En el nombre de Hugo Chávez Frias: No dejemos caer a Venezuela

por Stella Calloni – portalalba.org

A sólo tres días de la instalación de la nueva Asamblea Nacional, el pueblo venezolano debe mirarse en el espejo de Argentina, que desde la asunción del derechista empresario Mauricio Macri, está bajo un “gobierno de facto” el cual, desconociendo la facultad constitucional de convocar al Congreso de la Nación, lo ignora y gobierna por decreto.

Cada decreto de necesidad y urgencia (que en  ninguno de los casos  merece esta calificación, porque no hay necesidad ni urgencia) es un mazazo contra las mayorías, contra el pueblo, una parte del cual lo votó después de 12 años de una campaña sucia nunca vista en esa dimensión de mentiras, falsedades y denuncias de los medios masivos de comunicación, parte indivisible del poder económico criminal y pro dictatorial que persiguió durante ochos años al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

También estos medios: grupo Clarín, La Nación, Infobae, Perfil, Crónica TV y más, con sus canales de cables (mas de 230 el primero) de aires, radios, medios impresos en todo el país, manejan mayoritariamente la información, mejor dicho la desinformación contra todos los gobiernos populares de la región. Ahora se quedan con todos los medios estatales y acabarán con las licencias de radios y TV comunitarias. Nos dejan sin voz.

La guerra psicológica (mediática) es una de las armas más importantes de la contrainsurgencia – que son las formas ilegales de lucha que utiliza Estados Unidos contra nuestros gobiernos y pueblos – y no sólo preparan los golpes de Estado, sino también las guerras coloniales que en este siglo XXI, han producido un genocidio tras otro y lo siguen haciendo

Esa oposición, que en sus intentos golpistas en Venezuela dejó destrucción y muerte  y que en estos tiempos, respondiendo a los proyectos externos imperialistas ha actuado en la guerra económica, entregando miles de toneladas de alimentos, productos y medicamentos al enemigo externo, llámese paramilitarismo o empresariado colombiano, está actuando para destruir el enorme proyecto que produjo la llamada Revolución Bolivariana, ese sí un cambio de 180 grados en favor del pueblo venezolano.

Nunca se vivió un período igual. Lo saben en los barrios, en las zonas campesinas, lo saben los que aprendieron a leer y escribir, es decir a defenderse, lo saben en la recuperación de derechos como nunca antes había sucedido y en lo cultural, el avance más grande en la historia de ese país. Cuando vemos como uno de los símbolos, la orquestas de niños y juveniles, que han hecho conocer a Venezuela en el mundo entero nos sentimos todos orgullosos del lugar adonde llegó el país hermano.

Cuando se inaugura la vivienda número un millón en ese país, nos preguntamos: queridos hermanos venezolanos, ¿Creen ustedes que estos que se prestaron para incendiar a Venezuela desde el 2002 en adelante, para detener este proceso en favor del pueblo, tienen algún interés en que todo lo mejor que se ha logrado se mantenga o mejore?

La carta escrita recientementre por el golpista Leopoldo López de la que tomo sólo un párrafo dice: “Los diputados de la Unidad, pero en especial quienes conformen la Junta Directiva de la nueva Asamblea Nacional, tienen un mandato claro: conducir con urgencia un proceso de cambio profundo, constitucional y democrático. La dictadura (así le llama el golpista Leopoldo López al gobierno de Venezuela) hoy está debilitada, pero aún vivimos en ella, y nuestro pueblo votó para cambiar este sistema que lo oprime, que lo humilla y que imposibilita que pueda encontrar las soluciones a sus problemas más sentidos. Es nuestra obligación seguir debilitando a este régimen usurpador y no darle respiro. Si Maduro y el resto de las cabezas de los poderes secuestrados por una élite corrupta y antidemocrática torpedean el cambio, desconociendo por la vía de los hechos los resultados del pasado 6D, pues habrá que removerlos. Desde 2014 venimos sosteniendo que La Salida (el plan golpista violento que el mismo dirigió) a este desastre debe ser por la vía constitucional lo más rápido posible. Ahí están los mecanismos constitucionales para hacerlo”.

López está clarísimo. Llama a seguir debilitando al gobierno. Admite que ha trabajado para esto y además convierte a una elección legislativa, en una especie de “orden” para intentar deponer al gobierno. Cuando los republicanos ganan en elecciones legislativas y son mayoría en el congreso de Estados Unidos ¿se supone que debe renunciar el presidente Barack Obama? Sabemos que no. Cuando en el año 2009 la oposición le ganó en legislativas al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner habló de los mismo, de que iba a sacar a la mandataria, que dos años después en el 2011 accedió a un nuevo mandato por más del 54 por ciento de los votos, Recuerden todo esto.

López habla del “cambio”, lo hacía Macri cuya mayor promesa de campaña fue intervenir contra el gobierno y el pueblo venezolano, con un mensaje también para Cuba.

El “cambio” que ofrece López lo estamos viviendo en  Argentina.  Las  medidas tomadas por “el gobierno para el cambio” de Macri, impusieron el gabinete de los gerentes y asociados a empresas extranjeras, en todos los casos, el más pronorteamericano en la historia Argentina, comprometido y dependiente de Washington y también hay su partecita para Israel en  Derechos Humanos, en Medio Ambiente y en otros cargos secundarios.

Washington instaló en áreas estratégicas: Política Exterior, Seguridad, organismo Anitcorrupción, a personajes como la canciller Susana Malcorra, Patricia Bulrich y Laura Alonso, respectivamente, pertenecientes a Organizaciones No Gubernamentales (ONGS), ligadas a la inteligencia estadunidense que actuaron contra Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y especialmente en la destrucción de la unidad latinoamericana, sin la cual será difícil resistir al proyecto de recolonización continental, que se propone Estados Unidos.

Estas Fundaciones de la CIA y en el caso argentino, los “Fondos Buitres”, a los que tan enérgicamente denunció el gobierno de Fernández de Kirchner, en lo que fue apoyada por Naciones Unidas y los países víctimas de esa mafia criminal, que nos amenaza a todos, repartieron y lo siguen haciendo millones de dólares para desviar los procesos electorales.

No son los gobiernos los que cometen fraude electoral, sobre todo los gobiernos que con toda razón y dignidad defendieron el derecho a la emancipación definitiva y construyeron el sueño de un continente libre con decisiones propias, sino estas “nuevas derechas” ni siquiera  las oligarquías  del pasado. Derechas absolutamente mediocres, derechas mercenarias, pagas, ligadas a lo más fundamentalista de la política estadunidense.

Macri, como figura en cables de wikileaks, publicados en Argentina se presentó a la embajada de Estados Unidos en 2007 para poner a su disposición el “único partido creado para negocios y el Mercado” (el suyo) y en el 2008 no tuvo empacho en ir a reclamar que  EE.UU no estaba haciendo lo suficiente para derrocar a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner , en el primer intento de golpe contra esta que fue el famoso “paro del campo. Hay que añadir que Macri y sus equipos de gobierno pertenecen a la Fundación Pensar dependiente de la ultraderechista Heitage de Estados Unidos. Podemos decir, sin lugar a equivocarnos que el gran “cambio” en Argentina es un “golpe blando” que no puede continuar sin represión y sin injusticia contra el pueblo.

De hecho, para que lo sepa el pueblo venezolano, la persecución ya está. Estamos viviendo un momento similar al golpe de estado que derrocó en 1955 al general Juan Domingo Perón cuando encabezaba un segundo mandato y había sido elegido por más del 60 por ciento de los votos.

La llamada Revolución Libertadora, que se había iniciado con un bombardeo de la marina sobre la casa de gobierno en junio de ese año, que dejó  miles de víctimas, y que nadie quiere recordar, menos Macri, terminó llamándose popularmente la “fusiladora” porque fusiló a un grupo de civiles y militares rebelados contra la brutal persecución que se originó.

El peronismo fue prohibido durante años. Se podía ir preso por una fotografía de Perón o Evita, que el pueblo atesoraba en sus humildes casas. Como ahora, cada ministerio recibió la orden de acabar con todo lo que fuera peronismo (kirchnerismo). Miles fueron  despedidos y perseguidos. Y preparan lo mismo ahora.

La cantidad de decretos emitidos por el gobierno y cada ministerio cambiaron la historia en días, favoreciendo a los sectores de mayor poder adquisitivo, a los bancos, a la especulación financiera, al “mercado”. La devaluación se llevó más del 30-40 por ciento de los salarios y ya hubo advertencia del ministro de Hacienda de que los gremios no debían negociar salarios “poniendo en peligro los empleos”. Chantaje lo llaman los sindicalistas. Anuncian aumentos de luz, municipales, de gas y otros, mientras ya en días han endeudado el país en millones y millones de dólares, condicionándonos e hipotecando nuestro futuro. Ya están tomando Centros Clandestinos de Detención y apartando a los organismos de Derechos Humanos. Sólo pasaron 20 días y como en cualquier dictadura militar, todo se hizo y se hace bajo decretos, esta es la “democracia pro USA”de Macri.

Los ministerios han pedido los expedientes no sólo de tres años a esta parte, y se preparan para despedir a miles, pero solicitan el agregado de la pertenencia política del trabajador o empleado. Si esto no es persecución política descarnada ¿qué es?

Tienen a su favor los medios hegemónicos, que les aseguran impunidad mediática y a una justicia nunca democratizada que salvo dignidades especiales de muchos jueces – ahora también perseguidos o señalados – juega a favor de los grandes poderes fácticos.

¿Ustedes imaginan la destrucción de todo lo que se creó en Venezuela para favorecer a las mayorías en todos estos años? ¿Imaginan la destrucción social, política, económica y cultural? Estados Unidos necesita acabar con el gobierno de la llamada Revolución Bolivariana, porque está seguro que si Venezuela cae en sus manos – que es el destino final que espera de este golpismo en ese país, como en Argentina – caerá América Latina y caerá el sueño ya encaminado de la unidad continental, la única defensa, para no transformarnos en colonias.

Aquí se están cerrando radios, medios, programas culturales y como está sucediendo, sólo quedará la calle, donde en este diciembre ya se reprimió brutalmente una protesta de trabajadores despedidos. Los organismos de derechos humanos están en peligro de desaparición y la llamada “corporación judicial” trabaja activamente para que nada quede en pie, este día lunes se oficializó por otro decreto el cierre de los organismos que debían trabajar por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, la más democrática de las leyes escrita por universidades, profesionales, organismos sociales de todo el país, y también los cambios en esta misma ley, sólo para favorecer al Grupo Clarín y los monopolios mediáticos.

También mediante  otro decreto Macri disolvió la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica del Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas y derogó gran parte del articulado de los Reglamentos. Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), como otras empresas estatales recuperadas volverán a privatizarse. Van a destruir el estado con un programa de neoliberalismo tardío, que sólo traerá destrucción y  muerte.

El gobierno “manu  militari” impide la entrada de los trabajadores del Centro Cultural Néstor Kirchner, como impidió a los directivos y trabajadores de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCAS) entrar a su sede violentando toda legislación.

Nuestros países y América Latina han dado pasos gigantes en la integración, odiada por Washington y las derechas, menospreciada por algunas izquierdas (¿serán de izquierda?), después que los gobiernos del Mercado Común del Sur (Mercosur) dijeran  que no a la colonizadora Area para el Libre Comercio de las Américas (ALCA) en aquel memorable mes de noviembre de 2005. Eso fue a pocos días de otro hecho histórico, la elección de Evo Morales en Bolivia, el primer presidente de los pueblos originarios 500 años después de la colonización brutal del imperio español, a lo que llamaron “conquista”.

Hemos vivido uno de los períodos más extraordinarios en la vida aún dependiente de nuestra América, con gobiernos y pueblos que desafiaron al imperio que hoy intenta expandirse globalmente, destruyendo todo a su paso. Todo eso lo hemos vivido juntos, cómo los pueblos vivieron en las calles y las carreteras la inmensa rebelión antineoliberal de los años 90 y principios del 2000 cuando Estados Unidos comenzaba su proyecto de expansión mundial, que subordinaría a Europa hasta llevarla a la situación actual, y convertir a sus países en una especie de Estados “libres” asociados y por lo tanto profundamente dependientes.

Después de los genocidios cometidos por las invasiones estadounidenses, los golpes de Estado, los saqueos desde fines del siglo XIX, por primera vez habíamos logrado tener voz propia y decisión en muchísimos temas.

Hugo Chávez Frías se convertiría en el gran líder de la integración y de la solidaridad, con el ejemplo de la heroica Cuba, que acaba de llegar a sus 57 años de existencia y de resistencia de una Revolución en un pequeño y moralmente inmenso país, sitiado desde hace más de medio siglo.

El cambio verdadero fue lo logrado por estos gobiernos. Los pueblos de América, que con tantos obstáculos y dificultades priorizaron estos gobiernos, nacidos al calor de la lucha popular, no pueden olvidar sus derechos ganados. Los errores se modifican en el camino justo, no entregando el país a otro período de dominación y saqueo.

No permitan que estos miserables como Leopoldo López, quien sigue llamando a derrocar al presidente Nicolás Maduro avancen hacia el “sueño norteamericano” porque si cae Venezuela cae todo. En todo este tiempo Estados Unidos estuvo preparando su invasión silenciosa, sembrando de Fundaciones y Organizaciones No Gubernamentales a nuestros territorios (y también de bases militares y de espionaje). Y si Evo Morales pudo sacarlos legalmente de su país, por la violencia de la constante injerencia que ejercían sobre el pueblo boliviano ¿por qué tardamos tanto en  hacerlo todos?

Tenemos una oportunidad histórica. No dejemos que destruyan lo que costó construir sobre tanta muerte, desolación, depredación, durante siglos. Venezuela fue un faro de solidaridad en estos años y ahora todos juntos debemos impedir la gran traición. No al golpismo electoral y legislativo (como en Honduras y Paraguay). No a una derecha cómplice de un proyecto imperial, que avanza sobre el mundo como un elefante en una vitrina, destruyendo todo a su paso. El mundo ha recuperado su equilibrio, lo estamos viendo. No estamos solos, ni perdidos. SI SE PUEDE.

La malavita appoggia la MUD

di Geraldina Colotti – il manifesto

5gen2015.- «Maduro, attento, se tocchi la nuova Assemblea, la proteggerò io. Annuncio la presa di Caracas. Presto vedrete a cosa mi riferisco. Sto celebrando la vittoria. La Cnn mi chiede un’intervista, ci sto riflettendo». Con queste parole, espresse in ripetuti twitter, è sceso in campo il boss più ricercato del Venezuela, José Antonio Tovar, alias El Picure. Pur duramente colpita dalle operazioni della Olp (l’Organizzazione per la liberazione del popolo) dispiegata dal governo Maduro per liberare i quartieri popolari dalla criminalità, la banda di El Picure è più che mai attiva e si fa sentire in politica. Per l’occasione, se la prende anche con i «collettivi», le organizzazioni popolari che disturbano la presenza criminale con iniziative culturali e anche con l’autodifesa.

Approfittando delle politiche di prevenzione chaviste, basate più sui progetti «umanisti» e sul consenso che sulla repressione, le mafie di frontiera hanno infiltrato e militarizzato la criminalità locale, occupando i barrios e trasformando le case popolari assegnate dal governo in centri di contrabbando di alimenti, benzina e dollari.

Durante la campagna elettorale per le parlamentari del 6 dicembre vi sono stati vari episodi di violenza in cui è stata coinvolta la banda di El Picure: a cui era legato un candidato di opposizione implicato nel traffico di posti di lavoro, ucciso a pochi giorni dal voto. Un caso che aveva già messo in moto una poderosa campagna internazionale, finché sono emersi i trascorsi della vittima e il ruolo della banda nella provocazione. La presenza delle bande criminali e dei paramilitari è emersa anche durante le proteste violente contro il governo scoppiate nel 2014 nelle zone di frontiera con la Colombia, e poi durate mesi (43 morti e oltre 800 feriti).

Dopo la netta vittoria delle destre alle parlamentari (112 deputati su 167, contro 55 del Psuv), vi sono state numerose denunce per brogli, dovute all’alta percentuale di voti nulli in alcune zone e a evidenti discrepanze nei numeri. Il governo ha diffuso alcune video-registrazioni in cui si vedono personaggi di opposizione contrattare voti con capi banda. Il Tribunal Supremo de Justicia (Tsj) ha accolto il ricorso presentato da alcuni candidati sconfitti e finora ha sospeso gli incarichi a 5 deputati, 4 di destra e uno del Psuv, e diverse elezioni potrebbero essere ripetute.

L’alleanza antichavista, la Mesa de la Unidad Democratica (Mud) ha già detto che non rispetterà il giudizio del Tsj e che i suoi eletti si presenteranno comunque oggi in parlamento. E la situazione è incandescente per la presenza in contemporanea di due diverse manifestazioni, convocate da destra e da sinistra. Intanto, ha già iniziato a lavorare il Parlamento comunale, innovazione chavista tratta dalla legge sulle Comunas, paragonato ai «soviet» bolscevichi. Obiettivo è «proteggere il popolo» dalle annunciate misure liberticide delle destre, che mirano a sfrattare con tutti i mezzi il presidente dal suo posto.

Dal carcere, dove si trova a scontare una condanna in primo grado a oltre 13 anni per le violenze di piazza, il leader di Voluntad Popular, Leopoldo Lopez, ha già dettato l’agenda ai settori oltranzisti: che premono sulle titubanze di Henrique Capriles, candidato presidenziale due volte sconfitto, che aspira a farcela in un prossimo futuro e che vuole rifarsi il look.

Il suo partito, Primero Justicia (Pj, di centro-destra), puntava alla presidenza dell’Assemblea con Julio Borges, ma ha dovuto accontentarsi della vicepresidenza. Dopo una prima fumata nera che avrebbe dovuto decidere per consenso — nessuno dei partiti che compongono la Mud ha numeri sufficienti per imporsi — il voto segreto ha eletto ieri Henry Ramos Allup, vicepresidente dell’Internazionale socialista e dirigente di Accion Democratica (Ad), il centrosinistra durante la IV Repubblica. Lo ha annunciato il segretario della Mud, Jesus Torrealba, precisando che Allup è stato scelto con il voto segreto di 111 dei 112 deputati oppositori eletti il 6 dicembre, giacché uno è rimasto ferito in un incidente d’auto.

La nuova legislatura che inizia oggi — la prima senza una maggioranza chavista in 16 anni — prefigura uno scontro di poteri e di concezioni, preannunciato dalle dichiarazioni bellicose di Ramos Allup: un vecchio politico navigato dai trascorsi golpisti, che appena eletto ha dichiarato di voler agire nella linea intrapresa da Macri in Argentina, licenziando i giornalisti del canale che trasmette i dibattiti dell’assemblea e riportando indietro le conquiste del lavoro. Un piano già pronto durante il tentativo di colpo di stato organizzato tra Colombia e Miami e scoperto nel 2015, che prevedeva un «programma di transizione». Nel tentato golpe erano coinvolti alcuni ufficiali. E anche ora, la Mud ha rinnovato l’appello alle Forze armate affinché proteggano «la volontà delle urne». Ha risposto un documento firmato da un gruppo di militari, ma la stragrande maggioranza delle Forze armate si è fatta vedere in piazza a pugno chiuso.

La izquierda del siglo XXI

por Emir Sader

La izquierda realmente existente es una categoría histórica, que varía conforme las condiciones concretas de lucha. Ya fue una izquierda de “clase contra clase”, que incluía a corrientes anarquistas, socialistas y comunistas. Ya fue antifascista, conforme las corrientes de ultraderecha se fortalecían, especialmente en Europa. Ya fue democrática y popular, socialista, conforme las fuerzas propias que tenía y los enemigos a enfrentar.

Conforme el capitalismo ha ingresado en su era neoliberal, la izquierda ha asumido la centralidad de las tesis del libre comercio, de la mercantilización. Se planteó el desafío de la ruptura con el modelo neoliberal y la construcción de alternativas superadoras de ese modelo, que se han designado como posneoliberales.

Hace década y media esa perspectiva no estaba clara. ONG, algunos movimientos sociales, intelectuales, planteaban la lucha en el nuevo período como una lucha anti-política, anti-Estado, anti-partidos, proponiendo como su centro una “sociedad civil”, con límites no claramente definidos con el liberalismo. Proponían que los movimientos populares mantuvieran una “autonomía respecto a la política, al Estado, a los partidos”. Han impuesto esa orientación como predominante en los Foros Sociales Mundiales, con algunos movimientos como los piqueteros argentinos y los zapatistas mexicanos como los ejemplos de esa orientación.

Una década y media después, el campo de lucha quedó mucho más claro, no solo teóricamente, sino principalmente en el campo político concreto. Las fuerzas que se han fortalecido –especialmente en América latina, pero también en Europa– han sido las que han centrado su lucha en la superación del neoliberalismo. Han redefinido el rol del Estado, en lugar de oponerse a él. Han recuperado el lugar de la política y de los partidos, en lugar de rechazarlos. Tesis como las de Tony Negri y de John Holloway sobre el carácter reaccionario del Estado y la posibilidad de transformar el mundo sin tomar el poder, entre otras que personificaban esas teorías, han quedado superadas por la realidad, mientras el FSM se ha vaciado en manos de las ONG.

Son los gobiernos los que han logrado un inmenso proceso de democratización social en países como Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, Ecuador, eligiendo y reeligiendo gobiernos con amplio apoyo popular. Han surgido como las referencias de la izquierda en el siglo XXI. Han logrado la hazaña de avanzar a contramano de las corrientes predominantes en el capitalismo a escala mundial, disminuyendo la miseria, la pobreza, la desigualdad y la exclusión social.

Se han proyectado así como el eje y la referencia de la izquierda a escala mundial, con líderes reconocidos como Hugo Chávez, Lula, Néstor y Cristina Kirchner, Pepe Mujica, Evo Morales, Rafael Correa, entre otros. La realidad concreta ha probado quien tenía razón en el debate sobre la naturaleza de la izquierda en el nuevo período histórico.

Mientras esos liderazgos se han afirmado, las que debieran ser las referencias, han desaparecido –como es el caso que debiera ser paradigmático del “autonomismo piquetero”– o ha quedado reducidos a la intranscendencia –como es el caso de los zapatistas–. Todo ha pasado sin que los intelectuales que han propuesto a esa vía como alternativa hayan hecho mínimamente un balance de ese fracaso. Como son intelectuales desvinculados de la práctica política concreta, no tienen responsabilidades por lo que han escrito ayer y se dedican a otras tesis.

Muchos de ellos, fracasadas las tesis autonomistas, se han dedicado a la crítica de los gobiernos que han avanzado concretamente en la superación del neoliberalismo. Sin captar el carácter nuevo de esos gobiernos, los han tildado de “traidores”, de “extractivistas”, de “neodesarrollistas”, muchas veces aliándose con la derecha –la verdadera alternativa a esos gobiernos– en contra las fuerzas progresistas en esos países. No han captado la naturaleza esencialmente antineoliberal de esos gobiernos. Algunos intelectuales, latinoamericanos o europeos, pretenden ser la “conciencia crítica de la izquierda latinoamericana”, con sus posiciones desvinculadas de las luchas y las fuerzas concretas, sin que sus tesis hayan desembocado en la construcción de ninguna fuerza alternativa. Las alternativas a los gobiernos posneoliberales –como queda claro en Venezuela, en Argentina, en Brasil, en Uruguay, en Bolivia, en Ecuador– siguen siendo las viejas fuerzas de la derecha, mientras que las posiciones de ultraizquierda siguen en sus posturas críticas, sin ninguna ingerencia en las luchas concretas. No por casualidad sus defensores son intelectuales, que hablan desde sus cátedras académicas, sin ningún arraigo en las fuerzas sociales, políticas y culturales reales.

Mientras tanto, los únicos gobiernos que han avanzado en la superación de los políticas de centralidad del mercado, de eliminación de los derechos sociales, en la subordinación a la hegemonía imperial norteamericana, han sido los que han sabido definir la centralidad de la lucha contemporánea como la lucha antineoliberal.

No sólo en América latina, incluso en Europa, la definición de la centralidad de las luchas contemporáneas de la izquierda alrededor de la superación del modelo neoliberal, se impone, sea en España, en Portugal, o en Grecia, con la conciencia de que la lucha contra la austeridad es la forma que asume en Europa la lucha antineoliberal, relegando otras posiciones a los libros y a las cátedras académicas.

Incluso en el momento en que gobiernos posneoliberales enfrentan dificultades reales para pasar a una fase más avanzada de sus luchas, las posiciones ultraizquierdistas, que hablan del “fracaso” de esos gobiernos, no explican su propio fracaso, al no lograr construir ninguna fuerza alternativa a esos gobiernos, lugar ocupado por fuerzas de derecha. Hablan de “fin de ciclo”, cuando lo que se presenta no es la superación de un ciclo, sino formas de recomposición conservadora, de retroceso neoliberal, que no superan un ciclo, sino, al contrario, se proponen a retroceder a un ciclo anterior.

La izquierda del siglo XXI es, por lo tanto, antineoliberal, la que logra construir fuerzas concretas, alternativas bajo la forma de gobiernos, de plataformas, de grandes liderazgos contemporáneos. El resto son palabras que se lleva el viento, sin cambiar la realidad y, al parecer, ni la cabeza de los que las escriben y son derrotados junto con ellas.

La historia de la izquierda contemporánea está escrita y protagonizada por los que logran avanzar en la construcción de alternativas concretas al neoliberalismo.

Venezuela: la tentación de una dictadura parlamentaria

Foto: Archivopor Atilio Boron

La derecha venezolana se apresta a inaugurar su mayoría calificada en la Asamblea Nacional con un grito de guerra: desandar el camino iniciado en enero de 1999 cuando Hugo Chávez Frías juró sobre la moribunda constitución de la Cuarta República que impulsaría las transformaciones políticas, económica y sociales que el pueblo de Venezuela reclamaba desde hacía mucho tiempo. Más allá de las especificidades y los innegables problemas del momento actual lo cierto es que la irrupción de Chávez marcó un antes y un después en la historia no sólo de su país sino de América Latina y el Caribe. Después de Chávez nada seguirá siendo igual, y se engañan quienes piensan -en Venezuela como en la Argentina de Mauricio Macri- que se puede hacer andar hacia atrás al reloj de la historia. Así como la izquierda sabe que una circunstancial mayoría electoral no basta para garantizar el triunfo de la revolución, no es menos cierto que aquella tampoco es suficiente para hacer lo propio con un proyecto reaccionario.

Las clases y capas populares pueden estar muy descontentas con la gestión macroeconómica o con los estragos de la corrupción, pero parece muy poco probable por no decir imposible que la paciente labor pedagógica de Chávez y el aprendizaje popular de todos estos años hayan caído en el olvido. Los problemas económicos del momento no alcanzan para cancelar los notables cambios en la conciencia de las clases y capas populares. El pueblo sabe lo que fue la Cuarta República, al servicio de quienes gobernó y quienes fueron sus personeros. Y el chavismo, antes y ahora, podrá haber cometido muchos errores pero sus aciertos históricos superan ampliamente sus desaciertos.

En ese sentido, el balance deja un saldo positivo que los problemas del momento no alcanzan a eclipsar. Y si la derecha se confunde y cree que una transitoria mayoría en la Asamblea Nacional equivale a una carta blanca para volver al pasado más pronto que tarde caerá en la cuenta de que el poder social es una construcción mucho más compleja y que excede los límites del ámbito parlamentario. Este es importante, sin duda, pero está lejos de ser una plataforma desde la cual impulsar un proyecto que recorte ciudadanía, atente contra derechos económicos y sociales y socave la soberanía nacional. Si, ensoberbecida, la derecha tuviera la osadía de pretender avanzar por este camino -que en términos históricos sería retroceder- se enfrentaría con una encarnizada resistencia social y sus temerarios mentores tropezarían rápidamente con los límites de una dictadura parlamentaria. Aprenderían, rudamente, lo que es la dualidad de poderes.

La calle asumiría bien pronto un inesperado (para ellos) protagonismo, demostrando la eficacia práctica de un contrapoder que se nutre de la memoria histórica de un pueblo y de los sueños emancipatorios que Chávez supo inculcar entre los venezolanos y que son como las brasas aún vivas debajo de las cenizas engañosas del momento, que un simple soplo las hará renacer con fuerza. Y ese soplo lo puede originar la tentación de la derecha al incurrir en lo que Marx llamó el “cretinismo parlamentario”: pensar que una mayoría legislativa equivale a una mayoría social, y que una momentánea supremacía electoral autoriza a ejercer una dictadura parlamentaria. Por una de esas trampas de la dialéctica histórica, o de una hegeliana astucia de la razón, probablemente ese mal paso sea lo que necesita el chavismo para re-encenderse con fuerza en la noble tierra venezolana.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: