Una victoria en una batalla que nunca se detiene

por Marco Teruggi

Teníamos que ganar y lo hicimos. Por cuarta vez en menos de un año. Se dice fácil, se vive heroico. Lo que sucede a estas horas era lo previsto: el frente internacional multiplica ataques, amenazas, insultos, desde el Grupo de Lima, los Estados Unidos hasta la Unión Europea. Sabíamos ayer que el 21 sería más difícil que el 20, que cada día por venir seguramente lo sea más. Ganar tiene un costo alto cuando se está bajo asedio de una guerra que ha entrado a nuestras casas, calles y subjetividades. Una victoria significa un redoble de violencia que anuncian públicamente con impunidad.

Eso estaba en el imaginario de los días anteriores a la votación, durante todo el día de voto. Tanto en el chavismo como en los escuálidos y opositores. En el primer caso como elemento central para no rendirse, no entregarle el país a quienes sin haber tomado el poder político ya han demostrado hasta dónde son capaces de llegar -y es solo el inicio. En el segundo caso, y en particular de quienes llamaban a la abstención, como un mal necesario. Han llegado a la conclusión que la única manera de terminar con el chavismo -que reducen a un gobierno y una masa de pobres sumidos en la ignorancia y las dádivas- es a través del colapso económico y la intervención extranjera.

Sabíamos entonces que hoy vendrían, como suceden, nuevos anuncios desde el frente internacional. Los han venido preparando desde que decidieron que su estrategia sería vaciar las elecciones. Es seguro que acrecentarán el bloqueo económico como ya lo ha anunciado el gobierno norteamericano, queda por ver cómo se traducirá el no reconocimiento internacional a la victoria más allá de la retórica, y si buscarán nuevos asaltos finales. El anterior, entre abril y julio, les dejó un saldo de derrotas que todavía los mantiene en crisis.

¿Por qué ganamos el domingo? Por razones de política y clases sociales. Fuimos como fuerza unitaria con candidato único, con un discurso democrático coherente con la historia chavista, con la presencia de Chávez, la dimensión de lo que estaba sobre la mesa, y una base social que se estima en un tercio de la población. En esto último entra la cuestión de clase, que el día de ayer pudo graficarse nuevamente. Pondré como ejemplo un recorrido en La Vega, barrio popular de Caracas que tiene a los pies de su cerro zonas de clase media: cuanto más arriba, es decir, más humilde, más votantes, cuanto más abajo, menos votantes, hasta las zonas aledañas de clase media de El Paraíso, que eran de mucha soledad. A las cinco de la tarde había colas en la parte alta del cerro, desde donde Caracas parece una ciudad ajena. El corte de clases fue nítido, el chavismo como identidad se asienta sobre todo en sectores populares: retaguardia y vanguardia.

Se ganó también porque los adversarios no tenían peso suficiente. Falcón, de tradición traicionera, no midió lo que pensaba, su propuesta tramposa de dolarización no caló. Bertucci emergió, ya eso parece ser para él una victoria. Maduro era más candidato que ellos, el chavismo es más que ellos. La diferencia de votos está allí, grande, de más de cuatro millones de voto entre Maduro -con 6.157.185- y el segundo, Falcón -con 1.909.172- que en su discurso abrió la puerta del no reconocimiento de los resultados -¿qué dirán los opositores que afirmaban que era un candidato que había puesto el mismo chavismo? Falcón suma dos derrotas en siete meses, la primera como gobernador en octubre, la segunda el domingo. Peligra su perspectiva política, lo sabe, lanza cartas desesperadas que pueden traer peligros de violencia.

La diferencia entre ambos fue entonces más de lo previsto. En cuanto a la participación, 46% de la población, resulta importante verla en dos niveles. Al ser medida en parámetros internacionales -qué participación en Chile, Colombia, por ejemplo- resulta estar dentro de los números que se manejan en otros países, incluso más. Una aclaración necesaria: la derecha abstencionista conducida desde el extranjero iba a decir fraude con cualquier número que hubiera dado a Maduro por ganador, ya los titulares estaban escritos. La participación medida en términos nacionales arroja otras posibles conclusiones. En primer lugar, que la campaña abstencionista de las principales fuerzas opositoras tuvo impacto en su base social, y en segundo lugar que una parte de los sectores populares, del chavismo, no fueron a votar. Contestar por qué esto último sucedió implica acertar a posibles respuestas sobre cómo volver a acercar al voto y a la participación a quienes se han alejado.

Puesto a poner dos hipótesis diría que una es la situación material -que impacta de lleno en los sectores populares y las clases medias bajas- y cómo se han, o no, construido respuestas a esta situación. La segunda es la práctica política del chavismo, sus formas de hacer política, en particular en la dirección, ante este cuadro prolongado de dificultades, de retrocesos materiales.

Podemos decir que el chavismo votó, logró un triunfo necesario, y dejo ver descontentos acumulados. Ganar en esta situación económica y política dice aún más de la victoria alcanzada. La respuesta a esta situación no vendrá solamente de Nicolás Maduro. No significa que el presidente, la dirección cívico-militar, no tengan un rol central que cumplir, que solo ellos pueden hacer algunas acciones -políticas de Estado, decisiones de gobierno, medidas políticas- sino que el chavismo como un todo tiene que encontrar las formas de revertir esta situación. ¿Qué van a hacer los diferentes partidos políticos, los movimientos sociales, las comunas, los consejos de trabajadores, por ejemplo? ¿Qué política y estrategias de poder, disputa y movilización tienen en este cuadro donde vendrán más golpes internos y externos? Depositar la gloria y el mal en una sola persona no es justo. El chavismo necesita de todo el chavismo para combatir esta situación.

Estamos en un nuevo momento de la gran batalla, la guerra que nos han declarado. El 20 era imprescindible para el chavismo y se consiguió la victoria, que debemos subrayar por las dificultades en las cuales se enmarcó. No hay ni habrá tregua: vienen redobles programados de violencia económica, ensayos de nuevas formas de desenlace para hacerse con el poder político que no logran con los votos. ¿La urgencia? La economía, un diagnóstico conocido. ¿Con qué medidas y actores se puede resolver? Ahí la pregunta por el plan. Ayer se hizo historia.

 

Britto Garcia: “El Bolivarianismo ya no tiene excusas”

por laiguana.tv

El intelectual Luis Britto García mostró su satisfacción por el resultado de las elecciones presidenciales y señaló que ya el boliviarianismo no tiene ninguna excusa para asumir las decisiones que está clamando el pueblo frente a sus calamidades económicas.

 

En declaraciones exclusivas para LaIguana.TV, Britto García expresó que la oposición, una vez más, le ha puesto en bandeja de plata un triunfo a la Revolución con la decisión de los grandes partidos de no participar en las elecciones. Comparó lo ocurrido con el retiro de las fuerzas opositoras de las elecciones parlamentarias de 2005, que dieron paso a una Asamblea Nacional controlada totalmente por los partidos del chavismo.

“Ahora Nicolás Maduro ha obtenido una victoria muy importante contra la oposición”, señaló el escritor.

Un segundo aspecto analizado por Britto García es el peso que ha tenido la conciencia política en el voto popular de este domingo. “Muchas veces se ha acusado al bolivarianismo de ser un movimiento clientelar, basado en las dádivas al electorado, pero esta elección se lleva a cabo luego de varios años sumamente duros para la gente, y a pesar de ello le ha dado el triunfo a la Revolución por cuarta vez consecutiva en muy poco tiempo”, argumentó.

Britto García indicó que con esta victoria, el proyecto político bolivariano tiene todas las cartas en la mano para tomar las medidas necesarias a favor del pueblo. “No hay excusas: tiene la Asamblea Nacional Constituyente, que es el poder político más importante; tiene la mayor parte de las gobernaciones y de las alcaldías; y ahora el mandato renovado del presidente, elegido con una mayoría que no deja ningún tipo de dudas. Entonces es el momento de que todos esos poderes tomen las medidas indispensables para enfrentar la guerra económica que tanto daño le ha hecho al pueblo venezolano”, subrayó Britto García.

“Los partidos del Polo Patriótico tienen en sus manos una acumulación de poder que los obliga a tomar medidas urgentes porque el pueblo no aguanta. Varias veces he dicho que lo único peor que no tener poder es tener poder y no usarlo”, enfatizó.

En cuanto al significado internacional del resultado de las elecciones, el intelectual dijo que es un desafío contra la actitud insolente de Estados Unidos y de otras naciones que pretendieron prohibirle a Venezuela que realizara elecciones. “Ningún gobierno debe meterse en los asuntos de otros, pero uno podría entender si lo hicieran en relación a la falta de elecciones, no que se critique a otro gobierno porque consulte al pueblo”, dijo.

 

(LaIguana.TV)

La gran derrota de Trump en Venezuela

L'immagine può contenere: 4 personepor Carlos Aznarez

Lo más importante que ocurrió el domingo 20 de mayo es que venciendo amenazas de todo tipo, el pueblo venezolano otra vez salió a votar e impuso democráticamente y a la vista de cientos de observadores electorales la esperada reelección de Nicolás Maduro. Ese detalle precisamente, el de la renovada práctica de defender la soberanía popular con una urna como arma es la que desde aquel no muy lejano diciembre de 1998 viene poniendo a los sucesivos gobiernos estadounidenses al borde de la histeria.

Recorriendo los centros electorales y conversando desde temprano con quienes al sonar de la recordada diana chavista se encolumnaban para depositar su sufragio es que pudimos escuchar, en Caracas y sus alrededores, razones que luego explicarían el triunfo. La paz era una de ellas, pero formulada no como un recurso formal sino como una muestra de hartazgo: “que nos dejen en paz, que no nos condicionen el futuro con amenazas”, nos dijo un joven en un colegio de Catia.

Horas después, en otro centro del Estado Vargas, la expresión se repetía en un “yo me resteo (me juego) con Maduro porque esta Revolución es nuestra esperanza”. Cerca de allí, una concentración de vecinas y vecinos bailaban, comían unos dulces y le contaban a quien quisiera escucharles que “ese barrio que usted ve ahí lo hizo el comandante Chávez y aquel de más allá nos lo entregó el presidente obrero”. Hablaban de edificios impecables con todas las instalaciones funcionando, y que son parte de las 2 millones de viviendas que construyera la Revolución para los más necesitados. Al darse cuenta que algunos de los visitantes procedíamos de Argentina, una mujer ya entrada en años, nos abrazó y gritó para que quedara claro de qué iba la cosa: “Si necesitan ayuda para echarlo a ese Macri nos avisan, que aquí somos todos rodilla en tierra”. Había gusto a pueblo en aquel sitio donde la temperatura era agobiante pero nadie se movía porque estaban esperando que llegara el anuncio del Consejo Nacional Electoral proclamando el ansiado triunfo.

Más tarde, en otro barrio de Caracas, las respuestas seguían acumulando razones: “Yo voto contra Trump y contra esos del Grupo de Lima”, aclaró un estudiante de medicina, que enseguida remató con un: “lo bueno y lo que no nos guste de este gobierno lo vamos a decidir nosotros y no un yanqui millonario o esos europeos que no tienen nada que hacer aquí”. Testimonios de bronca contra tanta injerencia, voces dignas dispuestas a defender lo conquistado, expresiones de agradecimiento para quienes habíamos llegado para confirmar que en Venezuela Bolivariana el legado de Hugo Chávez está intacto en la fidelidad de su pueblo.

Luego vinieron los resultados y en medio de los cohetes lanzados al aire o la ovación cariñosa hasta las lágrimas para saludar al nuevo presidente frente al Palacio Miraflores, la oposición y sus “protectores” internacionales ponían en marcha un plan que estaba cantado desde hacía bastante tiempo.

Los llamados “demócratas” arremetían con más sanciones económicas, con gritos destemplados que cantaban fraude (incluso antes de saberse los resultados, como hizo el candidato Henry Falcón) o con artículos ponzoñosos en la mayoría de la prensa mundial hegemónica. El más soez de toda una serie de agravios pudo leerse en prensa argentina señalando: “Una organización criminal venció en las elecciones venezolanas” y así otros múltiples epítetos.

Lo cierto es que el imperio y sus secuaces de los gobiernos derechistas del continente no pudieron soportar esta victoria heroica, surgida de las entrañas de un pueblo que padece necesidades pero no se quiebra ante ellas y sacando fuerzas de su propia memoria de lucha convierte en luminosos hasta los más oscuros escenarios.

Ahora vendrán los aprietes, las expulsiones de embajadores, las conspiraciones para aislar aún más a un país cuyo único pecado ha sido querer la felicidad de su gente y cometer la osadía de mostrarse como ejemplo al resto o recordar a propios y extraños que las grandes hazañas cuestan sacrificio. Querer llegar a vivir en una sociedad socialista en pleno avance político, económico y militar del neoliberalismo es el mayor desafío que se puede hacer a quienes en Washington, Miami o Madrid creen todavía que la vida de un hombre o una mujer se compra y se vende como en un mercado.

Ahora sonarán todas las sirenas de alarma en tierras latinoamericanas y será necesario redoblar la solidaridad internacionalista, de la misma manera que se hizo cuando a Cuba la expulsaron de la OEA y quisieron aislarla de sus hermanos de la región. Al igual que en aquella ocasión los pueblos deberán gestar un cúmulo de acciones fraternales para abrazar a la Patria de Bolívar, demostrándole a Trump que sus amenazas pueden encender la pradera y que al igual que ocurriera en otras épocas, la paciencia tiene un límite.

Es cierto que hay colaboracionistas y alcahuetes que amparan esas políticas agresoras, o que al calor de tanta injerencia llegan a meterle el miedo en el cuerpo a algunos políticos que se dicen “progres” y en sus campañas electorales (como ocurre en Colombia y México) se adhieren al Grupo de Lima y desconocen el triunfo de Maduro o no quieren mencionar el nombre del país agredido porque sus asesores o ellos mismos consideran que “resta votos”. Son pobres de alma esos personajes, a los que el imperio desprecia y no se salvarán de sus ataques. Pero también hay en cada unos de nuestros países, obreros, estudiantes, campesinos que admiran todo lo hecho por Chávez y que hoy representa Maduro.

Gente de a pie, que saben que desear lo imposible cuesta demasiado y no se arrepienten de ser como son. Ellos y ellas, precisamente, son los que no entran en disquisiciones sobre porcentajes de participación electoral o si Maduro “no es como Chávez”, como suelen hacerlo algunos sabelotodo de la política de “izquierda”. Para esas personas de corazón sensible y decisión casi militante (o sin el “casi”) lo más impresionante que ocurriera por estas horas es que “ganó Maduro” y “los yanquis que revienten”. Están en lo cierto. Como en el deporte, ganar se gana ganando. Lo demás se irá discutiendo.

La victoria pírrica

por Néstor Francia

Yo estoy aliviado con el resultado electoral. Siento escalofríos solo al pensar que pasaría si hubiese ganado un candidato de la derecha. Imagino a lo peor del mundo celebrando, la sonrisita de Trump, a Macri y a Santos brindando con sus secuaces, a Almagro orondo y feliz. Y además, siendo individualista, no quiero ni imaginar a los escuálidos de mi edificio, lanzándome socarronerías, ironizando a mi costa y algunos de ellos hasta poniéndose agresivos y haciéndome sentir todo su odio acumulado ¡No, qué va, menos mal que ganó Maduro! ¡Menos mal que el Gobierno pudo rodear la tormenta y huir hacia adelante apelando más a la astucia que a la razón política! Pero hasta ahí, no puedo sentirme victorioso cuando las evidencias revelan la profunda decepción que el pueblo, alguna vez enamorado de Chávez, ahora ha expresado con contundencia. Quien tenga oídos que oiga, no hay peor ciego que quien no quiere ver.

Ayer 20 de mayo, casi a la medianoche, sentí compasión por la escueta minoría que celebraba inocente en Miraflores como si hubiese ganado el cielo, mientras en las calles aledañas a mi vivienda en el centro de Caracas se sentía el silencio del pueblo mayoritario que manifestó sin atenuantes su gran descontento con los gobernantes que hoy se muestran exultantes por su pírrica victoria. Cuando Chávez ganaba una elección, el oeste de Caracas tronaba con los cohetazos, bocinazos, gritos, música, y hasta en el este había gente celebrando. Usemos las matemáticas, que son poesía concreta del Universo.

Maduro obtuvo 5.823.728 votos, con una abstención de 53,9% (lo de la “proyección” de Tibisay Lucena referida a la participación parece un chiste). Primero que nada, ese resultado del candidato patriota representa poco menos del 30% del padrón electoral. Es decir, solo 3 de cada 10 electores potenciales apoyan al chavismo. Pero hagamos la comparación con procesos anteriores para constatar como el amor del pueblo se nos ha ido yendo como agua entre los dedos. En las elecciones presidenciales de 2013 Maduro obtuvo 7.587.579 votos, hemos perdido, en cinco años, al menos dos millones de votos, si incluimos el crecimiento del padrón. Pero hay algo peor: en 2012, cuando Chávez ganó su última elección, obtuvo la bicoca de 8.191.132 sufragios. Ayer Maduro obtuvo 2.367.404 votos menos, siendo que el número de electores previstos en 2012 era de cerca de dos millones menos que el padrón de 2018. Y vayamos, para más inri, a las elecciones presidenciales de 2006, cuando Chávez obtuvo 7.309. 080 votos. 12 años después, Maduro obtiene millón y medio de votos menos. El padrón electoral de entonces era de cerca de 16 millones de electores ¡cuatro millones menos que ayer! ¡La pérdida absoluta de apoyo popular es poco menos que espeluznante!

En cuanto a los índices de participación, la comparación es igualmente reveladora y preocupante. En 2013 fue de 79,68%, casi 25% más que ayer 20 de mayo. En 2012 fue de 80,49%, en 2006 de 74,69 ¡No me venga nadie a decir que una participación de 46,1% es un exitazo! El argumento de que eso fue por problemas del transporte es tan manipulador y ridículo como el de Falcón, de que él perdió porque había puntos rojos alrededor de los centros electorales ¡Yo tengo 70 años y casi 60 de comunista, no me voy a estar calando vainas de los políticos!

¿Por qué no aguzar los oídos y escuchar la voz trepidante del pueblo? ¿Por qué irrespetarlo con argumentos fútiles? Es verdad que hemos tenido que enfrentar los estragos de la guerra económica y el sabotaje (y del burocratismo, la corrupción y la ineficiencia), pero el pueblo lo dice en la calle: ¡Guerra es guerra, o el Gobierno corre o se encarama! No quiere promesas de futuros paraísos, quiere acciones, hechos, realidades.

Los extremistas abstencionistas de la derecha andan pregonando también una victoria, como si la alta abstención fuese porque el pueblo los apoya. Es el espíritu del editorial de El Nacional del 21 de mayo, que dice, entre otras barrabasadas, que “Lo sucedido ayer es más que luminoso y, por lo demás, histórico. Es como esos días en que la marea se retira y deja ver toda la basura que las aguas han ocultado. Los ciudadanos han protestado de la manera más pacífica ante un mamotreto que se le quería imponer como modelo de elecciones, se han retirado para no contaminarse y para no sumergirse en inmensas olas de mierda”. La verdad es que el pueblo está volviendo poco a poco a aquella situación de la Cuarta República en la que aborrecía de la política y de los “políticos”. De a poco está dejando de querer a todo el mundo, se siente desamparado y no se conforma con migajas ni dádivas. Acaso quiere cosas que no se compran con el dinero: franqueza, honestidad, verdad, y aquella cercanía sincera que le ofreció Chávez.

Si el chavismo no se da cuenta de lo que está pasando, si sigue embriagado con sus victorias pírricas, si no se deja de comiquitas y pone su corazón a latir al son del pueblo profundo, si no se sale de su burbuja, de su arco iris de celofán, si no rompe ese deleznable espíritu de secta, si no vuelve al lenguaje creativo y veraz del Gigante, si los alucinados siguen bailando sobre las pistas del dolor, la resaca será martirizante cuando el cántaro reviente. Sí, quien tenga ojos que vea, quien tenga oídos que oiga. Las elecciones no resuelven nada y lo que viene es joropo.

Venezuela: il Chavismo vince le elezioni

Il Chavismo ieri ha vinto le elezioni in Venezuela. Maduro è di nuovo presidente, con più di 6 milioni di voti, pari al 68% dei votanti.

Sfoglio le pagine dei quotidiani italiani. Si parla di brogli – copione tipico e ormai un po’ stantio. Occorre quindi un’altra arma, meno spuntata, da agitare contro il chavismo. Stavolta è quella dell’astensione.

Alle urne si è recato infatti il 46% degli aventi diritto. E i nostri si scatenano: “affluenza crollata” titola Il Fatto Quotidiano; “voto dominato dall’astensione” riporta La Repubblica.

L’obiettivo è chiarissimo: far passare l’idea che l’elezione di Maduro sia illegittima per avere un pretesto per stringere ancor di più l’assedio contro il chavismo e il Venezuela. U.S.A., U.E. e diversi stati latinoamericani governati dalle destre (Argentina, Colombia, Brasile, ecc.), prima ancora della giornata elettorale, avevano asserito di non voler riconoscere i risultati di queste elezioni e minacciato nuove sanzioni, che inevitabilmente andranno a colpire la popolazione venezuelana. E sul tavolo c’è sempre l’ipotesi di un intervento armato, “umanitario” lo chiamano. Come le bombe che i governi NATO negli ultimi 20 anni hanno sganciato su popolazioni inermi, seminando morte e distruzione.

46,1% di votanti sono tanti? Sono pochi? Sicuramente rispetto alle cifre fatte registrare in Venezuela in questi vent’anni di chavismo, non sono altissime. C’era il boicottaggio di parte dell’opposizione, quella riunita nella MUD, che rivendica l’intervento diretto di Colombia, USA e chiunque possa liberarli – costi quel che costi – dal nemico politico del chavismo, visto che da soli non ne sono assolutamente capaci. C’era la consapevolezza che Maduro avrebbe vinto, senza troppi problemi (solo il nostro Il Fatto Quotidiano poteva dare notizia di un sondaggio che dava per vincente l’oppositore Henri Falcòn), il che non ha sicuramente prodotto quella mobilitazione popolare ampia che si era invece registrata in momenti in cui la vittoria del chavismo poteva essere in forse. Infine, la guerra contro il Venezuela ha portato – in parte – ad una depoliticizzazione di fette della società, con il presentarsi del fenomeno del ripiegamento sul privato, necessario per chi deve “luchar la vida”, come dicono a Cuba. Vale a dire lottare per campare.

I titoloni dei nostri giornali sono però assolutamente pretestuosi, visto che in altre elezioni, con percentuali di astensione simili o addirittura maggiori, nulla si è detto. Non si è gridato allo scandalo, né alla illegittimità delle tornate elettorali. Di seguito solo alcuni esempi:

1) Cile: Elezioni presidenziali 2017: 50.98%;
2) Cile: Elezioni presidenziali 2012: 51.02%;
3) USA: Elezioni presidenziali 2016: 43,10%;
4) Colombia: Elezioni generali 2014: 57%

Ancora dubbi sulla portata di una guerra mediatica di cui anche noi siamo bersaglio, per ammansirci e poterci portare a scenari sempre più da guerra guerreggiata contro un popolo e un governo che hanno la duplice colpa – irredimibile – di voler scegliere il proprio cammino e di riposare su enormi giacimenti petroliferi?

Maduro Presidente, libros nuevos, utopía y más

por Dario Azzellini 

——– 6/2018 MADURO PRESIDENTE, LIBROS NUEVOS, UTOPÍAS Y MÁS ————

http://www.azzellini.net – Facebook: Dario Azzellini

6/2018 – Newsletter de Azzellini en castellano: 5.466 subscriptores/as
____________________________________________________________

0. Antes – Resultados elecciones presidenciales en Venezuela

1. Libros nuevos (Castellano, inglés y alemán):

“Poder Obrero. Autogestión y control obrero desde La Comuna hasta el
presente,” Oveja Roja, Octubre 2017

“The Class Strikes Back. Self-Organised Workers’ Struggles in the
Twenty-First Century,” BRILL, January 2018

“Communes and Workers’ Control in Venezuela. Building 21st Century Socialism
from Below,” paperback by Haymarket, January 2018.

“Vom Protest zum sozialen Prozess. Betriebsbesetzungen und Arbeiten in
Selbstverwaltung”. VSA: Verlag, eine Flugschrift. Hamburg. März, 2018.

2. Artículos académicos: Ensayos en libros y revistas (Castellano,
portugués e inglés)

3. Audios/Videos (Castellano, italiano y griego con sub. en inglés, alemán)

4. Entrevistas y artículos periodísticos (Castellano, inglés, catalán,
francés, alemán e italiano)

5. Reseñas (Castellano)

*****************************************************

0. Antes

Hola! Épale!

Elecciones presidenciales en Venezuela, 20 de mayo 2018

Los primeros resultados preliminares anunciados por el Consejo Nacional
Electoral en Venezuela dan el presidente Nicolás Maduro como ganador de las
elecciones presidenciales con un 68% de los votos con una participación
electoral entre el 46 y 48%. Maduro recibió 5.823.728 votos. El principal
candidato opositor Henri Falcón juntó un 21%, 1.820.552 votos, el opositor
evangélico Javier Bertucci 925.042 votos y el candidato de la izquierda
opositora trotskista Reinaldo Quijada recibió 34.614 votos.

Ya solo haber organizado elecciones presidenciales en medio de la situación
económica y social desastrosa que se vive y en medio de las amenazas y
presiones internacionales es un éxito.

Además, contrastando la propaganda mediática internacional, hay recordar
que:

– el proceso electoral es resultado y se llevó acabo como había sido
acordado entre el gobierno y la oposición hace varios meses en la República
Dominicana. Un acuerdo negociado el cual – después de presiones y/o
promesas de parte de EEUU – la oposición de repente se negó a firmar el
día de la firma.

– el sistema electoral venezolano es muy seguro y confiable. El voto
electrónico es confirmado con una boleta impresa y los resultados del
recuento electrónico puede ser averiguados mediante el recuento de las
boletas impresas. Maduro anunció el domingo por la noche de que habrá
recuento manual del 100% de los votos.

– No es verdad que Venezuela no admitió observadores internacionales. De
hecho, Venezuela le pidió a las Naciones Unidas y a la Unión Europea de
enviar observadores. Las dos se negaron. Hay varios centenares de
observador@s internacionales en Venezuela, incluyendo al ex-presidente del
Estado Español Zapatero, el cual seguramente no es amigo del gobierno ni del
proceso.

Falcón y Bertucci declararon inmediatamente de no reconocer el resultado
electoral, en continuidad con el comportamiento de la oposición durante
todas las últimas elecciones que se rehusó de reconocer los resultados cada
vez que perdió. Falcón denunció 900 supuestos casos de irregularidades
electorales. La mayoría en referencia a los llamados puntos rojos, toldas
montadas por activistas partidarios para movilizar ciudadanos a la
participación electoral. La acusación es bastante débil, para no decir
absurda ya que el voto es secreto y no hay manera de averiguar para quien
hayan votado los electores. Más allá de que los mismos han existido durante
las últimas dos décadas de parte del chavismo como de la oposición.
Además, según los reportes de observadores, los puntos rojos estaban a
mínimo 200 metros de los centros electorales, como lo estípula la ley.

La oposición quedó afectada por los llamados a la abstención de los
sectores más radicales. Aunque durante los últimos meses más y más de sus
dirigentes se habían sumado a apoyar a Henri Falcón. En las elecciones
presidenciales del 2013 la participación había sido del 79,68%. De hecho,
en las zonas urbanas populares y en las zonas rurales se formaron largas
colas frente a los centros electorales, parecidas a elecciones anteriores,
mientras en las zonas de clase media y alta hubo poca afluencia a las urnas.
Aunque también hubo una abstención electoral de parte de chavistas
desilusionados. Aunque mirando los resultados hasta con una participación
electoral de un 66%, 4 millones de votos más, y que los cuatro millones
hubieran votado por Falcón (lo que no es probable), el ganador habría sido
Maduro.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los activistas de base que conozco en
Venezuela salieron a votar por Maduro, aunque tengan fuertes críticas a la
política del gobierno o hasta fuertes conflictos (como por ejemplo la comuna
El Maizal). Quien descalifica el resultado electoral, quien no lo entiende,
no entiende a Venezuela. Con todos los errores y desviaciones que el gobierno
de Maduro haya hecho y sigue haciendo, la mayoría de las bases ve en la
persistencia de este gobierno la única posibilidad de poder seguir peleando
y construyendo sus proyectos desde abajo. Si, debe luchar y pelear con las
instituciones, con la burocracia, está desilusionada por la corrupción en
muchas instituciones… pero puede pelear y luchar por sus proyectos. Con
cualquier otro gobierno formado por las fuerzas opositoras esa posibilidad
desaparece.

¿Y ahora qué?

La derecha internacional, EEUU y la UE intensificarán los ataques y las
sanciones. Y aunque la victoria electoral de Maduro sea una victoria
política importante a nivel nacional como internacional, no solucionará los
problemas de Venezuela. Venezuela atraviesa sin duda alguna su peor crisis de
las últimas décadas. La inflación es dramática, hay serias dificultades
para conseguir medicamentos necesarios, para conseguir comida muchos pobres
tienen que hacer largas colas, buscar en lugares diferentes y pagar altos
precios a especuladores (a menos que vivan en el este de Caracas, Lechería y
otros barrios de clase media-alta donde se encuentra todo). Muchos
venezolanos y venezolanas salen del país en búsqueda de mejores
condiciones. No se puede negar que el gobierno ha cometido graves errores en
su política financiera y económica, y también es en parte responsable de
la situación que vive el país. Ya no existe un proyecto socialista. La
centralidad del petróleo ha reproducido las estructuras burocráticas,
centralistas, clientelares y corruptas cono en el pasado. La Venezuela
bolivariana no ha logrado evitar ese fenómeno. Además, hay falta de
claridad sobre las medidas que el gobierno toma (algo que Chávez siempre
logró comunicar muy bien). Hay desconfianza de parte de las bases de que el
gobierno sepa como enfrentar la crisis. La corrupción sigue siendo un
problema enorme y el autoritarismo ha aumentado. Hay muchas críticas,
también abiertas, a las políticas del gobierno de parte de las bases y de
dirigentes políticos del PSUV y aún más de otros partidos que apoyan al
gobierno. La crisis ha destruido gran parte de los avances sociales logrados.
La desigualdad ha aumentado de manera masiva. Hay aperturas al capital
internacional preocupantes.

También se da una lucha entre diferentes poderes en Venezuela. Eso ha sido
muy evidente en el caso de los campesinos. Durante el último año, y
especialmente durante los últimos meses varias ocupaciones de tierra de
parte de movimientos campesinos, y también predios adjudicados legalmente a
movimientos campesinos han sido atacados y desalojados por policías locales
y regionales, cubiertos por instituciones y jueces locales y regionales que
colaboran con los latifundistas. El 10 de abril s Maduro ha por fin
respondido a los reclamos de los movimientos campesinos. Solicitó a la
Asamblea Nacional Constituyente de abrir una investigación e informar en 15
días de los desalojos que ha vivido el movimiento campesino en los últimos
meses. Al mismo tiempo prohibió los desalojos a los movimientos campesinos,
avisando que “el que realice un desalojo le caerá todo el peso de la
ley”, y también aprobó la entrega de 44.000 hectáreas a movimientos
campesinos.

La construcción del socialismo es un largo proceso desde abajo durante el
cual hay que obligar a las instituciones de responder y de estar a la altura
del avance de las luchas populares.

No obstante, la crisis actual causada por el derrumbe de los precios
petroleros, el cerco internacional en contra de Venezuela, los ataques
violentos de la oposición, la guerra económica de los empresarios privados,
mafias e instituciones financieras, y también los errores del gobierno en
materia económica y financiera, sigue vivo un amplio tejido de construcción
alternativa popular que no hay que perder de vista ya que es allí donde nace
la nueva Venezuela. Y es esta Venezuela que hay que defender, porqué es esta
la Venezuela que quieren destruir justo porque es fuente de esperanza, de la
posibilidad que crear otro mundo es necesario y posible.

———

Bueno, parece que el mundo se está hundiendo… la amenaza de guerra por
todos lados (más allá de las que ya hay) es cada vez más real. La derecha
global no tiene conceptos ni estrategias, solo golpea duro y corta donde
puede para aumentar sus ganancias. La gran promesa de aflorecer económico
del mafioso Macri no se ha materializado… al contrario, ahora Macri le
está pidiendo 30.000 millones de dolares al FMI, Macron en Francia está
intentando avanzar con medidas neoliberales a gran velocidad pero se
encuentra con una gran resistencia. Ni hablar de EEUU … me abstengo de
cualquier comentario, más allá de que un imperio en su fase final de poder
es más peligroso e imprevisible en sus acciones que un imperio estable… en
su época terminal antes de desmoronarse los imperios suelen desarrollar
movimientos apocalípticos, creencias absurdas y liderazgos irracionales y al
borde (o más allá) de la locura.

——–

Recomiendo las dos entrevistas que me hizo Ricardo Vaz de Investig’action y
las cuales han sido traducidas a varios idiomas y reproducidas en diferentes
medios. Una es sobre control obrero y comunas en Venezuela y la otra sobre
control obrero / autogestión en general (véase punto 4).

———–

Todos los documentales que hice junto a Oliver Ressler están ahora
disponibles en alta calidad en vimeo (véase punto 3).

———–

Tengo el placer de anunciar varios libros nuevos. Si quieren escribir alguna
reseña sobre uno de los libros, por favor envienme en cual medio van a
escribir la reseña y su dirección postal. Pasaré los datos a las
editoriales.

———–

La traducción al castellano de “Ours To Master and To Own: Workers Control
From the Commune to the Present” ha sido publicada por los muy apreciados
amigos de Oveja Roja en Madrid:

Poder Obrero. Autogestión y control obrero desde La Comuna hasta el presente
Publicado por OVEJA ROJA (véase punto 1)

http://www.laovejaroja.es/poderobrero.htm

El libro contiene también versiones nuevas, más actuales, de los capítulos
sobre Argentina y Venezuela.

———–

También ha salido a la venta – finalmente – en enero el libro que edité
junto a  Michael G. Kraft en inglés “The Class Strikes Back. Self-Organised
Workers’ Struggles in the Twenty-First Century” (Brill, enero 2018) (véase
punto 1). Todavía es la versión cara que solo las bibliotecas se pueden
permitir. A finales del 2018 saldrá la versión tapa blanda a precio
accessible con Haymarket!

———

Salio la edición tapa blanda de mi libro en inglés sobre Venezuela con
Haymarket a $28 :

“Communes and Workers’ Control in Venezuela. Building 21st Century Socialism
from Below” (Brill/Haymarket) (véase punto 1).

El libro cubre el tiempo entre 1998 y 2014. Sin embargo, también en medio de
la actual crisis múltiple en Venezuela, que es fomentada por los bajos
precios de petróleo, violencia opositora, guerra económica de los
empresarios privados, ataques políticos y económicos de EEUU, corrupción,
falta de acción del gobierno… los impulsos positivos  sobre como superar
la crisis y el modelo rentista/extractivista capitalista, surgende las
comunas y las iniciativas a favor del control obrero. (véase punto 1)

——————

Y en Alemania se publicó un libro sobre empresas recuperadas y autogestión
en la editorial VSA (véase punto 1)

—————-

Saludos,

Dario Azzellini

****************************************************

1. Libros nuevos (Castellano, inglés y alemán):

Poder Obrero. Autogestión y control obrero desde La Comuna hasta el presente

OVEJA ROJA, 16. Octubre 2017. Traducción al español de “Ours To Master and
To Own: Workers Control From the Commune to the Present”

PVP: 22,50 €    ISBN: 978-84-16227-15-0   584 pgs.

Desde los albores de la era industrial, la mejor arma de lxs trabajadorxs en
la defensa de sus intereses ha sido la acción colectiva. Gracias a ella, a
lo largo del último siglo y medio y en prácticamente toda la geografía del
planeta se han repetido experiencias de ocupación de fábricas,
constitución de consejos obreros y democratización de los centros de
trabajo. A lo largo de este volumen documentaremos algunas de ellas.
Expondremos primero el debate teórico que las ha acompañado para
sumergirnos enseguida en luchas desarrolladas tanto en sociedades
capitalistas como bajo formas de socialismo de Estado. Desde finales del XIX
hasta principios del s. XXI recorreremos diferentes manifestaciones de un
movimiento que tiene una inagotable potencialidad política para nuestro
presente.

http://www.azzellini.net/node/3022

http://www.laovejaroja.es/poderobrero.htm

El libro contiene también versiones nuevas, más actuales, de los capítulos
sobre Argentina y Venezuela.

La editorial ofrece precios reducidos para envios al extrerior:

Para compras de al menos 8 ejemplares pueden hacer un 50% de descuento. Los
gastos de envío son a cargo del comprador. Ofrecen estudiar caso por caso la
mejor forma de hacer llegar ejemplares, porque en muchos lugares de América
Latina puede haber problemas de aduanas. En cualquier caso subrayan su
disponibilidad total para facilitar que el libro llegue donde sea. También
anuncian que estarán presentes en la Feria del Libro de Guadalajara,
México.

http://www.laovejaroja.es/principal.htm

————-

Dario Azzellini and Michael G. Kraft (Eds.): The Class Strike Back.
Self-Organised Workers`Struggles in the Twenty-First Century. BRILL, January
2018.

ISBN: 9789004291461 / E-ISBN: 9789004291478

Price: Hardback: EU 120 / USD 139 – E-book: EU 109 / USD 126

Serie: Historical Materialism Book Series, volume 150. Pages, Illust.:xii,
321pp.

“The Class Strikes Back” examines a number of radical, twenty-first-century
workers` struggles. These struggles are characterised by a different kind of
unionism and solidarity, arising out of new kinds of labour conditions and
responsive to new kinds of social economic marginalisation. The essays in the
collection demonstrate the dramatic growth of syndicalist and autonomist
formations and argue for their historical necessity. They show how workers
seek to form and join democratic and independent unions that are
fundamentally opposed to bureaucratic leadership, compromise, and
concessions. Specific case studies dealing with both the Global South and
Global North assess the context of local histories and the spatially and
temporally located balance of power, while embedding the struggle in a
broader picture of resistance and the fight for emancipation.

http://www.brill.com/products/book/class-strikes-back

http://www.azzellini.net/en/buecher-von-dario-azzellini/class-strikes-back

——-

Dario Azzellini: Communes and Workers’ Control in Venezuela. Building 21st
Century Socialism from Below

Paperback by haymarketbooks, January 2018, pages: 266, $28

A sweeping, insightful history from below of the Bolivarian Revolution and
its efforts to build socialism in the 21st century. oo often the story of
Venezuela’s Bolivarian revolution is told with an excessive focus on former
president Hugo Chávez. In this history from below, Dario Azellini turns our
attention toward the ways workers, peasants, and the poor in urban
communities have led the struggle for 21st century socialism. This
fascinating account draws on extensive empirical studies and participant
interviews.

http://www.azzellini.net/node/3020

https://www.haymarketbooks.org/books/1095-communes-and-workers-control-in-venezuela
——–

Dario Azzellini:/ /”Vom Protest zum sozialen Prozess. Betriebsbesetzungen und
Arbeiten in Selbstverwaltung”. VSA-Verlag, eine Flugschrift. Hamburg.

Veröffentlicht am 22 März 2018 / EUR 12.80

Leseprobe: Einleitung und Inhaltsverzeichnis
http://www.vsa-verlag.de-Azzelini-Vom-Protest-zum-sozialen-Prozess.pdf 610 K

Betriebsbesetzungen mit dem Ziel der Produktion in Selbstverwaltung sind seit
der Jahrtausend­wende aus Lateinamerika, vor allem aus Argentinien, bekannt.
Im Laufe der aktuellen Krise haben Beschäftigte auch in Europa und
Nordamerika erfolgreich Besetzungen von Betrieben durchgeführt, die von der
Schließung bedroht waren. Sie zeigen nicht nur auf, wie in Zeiten der
Defensive der Arbeiter*innenbewegung und Gewerkschaften offensive Kämpfe
geführt werden können, sie bieten auch praktische Lösungen und zugleich
eine konkrete Utopie an. Der Betrieb wird demokratisiert, Produktion,
Arbeitsprozess und soziale Beziehungen verändern sich, und die Ware
Arbeitskraft wird in Richtung Commons transformiert. Dabei sehen sich die
Arbeiter*innen mit einer Vielzahl von Problemen konfrontiert, für die es
keine vorgefertigten Antworten gibt. Die Tatsache, dass die ehemals
Beschäftigten – jenseits ihrer vorherigen politischen Orientierung –
zusammenkommen und im Kampf solidarische Erfahrungen sammeln, unterscheidet
diese Betriebe auch grundsätzlich von traditionellen Genossenschaften. Mit
all ihren Widersprüchen zeigen sie auf, wie ein Weg zur Emanzipation der
Arbeit und zu einer anderen Gesellschaft aussehen könnte.

http://www.azzellini.net/buecher-von-dario-azzellini/vom-protest-zum-sozialen-prozess

*************************************
2. Artículos académicos: Ensayos en libros y revistas (castellano,
portugués e inglés)

Dario Azzellini: “Toma de empresas y gestión bajo control obrero en Europa
como respuesta a la crisis.”

En: Movimentos Sociais e Crises contemporâneas. Vol. 3. Editores: Rogério
Fernandes Macedo, Henrique Tahan Novaes, Paulo Alves de Lima Filho

Editora Aramarani, São Paulo, 2018. 139-168.

„Poderíamos dizer que este volume trata dos processos de transformação
social sob o capital, contra ou a favor dele, das suas transições
socioeconômicas no sentido da emancipação da classe trabalhadora quanto do
capital, neste quadrante histórico de reversões conexas e complexas. A
captura desses três ricos processos se dá em grande estilo, possibilitando
ao leitor e alunos uma rica e apaixonante leitura de tão vitais processos.
Os autores foram muito felizes em seus trabalhos, assegurando com eles um
mergulho inédito, multifacético e instigante na tão mal compreendida
história contemporânea, fora dos clichês dominantes. Ou seja, ousamos
dizer que a ciência, ou a teoria, estão aqui muito bem representadas em
suas várias vertentes interpretativas sob a batuta da luta comum pela
emancipação da humanidade.“

Archivo pdf con „Resumen, Prefacio y presentación del libro“ disponible
en: http://www.azzellini.net/node/3066

————————
Dario Azzellini: “The Commune in Venezuela: A Utopian Prefiguration”.

in: Latin American Utopias: Past and Present. Edited by Juan Pro.

Sussex: Sussex Academic Press. 235-261.

“In an age in which fears about the future predominate (in the form of
dystopias, ecological catastrophes and terrifying Sci-Fi scenarios), utopia
is reappearing as the bearer of hope for the fate of humanity. Latin America
has historically been a fertile ground where utopian projects, movements and
experiments could take root and thrive, and this constitutes one of the
region’s major contributions to world history.”

http://www.sussex-academic.com/sa/titles/latin_american_studies/pro.htm

Archivo pdf disponible con índice e introducción del libro:
https://utopia.hypotheses.org/1027

—————————-

Construyendo utopías concretas: el movimiento comunero en Venezuela.
Convergencia. Revista de Ciencias Sociales. Núm. 76 (2018): enero – abril
2018. pp 191-241.

En el transcurso de la historia las utopías han jugado un papel importante
en la construcción de alternativas sociales. En este artículo se analiza al
mecanismo de autogobierno local venezolano de las comunas como prefiguración
utópica o como “utopía concreta”.

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3040

Disponible en: https://convergencia.uaemex.mx/article/view/4664

*************************************

3. Audios/Videos (Castellano, italiano, griego con sub. en inglés)

Los documentales de Dario Azzellini y Oliver Ressler (2002 – 2015) ahora
disponibles en Vimeo, en idioma original y subtitulados al inglés.

“Occupy, Resist, Produce – Vio.Me.”, 30 min., 2015 (Dario
Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/136730782

“Occupy, Resist, Produce – Officine Zero”, 33 min., 2015 (Dario
Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/131018982

“Occupy, Resist, Produce – RiMaflow”, 34 min., 2014
(Dario Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/108556043

“Comuna Under Construction”, 94 min., 2010
(Dario Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/255700836

“5 Factories – Worker Control in Venezuela”, 81 min., 2006
(Dario Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/256747792

“Venezuela from Below”, 67 min., 2004 (Dario Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/258586643

“Disobbedienti”, 54 min., 2002 (Dario Azzellini/Oliver Ressler)
https://vimeo.com/261090492

*************************************

4. Entrevistas y artículos periodísticos (Castellano, inglés, catalán,
alemán e italiano)

“Desafiar al capitalismo por medio del control obrero” / INVESTIG’ACTION /
Ricardo Vaz, 03.05.18

Una característica común de cada situación de crisis, desde los
levantamientos de principios del siglo XX hasta las reestructuraciones
neoliberales de finales de ese mismo siglo, es la aparición del control
obrero: los obreros se organizan para hacerse cargo de sus lugares de trabajo
con el fin de defender sus puestos de trabajo y sus comunidades.
Entrevistamos a Dario Azzellini* para hablar de este tema en profundidad: la
aparición de nuevos valores y relaciones sociales no solo en las empresas
recuperadas sino también en las comunidades, la necesidad de reorientar la
producción, la superación de la separación entre las esferas política,
económica y social, y el papel del control obrero en la lucha más amplia
contra el capitalismo.

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3068

https://www.investigaction.net/es/desafiar-al-capitalismo-por-medio-del-control-obrero/

También disponible en:

Contrainformación:
https://contrainformacion.es/entrevista-a-dario-azzellini-sociologo-y-politologo-desafiar-al-capitalismo-por-medio-del-control-obrero/

———————

“Comunas y control obrero en Venezuela” / INVESTIG’ACTION / Ricardo Vaz,  /
Rebelión – Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos,
mayo 2018.

“Las comunas deben ser el espacio sobre el cual vamos a parir el
socialismo”, son palabras pronunciadas por Hugo Chávez en uno de sus
famosos programas de radio “Aló presidente”. Hemos entrevistado a Dario
Azzellini para hablar de las comunas venezolanas y de las nuevas formas de
participación, así como de sus éxitos, dificultades y contradicciones.
Dario Azzellini ha investigado y documentado estos temas a lo largo de toda
la Revolución Bolivariana. Haymarket Books acaba de publicar en edición de
bolsillo su libro Communes and Workers’ Control in Venezuela.

/En su libro usted habla de un “proceso en dos direcciones” en Venezuela,
desde arriba y desde abajo, ¿puede explicarlo?/

Tradicionalmente algunas personas consideran que el cambio se hace desde
arriba, de modo que hay que tomar el poder estatal y el gobierno, y entonces
se cambia todo desde arriba. Otras no están de acuerdo y defienden que se
tiene que hacer todo desde abajo hacia arriba y desde la base, y superar el
Estado.

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3070

http://rebelion.org/noticia.php?id=241434

—————————–
“La democracia tiene que estar adaptada a los diferentes lugares” / El
Salto (diario.com): Ane López Plaza y Josue Gil Larrañaga / 05.03.18

Dario Azzellini, doctor en Ciencias Políticas y Sociología,  habló
durante el Congreso Internacional Karl Marx del marxismo y construcción de
las comunas, junto con otros representantes de colectivos como Errekaleor
Bizirik, o Artillería Comunal.

/¿En tu ponencia has dicho que la democracia consejera no es ni gobierno ni
estado, entonces, ¿cómo lo definirías? /

La democracia consejera es la autogestión organizada de los propios asuntos.
Con eso no hay representación, hay “vocería”. Por eso, no hay ni
empoderamiento de otros para tomar decisiones en tu lugar ni fuerza externa
que venga a entrometerse. Por eso digo que no es  ni gobierno ni estado. Es
difícil definir qué es. Por ejemplo, en Venezuela el concepto ha sido
definido como “estado comunal”, que es una contradicción en sí. En
otros lugares como el Kurdistán, simplemente no se habla de estado, se habla
de territorio autónomo.

Es importante definir las formas y el contenido, pero no sé si es importante
necesariamente darle un término. Durante la historia, en diferentes
experiencias y en diferentes partes del mundo, vemos que la misma palabra
puede significar cosas  muy diferentes. Lo que hay que mirar son las
prácticas concretas, y esas también pueden diferir. Lo que es democrático
en un lugar no tiene por qué tener el mismo efecto democrático en otro
lugar. Por eso, para que la democracia sea democracia, tiene que ser
diferente en cada caso, adaptada a los diferentes lugares.

Seguir leyendo:
http://www.azzellini.net/interviews/entrevista-el-salto-“la-democracia-tiene-que-estar-adaptada-los-diferentes-lugares”

Leer el artículo completo:
http://www.elsaltodiario.com/economia/bilbao-resucita-congreso-karl-marx-dario-azzellini-isabel-benitez

—————————-

“Challenging capitalism through workers’ control” / INVESTIG’ACTION /
Ricardo Vaz, 09.04.18

A common feature in every crisis situation, from the upheavals of the early
20th century to the neo-liberal re-structurings of the late 20th century, is
the emergence of workers’ control – workers organising to take over their
workplaces in order to defend their jobs and their communities. We
interviewed Dario Azzellini* to talk about this issue in depth: the emergence
of new values and social relations not just in the recuperated workplaces but
also in the communities, the need to re-orient production, the overcoming of
the separation between political, economic and social spheres, and the role
of workers’ control in the larger struggle against capitalism.

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3064

https://www.investigaction.net/en/challenging-capitalism-through-workers-control-interview-with-dario-azzellini/

———————————

Desafiar el capitalisme per mitjà del control obrer, Per què és important
el control obrer?/  INVESTIG’ACTION  / Ricardo Vaz / Traduït de
l’anglès per a Rebel·lió per Beatriz Morales Bastos, 04.05.18.

Una característica comuna de cada situació de crisi, des dels aixecaments
de principis del segle XX fins a les reestructuracions neoliberals de la fi
d’aquest  mateix  segle, és l’aparició del control obrer: els obrers
s’organitzen per fer-se càrrec dels seus llocs de treball  per tal de
defensar els seus llocs de treball i les seves comunitats. Entrevistem
Dario Azzellini *  per parlar d’  aquest tema  a profundida d :
l’aparició de  nous valors i relacions socials no només en els llocs de
treball recuperats sinó també en les comunitats, la necessitat de
reorientar la producció, la superació de la separació entre les esferes
política, econòmica i social, i el paper del control obrer en la lluita
més àmplia contra el capitalisme .

Seguir leyendo:
http://www.azzellini.net/interviews/desafiar-el-capitalisme-mitja-del-control-obrer-que-es-important-el-control-obrer

https://misteri1963.blogspot.com/2018/05/desafiar-el-capitalisme-per-mitja-del.html

————————-

“Communes and Workers’ Control in Venezuela” / INVESTIG’ACTION / Ricardo
Vaz, 18.04.18

“The communes should be the space in which we are going to give birth to
socialism.” – these were the words of Hugo Chávez in one of his famous
presidential broadcasts. To discuss the Venezuelan communes and the new forms
of participation, as well as its successes, difficulties and contradictions,
we have interviewed Dario Azzellini*. He has investigated and documented
theses issues throughout the Bolivarian Revolution. His book Communes and
Workers’ Control in Venezuela has recently been released in paperback by
Haymarket Books.“

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3065

https://www.investigaction.net/en/communes-and-workers-control-in-venezuela-interview-with-dario-azzellini/

También disponible en:

Monthly Review Online:
https://mronline.org/2018/05/02/communes-and-workers-control-in-venezuela/

——————————–

“Communes et contrôle ouvrier au Venezuela” / INVESTIG’ACTION/ Ricardo
Vaz, 21.04.18

“Les communes devraient être l’espace dans lequel nous allons donner
naissance au socialisme” – tels étaient les mots de Hugo Chávez dans
une de ses fameuses émissions présidentielles. Pour discuter des communes
vénézuéliennes et des nouvelles formes de participation, ainsi que de
leurs succès, difficultés et contradictions, nous avons interviewé Dario
Azzellini *. Il a étudié et documenté ces questions tout au long de la
révolution Bolivarienne. Son livre «Communes and Workers’ Control in
Venezuela »  a récemment été publié en livre de poche par Haymarket
Books.

Seguir leyendo: http://www.azzellini.net/node/3067

https://www.investigaction.net/fr/communes-et-controle-ouvrier-au-venezuela-interview-avec-dario-azzellini/

También disponible en:

Venesol:
https://venesol.org/2018/05/03/communes-et-controle-ouvrier-au-venezuela-interview-avec-dario-azzellini/#more-1779

——————————

Dario Azzellini: Venezuela: mit Kryptowährung gegen die Krise /
Gesellschaftsanalyse und linke Praxis, März 2018

Seit der venezolanische Präsident Nicolás Maduro Anfang Dezember 2017
ankündigte, eine Kryptowährung Namens Petro einzuführen, wird das Thema in
den Medien breit diskutiert. Mit der Eröffnung der Angebotsphase für den
Privatkundenvorverkauf des Petro am 20. Februar, weitete sich die Diskussion
noch einmal aus. Kennzeichnend für die Debatte ist vor allem ihre stark
ideologisierte rechte Prägung und vorherrschende Fehlinformation.1 Das zeigt
sich allein daran, dass die zeitgleich von Kambodscha eingeführte staatliche
Kryptowährung keinerlei mediale Aufmerksamkeit erregte, ebenso wenig wie die
Pläne Russlands, Chinas, Nordkoreas, der Türkei und des Irans staatliche
Kryptowährungen einzuführen. Ich möchte hier auf die Grundlagen des Petro,
die Ursachen seiner Einführung und verschiedene erste Einschätzungen sowie
die relevante Kritik daran eingehen.

Der Wert eines Petros (PTR) orientiert sich am Barrel-Preis des
venezolanischen Erdöls, und wurde zum Start der Kryptowährung auf 60
US-Dollar beziffert. Der Petro ist die erste Kryptowährung, die durch
materielle Gegenwerte gestützt wird, nämlich Erdöl. Jeder Petro ist so
viel wie ein Barrel Öl aus dem Erdölfeld 1 des Ayacucho-Blocks im
Erdölgürtel des Orinoco – dort befinden sich zertifizierte 5,3 Milliarden
Barrel Rohöl (dabei handelt es sich um Schweröl, das eigens darauf
ausgerichtete Raffinerien braucht). Der materielle Gegenwert des Petro bleibt
immer an den Erdölpreis gekoppelt….

Weiterlesen:

http://www.azzellini.net/journalistische-artikel/venezuela-mit-kryptowaehrung-gegen-die-krise

https://www.zeitschrift-luxemburg.de/mit-kryptowaehrung-gegen-die-krise/

*************************************

5. Reseñas (Castellano)

Poder obrero. Autogestión y control obrero desde La Comuna hasta el
presente. Darío Azzellini e Immanuel Ness (eds.). 584 pp. La Oveja Roja,
2017. 22,50 €. ISBN: 978-84-16227-15-0. /

Viento Sur, Número 157, Abril 2018, p. 125 / Ruth Adsuar i Sabater:

„… quizá, lo más interesante de esta obra sea estudiar los límites a
los que se han enfrentado los distintos movimientos y exponerlos al debate
para la construcción de un nuevo horizonte sobre el que ya se van abriendo
brechas, como demuestran las últimas movilizaciones de defensa de las
pensiones y el feminismo. El trabajo y el empleo son el eje central sobre el
que construir transversalidad e internacionalismo. Son los pivotes que
aglutinan los diferentes intereses de las trabajadoras frente al capital, y
para la extensión de la lucha es imprescindible recabar apoyo social, como
demuestran las experiencias que podemos leer en el libro.”

Archivo pdf disponible en: http://www.azzellini.net/node/3022

*************************************

Dario Azzellini
www.azzellini.net                http://www.workerscontrol.net

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

NapoliNoWar

(sito momentaneamente inattivo)

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: