PCV: Profundización obrero-popular revolucionaria del bolivarismo

por Prensa PCV

Viernes, 11 Diciembre 2015.- Los comunistas venezolanos: “Profundización obrero-popular revolucionaria del proceso bolivariano”

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) ha expresado claramente que “nos encontramos frente a un cuadro nacional cada vez más complejo en lo político, económico y social; lo cual se incrementará en las semanas y meses por venir, a raíz del resultado de las elecciones parlamentarias”, señaló Perfecto Abreu Nieves, Secretario Nacional de Organización del PCV. “Cada vez se corrobora más que tenemos amenazas internas y externas, en el desarrollo de la lucha por el control estatal de la distribución de la renta petrolera y con las contradicciones propias entre factores en disputa dentro de las «fuerzas del proceso»”, explicó Abreu.

Desde el PCV, resaltó el dirigente, seguirán luchando para superar satisfactoria y revolucionariamente esta situación, “impulsando una verdadera alianza patriótica para avanzar en la unidad política y orgánica de las consecuentes organizaciones progresistas y antiimperialistas del proceso bolivariano, con el objetivo de la acumulación de fuerza obrero-popular revolucionaria”. Abreu amplió que “el PCV tiene 84 años de lucha, en las más adversas condiciones, y siempre hemos salido airosos, aunque haya sido pagando un alto costo en vida de camaradas; pero somos consecuentes y fieles con la clase obrera y el pueblo venezolano, con sus anhelos y aspiraciones, con sus necesidades y objetivos históricos”.

“Por eso, utilizando todas las herramientas que tengamos a mano, seguiremos activando para ganar ante las masas el papel de dirección política que oriente la liberación de la dominación imperialista y la conquista del Poder por el pueblo trabajador consciente, organizado y movilizado, con la clase obrera revolucionaria en la vanguardia como clase hegemónica, para generar una ruptura y quiebre del sistema capitalista, sus instituciones y valores, para iniciar la fase histórica del tránsito al Socialismo”, reafirmó Abreu. El PCV, para la batalla política, ideológica y de masas que significaron las elecciones del 6D, se trazó saldos políticos y orgánicos concretos, más allá de las curules que se lograran, “para fortalecer la organización e influencia de masas del Partido, consolidar la amplia alianza nacional antiimperialista y avanzar en la acumulación de fuerza obrero-popular revolucionaria con centralidad de clase”.

“El objetivo de la defensa y profundización revolucionaria del proceso bolivariano de cambios, requiere del fortalecimiento político del PCV como organización revolucionaria de la clase obrera y el pueblo trabajador de la ciudad y el campo, autónoma, crítica y propositiva”, puntualizó el dirigente comunista. Abreu expuso que “el Partido del Gallo Rojo se consolida legítimamente, como expresa su consigna, en «¡la fuerza del pueblo trabajador!», es decir, la fuerza concientizadora, organizadora y movilizadora de la clase obrera y las y los trabajadores, para la lucha antiimperialista, la defensa de la independencia, el impulso del desarrollo soberano y la conquista del Poder para la construcción del Socialismo; todo lo cual, es su misión histórica”.

Análisis de Entorno Situacional Político (11dic2015)

por Néstor Francia

 

Viernes 11 de diciembre de 2015

– La falla tectónica

– Maduro: “Una nueva política comunicacional”

– Estrategia, la palabra clave

– Las ideas de María Alejandra Díaz

– No es propaganda, es comunicación política

– La comunicación es una ciencia

– El mercadeo político

– La derecha sí lo sabe

– Citas para un diagnóstico

– El chavismo no incondicional nos derrotó

– No se resuelve con la cambiadera de ministros

– El alto gobierno tiene que escuchar

– Las herramientas científicas

– La estrategia Eudomar Santos

– Propaganda y formación

– Comunicación repetitiva y acrítica

– La publicidad no es una solterona

– Publicidad y mercadeo

– Pasos para una comunicación asertiva y productiva

– Aprendices de brujos caminando a ciegas

 

“Tenemos que hacer una inmensa labor educativa y una inmensa campaña con nuestro pueblo, comunicarnos mejor y entenderlo mejor”. Roy Chaderton

 

Algunos, entre ellos el mismo Chávez, se han referido a la comunicación como la “falla tectónica” de la Revolución Bolivariana. Este tema fue una preocupación permanente del Comandante, aunque él mismo nunca pudo resolverlo. El era un gran comunicador y eso ayudó a que las notorias fallas de las políticas comunicacionales se hicieran menos perceptibles. Una vez que se fue físicamente el gran líder, esas fallas han persistido y hay que decirlo en forma autocrítica, porque somos comunicadores: los errores comunicacionales están entre las causas principales de la reciente derrota. Eso lo sabe el presidente Maduro y así lo sugirió el pasado martes: “Debemos tener una nueva política comunicacional adaptada a los nuevos tiempos” y acotó algo que está de moda pero que no va al meollo del problema: “Debemos aprender a manejar mejor las redes sociales, a ser más efectivos con la tecnología”.

 

 

En realidad, las redes sociales, la llamada comunicación 2.0, no son más que un medio, una herramienta, no sirven de nada si los errores generales se transmiten por allí. Por supuesto, debemos manejarla mejor, pero eso es solo parte del tema, y no la más importante. La palabra clave, lo hemos dicho mil veces a mil oídos sordos, es “Estrategia”. Volveremos sobre ello más adelante. El tema de nuestra problemática comunicación oficial es comidilla permanente en los predios de la Revolución, un asunto de nunca acabar cuya resolución está pendiente. Después de esta derrota, la preocupación se agudiza. En una entrevista reciente, la comunicadora e investigadora en comunicación política y opinión pública María Alejandra Díaz, abogó por la renovación de la política comunicacional del Estado: “Debemos asumir que la política comunicacional del Estado es errática y además perdió credibilidad porque el discurso está divorciado de lo que está pasando en la realidad. Tú no puedes pretender ocultar por mucho tiempo lo que la gente ve en la calle, y no puedes decir que vas a hacer una cosa y no la cumples. Por ejemplo, tú no puedes declarar que vas a acabar con las colas en tres meses y después no cumplirlo. Y eso lo hizo gente nuestra, del gobierno. La gente pierde la confianza porque fragilizaste ese nexo y hay una desconexión entre discurso y acción”. Y también: “Nosotros estamos haciendo una comunicación panfletaria (esto lo dijo también Pérez Pirela en su programa del lunes pasado) tenemos que dejar de hacer propaganda y hacer comunicación política. Eso se estudia.

 

Aquí en Venezuela hay especializaciones en comunicación política. Se estudia la comunicación de crisis”. Al margen de la solo relativa precisión del término “panfletario”, hay que entender la intención de su uso y eso lo aclara la misma Díaz cuando afirma, con tino, que tenemos que dejar de hacer propaganda y hacer comunicación política y eso se complementa con otra acotación suya: eso se estudia. Y aquí nos acercamos a otro asunto que es fundamental: la comunicación no es un producto de mentes brillantes que acceden a la iluminación de ideas providenciales, no señor, la comunicación es una ciencia.

 

Si no se entiende eso, no se entiende nada. También a eso se aproximan las opiniones de Díaz, cuando aboga por el uso del marketing político. Para decirlo en nuestra lengua: mercadeo político, algo que nosotros parecemos desconocer y que la derecha seria – no nos referimos a la oposición mediocre de aquí – sí usa comúnmente con bastante éxito y a lo cual dedica ingentes recursos humanos y materiales, con el montaje de grupos de estudio, laboratorios, tanques de pensamiento, departamentos de mercadeo y otras herramientas. Es con esos instrumentos con los que se modela la opinión pública mundial, y se diseñan los escenarios de guerra e intervención. También sobre este tema volveremos más adelante. Como nosotros nos venimos ocupando críticamente de estos asuntos desde hace mucho tiempo y no ahora después que perdimos, no tenemos mucho que agregar a cosas que hemos dicho antes, así que disculpe el lector, pero vamos a hacer un diagnóstico citándonos largamente a nosotros mismos.

 

Comencemos con una cita de nuestro Análisis del 9 de octubre de este año, que se inicia con una referencia a conceptos emitidos por Oscar Schemel: “… el chavismo necesita renovar su discurso y reencontrarse afectivamente con la mayoría que no forma parte del chavismo duro, aunque apoya el modelo de inclusión que representa el chavismo. Y eso no es un problema electoral, sino estratégico, concierne al destino de la Revolución Bolivariana. Nosotros desde hace tiempo hemos dicho que el discurso del chavismo es sectario (es decir, es el discurso de una secta, en el sentido confesional del término). Schemel afirma que es necesario que el chavismo se reconecte con esa mayoría no incondicional, que le hable a ese segmento, porque solo le habla al chavismo convencido. Ese es un problema que arrastramos desde hace tiempo y que no hemos superado todavía. Sería fácil decir que ese es un tema “comunicacional”, y así descargamos las culpas en una parte del Gobierno.

 

No señor, es un tema político que concierne a todo el Gobierno, al partido de vanguardia, al movimiento revolucionario en su conjunto. Chávez siempre fue un duro crítico del sectarismo, aunque a veces caía en ese error, no tenemos empacho en decirlo, porque somos más fanáticos de Chávez que del Caracas, pero nos damos cuenta de que esos dos amores también han cometido errores”, dos acotaciones con respecto a esta cita. Una es que, precisamente, ese segmento no incondicional al cual no le hablamos fue el que nos derrotó, el que se abstuvo ¿Teníamos razón, o no? Otra: los problemas de nuestra comunicación no se resuelven con la cambiadera de ministros. Nuestros ministros de comunicación han sido gente trabajadora y preparada.

 

Mencionemos algunos: Andrés Izarra, William Lara, Blanca Eekouht, Ernesto Villegas, Delcy Rodríguez, Desire Santos Amaral. Estos problemas se resuelven cuando el alto gobierno entienda que tiene que escuchar a todos los que acumulamos larga experiencia comunicacional, los especialistas, y cuando comprenda que tiene que apelar a herramientas científicas que sirvan al trazado de estrategias y a la evaluación de las mismas. Solo entonces podremos acceder a una condición sine qua non para una comunicación exitosa, y que señalamos en el mismo Análisis del 9 de octubre: “El chavismo necesita con urgencia salirse de su concha, abrirse aun más al gran país, a toda la gente. Pero para eso tiene que hacer un esfuerzo para entender mejor al pueblo, su cultura, sus sentimientos, sus costumbres, su idiosincrasia”. No podrá hacerlo si no estudia, si no investiga en la sociedad con herramientas científicas.

 

Ahora citaremos parte de un artículo nuestro publicado en mayo de este año y circulado por las redes sociales, titulado “Sin la mirada crítica la Revolución está muerta”, que contiene un diagnóstico sobre la situación de nuestra comunicación oficial. La cita es larga, mas creo que necesaria:

 

 

1.- La estrategia “Eudomar Santos” (personaje improvisador de una telenovela venezolana). Eso es lo que comúnmente hacemos: como vaya viniendo, vamos viendo. Al carecer de lo que es la base fundamental de toda política comunicacional, el establecimiento de una estrategia de largo aliento, practicamos una comunicación reactiva, que depende demasiado de la conformación de las matrices del enemigo. A veces respondemos muy bien, es verdad, como en el caso de la orden ejecutiva de Obama, pero por el hecho de que generalmente esas contraofensivas nuestras no forman parte de un planteamiento estratégico, terminan luciendo como fragmentadas. No se produce el necesario proceso acumulativo de toda comunicación exitosa, donde cada acción está vinculada a todas las demás y se pone al servicio de los grandes objetivos generales. Ojo: una estrategia no es un cuerpo teórico complicado que nos exija largos y engorrosos documentos, sino un plan concreto, con los mencionados grandes objetivos generales y también objetivos secundarios o tácticos cuya función principal es contribuir a la realización de los señalados objetivos generales. Igualmente debe incluir una segmentación de las audiencias que nos permita diferenciar los contenidos de los mensajes, y los distintos tonos y lenguajes a utilizar (lo cual nos podría ayudar significativamente a comunicarnos, por ejemplo, con las clases medias cuyas mentes están colonizadas por la derecha). Además, una estrategia debe incorporar políticas específicas para el correcto uso de los distintos medios de comunicación y una línea de acciones permanentes y prolongadas, que enmarquen a todas las acciones coyunturales y puntuales.

2.- La excesiva preeminencia de la propaganda sobre la formación de conciencia político-ideológica. El Gobierno tiene que hacer propaganda, sin duda. Pero la propaganda suele ser un factor de información más que de formación, aunque en una correcta estrategia de comunicación, una cosa serviría a la otra. El imperialismo y sus lacayos tienen entre sus principales armas la colonización de las mentes, de la conciencia de la gente. Para ello cuentan con múltiples herramientas y una vasta experiencia. Todo su aparato comunicacional, su industria cultural y su adoctrinamiento en los distintos niveles de la educación están al servicio de esa colonización. Eso hace a los pueblos vulnerables a las ofertas de oropel del capitalismo, a las respuestas del egoísmo, a la manipulación y el engaño. Es algo muy difícil de superar y solo se puede lograr con una acumulación de acciones, estímulos y mensajes, que apunte a resultados duraderos, con una estrategia de largo alcance, y en plazos que no serían breves. La conformación de una conciencia crítica nueva no será producto de la propaganda, sino de un plan de formación político-ideológica del pueblo al servicio del cual esté la propaganda ¿Fácil? No. ¿Imposible? Tampoco. Pero lo cierto es que con la estrategia de Eudomar Santos no hay ninguna posibilidad de vencer en la trascendental batalla de las ideas. Son temas para el debate que se están debatiendo muy poco.

3.- La comunicación repetitiva y acrítica. En nuestra participación en el programa “Como ustedes pueden ver”, por invitación de nuestro apreciado amigo Roberto Malaver, el único presentador de la televisión oficial que osa invitarnos, a pesar de nuestras “impertinencias”, nos referimos brevemente a este asunto. Nuestros medios de comunicación dedicados a los contenidos políticos han terminado siendo casi completamente previsibles. Los moderadores y “analistas”, salvo honrosas excepciones que confirman la regla, se repiten unos a otros con los mismos conceptos, ideas, propaganda, informaciones y matrices. Es una especie de obligación no manifiesta comulgar con las líneas y medidas oficiales sin mostrar ni un ápice de desacuerdo o crítica. La función crítica se reduce a las acciones de una oposición que en realidad la pone bastante fácil, dada su proverbial torpeza y mediocridad. Ahora bien, no se trata de enarbolar una mirada crítica contra el Gobierno como si se fuera oposición, pero sí dirigida a la realidad ¿No era acaso común en Chávez la crítica, a veces muy dura, a sus ministros y otros funcionarios? ¿No fue acaso el Comandante un crítico acerbo del burocratismo, la indolencia, la ineficiencia en muchos factores del Gobierno?

La verdad verdadera es que no hemos alcanzado el Paraíso, y aunque ya no estemos en aquel infierno de la Cuarta República, lo cierto es que no hemos pasado del purgatorio ¿Esa impronta crítica no es parte del legado de Chávez del que tanto se habla? ¿No fue Chávez quien planteó iniciativas como las “tres R” (Revisión, rectificación y reimpulso)? La publicidad no es una solterona, está casada desde hace mucho tiempo con el mercadeo: publicidad y mercadeo, ese el concepto integral de esta actividad. Hagamos dos citas enciclopédicas (Wikipedia) para ahorrarnos explicaciones: “La clave para alcanzar los objetivos de la organización reside en identificar las necesidades y deseos del mercado objetivo y adaptarse para ofrecer las satisfacciones deseadas por el mercado de forma más eficiente que la competencia. La mercadotecnia es también un proceso que comprende la identificación de necesidades y deseos del mercado objetivo, la formulación de objetivos orientados al consumidor, la construcción de estrategias que creen un valor superior, la implantación de relaciones con el consumidor y la retención del valor del consumidor para alcanzar beneficios” “La investigación de mercados es la herramienta necesaria para el ejercicio del marketing.

 

Podemos decir que este tipo de investigación parte del análisis de algunos cambios en el entorno y las acciones de los consumidores. Permite generar un diagnóstico acerca de los recursos, oportunidades, fortalezas, capacidades, debilidades y amenazas (DAFO) de una organización”. Los pasos para acceder a una comunicación asertiva y productiva del Estado y la Revolución son precisos:

 

1) Abandonar el concepto supersticioso, subjetivo de la comunicación. El “me gusta” o “no me gusta”, el “yo pienso”, el “yo creo”. Dejar de trabajar con base a ocurrencias y pálpitos, y comenzar a privilegiar la comunicación científica.

 

2) Crear y dar suma importancia a un equipo profesional de mercadeo político, o contratar alguno que ya exista, que emprenda la impostergable tarea de realizar un estudio de fondo (y permanente) de la sociedad venezolana: sus valores, sus emociones, sus aspiraciones, sus necesidades, sus posiciones políticas, su relación racional y emocional con los postulados de la Revolución, los cambios culturales (que son continuos), la incidencia de los mensajes contrarrevolucionarios, etc.

 

3) Con base en lo que arroje ese estudio científico de la sociedad, trazar una estrategia comunicacional única y de largo aliento que oriente la acción de todos los equipos y medios de comunicación del Estado, que apunte a la comunicación con diversas audiencias y permita establecer tipos de mensaje, tonos de comunicación, promesas y ofertas políticas, uso de los diversos medios, etc.

 

4) Realizar, apelando igualmente a las herramientas científicas del mercadeo político moderno, evaluación de resultados que nos permitan conocer con base cierta la efectividad y la incidencia de nuestros mensajes en el cuerpo social

 

5) Con base a esa evaluación, introducir periódicamente correctivos, adaptaciones y hasta cambios en la estrategia de ser necesarios. Si no actuamos así, seguiremos siendo aprendices de brujos de la comunicación, echando tiros al aire y caminando a ciegas por esta compleja senda, es decir tropezando una y otra vez con los escollos de la realidad.

Rodríguez: «Venezuela assediato, è guerra di bassa intensità»

di Geraldina Colotti – il Manifesto

11dic2015.- Erick Rodríguez a il Manifesto: “Le destre non hanno progetto, ma cercano di influenzare l’opinione pubblica per screditare le elezioni. Disprezzano il popolo sulla cui maturità noi confidiamo”

“Il Venezuela è sotto assedio, è in atto una guerra di bassa intensità per minare il morale della popolazione e aizzarla contro quello che viene descritto come un governo allo sbando”. Così dice al manifesto Erick Rodríguez. Medico, ex ministro della salute, analista dei media e volto noto della tv, nel 2006 Rodríguez ha fatto parte della Commissione antimonopolio dell’Assemblea nazionale.
 
Prezzi impazziti, scarsità di prodotti, code chilometriche, inchieste per narcotraffico aperte dalla Dea. Cosa sta succedendo?
Intanto, occorre inquadrare la situazione in prospettiva storica. Ogni processo rivoluzionario che intenda mantenersi nel tempo deve mettere in conto attacchi costanti a diversi livelli, più raffinati ancora di quelli organizzati contro il comunismo del Novecento. Il primo obiettivo è squalificare il socialismo, associando alla parola autoritarismo, corruzione e inefficienza per attaccarlo con interventi esterni, utilizzando gli elementi di debolezza interni: per nascondere la prospettiva emancipatrice che contiene. Di Cuba si è detto che esportava il terrorismo, che perseguiva l’opposizione, si è imposto un blocco economico micidiale che dura ancora. In Nicaragua si sono utilizzati gli indigeni mosquitos per creare conflitti alla frontiera.
 
Lo schema più evidente per noi è quel che è successo con il Cile di Allende, quando gli strateghi di Washington hanno deciso di “far urlare l’economia cilena”: hanno provocato scarsità di alimenti, usato i settori della destra, imprenditoriali ed ecclesiastici, per minare le istituzioni fino al colpo di stato militare del ’73.  Per questo non possiamo aver fiducia nello schema della democrazia borghese.
 
La destra, qui, riconosce le elezioni solo quando le vince, seppure per un pugno di voti. Ma noi abbiamo scelto la democrazia partecipata e protagonica, basata sul potere popolare che legittima i propri leader e i programmi permanentemente, non solo una volta ogni cinque anni. Oggi è in atto una guerra che definiamo di quarta generazione che coniuga diverse strategie, usando i media e le reti sociali come apripista per costruire attacchi militari. Per applicarla a modello di paese, le grandi agenzie militari internazionali studiano i contesti storici, la costruzione dell’identità nazionale, la psicologia sociale. Pervertendo l’economia e introducendo nella criminalità organizzata il paramilitarismo, agiscono sul cervello primitivo dell’individuo, sulla parte emozionale, per risvegliare pregiudizi e paura. Un elemento chiave è quello dei rumors, la circolazioni di false notizie e montature internazionali, per intossicare la popolazione, generare dubbi e far perdere l’orientamento.
Se destra e sinistra sono uguali, a chi rivolgersi? E se ogni giorno c’è un problema diverso che ti avvelena la vita e di cui non capisci bene il perché, di chi è la colpa? Del vicino, del migrante e, naturalmente, del governo che non sa amministrare. La guerra economica crea malumore e instabilità, dubbi e disaffezione. Perché andare a votare se sono tutti uguali? Uno dei punti principali è la demolizione dei leader attraverso l’uso dei sondaggi: lo si è visto in Ecuador, Bolivar, in Argentina e soprattutto in Brasile con Dilma Rousseff: se pure non si è riusciti a coinvolgerla a livello giudiziario, si è minata la sua credibilità. La guerra di bassa intensità può avere diversi picchi, essere a tratti sommersa e evidente, come un raggio radioattivo, che può indurti il cancro subito o a più lungo termine. La delegittimazione di Chávez è cominciata quando è apparso chiaro che voleva davvero cambiare le cose. Contro Maduro, si è visto di tutto.
 
All’interno del chavismo, però, molti lamentano un’assenza di pianificazione. Perché non si trova il caffè se è prodotto in una impresa nazionalizzata?
 
Anche qui, permettimi un riferimento storico. L’oligarchia parassitaria, industriale e commerciale, che ha gestito la rendita petrolifera nella IV Repubblica, lo ha fatto per conto terzi e per intascare gli utili, rendendo il paese dipendente dalle importazioni e dalla tecnologia esterna. A tutt’oggi, noi non controlliamo la struttura economica, la controllano loro attraverso le grandi corporazioni che hanno creato: Fedecamara, Confindustria… Considera che noi non abbiamo espropriato, ma prevalentemente nazionalizzato e compensato con risarcimenti. Alcune compagnie venezuelane hanno terminali interni, ma sono transnazionali, come la Polar, che gestisce non solo la birra, ma oltre cento prodotti di consumo giornalieri. Le corporazioni impongono i costi di mercato, impediscono l’accesso a chi non è gradito: perché controllano la catena di commercializzazione degli alimenti e la pervertono, per provocare la liberalizzazione dei prezzi attraverso un’inflazione galoppante che li fa salire tutti i giorni senza apparente logica, provocare la corsa all’accaparramento, la coazione al consumo, l’insicurezza costante nella popolazione. Avrai visto che, per esempio, manca il latte, ma si trovano tutti i derivati del latte che non sono calmierati e che costano a seconda del posto. Manca lo zucchero, ma biscotti, dolci e bibite zuccherate si vendono, e cari. 
 
Ma lo stato ha le sue catene di distribuzione. Perché mancano i prodotti anche nei supermercati regolati?
In Venezuela ci sono 171.000 punti vendita, quelli del governo arrivano appena a 22.000. E chi detta legge resta l’Associazione nazionale di supermercati e affini, la Cavidea. Perché i prodotti arrivino negli scaffali dei supermercati, c’è bisogno di punti di refrigerazione, di trasporti reticolari coi relativi intermediari e altrettanti rischi di corruzione.
 
La destra dice che nelle imprese statali i lavoratori sono troppo tutelati e i gerenti sono burocrati incapaci.
 
Il vero problema è il ritardo tecnologico.
 
Nelle fabbriche recuperate o statali, il controllo operaio si scontra col controllo internazionale di quegli stessi che sono stati cacciati che posseggono la tecnologia e te la vendono a prezzi stellari o cercano di condizionarti perché tu non possa essere autonomo. Ammettendo che ci riesci, entri nel meccanismo della distribuzione che loro possono pervertire. Ci stiamo scontrando frontalmente con un modello economico che non ammette alternative. In una rivoluzione, se non cambi la struttura economica e quella della riproduzione del pensiero dominante, non stai facendo una rivoluzione.
 
Per capire cosa c’è in gioco, basta pensare a quello che significavano, per le oligarchie, i proventi della rendita petrolifera in un paese che possiede le più grandi riserve al mondo dei circa 95mila milioni di dollari che entravano nel paese, si appropriavano di 45-55mila  milioni di dollari, usandoli per portarli all’estero insieme ai sussidi alle importazioni decisi dallo stato.
 
Un prodotto che gli costava qualche centesimo, lo vendevano a due dollari, in una triangolazione proficua con i loro terminali locali. Il capitale gioca sporco perché è nella sua natura.
 
E anche se nazionalizzi, trova modo di continuare a controllare per via indiretta. Le imprese del latte sono una succursale della Nestlé, legate a grandi gruppi neozelandesi, francesi, belgi che hanno il controllo di quasi il 70% del mercato. Abbiamo 52 imprese di torrefazione, prima c’era un duopolio che controllava il 72% del caffè. Ora, la Nestlè controlla per via indiretta il mercato del caffè aromatizzato. Di più. Da quando il governo ha nazionalizzato, i produttori vengono finanziati. Solo che, se noi gli compriamo un quintale a un dollaro, la grande compagnia arriva e gliene propone 10 in anticipo a patto di tenerle da parte la produzione dell’anno, e offre tutta l’assistenza tecnica necessaria. Un’altra strategia è quella di comprare la materia prima, il grano verde, e smistarlo attraverso una rete di contrabbando verso la Colombia. Se ne va così circa il 38% del mercato.
Il grano verde è facile da trasportare, può andare nel fiume ma quando poi lo secchi non cambia sapore. Oltre ai 120.000 dollari che perdiamo nel contrabbando di benzina e a quello del denaro, c’è soprattutto quello degli alimenti. Per quello abbiamo cercato di chiudere le frontiere, ma è un problema molto complicato. Una “mula”, un contrabbandiere proveniente dalla Colombia, in una sola giornata di trasporto guadagna più dello stipendio di un mese.
 
Quando, nel 2006, abbiamo cominciato a studiare a fondo i problemi derivati dal modello basato sulla rendita, ci siamo resi conto che dovevamo agire in modo graduale, anche per non rovinare delle persone oneste, piccoli imprenditori che avevano lavorato tutta la vita per il paese.
Nell’industria petrolifera, a livello tecnologico non eravamo in grado di gestire neanche una torre di perforazione, tutto era contrattato con le imprese internazionali. Se non controlli la tecnica, il know-how, il tuo processo può essere una grande allegria per qualche mese, ma poi ti arriva il conto.
 

Oggi siamo sottoposti a un assedio permanente a diversi livelli. A livello internazionale, si deve aggiungere la campagna condotta attraverso i tribunali di arbitraggio, a cui si rivolgono le imprese nazionalizzate come Exxon Mobil, e che hanno sede a Washington, e per la Camera internazionale di commercio che ha sede a Parigi: vale per noi come per l’Argentina, l’Ecuador, la Bolivia. Con loro agiscono le grandi imprese di qualificazione del rischio, come Standard & Poor’s: per sviluppare i programmi sociali, dobbiamo farci anticipare il denaro, ma basta dire che uno stato è insolvente, anche se possiede le maggiori riserve di petrolio al mondo, per imporre prestiti condizionati o interessi altissimi o rimborsi a cortissimo tempo. Ricostruire un paese in simili condizioni di assedio è un’impresa improba.

 

Ma perché altri paesi dell’Alba come Bolivia e Ecuador vanno meglio?
Ovviamente, ognuno ha la sua storia e il suo percorso. Noi abbiamo cominciato per primi, sperimentando fin da subito ogni genere di attacco e con l’eredita pesante di un modello complicato da anni di gestione clientelare e di crisi del socialismo. Il popolo non voleva più promesse e parole, ma fatti che lo portassero nuovamente a credere in qualcosa. Per questo, abbiamo cominciato a costruire le misiones per aggirare un cambiamento nella struttura dello stato che non era possibile fare in quelle condizioni. Abbiamo cominciato a pagare l’enorme debito sociale contratto verso il nostro popolo in centinaia di anni di colonialismo. Nel 2007, abbiamo cercato di accelerare con la riforma istituzionale, ma abbiamo perso, anche se per pochissimo. Le forze accomodate in una idea di gestione socialdemocratica, se non peggio, sono ancora molte. E intanto il campo avverso cerca di corrompere il processo dall’interno, agendo sui nostri punti deboli, sugli intermediari o sui dirigenti incapaci. Le destre non hanno progetto, ma cercano di influenzare l’opinione pubblica per screditare le elezioni. Disprezzano il popolo sulla cui maturità noi confidiamo: per abbracciare di più questa nostra rivoluzione.

Mensaje de Fidel al Presidente Nicolás Maduro

por Fidel Castro Ruz

Querido Nicolás:

       Me uno a la opinión unánime de los que te han felicitado por tu brillante y valiente discurso la noche del 6 de diciembre, apenas se conoció el veredicto de las urnas.

       En la historia del mundo, el más alto nivel de gloria política que podía alcanzar un revolucionario correspondió al ilustre combatiente venezolano y Libertador de América, Simón Bolívar, cuyo nombre no pertenece ya solo a ese hermano país, sino a todos los pueblos de América Latina.

       Otro oficial venezolano de pura estirpe, Hugo Chávez, lo comprendió, admiró y luchó por sus ideas hasta el último minuto de su vida. Desde niño, cuando asistía a la escuela primaria, en la patria donde los herederos pobres de Bolívar tenían también que trabajar para ayudar al sustento familiar, desarrolló el espíritu en que se forjó el Libertador de América.

       Los millones de niños y jóvenes que hoy asisten a la mayor y más moderna cadena de escuelas públicas en el mundo son los de Venezuela. Otro tanto puede decirse de su red de centros de asistencia médica y atención a la salud de un pueblo valiente, pero empobrecido a causa de siglos de saqueo por parte de la metrópoli española, y más tarde por las grandes transnacionales que extrajeron de sus entrañas, durante más de cien años, lo mejor del inmenso caudal de petróleocon que la naturaleza dotó a ese país.

       La historia debe dejar también constancia de que los trabajadores existen y son los que hacen posible el disfrute de los alimentos más nutritivos, las medicinas, la educación, la seguridad, la vivienda y la solidaridad del mundo. Pueden también, si lo desean, preguntarle a la oligarquía: ¿saben todo eso?

       Los revolucionarios cubanos —a pocas millas de Estados Unidos, que siempre soñó con apoderarse de Cuba para convertirla en un híbrido de casino con prostíbulo, como modo de vida para los hijos de José Martí— no renunciarán jamás a su plena independencia y al respeto total de su dignidad. Estoy seguro de que solo con la paz para todos los pueblos de la Tierra y el derecho a convertir en propiedad común los recursos naturales del planeta, así como las ciencias y tecnologías creadas por el ser humano para beneficio de todos sus habitantes, se podrá preservar la vida humana en la Tierra. Si la humanidad prosigue su camino por los senderos de la explotación y continúa el saqueo de sus recursos por las transnacionales y los bancos imperialistas, los representantes de los Estados que se reunieron en París, sacarán las conclusiones pertinentes.

       La seguridad no existe hoy ya para nadie. Son nueve los Estados que cuentan con armas nucleares, uno de ellos, Estados Unidos, lanzó dos bombas que mataron a cientos de miles de personas en solo tres días, y causaron daños físicos y psíquicos a millones de personas indefensas.

       La República Popular China y Rusia conocen mucho mejor que Estados Unidos los problemas del mundo, porque tuvieron que soportar las terribles guerras que les impuso el egoísmo ciego del fascismo. No albergo dudas que por su tradición histórica y su propia experiencia revolucionaria harán el máximo esfuerzo por evitar una guerra y contribuir al desarrollo pacífico de Venezuela, América Latina, Asia y África.

       Fraternalmente,

Fidel Castro Ruz

Diciembre 10 de 2015

6 y 42 p.m.

"En Tiempos de Guarimba"

Conoce a quienes te quieren dirigir

La Covacha Roja

Donde encontramos ideas avanzadas

Pensamiento Nuestro Americano

Articulando Luchas, Cultivando Resistencias

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Comitè Antiimperialista

Contra les agressions imperialistes i amb la lluita dels pobles per la seva sobirania

SLAVYANGRAD.es

Nuestra ira no tiene limites. (c) V. M. Molotov

Auca en Cayo Hueso

Just another WordPress.com site

Gli Appunti del Paz83

Internet non accende le rivoluzioni, ma aiuta a vincerle - Il Blog di Matteo Castellani Tarabini

Sociología crítica

Articulos y textos para debate y análisis de la realidad social

Hugo Chavez Front - Canada

Get to know what's really going on in Venezuela

Revista Nuestra América

Análisis, política y cultura

Avanzada Popular

Colectivo Avanzada Popular

Leonardo Boff

O site recolhe os artigos que escrevo semanalmente e de alguns outros que considero notáveis.Os temas são ética,ecologia,política e espiritualidade.

Planetasperger

sindrome de asperger u otros WordPress.com weblog

Vientos del Este

Actualidad, cultura, historia y curiosidades sobre Europa del Este

My Blog

Just another WordPress.com site

Festival delle idee politiche

Rassegna annuale di teorie politiche e pratiche della partecipazione civile

Far di Conto

Piccoli numeri e liberi pensieri

Miradas desde Nuestra América

Otro Mundo es Posible, Necesario, Urgente. Desde la provincia chilena

Como te iba contando

Bla bla bla bla...

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

LaDu

Laboratorio di Degustazione Urbana

il Blog di Daniele Barbieri & altr*

"Per conquistare un futuro bisogna prima sognarlo" (Marge Piercy)

KFA Italia - notizie e attività

notizie dalla Corea Popolare e dalla Korean Friendship Association

KFA Euskal Herria

Korearekiko Laguntasun Elkartea | Korean Friendship Association

ULTIMOTEATRO.PRODUZIONIINCIVILI

Nuova Drammaturgia del Contemporaneo

Sociales en PDF

Libro de sociales en formato digital.

matricola7047

Notes de lectura i altres informacions del seminari sobre el Quaderns de la Presó d'Antonio Gramsci ( Associació Cultural Espai Marx)

Centro Cultural Tina Modotti Caracas

Promoción de la cultura y arte Hispanoamericana e Italiana. Enseñanza y educaciòn.

Racconti di quasi amore

a costo di apparire ridicolo

Ex UAGDC

Documentazioni "Un altro genere di comunicazione"

Esercizi spirituali per signorine

per un'educazione di sani principi e insane fini

JoséPulido

La página del escritor venezolano

Donne in rosso

foglio dell'ADoC (Assemblea delle donne comuniste)

Conferenza Mondiale delle Donne - Caracas 2011

Just another WordPress.com site

críticaypunto

expresamos la verdad

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: