¡Con Maduro, la Constituyente y Democracia de los Consejos!

por ALBAinformazione

“ALBAinformazione per l’amicizia e la solidarietà tra i popoli”, publicación de la “Associazione Nazionale di Reti ed Organizzazioni Sociali d’Italia”, invita a todas y todos las y los internacionalistas, a todos los movimientos de solidaridad a apoyar de manera decidida a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela propuesta por el obrero y el Presidente venezolano Nicolás Maduro Moros, de la que llevará a cabo la elección el 30 de julio de 2017. La legitimidad y la legalidad de la Asamblea Constituyente están escritas muy claramente en la actual Constitución Bolivariana (Título IX, Capítulo III, art. 348 CRBV, 1999), “La Pionera”, como la llamó el mismo Presidente Maduro.

Una elección democrática no sólo en la forma, como dicen que le gusta, de la boca para afuera, siempre a la burguesía, pero democrática y popular, en el contenido también, ya que los protagonistas serán los elementos más avanzados de las masas populares organizadas venezolanas: agricultoras y agricultores, trabajadoras y trabajadores, pescadoras y pescadores, jubiladas y jubilados, hombres, mujeres, profesionales, empresarias y empresarios, jóvenes y estudiantes, entre otros, que forjan su propia libertad practicándola, y aprenden de forma masiva y colectivamente en construir su propio futuro, haciendolo.

Somos perfectamente conscientes que las clases privilegiadas y dominantes en el mundo de hoy, ven la convocatoria de una Asamblea Constituyente genuinamente popular como una verdadera amenaza a su dominio, un ejemplo a evitar en los términos más enérgicos que amenaza con convertir a Venezuela en otra democracia popular que colisiona de forma reñida con el imperialismo y los intereses especulativos de los canales financieros internacionales. Estos señores hacen y harán de todo a que este ejemplo no se expanda en todos los rincones del mundo. Nosotros siempre vamos a hacer más y mejor para que, por el contrario, estos ejemplos, como la Revolución Bolivariana, sean apoyados y emulados creativamente y tengan el seguimiento más amplio, a partir de nuestro país. Para estos señores el peligro hoy en día es que la Venezuela Bolivariana se convierta completamente en un “régimen al estilo Castro, en una dictadura marxista”, como escuchamos en sus medios de distracción masiva, siempre orientados hacia la destrucción y la devastación de las conciencias, a la intoxicación y el desvío de las mentes y los corazones, el envenenamiento de las percepciones, sensaciones y sentimientos.

Resuenan de nuevo, con una nueva imagen, pero cada vez más oscura y sombría, las palabras que pronunció el Sr. Henry Kissinger, secretario de Estado en los tiempos de Nixon y Ford, con las cuales, de hecho, condenaron a muerte Allende y su gobierno de la Unidad Popular: “Él debe saber que no vamos a permitir que a Chile llegue ni un solo tornillo o ni un solo dado… no entiendo por que deberíamos permanecer inmóvil y ver un país que se vuelve comunista debido a la irresponsabilidad de su propio pueblo”.

Como suelen hacer todos los reaccionarios y fascistas, descargan la responsabilidad sobre el pueblo, los imaginan, y los describen como discapacitados, genéticamente incapaces de construir su propio futuro. Así como escribió el poeta venezolano Aquiles Nazoa, que, a diferencia de estos personajes, sí, nosotros también, creemos con él, en los pueblos y sus capacidades creadoras.

Las oligarquías de todas las latitudes, los capitalistas y las altas finanzas, las altas esferas de la mafia, cúpulas clericales los residuos feudales y aristocráticos que aún no han sido barridos, mucho más allá de las bellas palabras de Bergoglio, siempre más se estrechan en su “santa alianza” para restaurar su poder gubernamental en Venezuela, y desbancar a Maduro, como lo hicieron con Allende en Chile en el ’73, por citar un caso.

Todos unidos: desde PD del Sr. Renzi, el Polo de la Libertad de Berlusconi en Italia, desde la derecha reaccionaria de Europa hasta lo que fue la “Internacional Socialista”, hoy en día seguidora del golpista Ramos Allup representante de la banda criminal de MUD – “Internacional” que desde hace tiempo queda nada más que el nombre y un recuerdo borroso entre los pueblos del mundo – todos ellos al unísono en las redes unificadas salen con sus cantos de muerte y destrucción. Y como a menudo sucede en la historia, con la ayuda “externa” de lo que piensan ser o se definen los mas de “izquierda” de todos los demás y que con los primeros no pierde la oportunidad de ir de la mano.

Hoy más que nunca es el momento de las definiciones, tertium non datur, como siempre mostró el comandante Chávez. Quien hoy se imagina que podría existir, ahora menos que nunca, una tercera vía o es un estafadór, o a lo mejor es un ingenuo. En el medio tenemos solamente las barricadas de guarimberos, así que vimos la carga de odio irracional y criminal, que es precisamente de las escuadras fascistas de todos los tiempos.

Como en cualquier revolución que no es una farsa, todas y todos estámos llamados a tomar una posición y cada cambio de época cambian los individuos protagonistas, pero los roles se quedan. Los procesos se van depurándose y siempre el lugar de los protagonistas pertenece al pueblo, y quien lo encarna. Quien estaba allí antes, como tan a menudo acontece ya no está, y viceversa, quien aún no estaba allí ayer, allí está hoy. Como pasó con Douglas Bravo y sus seguidores, así pasó con el general Baduel, y unos cuantos mas.

La revolución siempre da la bienvenida a la contribución de todos, incluso los más indecisos, los atrasados y vacilantes, de los que llegan, de los que se van o de los que regresan, cualquiera que sea la razón que los animan. De los protagonistas del juramento del Samán de Guere, aunque se mantienen físicamente vivo sólo aquellos que han traicionado el juramento, cuando desaparezcan físicamente también, ya tienen reservado su lugar en el olvido de la historia. Nada es eterno, excepto la transformación popular, y quien la encarna.

Quien dice que la Constitución Bolivariana de 1999 no es perfectible, y no hay nada más democrático que se puede imaginar, sabes que lo que dice es pura mentira. Y su hipocresía va de la mano con la de quien esta misma Constitución del 1999 adversó con el cuchillo entre los dientes, y hoy dice, con ese mismo cuchillo entre los dientes, que quiere defenderla. Hypocresia complementaria.

Con la Asamblea Nacional Constituyente el pueblo venezolano se ha ganado la oportunidad muy útil para hacer un verdadero paso adelante en su revolución de nueva democracia hacia el socialismo. Lo acompañamos en este viaje.

¡Que se instale la Asamblea Nacional Constituyente!
¡Que Viva Maduro!
¡Que Viva Chávez!
¡Que Viva la Revolución Bolivariana!
¡Que Viva el Poder Popular!
¡Que Viva el Socialismo!

#LaConstituyenteSiVa
#VictoriaConstituyente

Del “Paro” y otros apuros

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Viernes 21 de julio de 2017

Derecha atragantada

Ayer en el centro-oeste de Caracas no estaban parados ni los postes, salvo algún negocito propiedad de escuálidos recalcitrantes, o en ciertos y raros rinconcitos aislados donde hubo algún disturbio menor, como Quinta Crespo. Hacia los lados de la “República del Este”, no la de los poetas, sino la de las zonas donde habita la clase media alta de la capital, el fracaso no fue menor, de acuerdo a los videos que pudimos observar. Allí, focos violentos con puñados insignificantes de gente, lograron perturbar el normal desarrollo de las actividades con amenazas, trancas y otras formas de terrorismo. En cuanto al interior del país, parece que no fue muy diferente. Lamentablemente, la derecha fascista obtuvo dos muertos para su suma macabra.

Entretanto, Henrique Capriles no dejó de enviar su mensaje para idiotas del patio y reproductores de mentiras de afuera: “En Caracas, parecía un 1° de enero”. Algo que le está pasando a la derecha es un excesivo apresuramiento forzado por el paso de los días que hace que el 30 de julio, gran fecha de la elección de la Constituyente, se vea cada vez más cerca. No es descaminado pensar que quizá el amontonamiento de acciones de la última semana responda a la premura que les ha obligado a solapar manifestaciones que acaso deberían ser más espaciadas en el tiempo, para ser mejor preparadas y más productivas para ellos. Es como una avalancha: plebiscito, seudogobierno, paro, “designación de magistrados”, marcha, hora cero, ¿huelga general? Están atragantados y cerca de sufrir una grave intoxicación política.

Pero no nos hagamos ilusiones, la locura opositora está obteniendo algunos logros afuera, como beneficio del engaño, la manipulación y la intensa actividad político-mediática dirigida por Trump-imperialismo. Al nivel externo, Venezuela pasa de ser un “caso” a ser una especie de escándalo permanente, el dibujo de un país anarquizado, paralizado, caótico, en guerra, en el que cunde la muerte y la desolación, por obra y gracia de la “dictadura” de Maduro, que aspiraría a perpetuarse con el coco del momento, la Asamblea Nacional Constituyente. Al fin y al cabo, la posibilidad más certera de la derecha es la intervención foránea, su gran esperanza blanca.

También hay aderezos del plan. Acaso en estos diez días se acelere el goteo de los salta-talanqueras, algo parecido ocurrió en Siria, es otro expediente del libreto imperial. Ayer cogió pista un personajillo menor, Isaías Medina, diplomático y consejero de Venezuela ante Naciones Unidas ¡Vaya consejeros que escogemos! Medina dimitió con una carta en la que aduce su “divergencia irreconciliable con las actuaciones del Gobierno de Nicolás Maduro… reiteradas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos… y crímenes contra la humanidad cometidos contra civiles durante los últimos 100 días”. Este agarró su propio helicóptero y disparó contra Venezuela desde el monstruo, en cuyas entrañas vive.

Entretanto, Capriles continuó abonando a las matrices regadas por doquier, y afirmó que “funcionarios vestidos de negro, arremetieron contra los manifestantes en el estado Miranda, abriendo fuego a todos los presentes, dejando un muerto”. Ya hizo el juicio y condenó, es la justicia mediática y express, que condena de una vez al Gobierno por un crimen que no se ha investigado. Y todavía tiene el tupé de hablar de justicia para atacar a la Constituyente: “Queremos justicia real, no la fraudulenta que pretende imponer Maduro por medio de la constituyente”. Ya habrá “justicia real”, habrá que decirle al fascista, no la que pretendió imponer el 11 de abril persiguiendo chavistas, así que se vaya preparando, porque la Constituyente sí va, a menos que Satanás le conceda a este sujeto algún milagro.
Lo cierto es que Nicolás Maduro, al más acendrado estilo chavista, ha venido manejando la difícil situación interna con paciencia y habilidad de ajedrecista, mientras responde a los ataques externos siguiendo las enseñanzas de Fidel y Chávez: la mejor defensa, en ese terreno, es el ataque, mientras el pueblo revolucionario sigue apostando a la paz sin dejar de prepararse para la guerra. Ya lo hemos dicho antes: es con ese espíritu indomable de lucha y enseñando las garras al enemigo, que Cuba ha logrado mantenerse incólume por casi 60 años ante las arremetidas imperiales, y enviándole el mensaje guerrero de “si quieres, vente con tus tambores de guerra que yo te espero con los míos”.
Mientras, en Estados Unidos algunos analistas que no son de izquierda parecen discernir algunos importantes asuntos con más claridad que otros de aquí y de allá.

Geoff Thale, del grupo de análisis WOLA (Washington Office on Latin America), dijo ser “muy escéptico de que las sanciones unilaterales de Estados Unidos sean eficaces. Es más probable que hagan sentir al gobierno que no tiene otra opción que resistir, y ofrecen al gobierno un grito nacionalista contra Estados Unidos”. Otro, David Smilde, especialista en Venezuela de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, Luisiana, señaló que “es posible que el gobierno venezolano se vea fortalecido por las sanciones de Estados Unidos. No hay manera de aplicar sanciones económicas en Venezuela ahora sin hacer la situación humanitaria mucho peor” y agregó que las sanciones “desencadenarían un enorme resentimiento entre los venezolanos y nunca serán bien recibidas por otros países de la región”. Y finalizó afirmando que las sanciones podrían incluso “empujar a Caracas a los brazos de Rusia y China”.
Nosotros, por nuestra parte, tenemos que seguir enfocados en lo mismo, como hemos dicho: contra el imperialismo y el fascismo… ¡Constituyente!

Seudogobierno impostor y Constituyente

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Jueves 20 de julio de 2017

Seudogobierno impostor y Constituyente

En nuestro Análisis de ayer apuntamos, con referencia a declaraciones de Tarek Williams Saab, que “Este proceso usurpador forma parte de la intención expresa de la derecha de conformar un ‘gobierno de unidad nacional’, es decir un gobierno paralelo, lo cual es también expresión del guión intervencionista que ha aplicado el Imperio en otras latitudes”. Es ese el principal aspecto a destacar en cuanto a los anuncios hechos ayer por la derecha sobre la conformación de un seudogobierno impostor. Es otra herramienta dentro del plan establecido, y en pleno desarrollo, de ir creando las condiciones internas que faciliten el establecimiento de una situación de inestabilidad, ingobernabilidad e incluso de guerra civil, real o virtual, para justificar la intervención imperialista en cualquier modalidad.

En ese sentido, también afirmamos ayer que “Muy probablemente el imperialismo tratará de combinar eventos de subversión interna y la manipulación mediática para más temprano que tarde comenzar a promover la legitimación y el reconocimiento internacional al “gobierno de unidad nacional”, para terminar de dividir al pueblo (“divide y vencerás”) y volver a esclavizarnos”.

Por supuesto, el monstruo de Frankenstein creado por la derecha es un mamotreto que no puede ser llamado gobierno ¿gobierno sin Fuerza Armada, sin PDVSA, sin presupuesto nacional, sin control mayoritario del Estado (solo controlan la Asamblea Nacional y ahora la Fiscalía General de la República, ambas instituciones en
situación de desacato)?

Una característica típica de la derecha es su doblez de intenciones. En un documento de la MUD supuestamente se descarta una “cacería de brujas” contra el chavismo, al delinear lo que sería su “brújula de gobierno”. En ese documento supuestamente se asume el “compromiso sagrado de respetar a quienes piensen políticamente distinto”, por lo que “nunca habrá retractación, discriminación ni persecución”. Por su parte, el fascista vicepresidente de la AN, Freddy Guevara, afirmó que “No viene una persecución ni cacería de brujas, pero tampoco se puede plantear
que los violadores de derechos humanos van a estar libres”. Resulta chocante que quienes han organizado y ejecutado la violencia de los últimos tres meses, y avalado y justificado la quema de personas y el asesinato de civiles, militares y policías, se quieran prestar como pacíficas y conciliadores palomas que no han roto un plato.

Todo ese tipo de declaraciones forma parte de una oferta demagógica y engañosa, que será difundida ampliamente por la canalla mediática nacional e internacional, pero que en realidad está desprovista de cualquier propuesta concreta ni programa de gobierno que pueda ser analizada con seriedad. Es una carta de supuestas buenas intenciones de quien se guarda tras la espalda el puñal del neoliberalismo y la liquidación de los avances sociales alcanzados por la Revolución Bolivariana, y de la entronización, una vez más, de una élite política ansiosa de repartirse, como en el pasado, el botín de la riquezas nacionales mientras se somete al pueblo a la exclusión y
la persecución. Y, no lo olvidemos, sobre todo se trataría de volver a colocar a Venezuela bajo la tutela de los intereses geopolíticos del imperialismo, como ha ocurrido con Argentina y Brasil.

El anuncio del seudogobierno impostor antecede al llamado “paro cívico” de hoy (que erróneamente ubicamos en el día de ayer), otra de las acciones preparatoria de una presunta “Hora Cero” que se anotaría dentro de la intención de evitar la Asamblea Nacional Constituyente. Ya se verá lo que predijimos ayer mismo: el fulano “paro cívico” tratará de ser impuesto por medio del terror, con amenazas y ataques a los comercios y al transporte público, y con trancazos y plantones.

El “paro cívico” parece ser la antesala, una especie de globo de ensayo, de otra amenaza adelantada por la derecha fascista, la de lanzar una huelga general indefinida.

En ese sentido Márcela Máspero, presidente de la autodenominada “Unión de Trabajadores de Venezuela” y militante del movimiento terrorista Voluntad Popular, declaró que los trabajadores del país estarían “dispuestos a protagonizar una huelga general indefinida hasta que se restituya el hilo constitucional en Venezuela”.
Todas estas acciones de la derecha persiguen un objetivo inmediato: evitar la elección y la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente. Ante esa intención, tenemos que cuidarnos de caer en las trampas y distracciones que está instalando la contrarrevolución. Faltan solo diez días para los comicios constituyentes. De aquí a esa fecha, nuestro foco debe mantenerse: Constituyente en el desayuno, Constituyente en el almuerzo, Constituyente en la merienda, Constituyente en la cena.

Si nos mantenemos firmes en nuestro cometido, cosecharemos el fruto del gran trabajo que está haciendo la vanguardia social del pueblo en defensa y en ejecución de la Constituyente. Tenemos una base inconmovible, segura, de más de 5 millones de electores. Si persiste el huracán revolucionario que ha generado el histórico llamado a Constituyente, podremos superar con creces los seis millones de votos y la Constituyente arrancará con paso firme. Ya lo decíamos en nuestro Análisis de ayer: “… nuestro camino es claro: enfocarnos en el éxito de la Constituyente, mantener al pueblo en la calle en defensa de la soberanía y garantizar el éxito el 30 de julio”.

¿Contra Trump? ¡ANC!

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Miércoles 19 de julio de 2017

¿Constituyente no? ¡Constituyente sí!

Ya ha quedado dicho: las amenazas de Donald Trump atizan un aspecto de la Constituyente que ya estaba allí, por supuesto, pero que se ha redimensionado: su carácter antiimperialista, que deriva de esta impronta de la Revolución Bolivariana. Ese es el quid de la cuestión venezolana en el ámbito geopolítico: si nuestro Gobierno se entregara sumiso a los odiosos intereses e imposiciones del imperialismo a escala mundial, se le aceptaría cualquier evento que programara, como se hace, por ejemplo, con el régimen oprobioso de Arabia Saudita o con gobiernos reaccionarios y criminales de América Latina, como el de México.

En realidad, las amenazas imperialistas expresas y descaradas, como esta que ha hecho el mal payaso multimillonario de Estados Unidos, suelen tener un efecto mágico en el pueblo venezolano. Pasó con el decreto Obama, que concitó más de 11 millones de firmas en su rechazo. Este será igualmente el efecto que tendrán las nuevas amenazas imperiales: nos reafirmarán a todos quienes estamos empeñados en la lucha por hacer realidad la Asamblea Nacional Constituyente, que ahora estamos más firmes, más decididos en ese empeño. Como dijo ayer el Presidente: ¿Constituyente no?

¡Constituyente sí! Pero además estamos seguros de que unos cuantos de quienes no estaban definidos o albergaban dudas en el apoyo a la Constituyente ahora lo estarán pensando, porque este es un pueblo de patriotas y la absoluta mayoría rechaza de manera categórica la intervención extranjera.

De todas formas, estas amenazas hay que tomárselas en serio, ya que provienen de un extremista ultra reaccionario que es capaz de todo. Inclusive, algunos hablan de que podría haber prontas sanciones que afecten, por ejemplo, las importaciones de petróleo venezolano a Estados Unidos. Eso no es fácil, no obstante, porque también se afectaría la economía estadounidense, en momentos en que tampoco están como para eso. Pero del orate de la Casa Blanca y su equipo de ricachones gorilas se puede esperar cualquier cosa.

Entretanto, Venezuela ha empezado a responder con la firmeza que caracteriza al chavismo en este tipo de asuntos, la misma que ha caracterizado a Cuba y le ha permitido permanecer incólume ante el asedio imperialista. Frente al fuerte, fuerza. El presidente Maduro ha convocado sin demora el Consejo de Defensa de la Nación (Codena). “He decidido activar el Consejo de Defensa de la Nación de acuerdo al 323 de la Constitución, para responder integralmente a la amenaza Imperial”, escribió Maduro a través de su cuenta en Twitter. Y también: “La respuesta será muy firme, en defensa del Patrimonio histórico Anticolonial y Antiimperialista de nuestra Patria”. El Codena, según la Carta Magna, “es el máximo órgano de consulta para la planificación y asesoramiento del Poder Público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación, su soberanía y la integridad de su espacio geográfico”. Así es que se gobierna.

Las amenazas de Trump están siendo acompañadas a lo interno por otras amenazas de sus sirvientes criollos. El defensor del Pueblo, Tarek William Saab, denunció ayer que la oposición está creando órganos paralelos a las estructuras del Estado, después de que el Parlamento contrarrevolucionario comenzara el proceso para designar “nuevos magistrados” del Tribunal Supremo de Justicia. Saab explicó que esa iniciativa de la Asamblea en desacato “Usurpa funciones de autoridades públicas y estimula la conformación de órganos paralelos a los establecidos por el Estado”. Este proceso usurpador forma parte de la intención expresa de la derecha de conformar un “gobierno de unidad nacional”, es decir un gobierno paralelo, lo cual es también expresión del guión intervencionista que ha aplicado el Imperio en otras latitudes. Muy probablemente el imperialismo tratará de combinar eventos de subversión interna y la manipulación mediática para más temprano que tarde comenzar a promover la legitimación y el reconocimiento internacional al “gobierno de unidad nacional”, para terminar de dividir al pueblo (“divide y vencerás”) y volver a esclavizarnos.

La pretensión de conformar un gobierno paralelo es acompañada de otras amenazas. Para hoy han convocado un “paro cívico” de 24 horas, que seguramente tratarán de imponer por la fuerza, con agresiones a comercios y a medios de transporte, trancas y plantones.

Igualmente, la derecha pro imperialista ha anunciado una supuesta “escalada definitiva” en las “protestas”, hacia una “Hora Cero”, para que desistamos de la elección de la Asamblea Constituyente. Todo indica que se van a quedar con los crespos hechos, aunque no por ello abandonarán la idea de sabotear el acto eleccionario.

Pensamos que no están incapacidad de evitarlo, pero sí de mancharlo con la violencia para tratar de vender al mundo la idea de que el “pueblo” estaría en la calle contra esa elección. Y después de electos los constituyentes, seguirán empecinados contra la ANC.

Así pues, nuestro camino es claro: enfocarnos en el éxito de la Constituyente, mantener al pueblo en la calle en defensa de la soberanía y garantizar el éxito el 30 de julio. Y todavía hay quienes dudan de la justeza de la Constituyente como desencadenante histórico de una nueva etapa de la Revolución Bolivariana. Ya está ocurriendo, tal como previmos en nuestro texto publicado en la Internet el pasado 24 de abril, y como lo estableció el presidente Maduro en su histórico discurso del 1° de mayo, cuando convocó al pueblo a Constituyente.

Con Maduro, l’Assemblea Costituente e la Democrazia dei Consigli!

di ALBAinformazione

ALBAinformazione per l’amicizia e la solidarietà tra i popoli, pubblicazione dell’Associazione Nazionale di Reti ed Organizzazioni Sociali d’Italia, invita tutti i movimenti di solidarietà internazionalisti a sostenere convintamente l’Assemblea Nazionale Costituente del Venezuela proposta dall’operaio e presidente venezuelano Nicolás Maduro Moros, di cui si terrà l’elezione il 30 luglio 2017. La  legittimità e legalità della Costituente è scritta a chiare lettere nella attuale Costituzione Bolivariana (Titolo IX, Capitolo III, art. 348 CRBV, 1999) , “La Pioniera”, come l’ha definita lo stesso Presidente Maduro. 

Una elezione democratica non solo nella forma, come piace, a parole, sempre alla borghesia, ma democratica e popolare anche nella sostanza, poiché i protagonisti saranno gli elementi più avanzati delle masse popolari organizzate venezuelane: contadini, operai, pescatori, casalinghe, pensionati, donne, uomini, professionisti, imprenditori, giovani e studenti, tra gli altri, che forgiano la propria libertà praticandola, ed imparano massivamente e collettivamente a costruire il proprio futuro, facendolo.  

Siamo perfettamente coscienti che le classi privilegiate e oggi dominanti nel mondo, vedono l’indizione di una Assemblea Costituente autenticamente popolare come il fumo negli occhi, un esempio da evitare nella maniera più assoluta perché rischia di trasformare il Venezuela in un’altra democrazia popolare che collide in maniera stridente con l’imperialismo e gli interessi speculativi dei circuiti finanziari internazionali. Questi signori fanno e faranno sempre più e di tutto a ché questo esempio non rischi di espandersi in ogni angolo del mondo. Noi faremo sempre di più e meglio affinché, al contrario, questi esempi, come quello della Rivoluzione Bolivariana, siano sostenuti ed emulati creativamente ed abbiano un seguito sempre più ampio, a cominciare dal nostro paese. Per questi signori il pericolo oggi è che il Venezuela Bolivariano si trasformi completamente in un “regime di tipo castrista, ossia una dittatura marxista”, come sentiamo dire nei loro mezzi di distrazione di massa, sempre tesi alla distruzione e alla devastazione delle coscienze, alla intossicazione e alla diversione di menti e cuori, all’avvelenamento delle percezioni, delle sensazioni e dei sentimenti.

Risuonano di nuovo, con una veste nuova ma sempre più scura e cupa, le parole che pronunciò il signor Henry Kissinger, segretario di Stato ai tempi di Nixon e Ford, con le quali di fatto condannarono a morte Allende ed il suo governo di Unidad Popular: “Deve sapere che non lasceremo arrivare in Cile una sola vite o un solo dado … Non capisco perché dovremmo starcene immobili e guardare una nazione diventare comunista a causa dell’irresponsabilità del proprio popolo”.

Como sono soliti fare tutti i reazionari e i fascisti, scaricano le responsabilità sui popoli, li immagino e li descrivono come minorati, incapaci geneticamente di costruire il proprio futuro. Come scriveva il poeta venezuelano Aquiles Nazoa, noi, contrariamente ai lor signori, sì, crediamo nei popoli e nelle loro capacità creatrici.

Le oligarchie di ogni latitudine, i capitalisti e l’alta finanza, le alte sfere delle mafie, le cupole clericali, i residui feudali e nobiliari che ancora non sono stati spazzati via, ben al di là delle belle parole di Bergoglio, si stringono sempre più nella loro “santa alleanza” per restaurare il loro potere governativo in Venezuela, defenestrare Maduro, come hanno già fatto con Allende in Cile nel ’73, per citare un solo caso.

Tutti compatti: dal PD del signor Renzi, al polo delle Libertà di Berlusconi in Italia, dalla destra reazionaria europea fino a quella che un tempo fu la “Internazionale Socialista” oggi al carro del golpista Ramos Allup rappresentante della banda criminale della MUD – “Internazionale” di cui da tempo resta solo il nome ed un ricordo sbiadito per i popoli del mondo – tutti costoro intonano all’unisono e a reti unificate i loro canti di morte e distruzione. E come spesso accade nella Storia, con l’aiuto “esterno” di chi si immagina o si definisce più “a sinistra” di tutti gli altri che con i primi non perdono l’occasione di andare a braccetto.

Oggi più che mai è il tempo delle definizioni, tertium no datur, come evidenziava sempre il Comandante Chávez. Chi si immagina che ci possa essere, oggi meno che mai, una terza via o è un imbroglione, o al meglio è un ingenuo. In mezzo abbiamo solo le barricate dei guarimberos, di cui abbiamo ben visto il carico di odio irrazionale e criminale, che è proprio delle squadracce fasciste di ogni epoca.  

Come in ogni Rivoluzione che non sia una farsa, tutte e tutti sono chiamati a prendere posizione e ad ogni passaggio epocale i protagonisti cambiano, ma i ruoli restano. I processi vanno depurandosi e il posto dei protagonisti spetta sempre al popolo, e a chi lo incarna. Chi prima c’era, come spesso accade non c’è più, e viceversa, chi non c’era ieri c’è invece oggi. Da Douglas Bravo e i suoi seguaci, al generale Baduel.

La rivoluzione accoglie sempre il contributo di tutti, anche di quelli più indecisi, arretrati e titubanti, di quelli che vengono, di quelli che vanno o di quelli che tornano, qualsiasi sia esso il motivo che li muove. Dei protagonisti del Giuramento del Samán de Güere, anche se sono rimasti fisicamente in vita solo coloro che quel giuramento hanno tradito, quando spariranno anche fisicamente, costoro troveranno già riservato il loro posto nel dimenticatoio della Storia. Nulla è eterno tranne la trasformazione popolare, e chi la incarna.

Chi dice che la Costituzione Bolivariana del 1999  non è migliorabile, e non vi è nulla di più democratico che si possa immaginare, mente sapendo di mentire. E la loro ipocrisia va di pari passo con quella di chi questa stessa Costituzione del 1999 l’ha combattuta con il coltello tra i denti, e oggi dice, con quello stesso coltello tra i denti, di volerla difendere. Ipocrisie complementari.

Con l’Assemblea Nazionale Costituente il popolo venezuelano si è conquistato un’occasione molto utile per fare un passo avanti concreto nella sua rivoluzione di nuova democrazia verso il socialismo. Noi lo accompagniamo in questo percorso. 

Viva l’Assemblea Nazionale Costituente! 
Viva Maduro!
Viva Chávez!
Viva la Rivoluzione Bolivariana! 
Viva il Potere Popolare!
Viva il Socialismo!  

#LaConstituyenteSiVa
#VictoriaConstituyente

 

El plebiscito de la MUD: show, delito y golpe

L'immagine può contenere: 18 persone, follapor albatv.org

El plebiscito convocado por la oposición venezolana, representada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es, una vez más, una clara estrategia de manipulación. Operando desde la simbología de un supuesto mecanismo de democracia participativa, esta estrategia está pensada en función de su proyección mediática, sea a nivel nacional – para alimentar la tensión social – sea, sobre todo, a nivel internacional, para seguir manufacturando un consenso en contra de la Venezuela bolivariana. Al mismo tiempo constituye un delito en sí y un intento de golpe de Estado: como tal, no puede quedar impune.

Falacias del Plebiscito

El plebiscito es una figura jurídica que no existe en Venezuela pero sí en otros países, en cuyos imaginarios colectivos se considera como expresión de la voluntad popular de toda una nación. El objetivo de la MUD es claro: dar a entender que la población venezolana en su totalidad está en contra del Gobierno Bolivariano. Una vez más entonces es una estrategia pensada en función de su mediatización internacional, elemento crucial en la guerra de cuarta generación que han venido librando de la mano de las grandes corporaciones internacionales y de la derecha mundial, y a través de la cual quieren destruir el proceso bolivariano.

Por otro lado es también una estrategia que busca recomponer las fuerzas opositoras, cansadas y divididas después de más de 100 días de manifestaciones violentas y asesinas: ésto ha llegado a provocar cierto rechazo incluso entre sus simpatizantes; de ahí la búsqueda de estrategias en apariencia más “democráticas” y “legales”. Sin embargo, de legal éste plebiscito no tiene absolutamente nada: es un verdadero castillo de naipes, construido con engaños, mentiras y manipulaciones, justificadas a los límites del absurdo por quienes lo promueven.

“Su falsedad, su ausencia de control sobre los resultados y sobre quienes deben sufragar, es una de las características más visibles de esta maniobra” explica, en entrevista para Alba TV, el abogado Isaías Rodríguez, quien ejerce funciones de embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Italia y que forma parte de la Comisión Presidencial de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). El Plebiscito convocado por la MUD, sigue Rodríguez, “no tiene data, ni organismo confiable que lo vigile, ni nadie a quien rendir cuentas. Han declarado cínicamente que quemarán las actas y los documentos una vez concluida la actividad. Esto quiere decir que no son confiables. Ni antes ni después reflejarán credibilidad alguna. No es un acto responsable ni siquiera para quienes confían en el liderazgo de la MUD”.

Por otro lado, la misma figura del plebiscito es muy discutida en los mismos países cuyo ordenamiento jurídico la contempla. De hecho, a pesar de una apariencia de democracia participativa y directa, el plebiscito ha sido cuestionado como una medida demagógica y populista, que puede llegar incluso a debilitar la democracia: porque pese a las expectativas que generan, los plebiscitos no son vinculantes.

“El plebiscito es un procedimiento que emplaza el elector a votar simplemente por un sí o por un no. No abre el voto, ni las respuestas a una reflexión profunda: encierra las respuestas”, analiza Isaías Rodríguez, acotando que, históricamente, ninguna constitución venezolana ha contemplado la figura del plebiscito, pese a que en 1957 Pérez Jiménez convocara uno “para tratar de extender su dictadura por cinco años más. Fue un elemento que desacreditó su dictadura, incluso produjo su caída. Este plebiscito no lo contemplaba la constitución perezjimenista de 1953, ni la siguiente de 1961, ni tampoco ésta de 1999”.

El Plebiscito en Venezuela es un delito

El problema no se limita a este show irracional montado por la MUD: desde el punto de vista legal, “el Plebiscito del 16 de Julio es un fraude constitucional, un delito”, como escribe la abogada constitucionalista Olga Álvarez. Explica Álvarez: “en el caso de nuestra CRBV [Constitución de la República Bolivariana de Venezuela] se incorporaron diversos mecanismos de democracia directa: elección de cargos públicos, referendo consultivo, aprobatorio, derogatorio, revocatorio; asambleas de ciudadanos, cabildo abierto, consultas populares, iniciativas legislativas, constitucionales y constituyente; todas con CARÁCTER VINCULANTE, es decir es obligatorio para el Estado atender sus resultados […]. Cada mecanismo de consulta tiene un procedimiento específico, un convocante específico, condiciones de validez específicas y materia a consultar específica en cada procedimiento. […] No existe en la CRBV ningún artículo que permita hacer una consulta de algún tema de interés nacional por un mecanismo diferente al REFERENDO y este debe ser organizado exclusivamente y excluyentemente por el Poder Electoral. Una consulta no contemplada ni por la materia ni por el procedimiento en la CRBV, es absolutamente NULA, inexistente en el mundo jurídico y su intento configura un ilícito constitucional, un fraude constitucional […] La Encuesta convocada por la MUD, haciéndola aparecer como VOTO, es un DELITO y todo aquel que participe incurre en violación flagrante a la Constitución y de las leyes electorales. Atenta contra la forma democrática de gobierno.”

Entonces, otra vez una estrategia de distorsión y manipulación: la oposición se declara defensora de la Constitución, atentando en contra de ella. Así también llama a Plebiscito, como supuesto instrumento de democracia directa, para en realidad atentar en contra de la democracia participativa, pilar del proceso revolucionario bolivariano y de la cual es expresión la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), contra la cual llaman a votar el 16 de julio.

>>>El Plebiscito es un llamado al Golpe de Estado>>>

Venezuela: Escenarios desde julio

L'immagine può contenere: 11 persone, persone che sorridono, follapor Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Lunes 03 de julio de 2017

Escenarios desde julio

Comienza un mes cuyo desarrollo será harto importante para la configuración del escenario donde habrá de desenvolverse el conflicto político en Venezuela. Sin duda, la MUD echará el resto para evitar que el país se encamine hacia la Asamblea Nacional Constituyente, cuyo desenlace es aún incierto (nada está escrito, como repetimos una y otra vez), pero que constituye la principal oferta política actual del chavismo, de allí el compromiso asumido por la MUD ante sus huestes de que no permitirá su realización.

De hecho, la entente opositora anunció que a partir de hoy radicalizará sus acciones, y lo hizo por boca de una de sus voceras más radicales, María Corina Machado. La cabecilla del partido fascista Vente Venezuela, afirmó que “Este 3 de julio será histórico, porque estaremos todos los venezolanos con el compromiso de salvar la República. Vamos a suscribir un gran acuerdo de la sociedad contra la imposición del totalitarismo del régimen y ratificaremos el legítimo ejercicio de los artículos 333 y 350 de la Constitución”. Pareciera, pues, que uno de los principales objetivos inmediatos de la MUD sería conformar un frente en el que confluyan distintos factores que requieren cohesión para tratar de acelerar la gran meta de la derecha: dar al traste con el Gobierno de Nicolás Maduro ¿Qué sectores se unirían a la iniciativa? No podemos sino conjeturar: ¿Fedecámaras? ¿Universidades autónomas y privadas? ¿La Conferencia Episcopal? ¿La “Unión Nacional de Trabajadores”, UNETE? ¿Gremios profesionales?

¿Académicos, faranduleros, artistas, intelectuales de derecha? ¿“Disidentes” del chavismo?

Por su parte, Edison Ferrer, vocero de Primero Justicia, aseveró que las próximas acciones de protesta serán “más elevadas” y pasarán a la “fase de multiplicación”, ante la “elevación de la represión” de parte de los cuerpos de seguridad del Estado: “Si antes eran 10, 20 o 30 protestas, ahora serán tantas protestas como calles haya donde vivan quienes nos oponemos a este régimen y queremos rescatar la democracia. En cada cuadra, en cada edificio, en cada esquina, desde hoy mismo nos organizaremos como ciudadanos”.

Estas amenazas no sorprenden, está claro que la derecha ya no puede dar marcha atrás en su conspiración y que le ha llegado la hora de quemar los cartuchos que le queden. Después de haberse metido en el callejón sin salida del terrorismo, tratará de terminar la tarea. No la tiene fácil, porque no ha podido granjearse el apoyo de las clases populares para la agenda de violencia, pero no tiene otra que seguir adelante.

En ese contexto, el analista Leopoldo Puchi se muestra sorprendido porque en un reciente informe del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (una organización bipartidista estadounidense, con sede en Washington, dedicada a la investigación política, y que se financia con fondos gubernamentales y privados), sobre posibles escenarios del conflicto venezolano en el futuro inmediato, no se incluye el de un acuerdo de coexistencia negociado entre el Gobierno y la oposición, la posibilidad de un escenario de paz viable. Ciertamente, en política no puede descartarse nada y la vida te da sorpresas, pero no hay duda de que ese escenario luce como el más improbable.

Sobre el citado informe, discurre Puchi: “… se contemplan cinco escenarios, que vendrían determinados por el grado de estabilidad interna y por el grado de presión externa. El primero, denominado Aterrizaje suave, no sería el resultado de una negociación Gobierno-oposición, sino que consistiría en el abandono del poder por parte de quienes lo detentan en la actualidad. Esto sería el resultado tanto de acciones externas como de las realizadas en el país por la oposición y los disidentes del campo gubernamental. Posteriormente se les brindaría cierta protección a los factores de la disidencia. En un segundo escenario, el Gobierno estaría en capacidad de mantener el control de la situación, evitaría su desalojo y evolucionaría hacia “un modelo cubano”.

En un tercer escenario los militares cambiarían su lealtad al Gobierno y lo depondrían por medio de un golpe, lo que podría conducir a un gobierno militar o a una etapa de transición. El cuarto escenario descrito es el de una suerte de guerra civil, expresada en una confrontación de calle permanente, que pudiera evolucionar hacia la organización de grupos armados irregulares por sectores de oposición. El quinto escenario, denominado Wild Card y considerado “menos probable”, es el de una invasión, para lo cual según el informe se pudiera invocar el Tratado de Río y tendría como argumento eventos o situaciones como el narcotráfico, presencia de grupos extremistas o el peligro de la presencia de Rusia, China e Irán en el continente”.

Bien, nosotros tenemos que coincidir con la posibilidad de todos esos escenarios, aunque falta al menos uno, el que se podría generar si la Constituyente tiene éxito en rescatar la confianza del pueblo en el chavismo y la esperanza de que la Revolución resolverá los problemas. Eso allanaría el camino para plantear elecciones generales y para que la permanencia del Gobierno Bolivariano se dé por parto natural. Pero hasta ahora, eso solo puede ser considerado uno más entre varios escenarios posibles.

Nosotros, y eso también lo hemos dicho más de una vez, no podemos ser ni optimistas ni pesimistas, sino realistas, es lo que corresponde a nuestra condición de analistas. No vamos a negar que este sea un momento de dudas e incertidumbres, y no hablamos de nuestros deseos o pasiones, sino de lo que nos proyecta la realidad. De todos modos, digámoslo de nuevo: la lucha sigue (y seguirá).

 

Con Maduro hacia la Asamblea Nacional Constituyente

Fiscal, violencia y odio

L'immagine può contenere: 20 persone, folla e spazio all'apertoAnálisis de Entorno Situacional Político

Lunes 05 de junio de 2017

De la violencia y el odio

Nosotros creemos que la ciudadana Fiscal General de la República tiene en estos momentos algunos problemas de enfoque de lo que está ocurriendo en el país con referencia a la violencia política. Apreciamos que cualquier funcionario se preocupe por la vigencia de los derechos humanos fundamentales y que esté vigilante ante las acciones de quienes tienen el uso oficial de las armas del Estado. Al fin y al cabo, se dice que son las instituciones armadas de la República quienes ostentan el monopolio del uso de la fuerza. Pero esto último termina siendo relativo, ya que no solo hay muchos ciudadanos no oficiales armados, gran parte de ellos sin autorización legal para ello, sino que además el uso de paramilitares y mercenarios es consuetudinario en las llamadas “revoluciones de colores” y otros tipos de “golpe suave” que son planificados en las altas esferas de seguridad de Estados Unidos. Eso es harto sabido y no es nada nuevo.

Es significativo que la Fiscal Ortega Díaz haya dicho, en una entrevista radial, que de los 63 fallecidos son atribuidos “ciertamente a cuerpos de seguridad, 19”. Muy bien, si eso es así, que sean castigados ¿Pero y los otros 44, a quiénes deben ser atribuidos? Pensamos que la Fiscal tiene que ser tan categórica condenando los comandos violentos de la oposición como lo es cuando lo hace con respecto a las fuerzas del orden público. No pareciera ser así. Condena la violencia opositora, es verdad, pero con mucho menos énfasis que cuando lo hace con respecto a las fuerzas del orden público. Y allí hay un problema de índole política.

En ese sentido, nos unimos a la recomendación que hace a la Fiscal un analista independiente, Leopoldo Puchi: “Es conveniente que la fiscalía no permita que los cuerpos de seguridad realicen fuera del marco de las leyes el control de las acciones de violencia de calle (trancas, quema de locales, linchamientos). Pero también es responsabilidad de la fiscalía actuar frente a los organizadores de esa violencia y los grupos que la ejecutan”. Pues bien, actuar no es solo investigar los hechos, sino condenarlos sin atenuantes cuando son violatorios de los derechos de los ciudadanos. El respeto a los derechos humanos no corresponde solo al Estado, sino que es el deber de todos los sectores. No hay ninguna duda de que, además de manifestaciones pacíficas, que son legítimas, hay acciones terroristas que no son espontáneas, sino planificadas. Y esta es una parte muy importante de la Verdad que no puede ser soslayada.

Nos parecieron harto interesantes palabras del presidente Maduro expresadas ayer, pues combinó firmeza en su exigencia a la Fiscal con muestras de tolerancia ante las diferencias políticas, que deberían ser ejemplo para todos los chavistas: “Ella es libre de pensar políticamente como quiera y respeto sus posiciones políticas, pero en el alto cargo que se le confió, está obligada a buscar la verdad sin parcialización ideológica ni política y a hacer justicia mas allá de las manipulaciones de las redes y los medios de comunicación”. Esperamos que la ciudadana Fiscal comprenda este respetuoso llamado y actúe en consecuencia.

En este momento, cada palabra y cada acción puede tender, así no sea la intención, a justificar la violencia criminal impulsada por sectores de la oposición que se sabe bien quiénes son (a la cabeza está el partido fascista Voluntad Popular, siguiendo el guión que pretende “balcanizar” a Venezuela). Es lo que ocurre, por ejemplo, con Amnistía Internacional, cuya Directora para las Américas, Erika Guevara-Rosas, ha dicho que “Al desplegar fuerzas y cortes militares para confrontar una situación política y social cada vez más tensa, la administración de Maduro sólo está intensificando la crisis, como quien intenta apagar un incendio con gasolina”, y además criticó la forma en la que el presidente Maduro se refiere a los manifestantes:“Al desestimar a los manifestantes como ‘terroristas’ y acusar a civiles de crímenes que solo son aplicables a los soldados, está convirtiendo esta crisis política en un conflicto violento, cuando debería estar escuchando las preocupaciones legítimas de la gente y trabajando para encontrar soluciones” ¿Los crímenes son solo aplicables a los soldados? ¿Miente la Fiscal, entonces, cuando afirma que “ciertamente” son atribuibles 19 de las 63 muertes a las fuerzas del orden público? Y otra cosa: ¿Personas que incendian vehículos, saquean, atentan contra entes públicos y privados, queman personas (en la madrugada del sábado falleció, lamentablemente, el joven Orlando Figuera, apuñaleado y quemado en Altamira hace algunos días), ejecutan linchamientos, acosan y amenazan a hijos y otros familiares de funcionarios, lanzan objetos contundentes contra personas inocentes que circulan por las calles y adelantan otras formas de terror público, son o no son terroristas?

Nosotros no tenemos ninguna duda de que la violencia opositora es parte de un plan preconcebido para tratar de provocar el derrocamiento del Gobierno y, en última instancia, justificar una intervención foránea, en cualquier modalidad. Pero también debemos diferenciar entre la ejecución de la violencia y la provocación del odio en la sociedad. En esto último, creemos que hay responsabilidades en todos los actores políticos principales, lo cual es un tema muy delicado del cual nos ocuparemos mañana, si no hay otro asunto noticioso que nos fuerce a otra cosa.

En ese y otros sentidos, suscribimos las palabras de Marta Harnecker, expresadas en una comunicación de ella que nos llegó vía correo electrónico: “Venezuela está en una situación muy crítica, al borde de la guerra civil. Claramente hay dos bandos que se enfrentan: la oposición fascista apoyada por las fuerzas retrógradas del mundo y las fuerzas que quieren defender el proceso revolucionario. Mientras tanto no podemos ser espectadores de este doloroso enfrentamiento, tenemos que ubicarnos en una de las dos trincheras de combate. Yo elegí la mía: la trinchera del pueblo” (Subrayado nuestro).

ANC: Palante y patrás

L'immagine può contenere: 1 persona, folla, cielo, albero e spazio all'apertopor Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Lunes 29 de mayo de 2017

ANC: Palante y patrás

La Asamblea Nacional Constituyente viene siendo para nosotros un sube-y-baja del ánimo. Por momentos nos alza la esperanza, por momentos nos genera el temor de una decepción, no tanto para nosotros, que tenemos la piel curtida por tantos años de avatares políticos, sino para nuestro pueblo. Hablamos del pueblo todo, y aquí es bueno comenzar con una aclaratoria.

En una intervención de Aristóbulo Istúriz la semana pasada, este asomó una idea de pueblo muy parecida a la que esbozaba Rómulo Betancourt. Palabras más, palabras menos, Istúriz planteó que pueblo era en realidad el “pueblo organizado”. Bien, el pueblo organizado es, primero que nada, una relatividad. En el espacio donde vivo la supuesta organización del pueblo es una entelequia. Existe el censo de los CLAP, por ejemplo, donde la gente se ha inscrito con la esperanza de recibir comida, pero los únicos organizados son el grupito que se viene aprovechando de los demás, quedándose cada uno de ellos con más de una caja en el reparto. Otro ejemplo: el otro día se montó un punto para registro del carnet de la Patria. Allí sacaron su carnet casi todos los escuálidos de mi edificio, con excepción de unos pocos recalcitrantes. Pero ahí nadie está organizado, se sacan el carnet a ver qué agarran, esa es la verdad que todos conocen. No es que no haya organización popular en absoluto, es incomparable con la ausencia de casi toda organización antes de Chávez, mas la que hay es asaz insuficiente para los fines estratégicos de la Revolución.

En todo caso, he aquí lo que dijo Betancourt, en 1960 en su mensaje al Congreso Nacional: “es falaz y demagógica la tesis de que la calle es del pueblo… el pueblo en abstracto es una entelequia que usan y utilizan los demagogos de vocación o de profesión… en las modernas sociedades organizadas que ya superaron desde hace siglos su estructura tribal, el pueblo son los partidos políticos, los sindicatos, los sectores económicos organizados, los gremios profesionales y universitarios”. Se parece igualito a la definición de Istúriz, que apunta a establecer que el pueblo es el chavismo, lo cual es falso, pues en la Venezuela de hoy solo 3 de cada 10 venezolanos se reconocen como chavistas ¿y los otros 7, qué son?

Uno de los peligros de la ANC, tal como está planteada, es que se convierta en un evento excluyente, controlado, en el que el supuesto “poder originario” termine siendo el poder de unos pocos.

No obstante nosotros estaríamos encantados, si una Constituyente dominada por el PSUV, como casi seguro va a ser, se convirtiera en un profundo debate sobre los temas del Estado y del poder, pues nuestra inquietud no es quiénes conforman la Constituyente, sino cuál es su carácter.

El pasado sábado, en una intervención telefónica del presidente Maduro, de apenas 13 minutos, este fue alentador de nuestra esperanza, cuando dijo tantas cosas buenas como las siguientes: “Una constituyente para hacer más revolución y para darle más poder al pueblo… Hay que darle al pueblo todo el poder financiero, comercial, político, económico, entre otros… hacer Revolución dentro de la Revolución, que sea un sacudón y eliminar la corrupción… En primer lugar, es una Constituyente para empoderar a nuestro pueblo… Una constituyente que sea un sacudimiento de las entrañas de la Patria… Transformarnos en una revolución más democrática, más eficiente, más eficaz… La primera respuesta: es una Constituyente para darle más poder al pueblo”.

También Elías Jaua se refirió, hace algunos días, al crucial tema del Poder Popular, cuando dijo que “Llego la hora de que el pueblo tome el Poder. Con la ANC el pueblo tendrá el poder completo en sus manos”. Muy bien, pero entonces llega el pasado viernes y el mismo Jaua envía mensajes contradictorios: “La Constituyente va a transformar el Estado, va a producir los cambios necesarios, va a reorganizar el Estado para que haya justicia y sea la garantía de la paz… Nosotros vamos a la Constituyente a defender el poder que hemos logrado, que nos ha permitido ampliar los derechos sociales, políticos y culturales de la mayoría”. Ahí se nos enfría el guarapo otra vez, porque los verbos “transformar” y “reorganizar” se contradicen. Transformar es cambiar las cosas, reorganizar es dejar las cosas igual pero dándoles otro orden. Si reorganizamos el Estado, no lo transformamos. Y eso de ir a la Constituyente a “defender el poder que hemos logrado” es una frase conservadora. Para nosotros no se trata de “defender el poder que hemos logrado” sino de transferir más poder directo al pueblo. Esa no es una idea nuestra, es una idea de Chávez.

Ahora bien, aunque es otro tema, los intelectuales y comunicadores revolucionarios están ayudando muy poco a que la ANC se enrumbe hacia una realización ideológica profundamente chavista. Es asombroso el conformismo, el acriticismo y la falta de creatividad que reflejan estos sectores multiplicadores de opinión. Con contadas excepciones, no hacen más que repetirse, ni siquiera a ellos mismos, sino a los dirigentes que son voceros principales de la Constituyente. No promueven ni mucho menos forman parte del debate, están intelectualmente como muertos, algo en verdad preocupante ¿quieren que se genere un pensamiento único?

Históricamente, los intelectuales y comunicadores han sido factores valientes y críticos.

Hoy pululan en las pantallas de TV con un discurso obsecuente y complaciente… ¡en un momento constituyente, por Dios!

Pero no nos engañemos, muchos intelectuales y comunicadores son críticos, pero por debajo de cuerda, lo sabemos porque hablamos con buena parte de ellos. Solo que no lo hacen públicamente ¿a qué le temen? Porque nosotros somos permanentemente críticos y nunca hemos recibido una llamada del Gobierno reclamándonos eso, ni ninguna amenaza ni nada parecido. En algunos casos lo que temen es perder algunos privilegios, viajes, fama, exposición mediática, publicaciones, exposiciones. También algunos temerán perder cargos y otras prebendas. Habrá también quienes creen honestamente estar haciendo lo correcto, de todo hay en la viña del Señor.

Lo cierto es que en una sociedad en la que los intelectuales y los comunicadores son acríticos e intelectualmente perezosos o simplistas, las cosas difícilmente puedan avanzar hacia donde es deseable. Hay que despertar las mentes y los espíritus, es lo que el pueblo espera de nosotros. Al fin y al cabo es gracias a ese pueblo que hemos podido estudiar y acercarnos al gran tesoro de la cultura humana.

¡Abajo los alcaldes, viva el Poder Popular!

L'immagine può contenere: una o più persone, folla, albero e spazio all'apertopor Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Viernes 26 de mayo de 2017

¡Abajo los alcaldes, viva el Poder Popular!

Hoy continuamos con la argumentación y el planteamiento de las propuestas que vamos a proponer para la Asamblea Nacional Constituyente, en realidad sin muchas expectativas de que salgan airosas, pero tocar la puerta no es entrar. Al fin y al cabo, no hay peor intento que el que no se hace.

En el último párrafo de nuestro Análisis de ayer asentamos: “… nos gustaría adentrarnos en la auscultación de un par de vetustas figuras que forman parte de las antiguallas con las que se construye la estructura de nuestro Estado burgués: el alcalde y el cabildo”. Aquí vamos.

La figura del Alcalde nos llega a nosotros proveniente de la época del Antiguo Régimen de España, en el siglo XVI, a través de la colonización de nuestro continente.

En las principales ciudades españolas el alcalde era designado por el rey. Los poblados que ostentaban ese privilegio tenían título de villa, es decir de ciudad. Bien, hemos avanzado en algo: ahora no lo designa un rey sino un partido político. Con muy raras excepciones, los alcaldes terminan siendo impuestos por aparatos partidistas, por medio de un sistema electoral con el cual es casi imposible que un líder comunal (un “hijo de vecina”) pueda llegar a ser alcalde.

En cuanto a los cabildos, fueron corporaciones municipales creadas por el Imperio español en la América colonizada y en las Filipinas, para la administración de las ciudades. Eran una adaptación a un nuevo medio de los ayuntamientos medievales de España, que en ocasiones también habían sido llamados cabildos, en similitud con los cabildos catedralicios de las iglesias catedrales.

De manera que tanto los alcaldes como los cabildos fueron creaciones del feudalismo, ni siquiera del capitalismo, aunque este adaptó la figura para las repúblicas, pues en realidad le venía muy bien a la sociedad del individualismo que fuese un individuo quien mandara en los municipios como un reyecito, que es lo que hacen casi todos los alcaldes. El alcalde y los cabildos, tal como los conocemos, son rémoras de siglos pasados y de regímenes oprobiosos. Ahora muchos entenderán porque las gestiones municipales dependen a menudo de que el alcalde sea bueno o malo, eficiente o ineficiente, honesto o corrupto, para que sean exitosas o fallidas. Es decir, cuando votamos por el alcalde lo hacemos como quien se juega un billete de lotería, ya que la gestión será ajena a los ciudadanos, quienes no pueden ejercer ningún control y mucho menos alguna función ejecutiva. Esta figura es una aberración del Estado burgués que la heredó del Estado feudal. Uno de tantos anacronismos que la Humanidad debe echar al tiesto de la basura lo antes posible, y dar paso al poder de los ciudadanos, a la democracia real que solo prefiguró nuestra Constitución de 1999, pero sin dotarnos de herramientas efectivas para su realización.

La Asamblea Nacional Constituyente nos brindaría una excelente oportunidad para hacer historia, transformando al menos el Estado aunque sea solo al nivel local, dándole el poder real municipal a las comunidades, lo que sería un gran avance en la Revolución profunda por la que luchó Chávez al frente del pueblo venezolano. Sería un verdadero sacudón histórico que repercutiría en otras latitudes, una acción revolucionaria que confirmaría la tan cacareada confianza en los poderes creadores del pueblo y en las capacidades de la multitud para gestionar y administrar de manera directa sus espacios, cambiando el sistema de representación por uno de delegación controlada en cada instancia por el Poder Popular. Esto significaría la concreción de una máxima que expusimos en un Congreso Mundial de Filosofía realizado hace algunos años en Maracaibo, y de la cual un reconocido intelectual cubano dijo que la exhibiría en la sala de su casa: “Tanta participación como sea posible, tanta representación como sea necesaria”. Solo que hoy, con referencia a la propuesta que haremos, cambiaríamos “representación” por “delegación”.

Nuestra propuesta principal la denominamos “Administración popular piramidal de los municipios”. Seguimos de una vez con su formulación: En la base de la pirámide están todos los ciudadanos comunes en el nivel demográfico sectorial. Los sectores serían zonas delimitadas de las parroquias que garanticen la posibilidad de una elección uninominal de personas propuestas directamente por los ciudadanos y no por los partidos políticos, y que compitan con base no en campañas glamorosas y manipuladoras, sino en exposición de méritos comunitarios y conocimiento de virtudes de los candidatos por parte de la comunidad.

Sobre esa base, la pirámide del Poder Popular municipal se construiría de la siguiente manera:

1) Eliminación de la figura de los alcaldes y de los Consejos Municipales, y su sustitución por Consejos Populares Municipales de elección por la base y por delegación

2) Los CPM se elegirían con base en la división de cada parroquia en sectores. Se votaría en cada sector por un número determinado de delegados sectoriales, después de la postulación razonada de personas que se hayan destacado por su labor comunitaria o por sus reconocidas virtudes ciudadanas

3) En esas elecciones no postulan los partidos políticos, sino directamente los ciudadanos, aunque los elegidos pueden militar o no en un partido

4) Esos delegados sectoriales eligen de su seno delegados a los Consejos Populares Parroquiales. Estos eligen a su vez a los miembros del Consejo Popular Municipal, que sustituirá a la Alcaldía y al Consejo Municipal

5) Estas distintas delegaciones no cesarán sus funciones al hacerse la elección, sino que se mantendrán activas para servir de correaje entre las bases y los organismos superiores y para ejercer control social de la gestión en cada nivel.

Las delegaciones, hasta los Consejos Populares Municipales, durarían tres años en sus funciones y cada año se ejercería una presidencia rotativa o pro tempore elegida por sus miembros

6) Se mantendría como hasta ahora la figura de las gobernaciones de estado, pero la coalición organizada de los Consejos Populares Municipales ejercería estricta supervisión y activo control social de todas sus ejecutorias

Esta es nuestra propuesta inicial principal, a la que habría que darle concreción, con ayuda de especialistas, para desarrollarla en su forma legal y constitucional, pero manteniendo absolutamente el espíritu y los finas que la animan.

También haremos otras propuestas, todas referidas al crecimiento y profundización del Poder Popular real. Pero todo a su tiempo.

Algo sobre la Fiscal, mucho más sobre la ANC

L'immagine può contenere: una o più persone, folla e spazio all'apertopor Néstor Francia 

Análisis de Entorno Situacional Político

Jueves 25 de mayo de 2017

Algo sobre la Fiscal, mucho más sobre la ANC

Ayer cundieron pasiones después de las declaraciones de Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República. Con ella tenemos diferencias políticas fundamentales, ya que su visión de la realidad venezolana está obviando aspectos centrales que van más allá de los esquemas legales y que se vinculan a la confrontación global que sacude el planeta.

Sin embargo, es una persona a la cual conocemos desde hace mucho tiempo y a la que respetamos por su trayectoria y sus virtudes. Repetimos, estamos en desacuerdo con ella, pero no vamos a usar epítetos ni descalificaciones. Mantendremos el uso del debate político como vía principal para dirimir nuestras contradicciones. No creemos que en este momento sea conveniente andar prendiendo fuegos por doquier. Hay que concentrarse en la superación de nuestras dificultades y para ello es necesario un ejercicio de tolerancia ante todos aquellos que no andan practicando el terrorismo en cualquiera de sus formas, incluyendo las muchas personas de la oposición que están apoyando las protestas pacíficas pero se muestran en desacuerdo con la violencia desatada que hemos visto en los días recientes por parte de bandas paramilitares armadas y entrenadas para convertir las protestas en vandalismo y muerte.

Dicho esto, volvemos al gran tema que asoma en este momento en el país, la Asamblea Nacional Constituyente. Ya todos nuestros electores conocen la mayoría de nuestras opiniones e inquietudes, que se acentúan cada día en lugar de amainar. De todas formas a quienes no nos lean a diario, le recomendamos la lectura de nuestro artículo publicado en Aporrea.org, bajo el título de “Constituyente, Estado y Poder Popular”, en el que reunimos en uno solo varios de nuestros análisis de días recientes.

En fin, creemos que se acerca ya el momento de proponer. Por supuesto ignoramos si nuestras propuestas llegarán a oídos de alguien o si siquiera serán materia de la Constituyente. Pero igual las haremos, pues pensamos que su pertinencia, si la tuvieren, no depende de ese evento. Ahora es que falta agua por correr debajo de los puentes.

Las propuestas que haremos seguramente no surgirán de una vez en este Análisis de hoy, pues deben ser sustentadas en argumentos, que tiene que ser lo primero en verse sobre la mesa. Nuestras propuestas, todas, estarán referidas a la necesidad de ampliar notablemente los espacios del Poder Popular en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Comencemos por echar un vistazo a la Constitución, que en realidad está llena por todas partes de referencias a la participación y al protagonismo del pueblo, pero siempre de manera subsidiaria, complementaria, y nunca consagrada a plenitud. Su presencia es superada invariable y avasalladoramente por las instancias de la democracia representativa. Ahora vamos con un par ejemplos.

Artículo 166. En cada Estado se creará un Consejo de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas, presidido por el Gobernador o Gobernadora e integrado por los Alcaldes o Alcaldesas, los directores o directoras estadales de los ministerios; y una representación de los legisladores elegidos o legisladoras elegidas por el Estado a la Asamblea Nacional, del Consejo Legislativo, de los concejales o concejalas y de las comunidades organizadas, incluyendo las indígenas donde las hubiere. El mismo funcionará y se organizará de acuerdo con lo que determine la ley. (Subrayado nuestro)

Es obvio que la presencia de las comunidades organizadas, si acaso llegara realmente a haberla, es absolutamente minoritaria y factualmente insignificante.

Artículo 168. Los Municipios constituyen la unidad política primaria de la organización nacional, gozan de personalidad jurídica y autonomía dentro de los límites de esta Constitución y de la ley. La autonomía municipal comprende:

1. La elección de sus autoridades.

2. La gestión de las materias de su competencia.

3. La creación, recaudación e inversión de sus ingresos.

Las actuaciones del Municipio en el ámbito de sus competencias se cumplirán incorporando la participación ciudadana al proceso de definición y ejecución de la gestión pública y al control y evaluación de sus resultados, en forma efectiva, suficiente y oportuna, conforme a la ley. (Subrayado nuestro)

De nuevo, la supuesta incorporación de la participación ciudadana es un albur, con fuerza legal tan débil, que en realidad casi ninguna autoridad la realiza, porque aunque parezca someramente que se trata de una obligación constitucional, no se encuentra en realidad reglamentada, de manera que depende sobre todo de la voluntad de la autoridad representativa correspondiente, que es la verdadera rectora del poder.

Para no hacer demasiado largo el cuento invitamos a la lectura, solo como ilustración, de los artículos 169, 171, 174, 175, 182, 184, 185, 188, 201, 204, 211, 251, 252, entre otros, todos referidos a factores del poder constituido representativo.

Abundan las referencias a la participación ciudadana, siempre como segundona y dependiente. Las propuestas nuestras apuntarán a la constitucionalización efectiva del Poder Popular, pero por ahora aplacemos su formulación.

Antes nos gustaría adentrarnos en la auscultación de un par de vetustas figuras que forman parte de las antiguallas con las que se construye la estructura de nuestro Estado burgués: el alcalde y el cabildo. Pero eso quedará para mañana, si la realidad no nos obliga a otra cosa.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

EL BLOG DE CARLOS

Por un mundo mejor, posible y necesario

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

rojoutopico.wordpress.com/

Blog de opinión igualitaria, social y política de un tipo Feminista, Galileo y Anticapitalista.

Hugo Chavez Front Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

L'angolo dei cittadini

La tua provincia

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: