Venezuela: la intervención internacional toma posiciones

Risultati immagini per marcha chavistapor Marco Teurggi
pagina12.com.ar

La construcción del escenario internacional contra Venezuela se ha acelerado. La decisión proviene desde la dirección estratégica del conflicto que se encuentra en Estados Unidos (EEUU). Nikki Haley, embajadora de los EEUU ante la Organización de Naciones Unidas, y James Mattis, Secretario de Defensa, fueron los dos últimos en desplegarse en el continente, en particular en la base central: Colombia.

La primera estuvo en la asunción del recién electo presidente Iván Duque, se desplazó a la frontera colombo-venezolana, desde donde declaró que “el mundo debe darse cuenta de que hay un dictador en Venezuela”, y llamó a los países de la región a actuar. El segundo se reunió con el presidente luego de su gira por Brasil, Argentina, Chile y Colombia. La agenda se centró en Venezuela, la presión mediática, diplomática, el cerco económico, los próximos pasos en la escalada.

Mattis anunció luego de su visita el envío del buque-hospital USNS Comfort a las aguas colombianas cercanas a Venezuela. Argumentó que se trata de un apoyo ante los “refugiados” provocados por la “crisis humanitaria”.

Quienes tomaron la delantera a los pocos días fueron Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, quien afirmó “mantener todas las opciones sobre la mesa” en el caso de Venezuela. Le siguió el senador Marco Rubio, operador central de la línea intervencionista-golpista contra Venezuela, al afirmar que las circunstancias cambiaron, y una intervención armada forma parte de las posibilidades. “Venezuela y el régimen de Maduro se han convertido en una amenaza a la región e incluso a EEUU”, declaró. Lo hizo luego de reunirse John Bolton, miembro del Consejo de Seguridad Nacional.

Sus palabras fueron dichas a pocos días del inicio de los ejercicios militares UNITAS 2018 que se realizan en Cartagena, costa colombiana cercana a Venezuela, donde participan catorce países -entre los cuales Argentina- con buques, submarinos, aeronaves, bajo la dirección del Pentágono.

Factor Colombia
Iván Duque asumió la presidencia con un objetivo internacional en la mira: Venezuela. Heredó de Juan Manuel Santos el no reconocimiento de Nicolás Maduro como presidente, el ingreso a la OTAN como socio global, la construcción mediática-política en ascenso de hostilidad hacia el gobierno de Nicolás Maduro y los venezolanos.

Duque profundizó la orientación con la visita al Comando Sur, donde se entrevistó con Kurd Tidd, seguido del anuncio del retiro de Colombia de la UNASUR, la protección política de Julio Borges -uno de los principales autores intelectuales del intento de asesinato de Maduro, prófugo en Colombia- y las condiciones para que el Tribunal Supremo de Justicia ilegal sesione en Bogotá. Este último declaró culpable a Nicolás Maduro, pidió nuevamente a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) detenerlo. Ese Tribunal, ilegal, es parte de una de las cartas en desarrollo desde el 2017: la conformación de un gobierno paralelo.

Un elemento más resulta clave en el factor Colombia: la frontera. Más de dos mil kilómetros donde en el lado colombiano operan grupos paramilitares, narcotraficantes, y se desarrolla el contrabando de extracción. El gobierno colombiano, desde Álvaro Uribe –padre político de Duque-, legalizó el contrabando, en particular de gasolina. Fue en zona de frontera colombiana, cercano a donde estuvo Nikki Haley, donde se entrenaron quienes intentaron el asesinato con drones, justamente por tratarse de un territorio con alto desarrollo paramilitar.

Desde allí han ingresado fuerzas paramilitares que se han arraigado, propagado su forma de despliegue territorial bajo terror, y han actuado en la violencia de abril-julio del 2017. La hipótesis de acciones violentas se relacionan directamente con ese desarrollo: fuerzas irregulares financiadas, entrenadas, dirigidas desde el uribismo y los EEUU.

Factor migración
Las cámaras, tapas de diarios, discursos de gobiernos, se han orientado hasta la saturación hacia lo que presentan como el “éxodo” y los “refugiados”. No se trata de una repentina preocupación sino una coordinación para imponer esa idea, de manea a generar en la opinión pública la convicción de que es necesario intervenir. Es el punto de apoyo para convocar a la comunidad internacional y justificar posibles acciones.

Algunos de esas acciones recientes han sido el envío de Cascos Blancos argentinos a la frontera colombo-venezolana, la declaración de emergencia sanitaria por causa de la inmigración venezolana por parte del gobierno de Perú, la decisión del gobierno de Brasil desplegar la Fuerza Armada en la frontera con Venezuela, y las declaraciones de preocupación y entrega de dinero por parte de la Unión Europea.

El tratamiento dado a la situación de la emigración venezolana evidencia su utilización para construir un escenario de aislamiento y presión internacional. No es el primer caso en la historia. La emigración es real, es parte de los efectos del cuadro económico y otros elementos como las promesas de que fuera habrá trabajo/techo/dólares, pero no lo es en las dimensiones en las que se la construye mediáticamente. La preocupación por parte de las grandes cadenas de televisión y periódicos nunca estuvo, por ejemplo, con la emigración colombiana que, tan solo en Venezuela, se eleva a cerca de 5 millones 600 mil personas.

El próximo cinco de septiembre tendrá lugar una reunión especial de la Organización de Estados Americanos para “considerar la crisis migratoria originada por la situación en Venezuela”. Otra pieza en la construcción del tablero intervencionista.

Todas las cartas
¿Habrá una intervención internacional? Se puede afirmar que existe un escenario en construcción, una voluntad por parte de sectores políticos nacionales e internacionales, una medición de cómo podría ser: vías, actores, pretextos, tiempos. Por el momento aumentan la presión, amplían posiciones, rodean, buscan convencer. Los EEUU desarrollan todas las cartas, utilizan una u otra según el escenario que esté ya conformado o busquen acelera, y según los resultados. La apuesta por la oposición venezolana y las elecciones ha llevado a una sucesión de derrotas.

Lo que parece seguro es que anunciarán nuevos ataques contra la economía como parte del bloqueo ya declarado contra Venezuela. Es en la economía donde se juega hoy una de las principales batallas: el gobierno necesita a toda costa estabilizarla, y el bloque adverso hará lo posible para que el cuadro empeore y eso genere condiciones para nuevas acciones.

Por último cabe señalar que en septiembre tendrá lugar un ejercicio militar de defensa aérea conjunto entre Venezuela y Rusia en territorio venezolano. La influencia rusa, así como china, no deben perderse de vista en este acomodo de posiciones. Son una amenaza para los intereses de los EEUU, así lo han afirmado en varias oportunidades. El conflicto venezolano es mucho más que venezolano.

¿Septiembre rojo en Venezuela? Se vino La Guerra Alerta Máxima

Risultati immagini per marcha chavistapor Carlos E. Lippo

El Gobierno Bolivariano solo puede ser derrocado a través de una “operación militar bajo bandera internacional, patrocinada por la Conferencia de los Ejércitos Latinoamericanos, bajo la protección de la OEA y la supervisión, en el contexto legal y mediático del secretario general, Luis Almagro”.

Almirante Kurt Tidd, comandante en jefe del Comando Sur de los Estados Unidos

Tal como hemos señalado en numerosos trabajos anteriores, las Maniobras Navales UNITAS, consistentes en ejercicios aeronavales conjuntos realizados al menos anualmente por las armadas de buena parte de los países latinoamericanos bajo la supervisión del Comando Sur de los Estados Unidos, son una pieza fundamental del tutelaje militar del imperio sobre los países de la región; fueron concebidas  en el marco del“Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca” (TIAR) y aprobadas en la“Primera Conferencia Naval Interamericana de Panamá” (1959), correspondiendo a las aguas venezolanas el muy dudoso honor de haber servido de escenario a las UNITAS I, en el mes de mayo de 1960.

Es harto conocido que las UNITAS XIV, celebradas en aguas de la república de Chile en septiembre de 1973, hicieron posible la movilización temprana y sin levantar sospechas de la armada golpista chilena que actuó como elemento de presión y apoyo al ejército de Pinochet, ejecutor del golpe de estado contra Salvador Allende aquel infausto día 11; hecho que debe ser considerado por los jerarcas gringos como uno de los mayores logros, hasta ahora, de este malhadado dispositivo militar.

Mucho menos conocidos deben ser una serie de abortados intentos de intervención militar del imperio sobre nuestro país, apoyándose en el desarrollo de algunas de las sucesivas versiones de dichas maniobras, entre los cuales pasaré a presentar los siguientes:

·         El intento de invadir a Venezuela el 1° de diciembre de 1963, a solicitud del entonces presidente proyanqui y vendepatria Rómulo Betancourt Bello, en el caso de que fracasaran las elecciones presidenciales pautadas para esa fecha a consecuencia del llamado abstencionista de la izquierda insurreccional de la época o que dichas elecciones fueran perdidas por el partido de gobierno, utilizando como mamparas las Maniobras UNITAS IV que se desarrollaban en el golfo de Morrosquillo (Caribe Colombiano) y la “Operación América”, consistente en unas maniobras navales conjuntas de las armadas de Estados Unidos y todos los países bolivarianos ejecutadas en el puerto colombiano de Tolú, a unos 250 Km. en línea recta de la frontera con Venezuela; intento que fue abortado debido al triunfo electoral del partido de gobierno (1).

·         Un intento de alterar los resultados de las elecciones presidenciales del 07 de octubre de 2012 en las que resultase triunfador por cuarta vez consecutiva el gigante Chávez, evidenciado por un ataque cibernético masivo sobre el centro de cómputos del CNE, realizado durante la noche del 7 y las primeras horas del 8; ataque que a juicio nuestro fue perpetrado desde una nave norteamericana de las que participaron en las Maniobras UNITAS LIII, en las cuales según señalamiento del  contralmirante Sinclair M. Harris, comandante de la cuarta flota y anfitrión de las mismas, se desarrollaron escenarios de guerra de alta gama, con importantes elementos de “guerra electrónica”, entre otros recursos de la panoplia militar gringa.

·         El intento de intervención protagonizado por El USS George Washington (CVN-73), portaaviones estadounidense de propulsión nuclear de la clase Nimitz, una auténtica fortaleza flotante con una tripulación de 3.200 efectivos, 2.480 efectivos de tropa,  90 aeronaves, entre aviones y helicópteros y equipado con modernos dispositivos de guerra electrónica, que se mantuvo en aguas del Caribe oriental muy próximas a nuestras aguas territoriales, durante los días previos a las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, de regreso de las maniobras navales UNITAS LVI-Fase Atlántico, celebradas entre el 13 y el 28 de noviembre en las costas brasileñas; intento que fue abortado por el “sorpresivo” triunfo electoral de la oposición (2).

Desde las UNITAS LIII celebradas en el 2012 en la que se incorporaron unidades de la armada francesa, se han venido incorporando países extraños a la región, fundamentalmente países de la OTAN y se vienen celebrando dos eventos anuales: uno en la costa Pacífica del continente y otro en la costa Atlántica o en la costa Caribeña. Afortunadamente desde ese mismo año, Venezuela no forma parte de este ominoso “mecanismo de autoagresión”gracias a una de las decisiones más sabias del Gobierno Revolucionario, cual fue la denuncia del TIAR, tomada en el marco de la Nueva Doctrina Militar Venezolana (3).

Entrando en materia debo comenzar diciendo que ayer 31 de agosto se dio inicio en aguas del Caribe colombiano muy próximas a nuestras aguas territoriales, a la 59° versión de las citadas maniobras (UNITAS LIX 2018 –Fase del Caribe), con participación de 12 naciones del continente, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, México, Panamá, Perú y República Dominicana, la inmensa mayoría de ellas regidas por gobiernos altamente hostiles a nuestro país, más la armada del Reino Unido, también manifiestamente hostil a nosotros (4).

Según fuentes de la armada colombiana, el objetivo declarado de estos ejercicios aeronavales con participación de submarinos y unidades de superficie que se prolongarán hasta el próximo 12 de septiembre, es el fortalecimiento de la confianza y la integración de las fuerzas navales del continente, además de mantener el entrenamiento de las tripulaciones para cooperar mutuamente ante las diferentes amenazas hemisféricas, y ya sabemos cuál país ha venido siendo declarado reiteradamente por ellas como una amenaza hemisférica.

La agenda oculta de las maniobras, que no es otra que el derrocamiento del Gobierno Bolivariano por vía de una intervención multilateral conjunta, que ya fue acordada durante la reciente gira a la región del secretario de defensa Mattis (5), es fácilmente deducible a partir del señalamiento del comandante en jefe del Comando Sur, que presentamos al inicio de estas notas y que se corresponde con una de las consideraciones finales de un documento secreto del Comando Sur de los Estados Unidos suscrito por el Almirante Kurt Tidd el 23 de febrero del presente año,  cuyo título en inglés es“PLAN TO OVERTHROW THE VENEZUELAN DICTADORSHIP, MASTERTROKES” (6), y cuya traducción a cargo de Rolando Graterol Guzman:“Plan para Derrotar la Dictadura Venezolana, Golpe Maestro”,presentamos en (7).

La necesaria “bendición” de la OEA a la funesta intervención habrán de buscarla en la sesión extraordinaria del consejo permanente convocada para el miércoles 5 de septiembre (8), contando con una importante probabilidad de obtener los 24 votos necesarios para ello, a partir de la deserción del Ecuador de Lenin Moreno quien no sólo retiró a su país del ALBA-TCP, sino que genuflexamente envió una fragata a las maniobras después de 11 años de ausencia de ellas por decisión del expresidente Correa (9), así como de los consabidos “cañonazos” de billetes verdes disparados por el imperio en ocasiones como ésta, que habrán de servir para ablandar la voluntad de uno que otro pequeño país de la región.

Tal como he venido planteando en no pocos trabajos anteriores debo reiterar responsablemente que existe una probabilidad inmensa de que nuestro país sea objeto de una intervención militar del imperio utilizando como mampara la celebración de las UNITAS LIX. Desde luego que la intervención no estaría a cargo exclusivamente del exiguo contingente aeronaval multinacional participante en dichas maniobras, sino de una fuerza de tarea especial para cuya conformación no habría que ir tan lejos como Quantico, Pensacola, Vieques o Panamá, como debía ocurrir en el caso del intento de intervención de 1963 anteriormente reseñado, teniendo tan cerca de nuestras fronteras las 9 bases militares emplazadas en Colombia, así como las de Reina Beatriz (Aruba) y Hato Rey (Curazao) y contando adicionalmente con un par de ejércitos colombianos, el regular y el paramilitar, más que deseosos de intervenir, acicateados por una criminal campaña gubernamental de terror y xenofobia, iniciada desde los tiempos de Uribe Vélez, continuada por Santos y llevada a su máxima expresión por Duque.

Como si hiciera falta, la inminencia de tal intervención es también puesta evidencia por unas declaraciones ofrecidas hace pocos días por el senador republicano Marco Rubio (10), en las cuales hacía referencia a una reunión sostenida en la Casa Blanca con el secretario de seguridad nacional, John Bolton; en ellas este conocido detractor de Venezuela señalaba entre otras cosas que: “…“las Fuerzas Armadas de EEUU solamente se utilizan en caso de amenaza a la seguridad nacional”, y “…hay un argumento muy fuerte que se puede hacer en este momento de que Venezuela y el régimen de Maduro se han convertido en una amenaza a la región, incluso a EEUU”.

Dando por hecho que la intervención habrá de ser intentada quedaría pendiente por desentrañar el tipo de intervención a ejecutar y la excusa que habrán de ofrecer a la comunidad internacional como justificación para hacerla; conocer lo primero se requiere para poder decidir el tipo de defensa militar que habrá de oponérsele y lo segundo, para poder diseñar la defensa diplomática que necesariamente habrá de ser intentada por nuestro gobierno en los organismos multinacionales.

En relación al tipo de intervención debo decir que estimo que habrá de tratarse de una intervención militar directa, utilizando como punta de lanza las fuerzas militares colombianas, teniendo como blanco nuestra valiosa infraestructura industrial y de servicios existente en la región occidental del país, todo ello en procura de “liberar” un territorio en el cual poder instaurar un gobierno paralelo títere que solicitaría el reconocimiento internacional promoviendo la secesión de la “media luna occidental” del país. Con menor probabilidad podría tratarse de intentar un bloqueo aeronaval del país, con el propósito de impedir nuestras exportaciones de petróleo, así como la importación de alimentos y medicinas y la llegada de ayuda militar de nuestros aliados; causando un natural estado de conmoción nacional a partir del cual tomarán nuevas decisiones injerencistas.

Como “justificaciones” para esta ominosa intervención militar podrían intentar:

·         La generación de un “falso positivo” de carácter militar, tal como la falsa incursión en territorio colombiano de un par de helicópteros y 30 efectivos de la GNB, que difundieron profusamente a partir del pasado lunes 20 a través de la agencia EFE (11), que como sabemos es replicada por una gran cantidad de medios a nivel planetario; entendiendo que la consolidación de una matriz mediática de esta naturaleza serviría para presentar la intervención como una respuesta solidaria conjunta a supuestas violaciones de la seguridad interior de Colombia. Siendo oportuno señalar que tal infundio fue rápidamente desmentido por nuestra cancillería.

·         Una espuria solicitud de intervención por parte de un supuesto gobierno paralelo que pretenderían formar en Colombia a partir de las ilegales decisiones de un cuerpo de abogados que se hace llamar Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, que funcionando desde las instalaciones del congreso colombiano, obviamente bajo los auspicios del gobierno de ese país, solicitó esta semana a la FANB la detención física de Maduro, a partir de la cual procederían a nombrar un “presidente en el exilio” (12).

·         La declaratoria de Venezuela como una supuesta amenaza regional con base en lo que estúpidamente y sin base probatoria alguna el secretario Almagro ha llamado “el éxodo más grande que ha existido en la historia del hemisferio occidental”; algo que pretenden lograr en la sesión extraordinaria del consejo permanente de la OEA convocada para el 5 de septiembre(8). “Justificación”, que siendo a mi juicio la más probable de intentar, ya comenzó a ser desmontada por nuestro gobierno mediante las denuncia interpuesta por Delcy Rodríguez, Vicepresidenta ejecutiva de la República, ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) en el sentido de demostrar que existe una matriz internacional contra Venezuela en materia migratoria, para justificar una intervención militar, así como por las propuesta de evaluar en forma conjunta el verdadero alcance e impacto del evidente fenómeno migratorio (13).

A la luz de todo lo antes expuesto resulta meridianamente claro que durante el mes que hoy comienza habremos de ser objeto de algún tipo de intervención militar por parte del imperio y una caterva de países vecinos que no deberían abrigar hacia el nuestro más que sentimientos de agradecimiento, en reciprocidad por las ayudas que se les han brindado en diferentes épocas y escenarios, pero que sin embargo han optado por secundarlo al creerlo un seguro vencedor, cosa que aún está por verse, puesto que en realidad ese gigante con pies de barro no ha ganado más guerras que las que Hollywood falsamente les acredita.

Es oportuno señalar que en ausencia de aliados regionales de peso pues sólo los países del ALBA-TCP, nos apoyan en este difícil trance, contamos al menos hasta ahora con el apoyo de Rusia y China, evidenciado en hechos tangibles tales como: la celebración de unos ejercicios aéreos conjuntos, con la aviación de la Federación de Rusia en una fecha no divulgada aún del mes de septiembre (14); y la llegada de un buque hospital de la armada de la República Popular de China, que habiendo sido acordada hace algún tiempo, es evidente que habrá sido confirmada para este mismo mes (15).

Reiteramos que somos un pueblo pacífico, cuyos ejércitos sólo trascendieron las fronteras durante el siglo XIX para ayudar a liberar a países hermanos, entre ellos algunos de los que hoy nos asedian con más saña, del yugo del imperio español; pero si el imperio yanqui se empeña en venir por nosotros no nos dará otra opción que propinarle su segunda derrota militar en América y hacer de la patria latinoamericana un gigantesco Vietnam.

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Patria o Muerte!

¡Venceremos!

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: