No huyas cobarde…

por Luigi Tini

La oposición venezolana y sus aliados internacionales continúan intentando desestabilizar al gobierno bolivariano, privar al Estado de sus fuentes de ingresos y socavar la moral del pueblo a través de la exasperación, los desórdenes y descontentos. Las multinacionales de la “desinformación” siguen provocando alerta mediática, alarmando al mundo de que Venezuela se encuentra al borde del colapso y de la guerra civil. Todo esto, a pesar que la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente haya desarticulado a la oposición y puesto fin a las “manifestaciones”.

El reciente llamado del presidente norteamericano Donald Trump a la Unión Europea solicitando sanciones para Venezuela, demuestra una vez más, la total ausencia de diplomacia y la violación del Derecho Internacional por parte del mandatario y, a su vez, confirma: la continuación de la aplicación de la doctrina Monroe en pleno siglo XXI.

La misantropía de la oposición venezolana
Para quienes no conocen la misantropía, es sencillamente una actitud social y psicológica que se caracteriza por la aversión general hacia el ser humano. Es una animadversión por los rasgos compartidos por toda la humanidad. Un ser misantrópico es una persona que siente y demuestra una antipatía por los seres humanos y la humanidad en su conjunto. Después de los hechos ocurridos en abril-agosto del presente año en Venezuela, el planteamiento hipotético-deductivo se convierte en “teoría”: “La extraña especie dirigente opositora venezolana es misantrópica”.

Los antecedentes de corte neoliberal
Sería absurdo e irracional pensar que la oposición venezolana se levantó una mañana y decidió salir a las calles para iniciar los hechos de violencia que llamaron con descaro “manifestaciones”. Debemos recordar algunos episodios que los líderes de la oposición venezolana en alianza estratégica y financiera con la oligarquía nacional e internacional realizaron en contra de la revolución bolivariana: el golpe de estado del 2002 contra el Presidente Chávez; el paro petrolero 2002-2003; el referéndum revocatorio del 2004; marchas y disturbios promovidos por la Coordinadora Democrática; los canales de televisión aliados a Fedecámaras; la Iglesia católica, entre otros.

Así, Hugo Chávez se fortalecía en cada enfrentamiento con la dirigencia opositora venezolana, disolviendo la alianza de los diferentes grupos opositores hasta haciéndoles perder fuerza de convocatoria. El Comandante divulgó al mundo entero que el gobierno norteamericano estaba aliado con la dirigencia opositora venezolana y, esta recibía financiamiento para intentar derrocar el gobierno bolivariano.

Debemos agregar el sabotaje económico creado en los laboratorios neoliberales por parte de redes identificadas. Estas fórmulas han funcionado en la desestabilización de algunos países. Son recetas elaboradas por grandes grupos financieros aliados con la alta gerencia opositora, que actúan: acaparando productos básicos para generar escases; contrabandeando en las fronteras con bienes subvencionados; manipulando los precios del mercado interno y distorsionando la tasa de cambio de la moneda nacional; evadiendo al fisco y desangrando al país con la fuga masiva de capitales.

Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario
Los Derechos Humanos permiten a cada persona su realización y por eso han sido objeto de análisis y estudios por juristas, filósofos, sociólogos, entre otros. La gran mayoría sostienen que constituyen la base de la paz, la democracia, la seguridad humana, la libertad, la justicia y el desarrollo. Los internacionalistas reiteran la importancia universal, el alcance mundial y la indivisibilidad como Derechos Fundamentales. Por su relevancia, existen diversos enfoques, teorías, doctrinas. Lo que no se puede negar es que su argumentación es sensible, controvertida y polémica. Están sustentados en la Carta Internacional de Derechos Humanos proclamada por la Organización de las Naciones Unidas y existe además una Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, especializado en la promoción y protección de los Derechos Humanos en el mundo.

En el mismo orden, los Deberes Humanos se fundamentan en la Declaración de Responsabilidades y Deberes Humanos creados en el marco de la UNESCO y de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. La Declaración propone los deberes y responsabilidades colectivas e individuales para que se cumplan de manera efectiva y universal los Derechos Humanos, especialmente, los consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los instrumentos internacionales de Derechos Humanos subsiguientes.

El Derecho Internacional Humanitario es una rama del Derecho Internacional Público que tiende a limitar los efectos del conflicto armado protegiendo a las personas que no participan en las hostilidades o que han decidido dejar de participar en el enfrentamiento. Estas normas restringen y regulan los medios y métodos de guerra. Aunque es cierto que tiende a proteger a quienes no participan en las hostilidades, no determina si se puede recurrir a la fuerza, ni impide ciertos medios y métodos de guerra, solo lo restringe y regula. La normativa no define si se puede recurrir a la fuerza, en consecuencia, existe un vacío legal, que se convierte en un verdadero peligro para la paz en Venezuela y del planeta.

El desprecio hacia Venezuela y el peligro de pensar diferente
Es muy preocupante que después de transcurridas décadas de la adopción del conjunto de normas nacionales e internacionales que rigen los Derechos Humanos, sigan cometiéndose graves violaciones y un aumento del desprecio hacia el gobierno venezolano. El desprecio de la dirigencia opositora venezolana hacia el Presidente Chávez, hacia los Símbolos Patrios, hacia nuestro Libertador, hacia el mismo pueblo venezolano, si, hacia nuestros mismos hermanos y hermanas. Este desprecio se ha convertido en soberbia y violencia hacia los que piensan diferente, hacia la libertad de pensamiento, lo cual no es otra cosa que la violación de un Derecho Fundamental establecido en el artículo 57 de nuestra Carta Magna y reconocida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

En Venezuela, si alguien piensa diferente o tiene una opinión política distinta a la oposición venezolana, corre un inmenso peligro de muerte. Es peor que la época nazista. Ejecutaron indiscriminada y cruelmente a compatriotas incluyendo la quema de los mismos. ¿Pero por qué? Sencillamente porque están en desacuerdo con el gobierno bolivariano: por las políticas humanitarias implementadas hacia la población; por las reivindicaciones conseguidas; por el sistema político; entre otras. Si se procede inmediatamente, estas violaciones serán la justificación de más enfrentamientos, disputas, dificultades, conflictos y problemas del mañana.

Ellos están erróneamente convencidos que, con el despotismo, el engaño, la ilegalidad, la falsedad y la mendacidad van a distorsionar el Estado democrático y social de Derecho y de Justicia contemplado en nuestra Constitución. Bienvenida la Asamblea Nacional Constituyente.

La “Operación Desestabilización Venezuela”
Una de las técnicas neoliberales utilizadas por la oligarquía venezolana para lograr sus objetivos, es tratar a los venezolanos revolucionarios como si fueran locos, enfermos psiquiátricos o de extremistas irracionales. Es inadmisible que grupos opositores justifiquen la desestabilización de su propio país. Más alarmante aún, es que claman el apoyo y la intervención militar de ciertos actores de la comunidad internacional.

Mientras pueblo y gobierno bolivariano sigan defendiéndose de las amenazas y los ataques de estos grupos, se hace más firme y estratégico el avance para el logro de los objetivos del gobierno venezolano, recuperando lo que hemos perdido y rectificando en lo que hemos errado. Recordemos las sabias palabras del Comandante Chávez: “…mientras más difícil nos las pongan, más grande seremos”.

En varias oportunidades el Presidente Chávez hizo referencia a la desestabilización y a los “…enemigos del país, afuera y adentro…”, llamado que hacía para que fortaleciéramos nuestro poder moral y estuviéramos atentos como venezolanos ante las agresiones y traiciones del sector opositor nacional e internacional. Por su parte, el presidente Nicolás Maduro en una entrevista exclusiva con la cadena rusa de noticias RT expresó: “Mi mayor error ha sido subestimar a la oposición, su capacidad de daño, su maldad, su capacidad de violencia. Quizás es el peor error que hemos cometido”. La humildad del Presidente Nicolás ha sido reconocer los errores de desestimar los enemigos internos y externos de la revolución.

Ahora los tiempos son otros, con la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente se inician una serie de cambios que refrescan a Venezuela y deben reversar el intento de desestabilización de nuestra querida Patria hermosa.

Las multinacionales de la difamación
Ya dijimos que la planificación estratégica de las agresiones sufridas en Venezuela fue organizada por la dirigencia opositora venezolana y sus aliados internacionales a través de fracciones extremistas de corte terrorista. Grupos estipendiados que se hacían llamar “manifestantes”. Pudieron fusionar agresiones económicas con manipulación política para hacer ver lo invisible. Trasgredieron los fundamentos del derecho como orden normativo e institucional de la conducta humana en la sociedad venezolana.

Lo acontecido no fue casual. Se desarrolló conjuntamente con una campaña mediática hostil (prensa, radio y televisión, Internet y las redes sociales) a nivel nacional e internacional, mientras se cometían graves violaciones a los Derechos Humanos y se encubrían delitos de lesa humanidad. Estas grandes multinacionales resaltan por la complicidad en el engaño, la incitación al odio y la violencia. Los mismos que mantuvieron el silencio en los golpes de Estado de Zelaya en Honduras (2009); de Lugo en Paraguay (2012) y de Roussef en Brasil (2016).

Después de la muerte del Presidente Hugo Chávez, la escalada mediática maléfica aumenta su intensidad con el disfraz transparente de “libertad de expresión” para derrocar al Presidente Nicolás Maduro. El Jefe de Estado venezolano en más de una oportunidad ha hecho referencia sobre estos medios de comunicación hegemónicos, expresando el pasado mes de julio “…han vendido en el mundo la imagen de una Venezuela que no existe”.

Estos medios de la “desinformación” han creado actualmente una alarma humanitaria sobre las declaraciones del Almirante Stavridis (excomandante de la NATO) sobre ¿qué debería hacer EEUU si Caracas se hunde en la anarquía?, alegando que sería un desastre para la región en materia de desplazados y podría abrir oportunidades para traficantes de drogas. En fin, todo un teatro para apoyar el llamado de su aliado norteamericano y propiciar una intervención bélica. La noticia “Es hora de planificar una guerra civil en Venezuela” está disponible en http://time.com/4931053/its-time-to-plan-for-civil-war-in-venezuela/

El beneficio de la mayoría no satisface a la oligarquía
Los importantes avances sociales, económicos, políticos logrados en Venezuela y el continente latinoamericano, no es aceptado por las potencias derechistas ni por sus aliados locales. Las políticas implementadas por el gobierno bolivariano a favor de los más necesitados no satisfacen a las grandes elites.
El Presidente Hugo Chávez haría despertar a un pueblo oprimido para que aprendiera de manera responsable su propia forma de pensar y obrar en la sociedad. En palabras simples, la llegada de la libertad, no solo para Venezuela sino para un significativo número de países latinoamericanos, quienes abandonaron las antiguas políticas neoliberales para adoptar otras que reflejan progreso especialmente en lo social, en la vida misma del ser humano. Muchos cambios en lo social y en lo geopolítico se han dado desde aquella gloriosa victoria del Comandante. Estos cambios han beneficiado pueblos excluidos y discriminados durante décadas, pero, era la antítesis para los privilegios e intereses egoístas de la oligarquía.
Muchos pueblos, mayormente de Nuestra América, recuperarían lo que se le había arrebatado. Se difundirían las realidades sobre: quienes habían sido los responsables de los golpes de estado; de la falta de democracia y de la exclusión en el continente. La defensa de los derechos de los pueblos del hemisferio se realizaría a través de la unión social e institucional, gobiernos y pueblos unidos. En consecuencia, se crearía un escenario complejo y amenazador para la clase oligarca, incrementándose después de la desaparición física del Presidente Chávez. La autocrítica nos obliga a analizar el porque la realidad actual es diferente.

El llamado a la traición, a la miseria y a la muerte
Durante estos últimos años la dirigencia opositora daña el bienestar económico de la población venezolana y fomenta la multiplicación de los actos de violencia, incluyendo llamados para intervenciones extranjeras. La oposición venezolana cometió crímenes de traición a la Patria: realizan encuentros con Jefes de Estado y de Gobierno en Europa y América, violando los Principios del Derecho Internacional, es decir, conspirar contra el gobierno; sublevarse o incitar a otros a sublevarse contra las autoridades venezolanas; terrorismo; crímenes de lesa humanidad; entre otros.

Es muy importante recordar que, por estas fechorías de la oposición, varios países de América firmaron la Declaración de Lima; Venezuela fue sancionada por EE. UU y amenazada recientemente con una posible intervención militar. Además, el Presidente norteamericano Trump hizo un llamado a su brazo armado, la Unión Europea, para que apliquen sanciones contra Venezuela. En fin, las peticiones de la traicionera oposición están plagadas de miseria, buscando muerte y destrucción. Pero no se dude: Venezuela no está sola…

Lecciones de democracia
El gobierno venezolano actuó con templanza y prudencia, en apego a las normas en defensa de los Derechos y Deberes Humanos. La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente el pasado mes de julio, aplacó la violencia de la oposición momentáneamente, llegando inclusive a fracturarla, pero la amenaza continúa y no solo a nivel nacional.

Para finalizar, es importante destacar la prepotencia del presidente de EE. UU, Donald Trump quien piensa que muchos Países están subordinados a sus maléficos propósitos, propiciando guerras, despreciando al prójimo y, no podían faltar las amenazas y el irrespeto hacia el gobierno y el pueblo de Bolívar, inclusive después de haber aplicado sanciones unilateralmente.
 

En lo único que sí está claro el Sr. Trump es que Venezuela no está sola y, eso le preocupa. Tanto le preocupa que pide cooperación a su brazo armado y fiel siervo de sus intereses: la Unión Europea, pisoteando el Marco Legal del Derecho Internacional como si fuera la alfombra de su casa. Por su parte, se deben reconocer las respuestas del Canciller venezolano Jorge Arreaza, quien reafirma el compromiso por un sistema de intercambios internacionales basados en relaciones multilaterales, sin discriminación, es decir, el respeto a la igualdad y a la autodeterminación de los pueblos, entre otras.

​El autor es: Politólogo – Analista Internacional
luigi.tini@gmail.com

Colombia: Ucrania latinoamericana y media Luna de Chávez

por Luigi Tini

Los principales objetivos de la dirigencia opositora venezolana y sus aliados internacionales siguen siendo desestabilizar el país hacia una economía precaria y propiciar las condiciones para una invasión militar por la frontera con Colombia.

En las elecciones regionales del 2017 se debe considerar cautamente las victorias de la oposición venezolana. Este análisis, se fundamenta en la zona llamada por el presidente Hugo Chávez en el año 2008 como “media luna”, correspondiente a los estados Táchira, Mérida, Zulia y Apure (más de 2.200 km de frontera colombo-venezolana). De esta franja, actualmente Táchira y Mérida pertenecen a la oposición y, en el caso zuliano deberán celebrarse nuevas elecciones el próximo diciembre.

El opositor Juan Pablo Guanipa del partido Primero Justicia, ganador de las elecciones en el Estado Zulia, mas no juramentado ante la ANC puede estar “jugando a la candelita”. Desde hace décadas, el deseo de la implantación de una zona territorial independiente para la creación de un Estado paralelo, es una ambición colombo-norteamericana. Recuérdese el descarado proyecto del Banco Interamericano de Desarrollo, que proponía fusionar al estado Zulia junto con dos provincias colombianas para que se convirtiera en la “República del Zulia”.

Así, Guanipa puede estar creando el “caldo de cultivo” para dar inicio a una serie de protestas y guarimbas en el Zulia, a las que se le sumarían los Estados Táchira y Mérida para crear más escenarios de desestabilización y violencia.

La “media luna” es sumamente estratégica para Venezuela. Así, puede ser posible el intento de sesionar estos territorios como independientes de Venezuela, impulsar un modelo de desarrollo neoliberal junto con Colombia y abrir los caminos de una posible guerra.

Algunos argumentos deben ser estudiados en la zona de la “media luna”:

– valorar que los estados venezolanos opositores son fronterizos con Colombia;

– considerar que las bases militares norteamericanas se encuentran en Colombia;

– estimar las alianzas estratégicas entre Colombia, USA y la oposición venezolana; 

– analizar que una salida al mar Caribe por el lago de Maracaibo, implica una alianza bélica y comercial directa con países aliados, en perjuicio de Venezuela;

– estimar la asociación oficial de Colombia en la NATO desde el 18 de mayo 2017;

– considerar las graves implicaciones de un posible fracaso del Acuerdo de Paz en Colombia;

– valorar el lavado de las grandes sumas de capital que realizan los narcotraficantes colombianos en esta zona como consecuencia de sus operaciones;

– valorar el intercambio del “Dólar Today” (principal causante de la hiperinflación);

– desarticular el acaparamiento, venta y contrabando de mercancía subsidiada por el gobierno venezolano, incluyendo los hidrocarburos;

– considerar la existencia de 26.000 millones de barriles de petróleo certificados, más de 500.000 millones de barriles de petróleo por certificar en el Golfo de Venezuela y más de 18.000 trillones de metros cúbicos de gas.

Para concluir, la dirigencia opositora sigue utilizando las mismas estrategias fraudulentas de corte neoliberal, conocidas a nivel planetario. Se debe considerar que la “media luna” puede ser el inicio de un modelo militar y económico utilizado actualmente por la Unión Europea-NATO en contra de los intereses de varios países eslavos, como por ejemplo Rusia. La copia de este modelo se aplicaría para intentar seguir desestabilizando a Venezuela y en consecuencia a América Latina.

Politólogo – Analista Internacional

luigi.tini@gmail.com

Italiani residenti in Venezuela denunciano l’opposizione fascista

di Luigi Tini*  

“Con i fascisti, qui, ormai, non si scherza. Molti di loro, come quelli che hanno dato fuoco giovane afro-venezuelano Orlando Figueroa, sono di origine italiana.”
(osservatoriorepressione.info)

I legami storici fra Italia e Venezuela sono antichi di secoli. Hanno a che fare con Amerigo Vespucci che diede il nome al Continente Americano e al quale si deve il nome dello stesso Venezuela; con il giuramento di Simón Bolívar a Roma sul Monte Sacro; Venezuela… piccola Venezia; e pensiamo ai legami familiari e della comune lotta per la libertà, lo sviluppo e la democrazia.

Vorrei ricordare la partecipazione degli italo-venezuelani alla lotta per l’Indipendenza del Venezuela. Erano italiani alcuni dei più stretti collaboratori del Libertador Simón Bolívar, come  Juan Germán Roscio. Spiriti elevati, che lottarono per la libertà e l’emancipazione, degni riferimenti che dovrebbero servire da esempio al Governo Italiano e a tutta la comunità italo-venezuelana.

Molti non conoscono la storia del Venezuela e sembrano avere una sorta di disprezzo per quella realtà. Lo dico perché giorni fa il Presidente del Consiglio italiano Paolo Gentiloni ha affermato, in un twitter “La crisi in Venezuela impone una risposta unitaria da parte dell’Unione Europea” (www.rainews.it). E il ministro degli esteri Angelino Alfano ha annunciato: “Ho dato indicazione alla Farnesina di predisporre un piano straordinario di un milione di euro” per gli italiani che, in Venezuela, si trovano in una situazione di difficoltà (www.ansa.it), al tempo stesso “Reiteriamo la nostra forte preoccupazione e condanna per la crescente violenza con la quale vengono represse le manifestazioni popolari di protesta in corso a Caracas e nel resto del Paese”. (http://www.angelinoalfano.it)

In tal modo il governo italiano viola una regola fondamentale in politica estera: l’obbligo da parte degli Stati di astenersi dall’intervenire, direttamente o indirettamente, negli affari interni di un altro Stato. Si tratta di un Principio del Diritto Pubblico Internazionale, legato al Principio dell’Indipendenza delle nazioni e al diritto di autodeterminazione dei popoli. È la non ingerenza.

Il governo italiano si intromette negli affari interni e contribuisce all’instabilità del Venezuela, avanzando però la scusa di voler contribuire a risolvere la fittizia instabilità politica, creata in realtà dai mezzi di comunicazione e dai politici.

Paradossalmente, turbolenze e instabilità sono state vicende caratteristiche dei governi italiani dopo la seconda guerra mondiale. In 18 legislature, compresa la Costituente, si sono susseguiti più di 60 governi, ciascuno dei quali durava in media un anno.

Dice il proverbio che chi non studia la storia è destinato a ripeterla. Molti governi italiani l’hanno fatto. La Rivoluzione Bolivariana non è caratterizzata dall’instabilità. Quasi tutti gli attacchi contro il Venezuela in questi ultimi mesi, a livello nazionale e internazionale, sono stati manipolati mediaticamente in modo scandaloso per far credere che il Venezuela è alla deriva, e provocare in tal modo il caos politico, sociale e democratico.

L’anno scorso, il presidente della Commissione Affari Esteri del Senato, Pierferdinando Casini, ha incontrato Julio Borges e Ramón Guillermo Aveledo, due politici venezuelani di estrema destra, per trattare della “crisi attraversata dal Venezuela”. Il senatore ha dichiarato che gli italiani residenti a Caracas non hanno cibo né medicine e sono assassinati dai criminali. Al contrario, il Governo venezuelano non ha mai parlato di “associazione mafiosa”, di “infiltrazione mafiosa” e di “criminalità organizzata” in Italia.

Il ricorso alla manipolazione mediatica e politica può ottenere l’effetto opposto. Il detto “Il buon giudice inizia da casa propria” si può ben applicare a questo contesto. I dati ufficiali per il 2016 dell’Istituto Nazionale di Statistica (Istat) sulla povertà in Italia non sono certo incoraggianti: 4 milioni 742mila persone vivono in stato di povertà assoluta (con un aumento del 40% rispetto all’anno precedente; è cresciuta anche la percentuale di minori: 1 milione 292mila). La condizione di povertà relativa, poi, interessa 8 milioni e 465mila persone. Cifre impressionanti per uno Stato membro del G7. Insomma, il Ministro degli Esteri italiano vuole mandare 1 milione di euro ai suoi compatrioti in Venezuela eppure ha oltre 12 milioni di italiani in stato di povertà nel suo paese! Non è forse uno show mediatico?

È importante che i politici italiani ricordino che l’opposizione venezuelana ha fallito a causa delle proprie malefatte e dei propri errori. Sono arrivati al punto che la popolazione non li vuole più vedere, e certo non ha fiducia in loro. Quest’opposizione ha fatto ricorso alle stesse strategie utilizzate in Ucraina e Libia; ma non hanno funzionato. Il ricorso al termine “repressione” suscita molti interrogativi. Il Ministro Alfano non ricorda che cosa succedeva alle manifestazioni quand’era Ministro dell’Interno? E la polizia statunitense non reagisce forse in modo molto meno moderato di quella venezuelana, quando si trova di fronte a manifestazioni violente? Quelle venezuelane, oltretutto, sono state molto più violente di quelle negli Stati Uniti.

Lo scorso mese di marzo, il Ministro degli Esteri italiano ha incontrato il suo omologo russo, Sergej Lavrov, il quale, quando Alfano ha evocato il tema delle manifestazioni a Mosca, ha risposto così: “Ho ben presente quello che succede sulle piazze delle capitali europee e statunitensi quando le leggi che regolano le manifestazioni sono violate, quando si manifesta senza autorizzazione e senza rispettare gli itinerari concordati: le forze di polizia usano manganelli e gas lacrimogeni. Dunque, vediamo che gli stessi fatti suscitano reazioni diverse. Due pesi due misure“. https://www.youtube.com/watch?v=IwCuZf64_Xg

L’opposizione lavora dipendendo da lauti finanziamenti; si veda l’ultimo caso di Lilian Tintori, moglie dell’oppositore fascista Leopoldo López, beccata con 200 milioni di Bolívares nella sua automobile. Si è giustificata dicendo che erano necessari a coprire le spese sanitarie per la nonna; la quale però è morta anni fa…

Il caso Tintori ha messo in evidenza gli errori diplomatici del governo italiano. La moglie di López ha dichiarato pubblicamente che il denaro è suo e dunque è sotto processo per fatti pubblici, noti e ammessi. Eppure l’ambasciatore italiano in Venezuela ha accompagnato Tintori all’aeroporto internazionale Simón Bolívar, violando la Convenzione di Vienna sulle relazioni diplomatiche, secondo la quale i diplomatici sono obbligati a non interferire negli affari interni dello Stato che li ospita.

Viste le obiezioni del Governo Italiano nei confronti del sistema democratico venezuelano, visto il mancato riconoscimento delle istituzioni dello Stato venezuelano, visto l’atteggiamento dell’ambasciatore italiano, il Ministro degli Esteri venezuelano Jorge Arreaza ha mandato una nota di protesta all’ambasciatore, avvertendo che se continua questo metodo da parte della diplomazia italiana, saranno prese in considerazione misure diplomatiche più serie. (http://mppre.gob.ve)

Cerchiamo di immaginare quale sarebbe la reazione del governo italiano se un gruppo di persone: desse fuoco agli ospedali a Roma e le scuole a Milano; sparasse contro la magistratura; prendesse d’assalto caserme dei carabinieri; assoldasse i mafiosi della camorra per terrorizzare la popolazione; bloccasse il traffico sul Grande raccordo anulare; bruciasse vive persone solo perché la pensano in modo diverso. Non si possono difendere terroristi né paramilitari assoldati per destabilizzare anzi distruggere un paese, con nefaste conseguenze politiche, sociali ed economiche.

Lo scorso mese di aprile, Ugo di Martino, presidente dei “Comitati di italiani all’estero” ha reso nota l’organizzazione di una protesta congiunta con gli italo-venezuelani, nelle vicinanze del Consolato Generale d’Italia a Caracas. Ecco alcune ragioni della protesta: la mancata assistenza ai connazionali, la burocrazia dei servizi consolari, il pessimo funzionamento della Missione, si favorisce una élite di italiani privilegiati escludendo i più bisognosi. Si tratta di violazioni della Convenzione di Vienna e dei trattati internazionali in materia. Si vuole responsabilizzare il Governo Bolivariano per la mancanza di attenzione da parte dei diplomatici alla comunità italo-venezuelana? Non dovrebbe essere difficile rispondere a questa domanda.

Comunque, il 4 dicembre 2016 in Italia si è tenuto il terzo referendum costituzionale. Nel mese di settembre 2016, l’ambasciatore statunitense in Italia, John Phillips, in occasione di un evento dell’Istituto di Studi Americani a Roma, ha affermato:”Il referendum è una decisione italiana”. Ma l’Italia “deve garantire stabilità politica. Sessantatré governi in 63 anni non danno garanzia”. Il voto sulle riforme costituzionali, continua, “offre una speranza sulla stabilità di governo per attrarre gli investitori che stanno osservando quanto avviene in Italia”. (www.repubblica.it).

A leggere i rapporti mandati dall’Ambasciata nordamericana in Italia al Segretario di Stato John Kerry il 31 gennaio del 2015, la democrazia italiana agli occhi degli statunitensi sarebbe disfunzionale. In un altro rapporto, Phillips ricorda che “gli italiani non eleggono il loro leader dal 2008, ma non sembrano particolarmente ansiosi di rettificare questo deficit di democrazia”. (www.lastampa.it)

Come diceva il poeta Maurice Maeterlink,“ogni volta che compio un errore mi sembra di scoprire una verità che non conoscevo ancora”. L’errore di ingerenza negli affari interni italiani da parte del diplomatico nordamericano lo ha indotto a esprimere le sue verità: l’instabilità politica e la necessità di rettificare il deficit di democrazia in Italia.

Nel contesto politico, le dichiarazioni del diplomatico statunitense hanno suscitato – com’era prevedibile – reazioni contro “l’inaccettabile ingerenza” in tutta la classe politica italiana,

– “Il signor ambasciatore Usa si faccia gli affari suoi e non interferisca, come troppe volte è già accaduto in passato, nelle vicende interne italiane (…)” (Matteo Salvini).

– “Ricordiamo all’ambasciatore americano Phillips l’art. 1 della nostra Costituzione: la sovranità appartiene al popolo… italiano” (Renato Brunetta).

– “Ambasciatore Usa rappresenta il suo popolo o interessi di qualche banca d’affari?” (Alessandro Di Battista).

– “Renzi dimostri di non essere un inutile fantoccio e pretenda le scuse immediate e formali da parte degli Usa. Renzi viene pagato dagli italiani per difendere la sovranità nazionale, non per fare il lacchè di lobby e grande aziende” (Giorgia Meloni).

Infine, “Dura lex, sed lex” – «La legge è dura, ma è legge» (Socrate) e “La legge è uguale per tutti” ma non tutti sono uguali… Cosi, voglio ricordare che nessun Governo venezuelano e meno che mai Bolivariano ha mai compiuto atti d’ingerenza nella politica interna italiana, e mai ha posto condizioni ai milioni di migranti italiani che arrivati in Venezuela a cercare un futuro dopo la seconda guerra mondiale. Arrivarono in Venezuela italiani privi di mezzi, affamati, ammalati, senzatetto. Fra questi i miei genitori.

Ricordiamo: il Venezuela ha smesso di essere una colonia 200 anni fa. È ora di aprire gli occhi e convincersi che i nemici sono interni ed esterni, ma che non potranno fare nulla di fronte alle nostre forze alleate e all’amore per il prossimo.

Mi rivolgo a voi, italo-venezuelani: non lasciatevi avvelenare. Il Venezuela, come tutti i paesi, ha diversi problemi; ma il popolo insieme al suo governo sta lavorando per risolverli.

politologo e analista internazionale – luigi.tini@gmail.com

La guerra: continuación de la política por otros medios…

por Luigi Tini*

tatuytv.org

Italianos en Venezuela denuncian: “con los fascistas, aquí, ya no se juega. Muchos de ellos, como aquellos que quemaron el joven afro venezolano Orlando Figueroa, son de origen italiano”.

Los lazos históricos entre Italia y Venezuela ya cumplen varios siglos. Una historia que tiene que ver con el mismo Amerigo Vespucci que le dio el nombre al continente americano y a la misma Venezuela; tiene que ver con la sede de la Iglesia Católica, religión preponderante en el nuevo continente y en la misma Italia; el juramento de Bolívar en el Monte Sacro; Venezuela… pequeña Venecia; además de los lazos familiares y de lucha común por la libertad, el desarrollo y la democracia.

Quiero recordar por varias razones (que explicaré más adelante) a nuestro prócer Juan Germán Roscio, hijo del italiano Giovanni Roscio y de la venezolana Paula María Nieves. Fue abogado, escritor, periodista y político venezolano. Redactó el Acta de Proclamación de la Independencia (19-4-1810), el Acta de la Independencia (5-5-1811), el Reglamento Electoral para la elección del Primer Congreso; la Primera Constitución de Venezuela e Hispanoamérica. Fue Presidente del Congreso de Angostura de 1819 y vicepresidente de la Gran Colombia. Redactor de La Gaceta de Caracas y director del Correo del Orinoco, entre otros destacados cargos.

Roscio, era el segundo patriota de confianza de nuestro Libertador. Cuando Bolívar le pide reconstituir la República (1817-1819), Roscio le dice que antes debía de redactar su obra “Triunfo de la libertad sobre el despotismo”, publicado en Filadelfia en 1817. En 1818 estaría en Angostura apoyando a Bolívar en la reconstrucción de la Tercera República.

Como lo expresó el Presidente Maduro: “Juan Germán Roscio enalteció la labor inspiradora, legalista y constitucionalista del principal redactor del Acta de Independencia, firmada el 5 de julio de 1811”.

Lo apodaron despectivamente como uno de los “ocho ilustres monstruos” quienes fueron enviados presos a España en 1812 por el jefe realista Monteverde. Este ilustre prócer es sólo uno de los muchos hijos de italianos, que lucharon por la libertad y la independencia de Venezuela. Digno ejemplo para el Gobierno Italiano, para toda la comunidad  italo-venezolana en Venezuela y en Italia.

Muchos no conocen nuestra historia y parecen despreciar nuestras realidades. Digo esto, porque hace días, el Primer  Ministro italiano, Paolo Gentiloni, a través de un tweet solicitaba: “una respuesta diplomática europea contra la deriva autoritaria” en Venezuela; además, el Canciller italiano, Angelino Alfano, anunció un plan de emergencia de 1 millón de euros para los italianos en Venezuela que se encuentren en situación de necesidad, pidiendo además que no se repriman las manifestaciones en el país y exigiendo respeto por los DDHH de la oposición venezolana.

Qué triste que no se quiera ver la realidad. Evidentemente haciendo uso de la manipulación política para ponerle un velo, una mirada sesgada a esa realidad. Más grave aún, el intento de manipulación política de un gobierno extranjero hacia el venezolano. La idea es crear las condiciones propicias para la guerra civil en Venezuela con la excusa de solventar la inestabilidad política ficticia creada por los medios de comunicación y por voceros políticos.

Paradójicamente, son precisamente las turbulencias e inestabilidades las que han plagado a los gobiernos italianos después de la segunda guerra mundial. En 18 legislaturas, comprendida la Constituyente, han seguido 64 gobiernos con una duración promedio de un año cada uno.  

Dice un refrán popular que los que no estudian su historia están destinados a repetirla. Muchos gobiernos italianos han repetido su misma historia. La Revolución Bolivariana no está marcada de inestabilidad. Todos los ataques hacia Venezuela ocurridos en estos últimos meses a nivel nacional e internacional han sido manipulados mediáticamente de una forma descarada para hacer creer que Venezuela está a la deriva, para así provocar el caos político, social y económico.

Además, el año pasado sucedieron eventos extraños. Por ejemplo, representantes del parlamento italiano, encabezados por el Presidente de la Comisión de Política Exterior del Senado, Ferdinando Casini, se reunieron con Julio Borges y Ramón Guillermo Aveledo, políticos venezolanos de extrema derecha, para tratar la “crisis que atraviesa Venezuela”, alegando el senador, que los italianos en Caracas se encuentran sin comida, sin medicinas y asediados por los criminales. Debemos hacer un paréntesis para recordar los casos de “asociación mafiosa” y de “infiltración mafiosa“ en la política italiana, sin olvidar que no han podido controlar el crimen organizado.  

Es importante que los políticos italianos recuerden que la oposición venezolana ha fracasado por sus mismas fechorías y por sus propias faltas. Han llegado al punto que el pueblo ya nos los quiere ver, ni confía en ellos. La oposición cumplió su labor subordinándose a un jugoso financiamiento siguiendo las órdenes de la oligarquía y sus socios lacayos en América para intentar desestabilizar a Venezuela.

El Canciller italiano se refirió a la represión. Se debe recordar que todo gobierno se defiende de los ataques de grupos violentos, no permite que se transgredan las leyes y garantiza el respeto de los DDHH. Demasiado hizo el gobierno bolivariano para evitar daños irreversibles. La versión que se le dio de los hechos fue falsa y prevaleció la manipulación mediática.  Las mismas estrategias que aplicaron en Ucrania, en Libia, fueron las que intentaron aplicar en Venezuela, pero esta vez no funcionaron. ¿Recuerda señor Canciller Alfano si se reprimían las manifestaciones cuando usted fue Ministro del Interior? ¿La policía norteamericana reacciona con la misma moderación que la venezolana ante la violencia en las manifestaciones (aunque las manifestaciones venezolanas sean más violentas)?

El pasado mes de marzo, el Canciller italiano realizó visita a su homólogo ruso Sergei Lavrov. Recordemos la respuesta del alto diplomático ruso cuando el Canciller Alfano abordó sutilmente el tema sobre las pasadas manifestaciones en Moscú: “Recuerdo bien los acontecimientos que ocurren en las capitales europeas o en los Estados Unidos si se violan las leyes para manifestar, si hay algunas no autorizadas y otras no respetan los itinerarios acordados: se usan bastones y lacrimógenas. Los mismos sucesos suscitan reacciones diferentes”.

¿Cómo un alto funcionario que pertenece a un país del G7 puede intentar manipular tan descaradamente a la opinión global utilizando el término “represión”? Imaginemos la reacción del Gobierno Italiano si un grupo de personas:

– quemara los hospitales en Roma y las escuelas en Milano; disparara contra la Magistratura; tomaran por asalto a los Carabinieri; contratara a mafiosos de la camorra para aterrorizar a la población; obstaculizaran el tránsito en el “Grande Raccordo Anulare” (autopista italiana más traficada que circunda la capital romana); quemase vivas a personas por pensar diferente.

No se puede defender a terroristas ni a paramilitares contratados para crear inestabilidad y la destrucción de un país, con nefastas consecuencias políticas, sociales y económicas. A la oposición y su combo, no les ha interesado ni les interesará jamás la vida de ningún ser humano, siempre y cuando se cumplan sus objetivos. Ahora llegó la hora, es su responsabilidad responder por la manipulación, el engaño, los muertos, la destrucción y en general por todos los delitos cometidos, pero rápido, antes de que algunos se unan a sus cómplices huyendo del país.

La utilización de la manipulación mediática y política puede convertirse en un efecto contrario y perjudicial. El famoso refrán popular: “El que es buen juez, por su casa empieza” puede aplicarse en este contexto. Por esto se deben analizar datos oficiales y evaluar la tendencia futura de un fenómeno determinado. Mejor aún y con mayor credibilidad, cuando los datos son emanados por una prestigiosa institución avalada por la Unión Europea como lo es la italiana ISTAT (Instituto Nacional de Estadística – http://www.istat.it/it/).

Los datos oficiales referidos a la pobreza en Italia para el año 2016 no son nada alentadores: 4 millones 742 mil personas viven en pobreza absoluta (incremento del 40% con respecto al año anterior – aumentando además el porcentaje entre los menores de edad: 1 millón 292 mil). En lo que respecta a la pobreza relativa, imagínese que son 8 millones 465 mil individuos, y que, según los expertos, estas cifras no se reducirán por ahora. Números impresionantes para un Estado perteneciente al G7. Recordemos que el grupo de los siete está conformado por los siete países desarrollados con la riqueza nacional neta más grande en el mundo. El Canciller italiano quiere enviar 1 millón de euros a sus compatriotas en Venezuela, y tiene más de 12 millones de italianos en la pobreza en su país.

¿Show mediático?

No es casualidad, sino causalidad: el efecto de la inestabilidad política. El pasado mes de abril, el Señor Ugo Di Martino, presidente de los “Comitatos de italianos en el exterior” (institución avalada por la Cancillería italiana), informaba sobre la organización de una protesta conjunta con los italos-venezolanos, en las adyacencias del Consulado General de Italia en Caracas. Entre las quejas se destacaban: la desasistencia a sus connacionales, la burocracia en los trámites consulares, el pésimo funcionamiento de la Misión, el favorecimiento a una élite de italianos privilegiados y la exclusión de italo-venezolanos más necesitados. Claramente se denotan serias violaciones de la Convención de Viena y los Tratados Internacionales sobre la materia. ¿Se pretende responsabilizar al gobierno bolivariano por la falta de atención a la comunidad italo-venezolana por parte de los diplomáticos? Cada quien tiene su respuesta.

Esto significa que la manipulación política es considerada como una excusa para la intromisión en los asuntos internos de Venezuela. Sin embargo, el 04 de diciembre del 2006 se efectuó en Italia el tercer referéndum constitucional; por cierto, rechazado por los italianos. En el mes de septiembre 2016, el embajador USA en Italia, John Phillips, en ocasión de un evento en el Instituto de Estudios Americanos en Roma, dijo: “El referéndum es una decisión italiana”. Pero el país “debe garantizar estabilidad política. Sesenta y tres gobiernos en 63 años no dan garantía”. EI voto en las reformas constitucionales continua, “ofrece una esperanza en la estabilidad de gobierno para atraer a los inversionistas que están observando que sucede en Italia”. (http://www.repubblica.it).

En los reportes enviados por la Embajada norteamericana en Italia al secretario de Estado Kerry el 31 de enero del 2015, pareciera que para los norteamericanos la democracia italiana es disfuncional. En otro reporte, Phillips recuerda que los “italianos no eligen líder desde el 2008, pero no parecieran particularmente ansiosos de rectificar este déficit de democracia”. (http://www.lastampa.it).

Como decía el poeta Maurice Maeterlinck, “cada vez que cometo un error me parece descubrir una verdad que aún no conocía”. El error de intromisión en los asuntos internos italianos por parte del diplomático norteamericano lo indujo a expresar para él sus verdades: la inestabilidad política y la rectificación del déficit de democracia en Italia.  

En el contexto político, las declaraciones del diplomático USA (como era de esperarse) suscitó reacciones de toda la clase política italiana:

– “El señor embajador USA se entrometa en sus asuntos y no interfiera, como muchas veces ha pasado, en los asuntos internos italianos” (Matteo Salvini).

– “Más que un auspicio, es una entrada con pies de plomo en los asuntos internos italianos. Intervenga el Presidente de la República”. (Renato Brunetta).

– “Al embajador quiero preguntarle si representa el pueblo norteamericano o algún banco. Somos aliados, no somos esclavos”. (Di Battista).

– “El representante en Italia de un gobierno extranjero no puede en ningún caso entrometerse en nuestra política interna”. (Giorgia Meloni).

Para finalizar, quiero recordar que ningún gobierno venezolano y menos el bolivariano, se ha inmiscuido en la política interna italiana, y menos aún, puso condiciones a los millones de inmigrantes italianos que buscaban un futuro después de la segunda guerra mundial. Italianos desprotegidos, sufriendo hambruna y enfermedades, sin hogar, que llegaron a Venezuela… incluyendo a mis padres. Recordemos que Venezuela dejó de ser colonia hace más de 200 años. Llegó la hora de abrir los ojos y convencerse que los enemigos son internos y externos, y que nunca podrán con nuestras fuerzas aliadas y el amor al prójimo. Italo-venezolano: no te dejes contaminar. Venezuela, como todo país, tiene problemas, pero el pueblo junto a su gobierno está trabajando en la solución.

* Luigi Tini es Politólogo y Analista Internacional italo-venezolano

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

rojoutopico.wordpress.com/

Blog de opinión igualitaria, social y política de un tipo Feminista, Galileo y Anticapitalista.

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

L'angolo dei cittadini

La tua provincia

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: