, sirvan de pretexto para sacudirnos la abulia, que no estamos para esa pendejada.

********
(1) Michael Penfold. Las incertidumbres de la realidad política venezolana. Prodavinci, 15 de abril de 2018.
https://prodavinci.com/las-incertidumbres-de-la-realidad-politica-venezolana/
(2) Reinaldo Iturriza López. Contra la pereza política. 9 de abril de 2018. https://elotrosaberypoder.wordpress.com/2018/05/03/contra-la-pereza-politica/
(3) Maduro: ¡Tenemos que ganar el 20-M para hacer que respeten el control de precios! Alba Ciudad, 1 de mayo de 2018.
http://albaciudad.org/2018/05/maduro-tenemos-que-ganar-el-20-m-para-hacer-que-respeten-el-control-de-precios/
(4) La Tabla. [@latablablog]. (2 de mayo de 2918, 11:17). TOP 5 de las mafias económicas:
1) Mafia de marcadores del dólar paralelo
2) Mafia del contrabando de combustible y derivados de petróleo
3) Mafia del tráfico de efectivo
4) Mafia de la importación de alimentos a tasa paralela con supuestas “divisas propias”
5) Mafia del Dicom .
Recuperado de https://twitter.com/latablablog/status/991698315162025988

********
Publicado originalmente en Desafío Constituyente el 16 de mayo de 2018.

Atentado, Gobierno, oposición, Constituyente, pueblo

Risultati immagini per marcha admirable campesinapor Néstor Francia

El atentado del 4 de agosto fue fallido no solo porque el Presidente salió ileso, sino además porque termina favoreciendo en principio y políticamente al Gobierno. No solo se confirman las advertencias que se ha venido haciendo sobre el peligro de la ultraderecha fascista dependiente del imperialismo, sino que además se favorece el llamado al trabajo y la recuperación del país por las vías pacíficas y constitucionales: la mayoría de los venezolanos rechazan la posibilidad de que se desate en nuestro país alguna espiral de violencia y muerte como las que han azotado a otras naciones. Y digo “en principio” porque la derecha criolla -que no había reaccionado hasta el momento de escribir estas líneas- probablemente va a tratar de imponer la matriz del auto-atentado, y de obligar al Gobierno a mostrar nombres y señas de los detenidos y otras evidencias, y de convertir esto en un asunto de la palabra del Gobierno contra la de sus enemigos.

En todo caso, el atentado de la avenida Bolívar no tiene porque significar grandes cambios en la situación nacional general. Tiene la apariencia de ser un hecho aislado, a menos que se conviertan en rutina los eventos terroristas, pero mientras eso no suceda, los problemas, las propuestas, las controversias, los debates y la correlación de fuerzas seguirán siendo básicamente las mismas que imperaban el 3 de agosto. Si el terrorismo se instaura como táctica permanente, habría que reformular cualquier análisis.

El cuanto al Gobierno, habrá de seguir explorando los caminos que conduzcan a la recuperación económica y a la solución de otros problemas acuciantes como, por ejemplo, el transporte y la salud. La Nada, es decir la oposición, seguirá tratando de sobrevivir a duras penas mientras busca la manera de sabotear aunque sea en algo la acción del Gobierno y de descifrar el modo de reconectarse con la realidad nacional, en medio de su división consumada, sus muestras de ineptitud rampante y su redimensionada carencia de liderazgos y propuestas. Se diría que peor no le puede ir.

En el momento actual, la gran fortaleza del Gobierno es evidente: domina con largura todos los poderes públicos y se sustenta en el único factor político con real y vasta fuerza nacional, el PSUV (con la compañía del Gran Polo Patriótico) y de su base social que está organizada, convocada y activa, conformando una primera minoría inmensamente superior en el terreno de lo cualitativo.

En esa situación, el Gobierno y el chavismo en general tienen casi todas las cartas en la mano para enfrentar la difícil situación, tal como lo ha planteado el presidente Maduro al criticar el lloriqueo, la asignación permanente de culpas a terceros y exigir más acción concreta para adelantar soluciones. Inclusive en el plano internacional se percibe cierto repliegue de la derecha, con la OEA y el Grupo de Lima con más bajo perfil, aunque se han incrementado las sanciones, pero estas tendrán un efecto limitado si no se ven acompañadas de alguna conmoción interna, como ha ocurrido con Cuba y el bloqueo de Estados Unidos.

También seguirán actuando los amplios sectores críticos a lo interno del chavismo (los públicos y los soterrados), exigiendo cambios y corrección de errores en la gestión, en el estilo de Gobierno, en las ejecutorias del principal partido, el PSUV y en el discurso oficial.

El Gobierno, gracias en buena parte al accionar de la Asamblea Nacional Constituyente para garantizar la paz coyuntural y decidir los adelantos de elecciones, ha sido beneficiado con el tesoro del tiempo (y hay que reconocer al Presidente y a la dirección revolucionaria su tesón, capacidad de trabajo y gran habilidad política). El Gobierno tiene tiempo, pero no tiene todo el tiempo del mundo, tendría que mejorar en muchas cosas.

A la Asamblea Nacional Constituyente parece llegarle el momento de plantearse los necesarios cambios constitucionales pendientes, sobre todo aquellos que se refieren a la transformación profunda del Estado y al real empoderamiento del pueblo y su conversión en verdadero factor protagonista del momento histórico.

En cuanto al pueblo, sigue manteniendo un encomiable nivel de paciencia y conciencia que le ha permitido sobrellevar las dificultades sin caer en las provocaciones de los violentos. No tiene, en este momento, nada que esperar de nadie que no sean el Gobierno y el chavismo, son la única opción real y actual para conducir al país hacia mejores derroteros. Es lo que todos deseamos para bien de Venezuela, ojalá se pueda. Eso sí, nada está escrito, nada está garantizado, solo se podrá superar este camino de espinas con las virtudes bolivarianas del trabajo, la conciencia y la paciencia ¿Podremos? Eso está por verse, es el deseo de todos los venezolanos de buena voluntad. Es verdad que solo el pueblo salva al pueblo, pero siempre necesita acertada conducción y ayuda de sus vanguardias.

Al Presidente Maduro y a su familia les extiendo mi palabra de aliento y solidaridad. Él sabe que estos riesgos son parte del paquete, ojalá salga siempre con bien como ocurrió ayer en la Avenida Bolívar.

P-CARC: Imparare dalla lotta antimperialista in Venezuela

L'immagine può contenere: una o più persone e testoda P-CARC

Ormai sono anni che la destra interna controrivoluzionaria e la comunità internazionale dei gruppi imperialisti americani, europei e sionisti cercano di affossare il governo Maduro e il movimento bolivariano: sabotaggi, campagne diffamatorie, attività eversive, disordine sociale, un colpo di Stato strisciante, ma sempre più aperto. Nel linguaggio dello stratega dell’imperialismo USA Zbigniev Brzezinski, assurto a ruoli governativi al tempo di Carter, si chiama “guerra di bassa intensità”.

L’obiettivo di imperialisti e controrivoluzionari è quello di eliminare il Presidente Nicolás Maduro e il suo governo, soffocare le organizzazioni popolari chaviste e installare un governo sottomesso alla comunità internazionale. Creare nel Paese un clima di caos, di insicurezza, di paura rendendo precari il rifornimento di beni e la prestazione di servizi essenziali, diffondendo nel Paese attività violente e criminali, ampliando la corruzione, alimentando in ogni modo la sfiducia nella capacità del governo di venire a capo dei problemi della popolazione e di difendere le conquiste realizzate è il modo con il quale controrivoluzionari e imperialisti provano a destabilizzare il Paese. Provano a creare il clima adatto a un intervento militare, sia dall’interno, utilizzando i gruppi paramilitari formati dalla destra e addestrati in Colombia, in Messico e altrove da agenti USA o israeliani e da mercenari delle tante società militari private (contractors), sia dall’esterno, dalla Colombia, dalle basi militari ufficiali e clandestine USA in America Latina, dalla 4° Flotta USA riattivata nel 2008 che pattuglia le acque dell’America Latina, anche se uno sbarco di Marines USA in Venezuela oggi sarebbe un’operazione ben più complessa che le invasioni di Grenada (1983) e di Panama (1989).

Ieri 4 agosto 2018, poi, un attentato vero e proprio. L’ennesimo e gravissimo: droni-bomba diretti contro Maduro, salvo solo grazie agli agenti di sicurezza. 

Il Venezuela è ora a un bivio. Cruciale nel processo di costruzione della rivoluzione bolivariana. 
Il governo Maduro e le organizzazioni popolari che lo sostengono hanno fatto grandi operazioni, finora con successo, per evitare di arrivare allo scontro armato in cui la destra e gli agenti dei gruppi controrivoluzionari e imperialisti li vogliono trascinare.

Non è affatto detto che la comunità internazionale dei Paesi imperialisti riesca a vincere e tanto meno a ripetere “imprese” come l’aggressione alla Libia del 2012. Il governo Maduro e il fronte di forze popolari che lo appoggiano stanno manovrando, come aveva manovrato Chávez, per impedire che la destra interna e i gruppi imperialisti riescano a creare nel Paese le condizioni per un’offensiva su grande scala. Ma la guerra è in corso.

Noi comunisti italiani, il Partito dei CARC, organizzazione che aderisce fin dalla prima ora alla Carovana del Nuovo – Partito comunista italiano, esprimiamo la nostra massima solidarietà al governo Maduro, con il quale lavoriamo da anni tramite il Consulado General de la República Bolivariana de Venezuela en Nápoles e sosteniamo i compagni venezuelani nel loro processo rivoluzionario per trasformare il loro Paese e guidare le masse popolari venezuelane a prendere il potere e sconfiggere definitivamente le vecchie classi dominanti e la comunità internazionale dei gruppi imperialisti europei, americani e sionisti. 

Noi comunisti italiani, però, siamo in un altro Paese e il nostro compito è la rivoluzione socialista innanzitutto nel nostro Paese. Per adempiere a questo compito traiamo il massimo profitto di che siamo capaci di trarre anche dalla lotta che il governo Maduro conduce contro la comunità internazionale dei gruppi imperialisti. Costruire la rivoluzione socialista in Italia è il maggiore contributo che, a nostra volta, possiamo dare alla lotta delle masse popolari venezuelane e alla rinascita del movimento comunista in Venezuela e nel mondo. 

Oggi i legami tra gruppi e partiti comunisti non sono ancora tali da essere noi in condizioni di contribuire direttamente all’orientamento del movimento comunista venezuelano.

Cerchiamo, però, di imparare dalla lotta antimperialista in corso in Venezuela e in America Latina, di farla conoscere nel nostro Paese per infondere fiducia nelle masse popolari italiane, mostrando loro che la lotta contro la borghesia imperialista prosegue in tutto il mondo, nonostante la grande diversità di composizione di classe, di storia e di relazioni internazionali che esiste tra i Paesi.

Nel nostro, la lotta per la costituzione del #GovernodiBloccoPopolare, per la creazione delle condizioni della sua costituzione non potrà che giovarsi della conoscenza della lotta antimperialista in corso in Venezuela. La costruzione del Governo di Blocco Popolare in Italia, d’altro canto, sarà di sostegno immediato per la rivoluzione bolivariana in Venezuela, perché spezzerà la comunità dei Paesi imperialisti, avanzando nel processo rivoluzionario, per la prima volta nella Storia, proprio in un paese imperialista, il nostro.

Siamo, invece, assolutamente contrari a fare i “tifosi” inerti e ininfluenti, a scimmiottare la condotta dei compagni che combattono la loro battaglia e, ancora più, a dare lezioni ai venezuelani, come invece fanno alcuni “profeti molto acrobati della rivoluzione” che è sempre al di là dell’Oceano. A quei “profeti” diciamo di verificare la loro concezione del mondo anzitutto nel costruire la rivoluzione socialista “a casa nostra”, nel nostro stesso Paese. 

Ai compagni venezuelani diciamo che noi siamo con la loro rivoluzione senza se e senza ma e che per trasformare il Venezuela e resistere agli attacchi interni e esterni degli agenti dell’imperialismo devono avanzare e vincere facendo i conti con le loro concrete condizioni di lotta, elaborandone le forme alla luce della concezione comunista del mondo.

¡La Lucha sigue! 
¡Alelante, compañeros! 
¡No pasarán!

(VIDEO+FOTO) Fallito attentato terrorista contro Maduro

 

 


___

di Ciro Brescia

A nemmeno 24 ore dall’incontro pubblico del Presidente Maduro con i protagonisti della #MarchaCampesinaAdmirable si è scatenata un’ondata di violenza selettiva contro i líderes sociales contadini che lottano contro i latifondisti e i loro interessi speculativi con attentati terroristi che hanno lasciato sul terreno altri morti che vanno ad aggiungersi alle migliaia di caduti delle organizzazioni sociali ed operaie, della campagna e della città, per mano del paramilitarismo mafioso infiltrato proveniente dalla confinante Colombia. Questa ondata ha raggiunto il suo apice con il fallito attentato contro il Presidente Maduro durante un evento ufficiale che celebrava l’anniversario della Guardia Nacional Bolivariana.

Durante il tentativo di assassinio del Presidente utilizzando droni-bomba abbattuti in volo sono risultati feriti sette componenti della GNB.

La Rivoluzione Bolivariana è una rivoluzione armata, però pacifica, affermava lo stesso Comandante Chávez, almeno queste sono le intenzioni e gli obiettivi dichiarati: quelli di garantire la pace e la prosperità non solo per il popolo venezuelano ma anche per tutti i popoli del mondo. Intenzioni che non sono certo quelle della estrema destra venezuelana, delle oligarchie colombiane sue alleate e meno ancora degli esuli controrivoluzionari cubani e venezuelani che hanno trovato rifugio a Miami con la complicità di sempre degli imperialisti USA.

La Rivoluzione bolivariana avanza e continuerà ad avanzare nella tormenta, nonostante i tentativi controrivoluzionari che con le loro azioni criminali provano ad imporre al governo di Maduro il volere delle oligarchie mafiose nel tentativo disperato di far saltare la saldatura del governo rivoluzionario con le sue basi sociali di riferimento.

Oggi si fa più urgente e pressante la mobilitazione popolare in Venezuela e anche a livello internazionale, il rispetto della sovranità popolare e del principio dell’autodeterminazione dei popoli, principi sistematicamente violati dagli imperialisti USA, UE e sionisti.

¡Chávez presente!
¡Maduro presidente!
__

VIDEO: Momento exacto de rápida reacción de guardia presidencial para proteger a Maduro con escudos

Néstor Francia, Maduro y el pensamiento burgués

Risultati immagini per marcha admirable campesinapor Néstor Francia 

En los días recientes, los revolucionarios que ejercemos el DEBER de la crítica hemos recibido nuevos, sutiles y eufemísticos ramalazos desde instancias del Poder. Yo no paro en mientes, porque he decidido hacer el necesario trabajo que no hace la multitud de conformistas, propagandistas y aduladores incrustados en el chavismo: ser carro sin frenos, piedra en el zapato y ladilla china, como he dicho más de una vez. Al grano.

El presidente Maduro soltó el 16 de julio una perla que, en realidad, reproduce una de las ideas favoritas y más cuestionables del pensamiento burgués. Ya va a saltar algún chavista inmamable a decir que he afirmado que el Presidente es burgués. No, hijo, lo que digo es que una idea suya específica abreva en la ideología burguesa. Y me voy de argumentos, pa que no digan.

Aseveró Maduro, en la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad: “No puede haber universidades graduando miles y miles de profesionales en carreras que no tienen nada que ver con el desarrollo del país”. A su juicio, en Venezuela se debe dar prioridad a “las carreras que tienen que ver con el desarrollo económico industrial, agroindustrial, agrícola, científico, técnico, y tecnológico del país”. Y luego, salvándose un tilín, se refirió también a los estudios relacionados con “los derechos de la salud, de la educación, de la cultura, de la vivienda”. Hablar de educación y cultura acaso ayudó a sacarle un tanto las patas del barro que mostró su idea de las carreras prioritarias. Esto requiere, inevitablemente, de aclaratorias históricas.

El encumbramiento del pensamiento racional y científico fue una de las principales banderas de la burguesía emergente que se pondría al frente de la Revolución Francesa en la segunda mitad del siglo XVIII, amplia conmoción política que abriría las puertas al posterior dominio del capitalismo en el mundo. Esta ponderación de la Ciencia y la Razón tuvo dos razones fundamentales. Una de ellas fue la necesidad de la burguesía de generar nuevas herramientas tendientes a expandir su poder económico. Entre el Alto Renacimiento, antecedente inmediato de la revolución burguesa, y el siglo XVIII, llovieron los inventos que favorecieron la manufactura de mercancías, la navegación comercial y el comercio en general: la imprenta de tipos móviles, el tornillo, el astrolabio, la regla de cálculo, la turbina de vapor, la máquina de sumar, el billete de banco, la máquina de vapor extractora, la barrena sembradora, el motor de vapor, la máquina de vapor con pistones, el octante, el sextante, la máquina de hilar, la máquina de tejer, la trilladora mecánica, la máquina de coser, la turbina de gas, la prensa hidráulica y otros. La otra razón, vinculada directamente a la primera, fue el enfrentamiento a la Escolástica, manifestación epistemológica de la dictadura cultural del clero aliado de la nobleza feudal. La Escolástica concebía como objetivo principal y último del conocimiento la exégesis de la Biblia, lo cual era una manera de mantener el oscurantismo intelectual inmovilista que le permitía sostener sus privilegios feudales, como la posesión de extensos territorios y tierras laborables donde se explotaba el trabajo semiesclavo de los siervos. La burguesía se levantó contra la Escolástica  en una lucha radical en el terreno de la epistemología con el objetivo de promover el conocimiento científico que le permitiera perfeccionar los medios de producción que apuntalaran y acrecentaran las riquezas que había acumulado por medio del comercio, la manufactura y el manejo de las finanzas.

Una vez que se instauró el capitalismo, la sobrevaloración de la razón humana y de las ciencias dio paso al establecimiento de una “nueva Escolástica”, el positivismo, corriente burguesa que preconiza precisamente el predominio de la razón y la ciencia sobre cualquier otra forma del conocimiento humano. En el libro de mi autoría Antichavismo y estupidez ilustrada me refiero a ese fenómeno: “los científicos y racionalistas pasaron a ser los sustitutos de los sacerdotes en esta especie de nueva religión que conformaba el positivismo”. Y otra cita de ese libro, acaso un poco larga pero necesaria, que plantea cómo el movimiento conocido como Romanticismo fue una de las primeras manifestaciones humanas contra la dictadura burguesa del positivismo: “su defensa de lo irracional, lo vital, lo emotivo ante el cientificismo positivista, que se convirtió en la tendencia predilecta del capital, mantuvo despierta una llama de rebeldía humana ante la crueldad inhumana de los poderes explotadores. El planteamiento del problema del conocimiento por parte de los románticos es lo que confiere a esta tendencia su carácter histórico más notable. El romanticismo afirmó que la intuición y la imaginación eran vías tanto o más válidas que la razón para conocer la realidad y acercarse a ella. La importancia de esta acción ideológica es fundamental. Al asignar a la razón y al conocimiento científico la exclusividad sobre la captura de la realidad, el positivismo creaba una barrera elitista para favorecer todo conocimiento académicamente adquirido, sólo accesible a la clase dominante. Pero por otra parte, desconocía algunas de las armas más poderosas de la sabiduría popular, como por ejemplo la intuición y la imaginación. De manera que los románticos pusieron sobre el tapete una discusión de importancia cardinal, y por eso mismo su influencia positiva se extiende hasta nuestros días, ya que si el positivismo hubiese reinado sin obstáculos (cosa que por lo demás hubiese resultado de todas formas imposible) probablemente avanzaríamos sin remedio a un mundo de soluciones mecánicas, deshumanizadas, sometidas al arbitrio sin remedio del individualismo más feroz, donde la sociedad, manejada por mentes “brillantes” y aisladas, marcharía como un mecanismo de reloj, tan previsible y tan inorgánico. También fueron los románticos precursores de una apertura del universo intelectual europeo hacia culturas milenarias consideradas marginales y al mismo tiempo sintetizadoras de una sabiduría ancestral, acumulada a lo largo de una experiencia colectiva de larga data o enraizadas en una relación directa del hombre con su medio originario”.

Es evidente que el pensamiento humanístico (en el buen sentido de la palabra) ha sido el rector de las más grandes revoluciones mundiales. Todos los grandes líderes religiosos hoy recordados fueron tributarios del humanismo: Buda, Mahoma, Jesús, ninguno de ellos fue un científico ni un tecnócrata. Los principales maestros de Simón Bolívar fueron dos grandes humanistas: Andrés Bello, filósofo, poeta, filólogo, traductor y educador; y Simón Rodríguez, educador, escritor, ensayista y filósofo. Bolívar era un hombre muy inteligente y probablemente, de haber sido educado en las ciencias, alguna gran invención habría aportado, pero sin su formación humanística, con seguridad no hubiera sido El Libertador. Además, Bolívar recibió la influencia directa de los grandes pensadores de la Revolución Francesa, como Rousseau, quien fue músico, filósofo y escritor, y también botánico y naturista, disciplinas estas últimas en las que destacó en menor grado, y Montesquieu, filósofo y ensayista.

Son los trabajadores del pensamiento humanista quienes han garantizado el legado de la Historia de la Humanidad. Sin los historiadores sabríamos muy poco de los tiempos pasados, de las luchas y los logros de los pueblos. En cuanto a la gran importancia que tienen para los humanos los escritores, artistas y poetas baste con señalar estos hechos: ¿cuántas personas comunes recuerdan a Miguel de Cervantes como autor del Quijote y cuántos a Felipe II y Felipe III como reyes en aquella España? ¿Cuántos reconocen a Leonardo Da Vinci como autor de la Gioconda y cuántos como inventor del anemómetro?

Hay una pregunta clave en este tema ¿Ha sido el predominio de la ciencia y la tecnología en los siglos recientes una fuente de bienestar para la Humanidad? ¿El “progreso” científico y tecnológico en el contexto de la errática civilización dominante nos ha acercado más al cielo o al infierno? ¿Es mejor este mundo individualista en el que nos han colocado aparatos electrónicos por todas partes para sustituir con pantallas las miradas, la amistad que se crea en la proximidad física y el amor como intercambio directo de palabras y gestos?

Y otras interrogantes: ¿Son las grandes potencias industriales como Estados Unidos, Rusia y China modelos para nosotros, con sus altas cotas de contaminación ambiental, sus crecientes brechas sociales y sus culturas cada vez más individualistas? ¿Queremos ser como ellos? ¿No sería mejor recuperar nuestros grandes valores ancestrales basados en el amor por la naturaleza y en el predominio del espíritu?

Yo no desdigo de la ciencia, una actividad humana con logros innegables en campos como la salud, con avances en la detección y la cura de terribles enfermedades. Pero la ciencia y la tecnología no pueden ser prioritarias ante los valores espirituales, concebirlo así no serviría sino para reproducir el meollo de lo que estamos supuestamente combatiendo. El bienestar espiritual es el gran objetivo de la Revolución, sin dejar de promover el bienestar material.

El Presidente no debería preocuparse tanto por este tema, para todo hay talentos y vocaciones, en todo caso la presión social en la perspectiva de que las carreras técnicas son más rentables, lleva a que en los países capitalistas esté aumentando el número de estudiantes que se decantas por esas carreras. Medios estadounidenses publicaron recientemente que es la primera vez en sus casi 400 años de historia que la Universidad de Harvard cuenta entre sus alumnos con más estudiantes de ciencias -concretamente, de ingeniería y ciencia aplicada- que de humanidades. En concreto, la facultad de artes y humanidades cuenta con 746 matriculados, mientras que SEAS (Harvard’s School of Engineering and Applied Sciences) ha admitido a 775 estudiantes.

En cuanto a lo que atañe a las vocaciones, si alguien no tiene vocación ni talento para un oficio determinado, terminará siendo un profesional mediocre. Tengo una interesante experiencia personal: como hijos de un hogar pobre, mi finado hermano Arnaldo y yo resolvíamos el homenaje del Día de la Madre elaborando nuestros regalos con recursos propios. El apelaba a lo que le ofrecía de gratis el entorno y elaboraba ingeniosos objetos. Recuerdo, por ejemplo, un cochinillo fabricado con un limón, ramitas, alambre y semillas. Yo, por mi parte, simplemente le escribía a mamá unas rimas ingenuas y candorosas para expresarle mi amor. Arnaldo terminó estudiando ingeniería y yo Letras ¿qué tal?

Yo no pienso, en este sentido, como el Presidente. Para mí el mayor problema actual de Venezuela es la decadencia ética, la pérdida de valores del espíritu, el materialismo, el pragmatismo y todas esas plagas que nos ofrece la sociedad clasista. No quiero un país potencia, quiero un país amoroso, solidario, fraterno, honesto, decente. Privilegio el crecimiento poético sobre el crecimiento económico. Prefiero un país pobre y amable que un país rico y odioso.

Yo lucho por un final de todo esto en el que prive la aseveración del gran poeta francés Isidore Ducasse, apodado el Conde de Lautreamont: “La poesía debe ser hecha por todos”, por eso es que lucho, esa es para mí la única Revolución, a fin de cuentas y llegados algún día al escalón superior.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: