Poder popular y ‘antimafia’ social en Nápoles

Integrantes de las Brigadas, que han tratado de impedir el fenómeno de la compraventa de votos.

por Davide Angelilli – diagonalperiodico.net

Hablamos con Giuliano, de las Brigadas de Control Popular que han ejercido de observadores en las últimas elecciones municipales.

LOS ÚLTIMOS COMICIOS LOCALES DIERON EL GOBIERNO DE LA CIUDAD AL PROGRESISTA DE MAGISTRIS

Además de ser una de las ciudades más fascinantes del mundo, Nápoles es la capital simbólica del sur de Italia. En la última década, esta ciudad se ha identificado en el imaginario popular como un lugar donde habita la violencia y la criminalidad y donde se ubica el centro de poder de la Camorra, la organización mafiosa que opera en esta región italiana. Publicado en el 2006 y traducido en todo el mundo, el libro Gomorra, del conocido escritor italiano Roberto Saviano, ilustra cómo el sistema económico de la Camorra se fundamenta en el control de la ciudad napolitana con la finalidad de gestionar los flujos de mercancías que llegan a Europa desde distintas partes del globo.

“Camorra y Estado no son dos actores antagónicos; más bien actúan en la misma dirección”

Así, Nápoles ha venido a ser sinónimo de peligrosidad por la red de actividades criminales y mafiosas que se articulan en sus espléndidas calles históricas, sus plazas encantadoras y en la mágica atmósfera que abraza sus barrios. Sin embargo, esta visión parcial de la compleja sociedad partenopea esconde una increíble vivacidad cultural y social que caracteriza la ciudad. Una vivacidad que en los últimos tiempos se está transformando en un sólido proyecto político basado en la participación popular y en la democracia participativa.

En las últimas elecciones del pasado 19 de junio, diferentes movimientos populares de la ciudad han apoyado la candidatura del alcalde Luigi de Magistris, que ganó holgadamente las elecciones, confirmando su liderazgo al frente de la ciudad para otros 5 años de legislatura. Unos días antes de la votación, desde Barcelona, la “alcaldesa del cambio”, Ada Colau, apoyó públicamente a Luigi de Magistris, y señaló a Nápoles como una ciudad fundamental para construir otro Mediterráneo posible.

Tras la figura de Luigi de Magistris se ha consolidado un proceso progresista y transformador que apuesta enérgicamente por la democracia participativa como antídoto a la criminalidad difusa, pero también a la injusticia del modelo capitalista neoliberal. Un ejemplo de este resurgimiento que sacude la ciudad han sido las Brigadas de Control Popular: comités que han vigilado el funcionamiento democrático de las dos rondas de votaciones electorales, impidiendo un fenómeno tan difuso como determinante en Nápoles: la compraventa de votos. Esta estrategia de control popular ha demostrado mediáticamente como esta infame acción es manejada por los partidos conservadores, con el apoyo de parte del crimen organizado. Una iniciativa de “antimafia social”, entonces, promovida por jóvenes, mujeres, estudiantes, trabajadores y desocupados que militan en el centro autogestionado Je so’ Pazzo: un viejo manicomio ocupado que se ha convertido en una “Casa del popolo” al servicio del barrio y de todos los sectores populares. Uno de los protagonistas de este espacio, Giuliano (30 años), nos explica lo que está pasando en esta rebelde ciudad del Mediterráneo y porqué su significado es de gran interés para todos los movimientos de izquierda.

“Juntos podemos ejercer control sobre los poderes legales e ilegales que parecen existir desde siempre en nuestra ciudad”

El control popular ha sido históricamente una reivindicación del movimiento obrero para una redistribución de las relaciones de poder, por ejemplo, en la producción económica. ¿Cómo nació la idea de realizar un control popular sobre las votaciones de un ayuntamiento tan importante como Nápoles?

La idea nació de una doble necesidad. La primera, y quizás la más obvia a los ojos de quien mira desde el exterior, fue la necesidad de controlar el proceso electoral para evitar y denunciar fraudes. Especialmente en el sur de Italia, y sobre todo para la elección de las administraciones comunales, hay mecanismos sucios, compraventa de votos, clientelismo… Nuestra función fue la de impedir todo eso y parcialmente, lo conseguimos. La segunda idea fue construir un rol protagónico para el pueblo. El proceso electoral es el que, entre todas las actividades políticas, fomenta más la delegación del poder. Es decir, cada cuatro años pones una papeleta y todo termina ahí. Nosotros/as pensamos diferente. Pensamos que el pueblo tiene que ser protagonista de la política.

Entonces, quisimos comunicar al pueblo que juntos/as podemos ejercer control sobre los poderes legales e ilegales que parecen existir desde siempre en nuestra ciudad. Y la participación en la iniciativa de control popular nos demuestra que hay una amplia voluntad para acabar con todos estos mecanismos. Pero el control popular fue también una promesa. Es como si hubiéramos dicho a todos los candidatos: hoy en día estamos aquí y mañana también seguiremos controlando tu trabajo de representante de los intereses populares. El control popular no termina con las elecciones, el control popular debe ser activado en los puestos de trabajo, en los territorios, en los hospitales…

Una forma de luchar contra el poder mafioso mediante la lucha social y la organización popular…

Cabe precisar que nuestra iniciativa no fue una iniciativa por la legalidad del Estado contra la ilegalidad de la camorra. Camorra y Estado no son dos actores antagónicos; más bien actúan en la misma dirección. Hay condiciones sociales que permiten a la “camorra” estar arraigada en muchos barrios. Si no hay liberación a través de la educación, ¿cómo podemos pensar que cada uno pueda aceptar pasivamente estar en los últimos puestos de la sociedad para siempre? La camorra funciona también como estado social, ofrece trabajo, dinero, protección… Pero, no es un “anti-Estado”, ni “otro Estado”. Es un capitalismo con rostro criminal. Muchas veces los hombres de la camorra son los encargados de asegurar que los/as trabajadores/as no luchen por sus derechos. Si alguien decide protestar tiene que enfrentarse no solamente a la patronal, sino también a la posible violencia de la camorra.

¿El lema de vuestra lucha política y social es Potere al popolo? ¿Qué queréis decir realmente con esta idea de poder popular?

Poder popular significa que el pueblo decide. No vemos al pueblo como un niño que necesita ser controlado por un padre autoritario. El pueblo conoce sus problemas, sus debilidades, sus potencialidades. Al mismo tiempo, entre la gente hay un océano de desconfianza, resignación, resentimiento. No hacemos ninguna idealización del “pueblo”. No es perfecto, pero tampoco es una manada de ovejas. Nuestra labor como sujeto político debería ser dar espacio y organicidad a las exigencias que vienen desde abajo, articulándolas junto al pueblo. Por otro lado, crear poder popular significa también construir organismos que permitan la máxima democracia posible, y la efectividad de las decisiones. Es una dialéctica difícil, un equilibrio que siempre va cambiando. No hay fórmulas, a lo sumo referencias útiles. Por ejemplo, lo que está pasando en Venezuela desde 1999 puede ser una inspiración. Pero nuestra tarea es una creación original, “ni calco, ni copia” de ninguna experiencia ocurrida en otra latitud.

Ex OPGTítulo de una conocida canción napolitana, “Je so Pazzo” quiere decir “yo estoy loco”. ¿Por qué habéis dado este nombre a vuestro proyecto?

“Je so pazzo” es el nombre de una canción arraigada en la tradición napolitana. Su autor, Pino Daniele, está también en el corazón de esta ciudad. Y nuestro proyecto tiene la ambición de estar inscrito en la historia de esta ciudad y en sus tradiciones. Elegimos esta canción suya porque el sitio que ocupamos en marzo de 2015 fue un hospital psiquiátrico penitenciario, donde fueron encarcelados/as centenares de “locos/as”. Muchos de ellos/as fueron anarquistas, comunistas, luchadores/as sociales o simplemente personas que habían osado a rebelarse en contra de la autoridad. Hemos aprendido a conocer muchas de estas historias, de su dolor y sufrimiento. Porque nosotros/as también estamos locos/as. Porque hemos ocupado un sitio administrado por la policía penitenciaria, protagonista de violencia y también masacres en las cárceles italianas. Porque hemos iniciado un proceso de transformación de los espacios físicos, con el objetivo de construir libertad donde había prisión, alegría donde había dolor… De convertir la recuperación de espacios abandonados en un proceso de transformación social, política y económica de la ciudad. Sí, es verdad, estamos locos/as, somos soñadores/as. Como decía Lenin, es preciso soñar, pero a condición de creer verdaderamente en nuestros sueños, de estudiar con atención la vida real, de confrontar nuestra atenta observación con nuestros sueños. Y, entonces, trabajar escrupulosamente hasta hacer de estos sueños una concreta realidad.

Movilización en Italia: 25 años del inicio de la Guerra del Golfo

por Davide Angelilli – telesurtv.net

Los movimientos han organizado manifestaciones y acciones políticas en diferentes ciudades y lugares del país, denunciando la política exterior del Estado italiano, por su naturaleza opresora e imperialista a detrimento de la autodeterminación y de la paz en el Sur del mundo.

Un grito por la paz internacional desde el sur de Europa. Tras 25 años exactos de la explosión de la denominada guerra del Golfo, este sábado, 16 de enero, movimientos y organizaciones sociales de la izquierda italiana han llevado a cabo una movilización nacional contra la guerra. Los movimientos han organizado manifestaciones y acciones políticas en diferentes ciudades y lugares del país, denunciando la política exterior del Estado italiano, por su naturaleza opresora e imperialista a detrimento de la autodeterminación y de la paz en el Sur del mundo. Las marchas más multitudinarias, con algunas miles de personas, se han realizado en Roma y en Milán.

Contemporáneamente, activistas sociales, sindicales y antimilitaristas, han organizado concentraciones de protesta frente a bases militares estadounidenses en Sicilia, Trieste, Vicenza y en otras ciudades. El inicio de un cuarto de siglo de guerra y militarización sin tregua: el 16 de enero de 1991 se ha convertido en una fecha particularmente significativa para Italia. En un artículo recientemente publicado por el periódico Il Manifesto, el estudioso y experto en cuestiones bélicas, Manlio Dinucci, ha ilustrado cómo la invasión de Iraq fue determinante porqué abrió la actual fase de guerra permanente que está golpeando Oriente próximo. Una fase que está generando una cada vez mayor inestabilidad internacional. La agresión a Irak – continua explicando Dinucci – fue la primera vez en la que la República Italiana participó en una guerra guiada por la potencia norteamericana, violando así el artículo 11 de su propia Constitución, que declara el repudio a la guerra “como instrumento de ataque a la libertad de los otros pueblos y como medio de solución de las controversias internacionales”.

Las fuerzas sociales de la izquierda italiana han denunciado cómo -tras estos veinticinco años de operaciones e invasiones “realizadas en lugares lejanos de las metrópolis europeas y occidentales”- los acontecimientos bélicos se están convirtiendo también en un asunto de interior para los Estados europeos. Tras los ataques terroristas de Paris del último año, a la guerra provocada en el exterior se le está añadiendo una guerra social interna, animada por la islamofobia y por la voluntad de reprimir cualquier manifestación de disenso en nombre del Estado de emergencia. Colectivos feministas han puesto el énfasis en la necesidad de rechazar, por un lado, el uso instrumental de las “mujeres” para generar aversión al Islam en las sociedades europeas.

Y, por el otro, de desenmascarar la “absurda legitimación” de las intervenciones bélicas mediante la retórica de los derechos humanos y civiles de las mujeres violados en los países árabes. Evidenciando, al contrario, que la violencia contra las mujeres lamentablemente es un problema de todas las sociedades, “no tiene raza” y de ninguna manera puede ser fuente de justificación para las posturas racistas que apoyan las guerras internacionales.

Junto con la plataforma social Eurostop (entre los promotores de la iniciativa), diferentes personalidades de la cultura y de la política subrayan la naturaleza profundamente beligerante de la OTAN y la arquitectura antidemocrática de la Unión Europea. También, el alcalde de la ciudad de Nápoles, en el sur del país, Luigi De Magistris se ha adherido a la jornada No War. “Una parte de Occidente nunca ha dejado de tener una postura colonialista hacía los pueblos de Oriente próximo”, ha declarado el político en una nota de prensa a los medios. Más que una manifestación de protesta, las organizaciones sociales han definido la jornada como el primer paso de una movilización política y cultural, para evidenciar la relación directa entre las políticas de guerra en el exterior y las medidas cada día más represoras en el interior de Europa. El punto de inicio de una movilización inclusiva y popular contra el sistema de guerra permanente, en todas sus expresiones.

En el contexto de crisis social y económica que viven las sociedades europeas, los movimientos populares de Italia piden un cambio político radical. Contra la expansión social del racismo y de la xenofobia –afirman- se necesita un proyecto político que trasforme la democracia fósil de las sociedades europeas. Un proyecto que sepa imaginar y construir un modelo de sociedad diferente, con la participación protagónica de los migrantes. De quien, a menudo, escapa de escenarios de muerte y destrucción para llegar a una Europa cada día más injusta y desigual.

Roma-Ayotzinapa: solidaridad de los estudiantes cruza océanos

por Davide Angelilli (Caracas ChiAma)

Cubainformación.- Desde el 17 de abril, está recorriendo Europa una caravana de familiares, amigas/os, compañeras/os de los 43 estudiantes normalistas “desaparecidos” por la policía mexicana hace siete meses, tras la represión de una manifestación popular. El pasado miércoles la caravana llegó a Roma, donde se realizó un importante encuentro con los colectivos de estudiantes de la capital italiana.

Los estudiantes son los protagonistas en las Escuelas Normales rurales, surgidas en los años ’30 para hacer de la educación una herramienta de emancipación para las clases más pobres de México. La escuela de Ayotzinapa, donde estudian los 43 jóvenes todavía desaparecidos, lleva el nombre de Raúl Isidro Burgos: el joven profesor que fundó estas escuelas, impulsado por la solidaridad hacia las/os explotadas/os de las comunidades campesinas.

El mensaje que la Caravana ha difundido en Roma ha sido claro. Es precisamente la solidaridad y la complicidadcon las clases pobres lo que no acepta el Estado mexicano y el sistema de poder que gobierna el país. Una solidaridad, aquella de las Escuelas Normales, que se concretiza en educación pública e inclusiva, dirigida a las comunidades rurales e indígenas. Una educación totalmente opuesta a la promovida por el gobierno de Enrique Peña Nieto que privatiza todo lo que puede, golpeando cada día más los derechos sociales del pueblo.

Frente a la total impunidad de la policía, todas las personas solidarias con los estudiantes se están movilizando en las calles mexicanas, gritando su indignación por la corrupción del gobierno y las elites criminales .Un grito de rabia y rebeldía compartido con muchos sectores populares del país: desde los zapatistas hasta los sindicatos. Una lucha transformadora, que la caravana llevó hasta la embajada del país centroamericano en Italia,apoyada por los movimientos sociales de Roma.

Después de la acción deprotesta a la embajada, tuvo lugar un debate público en la Universidad “La Sapienza” de Roma. Con la participación de comités de migrantes, organizaciones de la izquierda italiana, y colectivos estudiantiles. Entre ellos, las/os jóvenes de “Sapienza Clandestina”, que en los días anteriores habían realizado acciones en La Universidad para sensibilizar e informar sobre el caso de los normalistas.

Así como en México, también en Italia las organizaciones estudiantiles se están movilizando con fuerza contra la privatización de la educación y por el derecho al estudio. Hace casi dos años, la organización Sapienza Clandestina ocupó un espacio dentro de “La Sapienza” –una de las universidades más grandes de Europa- convirtiéndolo en un centro social. El movimiento tiene como objetivo que los protagonistas de la Universidad sean las/os estudiantes, así como resistir a la destrucción de la universidad pública. Al igual que en el pasado de la lucha estudiantil en Italia, el movimiento de estudiantes no está aislado. Son parte del mismo proyecto trasformador la coordinadora por el derecho a la vivienda,y otros movimientos sociales y políticos.

Dentro de este contexto de lucha, las iniciativas internacionalistas han visibilizado la necesidad de construir relaciones de solidaridad contra un mismo enemigo: el mundializado modelo capitalista y neoliberal.

Una solidaridad que no dejará solos los normalistas. Si el Estado mexicano quería enterrar los 43 normalistas, se ha equivocado totalmente. Porque eran semillas y “Ayotzinapa despertará el mundo”.

L’impero vuole detonare l’arma più potente: la solidarietà

di Davide Angelilli – caracaschiama.noblogs.org

In questi suoi primi dieci anni, l’ALBA –un’alleanza politica promossa da Cuba, Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador e altre isole caraibiche-  ha creato una rete solidale di relazioni politiche ed economiche che rompe con il sistema egemonico di Cooperazione Internazionale: un importante tassello del sistema neocoloniale di relazioni Nord-Sud.

Il sistema tradizionale di Cooperazione per lo Sviluppo rappresenta un significativo, anche se ristretto quantitativamente, settore di trasferimento e circolazione di capitale. Perché si basa sulla costruzione teorica che l’arretratezza dei paesi del Sud sia dovuta a problemi interni al loro sistema economico e politico nazionale (corruzione, neopatrimonialismo) -e non alle strutture diseguali e imperiali del Sistema Mondo e alle alleanze tra oligarchie-, evidenziando la falsa retorica liberale della “comunità internazionale”.

In ogni caso, possiamo definire la Cooperazione Internazionale capitalista e imperialista (sia Nord-Sud che Sud-Sud) come quel sistema di relazioni internazionali tra governi che, sì, cercano un mutuo beneficio per migliorare le condizioni socio-economiche dei paesi attraverso lo sviluppo del sistema capitalista, ma con l’obiettivo di preservare le gerarchie mondiali. Il che rende questo sistema di relazioni internazionali un “labirinto dorato” in cui circola il capitale. Al contrario, la cooperazione tra i paesi dell’ALBA cerca il beneficio mutuo tra gli Stati dentro la cornice di un progetto storico completamente opposto: la trasformazione dell’ordine mondiale imperialista.

Attorno a questa causa comune antimperialista, si è costruito un progetto politico condiviso alimentato dalla grande tensione popolare verso la solidarietà internazionalista, lasciata in eredità dal pensiero dei grandi ribelli del passato come Simón Bolívar e José Martí. Come spiega il magico Galeano, a differenza della carità – su cui si basa la Cooperazione Internazionale neocoloniale-  che s ipratica dall’alto verso il basso, umilia chi la riceve e non modifica mai, nemmeno un pizzico, le relazioni di podere tra aiutante e aiutato, la solidarietà è orizzontale e si realizza tra uguali. Per questo la Cooperazione tra i paesi dell’ALBA si distanzia nettamente dal concetto di “aiuto”. E’ la solidarietà la moneta di valore che guida le relazioni tra i paesi nell’Alleanza Bolivariana, spazzando via la “competizione” e aprendo la strada a nuovi e creativi modelli di relazioni internazionali antimperialisti e anticapitalisti.

La costruzione della solidarietà come elemento portante della coscienza popolare, e quindi l’abbattimento dell’individualismo, non è il risultato di un’evoluzione naturale, ma si costruisce attorno a progetti sociali inclusivi erivoluzionari, come quelli messi in piedi in America Latina negli ultimi 15 anni. Nel progetto comune di rompere l’ordine imperiale per costruire autodeterminazione prende forza la solidarietà come strumento di politica internazionale.

Nelle nuove costituzioni di Venezuela, Ecuador e Bolivia, la parola solidarietà compare rispettivamente 13, 13 e 14 volte. Se prendiamo la costituzione degli Stati Uniti, come esempio di Stato mosso da un fondamentalismo imperialista e capitalista, la solidarietà “brilla per la sua assenza”, non comparendo nemmeno una volta.

Grazie alla solidarietà, Cuba ha contribuito all’alfabetizzazione in 28 paesi di 8 milioni di persone “scomparse dalla stampa internazionali”. Per solidarietà, il Venezuela Bolivariano ha fatto della maledizione del petrolio una ricchezza contro la povertà estrema di un’intera regione.

Forse è proprio la solidarietà: l’arma più potente di qualsiasi ordigno bellico, che l’impero vuol detonare per impedire l’esplosione di nuove rivoluzioni. In quel continente ribelle che non è più il cortile di nessuno.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: