Venezuela: Victoria magnífica

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 16 de octubre de 2017

Victoria magnífica

En cualquier circunstancia, la victoria chavista de ayer podría calificarse como muy buena. En la situación de hoy, hay que definirla como magnífica, admirable. Nosotros confesamos que no imaginamos que pudiera ser de esa dimensión, una vez más el pueblo nos da una lección.

Ahora bien, sin querer pecar de aguafiestas, recordemos cosas que escribimos en el Análisis del pasado viernes: “… tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí… Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…”.

Tomar el toro por los cachos y enfrentar con eficiencia los problemas es un deber moral que el Gobierno Bolivariano asume hoy con el pueblo, y para ello necesitará la ayuda de todos, incluida, en lugar destacado, la Asamblea Nacional Constituyente.

La reacción de la derecha estaba claramente prevista, ellos mismos se encargaron de exponer diáfanamente sus planes. Esto también los asomamos en el Análisis arriba mencionado: “… la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: ‘Estados Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral’, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: ‘Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados’”.

La perspectiva es que el enemigo redoble la presión internacional, aunque ahora la tendrá más difícil, sobre todo porque en lo inmediato la derecha del patio no parece tener las herramientas para generar un conflicto callejero contra el “fraude” que seguirá denunciando. Sin gente en la calle, es poco lo que la derecha internacional puede hacer, más allá de seguir tendiendo la alfombra de las matrices a la espera de mejores tiempos para sus pupilos. No obstante, el plan de desconocimiento seguirá adelante, tal como lo avizora uno de los principales voceros mediáticos de la oposición venezolana, Luis Vicente León: “La posibilidad de reconocimiento de resultados por parte de la MUD, de la comunidad internacional y del venezolano común es muy baja”.

Uno que está claro en cuanto a lo que se viene es el intelectual argentino Carlos Aznárez: “Esto no es un milagro, sino que es la mejor demostración de conciencia cívica e ideología revolucionaria que posee el pueblo de Chávez y de Maduro… Derrotada nuevamente en el ámbito local, ahora a la oposición sólo le queda recostarse en la agresión internacional que se seguirá gestando, sin duda, con Estados Unidos como ariete fundamental… A festejar entonces, en Venezuela y en la Patria Grande, pero a no bajar la guardia ni un tantito así, como diría el Che. Ya que el enemigo que se enfrenta es el mismo del que ya nos advirtieran Martí, Bolívar, Fidel y Chávez”.

Nosotros coincidimos previamente con Aznárez en el mismo Análisis ya citado: “Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos”.

No todo, en el resultado de ayer, es para celebrar. Una vez más coincidimos con Aznárez. El señaló, en su artículo de Barómetro Internacional escrito inmediatamente después de la magnífica victoria: “En esta ocasión, no es de extrañar que el Imperio trate de aprovechar la victoria de la oposición en los estados fronterizos, como Zulia, Táchira y Mérida, para imaginar allí una base de aterrizaje intervencionista”. Y nosotros, en el mismo Análisis del viernes 13: “Si la oposición gana, por ejemplo, en los estados fronterizos con Colombia, como Apure, Táchira y Zulia (y también, más aislado, Amazonas), aunque perdiera todo lo demás se constituiría en una amenaza aun peor de lo que es ahora, y el papel de Colombia como aliado del Imperio contra Venezuela cobraría nueva dimensión”.

Pues bien, la oposición se alzó con el triunfo en Zulia, Táchira y Mérida, conformando un espeso muro fronterizo con Colombia, pues Zulia y Táchira dominan esa frontera occidental, y Mérida colinda con ambos estados. Se trata de un bloque peligrosísimo para nosotros. En ese sentido, el Presidente expresó anoche, después de la victoria, que no permitirá gobernadores guarimberos, así que la cosa puede ponerse candela de nuevo en un futuro no necesariamente lejano.

Por otro lado, la Revolución también ha conformado su propia fortaleza geopolítica interna en el importante frente centro-occidental, con dominio en Miranda, Carabobo, Lara, Aragua, Falcón, Vargas, Yaracuy prolongándose al bloque llanero colindante con ese frente, conformado por Guárico, Barinas, Portuguesa, Apure, Cojedes, y Trujillo en los Andes. Y si se triunfara definitivamente en Bolívar, fronterizo con Guárico y Apure hacia occidente, y Monagas y Delta Amacuro por oriente, tendríamos un poderoso dique de contención a nuestro favor.

Habría que analizar otros aspectos importantísimos de lo ocurrido ayer, y reacciones y noticias que aún están por aparecer, pero dejémoslo hasta aquí por el día de hoy.

Venezuela: 15 ottobre la battaglia per il tempo

di Marco Teruggi

13ott2017.- Il tempo è tornato ad allungarsi come pantano. La quotidianità sono i prezzi che aumentano, i salari più magri, gli antibiotici che non appaiono, la carta-moneta che scarseggia, la liturgia della campagna elettorale troppo identica a sé stessa. I giorni ora non sono compressi, a punto di scoppiarci in faccia.

La guerra ha ripreso il suo ritmo di logorio silenzioso e onnipresente che ci avvolge. Si è mostrata nuda nel suo assalto al potere tra aprile e luglio. C’erano i trend in Twitter che segnavano fuochi armati, i municipi assediati per giorni, gli assedi. Era cristallina e anche i suoi dirigenti, con le loro menzogne, lo erano. Ora non lo è più e senza dubbio è la stessa, con un cambio di ritmo, concentrata su ciò che è più certo – l’economia e l’impero – mentre le truppe locali, in crisi, riorganizzano la loro forza.

Dobbiamo seguirne le tracce. La sua tattica sta nell’alternanza delle forme, nella frontalità seguita dalla vigliaccheria di chi nasconde la mano, nella negazione di sé stessa, nel farci credere che se ne sia andata. Non se ne va mai. E questa domenica (oggi, 15 ottobre, NdT) ci sarà una nuova battaglia che sistemerà una parte del tavolo: le elezioni dei governatori.

                                                                                                       ***          

Un voto di guerra, per bloccare potere politico. Questa è una delle caratteristiche del 15 ottobre. “Ogni rivoluzione è una forma di conquistare tempo”, analizza Álvaro García Linera. E in questi ultimi anni abbiamo visto come il tempo, elettorale/politico/armato, sia stato il fuoco della battaglia. La domanda è: vincere tempo a che scopo? Per quattro ragioni:

  1. Impedire l’avanzamento delle trincee della controrivoluzione

Possiamo pensarlo in termini di posizioni. Ogni governatorato sarebbe uno spazio che, nel caso fosse occupato dalla destra, si convertirebbe in un nuovo territorio dal quale proverebbero ad avanzare. Funzionerebbero come i comuni e i governatorati che tra aprile e luglio erano sotto la loro direzione. Da lì c’è stato appoggio logistico – sia sotterraneo che esplicito – ai gruppi violenti, il ritiro dalle strade delle forze di sicurezza locali, la ripulitura del territorio per la scalata incendiaria.

Ogni spazio istituzionale che vinceranno potrebbe convertirsi in tale piattaforma. Sicuramente in altro modo: le fasi della violenza di strada non sono uguali le une alle altre, partono da linee simili, poi aumentano nelle loro forme e nei loro metodi. Lo mostrano le comparazioni tra le giornate dell’aprile del 2013, febbraio/aprile 2014, aprile/luglio 2017. E coloro che muovono i fili, cioè gli Stati Uniti, sanno che la sorpresa è un fattore chiave.

  1. Aspettare che migliorino le condizioni internazionali

Il conflitto venezuelano è parte della disputa geopolitica. Da un lato, Stati Uniti e le loro alleanze subordinate costruiscono scenari diplomatici, comunicativi, militari ed economici; dall’altro il chavismo si gioca le sue carte: relazioni con la Cina, la Russia, paesi emergenti, petroliferi, intenti ad evitare lo strangolamento imposto attraverso la forza del dollaro. In Venezuelasi condensa una delle battaglie del mondo.

La mappa delle alleanze attuali è legata anche alla peggiore correlazione continentale di forze degli ultimi anni. Non sarà eterna, l’anno prossimo ci saranno elezioni in Messico, Colombia e Brasile, paesi che possono riequilibrare la correlazione attuale. Ma è più di tutto questo: la questione delle relazioni internazionali rimanda alla vecchia domanda: si può sviluppare una rivoluzione in un solo paese? “Il tempo diventa il nucleo del fatto rivoluzionario: tempo per aspettare che altri facciano lo stesso”, dice Linera.

  1. Stabilizzare l’economia

Il tempo si ottiene, tra le altre cose, con stabilità economica. È lì che, giustamente, il pantano/arretramento si sente con forza. Sono almeno tre anni che si vive in questo quadro, con una acutizzazione dei problemi: prezzi, dollaro illegale, medicine, carta-moneta, ricambi, prodotti igienici. È in questo punto, inoltre, che è difficile prevedere un miglioramento. Per la forza dell’attacco/blocco straniero e dei grandi imprenditori, per i prezzi internazionali del petrolio, per la corruzione che ha attaccato aree strategiche, per i segnali contraddittori della direzione verso cui andare per resistere e avanzare, lo scarso impatto delle misure prese nella quotidianità.

L’economia non colpisce solo le tasche del popolo, ma anche le soggettività. Possiamo domandarci che effetti causa nelle coscienze, nel senso comune, un’economia che allarga le sue aree di micro-corruzione, profitti straordinari illegali, bagarinaggio di medicinali, carta-moneta, cibo, affari a spese delle domande ogni volta più urgenti dei settori popolari. La destra ha guadagnato posizioni in questa battaglia culturale. Di nuovo, con l’analisi di Linera: “Non c’è mai trionfo politico senza previo trionfo culturale”. Anche la destra può essere gramsciana.

  1. Avanzare nello sviluppo della società che-verrà

La rivoluzione non è una data, un atto, bensì un processo. Ha giorni fondanti, momenti di riflusso, avanzamenti ed espansioni democratiche, formazione collettiva, delegazione tra i governanti o azione diretta delle classi popolari. La rivoluzione non è nemmeno lo Stato, ma, sostanzialmente, l’allargamento della comunità e la sua costruzione di potere. Risulta difficile valutare in che situazione ci si trovi da questo punto di vista: che indicatori per misurare cosa, esattamente? Una cosa è chiara: è dentro la rivoluzione che si possono sviluppare le forme della società socialista, con centralità delle “comunas”.

Questo sviluppo in parte ha a che vedere con la volontà – o meno – della direzione e dell’impalcatura istituzionale, così come della forza che imprimono i differenti vettori politico/sociali organizzati. Lo Stato fornisce condizioni per creare comunità/organizzazione o, al contrario, burocrazia – politica e istituzionale – per operare come freno a mano dello stesso progetto che conforma. Il quadro sotto un governo di destra non sarebbe quello di una discussione delle tensioni interne, delle contraddizioni creative o distruttive, ma quello del tentativo di resistere alla vendetta che si sfogherebbe – i corpi incendiati tra aprile e luglio sono stati un’anticipazione di tutto ciò.

***

Vincere le elezioni per i governatori non significherebbe un cambio del vincolo tra i governatori e le trame comunali – in generale non sono buone – né si tradurrà in un miglioramento delle condizioni materiali, un lenimento dei punti di soffocamento, né creerà nuove condizioni significative sul piano internazionale. Renderà possibile mantenere il potere politico, continuare nella costruzione del processo, nello sviluppo delle tensioni interne, guadagnare tempo nel quadro di una rivoluzione che resiste all’isolamento continentale e alle aggressioni nordamericane.

Risulta strano che in una guerra, sotto assedio, si pensi a regalare posizioni come forma di punizione ai generali. Quest’idea ne contiene un’altra sullo sfondo, sbagliata e pericolosa: se la destra vince si creerà un quadro che depurerà le contraddizioni del chavismo e permetterà un ritorno guidato dai settori non burocratici. Il problema è che la politica e la storia non sono un gioco di scacchi, le condizioni che hanno reso possibile la gestazione di questo processo non si ripeteranno e il nemico, nel caso dovesse conquistare il potere politico, non perdonerà.

[Trad. dal castigliano a cura di Giuliano Granato]

15 de octubre: la pelea por el tiempo

por Marco Teruggi – 15yultimo.com

El tiempo ha vuelto a estirarse como pantano. El cotidiano son los precios que suben, los sueldos más flacos, los antibióticos que no aparecen, los billetes que escasean, la liturgia de campaña demasiado idéntica a sí misma. Los días ya no están comprimidos, a punto de estallarnos en la cara.

La guerra ha retomado su ritmo de desgaste silencioso y omnipresente que nos envuelve. Se mostró desnuda en su asalto al poder entre abril y julio. Ahí estaban las tendencias en Twitter que marcaban focos armados, los municipios asediados durante días, los toques de queda. Era clara, y sus dirigentes, dentro de sus mentiras, también. Ya no lo es, y sin embargo es la misma, con cambio de ritmo, parada sobre lo más seguro ‒la economía y el imperio‒ mientras las tropas locales, en crisis, reorganizan su fuerza.

Debemos seguirle el rastro. Su táctica está en la alternancia de las formas, en la frontalidad seguida de la cobardía del que esconde la mano, en la negación de sí misma, hacernos creer que se fue. Nunca se va. Y este domingo tendrá una nueva batalla que reacomodará una parte del tablero: las elecciones a gobernadores.

*

Un voto de guerra, para retener poder político. Esa es una de las características del 15 de octubre. “Toda revolución es una forma de conquistar tiempo”, analiza Álvaro García Linera. Y en estos últimos años hemos visto cómo el tiempo, electoral/político/armado, ha sido foco de la batalla. La pregunta es: ¿ganar tiempo para qué? Para cuatro cosas:

1.- Impedir el avance de trincheras de la contrarrevolución

Podemos pensarlo en términos de posiciones. Cada gobernación sería un espacio que, en caso de ser ocupado por la derecha, se convertiría en un nuevo territorio desde donde intentarían avanzar. Funcionarían como las alcaldías y gobernaciones que entre abril y julio estaban bajo su dirección. Desde allí hubo apoyo logístico por debajo de la mesa y explícito a los grupos de choque, retiro de las fuerzas de seguridad locales, liberación del territorio para la escalada incendiaria.

Cada espacio institucional que consigan podría convertirse en esa plataforma. Seguramente de otra manera: las fases de violencia callejera no son iguales unas a otras, parten de líneas similares, luego aumentan en sus formas y métodos. Así lo muestran las comparaciones entre las jornadas de abril de 2013, febrero/abril 2014, abril/julio 2017. Y quienes dirigen los hilos, es decir Estados Unidos, saben que la sorpresa es un factor clave.

2.- Esperar que mejoren las condiciones internacionales

El conflicto venezolano es parte de la disputa geopolítica. Por un lado, Estados Unidos y sus alianzas subordinadas construyen escenarios diplomáticos, comunicacionales, militares y económicos, por el otro el chavismo juega sus cartas: relaciones con China, Rusia, países emergentes, petroleros, intentos de evitar la asfixia impuesta a través de la fuerza del dólar. En Venezuela se condensa una de las batallas del mundo.

El mapa de alianzas actual está ligado también a la peor correlación continental de los últimos años. No será eterno, el año que viene habrá elecciones en México, Colombia y Brasil, países que pueden reequilibrar la correlación. Pero es más que eso, la cuestión de las relaciones internacionales remite a la vieja pregunta: ¿puede desarrollarse una revolución en un solo país? “El tiempo se convierte en el núcleo del hecho revolucionario: tiempo para esperar que otros hagan lo mismo”, dice Linera.

3.- Estabilizar la economía

El tiempo se obtiene, entre otras cosas, con estabilidad económica. Es justamente ahí donde el pantano-retroceso se siente con fuerza. Son al menos tres años en este cuadro, con una agudización de los problemas: precios, dólar ilegal, medicinas, billetes, repuestos, higiene. Es también en ese punto donde se dificulta prever una mejora. Por la fuerza del ataque/bloqueo exterior y de los grandes empresarios, los precios internacionales del petróleo, por la corrupción que atacó áreas estratégicas, por las señales contradictorias de hacia dónde ir para resistir y avanzar, el poco impacto de las medidas tomadas en la cotidianidad.

La economía no solamente golpea los bolsillos populares sino también las subjetividades. Podemos preguntarnos qué efectos causa en las consciencias, los sentidos comunes, una economía que amplía sus áreas de microcorrupción, ganancias extraordinarias ilegales, reventas en el mercado negro de medicamentos, billetes, comida, negocios a costa de las demandas cada vez más urgentes de los sectores populares. La derecha ha ganado posiciones en esa batalla cultural. Nuevamente, con análisis de Linera: “Nunca hay un triunfo político sin un previo triunfo cultural”. La derecha también puede ser gramsciana.

4.- Avanzar en el desarrollo de la sociedad por-venir

La revolución no es una fecha, un acto, sino un proceso. Tiene días fundantes, momentos de reflujos, avances y expansiones democráticas, aprendizajes colectivos, delegación en los gobernantes o acción directa por parte de las clases populares. La revolución tampoco es el Estado, sino, centralmente, la ampliación de la comunidad y su construcción de poder. Resulta difícil evaluar en qué situación se está en ese punto, ¿qué indicadores para medir qué exactamente? Una cosa es clara: es dentro de la revolución donde pueden desarrollarse las formas de la sociedad socialista, con centralidad comunal.

Ese desarrollo tiene que ver en parte con la voluntad ‒o no‒ de la dirección y del andamiaje institucional, así como de la fuerza que impriman los diferentes vectores políticos/sociales organizados. El Estado proporciona condiciones para crear comunidad/organización, o, al contrario, burocracia ‒política e institucional‒ para operar como freno de mano del mismo proyecto que conforma. El cuadro bajo gobierno de derecha no sería debatir las tensiones internas, las contradicciones creadoras o destructoras, sino cómo resistir a la revancha que se descargaría ‒los cuerpos incendiados entre abril y julio fueron una antesala de eso.

*

Ganar gobernaciones no significará un cambio de vínculo entre gobernadores y tramas comunales ‒por lo general no son buenas‒ tampoco se traducirá en una mejora de las condiciones materiales, un alivio de los puntos de asfixia, ni creará nuevas condiciones significativas en el plano internacional. Permitirá mantener poder político, continuar con la construcción del proceso, el desarrollo de las tensiones internas, ganar tiempo en el marco de una revolución que resiste al aislamiento continental y a las agresiones norteamericanas.

Resulta extraño que, en una guerra, bajo asedio, se piense en regalar posiciones como forma de castigo a los generales. Esa idea encierra otra de trasfondo, errónea y peligrosa: si la derecha gana se creará un cuadro que depurará las contradicciones del chavismo y permitirá un retorno liderado por los sectores no burocráticos. El problema es que la política y la historia no son un juego de ajedrez, las condiciones que permitieron gestar este proceso no se repetirán, y el enemigo, en caso de hacerse con el poder político, no perdonará.

Después del 15

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Viernes 13 de octubre de 2017

Después del 15

Decir que el domingo no se acaba el mundo es quedarse corto. En realidad, no se acaba ni comienza nada ese día, solo continúa la misma confrontación histórica, en nuevas condiciones en cuanto a la correlación de fuerzas en el terreno de esta guerra prolongada. Seguiremos viviendo la feroz lucha por el poder que se libra en Venezuela y en el mundo, así que disfrutemos hasta donde podamos la paz coyuntural que hemos alcanzado después de electa la Constituyente, sin creer que esto está listo, que hemos arribado al país de Jauja y nos espera un Edén de pacíficas andanzas. No importa cuál sea el resultado del 15-O, los ejércitos enfrentados han de alistarse para nuevas batallas, en circunstancias que aun no conocemos. Lo cierto es que la derecha no está en plan de paz ni nos dará cuartel, a menos que nos rindamos y entreguemos, tarde o temprano, el Gobierno, esa es la verdad por más dura que parezca. Las señales están a la mano.

Como ha quedado dicho, el panorama de confrontación radical no depende del resultado electoral, solo las condiciones inmediatas de su desarrollo. Si ganara la derecha, estaríamos en mayores problemas, por supuesto. Julio Borges dijo que una victoria opositora desataría un “terremoto político” y prepararía el terreno para la salida de Maduro. Es decir, la oferta de la MUD sigue siendo la misma con la que ganó las parlamentarias de 2015 y con la que ha identificado todas sus acciones posteriores. El derechista presidente de la Asamblea Nacional en desacato dijo ayer que “Amanecer el lunes 16 de octubre y ver que ganamos 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18 de las gobernaciones y el voto popular que vamos a ganar, créanme, es un terremoto político que es irreversible para lograr estar en la antesala de un cambio completo y democrático”.

Al mismo tiempo, la derecha está preparando sus baterías para el caso de que pierda y ya anuncia, de diversas maneras, el desconocimiento de un resultado tal. Por cierto que el amo le sigue la corriente y se involucra en el “Plan B”: “Estados Unidos está preocupado por una serie de acciones del Consejo Nacional Electoral de Venezuela que ponen en cuestión la legitimidad del proceso electoral”, afirmó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, y además: “Pedimos al Gobierno venezolano que celebre elecciones libres y justas. Sabemos, con gran preocupación, que no permitirá observadores electorales internacionales independientes y le pedimos que permita a observadores nacionales independientes vigilar completamente las elecciones y el recuento de sus resultados”.

Pero no solo se trata del cuestionamiento del proceso electoral, cuya legitimidad solo reconocerán si el resultado les es favorable, sino que anuncian ya la prolongación del conflicto de poderes, con el desconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente como principal argumento. El jefe de Campaña de la MUD Gerardo Blyde vociferó que “Ninguno de nuestros gobernadores se juramentará ante la fraudulenta Asamblea Constituyente”, después de que el presidente Maduro confirmará que gobernador que no se juramente ante la ANC, no podrá asumir su cargo.

Note el lector que el desconocimiento de la Constituyente sigue siendo aupado por los factores de la derecha internacional. El presidente colombiano Juan Manuel Santos declaró que “Decir que los que voten en las elecciones con el voto estén aprobando la Asamblea Constituyente y quienes salgan elegidos tienen que someterse a esa Asamblea Constituyente, eso no es jugar limpio”. Y establece que su actitud no cambiará con ningún resultado electoral: “Nos hemos opuesto a esa Asamblea Constituyente por ilegal; cualquiera que sea el resultado, nos seguiremos oponiendo”.

También dentro del esquema de confrontación institucional, mezclado con la conspiración internacional que protagoniza, entre otros, Luis Almagro, hoy se “juramenta” en la OEA un espurio “Tribunal Supremo de Justicia en el exilio” con magistrados fraudulentos nombrados por la Asamblea Nacional en desacato.

El agudo analista Aram Aharonian traduce de manera correcta los mensajes de los voceros derechistas criollos y extranjeros: “Dicen que habrá diálogo sólo si arrasan las gobernaciones. Traducido significa que si pierden, si el oficialismo se alza con la mayoría de las gobernaciones y la Asamblea Nacional Constituyente sigue su curso, volverán el terrorismo y la desestabilización de manera indefinida, en busca de la tierra arrasada”. Quien piense otra cosa, peca de ingenuo.

Pero además tampoco el chavismo debería interpretar erróneamente un posible escenario de victoria. Si se alzase con la mayoría de las gobernaciones, será en buena parte debido a los desatinos de la derecha, que los trae a estos comicios divididos y con la moral baja. Mas los graves problemas del país, que podrían servir de justificación a nuevas conspiraciones, siguen allí, y no solo los del ámbito económico. Ya es común escuchar en la calle la queja de que el Gobierno no está actuando con la fortaleza y la decisión que se necesita. Hay una sensación de cierta anarquía cada vez que uno va a un banco y no consigue efectivo, o cuando colapsan los cajeros automáticos o los puntos de venta, o cuando las violaciones ciudadanas a las leyes de tránsito se multiplican sin que haya sanciones, o cuando en un consejo comunal hay alguien que desvía los CLAP y favorece el bachaqueo. Si acaso ganamos, no es para que salgamos únicamente a dar brincos de alegría. Sería más que todo un gran compromiso con un pueblo que nos habría dado una nueva muestra de confianza, pero, como hemos dicho, tanto va el cántaro al agua…

Cuando amanezca el lunes 16 de octubre, el país será básicamente el mismo, solo habrán cambiado algunas posiciones en el tablero, para bien o para mal.

Elección y resistencia

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Jueves 12 de octubre de 2017

Elección y resistencia

Hoy, 12 de octubre, es un día ideal para hablar de las elecciones del domingo próximo como un acto de resistencia. Lo decimos porque en esta fecha se celebra el “Día de la Resistencia Indígena”, aunque esto parece una burla, tal como lo explica el historiador Vladimir Acosta: “El día 12 de octubre de 1492 no hubo ninguna resistencia indígena.

Este es el hecho descarnado. El 12 de octubre de 1492 llegaron las tres carabelas de Colón provenientes de España. Llegaron a una pequeña isla del Caribe. Tomaron posesión de la tierra (de una tierra que no era de ellos, que no les pertenecía) en nombre del Rey de España (su rey) y de Dios (su dios cristiano). Los indígenas habitantes de esa isla, de la manera más inocente, salieron alborozados a recibirlos y a festejarlos en la creencia de que habían llegado unos extraños dioses en unas casas flotantes, vestidos extrañamente, blancos, con barbas. En ese momento no hubo resistencia alguna, lo que hubo fue admiración, ingenuidad, inocencia porque los indígenas de ahí, de las islas vecinas y de los que vivían un poco más al Este, en el continente, no tenían la más remota idea de lo que se les venía encima: la Conquista, la esclavitud, la servidumbre, la sujeción, las enfermedades, la Colonia, la explotación”.

Pero igual aprovechemos este error para establecer que estas elecciones son un hecho de trascendencia continental y mundial, un nuevo evento en la resistencia contra los conquistadores de hoy, el imperialismo norteamericano y sus aliados. Con acierto, camaradas argentinos afiliados a las organizaciones que forman parte del Capítulo Argentino de Alba Movimientos, al convocar para mañana en Buenos Aires a un banderazo solidario con Venezuela para aupar el triunfo del chavismo en las elecciones regionales, lo han hecho en torno a dos consignas. Una, “¡Todos y Todas somos Venezuela!” y la otra, muy significativa, “¡Venezuela Corazón de América!”

Esta realidad está también muy clara para el Imperio y sus lacayos. Tienen el ojo puesto en lo que ocurrirá aquí el 15 de octubre, sacan sus cuentas, evalúan escenarios, se preparan para la acción. Y se mueven para animar a sus cipayos del patio y a los electores que los respaldan para que vayan a votar y enfilen recargadas baterías contra la
Revolución Bolivariana.

Un ejemplo es la arremetida mediática utilizando declaraciones de derechistas europeos para impulsar la matriz de aislamiento de Venezuela y debilidad del “régimen” de Maduro. En una “información” de la agencia francesa de derechas AFP, difundida ayer, se lee que “Los 28 estados miembros de la UE han llegado a un ‘acuerdo de principio’ para estudiar posibles sanciones contra el gobierno de Venezuela por su represión contra la oposición, informaron el miércoles fuentes europeas”. De una vez, AFP establece como cierta lo que después se devela como una manipulación con base en supuestas declaraciones de una “fuente anónima”, típico recurso de estos canallas.

Lo cierto es que no ha ocurrido nada nuevo con respecto a las posiciones en la Unión Europea. Tal como se dice en el mismo reporte de AFP, “España es el principal impulsor del proyecto de sanciones ‘contra los responsables de la situación actual’ en Venezuela, en palabras del ministro de Relaciones Exteriores, Alfonso Dastis, en agosto pasado. Pero otros países se mostraban reticentes a esa idea. Otra fuente europea confirmó que las sanciones formaban parte ahora de ‘las opciones sobre la mesa’”.

Como se ve, la agencia francesa utiliza refritos, lo que en periodismo suele llamarse “caliches”, para tratar de influir en los electores de cara al evento del 15 de octubre. Así se arman las matrices interesadas y teledirigidas por los laboratorios comunicacionales de la derecha.

Luego de afirmar que “Un grupo de trabajo integrado por representantes de los 28 estados miembros de la UE detallará ‘el alcance’ del régimen de sanciones en una reunión el 17 de octubre, para que luego las redacten juristas antes de ser aprobadas formalmente”, a AFP se le “chispotea” que “la UE desea al mismo tiempo esperar a ver
cómo se desarrollan las elecciones regionales en Venezuela el 15 de octubre” ¡Caramba, qué importancia nos dan, nadie dude que la merecemos!

También el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Thomas Shannon, se refirió ayer al asunto y mencionó la “necesidad” de que en las elecciones regionales del próximo domingo las autoridades permitan al pueblo que “hable y decida”, cosa que por supuesto no exige a la oposición, que es la única que recientemente trató de impedir, el pasado 30 de julio, que el pueblo hablara y decidiera.

La trascendencia de las elecciones del domingo se revela también en la invitación a su residencia hecha por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, al terrorista venezolano prófugo Carlos Vecchio. Este traidor afirmó, en el colmo del descaro, que “Pence ratificó su compromiso de continuar la lucha hasta que Venezuela rescate la democracia. Le insistimos que además de la presión nacional necesitamos la presión internacional a través de sanciones, no solo de Estados Unidos, sino de América Latina y la Unión Europea. Le dijimos que esto es un elemento esencial para recuperar la libertad”.

Vecchio añadió que en la reunión se confirmó que la “crisis” de Venezuela es prioridad para el gobierno norteamericano y la comunidad internacional, y que esto le tiene que dar “más fuerza” a los venezolanos para “continuar la lucha”. Clarito como el agua pura.

Así pues, es claro que la batalla del domingo no es solo contra los bandidos de la MUD, sino sobre todo contra el imperialismo y sus designios contra nuestra Patria. Y no se trata solo de nosotros, sino de todos los pueblos en resistencia.

El fantasma de la abstención

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político

Martes 10 de octubre de 2017

El fantasma de la abstención

Parafraseando al Manifiesto Comunista, el periodista Eleazar Díaz Rangel escribió, en su más reciente columna dominical que “un fantasma recorre el mundo electoral venezolano, el fantasma de la abstención”. La verdad es que ese coco parece más temible para la oposición en la actual circunstancia, aunque el chavismo no está libre de esos espectrales temores. Es por ello que la derecha fundamenta su oferta electoral, una vez más, en negatividades. Se trataría de otra acción destinada a salir de Maduro, no promete más nada. Pero además, niega a su base social el derecho a castigar las barrabasadas de sus políticas y los urge, con cierto tono de chantaje, a que voten porque si no Maduro se saldrá con la suya: “No es por mí, es contra él”.

Triste destino el de los escuálidos de a pie.

Es notable la debilidad de la campaña opositora. No convoca a nadie, la fría soledad de sus candidatos es patética. En pasadas elecciones los llamados a votar provenían profusamente de los faranduleros y los deportistas que les son afines, ahora solo lo emiten los políticos y los curas, con una pequeña ayuda de sus amigos de la canalla mediática. Para colmo, en esta oportunidad hay quienes desde la derecha, por redes digitales y en los muros, convocan a la abstención. Son aquellos, sobre todo jóvenes, que pusieron los muertos y los presos de la violencia terrorista, olvidados por una “dirigencia” que pide ahora votos, con su cara muy lavada y como si no hubieran quebrado un plato.

El insistente llamado a votar de la oposición augura que la abstención ciertamente la afectará, en mayor o menor grado, depende de cómo le funcionará el coco de Maduro. Los militantes del minoritario “movimiento estudiantil” opositor están difundiendo la etiqueta “#EstudiantesAVotar”. Henrique Capriles, por su parte, emite un ruego: “Les pido como venezolano que va a seguir luchando por el país, vayan a votar”.

La derecha, de nuevo, otorga a una elección carácter plebiscitario, y pretende embarcar a los suyos en una nueva esperanza de acabar con la Revolución, usando ahora la herramienta electoral. El subsecretario general de Acción Democrática en el estado Miranda, Negal Morales, aseveró que “Si se impone la abstención hacemos ganador al Gobierno, mientras que reitero que si todo el descontento y la indignación la convierten en fuerza y ganas de cambiar y salen a votar masivamente, le demostrarán a Maduro quienes son la inmensa mayoría y que rechazan su gobierno”.

Y Carlos Ocariz, candidato derechista a la gobernación del estado Miranda: “No votar le sirve a Maduro”. También el diputado opositor Miguel Pizarro afirmó que no participar en los comicios regionales “le sirve a Maduro y a su combo”.

En realidad, la oposición tiene razón, desde el punto de vista de sus intereses, cuando combate al fantasma de la abstención. Los argumentos principales los delinea al articulista de derechas Trino Márquez: “A Maduro le sobran razones para propiciar la abstención entre los demócratas. Él y su régimen saldrán fortalecidos. Su triunfo indicará que la situación del país no es catastrófica, como sus enemigos internos y externos proclaman. Relegitimará los resultados del 30 de julio y la constituyente recibirá un impulso que jamás ha recibido… Lo que favorece a Maduro, perjudica a Venezuela. Así es que, ¡a votar!”. El problema al que se enfrentan es cómo van a convencer a aquellos a quienes han conducido a las recientes y dolorosas derrotas, saldadas con sangre, y a repetidas frustraciones y decepciones.

El diputado de la MUD Stalin González, no ocultó para nada el miedo ante el fantasma que describe Díaz Rangel y consideró que la abstención, y no el Gobierno, es el principal enemigo de la oposición en las regionales: “Estamos haciendo de todo para estimular el voto de los más opositores para consolidar la victoria en algunos estados”.

También dieciocho políticos presos en la sede del SEBIN pidieron a los opositores votar “masivamente”: “Pedimos al pueblo que participe masivamente en las elecciones votando por los candidatos de la Mesa de la Unidad Democrática  y haciendo presencia activa en los centros de votación”. Los mencionados presos agregaron, astutamente, una interpretación que podría tener algún efecto en sus electores: “No dudemos ni por un segundo que las elecciones regionales se convocaron gracias a las protestas de calle, a la presión de la comunidad internacional”. Es decir: voten, que no lo hicimos tan mal.

Y en el coro no podían faltar los jerarcas católicos, que a la hora de las chiquitas se dejan de vainas y se quitan la careta, mostrando sus rostros de redomados demonios burgueses: están llamado a votar contra el Gobierno con absoluta desvergüenza.

¿Tendrá efecto la intensa campaña pro-voto de la derecha? Ojalá que no, pero tampoco puede descartarse. Al fin y al cabo, la base social opositora no tiene ahora mismo ninguna otra opción política contra el Gobierno. A menos que buena parte de ella se decida de una vez pasarse a los no alineados y esperar que aparezca una tercera opción. Una vecina opositora nos dijo en estos días que “aquí no hay santo a quien rezarle” y agregó que ella no iría a votar. Tampoco podría, porque vive en el municipio Libertador de Caracas, pero en todo caso expresa un sentimiento abstencionista que está allí.

Ahora bien, el chavismo tampoco puede confiarse ¿Y si el fantasma nos sale también a nosotros? Eso lo asomó igualmente Díaz Rangel: “Los candidatos del Gran Polo Patriótico tienen su propio fantasma, como es la influencia que en la conducta electoral puede tener la situación económica, particularmente el alza exagerada de los precios y las dificultades que ha tenido el Gobierno para resolver tan acuciante problema”. Razón lleva el periodista.

Julio, Rondón y las elecciones

por Néstor Francia

Análisis de Entorno Situacional Político
Lunes 09 de octubre de 2017

Rondón y las elecciones

Bien, se aproxima el momento de la verdad, al menos en el sentido del tiempo inmediato. El otro, el extendido tiempo de la verdad histórica de la época, apenas empieza a transcurrir, estamos en los prolegómenos de la transformación definitiva, de la salvación o del hundimiento, del destino luminoso o de la extinción, y nos referimos a la Humanidad toda y no solo a nuestra efímera representación temporal, la de nosotros, quienes respiramos hoy el aire de este planeta que nos tocó habitar. El 15 de octubre de 2017 está más cerca que mañana, está allí, a menos de un nanosegundo en el tiempo histórico. Pero cuán larga nos parecerá esta semana pletórica de expectativas a nosotros, simples y fugaces mortales.

Se podría decir que la suerte está echada, aunque nunca se sabe, cualquier cosa nos puede reparar el breve período que abarca hasta el evento electoral. Hay denuncias de un plan de la derecha para evitar los comicios. Nosotros avizoramos que habrá elecciones, más allá de que algunos puedan intentar cualquier cosa. Hasta ese día, los más extremistas están incapacitados políticamente para torcer el destino más próximo: sí, habrá elecciones. La pregunta es ¿qué pasará el día después?

Con su sabiduría de viejo combatiente, con la mirada crítica de quienes crecimos en Venezuela luchando en los años duros, los 60 y 70 del pasado siglo, Julio Escalona lanza la advertencia: “Después de la batalla decisiva del 30J el pueblo centró sus expectativas en la ANC. Se conquistó la paz con respecto a la violencia callejera, pero la guerra no cesó. Sólo cambió la forma acentuando la especulación y una escasez crítica de alimentos y medicinas. Según consultas realizadas en asambleas, ello ha generado indignación, angustia, afectando la moral de la población. Se siente que no ha habido hasta ahora medidas públicas efectivas para derrotar la especulación, arma clave de la guerra imperial, lo que estaría generando una tendencia al voto castigo mediante la abstención electoral”. Interesante, aunque el antídoto para el chavismo lo menciona igualmente Escalona: “La abstención tiene que ser derrotada. No se trata sólo de derrotar a los candidatos opositores. Es a la política de Trump. La intervención directa en el interior del país no se ha dado porque los hemos derrotado políticamente en la OEA, otros organismos multilaterales y el pasado 30J. Cada gobernación que ganen, se convertirá en base para la guerra imperial y el derrocamiento del proceso bolivariano”.

Nosotros compartimos las dudas de este veterano soldado revolucionario, ya lo hemos dicho. Sin embargo, debemos añadir que la percepción de que el Gobierno no hace lo suficiente para enfrentar la agresión del enemigo no es lo único que está sobre el tapete, eso igualmente lo hemos mencionado ya.

El enemigo también está consciente de que se trata de una dura batalla, no está esperando resultados similares a los de diciembre de 2015. Por eso está “cogiendo piedras” desde ya.

El Parlamento en desacato cuestionó la imparcialidad del Poder Electoral en Venezuela porque este no ha modificado las tarjetas de votación con los candidatos de la oposición, y advirtió que ese órgano rector pasaría a ser cómplice de una estrategia del Gobierno para confundir al elector opositor. La Asamblea Nacional afirmó el pasado martes que el Consejo Nacional Electoral está incurriendo en discriminación política al supuestamente violar la ley de procesos electorales de cara a los comicios regionales. La MUD recrimina al ente comicial que no ha permitido la sustitución de candidaturas y será este uno de sus principales argumentos a la hora de cuestionar los resultados si no le son claramente favorables (o si le son del todo desfavorables, como también puede ocurrir). La carga será contra el CNE y, por mampuesto, contra la “dictadura”. Así está ya montada la zaragata: o ganan o arrebatan, o salen victoriosos o tratarán de entrar en una nueva etapa de violencia, seguramente con intención de nuevos bríos y escaladas.

¿Podrán conculcar el poquito de paz que hemos logrado? No están en las mejores condiciones, hoy parecen aun más divididos que ayer y la moral de sus huestes está por el suelo. Todo eso es verdad, pero también lo es que siguen contando con recursos y respaldo político del imperialismo y sus aliados en el continente y más allá de él. De hecho, ya se mueven en el sentido de trasladar el probable zafarrancho allende nuestras fronteras. Los diputados en desacato aprobaron informar a la Organización de las Naciones Unidas y a otras organizaciones internacionales “que hacen seguimiento a la situación institucional venezolana acerca del riesgo que se cierne sobre el próximo proceso comicial”.

El rector opositor del CNE, Luis Emilio Rondón, arrimó la brasa a la sardina opositora en ese sentido y afirmó que “Es una obligación del CNE la divulgación y conocimiento de la oferta electoral y evitar que se propicien votos nulos. Por tanto, es ilegal impedir sustituciones de candidatos”. En este momento el argumento principal del “fraude” no son las máquinas de Smartmatic, ni las capta-huellas, ni la tinta indeleble. El tema de moda son las “sustituciones”, lo que seguramente irá acompañado de otros reclamos para no aceptar nada que pueda parecerse a una derrota.

Del lado nuestro, lo que mejor nos protegería de esas malas intenciones sería una victoria de dimensión inobjetable ¿Podremos lograrlo? Solo si Rondón le responde a Julio, y a la Patria toda, a pesar de los pesares.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

EL BLOG DE CARLOS

Por un mundo mejor, posible y necesario

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

rojoutopico.wordpress.com/

Blog de opinión igualitaria, social y política de un tipo Feminista, Galileo y Anticapitalista.

Hugo Chavez Front Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

L'angolo dei cittadini

La tua provincia

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: