Gestando los poderes popular y comunal en Venezuela

Immagine correlatapor Sergio García Ponce 

Son innumerables los escritos sobre las relaciones de confrontación y poder entre la burguesía y el proletariado, mediadas por el Estado; entre ellos, “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” (1852) de Carlos Marx, señalando que una de las causas fundamentales de la caída de la II República Francesa ese año y que había surgido de la insurrección obrera de París en febrero de 1848, estuvo en que el Estado siguió en poder de la burguesía autoritaria y represora, para darle paso a la restauración de la monarquía; al segundo imperio francés con Luis Bonaparte proclamado como Napoleón III, en diciembre de 1852. Al respecto Marx acota en dicha obra, que:

La antigua organización administrativa, municipal, judicial, militar, etc., se mantuvo intacta, y allí donde la Constitución [de 1848] la modificó, estas modificaciones afectaban al índice y no al contenido; al nombre, no a la cosa. (Capítulo II)

Agregando:

Todas las revoluciones perfeccionaban esta máquina [el Estado] en vez de destruirla. Los partidos que luchaban alternativamente por la dominación consideraban la toma de posesión de este inmenso edificio del Estado como el botín del vencedor. (Capítulo VII)

Posteriormente, en el prólogo de la novena edición en alemán del “Manifiesto del Partido Comunista” (1848), suscrito por sus autores Carlos Marx y Federico Engels en 1872, ambos señalan que fue en la Comuna de París de 1871:

donde el proletariado, por vez primera, tuvo el Poder político en sus manos por espacio de dos meses. La comuna ha demostrado, principalmente, que “la clase obrera no puede limitarse a tomar posesión de la máquina del Estado en bloque, poniéndola en marcha para sus propios fines” [Marx, “La Guerra Civil en Francia”; 1871].

Agregando Marx en esta última obra, un aspecto importante y específico sobre el poder municipal:

La sola existencia de la Comuna implicaba, como algo evidente, un régimen de autonomía local, pero ya no como contrapeso a un poder estatal que ahora era superfluo…sólo en una cabeza como ésa [la de Bismarck] podía caber el achacar a la Comuna de París la aspiración de reproducir aquella caricatura de la organización municipal. (pp. 67-68).

Y centrando el poder proletario en la liberación del trabajo, Marx enfatizaba que:

la Comuna era esencialmente un gobierno de la clase obrera, fruto de la lucha de la clase productora contra la clase apropiadora, la forma política al fin descubierta para llevar a cabo dentro de ella la emancipación económica del trabajo (p. 68).

Por su parte Engels, en la introducción de 1891 de “La Guerra Civil en Francia”, señala:

La Comuna tuvo que reconocer desde el primer momento que la clase obrera, al llegar al poder, no podía seguir gobernando con la vieja máquina del Estado; que, para no perder de nuevo su dominación recién conquistada, la clase obrera tenía, de una parte, que barrer toda la vieja máquina represiva utilizada hasta entonces contra ella, y, de otra parte, precaverse contra sus propios diputados y funcionarios, declarándolos a todos, sin excepción, revocables en cualquier momento.

Mientras que en “El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado” (1884), Engels escribe:

Las clases desaparecerán de un modo tan inevitable como surgieron en su día. Con la desaparición de las clases desaparecerá inevitablemente el Estado. La sociedad, reorganizando de un modo nuevo la producción sobre la base de una asociación libre de productores iguales, enviará toda la máquina del Estado al lugar que entonces le ha de corresponder: al museo de antigüedades, junto a la rueca y al hacha de bronce. (p. 100)

No sin aclarar, Marx y Engels, a los anarquistas de la época, quienes propugnaban igualmente la extinción del Estado, que

El proletariado sólo necesita el Estado temporalmente. Nosotros no discrepamos en modo alguno de los anarquistas en cuanto al problema de la abolición del Estado, como meta final. Lo que afirmamos es que, para alcanzar esta meta, es necesario el empleo temporal de las armas, de los medios, de los métodos del Poder del Estado contra los explotadores. (Artículo en la revista alemana “Neue Zeit”; 1873, p. 40).

Más tarde, Vladimir Ilich Lenin en su obra “El Estado y la revolución” (1917), al retomar la experiencia de la Comuna de París, escribía sobre la concreción de la democracia socialista mediante alguna estructura de poder por crear:

La Comuna sustituye la máquina estatal destruida, aparentemente “sólo” por una democracia más completa: supresión del ejército permanente y completa elegibilidad y amovilidad de todos los funcionarios. Pero, en realidad, este “sólo” representa un cambio gigantesco de unas instituciones por otras de un tipo distinto por principio. Aquí estamos precisamente ante uno de esos casos de “transformación de la cantidad en calidad”: la democracia, llevada a la práctica del modo más completo y consecuente que puede concebirse, se convierte de democracia burguesa en democracia proletaria, de un Estado (fuerza especial para la represión de una determinada clase) en algo que ya no es un Estado propiamente dicho. (Capítulo III).

En tal sentido, aquí en Venezuela el artículo 5° de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece que “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo…“; como en otras constituciones del mundo (España, Francia, Alemania, Rusia, Guatemala). Pero ahora se hace necesario incorporar la concreción de esa soberanía, que es nuestra propuesta para la nueva redacción de la Carta Magna acompañando a la revolución bolivariana en una nueva etapa histórica de democracia socialista, escrito de la siguiente manera:

…quien la ejercerá [la soberanía] directamente a través de los Poderes Popular y Comunal, cuyos órganos tendrán por finalidad garantizar un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, así como los derechos humanos y el bienestar social del pueblo.

Propuesta que permitirá en definitiva, construir en Venezuela el socialismo bolivariano como valor superior, a partir del cual crearemos un nuevo metabolismo social, un emergente ordenamiento jurídico y una sociedad justa, igualitaria y amante de la paz; para que todos y todas desarrollen libremente sus capacidades, potencialidades y talentos, así como el trabajo liberador, dirijan su destino y alcancen la suprema felicidad social.

Pero entonces ¿cuál sería el papel del Estado frente a los Poderes Popular y Comunal de Venezuela?, recordemos lo que escribe Lenin en “El Estado y la revolución” (1917), sobre la necesaria sumisión del Estado al poder de los obreros:

Organizaremos la gran producción nosotros mismos, los obreros, partiendo de lo que ha sido creado ya por el capitalismo, basándonos en nuestra propia experiencia obrera, estableciendo una disciplina rigurosísima, férrea, mantenida por el Poder estatal de los obreros armados; reduciremos a los funcionarios del Estado a ser simples ejecutores de nuestras directivas, “inspectores y contables” responsables, amovibles y modestamente retribuidos (en unión, naturalmente, de técnicos de todas clases, de todos los tipos y grados): he ahí nuestra tarea proletaria, he ahí por dónde se puede y se debe empezar al llevar a cabo la revolución proletaria. (Capítulo III)

Por otro lado, Antonio Gramsci, en su obra “El Estado y el socialismo” (1919), considera importante mantener el Estado, en los siguientes términos:

Se hace necesaria la organización de un Estado socialista sumamente firme, que ponga fin lo antes posible a la disolución y la indisciplina, que devuelva una forma concreta al cuerpo social, que defienda la revolución de las agresiones externas y las rebeliones internas….la existencia del Estado socialista es un eslabón esencial de la cadena de esfuerzos que el proletariado debe realizar para su completa emancipación, para su libertad.

Entonces para dar respuesta a la pregunta anterior, primeramente el Poder Popular de Venezuela se organizaría en una Asamblea Nacional del Poder Popular y en Asambleas Federales para profundizar la revolución bolivariana en democracia socialista y ejercer la soberanía del pueblo a nivel nacional y regional, respectivamente; estando sometidas a la hegemonía de tales Asambleas, las instituciones y organizaciones del Estado-Nación (Poder Público, FANB, Universidades, empresas del Estado, organizaciones con fines políticos, movimientos sociales, sindicatos, grupos sectoriales, etc.).

Hegemonía a devenir en un régimen socialista no estatizado, de consenso esencialmente parlamentario en cada Provincia Federal, con abandono total de la administración burocrática propia de los poderes estadales y municipales, y sin privilegio alguno para los parlamentarios; todo ello en respuesta verdadera a las demandas e intereses del pueblo.

Y segundo, la organización del Poder Comunal venezolano se basaría en un sistema comunal de agregación para ejercer la soberanía del pueblo en las localidades y sitios de trabajo, a través de los Consejos Populares de las Ciudades Comunales, los Parlamentos Comunales, las Comunas, los Consejos Comunales, los Consejos Productivos de Trabajadores, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, entre otros órganos; con la finalidad de impulsar la participación activa y protagónica del pueblo venezolano en todos los asuntos públicos locales, en la formación, ejecución y control de la gestión pública, en la solución integral y sustentable de los problemas, contradicciones, injusticias, inequidades, desequilibrios y asimetrías existentes en las comunidades y ambientes de trabajo, y en la economía post-rentista.

Estableciendo así, emergentes formas de cogobierno con autonomía local, en igualdad gestionaría y desarrollando un sistema político, social y productivo diversificado, mixto, integrado e integrador; con planes que incluyan la ejecución, evaluación y control de obras, programas sociales, servicios públicos y proyectos económicos altamente productivos.

Ahora surge una segunda pregunta: ¿cómo se relacionarían y funcionarían estos Poderes Popular y Comunal, y ellos con el Estado y la sociedad? Antonio Gramsci tiene una respuesta bastante original: estableciendo una estructura orgánica y dialéctica en conjunto, donde le otorga supremacía a la gran política sobre lo económico; tal cual lo refiere en su XXVIII Cuaderno de la Cárcel (1930-1932):

Incluso la posición geográfica de un Estado nacional no precede sino que sigue (lógicamente) a las innovaciones estructurales, aunque reaccionando sobre ellas en cierta medida (precisamente en la medida en que las superestructuras reaccionan sobre la estructura, la política sobre la economía, etcétera)… se podrá decir, como primer apunte y aproximación, que la actividad política es precisamente el primer momento o primer grado, el momento en que la superestructura está todavía en la fase inmediata de simple afirmación voluntaria, indistinta y elemental. (pp. 19-24)

Además de distinguir con claridad, el papel de cada quien en tal estructura, como luego afirma Gramsci en el mismo Cuaderno; proponiendo lo que él denomina un ´bloque histórico´:

¿Pero se puede hablar de dialéctica de los distintos, y cómo se puede entender el concepto de círculo entre los grados de la superestructura? Concepto de “bloque histórico”, o sea unidad entre la naturaleza y el espíritu (estructura y superestructura) unidad de los contrarios y de los distintos. (p. 24)

De esta manera, ambos Poderes, el Popular y el Comunal, conformarían ese crucial bloque histórico dirigido políticamente por el pueblo organizado y consciente, mediante el cual ejercerá la rectoría ideológica con actitud confederada en todos los asuntos políticos, económicos, sociales, culturales, ambientales y militares, a través de sus respectivos órganos y en los diferentes niveles político-territoriales.

Bloque de fuerzas populares concebido además, para desarrollar un expansivo proceso cultural y libertario de gestión sociopolítica; que incluya lo estratégico y táctico, hasta alcanzar un alto y constante accionar político del pueblo en pro de erradicar el capitalismo y construir el socialismo bolivariano.

Entendiendo además que, el estudio concreto sobre nuestra realidad y el análisis histórico del actual proceso revolucionario y de las relaciones existentes entre las fuerzas que operan en dicho proceso, nos permitirá definir en su debido momento a la superestructura de la dirección popular y comunal, como desinstitucionalizada y a la vez homogénea y monolítica; siempre centrada en ese accionar político y humano del pueblo venezolano para emancipar las relaciones culturales, de producción, de interacción social y ambiental.

Y decimos en su debido momento, siguiendo la idea de Gramsci sobre el proceso investigativo inherente a dicho estudio y análisis histórico, el cual pasaría por un primer momento, cual es la relación de fuerzas sociales estrechamente ligada a la estructura, objetiva, independiente de la voluntad colectiva, donde nos percataremos si en la sociedad existen las condiciones necesarias y suficientes para su transformación; y luego:

Un momento subsiguiente es la relación de las fuerzas políticas, o sea la evaluación del grado de homogeneidad, de autoconciencia y de organización alcanzado por los diversos grupos sociales. Este momento puede ser a su vez analizado y distinguido en varios grados, que corresponden a los diversos momentos de la conciencia política colectiva, tal como se han manifestado hasta ahora en la historia. (p. 35)

De esta manera comprendemos cómo la superestructura jurídico-política sería correlativa en la dirección de los órganos tanto del Poder Popular como del Poder Comunal, articulándose en un sistema hegemónico ubicado sobre aquella estructura socioeconómica constituida por la interrelación entre la base material de la sociedad y el Estado; la cual se integraría al bloque histórico emergente, bajo una relación subalterna en lo ideológico y político.

Comprendiendo que esa rectoría ideológica asumida por los órganos de los Poderes Popular y Comunal, como superestructura, se alimentaría en forma dialéctica con el metabolismo socioeconómico emprendido por la estructura subalterna en los diversos momentos; tal cual lo refiere Gramsci en su XXVIII Cuaderno, explicando las dinámicas que se desarrollan durante los momentos históricos señalados:

En la historia real estos momentos se implican recíprocamente, por así decir- lo horizontalmente y verticalmente, o sea según las actividades económico-sociales (horizontales) y según los territorios (verticalmente), combinándose y escindiéndose diversamente: cada una de estas combinaciones puede ser representada por su propia expresión organizada económica y política. (p. 37)

Para concluir, someto a consideración del pueblo y a la Asamblea Nacional Constituyente, la presente contribución estructural y funcional del Poder Popular y el Poder Comunal en construcción, la cual resultaría en una nueva forma de gestión pública para Venezuela; tal cual lo anunciara el Comandante Supremo y Eterno Hugo Chávez en la presentación de su Propuesta para la Gestión Bolivariana Socialista 2013-2019:

Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un poder popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma de Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política.

Referencias (Todas en http://www.marxists.org)

Engels, F. y Marx, C. (1848). Manifiesto del Partido Comunista.

Engels, F. (1884). El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado.

Gramsci, A. (1919). El Estado y el socialismo.

Gramsci, A. (1932-1934). XXVIII Cuaderno de la cárcel.

Lenin, V. (1917). El Estado y la revolución.

Marx, C. (1851-1852). El 18 Brumario de Luis Bonaparte.

Marx, C. (1871). La guerra civil en Francia.

¡Háblame cloooro, Nico!

Risultati immagini per chavismopor David Gómez Rodríguez
@davidgomez_rp

El malandraje como problema económico

¡Pa’ lante es pa’ alla! ¡Prende la moto y arranca, Nico! y ruuuuuummmm el hombre dijo: “Afinemos las acciones que nos permitirán transformar el modelo económico, esa es nuestra tarea central”.

Quiero advertir que aunque suene burrrda e’ malandro seguiré llam ando al presidente “Nico” porque quiero seguir tratandolo y viendolo como en campaña. Ustedes saben, como un tuki haciendo caballito ¡Luciendose pues! Y de tú a tú, como pueblo. Quiero que se ponga unos pantalones rojos bien pegaos y salga a toda velocidad a meterle un quieto a cuanto corrupto e hipocrita vea boleteando los cobres que le tumbaron al pueblo a través de una violencia legalizada y en medio de una sociedad de cómplices que toca ministerios, empresas, militares y bachaqueros (Lo bueno de escribir en plan de malandro es que no necesitas educación para decir estas cosas).

Porque vamos a estar claros, la viveza criolla: la corrupción, no es más que la ideología del malandraje menor, que se nos metió en la cabeza a pobres y a ricos para hacernos el perfecto ejemplo de Plauto al afirmar “Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit” y que despues Hobbes utilizó para popularizar su tesis: “el hombre es el lobo del hombre”. No crean que la misión Robinson no sirvió, aquí el pueblo comenzó a leer hace rato.

Evidentemente existe un prejuicio y una estigmatización del tuki, todo el mundo lo ve y dice “Ahí viene el malandro”, pero resulta que a los malandros más bravos de nuestro país siempre los hemos tenido en el poder, y cuando digo poder no me refiero solo al gobierno, me refiero en verdad a una mafia que siempre ha existido y que comparten desde el apellido hasta la iglesia.

Aqui hay que decirle malandros, no solo a los que andan haciendo caballito y robando celulares en el centro de Caracas, aquí hay que decirle malandros a los responsables de que uno de los países más ricos del continente haya permitido por años que la miseria se acumulara y se viera expresada en los barrios donde viven los tukis de las formas más escatologicas (Antes por el neoliberalismo, ahora por la guerra económica del imperialismo y la ineficiencia). Esos ñeros pegaron, con pistola en mano, por años al país entero, lo hicieron a través del robo y de la negligencia.

Significa entonces que luchar contra el malandraje y la violencia en Venezuela, sí, es agarrar a los asesinos de Evio, pero es sobretodo ejercer la lucha de clases de la manera más radical posible. Pues, si acabamos con los malandros del poder, será realmente posible acabar con los malandros que andan matando por un celular, porque habremos dado un paso inmenso contra uno de nuestros mayores flagelos economicos y sociales, que justamente dan pie a una pobreza mayor y al malandraje de la calle, que ahora tambien tiene su expresión económica a través de los bachaqueros.

Fenómeno que tampoco es nuevo y que tiene su origen y proyeccion más dañina en la economía rentista ¿O cómo podemos llamar a una empresa que compra productos en el exterior y los vende en el mercado nacional sacandole el 500% de ganancia, no es acaso un bachaquero tambien? ¡Ah claro! Es un bachaquero con titulo y permiso que compra con los dolares del Estado. Y esto es muy viejo, es el gran negocio de la renta, y ¿Quien ha dicho algo? ¿Quién ha preguntado por que los empresarios de este país son importadores y no productores? ¿Por qué no nos hemos preocupado por hacer un plan coherente que tome en cuenta las cadenas de producción y no solo las consignas del momento?

Cuando se habla de economía parece que sólo puede hablarse de demanda y oferta, pues no, vamos a hablar de los malandros que estudiaron economía, vamos a hablar del malandraje del FMI, vamos a hablar de los malandros que dejan de ser malandros para ponerse a producir en una comuna, vamos a hablar del plan productivo de Jóvenes del Barrio o de las EPSDC a las que el sector privado y el propio estado malandrea. Cuando toda la sociedad deja de ser complice del malandro, entonces el malandro se verá acorralado y sacará la pistola y será peligroso, pero si la sociedad va por él no le alcanzarán las balas y sera derrotado: preso o linchado. El malandro más grande no es un hombre sino un sistema, el capitalismo.

Vamos a explicar la cosas claras, vamos a hacer que la gente luche contra el malandraje y en el camino vamos a utilizar las categorías revolucionarias y cuando estas no nos basten, vamos a crear nuestras propias categorias, la verdad es que si no reestructuramos de una forma profunda nuestros concepto sobre las cosas estaremos entrampados en la visión del sistema que nos oprime y buscaremos resolver los problemas del mercado y no del pueblo.

¿Que el problema es el abastesimiento y la distribución? ¿Como resolvemos eso fuera de los paradigmas convencionales? Valdría la pena preguntarse ¿Por qué si lo que estamos tratando de superar es el capitalismo, estamos buscado remendar el modelo económico buscando soluciones a una crisis que justamente existe como expresión de las profundas contradicciones que hemos generado dentro del sistema?. Vamos mejor a procurar dar soluciones socialistas a los problemas que tenemos y hagamos de ellos plataformas para la construccion real de un nuevo modelo. ¿Que estamos en guerra? Pues entonces vamos a hacer decretos de guerra. Vamos, por ejemplo, a poner al ejercito a sembrar, vamos a exigir que los trabajos de servicio comunitario de liceos y universidades estén orientados únicamente a la producción y al desarrollo tecnológico, vamos a crear un servicio para que todo joven tenga el deber de producir en los campos por un año y así podamos ver el país de adentro y no solo diambular entre centros comerciales y en la web buscando sentidos a una vida sin conexión con la realidad. ¿Que es lo que pasa? ¿Que es lo que nos da miedo? El pueblo ya esta viviendo las condiciones más fuertes y volvió a votar por el proyecto bolivariano, entonces debemos responder a los principios fundamentales de ese proyecto: la independencia, el antimperialismo, la unidad de los pueblos del sur y la justicia social orientada al socialismo y el desarrollo humano. Nosotros fuimos los que logramos hacer que el IDH fuese en subida en el país acabando con el analfabetismo, entregando casa dignas al pueblo, desarrollando un nuevo tejido poder ¡Nuestro modelo en construcción no iba en mal camino! Nos falta radicalizarlo y llegar a lo económico. Hay otras esferas que el pueblo realmente no ha terminado se hacer suyas, como el tema del Petro, para eso hay que avanzar en lo educativo.

¿Para qué estamos tratando de arreglar al capitalismo en medio de un proceso revoluciónario y socialista? Ya mayor desastre al que ha sometido la guerra a nuestro pueblo no puede haber y nuestro pueblo sigue con la revolución, sigue con Nico. Entonces vamos a darle duro y de frente. Sí, dialogo, pero no para seguir haciéndonos la vista gorda tratando de convocarlos a una paz en la que no creen, sino para hablar claro: contribuir con el desarrollo de Venezuela​ a contribuir con el desarrollo de Venezuela, no hay debate en eso, lo demás es traición. Vamos a asumir una política ajustada al Chávez radical. Sí, saquemos​ el crucifijo, pero diciendo “A Dios rogando y con el mazo dando”. Que los empresarios patriotas se sumen, pero no los hagamos el centro del asunto, eso no sería socialismo; el centro del asunto es el nuevo sistema.

Ya han lanzado contra nosotros su artillería y vemos incluso edificios caídos, Durruti dijo una vez “Nosotros no le tenemos miedo a las ruinas porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones”, entonces, vamos a agarrar las ruinas que ha dejado la guerra y utilicemoslas de relleno en el terreno para las nuevas fabricas que hay que construir. Vamos a confiar un poco más en las comunas. Vamos a convocar a nuestros intelectuales y a nuestro pueblo, no a un nuevo debate, sino a diseñar un nuevo modelo de gestión basado en los principios de nuestro socialismo.

¡Hay que prender la moto, Nico! ¡Vamos, que tu sabes manejar hasta tractores! Pon a este carro a andar, sino vamos el malandraje nos dejará llorando la miseria. Si estoy equivocado ​ruego que alguien me corrija y que le de sentidos microeconomicos y macroeconomicos a esto que escribo y que se lance una buena lírica sobre los asuntos del mercado y Dollar Today… pero por favor, tomando en cuenta lo escrito y viendo a las lacras haciendo caballito sobre la inflación, la moneda y la comida, no me digan que en la economía no existen malandros.

Desagravio a Evio

Risultati immagini per chavismopor Lil Rodríguez

Ya no se trata de que duela la terrible partida de Evio Di Marzo por la vía del asesinato.

Ahora duele el tratamiento mediático a ese dolor que era noticia y que despertó a Venezuela completa a las 11 de la noche del lunes 28 de mayo, cinco días después de su cumpleaños 64 y un mes después de celebrar los 27 años de Adrenalina Caribe, allí en La Patana del Teresa Carreño.

Se trata de que Evio Di Marzo, venezolano, militante, sostenedor de la palabra y la acción del proceso bolivariano de Chávez, convertido en estadística como escribió Yordano, su hermano, en la cumbre de un dolor que nadie tiene que cuestionar, exprésese como se exprese, no mereció un centímetro de letras, y menos un medio minuto de voz en los medios públicos durante toda la mañana del martes 29 hasta que alguien emplazó al presidente en una rueda de prensa. Olla destapada. ¿No era un hecho público y notorio? ¿No era noticia?

Lo que apuntaba Evio Di Marzo en su Facebook calificando al presidente de tonto grande, hasta inocentón parecía, carente de maldad. En todo caso siempre fue menos que las cosas que decía Abreu pero en privado y menos que los miles de “maldito” proferidos por quienes hoy le dan la mano en Miraflores.

Fue terrible la sonrisa del martes en VTV , canal para el que Evio no existió hasta que el presidente tuvo que decir: “Lo lamentamos”. Solo así salieron los medios públicos a hacerse eco de la noticia. ¿De qué información veraz y oportuna hablamos entonces? ¡Vergüenza que el mundo se enterara a través de Russia Today y no de AVN. Vergüenza! Honores a RT.

Como me escribió un amigo músico: Evio fue vetado por el sector privado por chavista y vetado por el sector público por revolucionario crítico; la cultura no puede ser rehén de la política”. Estamos en deuda con él también porque Evio fue un gran innovador de lo musical urbano en Venezuela.

Este pueblo se enteró del asesinato de Evio Di Marzo a pesar del silencio oficial. Un ser tan de luz, tan sumador de alegrías y creación no merecía eso. Y es que ni “Mazo” que lo nombrara hubo. Pena me da.

No faltará quien mañana diga, a propósito de este desagravio: “Ay, Lil como que saltó la talanquera”. “Tu palabra contra quien sea/ pero dila ya” cantaba Alí, el gran saltador de las talanqueras de la permisividad y el conformismo.

¿Venceremos? Está claro que para vencer tenemos primero que vencernos a nosotros mismos, a esta miseria que camina, este oportunismo que corroe, a esos egos que devastan la frondosidad del alma, a esa tristeza pública y notoria, como la necesidad, como la rabia, sin ternura, Alí…

Lo dijo y cantó Evio: “Yo me quedo en Venezuela/ Yo me muero en Venezuela”. Así fue, y así será con millones de nosotros.

Selva del tiempo. 

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al fascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

www.logicaecologica.es/

Noticias saludables

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: